jueves, 8 de abril de 2010

ATENCIÓN - AVISO DE ÚLTIMA HORA

Estimados compañeros en RESISTENCIA.

Se les comunica que la marcha de mañana Viernes 9 de Abril del 2010 será ÚNICAMENTE para compañeros jubilados.

Sin embargo, todos los activos hemos sido convocados para recibir información respectiva a la campaña nacional de FIRMAS en contra del Decreto de Extinción de Luz y Fuerza del Centro . Lugar: Insurgentes 98, Hora : 9:00 AM

La cita para la marcha del día SÁBADO 10 de Abril sigue intacta, todos presentarnos ese día a las 13:00 hrs. en el Monumento a la Revolución.

SALUDOS COMBATIVOS.

Credibilidad Cero

Gerardo Fernández Casanova (especial para ARGENPRESS.info)


“Que el fraude electoral jamás se olvide”


Por segunda ocasión, en un ejercicio que se supone será mensual, los secretarios que participan en el llamado gabinete económico (Hacienda, Economía y Trabajo) convocan a la prensa para dictarles la información que pretende avalar el dicho de que la crisis quedó atrás y de que se avanza en el camino correcto.


Convocadas como rueda de prensa son, en realidad, cuadros de fusilamiento en el que no se permite a los periodistas preguntar ni, mucho menos, opinar. La falta de oficio que caracteriza a los funcionarios del régimen espurio hace que, aunque se dijeran verdades, sólo quede sembrada la duda; más aún cuando lo declarado muestra inconsistencia con otras fuentes de información oficial, como es el caso de las cifras de generación de empleos, de cuya tergiversación han dado cuenta plumas suficientemente autorizadas. Lo cierto es que en este, como en la casi totalidad de los asuntos de gobierno, la credibilidad es cero. El asunto es de extrema gravedad y afecta profundamente la viabilidad del proyecto gubernamental, independientemente de que se esté o no de acuerdo con su postulado.


Parece que nunca acabaremos de aquilatar los mexicanos el costo del fraude electoral de 2006 y de su criminal manejo informativo. Si realmente hubo fraude o se ganó limpiamente es, a estas alturas casi irrelevante, lo que trasciende es que el manejo postelectoral sólo sirvió para alimentar la sospecha y, a partir de ello, el persistente empleo de la propaganda como instrumento de gobierno no ha hecho sino profundizar la falta de credibilidad y la ilegitimidad del régimen, incluso entre sus simpatizantes: si mientes a otros no tengo por qué creer que no nos mientes a nosotros, aún cuando tu mentira me beneficie.


Lo que se ha dado en calificar como la ruptura del entramado social, frecuentemente imputado a la confrontación de diferentes visiones del proyecto de país, tiene que ver más con la falta de credibilidad. No es intolerable que, en un régimen razonablemente democrático, el régimen actúe de manera distinta, y hasta opuesta, a como yo lo haría, pero resulta totalmente intolerable que lo haga con engaños. La sociedad queda en absoluta indefensión cuando la acción de gobierno queda oculta en la mentira. Este es el ingrediente venenoso que rompe con la posibilidad de una relación correcta entre los sectores diversos de la sociedad. Inútil cualquier convocatoria a la unidad nacional y al emprendimiento de esfuerzos colectivos, si quien convoca carece del crédito indispensable.


Pero la mentira está tomando carta de naturalidad en el modo de hacer política, incluso en acciones supuestamente imbuidas por afanes democráticos, como es el caso de la cada vez más empleada tecnología del gobierno por encuestas. El discurso político se define en términos de decir lo que se supone que la gente quiere oír: no importa lo que deba hacerse o lo que se haga, lo que importa es lo que se diga. Pero todo tiene un límite: cuando la realidad tercamente se impone sobre el discurso y se exhibe la mendacidad, todo el tinglado se viene abajo y, lo peor del caso, hasta la verdad resulta increíble.


En la misma medida en que el perro de la secretaría del trabajo dice que su propuesta de reforma laboral es en beneficio de la generación de empleos decentes, sin más se le considera exactamente al revés. Si el espurio proclama que en su guerra contra el crimen organizado se logran avances positivos, es porque ya no halla como salirse de ella. Si un procurador de justicia dice que se investigará un crimen hasta sus últimas consecuencias, puede usted tener por cierto que quedará archivado durmiendo el sueño de los justos. Peor aún, si se dice que la economía se recupera, ponga usted sus barbas a remojar; lo cierto será que empeore. Así va resultando y no porque los críticos del régimen lo bombardeemos constantemente, sino por mérito propio, ganado en apasionadas batallas de contradicción.


Calderón no puede convocar a nadie. No tiene la más mínima credibilidad. No puede gobernar. Es hora de exigir su renuncia. Ya.
Fuente

Contratistas hechando la fiaca.

Nuestro amigo Óscar Rubén nos envía estas imágenes en donde podemos percibir que los contratistas, andan tan campantes de la vida, hechando la fiaca.
"envío fotos de cabrones terceros que estan haciéndose pendejos en poligonos 2 en ecatepec de morelos y diario los ven igual"





















No nos cansaremos de repetir, en el grupo que representa los compañeros que decidieron liquidarse hay mucha gente valiosa, brillante, pero también muchos flojonazos. Pero también se fueron todos los flojonazos, borrachos, alcahuetes, faltistas, drogadictos, prepotentes y muchos de ellos se están contratando para CFE, ¿pueden imaginarse el servicio que están dando?.

Trabajadores de limpia de Oaxaca se declaran en paro de brazos caídos

La ciudad de Oaxaca amaneció repleta de basura pues los 250 trabajadores de limpia del ayuntamiento se declararon en “un paro de brazos caídos” reprochando una falta de herramientas, -escobas, botes de basura y barredoras además de percibir raquíticos salario-.

El secretario general del sindicato “3 de Marzo” de limpia del ayuntamiento Carlos Chimil Pazos, recriminó las falsas promesas del gobierno priista de la capital al que emplazó a ofrecer una salida inmediata a sus reclamos.

Pues argumentan no contar ni con lo mínimo indispensable para realizar sus actividades diarias.

Dijo que había un convenio firmado por el ex alcalde con licencia y aspirante a la gubernatura José Antonio Hernández Fraguas, actual candidato a diputado plurinominal, para entregar a los trabajadores una tanda de escobas por lo menos tres veces por semana.

En su oportunidad el encargado del despacho en la alcaldía de Oaxaca Miguel Ángel Bustamante dijo haber atendido las peticiones de los trabajadores de limpia, aclarando que el problema generado se debió al incumplimiento de un proveedor.

Sin embargo a través del diálogo y la concertación a la brevedad posible se les dotará de las herramientas de trabajo, para que se reincorporen a las labores y continúen sirviendo a la ciudadanía.

En medio del conflicto la Secretaría de Salud declaró fase de contingencia en la capital Oaxaqueña pues las altas temperaturas ponen en riesgo a menores y ancianos de sufrir enfermedades gastrointestinales, de los ojos, y de tipo respiratoria por las emisiones de gases tóxicos causados pro desechos que se encuentran tirados en la calle.
Fuente

Invitación 10 de Abril de 2010.

La División Cuernavaca del Sindicato Mexicano de Electricistas
Fraternalmente Invita al
Homenaje al General Emiliano Zapata
que se llevara a cabo el
10 de Abril, a las17 hrs., 2010
en la Plaza del Señor del Pueblo Cuautla, Morelos.
Por
la Revocación de Mandato de Felipe Calderon.
Justicia para el Sindicato Mexicano de Eléctricistas.
libertad a los presos políticos de Atenco y del País.
la Defenza de la Tierra, el Agua y el Medio Ambiente en Morelos.

Se adjunta archivo de cartel, gracias por reenviar esta invitación.

Plan 2030: ocupación integral de México

Autor: Nancy Flores Sección: Portada REVISTA CONTRALINEA

4 Abril 2010



El proyecto transexenal calderonista México 2030 garantiza “la ocupación integral del país”: rompe las voluntades sociales y los marcos jurídicos, reprime y coopta. Inspirado en el imperialismo que encabeza Estados Unidos, su fin es acabar con el Estado nación mexicano, señala Gilberto López y Rivas; por ello, dice, los mexicanos enfrentan una “guerra social” disfrazada de combate al narcotráfico. En el mapa anexo a esta edición, Contralínea reconstruye gráficamente los principales objetivos de la ocupación.

Séptima y última parte


El plan transexenal calderonista México 2030, Proyecto de Gran Visión, urde la ocupación integral del país, señala Gilberto López y Rivas. Con éste, la “clase dominante” pretende desmantelar el Estado-nación mexicano, explica el integrante del grupo Paz con Democracia e investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia.


Los 14 documentos que integran el plan detallan que uno de sus principales objetivos es la creación de una nueva constitución política. Los archivos –desclasificados por la Presidencia de la República y consultados por Contralínea– revelan que esa carta magna abolirá la propiedad pública, desconocerá los derechos colectivos, el patrimonio y los bienes nacionales, y abandonará el concepto de soberanía nacional.


Con ese nuevo marco jurídico se materializarán los propósitos del Proyecto de Gran Visión, entre los que destacan: ceder el control gubernamental del país a “mexicoamericanos”; privatizar la salud, la educación, el agua, la energía, los minerales, las reservas de la biósfera, el patrimonio cultural, las carreteras, las telecomunicaciones; extinguir la propiedad ejidal y comunal; abolir los derechos a la sindicalización y a la protesta social en caso de expropiaciones.


En dos décadas, México será “un país con una nueva constitución y armonía entre la legislación interna y externa”, indica el apartado dedicado a la política exterior. El investigador Pablo Moctezuma Barragán observa que a los autores del plan “les estorba” la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.


El doctor en estudios urbanos refiere que “armonizar” la legislación nacional con la extranjera necesariamente conlleva la pérdida de la soberanía: “México no se regiría por sus propias leyes, sino por las de las potencias extranjeras”.


La legislación externa, dice, es la que faculta a las trasnacionales a demandar al país por daños, perjuicios y discriminación cuando no se les asignan los contratos multimillonarios licitados. En ese contexto, explica el autor de México, dependencia y autoritarismo, el Estado no puede tomar decisiones.


Si las leyes hubieran estado “armonizadas” en la época de Lázaro Cárdenas, las empresas petroleras hubieran demandado a México y la expropiación se hubiera revertido, ejemplifica Moctezuma Barragán.


Gilberto López y Rivas –autor de Nación y pueblos indios en el neoliberalismo y Por los caminos del internacionalismo, entre otros libros– dice que no es fortuito calificar al México 2030 como el plan para la “ocupación integral”: “Es un símil histórico respecto de lo que fue la ocupación nazi-fascista en varios países durante la Segunda Guerra Mundial”.


Ahora, señala, lo que se impone es el modelo capitalista neoliberal. “El gran inspirador de este proyecto es el imperialismo, encabezado por Estados Unidos. Éste tiene (como base) la trasnacionalización de las economías, en lo que toca a los países que ellos ocupan”.


Para el investigador, en esa lógica imperialista se dan los lazos político, militar y comercial entre México y el país vecino. Las modificaciones de la relación con Estados Unidos, explica, han derivado en la incorporación de los sectores estratégicos y de los bienes de la nación al plan privatizador México 2030.

Privatizar el Estado posrevolucionario

Los 14 documentos vinculados al Proyecto de Gran Visión, reflejan las tendencias del capitalismo neoliberal, que rompen todo tipo de voluntades sociales y de marcos jurídicos surgidos del Estado benefactor, analiza López y Rivas. De manera abierta o silenciosa, indica, el plan transexenal lleva a la privatización del Estado mexicano posrevolucionario.


El politólogo y antropólogo recuerda que la “destrucción” de los marcos jurídicos se inició hace 30 años: “Las reformas a la Constitución se han hecho para dar viabilidad jurídica a estos planes del México 2030”. La meta de la “clase trasnacionalizada” es poner en venta el Estado mexicano.


—No ha habido diferencia entre el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional: Calderón es el álter ego de Carlos Salinas, mientras que Vicente Fox continuó todos los planes de su antecesor (Ernesto Zedillo). No hay diferencia. Es un proyecto bipartidista, de una clase dominante que se apodera de todo el aparato del Estado para venderlo al mejor postor y, de paso, enriquecerse y enriquecer a sus amigos, sus conocidos y familiares, a través de la profunda corrupción que caracteriza a la clase política actual.


Al describir a los impulsores del plan, López y Rivas indica: “Se trata del sector que, sin retórica alguna, podemos llamar vende patrias. Ese sector no tiene la menor idea de los sentimientos que inspiraron, por ejemplo, la expropiación petrolera de 1938, o de lo que llevó después a la construcción de una infraestructura mínima de carácter industrial”.

La imposición del plan México 2030, Proyecto de Gran Visión, incluye una “guerra social”. Una de las características de la clase política mexicana es la utilización permanente de dos instrumentos de control social: la cooptación, es decir, la corrupción de amplios sectores de la población; y la represión, explica López y Rivas.


—Lo que está caracterizando al gobierno de Calderón es la guerra “contra el narcotráfico”, que en realidad es una guerra social: busca propósitos no confesados. Es un proceso de militarización y criminalización de las luchas sociales, donde se ve la mano de un Estado autoritario dispuesto a usar la violencia selectiva y, como lo hizo en la Guerra Sucia con las desapariciones forzadas, con impunidad en el terreno represivo, supuestamente, en contra de los cárteles de las drogas.


El también autor de Las fuerzas armadas mexicanas a fin del milenio: los militares en la coyuntura actual señala que esa guerra “contra las drogas”, el proceso de militarización y de control social van emparejados al plan México 2030. “Ese proyecto no se puede llevar a cabo si no es a través de una gran represión y de una especie de terrorismo de Estado que está implantándose en regiones ya militarizadas, en donde no impera la Constitución ni mucho menos las leyes”.


Para Carlos Antonio Aguirre Rojas –doctor en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México y posdoctor por la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, Francia–, a Calderón sólo le queda la fuerza para gobernar, en la medida en que no tiene consenso social y no hay sectores importantes de clases que realmente lo apoyen. “Desafortunadamente sí va a continuar con esa política represiva, bastante militarista”.


Más aun, históricamente, Estados Unidos ha empleado el uso de las drogas como herramienta para alcanzar sus fines. Pablo Moctezuma Barragán indica que, para implantar sus planes imperialistas, ese país ha utilizado al narcotráfico como su “arma número uno”: eso ha ocurrido desde la década de 1960, cuando incluyeron el tema de los narcóticos en la guerra de Vietnam.


Agrega que “la droga es el negocio de Estados Unidos. Allá se vende, tienen el mayor mercado (del mundo), lavan el dinero y de allá nos venden las armas. El problema del narcotráfico es de Estados Unidos y lo están imponiendo en México”.


La lucha contra el narcotráfico que se libra en el país es “ilegal, anticonstitucional y fascista”, señala Moctezuma Barragán. “Es el control militar para la extracción de nuestros recursos y el uso de nuestro territorio para corporaciones extranjeras”.


Añade que en el plan transexenal “está muy claro que les estorba la Constitución y los derechos nacionales que nos da la Constitución. Les estorba la soberanía, les estorba el Estado-nación”. Por ello, dice, “lo que necesitamos es un amplio movimiento popular que lleve a la construcción de un gobierno de paz”.


Lo ya privatizado

Los 14 documentos que integran el expediente México 2030, Proyecto de Gran Visión, contienen los resultados de los talleres temáticos convocados por Calderón en octubre de 2006, tras ser declarado presidente electo de México por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y en plena crisis poselectoral.


Originalmente clasificados como confidenciales, éstos se dividen en cinco ejes: estado de derecho y seguridad pública; economía competitiva y generadora de empleos; igualdad de oportunidades; desarrollo sustentable; democracia efectiva y política exterior responsable.


Esos documentos revelan los planes del gobierno federal para privatizar los sectores estratégicos y los bienes de la nación. Algunos de los esquemas ahí previstos para concesionar la riqueza del país ya son vigentes: asociaciones público-privadas, Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), obras públicas financiadas, contratos de servicios múltiples, unidades de conservación para la vida silvestre (Uma).


Tan sólo en el tema ecológico, al menos 23 reservas de la biósfera han sido parcialmente privatizadas bajo la figura de las Uma, consta en reportes oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Esto implica 2 millones 456 mil 142 hectáreas de “áreas naturales protegidas” en manos de particulares, por medio de 66 unidades de conservación.


En el caso de los PPS, hay 11 proyectos de infraestructura: tres desarrollados por la Secretaría de Salud; siete por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y uno por la de Educación Pública, indica el portal de internet oficial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.


Como lo ha documentado Contralínea (número 173), nueve de esos proyectos, que implican una deuda pública por más de 37 mil 600 millones de pesos, han beneficiado a empresarios vinculados con el Partido Acción Nacional: las familias Mariscal Servitje, Mariscal Torroella y Quintana Kawage.


En esos esquemas privatizadores se mueven, por ejemplo, las contrataciones de la Comisión Federal de Electricidad. Entre 2009 y 2018, esta paraestatal destinará 634 mil 920 millones de pesos a la asociación público-privada.


De acuerdo con el documento El sector energético en México: oportunidades de inversión, tan sólo en 2010 se entregarán cuatro proyectos bajo ese esquema: el Ciclo Combinado Norte II (acuerdo de compra de energía bajo el esquema de productor independiente de energía), la planta de Cogeneración Salamanca (obra pública financiada), el Ciclo Combinado Planta de Energía Valle de México I y II (obra pública financiada), Ciclo Combinado Agua Prieta II (obra pública financiada).


Además de los PPS ya contratados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en 2010, las inversiones “público-privadas” comprometen 115 mil 660 millones de pesos. El dinero público se destinará a 53 proyectos carreteros PPS o privados, que se encuentran en marcha o por licitarse. Los contratos tienen una vigencia de entre 15 y 30 años, de acuerdo con información de Susana González, publicada en el diario La Jornada el 28 de febrero pasado.


Resistencia, única vía para frenar el plan
—Esta ocupación integral del país tiene como propósito vender el Estado nación, pero las cosas no están saliendo tal como lo quisieran: hay resistencias, profundas insatisfacciones, una indignación generalizada. Este proyecto está provocando una profunda indignación en amplios sectores de la población, lo cual, evidentemente, significa la resistencia al proyecto –dice López y Rivas.


El politólogo y antropólogo explica que “hay globalizados, que somos la mayoría, y globalizadores, que son ellos, los que sacan ventaja y provecho de todo lo que está pasando”: el .07 de la población que posee casi 40 por ciento de la riqueza nacional.


Indica que hay incertidumbre sobre el destino de este país. “No sólo vemos el desastre ecológico manifiesto en los ríos, las graves consecuencias en el terreno de la ecología y de la relación del hombre con la naturaleza, sino también en el amplio deterioro económico y social de sectores mayoritarios: la ampliación de los sectores que viven en la línea de pobreza y la gran ampliación de los que viven en la más profunda de las miserias”.


—Observamos que nos están llevando a un gran abismo. Esto está pasando universalmente. Lo que sucede en México no es diferente de lo que está pasando en Colombia, de donde vienen muchos de los planes represivos puestos en marcha por Estados Unidos: la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte, la Iniciativa Mérida, que tienen mucho que ver con el Plan Colombia.


Gilberto López y Rivas añade: “Tenemos que resistir en todos sentidos, no nos queda de otra. La resistencia a todos estos proyectos es una forma de sobrevivir: o resistimos o somos barridos literalmente de este mundo. Siempre hay personas que no están dispuestas a someterse a estas grandes tendencias privatizadoras, desnacionalizadoras, desterritorializadoras”.


No obstante, critica que la actual resistencia ­­–con expresiones en el Sindicato Mexicano de Electricistas, el sector minero, los pueblos indígenas, los campesinos, entre otros– “está fragmentada, dispersa, no centralizada. No responde con la misma dinámica centralizada y estratégica que tiene el plan México 2030”.


Aunque el politólogo no cree en la determinación histórica de que cada 100 o 200 años el pueblo “despierta”, dice que 2010 se ve como un año de grandes protestas sociales. “Se ha llegado al límite de lo que se puede resistir. No sabemos cómo van a evolucionar los conflictos que se han estado dejando como especie de minas, de bombas en distintos lugares, tocando distintos actores, que están a punto de estallar”.


López y Rivas recuerda que el grupo Paz con Democracia ha identificado la necesidad de que el proyecto de autonomía que se practica en comunidades indígenas toque amplios sectores de la población no indígena. “Hay que lograr la agrupación autónoma de sectores productivos, estudiantiles, obreros. Tratar de caminar con las propias fuerzas: nadie, por importante que sea, va a resolver sus problemas solo. No es el tiempo de caudillos, es el tiempo de unificar estructuras horizontales, democráticas, que luchen por hacer realidad su propio futuro. Nadie va a hacer las cosas por nosotros, nosotros tenemos que hacer las cosas por nosotros mismos”.


Agrega que “los poderes económico y político que impulsan el proyecto México 2030 están dispuestos a todo, como lo estuvieron antes. Tal como lo ha estado a lo largo de todas estas décadas el poder dominante en México”.


—Fortalecer todos los campos de la resistencia nacional y de la resistencia popular es el único camino que se vislumbra en el futuro para poder resistir este proyecto México 2030.


Para la elaboración de la serie de reportajes México 2030, Proyecto de Gran Visión, Contralínea solicitó conocer la versión de la Presidencia de la República, a través del secretario técnico Nicolás Lohmann Rocha. Hasta el cierre de edición, no se obtuvo respuesta.

Pérdida de soberanía nacional

La soberanía nacional de México ya fue vulnerada. El cambio en la actitud de las fuerzas armadas mexicanas respecto de las fuerzas armadas estadunidenses así lo demuestra, dice Gilberto López y Rivas.


—Esta clase dominante, independientemente de sus colores, ya sean rojos o azules y algunos amarillitos que se están colando, tiene una visión totalmente apátrida de lo que significa la nación mexicana. Ellos son (parte de) lo que en su momento Carlos Monsiváis llamó la primera generación de estadunidenses nacidos en México: su mentalidad es una mentalidad colonizada, que favorece los planes de Estados Unidos.


El politólogo y antropólogo explica que en los terrenos militar y de inteligencia “se acabó ya la supuesta autonomía que tenía México”. La insistencia de participar en operativos militares internacionales refleja el estrecho control que existe ya con los proyectos estratégicos de Estados Unidos, dice.


El investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia detalla que México sólo está jugando un papel semejante al de una oficina de migración extraterritorial de Estados Unidos.


Por su parte, Pablo Moctezuma Barragán señala que la Constitución prohíbe que el Ejército Mexicano dependa de un ejército extranjero. “Esto viola gravemente la Constitución, por eso les estorba tanto”.


El doctor en estudios urbanos refiere que “necesitamos recuperar la soberanía nacional y la soberanía popular; materializar los derechos que se han conquistado y que nos están escamoteando. Todo esto implica un movimiento transformador, un movimiento revolucionario con un cambio estructural profundo”.


—En esta década se tiene que transformar la realidad, porque ya llegamos al límite en el que el país está en una situación de desintegración y de caos. Habemos mexicanos que no lo vamos a permitir. A ver de qué cuero salen más correas. (NF)

A mitad del sexenio sólo “daños colaterales”, ¿los principales estarán por venir?

WULFRANO TORRES PÉREZ

Tres años no son suficientes para convencernos de las limitaciones, la incompetencia, la falta de experiencia y la incapacidad del actual grupo en el poder encabezado por Calderón?; a pesar de lo cual, son de los funcionarios mejor retribuidos en el mundo. ¿Es tan difícil, gracias a la televisión, reconocer los costos (sociales, económicos, políticos, de inseguridad, violencia, desempleo, etc.) que estamos pagando la mayoría de los mexicanos por sus malas decisiones? ¿Alguna empresa aguantaría mantener esta situación tan absurda como costosa?, ¿los ciudadanos tendríamos que pedirles su renuncia?, ¿o ellos, en un acto de vergüenza pública, lucidez moral e intelectual, y por el bien de todos, tendrían que hacerlo? ¿Estamos condenados, por la imperfección de nuestro sistema democrático, y nuestra escasa participación, a aceptar el inminente fracaso que se avecina en la siguiente mitad del sexenio?, ¿otra década perdida? ¿Cuál será el tamaño del desastre nacional que en los próximos tres años acabará por heredarnos este gobierno panista?

A continuación se describen sólo algunos de los daños colaterales del fraude electoral consumado “haya sido como haya sido”, entre el IFE, el Tribunal Federal Electoral, la maestra, algunos gobernadores priistas, los grandes empresarios y la alta jerarquía católica (santa patrona de los pederastas), para imponernos a Calderón, cuyo principal atributo para autodescribirse no era su inteligencia sino “las manos limpias” que ha usado, entre otras cosas, para gastar millones de pesos en tratar de convencernos a punta de masivos mensajes publicitarios, que gobierna “para vivir mejor”, aunque la realidad lo desmienta todos los días: En estos tres años su principal objetivo como “estadista” militar ha sido su guerra contra el narcotráfico.

Como candidato nunca mencionó que militarizaría al país, tampoco que declararía una guerra que nos ha colocado como uno de los países más inseguros y violentos en el mundo. El saldo: miles de personas asesinadas, el mayor número en la historia reciente del país, que ha cobrado la vida particularmente de niños y jóvenes en manos de la delincuencia organizada y de las fuerzas gubernamentales.

A pesar de la grave situación a la que Calderón ha llevado al país con su guerra, paradójicamente según la PGR, el consumo de drogas entre jóvenes mexicanos ha aumentado 127 por ciento durante su administración. Ahora son miles los niños y jóvenes que alimentan diariamente las páginas de la nota roja en los periódicos, sea como víctimas o como victimarios.

Otro de los “daños colaterales” de su incapacidad para gobernar, tiene que ver con la economía del país. El diagnóstico del tristemente famoso “catarrito”, nos ha costado entre otras cosas: que el año pasado hayamos sido el país con el peor índice de crecimiento en América Latina; además de 6 millones de nuevos pobres (dos por cada año), ¿a este ritmo logrará alcanzar 12 millones a final de su sexenio? Junto con el PRI, en un arreglo vergonzante, nos incrementó el IVA del 15 al 16 por ciento; y en estos tres años fatídicos ha hecho posible un aumento acumulado de más de 60 por ciento a los precios de los productos de la canasta básica; así como el permanente aumento a los energéticos (contraviniendo a lo que prometió en campaña).

La promesa de empleos es la otra gran mentira de un gobierno que no sólo resultó del fraude, sino que eso mismo ha sido desde que se adueñó del poder.

El saldo de los “daños colaterales” en este renglón es dramáticamente negativo: más de 12 millones de personas laboran en la informalidad, según la Encuesta Nacional de la Juventud 58.3 por ciento de los jóvenes que tiene un trabajo no cuentan con un contrato laboral, a pesar de trabajar más de 40 horas, y reciben un pago que en promedio no supera los tres salarios mínimos; además de millones de jóvenes que ni trabajan ni estudian; más de 4 millones de mujeres que laboran fuera de casa no recibe ninguna remuneración.

En el colmo de la incoherencia y el doble lenguaje entre lo que dice y lo que hace, el “presidente del empleo” decidió arbitrariamente despedir a más de 40 mil trabajadores del SME, y ahora amenaza con imponernos una nueva Ley Federal del Trabajo para institucionalizar la política laboral depredadora a favor de los empresarios, que en los hechos ya ha venido aplicando.

Hay otro tipo de “costos colaterales” que suelen ser poco visibles porque los medios no hablan de ellos, pero cuyos efectos son todavía más graves porque condicionan la solución de los problemas anteriormente señalados, me refiero a la generación, y el desarrollo de emociones negativas que vulneran la salud mental de un buen sector de la población, especialmente de los niños, los jóvenes y las mujeres, tales como el miedo, la desesperanza, la desconfianza, la indiferencia, el enojo, la frustración, la depresión, la angustia, la ansiedad y el estrés, entre otros; emociones o estados de ánimo que suelen acompañar a ciertos comportamientos psicosociales sintomáticos como las adicciones, la violencia, el suicidio, la pobre orientación al logro, la conformidad y una tendencia a la sumisión que nos aleja cada vez más de una participación ciudadana.

¿A este incompleto, pero grave balance de la situación en la que está nuestro país, se le puede llamar “daños colaterales” como lo nombra irresponsablemente el gobierno panista? ¿Esta realidad no representa en sí misma “un peligro para México”? ¿Son necesarios otros tres años para suponer que las cosas pueden mejorar con los mismos actores, sus mismos aliados y sus mismas decisiones?, ¿no será demasiado tarde? Sabemos quiénes estamos pagando estos altos “costos colaterales” de la incompetencia e irresponsabilidad de los gobernantes, lo que no sabemos es si algún día podremos juzgar y castigar a los responsables del desastre, mientras el país se nos va de las manos. ¿Será posible evitar esta catástrofe anunciada sin la participación de nosotros los ciudadanos?

torresw55@hotmail.com
Fuente

Llega caravana nacional Zapata Vive a zona oriente del estado

Jueves, 08 de Abril de 2010 00:00
Escrito por Raúl Morales Velázquez

CUERNAVACA. Cerca de 10 mil campesinos de siete estados que participan en la caravana nacional denominada Zapata Vive, que cruzará por tierras zapatistas para concluir en la Ciudad de México en un plantón indefinido por la defensa de la tierra y sus recursos naturales, esto, como parte del 91 aniversario luctuoso del Caudillo del Sur, llegarán la mañana de este jueves al crucero de Amayuca en la zona oriente del estado.
De acuerdo con el presidente estatal de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC), Florencio Ixpango Merino, dentro de las serie de demandas que exigen al gobierno federal está la recuperación de la soberanía nacional, el alto a la militarización en la nación, la liberación de presos políticos, solución a conflictos agrarios y la implementación de un plan emergente para el campo. “El narcotráfico está permeando a los sectores más desprotegidos, en las comunidades más marginadas pero en las comunidades más alejadas les resulta fácil, para sobrevivir cultivar algo ilícito a cultivar maíz, frijol, que son los granos básicos”, explicó.
La caravana campesino, obrero, popular salió desde el estado de Chiapas el pasado primero de abril, ingresará de Puebla a Morelos el próximo ocho para concentrarse en el crucero conocido como Cuatro Caminos, municipio de Jantetelco, y de ahí trasladarse en caravana hacia la ciudad de Cuautla, en donde, los trabajadores de la tierra colocarán una ofrenda floral en la estatua del máximo líder agrario el general Emiliano Zapata Salazar. En el lugar, situado en la plaza Revolución del Sur descansan los restos del jefe revolucionario.
En rueda de prensa detallaron que después de permanecer en el mausoleo del caudillo del sur, acudirán al lugar donde nació el líder agrarista en Anenecuilco, posteriormente a bordo de autobuses se transportarán al municipio de Cuernavaca donde iniciarán una marcha a la que se sumarán sindicatos, que partirá sobre la avenida Plan de Ayala a la altura del Hospital General del Seguro Social para concluir con un mitin en la plaza de armas, alrededor de las 20 horas de ese mismo día.
Para el día 9, después de pernoctar en las instalaciones del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), abandonarán la ciudad de Cuernavaca para ingresar al Distrito Federal por Milpa Alta y Xochimilco donde después de dormir ahí, el día 10 se sumarán a otras manifestaciones que irán hacía el centro histórico de la Ciudad de México, entre las que se contemplan, una en la Secretaria de la Reforma Agraria, y otra ante la Organización de las Naciones Unidas.

Fuente