lunes, 28 de diciembre de 2009

De informáticos a tomadores de lecturas de CFE




Pues navegando por internet, me encontré con el blog de uno de los nuevos y flamantes tomadores de lectura de CFE, contratistas por cierto. Les paso unas fotos que subieron a su blog. Así trabajan pero lo más lamentable es que  se atreve a emitir una fantástica opinión sobre Luz y Fuerza del Centro en su blog.

El nombre de este señorito es José Manuel Ruiz, lastimosamente es Informático (ya contratan profesionistas de esquiroles) y es de Hermosillo. Creo que finalmente, para ellos es una chamba más y por lo que veo ya están cansados de tanto tomar lecturas en vez de ejercer su profesión. Lo que me pregunto es cómo es posible que alguien con tan poco tiempo en el DF y sin conocer el sistema se aventure a pronunciarse tan descabelladamente sobre Luz y Fuerza del Centro.


Link al blog del susodicho



Saludos cordiales.

AVISO A TODAS LAS COMISIONES DE TRABAJO.


Se convoca a TODAS las comisiones de trabajo a asistir a las 10 hrs. del día Martes 29 de Diciembre, a la PLENARIA que se llevará a cabo en el auditorio del Sindicato Mexicano de Electricistas ubicado en Insurgentes 98.

Tu presencia puntual se agradecerá.

La lucha continúa, NO FALTES!!!

Atte. Radio SME, la voz de los electricistas.

Sindicato mexicano prepara huelga nacional por derechos laborales

Prensa YVKE Mundial, Prensa latina
Domingo, 27 de Dic de 2009. 10:40 am
El secretario del exterior del SME, Fernando Amézcua, explicó que esperan realizar una amplia movilización de protesta con la participación de otros gremios igualmente perjudicados por "la política anti laboral del Ejecutivo".

El SME entró en abierto conflicto con la administración cuando el pasado 11 de octubre mediante decreto presidencial se decidió liquidar la empresa eléctrica Luz y Fuerza del Centro (LyFC), lo que dejó cesantes a más de 44 mil asalariados.

Según argumentó el gobierno, la paraestatal fue cerrada por elevada ineficiencia en sus operaciones técnicas, cobros dolosos y pérdidas financieras cercanas al uno por ciento del producto interno bruto nacional.

Las unidades generadoras de electricidad y la infraestructura en general de LyFC están en funcionamiento para brindar los habituales servicios al Distrito Federal y a municipios de varios Estados cercanos. "Por tanto, la base tecnológica de la paraestatal no fue extinguida, tratan de extinguir a un sindicato con tradición de lucha en este país y completar sin ningún tipo de resistencia la privatización del sector eléctrico en México", replicó Amézcua.

Trajeron a personal de otros territorios para laborar en unidades de LyFC y tenemos conocimiento que también a guatemaltecos y hondureños; los tienen viviendo en un galerón, sin condiciones, indicó el dirigente sindical.

El pasado jueves el SME presentó un recurso de revisión ante tribunal por la sentencia de una jueza federal, Guillermina Coutiño, quien negó a los trabajadores el amparo contra el decreto presidencial que ordenó la desaparición de LyFC.

Vamos a seguir la lucha en las calles y también por la vía legal, reiteró Amézcua. En la huelga general,resumió, esperamos que participen múltiples organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles y sociales solidarias con el SME.

Fuente

Pastorela


En el marco de la Feria del Juguete SME 2009, se llevará a cabo la puesta en escena de “La Pastorela navideña del SME”.
La cita es en el Deportivo Villa Coapa de los Electricistas, Ubicado en Calz. del Hueso # 381, Col Girasoles, los dias 28 de diciembre de 2009 y 4 de enero de 2010 a las 18:00, la invitación se hace extensiva a toda la organización y al público en general.

No olviden que continua la “Gran Feria del Juguete SME 2009″, hasta el 6 de enero de 2010.

Fuente

En el SME, aventura del colectivismo creativo

Merry MacMasters
Periódico La Jornada
Lunes 28 de diciembre de 2009, p. a32

"Sin duda, la empresa más ambiciosa de cuantas Renau acometió en México fue la del muralismo", actividad que se concretó primeramente en la escalera de la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Retrato de la burguesía, señala Jaime Brihuega en su ensayo "Zum sobre el periodo mexicano (1939-1957)", incluido en el catálogo adicional homónimo de Josep Renau (1907-1982); compromiso y cultura, exposición itinerante montada en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

La realización del mural con piroxilina sobre aplanado de cemento, del edificio de Antonio Caso 45 –entre julio de 1939 y julio de 1940–, empezó como una "aventura de colectivismo creativo", cuyo trabajo fue continuado por Renau ya en solitario, con el proyecto de un mural para el vestíbulo de dicho sindicato, que no llegó a materializarse.

De acuerdo con Brihuega, el trabajo del SME fue "intenso y apasionante. La posibilidad de pintar codo a codo con David Alfaro Siqueiros, integrado en un colectivo de artistas mexicanos (Siqueiros, Luis Arenal y Antonio Pujol) y españoles (Antonio Rodríguez Luna, Miguel Prieto y él mismo), simbolizó para Renau el verdadero punto de encuentro con la vida cultural y social mexicana".

Orlando S. Suárez, en Inventario del muralismo mexicano, menciona a Roberto Berdecio y Fanny Rabel también como parte del equipo.

Renau había conocido a Siqueiros en 1937, en Valencia. En el artículo Mi experiencia con Siqueiros, publicado en el número 25 de Revista de Bellas Artes (primero de febrero de 1976), Renau cuenta las muchas vicisitudes de dicha composición mural.

Además de las complicaciones derivadas del espacio arquitectónico destinado al mural, una estrecha caja de escalera, y de las que engendraba el intento de articular un verdadero sistema colectivo de creación, "se unieron otras circunstancias muy precisas, como la renuncia de Rodríguez Luna y de Prieto por diferencias de criterio en el desarrollo de los trabajos, y el forzado abandono de Siqueiros y los otros artistas mexicanos a causa de la implicación de éste en un atentado contra Trotsky".

El 24 de mayo Siqueiros intentó asesinar, junto con un grupo de camaradas estalinistas, a León Trotsky, pero fracasó y fue detenido y encarcelado.

Como consecuencia, Renau tuvo que acabar el trabajo en solitario, asistido por su mujer, la también pintora Manuela Ballester.

A pesar de todos estos "inconvenientes", Brihuega asegura que los murales del SME lograron cifrar dos claves fundamentales, identificadas en su tiempo como auténticos ejes vertebradores del compromiso político y social del arte.

En primer lugar, la “colectivización del acto creativo, asumido como una matriz productiva capaz de transmitir su esencia revolucionaria incluso al hemisferio de la recepción artística, fundiendo así, en un mismo crisol antindividualista, los perfiles materiales y semióticos del arte.

“Y, segundo, “diseño y ejecución de los murales partiendo de una concepción científica del hecho perceptivo, entendido como plasmación estereotípica del factor común a los múltiples procesos de la lectura físicamente extendidos en el espacio y el tiempo (o sea, a la suma de los de cada uno de los espectadores posibles).

“En estos procesos, tanto el movimiento del sujeto que mira desplazándose por el cubo de escalera que alberga los murales, como el comportamiento dinámicamente variable de sus ejercicios de lectura visual y mental, incorporaban a dicho sujeto como integrante activo y de pleno derecho de esa concepción colectiva del hecho artístico, concebido tal ‘hecho artístico’ como la suma del proceso de producción y del de recepción.”

Meses después de acabado Retrato de la burguesía, Renau presentó en el SME los bocetos y esquemas compositivos para un nuevo mural, destinado a ocupar cuatro de las paredes del gran vestíbulo de entrada en la misma sede: La electrificación de México acabará con la miseria del pueblo. Según Brihuega, aunque dicho mural no llegó a realizarse, tanto sus esquemas de composición como los bocetos realizados con base en fotomontajes que se han conservado, recuerdan la sintaxis visual utilizada en la serie de fotomontajes en color Los trece puntos de Negrín (1938), realizada para la Feria Internacional de Nueva York de 2009.

Consultada al respecto, Lucía García Noriega, titular de la Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble, del Instituto Nacional de Bellas Artes, señaló que la última restauración del mural se realizó en octubre de 2007.





Fuente

Integrantes del SME enfrentan veto laboral de 3 años, acusan

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Lunes 28 de diciembre de 2009, p. 6

“Los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) estamos vetados al menos tres años para laborar en cualquier dependencia pública, hasta que termine este sexenio. Es una verdadera cacería, no nos dan trabajo en ningún lado, es tremendo para nosotros y la familia”, dice Eduardo Cortés Carrasco, quien tenía 19 años cumplidos de antigüedad en Luz y Fuerza del Centro (LFC) –en la subgerencia comercial de la sección de agencias foráneas–, ya se liquidó y no ha encontrado ninguna opción para laborar.

Cortés Carrasco se reincorporó a la lucha y apoya todas las acciones de movilización política y social. Dice que la brutal campaña que emprendió el gobierno de Felipe Calderón para justificar la extinción de LFC ha traído consecuencias nefastas para todos los trabajadores despedidos, ya que en ningún lugar los quieren contratar.

Como ya se ha referido en varios medios, a estos trabajadores los tienen vetados en diversas empresas privadas, y ahora, narra este trabajador, también están impedidos de trabajar en cualquier oficina gubernamental. "Me he enterado de diversos trabajos en instancias públicas e incluso acudí al Departamento del Limpia del Gobierno del Distrito Federal y en todos lados nos dicen que vamos a tener que esperar a que se acabe el sexenio, porque no hay trabajo para ninguno de nosotros, (los integrantes del SME) que estamos vetados".

Doble estigma

A cualquier lugar donde van a pedir trabajo, aun cuando no digan que son de LFC, "inmediatamente localizan nuestro registro por medio del IMSS y nos bloquean. Nos tratan peor que si fueramos egresados de la real academia del reclusorio", dice, y añade que el gobierno de Felipe Calderón ha engañado, manipulado la información y actuado no sólo con total ilegalidad, sino con "infamia" hacia ellos.

Afirma lo anterior porque en primer lugar las liquidaciones fueron violentadas, ya que no se dieron conforme al salario base que tenían en nómina, ni contabilizaron el total de sus años trabajados, por ello, "con todo y el famoso bono, nos escamotearon 40 por ciento del monto que nos correspondía de las liquidaciones"; además, fue un engaño la promesa de que aquellos que se liquidaran primero iban a ser contratados, y hay que agregar que las franquicias no están funcionando, porque no hay mercado para ningún negocio y las liquidaciones apenas alcanzaron para pagar algunas deudas, rentas o colegiaturas.

El único camino, dice, que les están dejando a los electricistas es la "economía informal", porque hay una verdadera cacería de trabajadores.

Cortés, quien en 19 años de trabajo sólo tuvo dos faltas, ahora, al igual que muchos otros que ya cobraron su cheque, interpuso un amparo individual contra su liquidación y se volvió a sumar a la lucha del SME, incluso este trabajador está en el campamento ubicado en Paseo de la Reforma.

"El gobierno federal no se puso a considerar las consecuencias sociales y económicas de su determinación, no le importa los trabajadores y el pueblo, sólo los intereses de los empresarios", concluye.

Fuente

Aumenta el número de extranjeros que ocupan puestos medios y altos en Pemex

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Lunes 28 de diciembre de 2009, p. 5

En Pemex son desplazados técnicos y profesionistas mexicanos por personal extranjero que ocupa niveles medios y altos, sobre todo por venezolanos traídos por empresas contratistas a nuestro país, quienes incluso ya trabajan en la perforación y mantenimiento de pozos petroleros. Los forasteros fueron colocados en diversas unidades estratégicas de la parestatal por la firma estadunidense Halliburton.

Esta firma es ahora una de las principales contratistas de Pemex; ha obtenido en éste y el pasado sexenio el mayor número de contratos para perforación y mantenimiento de pozos en México y absorbe ya una quinta parte del total de la inversión de la paraestatal. Ahora está "inundando" de técnicos extranjeros, principalmente sudamericanos, a esta empresa.

Francisco Ríos Piñeiro, secretario de organización de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP) –que hace unos días obtuvo su registro como nuevo sindicato de trabajadores de Pemex–, denunció que hay un grave desplazamiento de profesionistas mexicanos por extranjeros que imponen las empresas contratistas.

Hizo ver que está bajando el número de plazas de profesionistas mexicanos en esta paraestatal, en diversos ramas, sobre todo ingenieros y médicos. Explicó que hay extranjeros dirigiendo obras de perforación y mantenimientos de pozos en las principales regiones productoras de crudo.

Este personal, que en su mayoría son venezolanos que salieron de su país a raíz de la llegada de Hugo Chávez a la presidencia, está en diversas obras, como las ubicadas en las zonas del Golfo de México y la sonda de Campeche, dijo Ríos Piñeiro.

Planteó que igual de grave es que Halliburton, una de las empresas que han operado las obras del aparato de seguridad y defensa de Estados Unidos, sea la encargada de hacer las evaluaciones de los nuevos proyectos de Pemex y luego, sin ningún tapujo, participan en las licitaciones de las mismas obras que analizó. "Misteriosamente ganan dichas licitaciones y Pemex les otorga los proyectos", y así ha obtenido los contratos más rentables y costosos de la empresa.



Ante el incremento de la participación del capital extranjero en la paraestatal y el desplazamiento del personal mexicano en la misma, la UNTPP llevará a cabo diversas tareas y se organizará en comisiones de trabajo, una de ellas para hacer estudios sobre petroleo y energía, con el fin de elaborar una propuesta del papel de Pemex según los profesionistas mexicanos que laboran en la empresa.

Asimismo, habrá una segunda comisión de trabajo para formar una sección de trabajadores profesionistas jubilados, y más de 100 comisiones en todas las instalaciones de Pemex para llevar a cabo la afiliación a la UNTPP de todos los técnicos de la paraestatal, con el propósito de defender su materia de trabajo.

En el sexenio de Vicente Fox, el número de los contratos de Halliburton en Pemex llegó a 127, ya que, por ejemplo, únicamente de Pemex Exploración y Producción tiene 65 contratos de perforación y mantenimiento de pozos petroleros. En el actual gobierno el número de contratos se ha elevado en forma considerable e incluso firmó con el gobierno de Felipe Calderón uno para perforar y finalizar 58 pozos en el sur de México, donde se encuentra una parte importante de las reservas petroleras del país.

Según Ríos Piñeiro, en primer lugar técnicos y profesionistas mexicanos podrían realizar estos trabajos de perforación como lo han hecho durante décadas, y se les están dando los contratos a empresas privadas como Halliburton "sólo para beneficiarlas" económicamente.

Fuente

México SA

Carlos Fernández-Vega
Periódico la Jornada
28 de Diciembre de 2009

En la pasada cena de "noche buena" no todos comieron con la abundancia que quisieran, pero de cualquier suerte lo mucho o poco que en esa ocasión los mexicanos se llevaron a la boca forma parte, en mayor o menor medida, de la multimillonaria importación de productos alimentarios, la mayoría de los cuales no hace mucho se producían abundantemente en tierras mexicanas. Y lo mismo sucederá con la cena de año viejo para recibir 2010 con el estómago bien atendido, en la medida de lo posible.

Desde muchos años atrás –con mayor intensidad a partir de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte– la importación de alimentos registra un avance igual de sostenido que de peligroso. El estómago de la nación cada día depende más de los abastecedores externos. Sólo en situaciones de crisis –como la del actual "catarrito"– se observan retrocesos en el volumen adquirido en el mercado externo –el estadunidense, fundamentalmente–, pero al primer signo de lo que algunos llaman reactivación económica los indicadores repuntan alegremente para seguir la escala ascendente.

Para dar una idea de qué se trata, tan sólo en la última década han salido de México algo así como 150 mil millones de dólares (de los cuales 60 mil millones, aproximadamente, corresponden al primer trienio calderonista) para a cambio obtener alimentos, en un país en el que se producía prácticamente todo lo que ahora adquiere en el exterior, y no precisamente a precios de ganga. A cada tintineo de las cajas registradoras de las trasnacionales del sector alimentario, México, con la chequera en la mano, es uno de los primeros en decir "presente".

En la urgencia de buscar pretextos para sortear mediáticamente el brutal aumento de precios en los alimentos registrado en 2007 y parte de 2008, el inquilino de Los Pinos inventó que se trataba de una "coyuntura alimentaria", dejando a un lado que la "coyuntura" acumula décadas. Vale recordar que casi 30 años atrás, el 18 de marzo de 1980, el entonces presidente José López Portillo presentó en sociedad el llamado Sistema Alimentario Mexicano (SAM), que establecía "metas de consumo alimentario y medios para satisfacerlas desde dos vertientes fundamentales: un rápido aumento en la producción de alimentos básicos y apoyos múltiples al consumo de las mayorías empobrecidas de México" y advertía que el país "tiene todas las posibilidades, históricas y materiales, para tomar un rumbo que revierta vigorosamente tendencias que, en estos momentos de graves definiciones internacionales, nos pueden conducir a la desnacionalización por la vía de la dependencia económica y tecnológica... (estamos ante) la quizá irrepetible y única posibilidad de satisfacer sin concesiones innecesarias nuestro gran potencial de crecimiento, ampliando la base productiva y el mercado interno, sentando así bases sólidas de soberanía y de una economía eficiente y poderosa".

Sucedió lo contrario. La importación de alimentos avanzó y el sucesor de JLP, Miguel de la Madrid, quiso revertir esa tendencia con otro programa: el Nacional de Alimentación (Pronal), que prometía lo mismo que el SAM ("autosuficiencia alimentaria para resguardar la soberanía nacional y elevar el nivel de vida de los campesinos"), con el añadido de reducir "en cuando menos 30 por ciento" la compra de alimentos en el exterior. Sucedió lo contrario, y llegaron Salinas, Zedillo y Fox, cada cual con su "oferta de gobierno", y la importación de alimentos creció y creció, a grado tal que alrededor de la mitad de lo que los mexicanos comen proviene del extranjero, principalmente del norte, mientras el campo produce pobres y migrantes al por mayor, que ya no van a las grandes ciudades sino se dirigen al mismo norte que nos abastece.

¿Y Calderón? Lo mismo, con idéntico discurso: "la seguridad alimentaria es un asunto de Estado", pero de Estados Unidos. Se comprometió a "paliar la situación financiera de los mexicanos ante el incremento de los precios de los alimentos a escala mundial" y a "facilitar el abasto y el acceso de los consumidores mexicanos a los mejores precios de los alimentos en el mercado internacional; impulsar la producción de alimentos y aumentar la productividad del campo mexicano, y proteger el ingreso y fortalecer la economía de las familias más pobres del país".

Nada sucedió, porque las cifras oficiales (Inegi) documentan que sólo en 2009, el año de la gran crisis y de la astringencia de divisas, de México habrán salido alrededor de 17 mil 500 millones de dólares para adquirir alimentos, especialmente en el país vecino del norte. Dicho monto resulta alrededor de 25 por ciento menor al erogado, por igual concepto, en 2008 (poco más de 23 mil millones, que deben sumarse a los cerca de 20 mil millones en 2007), pero la baja no se debe al incremento interno de la producción, sino, precisamente, a la crisis. De cualquier forma, el valor de las importaciones alimentarias de 2009 resulta 77 por ciento superior al del año 2000, cuando no había crisis formal.

Así, a lo largo de la última década (2000-2009) han salido del país 41 millones de dólares diarios, en promedio, para comprar alimentos en el exterior, los mismos que no hace mucho se producían internamente (maíz, trigo, arroz, frijol, carne de bovino, aves de corral, pescado, frutas, huevo, chile, etcétera). En el trienio calderonista ese mismo promedio se incrementa a casi 55 millones cada 24 horas. Casi 30 años atrás, entre otras cosas, el SAM proponía estimular la producción interna como vía para alcanzar no sólo la autosuficiencia alimentaria, sino para promover el empleo, aumentar el ingreso y el bienestar de los campesinos, y evitar la emigración (en aquel entonces hacia las zonas urbanas, en primer lugar, y a otros países, en última instancia; ahora es primerísima instancia, pero no sólo de los campesinos).

Las rebanadas del pastel

No sólo en Los Pinos y en San Lázaro se cuecen habas. Por unanimidad, en sólo 20 minutos consumaron el inmisericorde asalto: con la cuchara más grande que encontraron a la mano se despacharon los asambleístas del Distrito Federal y el gobierno capitalino, al aprobar un alud de aumentos de precios en bienes y servicios, con lo que exprimen aún más los bolsillos de los heroicos habitantes de lo que alguna vez fue la región más transparente, en la que el desempleo ronda el 9 por ciento… Y si de desvergonzados se trata, allí está la "autoridad judicial" liberando a los pocos detenidos por el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, mientras los verdaderos responsables brindan en Los Pinos… Un beso para Marianita en su octavo aniversario.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

Fuente