martes, 23 de febrero de 2010

¿El capitalismo se autodestruiría si ejecutara las acciones para controlar el calentamiento global?

Rómulo Pardo Silva (especial para ARGENPRESS.info)


Se ha dicho que en Copenhague se fracasó por el egoísmo de los países ricos. Tal vez la razón decisiva es que una reducción de gases de efecto invernadero como la que se requiere desorganizaría de tal modo el orden económico, social y político capitalista que sólo un sistema global nuevo podría realizarla.


Es una duda. Se ha descrito con detalles lo que pasará debido al cambio climático: sequías, inundaciones, revueltas, guerras, desaparición de países islas, migraciones masivas, desplazamiento de enfermedades, desaparición de ciudades costeras… Pero no se han explicado así las consecuencias de la reducción del consumo de combustibles fósiles. Llama la atención esa diferencia, particularmente en los medios alternativos.


Todo parece indicar que el sistema global actual no puede prescindir de los combustibles de efecto invernadero pues las energías limpias y la nuclear tardarán decenas de años en poder sustituirlos. El problema fundamental del capitalismo es que necesita un crecimiento económico constante y el mecanismo de los bonos de carbono no parece ser suficiente para crecer sin aumentar la temperatura. Por consecuencia si disminuyese la emisión de CO2 caería en una profunda crisis de decrecimiento. Menor producción de autos, camiones, aviones, neumáticos, barcos; menos calefacción, viajes, comercio lejano, construcción…


Menos fábricas y comercios en todo el mundo significan más cesantes, menos compradores, más pobreza, más hambre, más enfermedades y muertes, más deudas incobrables, quiebra del sistema financiero, más delincuencia, más odio, más gente armada contra otros y contra los gobiernos, más militares y empresarios dispuestos a imponer su orden por las armas…


El socialismo ha demostrado en Cuba que podría asumir la solidaridad con todos para una realidad así. En el capitalismo en cambio no es posible una política así. Su estructura de negocios privados, sus sistemas de seguros, rentas vitalicias, subsidios al desempleo, etc. se basan, excepto para los ricos, en el sálvese quien pueda.


Ya hay señales que la respuesta de las corporaciones en esas circunstancias sería la violencia. En USA el amenazante Tea Party de los ultra conservadores vela por huestes armadas, a nivel de estados USA-OTAN europea, China, Rusia, India, Brasil, etc., se arman.


China, India, Estados Unidos, no han firmado el débil texto de Copenhague aunque los tres lo presentaron. Parece realista adelantar que el capitalismo no podrá ni querrá detener su compleja telaraña y va a seguir hasta chocar. Que se jugará a mantener los centros de poder transformándose.


Quizás políticamente algunos en la izquierda antiimperialista prefieren decir que los gobiernos de las potencias desarrolladas no quisieron firmar. Pueden temer que al ahondar el análisis aparezca una especie de justificación de los grandes emisores históricos. En realidad profundizarlo podría esclarecer que el sistema no tiene otra salida que un brutal poscapitalismo corporativo contra la mayoría de la población.


Socialistas deben explicar si la falta de compromiso en Dinamarca se debió a un mezquino interés por la riqueza o se ha llegado al límite del sistema.


Es legítimo plantearse esta duda y sospecha. Hay personas con capacidad para pronunciarse con autoridad. Que lo hagan porque es necesario.


¿El capitalismo está en su límite estructural final?


Fuente

Socialismo vs Capitalismo: El Debate

Oscar A. Fernández (COLATINO)


Quienes han dejado de pensar en toda forma de socialismo como sistema social alternativo al capitalismo aducen al menos dos tipos de razones para justificar esta deserción. Por una parte, suelen atribuir al capitalismo no solamente un poder incontrarrestable, sino también un éxito en lo económico que abre, según ellos, posibilidades de bienestar para todos. Por otra, manifiestan una fuerte decepción frente a las experiencias de socialismo que hasta ahora hemos conocido, que los lleva a considerarlo como un sistema definitivamente fracasado.


¿Podemos discutir de socialismo y de las posibilidades de éste como sistema de vida, sin temor a que nos quemen en la pira? ¿Es imposible cambiar el régimen de exclusión, miseria y explotación brutal del neoliberalismo? ¿Será cierto que con este régimen político vamos hacia una democracia en donde el pueblo tendrá el control de su destino? ¿Seguiremos siendo rehenes de la lógica económico-instrumental de un capitalismo voraz y de las creencias fanáticas de la ultraderecha recalcitrante? ¿Será cierto que pretender cambiar el sistema capitalista es de locos?


El mundo de hoy, regido por la ley del máximo beneficio para unos pocos, marcha indefectiblemente hacia un cataclismo humano y natural. El capitalismo, en particular el subdesarrollado y dependiente que prevalece en los países en desarrollo como el nuestro, han agotado sus posibilidades de progreso y socava las bases de la confraternidad humana.


Y el capitalismo “desarrollado”, el que impera a escala mundial provoca, con su lógica de crecimiento irracional y consumista, la destrucción de espacios naturales que afecta a las seis mil trescientos millones de personas que pueblan el planeta.


El fracaso histórico del capitalismo plantea hoy, por lo tanto, la construcción de un nuevo orden mundial, que detenga el Apocalipsis natural que se avecina; que responda a las acuciantes expectativas de libertad, justicia e igualdad; y convierta en realidad los derechos humanos.


En el marco de este debate, consideramos que es necesario formular un nuevo modelo fundado en valores y principios que ha atesorado la humanidad a lo largo del devenir histórico. Principios y valores que trascienden las formaciones histórico-sociales a lo largo del continuum civilizatorio.


El capitalismo niega la posibilidad de que estos principios, surgidos en la era preindustrial, puedan establecerse. El capitalismo suscita alienación, explotación y miseria. Y los beneficios del progreso, a resultas de la epopeya colectiva de la humanidad, son apropiados por quienes ejercen la hegemonía del poder mundial y sus derivaciones de poder subsidiario, en el mundo en desarrollo.


No obstante, en estos últimos años la avalancha ideológica neoliberal ha sido de tal magnitud, que incluso ejerce una influencia determinante en la producción teórica y en la práctica política de diversos sectores de la izquierda.


Hablar de Socialismo y Capitalismo, es analizar como dos concepciones antitéticas políticas y económicas, nacen en un mismo contexto histórico. Son historias paralelas. El socialismo en El Salvador, deberá desarrollarse entonces como una demanda y una necesidad de la sociedad del futuro, que debe empezar a sentar sus bases desde ahora, de lo contrario será una invención sin sentido ni posibilidad de avance. No podemos mirar nostálgicamente hacia atrás, ni analizar el mundo con el prisma de épocas pasadas o tratar de aprovechar espacios que se cerraron.


La izquierda socialista debe ser la vanguardia del cambio permanente, del progreso, de la igualdad, la libertad y los Derechos Humanos. No podría definirse sin invocar simultáneamente estas fuentes legitimadoras, ya que la exaltación parcial de tales principios o el énfasis monotemático en uno de ellos, conduce a la negación de los demás.


La bandera del cambio oportuno, es necesaria para refrendarse a si misma desde su carácter transformador y de la obligada frescura de sus ideas (porque las ideas también envejecen). Pero esta bandera, por sí sola conduce a la inestabilidad y a la pérdida del rumbo.


La idea de ser el estandarte del progreso, es necesaria para fundar la sociedad como comunidad racional, pero por sí sola conduce a la exaltación positivista y cientificista de la Razón y del Progreso, al reinado instrumental del pensamiento tecnologicista y el desarrollo economicista, y a la preeminencia de las teorías neoliberales del pensamiento único y el fundamentalismo del mercado o en caso contrario, a nuevas formas de dictadura burocrática. Este proceso configura la modernización de la técnica y olvida al ser humano, sometiendo al concepto de progreso social libertario.


La idea de la igualdad necesaria para fundar la humanidad como el principio y el fin de toda actividad, si es invocada por sí sola, sin contexto y apartada de los valores del progreso, tendieron a generar sociedades colectivistas uniformadas, en dónde la razón del individuo como motor de la contradicción dialéctica entre colectivo e individuo, es anulada, pues los seres humanos somos tan iguales como desiguales somos.


La idea de los Derechos Humanos como fundamento del Estado, es infaltable para fundar la sociedad como comunidad moral y base del completo progreso sociopolítico, pero si es tomada por sí sola resulta insuficiente para establecer una sociedad verdaderamente civil y progresista.


El principio de preservar al individuo y a los grupos sociales de las arbitrariedades y abusos del Estado, no puede prescindir del principio democrático de Igualdad sin convertirse a la defensa de los privilegios de una minoría determinada socialmente (como en el modelo económico que defiende el neoliberalismo), racialmente (como en el régimen del apartheid) o ideológicamente (como en el genocidio camboyano de Pol Pot)


“Desde hace más de quince años los ideólogos del capitalismo lanzaron una ofensiva mundial para despojar a la izquierda de dos de sus banderas históricas, democracia y derechos humanos, y las incorporaron como supuestos elementos compatibles con el capitalismo y el neoliberalismo” (Regalado, Roberto. América Libre No. 10)


Los avances tecnológicos y la potencia productiva en la actualidad, debería de ser suficiente para generar condiciones materiales para una vida digna de todos los habitantes del planeta, sin embargo el capitalismo salvaje se ha apropiado del producto y la ganancia que se genera, acaparándola y provocando que una gran parte de la humanidad sobreviva en la miseria.


El neoliberalismo en El Salvador, han llevado a la más extrema ortodoxia la separación entre economía y política, colocando la primera como el motor de la modernidad. El socialismo para este siglo deberá equilibrar y combinar el conflicto específicamente modernista, entre política y economía.


El socialismo no se opone al avance tecnológico, pero busca colocarlo al servicio del ser humano y no al revés, convirtiendo al ser humano en una extensión de lo tecnológico, como hace el neoliberalismo. Igualmente el desarrollo económico es para el socialismo un medio necesario para afianzar la libertad, la igualdad y el derecho, no para someterlos, como hace el poder económico en El Salvador.


La izquierda socialista salvadoreña deberá definirse por el impulso positivo, solidario, amplio, inteligente y orientado hacia una verdadera globalización de la democracia, los derechos humanos y el progreso de todos, contraria al nacionalismo ideológico de la ultraderecha en el poder.


Lejos de haber perdido relevancia con la globalización del capitalismo, la contradicción entre izquierda y derecha, entre socialismo y capitalismo, se reconfigura hoy a escala global. La supuesta desaparición de esa contradicción, es simplemente la pérdida de relevancia de esta alternativa en la escala nacional, dominada por el autoritarismo ultraderechista nacionalista y el poder económico.


La casi desaparición del Estado salvadoreño, tragado por las reglas del capitalismo transnacional organizado, disminuye dramáticamente las posibilidades de llevar adelante una política progresista y acecha peligrosamente a las izquierdas nacionales a una resignada sumisión a los poderes económicos globales, por lo que se vuelve un pecado pensar distinto a ellos.


En un mundo globalizado, en el que la batalla por la democracia popular ha alcanzado una escala planetaria, una política de izquierda socialista se define por la universalización de la democracia y el progreso, es decir por la socialización de una vida digna, sin ataduras ni pre concepciones rígidas y autoritarias, para lo cual es necesario desmontar el neoliberalismo y edificar un modelo de desarrollo social fundado en la Igualdad, la libertad, los Derechos Humanos y el Progreso.


Pero si no existe un programa integral de lucha, que combine una amplia alianza social y aproveche los espacios políticos actuales, con una proyección estratégica de largo alcance, la función de gobierno o la elección de legisladores, alcaldes y presidente de la república se convierte en un fin en si mismo y no en un medio para el rediseño de un Estado que privilegie al ser humano.
Fuente

El criterio de la Objetividad en el periodismo

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)
El criterio de la objetividad en el periodismo ha servido para las mejores causas y también ha sido manipulado para las peores.


Jorge Ricardo Mazetti, periodista revolucionario argentino quien fundara hace 50 años en La Habana la agencia latinoamericana de noticias PRENSA LATINA y fuera su primer director general, definió la pauta que al respecto seguiría la agencia como “objetiva, pero no imparcial”.


En un artículo del experimentado periodista estadounidense Chris Hedges titulado “The Creed of Objectivity Killed the News” (El credo de la objetividad mató a las noticias), que denuncia aspectos interesantes acerca de la forma en que se manipulan los principios de la libertad de opinión y de prensa en Estados Unidos, se pueden apreciar algunos peligros a los que conduce el error de confundir ambos términos.


Advierte Hedges en este trabajo recién aparecido en el portal “Truth Dig”, que el credo de la objetividad y el balance, formulado a inicios del siglo XIX por los propietarios de periódicos para lograr mayores ingresos de los anunciantes, ha acabado por desarmar y paralizar a la prensa.


Este credo de objetividad se hace conveniente y provechoso como medio para evitar verdades desagradables o enojosas a las estructuras de poder de las que dependen los medios noticiosos para acceder a la información… y a las ganancias. Transforma a los reporteros en simples observadores neutrales, proscribe la empatía, la pasión y la demanda de justicia por parte de los periodistas. Se les permite observar, pero no sentir o hablar con voz propia. Se les exige actuar como “profesionales” y considerarse a sí mismos desapasionados y desinteresados científicos sociales.


“Tan exaltada imparcialidad fortalece el papel de las exangües jerarquías burocráticas que son la enfermedad del periodismo norteamericano”, dice Hedges.


“La sola noción de que, para reportar un acontecimiento dado, todo lo que uno debe hacer es reportar lo que digan ambos bandos y con ello ha hecho usted un buen trabajo de periodismo objetivo, debilita la prensa”, ha escrito el finado columnista Molly Ivins, citado por Hedges. “La objetividad no existe, y la verdad -esa pequeña cabrona resbalosa- tiene el raro hábito de situarse siempre en un lado o en el otro, muy raramente se sitúa claramente a mitad de camino entre dos puntos de vista opuestos”.


Afirma Hedges que esto ocurre porque la mayor parte de las tramas no tiene dos lados, sino 17 o más, y también porque no tiene sentido, para el lector, que se cite a una parte llamándola “gato” y a la otra diciéndole “perro”, cuando en verdad lo que hace crujir el monte es un “elefante”.


Dice el trabajo que muchos lectores, oyentes y televidentes acuden a la ultraconservadora cadena Fox News solo porque es la única que dice algo diferente de los demás órganos de la prensa corporativa. Esta abyecta falla moral deja relegados y sin voz a un creciente número de norteamericanos. El alza de una despiadada oligarquía sitúa a la prensa tradicional en el lado equivocado de una creciente división clasista.


“El elitismo, el descrédito y la falta de credibilidad de la prensa –y hablo del número menguante de órganos que tratan de reportar noticias- son el resultado directo de esta sostenida y deliberada desintegración del corazón moral de los medios”, escribe Hedges.


“Yo he escrito, como muchos otros reporteros, cientos de artículos noticiosos y conozco que los reporteros comienzan con una colección de datos, declaraciones, posiciones y anécdotas, y luego eligen aquellas que crean el “balance” requerido por las normas del periodismo diario. Mientras más se acomode la información a las versiones oficiales – las de Wall Street, el Congreso, la Casa Blanca o el Departamento de Estado- más probabilidades de difusión tendrá la noticia”.


El periodista cita varios ejemplos de las exigencias que establece el control oficial de la prensa en los Estados Unidos:


-Si se menciona a un palestino furioso porque su tierra le ha sido ocupada por un colono israelí, hay que balancear señalando que Israel necesita proteger su seguridad y hablar de la guerra contra el terror.


-Si se acusa a Estados Unidos de “torturas”, hay que decir “abusos”.


-Si se manifiesta que Irak se ha convertido en un infierno para su pueblo tras la ocupación, hay que recordar lo malo que era Saddam.


-Si un dictador cualquiera nos apoya hay que llamarlo “hombre fuerte”. Si es nuestro enemigo debe llamársele “tirano” o “miembro del eje del mal” y, por sobre todo, “terrorista”.


-Y si las instituciones encargadas de nuestra protección abusan del poder, debemos recordar a los lectores, oyentes y televidentes que se vive en una era peligrosa en la que así debe ser la lucha por destruir a nuestros enemigos.


Según Hedges, cuando el reportaje depende del nivel de acceso a la fuente que el periodista pueda lograr, es muy difícil desafiar a quienes lo conceden o lo niegan. Es esa la razón por la que gran parte de los reporteros de prensa en Washington han devenido cortesanos. La necesidad de ser incluidos en las listas de los autorizados a estar en las conferencias de prensa y de lograr entrevistas con funcionarios del gobierno y de los negocias, así como la posibilidad de conocer sobre filtraciones de información y obtener rápido acceso a los documentos oficiales, acaban con la autonomía periodística en Estados Unidos.
Fuente

Méxic: Linchamiento

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)


Los gobiernos autócratas aunque parecidos son más peligrosos que las dictaduras, porque en ellos todo gira alrededor del mandato, decisión y hasta capricho de un solo individuo.


Su sinónimo apropiado y adecuado es el absolutismo: nada existe por arriba, por abajo, a los lados más que la decisión de quien detenta el poder. Es la forma de gobierno abominable que en base a la fuerza se les impone a los pueblos.


La lucha, cuando menos la publicitada del Partido Acción Nacional, sobre todo de sus creadores, fue siempre en contra de los gobiernos hegemónicos, que acusaba, emanados del Partido Revolucionario Institucional durante 70 años.


Se ha dicho y con razón, que las elecciones las deciden los votantes indecisos o los sin partido; obvio que el voto duro de cada partido es importante pero no determinante sobre todo cuando se trata de una contienda cerrada. El PAN llegó al poder por ese segmento de los sufragantes.


De ahí que resulte inadmisible que el panismo-gobierno caiga en esa práctica detestable que antes, o mejor dicho, siempre criticó y detestó.


Flaco favor le hacen al presidente Felipe Calderón Hinojosa, los panistas más allegados que pretenden convertirlo en un mandatario omnímodo.


Nadie puede expresar una idea, una crítica o una tesis contraria a la del actual huésped de Los Pinos, porque de inmediato se le tacha de traidor y es víctima de toda clase de linchamientos.


Lo relatamos aquí hace algún tiempo. Con motivo de la una fallida reunión de los miembros de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados y su Consejo Consultivo con el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el alto funcionario le puso una regañada nada menos que a una diputada, que aunque panista, es representante de una poder paralelo, autónomo y respetable, a quien tachó de traidora a Calderón.


Al paso del tiempo, el propio Gómez Mont ha sido víctima de la intolerancia panista, sólo por expresarse en contra de las alianzas antituras de las derechas con las izquierdas que opera el expriísta Manuel Camacho Solís. El presidente nacional del blanquiazul, César Nava se le fue a la yugular con todo.


Ahora el linchamiento se concentra contra el diputado federal Manuel Clouthier Carrillo por su reclamo a que la lucha contra el narcotráfico sea pareja, ya que en su estado, Sinaloa, se tiene la percepción de que es intocable al Cartel de Joaquín “El Chapo”, Guzmán Loera.


El absurdo ha llegado a dimensiones tales como aquellas que le exigen renuncie a su curul. El hijo de “Maquío” -prócer del panismo honrado con estatuas públicas-, contestó acorde con la disciplina heredada de su progenitor:


No voy a renunciar porque “si queremos cambiar este México nos debemos comprometer. Si creemos que el PAN está teniendo debilidades, hay que meterse y entrarle a la política… Cuando he criticado que Sinaloa no ha sido atendido con el compromiso, la seriedad que demanda la realidad, es porque estoy informado…“Estoy haciendo un llamado al gobierno federal para que combata con compromiso la realidad que se vive en Sinaloa, que combata al narcotráfico y a la narcopolítica”.


Si el PAN sigue en esa línea del absolutismo, si la orden es no tocar a Calderón ni con el pétalo de una flor azulada, seguro que no le servirán de nada los ramos antinatura de flores celestes y áureas. Si no al tiempo.
Fuente

México: Producción ejecutiva

Laura M. López Murillo (especial para ARGENPRESS.info)


En algún lugar del espectáculo, donde se produce una visión alterna de la realidad, el dolor se desvanece entre las bambalinas y las voces de protesta se extinguen en la parafernalia mediática...


El reto de las secuelas es mantener la calidad del precedente. Atendiendo a este principio del espectáculo, en la presidencia de la República se utilizaron todos los recursos disponibles en la producción mediática de la segunda visita de Felipe Calderón a la atribulada plaza de Ciudad Juárez.


Si en la primera visita una madre doliente logró escabullirse para confrontar al panel presidencial, en la secuela se extremaron todas las medidas de seguridad para controlar el contexto: el acceso al recinto, los asistentes, el orden de las intervenciones, el contenido y la intensidad de las participaciones.


En la producción ejecutiva “Todos somos Juárez. Construyamos la ciudad” participaron actores sociales que se comprometieron a reconstruir el tejido social en inocuas mesas de trabajo. Obedeciendo al programa, cuando llegó el momento para atender las demandas sociales, sólo se escucharon halagos al presidente y bendiciones a diestra y siniestra. Atrás a la derecha, en la parte media y enfrente a la izquierda, todos los lugares fueron ocupados por una audiencia exasperantemente favorable.


Las participaciones respetaron el guión establecido, nadie levantó la voz por encima de los decibeles permitidos. Y en ese contexto estrictamente controlado, entre aplausos, plácemes y lisonjas, Felipe Calderón envió su respuesta a la población de Ciudad Juárez que manifestaba su rechazo en las calles.


Lejos de los carteles y las protestas que exigían su renuncia, ignorando deliberadamente la cifra negra de la impunidad y los 2,600 homicidios registrados en el 2009, omitiendo mencionar las constantes violaciones de los derechos humanos por elementos de las fuerzas armadas, Felipe Calderón dispuso la permanencia del ejército y tuvo la osadía de señalar que “siendo honestos” no se pueden esperar cambios inmediatos.


Y la logística se ejecutó a la perfección y la sesión fue un éxito rotundo. La cúpula empresarial en esa frontera calificó el evento como “productivo”, porque se impulsarán inversiones que erradicarán la violencia, la inseguridad y la delincuencia.
Y despacharán dos representaciones de la presidencia en Ciudad Juárez, y cada dos miércoles volverá Felipe Calderón para atender los reclamos disfrazados de ciudadanos previamente adiestrados en la ejecución de plegarias aberrantes.


Y el episodio del asesinato de jóvenes en Lomas de Salvárcar culminará en una serie de farsas espectaculares… que producen una visión alterna de la realidad, para desvanecer el dolor entre las bambalinas y extinguir las voces de protesta en la parafernalia mediática…


Laura M. López Murillo es Licenciada en Contaduría por la UNAM. Con Maestría en Estudios Humanísticos, Especializada en Literatura en el Itesm.
Fuente

Aprueban 33 países de AL y Caribe crear bloque regional

Es histórico el avance en una organización "puramente latinoamericana que integre y represente a las naciones independientes de la zona", consideró Raúl Castro, presidente cubano. Los estatutos serán definidos en Caracas 2011.

AFP, Dpa, Notimex y La Jornada En Línea
Publicado: 23/02/2010 10:21

México, DF. Los presidentes y representantes de gobierno de América Latina y el Caribe, reunidos en Cancún, aprobaron este martes crear un nuevo bloque regional, sin Estados Unidos, cuyos estatutos serán definidos en Caracas en 2011 y Chile 2012, declaró el presidente de México, Felipe Calderón.

Agregó que el nuevo mecanismo adoptará el patrimonio del Grupo de Río, es decir, establecerá como principios el respeto a la democracia, las riquezas naturales, la sostenibilidad y la soberanía de todos los países, entre otros.

El nuevo grupo "deberá prioritariamente impulsar la integración regional con miras a la promoción de nuestro desarrollo sostenible, impulsar la agenda regional en foros globales, y tener un mejor posicionamiento ante acontecimientos relevantes mundiales", dijo Calderón Hinojosa al leer parte de la declaración final.

La decisión quedó contenida en la Declaración de la Cumbre de la Unidad, uno de los dos documentos centrales del encuentro que reunió entre el lunes y martes a 25 jefes de Estado y de Gobierno en la Riviera Maya mexicana.

En su momento, el presidente de Cuba, Raúl Castro, resaltó la "trascendencia histórica" de la decisión recién adoptada, al considerar que hay condiciones para "avanzar hacia la constitución de una organización regional puramente latinoamericana que integre y represente a las naciones independientes de la zona".

La mayoría de las regiones del mundo, señaló, tienen su propia organización, con indepenciencia de que pertenezcan a otras organizaciones. "No hay razón para que América Latina no cuente con su propia entidad de concertación política, de coordinacion económica, de cooperación e integración. No tiene sentido dilatar ese proceso".


Calderón afirmó que, después de una discusión "muy intensa", ha habido consenso sobre la creación del mecanismo, cuyos estatutos se empezarán a elaborar y se discutirán, en primera instancia, en la siguiente cumbre que tendrá lugar en julio de 2011 en Venezuela.

Algunos países se pronunciaron por denominar al nuevo mecanismo comunidad, unión u organización latinoamericana y caribeña, pero "el nombre puede ser lo de menos", dijo Calderón. Después del encuentro de Venezuela, tendrá lugar en 2012 una reunión en Chile, que hoy asume la secretaría protémpore del Grupo de Rio.

La idea es que el nuevo bloque regional, una especie de Organización de Estados Americanos (OEA) sin Estados Unidos ni Canadá, sirva para fortalecer la integración de la región y su presencia en el escenario internacional con una única voz.

El texto final establece que deberá impulsar la integración regional, promover la concertación política y aumentar la coordinación ante temas internacionales.

Además de este documento, se aprobaron la Declaración de Cancún con principios generales comunes de la región y varias declaraciones o comunicados especiales, entre ellos dos de apoyo a Argentina en su diferendo con Gran Bretaña por las Islas Malvinas y uno contra el embargo estadunidense en Cuba.

Fuente

Evo, guía moral de la América indígena

M. M. CASCANTE | CIUDAD DE MÉXICO
Evo Morales convirtió lo que debía ser un acto espiritual en un mitin anticapitalista. En el barrio de Coyoacán, del Distrito Federal, y frente a miles de indígenas mexicanos, el presidente boliviano presenció la ceremonia del Saludo a los Cuatro Rumbos antes de recibir el bastón de mando, con el que de manera simbólica México (o el alcalde de su capital, el izquierdista Marcelo Ebrard) avalaba la distinción para Evo de «guía moral de los pueblos originarios de América Latina».
Pero en el Jardín Hidalgo no sólo había representantes de las etnias que habitaban el territorio antes de la llegada de los españoles, sino los «panchovilla» (grupos radicales de izquierda), miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas, levantiscos ejidatarios del pueblo de Atenco machete en alto y simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Alentado por la claque, Morales exhortó a los revolucionarios mexicanos a combatir las políticas neoliberales e imperialistas y convocó a la unidad a los partidos de izquierda, sindicatos y movimientos sociales para alcanzar el poder: «En Latinoamérica, el socialismo comunitario va a imponerse al capitalismo... Es posible, unidos, organizados, liberar a nuestra Latinoamérica y así juntos darnos fuerza. Mucha fuerza. ¡Pronto México se liberará!».
Respecto a la cumbre que se celebra en la Riviera Maya, adelantó que «debe ser un movimiento histórico... Si queremos que México pase a la historia, (debe nacer) una nueva OEA, sin EE.UU. ni Canadá».

Fuente

Ingresos de la CFE, en picada

Atzayaelh Torres
23-Febrero-2010
En el cuarto trimestre de 2009, la paraestatal registró una baja severa pese a sumar la operación de LyFCEn 2009, los ingresos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sufrieron una caída de 23.6 por ciento con más de 220 mil 366 millones de pesos, frente a 288 mil 682 millones reportados durante 2008.
Asimismo, en el último trimestre del año pasado se desplomaron 36.4 por ciento, con un total de 56 mil 247 millones 207 mil pesos. Hay que considerar que desde octubre pasado opera a Luz y Fuerza del Centro (LyFC).
Para José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, los resultados del último trimestre de 2009 CFE se vieron afectados por los problemas de facturación que la empresa enfrentó en la zona centro del país.
“CFE tuvo muchos problemas para facturar, fue muy complicado porque (el proceso) no estaba automatizado del todo, desconoce el procedimiento y en lo que se adaptaron al sistema tuvieron que sacar estimados, no cobraron sobre el consumo real”, señaló.
De la Cruz adelantó que todavía en los primeros meses de 2010 seguirán observando este tipo de problemas.
Por sector, fue la mediana industria la que más ingresos le generó a CFE en el último trimestre de 2009 con 21 mil 890 millones 412 mil pesos, seguido por los consumidores domésticos, que le pagaron 12 mil 806 millones 526 mil pesos.
A pesar de ser el motor de la economía nacional, la gran industria pagó a CFE servicios por nueve mil 665 millones 367 mil pesos en el último cuarto del año pasado, sólo por encima del sector comercial con siete mil 696 millones 649 mil pesos.

Fuente

El engrudo se les hizo bolas

Eduardo Ibarra Aguirre
--------------------------------------------------------------------------------


Gracias a la Comisión Federal de Electricidad, Empresa de clase mundial –reza el machacón eslogan--, usted no recibió Utopía el jueves 18 para ser publicada al día siguiente, porque la paraestatal tan defendida como eficiente por Felipe de Jesús Calderón Hinojosa después de que dejó sin empleo a 44 mil 500 trabajadores sindicalizados de Luz y Fuerza del Centro, no abasteció de energía a mi colonia de las 11 a las 17 horas y de las 17:30 hasta las 22:30 horas. En los cinco años y medio que tiene este espacio y tras 792 entregas, ésta es la primera vez que no se redacta por tal motivo. Aparte están las abundantes alteraciones en el voltaje que registran el regulador del refrigerador y el No break de la computadora.

Alteraciones y descargas que son la pesadilla de los capitalinos que sufren daños en los electrodomésticos sin que ningún funcionario de la CFE, incluido Alfredo Elías Ayub, se haga cargo de los costos económicos que causan las decisiones políticas autoritarias de su jefe y sin reparar en los insoslayables aspectos técnicos, como lo reveló la Secretaría de Hacienda al reconocer una disminución sensible en los pasivos y un incremento en la productividad de LFC durante nueve meses de 2009. O la Procuraduría Federal del Consumidor que observó un incremento de 30 por ciento en las quejas de los usuarios en enero de 2010 respecto al mismo mes del año anterior.

Pero qué se puede esperar de un grupo gobernante que desde el 19 de febrero de 2006 tiene abandonados los cadáveres de 63 mineros en Pasta de Conchos, ubicada en San Juan de Sabinas, Coahuila, y los presuntos responsables de lo que se denomina homicidio industrial, ostentan su impunidad e ilimitada riqueza, como a juicio de los deudos y del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros sería el concesionario de la mina, el Grupo México y su socio principal Germán Feliciano Larrea Mota Velasco,quienes no sólo no fueron molestados por el gobierno de Vicente Fox Quesada y Martha María Sahagún Jiménez –y su tristemente celebre secretario del Trabajo Francisco Javier Salazar Saénz,impune vicepresidente de la Cámara de Diputados, y el de Gobernación Carlos María Abascal Carranza--, sino que actualmente despacha en Bucareli uno de sus mejores exabogados. Y en la que se debe laborar por la Previsión Social, se toma abiertamente partido por los intereses del gran capital.

Nada se puede esperar del gobierno República que también en materia laboral y de sindicalismo hace honor a la descripción que tanto se usa aquí, la de grupo gobernante. Sólo un secretario faccioso como el pianista y otrora reseñador de conciertos en Este País, como Javier Lozano Alarcón, venido a secretario del Trabajo por el veto que impuso Televisa para que ocupara la de Comunicaciones y Transportes, puede postular que los trabajadores de Cananea: “Ya hicieron suficiente daño a la industria minera, al mercado del cobre y al municipio por una huelga sin razón”.

Se necesita sensibilidad de paquidermo –con todo respeto para los bellos elefantes-- cuando Calderón Hinojosa echa la casa por la ventana para festejar --en la más completa opacidad sobre el multimillonario gasto-- el centenario de la Revolución y puja junto a los Larrea Mota Velasco para imponer con la fuerza bruta un fallo judicial contrario a los mil 100 mineros en huelga desde hace tres años y medio.

Al gobierno de Calderón se le atravesó la Cámara de Senadores que le exige cancelar la concesión, el Congreso de Sonora que demanda la solución negociada del conflicto y un movimiento de solidaridad sindical –incluida la poderosa AFLCIO estadunidense-- y popular que les echó a perder el engrudo.

Utopía 793
www.forumenlinea.com


http://www.alainet.org/active/36291&lang=es

Fuente