domingo, 25 de abril de 2010

Afectada, la reconexión de grandes consumidores de luz en el Centro

Alejandro Cruz Flores

Periódico La Jornada
Domingo 25 de abril de 2010, p. 32

La extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) afectó el proceso de cambio de conexión de 48 grandes consumidores de energía eléctrica del Centro Histórico para pasarlos de la red baja a una de mediana tensión, que era una de las medidas del Gobierno del Distrito Federal encaminadas a evitar cortocircuitos en las mufas (conexiones eléctricas subterráneas) de la zona, señaló Adrián Noriega Cornejo, subdirector de Prevención de la Secretaría de Protección Civil capitalina.

En entrevista, el funcionario explicó que el proyecto se realizaba en coordinación con la paraestatal, además de que los involucrados –empresas, comercios y dependencias públicas–, aceptaron la medida e incluso en al menos la mitad de los casos ya sólo falta instalar los nuevos transformadores y cableado.

Sin embargo, debido al desconocimiento de la red por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), encargada de administrar las instalaciones eléctricas en el DF, "apenas se dan cuenta" de que para hacer el cambio es necesario terminar la construcción de una red superpuesta que permitirá el cambio de conexión, obra que ya había comenzado LFC.

Ante esta situación, Noriega Cornejo manifestó su preocupación porque ante la llegada de la temporada de lluvias aumentó el riesgo de más cortocircuitos en las mufas del Centro Histórico, por lo que la Secretaría de Protección Civil estudia imponer medidas de seguridad como sancionar a aquellos comercios que viertan aguas negras o jabonosas en los registros, evitar el comercio informal en las zonas de riesgo e incluso el cierre de negocios si, como el año pasado, se presentan explosiones que pongan en riesgo a los ciudadanos.

Los grandes usuarios de electricidad en el Centro, como bancos, restaurantes, tiendas departamentales, así como los palacios Nacional y del Ayuntamiento, la Suprema Corte de Justicia de la Nación e incluso la Catedral Metropolitana, están conectados a la red de baja tensión, una de las causas de los cortocircuitos, por el sobrecalentamiento del sistema.

Antes de la extinción de LFC, la Secretaría de Protección Civil había acordado con la paraestatal el cambio de conexión, para lo cual comenzó la realización de la red superpuesta que permitiría llevar a cabo el proceso. En diciembre del año pasado, la dependencia emitió una resolución en la que dio un plazo de tres meses a esas empresas y dependencias para prepararse para llevar a cabo el procedimiento, toda vez que se tenía proyectado que en ese tiempo concluiría la construcción de la citada red.

La obra se suspendió al declararse la extinción de Luz y Fuerza, sin que la CFE haya retomado los trabajos, pues no los tiene presupuestados, aunado a que el personal de esta instancia "apenas está conociendo la red", manifestó Adrián Noriega; mientras que buena parte de los grandes consumidores, que en su totalidad aceptaron la medida, tienen ya todo listo, incluida la adquisición de material para llevar a cabo el procedimiento.

Ante esta situación funcionarios de la Secretaría de Protección Civil capitalina se reunirán la próxima semana con autoridades de la CFE para establecer un plazo para la realización de este proyecto.

Fuente

Integrantes del SME inician huelga de hambre en el zócalo capitalino

Fabiola Martínez y Carolina Gómez

Periódico La Jornada
Domingo 25 de abril de 2010, p. 21

Integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) iniciarán hoy domingo una huelga de hambre en el Zócalo capitalino.

Esta forma "extrema" de protesta es para exigir la reinstalación de los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y pedir a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una valoración justa del problema que enfrenta el gremio, el cual presentó ante el Poder Judicial "pruebas de la inconstitucionalidad" del decreto presidencial del pasado 11 de octubre, que dejó sin empleo a más de 44 mil empleados de LFC.

El ayuno será escalonado y permanente. Cada día se sumarán electricistas, incluidos dirigentes, como el vocero Fernando Amezcua. De acuerdo con el líder del gremio, Martín Esparza, hoy 10 trabajadores comenzarán y un número similar se agregará diariamente, con el fin de tener un respaldo para esta acción, en previsión de que se alargue.

"Los compañeros van a ofrendar su vida. Esta huelga es parte de la desobediencia civil de quienes han sido despojados de sus garantías laborales básicas", dijo.

De forma simultánea, reforzarán la difusión internacional de la "violación a los derechos humanos y laborales" del gobierno de Felipe Calderón. Organizaciones políticas y sociales de otros países se comprometieron a transmitir imágenes de la "huelga masiva" en la Plaza de la Constitución, la víspera del primero de mayo.

El SME envió un representante a Chicago para participar en la marcha conmemorativa del Día Internacional del Trabajo.

Durante la preparación del plan de acción, unos 5 mil electricistas manifestaron su interés de ayunar, de los cuales 2 mil 300 fueron sometidos a exámenes médicos. Alrededor de 600 los aprobaron y, hasta el momento, 150 ya están preparados física y anímicamente para empezar la huelga.

El plan de acción inicia con una misa oficiada por Carlos Rodríguez, de Pastoral Laboral, quien explicó que para la doctrina social de la Iglesia, el gobierno mexicano incurrió en un acto inmoral al dejar sin empleo a miles de trabajadores y al no colocar el bienestar social como política pública prioritaria.

"Para la doctrina social de la Iglesia, los derechos de los trabajadores son sagrados", agregó el sacerdote.

Fuente

SME: los saldos de una digna resistencia

José Antonio Almazán González
A más de seis meses del golpe fascista del gobierno de Calderón en contra del SME, al decretar el inconstitucional e ilegal decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro, el despido injustificado de 43 mil 720 trabajadores electricistas y la indefensión de 22 mil 256 jubilados, los saldos favorables de la heroica resistencia electricista están a la vista; sobre todo para quienes apostaban por un desenlace rápido, violento y represivo (véanse al respecto los documentos secretos de Calderón) en contra de uno de los sindicatos más antiguos, democráticos, nacionalistas y precursor, junto con los mineros de Cananea, de los derechos obreros plasmados en el artículo 123 constitucional.

1. Pese a la campaña de linchamiento y provocación, 18 mil 10 trabajadores electricistas resolvieron no ser liquidados; se buscaron empleos temporales o se dedicaron al comercio ambulante; vendieron pertenencias, se volvieron mil usos, todo, menos rendirse, conscientes de que la razón constitucional y legal les asiste. A esta franja, que representa 41.2 por ciento del total, se le sumó en los últimos meses un número aproximado de 12 mil trabajadores que, bajo presión y con engaños, fueron llevados a aceptar una "liquidación voluntaria", con la promesa de "primero liquídate y después te recontratamos". Pero pasaron semanas y se acumularon los meses y el engaño quedó al desnudo y finalmente demandaron la figura de "patrón sustituto" en la JFCA. La suma de ambos segmentos de trabajadores asciende a 30 mil 10 trabajadores que representan 68.6 por ciento de los 43 mil 720.

2. Como se recordará el punto de partida de la agresión fascista en contra del SME fue la negativa de toma de nota a la mitad del Comité Central y Comisiones Autónomas encabezada por su secretario general Martín Esparza Flores. Como esta violación a la autonomía y libertad sindical no prosperó, pues la base del SME cerró filas, dejando sola a la fracción sindical disidente promovida y apoyada por Calderón y Lozano, el primero de diciembre de 2009 el presidente de la JFCA emitió un laudo declarando la nulidad del proceso electoral del SME y condenando al SME a reponer las elecciones. Sin embargo, el 19 de marzo de 2010 el quinto tribunal colegiado en materia de trabajo del primer circuito resolvió dar la razón a la queja presentado por la dirección del SME, otorgándole una suspensión provisional "para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado en que actualmente se encuentran hasta en tanto se resuelva el fondo del asunto en el juicio de amparo" (pg. 34 y 35). En palabras llanas reconocieron que Martín Esparza Flores y 12 miembros de la dirección del SME continúan ocupando sus cargos sindicales. Esta suspensión provisional implicó un durísimo golpe al objetivo de Calderón-Lozano de dejar sin cabeza al SME.

3. El 24 de marzo pasado, mediante el comunicado de prensa 082/2010 la SCJN informó que su segunda sala "determinó reasumir su competencia originaria para conocer y resolver el amparo interpuesto por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y agremiados, radicado en el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito." La decisión la fundó por tratarse de un asunto "de importancia excepcional", pues "involucra el análisis del artículo 16 de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, así como el estudio de la constitucionalidad del Decreto por el que se extingue el organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro." Agregando "que la resolución que se tome sobre la constitucionalidad de los preceptos reclamados es también trascendente, pues el criterio que en su caso llegue a sustentarse repercutirá de manera excepcional en la solución de casos futuros" (las cursivas son mías) y precisando "que no es impedimento a lo anterior, el que en el caso de hayan formulado agravios en los que se combate el sobreseimiento decretado por el Juez de Distrito, los cuales en principio debieran ser analizados por el Tribunal Colegiado respectivo." Por supuesto esta decisión de la SCJN constituyó también un revés al propósito de Calderón-Lozano que, en días previos y a través de la PGR buscaran, infructuosamente, que la SCJN ejerciera su facultad de atracción, para separar la materia constitucional de la laboral y de esta forma extender la duración del conflicto.

4. La creación del grupo plural de diputados el 25 de marzo introdujo un elemento que el gobierno de Calderón había descartado, desde que en noviembre de 2009 la Cámara de Diputados abdicó de su facultad constitucional de interponer una controversia constitucional en contra del decreto de extinción de LFC. El rompimiento de la alianza entre el PRI y el PAN abrió la posibilidad de creación del grupo de diputados, que sin embargo fue boicoteada por el PAN, pues distorsiona y altera los planes originales de Calderón-Lozano, al permitir supervisar y monitorear todo el asqueroso y corrupto proceso de extinción de LFC y entre cuyas funciones está la de coadyuvar en la búsqueda de una solución política, negociada, legal y constitucional al conflicto electricista.

Con estos elementos a su favor el SME ha resuelto ir a una huelga de hambre masiva, que por supuesto contará con el respaldo de amplios sectores del pueblo de México y de decenas de movimientos de resistencia social en todo el país. En rechazo al decreto de extinción de LFC y por una solución justa y digna, apegada al marco constitucional y legal.
Fuente

Viven mexicanos ‘violencia laboral de Estado’

Arturo Rodríguez García/Rosalía Vergara
Proceso | 24-04-2010 | 23:27 | Nacional

Distrito Federal— Mientras que el gobierno de Felipe Calderón deberá responder ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otras instancias por graves violaciones a la libertad sindical y a los derechos de los trabajadores, uno de los organismos quejosos, el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), definió en México la actitud de Calderón y de su secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, como una “violencia laboral de Estado”.
Esa visión la comparte la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Minera (FITIM), que en febrero de 2009 interpuso ante la OIT una queja contra la política laboral de México, principalmente por privilegiar y avalar los contratos de protección en beneficio de los empresarios, y por la existencia de sindicatos blancos.
En el mismo sentido, el 8 de abril de 2010, el propio Cereal, la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas de Pemex (Untypp) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), entre otros gremios, acudieron al Tribunal Internacional de Libertad Sindical para dejar constancia sobre la violación de los derechos laborales en México, que ha ido en aumento durante los regímenes panistas.
Si bien durante los gobiernos priístas se privilegió al corporativismo sindical como una forma de controlar al movimiento obrero, durante los últimos 12 años –de los cuales casi una década corresponde al panismo en el poder– se ha intentado reformar la Ley Federal del Trabajo en 332 ocasiones, según Lozano Alarcón.
Y aunque la más reciente iniciativa todavía no se aprueba en la Cámara de Diputados, buena parte de la misma se ha venido aplicando en los hechos, pues han aumentado la subcontratación y la terciarización de contrataciones mediante el outsourcing, además de que el 90 por ciento de los contratos colectivos que se firman en el país son “de protección”, es decir, benefician a las empresas y perjudican a los trabajadores.
En septiembre próximo, durante el segundo periodo ordinario de sesiones, los 72 diputados priístas miembros del sector obrero presentarán su propia iniciativa de reforma laboral porque la de los panistas “no sirve”, dijo el pasado martes 20 de abril el cuatro veces diputado federal y secretario de Finanzas de la CTM, Armando Neyra Chávez.
Por eso, ese mismo día el secretario general adjunto del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), el diputado federal del PRD Francisco Hernández Juárez, presentó al pleno la iniciativa que elaboró desde el año 2002 con la Unión Nacional de Trabajadores (UNT).
Esta propuesta es diametralmente distinta a la panista, ya que prevé suprimir el apartado B del artículo 123 constitucional para otorgar el derecho a huelga a los trabajadores al servicio del Estado; desaparece la Comisión de Salarios Mínimos y elimina la facultad de la STPS de entregar la toma de nota a los sindicatos.
En su XIII Informe sobre Violaciones a los Derechos Laborales en 2009, titulado Violencia laboral de Estado, el Cereal señala que el año pasado se caracterizó por la injerencia y parcialidad de la autoridad laboral en cuestiones intrasindicales, contraviniendo el Convenio 86 de la OIT.
Esta actitud tuvo uno de sus momentos más lesivos y dramáticos con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), cuando la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) le negó la toma de nota al secretario general, Martín Esparza.
Por eso el Cereal y la Coordinación de Derechos Humanos y Empresas de Amnistía Internacional –a cargo de Dolores Soto– coincidieron en que durante los gobiernos panistas se ha incrementado la violencia laboral de Estado porque se está viviendo un retroceso en materia de derechos humanos laborales, de acuerdo con los pronunciamientos que hicieron en una conferencia de prensa realizada el pasado miércoles 21, cuando presentaron el informe.
“En definitiva, vivimos un retroceso en materia de derechos humanos laborales y, por ende, en el nivel de vida de los trabajadores del país”, señaló Soto.
En el encuentro con la prensa, Carlos Rodríguez, del Cereal, y el abogado laboralista Manuel Fuentes advirtieron que el proyecto de reforma presentado por Lozano pretende cancelar las conquistas logradas por los trabajadores desde la Revolución Mexicana.
Ese mismo día, en Washington, Lozano pedía que la Cámara de Diputados mexicana aprobara su iniciativa para que el país avance en los índices de competitividad del Foro Económico Mundial. Allí, durante su intervención en la Reunión de Ministros del Trabajo y Empleo de países miembros del G-20, Lozano afirmó que 2009 fue el año con el menor número de huelgas en la historia moderna de México, pues sólo estallaron 19.
Sin embargo, de acuerdo con el informe del Cereal, para el mes de agosto de ese mismo año se habían registrado 8 mil emplazamientos a huelga, una cifra no vista desde hacía 20 años. Y la principal exigencia era la firma de contratos colectivos de trabajo.
El funcionario panista expresó ante sus homólogos extranjeros que se crearon 300 mil empleos formales en México, beneficiando a 2 millones de personas, y comparativamente recordó que en 1995 el empleo formal cayó 8.2 por ciento.
Pero en su documento el Cereal subraya que las cifras de 2009 son “el peor balance desde 1995”, pues se reportaron 3 millones 10 mil mexicanos desempleados, lo que representó penuria para 15 millones de mexicanos si se considera a sus familias. “Así que, durante el año 2009, vivimos las mayores tasas de desocupación históricamente registradas en el país. Además, los ocupados en el sector informal superaron a los formalmente registrados en el IMSS, 12 millones 371 mil”, precisa.
Más aún, continúa, el año pasado el IMSS canceló 181 mil 271 plazas formales, y 10 mil 966 empresas –el 70 por ciento de las cuales pertenecían al sector industrial– se dieron de baja en el propio IMSS.
“La promesa anual de Calderón fue la generación de 800 mil empleos. En tres años de gobierno ni siquiera ha creado un millón de plazas. Al contrario, se han perdido más de 3 millones 500 mil empleos”, indica el reporte de 111 páginas.

Cifras ‘alegres’
Un análisis de los informes presidenciales de Felipe Calderón resume que de enero de 2007 a julio de 2009 se presentaron 26 mil 954 emplazamientos a huelga (aunque sólo estallaron 59), 11 mil 79 más que en el periodo correspondiente del sexenio de Fox.
De enero a julio del 2009 la JFCA recibió 53 mil 646 demandas laborales individuales que, sumadas a las 164 mil 74 recibidas de enero de 2007 a diciembre del 2008, representan 217 mil 720 casos, 88.1 por ciento más que las registradas durante los primeros dos años y medio del gobierno foxista.
Además, entre los conflictos laborales más notables del panismo está el de Pasta de Conchos, el cual, aunque fue heredado por el gobierno foxista, no se ha traducido en este sexenio en el rescate de 65 mineros sepultados, ni en la imposición de sanciones a la empresa Industrial Minera México.
Otro de los conflictos heredados por el foxismo fue el del SNTMMSRM, a raíz de que la Secretaría del Trabajo le negó la toma de nota a Napoleón Gómez Urrutia como líder que había sido reelegido. Lozano Alarcón justificó la negativa con el argumento de que Gómez Urrutia era “prófugo de la justicia”.
Asimismo, apenas iniciado este sexenio, en marzo de 2007, la Compañía Mexicana de Aviación promovió ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) la modificación del contrato colectivo de trabajo de las integrantes de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA). En agosto del año siguiente, la empresa obtuvo lo que pedía, ahorrándose 25 millones de dólares en prestaciones. ASSA buscó revertir ese fallo, por la vía del amparo, pero de manera infructuosa.
El hecho es que, en todas partes, la STPS legitima abusos mientras la impunidad empresarial se extiende, como en Monterrey, donde una empresa hace firmar renuncias a los trabajadores aunque los mantiene trabajando, pagándoles como sueldo la liquidación que les corresponde.
El investigador del Equipo Nacional de Pastoral Laboral, Carlos Rodríguez Rivera, manifiesta lo anterior y recuerda que, en abril de 2006, un paro laboral en Lázaro Cárdenas terminó en el desalojo violento de los trabajadores, con la participación de policías federales, e inclusive de la Armada, con un saldo de dos asalariados muertos. Igualmente, prosigue, “en Sonora no se ven muestras de legalidad, porque hay declaraciones de inexistencia, movilizaciones y la amenaza del Ejército” contra los trabajadores.
Menciona también el caso del Movimiento Obrerista Petrolero de Evolución Democrática, de la Sección 50 del sindicato petrolero, ubicada en Paraíso, Tabasco, y el Movimiento Obrerista Democrático de Acción Petrolera, de la Sección 29, de Comalcalco, en cuyas elecciones seccionales de octubre pasado el Comité de Observadores Independientes documentó numerosas irregularidades, como la negación de registro a planillas opositoras, y una actuación parcial de autoridades a favor de las planillas oficiales.
De acuerdo con Manuel Padrón, coordinador del Cereal e integrante del COI, el día del registro los opositores al grupo oficial fueron encerrados en el recinto gremial hasta que se cerró el registro.
Otro caso es el de la empresa Industria Vidriera del Potosí (IVP), una de las fábricas de botellas de Grupo Modelo, donde los trabajadores consiguieron en 2007 la toma de nota para conseguir un sindicato independiente encabezado por Valentín Marín Quistián.
El problema inició cuando abandonaron la CTM y lograron un incremento salarial de 19 por ciento. La Coparmex calificó entonces al sindicato de “radical”, y el gobernador panista Marcelo de los Santos descalificó al gremio en estos términos: “Con su aumento, pusieron en riesgo todas las revisiones salariales de la zona industrial”.
Luego, aunque cuenta con la mayoría de los trabajadores a su favor, el Sindicato Único de Trabajadores de la Empresa Industria Vidriera del Potosí (SUTEIVP) fue notificado de que la CTM y la CROC le disputaban la titularidad.
Según Ben Davis, quien documentó el caso para AFL-CIO en México, la empresa amenazó con despedir a quienes no se afiliaran al sindicato de la CROC, pero los trabajadores se mantuvieron y pidieron una reunión pública con Javier Lozano. Aunque éste se comprometió allí a respetar la voluntad de los miembros del SUTEIVP, más tarde avaló –de acuerdo con Ben Davis– una andanada represiva que concluyó el 9 de mayo de 2009 con la incursión de policías federales, estatales y municipales en las instalaciones.
Mientras tanto, en el exterior de la planta, los obreros inconformes eran sometidos y encañonados por los cuerpos policiacos. Finalmente, los integrantes del SUTEIVP fueron derrotados, desalojados y su sindicato independiente suplantado por el de la CROC.
En Monterrey, el Cereal documentó el caso de un contrato avalado por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje donde los trabajadores cedieron sus derechos a cambio de una “gratificación” semanal si cumplen con su trabajo. En 2009, Industria Automotriz, S.A. de C.V., que previamente había anunciado que cerraría por quiebra y que no había capital suficiente para las liquidaciones, hizo firmar a los trabajadores un convenio donde se establece que nada se les debe y que están dispuestos a seguir laborando a cambio de una “gratificación” semanal.
Casos como este reporta también la presidenta del Comité Fronterizo de Obreras, Julia Quiñones, quien afirma que Platunnum Equity, de Piedras Negras, luego de ofrecer un aumento salarial raquítico, anunció paro técnico para dejar a los trabajadores sin posibilidades de negociar, mientras que en Ciudad Acuña otra firma, Nissien de México, también se declaró en paro técnico y sólo llamará a sus trabajadores cuando a su criterio lo decida con el aval de la JLCA.
Tras apuntar que otras empresas, como Rassini o Hendrikson, pagan a sus ex trabajadores liquidaciones en abonos, Julia Quiñones concluye: “No hay justicia para los trabajadores. Las empresas tienen el apoyo del gobierno, local, estatal y nacional sean del partido que sea. Las juntas no son imparciales. La STPS es un parapeto, un títere de las empresas”.
Por su parte, Carlos Rodríguez Rivera dice: “Lo que estamos viendo es la justicia laboral deslegitimada, supeditada a los negocios privados; es la reforma laboral de facto al estilo Lozano Alarcón”.

Las quejas
La queja presentada ante la OIT por la FITIM –organización que representa a 25 millones de trabajadores de 200 sindicatos en 100 países– subraya la existencia de los contratos de protección, así como las violaciones al derecho de sindicación y libertad sindical.
En sus 47 fojas, resalta que la política laboral mexicana permite a los patrones elegir al sindicato de su preferencia, anulando derechos como el de huelga, porque es una de las condiciones que negocian los abogados patronales con los sindicatos de la CTM, el CT o la CROC.
“La legislación doméstica laboral incluye normas protectoras a los trabajadores que están fuera de su alcance debido a la red de complicidad establecida entre la justicia laboral, patrón y sindicatos, componentes clave del modelo de ‘contratismo de protección patronal’”, dice la queja, conocida como el caso 2694 de la OIT.
“Como se señala en la queja, las leyes laborales en México y la forma que son aplicadas por el gobierno y los empleadores dan frecuentemente como resultado convenios colectivos concertados entre un ‘sindicato’ y un empleador sin referencia alguna a los trabajadores que abarca. Estos acuerdos son conocidos como contratos de protección, y los abogados estiman que la inmensa mayoría de los convenios en México son contratos de protección”, refiere Benjamín Davis, representante de la FITIM, en un comunicado fechado el 1 de abril pasado.
En entrevista con este semanario, Davis acepta que, “peor aún, los trabajadores que tratan de establecer un sindicato independiente y negociar un contrato colectivo, son objeto de represalias, intimidación, amenazas, violencia, despidos e inclusiones en listas negras”.
Pese a todo, el 23 de marzo de 2010, la Secretaría del Trabajo respondió a la OIT que “la FITIM no tiene competencia para presentar una queja”, que “los contratos de protección no existen en México” y que “no se han violado los derechos laborales de ningún trabajador porque la ley mexicana lo prohíbe”. Es una respuesta de 32 páginas que incluye cartas de respaldo de la CTM, la CROC, la Coparmex y la Concamin.
Sin embargo, unos días después, el 12 de abril de 2010, la Confederación Sindical Internacional se agregó como denunciante ante la OIT, haciendo suya la queja de la FITIM.

Fuente

Josep Renau en México

Domingo, 25 de Abril de 2010 00:00 Escrito por ALBERT FORMENT

A principios de febrero de 1939, perdida la guerra civil, Renau partió hacia el exilio, y después de permanecer cuatro semanas en el cam­po de refugiados de Argelés-sur-Mer y unos dos meses en Toulouse, embarcó en el puerto francés de Saint-Nazaire el 6 de mayo de 1939 rumbo a México, junto con otros exiliados españoles desembarcó en Nueva York, y tras un largo viaje en autobús, Renau se instalaba con su familia en Ciudad de México en junio de 1939.
El México postrevolucionario del general Lázaro Cárdenas era en aquel tiempo un país escasamente desarrollado, pero ello no fue obstáculo para impulsar una política de acogida extremadamente ge­nerosa con los republicanos españoles, sin parangón con la llevada a cabo por cualquier otro país. En 1940 el Gobierno mexicano incluso ofreció a los inmigrantes españoles la nacionalidad mexicana. Mu­chísimos supieron agradecer ese gesto, con el cual se les brindaba la oportunidad única de integrarse con plenos derechos y en pie de igualdad en la sociedad mexicana, y aceptaron el pasaporte mexicano. Entre ellos, Josep Renau y su familia. De este modo Renau dejó de ser español a efectos legales y se convirtió en mexicano, na­cionalidad con la cual moriría en 1982.
Al poco de llegar a Ciudad de México y para mantener a su familia, Renau, que por entonces contaba treinta y dos años y podía considerarse ya un artista maduro, se vio obligado a realizar diseño gráfico publicitario un tanto adocenado para sobrevivir. Pero lo más relevante desde el punto de vista artístico es que a los pocos días de asentarse en la capital mexicana el célebre pintor David Alfaro Si­queiros requirió su colaboración para pintar un mural en la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas, que fue titulado Retrato de la burguesía. Con ello Renau se integraba en el movimiento muralista mexicano, convirtiéndose por tanto en un auténtico pintor muralista, aun sin dejar de ser diseñador gráfico y cartelista.
Entre 1939 y 1950, en la que puede denominarse su primera etapa mexicana, la obra más importante de Renau se bifurca en el cultivo de dos géneros distintos. Por un lado, la pintura mural, si­guiendo las enseñanzas de David Alfaro Siqueiros y de Diego Rivera, con un complemento colateral que son las pinturas al óleo. Por otro, el diseño gráfico, ante todo portadas de revistas y libros, carteles de cine y publicidad comercial.
La primera gran pintura mural en tierras mexicanas en donde ya aparece la huella de Renau, aunque subsumida tras la arrebatado­ra personalidad de David Alfaro Siqueiros, es, como ya he advertido, el mural Retrato de la burguesía. Aunque dicha obra siempre ha sido considerada como debida a la. mano de Siqueiros, es bastante eviden­te que la aportación de Re.nau alcanza quizás un tercio del mural. Del primero es la concepción unitaria de la composición pictórica y la idea de integrar el movimiento del espectador en el mural mediante una secuencia dinámica, la mayor parte de las soluciones ópticas y vi­suales, el uso de pinturas plásticas sobre cemento, es decir, la materia y el soporte pictórico, y una buena parte de la plasmación práctica de la iconografía, a la cual se deben los efectos pictóricos subyacentes. A Renau pertenece casi toda la documentación fotográfica y por tanto las imágenes básicas antes de su proyección eléctrica, la técnica de yuxtaposición de los fotomontajes, la iconografía constructivista del techo y el inevitable acabado final. El empleo de imágenes simbóli­cas, la temática comunista, el uso del aerógrafo y las técnicas de pro­yección fotográfica parecen una puesta en común, aunque predomi­na la personalidad arrebatadora de Siqueiros.
De cualquier modo, en mayo de 1940, a raíz del intento de asesinato de Trotsky por parte de Siqueiros y de sus colaboradores mexicanos, estos huyeron dejando en la más inopinada soledad al fotomontador valenciano, quien hubo de finalizar el mural por su cuenta y riesgo.
Renau emprendió las tareas de un nuevo mural titulado La marcha del proletariado, proyectado también para la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas, entre diciembre de 1940 y enero de 1941, aunque nunca se llevó a cabo. La influencia constructivista en este fotomontaje mural nonato es más que evidente, pero a la vez apa­rece el interés por el cinetismo, de inspiración futurista.
En 1944, y siguiendo dentro del campo de la pintura mural, Renau también se responsabilizó de los paneles murales del restau­rante Lincoln de Ciudad de México. A medio camino entre la pintura costumbrista y el paisaje romántico, responden ante todo a una volun­tad decorativista paralela en medios técnicos y resultados artísticos a las ilustraciones de libros que seguían siendo habituales por los años cuarenta en Renau. Colores simples, a menudo en tinta plana o con trazos lineales parecidos a los del punzón en el scratch, y dibujo sinté­tico de línea firme conforman sus principales características plásticas. Como recurso compositivo para enmarcar las figuras o el paisaje, Ren­au coloca a menudo, a ambos extremos de la pintura mural y a modo de marco, el dibujo en negro de troncos de árbol, despojados de hojas a fin de resaltar sus recurvados trazos lineales, mientras que el dibujo en color blanco ocupa el centro de la pintura, jugando al resalte posi­tivo-negativo para centrar y destacar la figuración. Lo más destacable de estas pinturas es el tema, influido por el romanticismo pictórico, y como partiendo de él. Al interés por las sociedades lejanas, la natura­leza abrupta o los paisajes exóticos se une un modo de representar las tortuosas ramas de los árboles del bosque y de la ciudad que recuer­dan la angustiosa simbología metafísica de Caspai David Friedrich.
Tan interesante como la pintura mural son los óleos que Re­nau realizó entre 1939 y 1947, única época en su larga vida en la que cultivó la pintura de caballete, aunque ciertamente de un modo par­cial y como para desintoxicarse de su rutinario trabajo como cartelista y diseñador gráfico. Son conocidas las grandes prevenciones ideo­lógicas de Renau frente a las obras de arte únicas, no reproducibles y transportables, susceptibles de cosificarse en mercancía, de con­vertirse en bienes muebles, en producto especulativo. Justamente su interés por el cartel, el grabado, la ilustración gráfica, el fotomontaje, la fotografía, el cine y la pintura mural, en definitiva, su gusto por el arte de reproducción masiva, sin aura, provenía en gran medida de sus fuertes convicciones ideológicas marxistas, según las cuales el arte comercializable y las exposiciones de pintura eran parte del engranaje mercantilista burgués, del que había que huir siempre que fuera posible. Las aproximadamente cuarenta pinturas de caballete de estos ocho años serán por ello un breve episodio artístico en la larga vida profesional de Renau. Encontramos en este grupo de pin­turas un férreo conjunto de al menos una veintena de paisajes, óleos de estilo, técnica y expresión similares, que forman el núcíeo de esta pintura de caballete renauniana, todas las cuales participan de un mismo espíritu vanguardista, lindando a menudo con la abstracción, en las que intenta expresar el dada por su mayor y más importante pintura mural, España hacia Améri­ca, que comenzó en febrero de 1946.
Los murales del Casino de la Selva
Esta gran obra muralística no fue realizada en Ciudad de Méxi­co, sino en Cuernavaca, en el Hotel Casino de la Selva, a donde Renau se trasladó con toda su extensa familia en 1948, a instancias del em­presario de la construcción Manuel Suárez, hasta que en 1951 o 1952, una vez finalizado el encargo, volvieron a la capital mexicana. Las con­diciones del contrato fueron muy ventajosas. Manuel Suárez no sólo le pagaba puntualmente todos los meses un cheque de 500 pesos, sino que además les cedió gratuitamente las habitaciones que precisaban y no se opuso a que disfrutaran, durante todo el tiempo que duró su larga estancia, de las instalaciones deportivas y de los grandes parques y jardines adjuntos, todo ello sin gasto adicional
España hacia América es ante todo un gran friso continuo, de algo más de 4 metros de altura por 30 de longitud, de carácter ale­górico, narrativo y descriptivo, que expone su vasto tema, la historia española desde la prehistoria hasta el descubrimiento de América, en una escena continua que se desarrolla ininterrumpidamente de iz­quierda a derecha en dos sectores: en el superior se aloja un personaje alegórico, la Hispanidad, mientras que en el inferior se acumulan las escenas históricas narrativas y descriptivas que dan carácter y sen­tido a la composición.
Su contenido, sin embargo, es una exaltación acrítica y un tanto tópica de la historia y la cultura españolas, una acumulación sintética de hechos épicos y gloriosos protagonizados por los grandes héroes nacionales de la madre patria. Tanto la técnica pictórica, el predominio del dibujo y el carácter descriptivo y narrati­vo de las figuras, como la disposición de las escenas o el uso de perso­najes ilustres como epítome de la vida de un país y de sus principales hechos históricos son deudores de los murales de Diego Rivera, con quien establece una especie de tour de forcé pictórico.
6. Diseño gráfico y publicidad capitalista a la sombra de Stalin (1939-1958)
Por lo que respecta al Renau diseñador gráfico, es posible reconocer en su trayectoria mexicana, muy esquemáticamente, tres etapas cro­nológicas. La primera abarca desde 1939 hasta 1946 y está dominada por las portadas para la revista marxista Futuro y algunos excelentes carteles políticos. La segunda, entre 1946 y 1950, es más bien baldía, un período de transición en el que Renau se dedica sobre todo a la pintura mural, contrapunteada en todo caso con algunos carteles pu­blicitarios. La última época, de 1950 a 1957, está marcada por el taller de diseño familiar Estudio Imagen y por el inicio de la serie de foto­montajes The American Way ofLife, que no daría por finalizada hasta años después de su llegada a Berlín, ya avanzada la década de los se­tenta.
Revista futuro
Como punto de unión de estas tres etapas sucesivas surgen por doquier los carteles de cine, omnipresentes durante todos y cada uno de los años de su estancia en México, principal sustento económico de la familia Renau y numéricamente muy superiores a cualquier otra expresión plástica del fotomontador valenciano. Uno de sus primeros y más importantes clientes mexicanos fue Vicente Lombardo Toledano, quien por entonces era secretario de la poderosa Confederación de Trabajadores de México (CTM) y diri­gía la revista marxista Futuro, órgano de expresión de la Universidad Obrera de México. Una buena parte de los encargos que hasta 1946 recibió Renau en el campo de la ilustración gráfica fueron efectuados por el líder sindical o al menos por las instituciones que dirigía. Casi con toda seguridad fue Siqueiros quien, a finales de 1939 o principios de 1940, los puso en contacto. En su primera época mexicana de dise­ñador gráfico, entre marzo de 1940 y febrero de 1946, Renau diseñó al menos 37 portadas de la revista. Las cubiertas de Futuro, al huir de una maqueta prefijada, se convirtieron en manos de Renau en peque­ños, variados y vistosos carteles políticos a los cuales unía, pese a su retórica metafórica, metonímica y sinecdóquica, el empleo sistemático de emblemas y símbolos políticos y la utilización contrastada de una gama de colores escogida en función de sus cualidades simbólicas o por sus connotaciones psicológicas. Todo ello al servicio de la primera máxima de estos carteles-portadas: el impacto visual.
Como ya hemos advertido, entre 1946 y 1950 Renau abando­nó parcialmente el diseño gráfico y se dedicó enfebrecidamente a su gran pintura mural España hacia América en el Hotel Casino de la Selva en Cuernavaca. Después, como salida profesional, Renau creó un taller de diseño gráfico llamado Estudio Imagen, con el que se abre su tercera época gráfica mexicana. En Estudio Imagen trabajaban de modo continuo bajo la batuta de Renau su mujer Manuela Ballester, su cuñada Rosa Ballester y su hijo mayor Ruy. Además también algu­nos colaboradores eventuales, como Jordi Ballester, que años después formaría parte del Equipo Realidad en Valencia. Todos ellos, desde el punto de vista artístico, dependían de Renau: él era quien realizaba personalmente los diseños, o en todo caso quien aportaba el tema, el estilo y la técnica, cediendo la realización práctica a sus colabora­dores, aunque a veces se limitaba a supervisar el resultado final. De este modo el estilo Renau siempre estaba presente. Estudio Imagen se convirtió así en lo que podemos denominar la factoría Renau, ya que en ella se manufacturaban plásticamente sus ideas originales, aunque no fuera él quien manejara el aerógrafo o el pincel.

Carteles de cine
A pesar de las muchas y diversas actividades artísticas que mantuvieron ocupado a Renau durante los casi veinte años de estan­cia en México, si por algo alcanzó cierta celebridad y reconocimiento público el fotomontador valenciano fue por los diseños de los nume­rosísimos carteles de cine con que inundó las ciudades, pueblos y al­deas del país latinoamericano. Desde un punto de vista cuantitativo no hay duda de que los carteles cinematográficos fueron en México, con gran diferencia, su principal labor artística. Ya desde el inicio de su estancia americana, en 1939, encontramos datados carteles de cine de Renau, y lo cierto es que durante los largos años del exilio en tierras mexicanas fueron su principal sustento y medio de vida. Sin embargo es el período de seis años que media entre 1950 y 1955 el que centra su producción cartelística cinematográfica.
De toda la amplia producción artística de Renau en México, sin embargo, los carteles de cine representan su principal y más amar­ga claudicación estética. Concebidos en gran medida para apoyar y vender un arte en el que no creía, las películas mexicanas y españolas de amoríos banales, de pasiones chuscas, con guiones melodramáticos y realizaciones adocenadas, Renau casi siempre se limitó a responder a las exigencias de las productoras y distribuidoras cinematográficas como un artesano hábil y cumplidor, pero sin apenas potencia creati­va. En realidad, apenas le dieron opción. Cuando intentaba salirse del corsé creativo que le imponían las empresas cinematográficas era lla­mado al orden. A sus clientes no les interesaba la calidad plástica del cartel. Querían tan sólo afiches llamativos. El producto cinematográ­fico había que venderlo a partir del gancho del artista de moda, y ese era el exclusivo cometido del cartel. El resto era accesorio. Así, el autor de Función social del cartel publicitario se veía constreñido a conver­tirse en una simple pieza en el engranaje capitalista de la comerciali­zación cinematográfica, un técnico de comunicación visual al que se le pedía tan sólo combinar con acierto los créditos de la película con los rostros fisonómicamente reconocibles de los actores principales. No deja de ser trágico que un gran artista como Renau pasara tantas horas, días y años esclavizado por estos carteles, que sin embargo le pagaban bien, porque cuando en algunos de ellos consigue liberarse, aunque sea ligeramente, del despotismo retratista del primer plano, aparecen de inmediato destellos del gran cartelista que era. Los mejores carteles de Renau en México no son en absoluto los que se vio obligado a realizar para sobrevivir, acuciado por las más perentorias necesidades económicas cotidianas, para las empre­sas cinematográficas. Junto a la enorme y mecánica producción de carteles de cine, surge a través de los largos años mexicanos un goteo continuo de aislados carteles políticos y publicitarios, de alto nivel estético, casi todos los cuales permanecen en el olvido, de los cuales se han localizado unos cuarenta. No son muchos si los comparamos con los de cine, pero en conjunto son muy superiores en imaginación y creatividad.
La serie The American Way of Life es una obra muy extensa en el tiempo y en el espacio, ya que se inició a finales de los cuarenta en México (los primeros fotomontajes están datados en 1949) y no se dio por terminada hasta 1976, cuando fue presentada en el pabellón español de la Bienal de Venecia con la estructura, orden y numeración definitiva con que ahora la conocemos.
Asi pues en México el ciclo tan sólo fue bosquejado, pero es probable que su ambiciosa concepción primaria (alcanzaba en los provectos originales nada menos que 197 fotomontajes divididos en doce grandes apartados temáticos) ya estuviera establecida antes de dar el salto al Berlín comunista. De los 69 fotomontajes de que consta la serie definitiva setenta por ciento, casi dos terceras partes, fueron creados en México.

*El texto es un resumen del capítulo correspondiente al exilio mexicano de Renau contenido en el ensayo: Joseph Renau: vida y obra, del doctor en Historia del arte Albert Forment, publicado en el volumen Josep Renau 1907-1982, Compromís y cultura, editado con motivo de la gran exposición de la obra del artista presentada en 2008 en Valencia, España, bajo los auspicios de distintas instituciones encabezadas por la Universitat de Valencia. Esa misma exhibición, a la que añadieron algunas piezas no incluidas en la retrospectiva valenciana, la trajo a México la UNAM con gran éxito de público y crítica. Agradecemos en todo lo que vale la entusiasta colaboración de Jorge Ballester, adjunto del comisario de la exposición, por su ayuda para la realización de esta nota. ASR

Fuente

CFE medirá consumo con redes inteligentes

Susana González G.

Periódico La Jornada
Sábado 24 de abril de 2010, p. 25

A fin de medir en tiempo real el consumo de energía eléctrica para que se reduzca "a lo mínimo indispensable", el gobierno federal pondrá en marcha el próximo año un programa piloto de redes inteligentes en la zona donde operaba Luz y Fuerza del Centro (LFC), anunció Georgina Kessel, secretaria de Energía, en un seminario sobre perspectivas tecnológicas y medio ambiente en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). La tecnología de las telecomunicaciones, aseguró, servirá para contar con información precisa sobre el consumo de electricidad para evitar pérdidas en el sistema. Los medidores mandan señales sobre la energía que se consume en cada hogar y sirve para determinar, por ejemplo, "en qué momento resulta más benéfico al consumidor prender una lavadora porque el sistema refleja un menor precio", detalló posteriormente en conferencia de prensa.

Fuente

A LA HUELGA DE HAMBRE EL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS

***Es una respuesta al mal gobierno de Felipe Calderon

Por Felipe Castro Domínguez
Marea Informativa

Orizaba, Ver.- Martin Esparza Flores quien aún es el Secretario General del Sindicato Mexicano de Electricistas durante su visita a Orizaba, dio a conocer que será a partir del próximo domingo haya en la capital del país cuando se de inicio a movimientos de resistencia pacíficos y para el primero de mayo se efectuaran movilizaciones en toda la república.

Para empezar el próximo domingo haya en el Distrito Federal en el Zócalo a partir del mediodía diez trabajadores del SME se instalaran en huelga permanente a los que de manera diaria se les irán sumando de diez en diez acompañando a otro huelguista cubano y a tres campesinos chiapanecos (estos llevan ya 26 días de huelga de hambre) los cvuales protestan por el despojo de sus tierras sin que sus reclamos sean escuchados por ninguna autoridad.

Amén de estas acciones agrego el dirigente electricista, se han ejecutado ya denuncias jurídicas en contra del Felipe Calderón Hinojosa , “tenemos demanda de amparo en contra de las acciones del Gobierno Federal ya que a nadie se le puede despojar de su pertenencia ni de su trabajo, eso solo pasa en los países con regímenes dictatoriales.

Agrego Martínez Esparza que existe ya una demanda por despido injustificado, salarios caídos y la reinstalación de los 18 mil trabajadores que aún no han sido liquidados.

Por todas estos atropellos el próximo Primero de Mayo día en que se conmemora a nivel internacional el Día del Trabajo, campesinos, jóvenes estudiantes y todo tipo de obreros saldrán a la calle a protestar por la injusta situación que se vive en México con el gobierno Calderonista

Fuente

Realizan SME y su dirigente Martín Esparza recorrido por Orizaba, anuncia huelga de hambre

Publicada el Saturday, 24 April 20102 Comentarios

Laura Castro Medina

Orizaba, Veracruz.- Durante su visita a la ciudad de Orizaba, el Secretario General del Sindicato Mexicano Electricista Martín Esparza Pérez anunció la realización de una huelga de hambre a partir del próximo domingo con el propósito de manifestarse en contra de la política económica, social y de seguridad impuesta por Felipe Calderón Hinojosa, dijo que el gobierno desea desaparecer los sindicatos y anular los derechos de los trabajadores.

Acompañado de un grupo de integrantes de dicho sindicato entre los que se encuentran también ex trabajadoras de Luz y Fuerza, los trabajadores estuvieron también en el municipio de Rio Blanco en donde colocaron una ofrenda en la estatua de los Mártires de Río Blanco en memoria por el sacrificio de aquellos hombres que buscaron los beneficio de la clase trabajadora. Este recorrido se realiza como parte de la cruzada que programaron en todo el país buscando concientizar a los trabajadores sobre sus derechos laborales y la necesidad de exigir la aplicación de la Ley Federal del Trabajo y el artículo 123.

Más tarde el contingente sostuvo un foro en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Orizaba en donde expusieron la realidad por la que atraviesan los integrantes del SME a raíz de su despido de Luz y Fuerza ordenada por la dictadura que encabeza Felipe Calderón.

Así mismo Martín Esparza en rueda de prensa resaltó que existe repudio total de los trabajadores de Luz y Fuerza por ello a la fecha más de 18 mil trabajadores y 22 jubilados no han cobrado su bono de liquidación, paralelamente a ello presentaron una denuncia en contra del gobierno federal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nacional así como ante organismos internacionales. En este sentido subrayó que han recibido respaldo de organismos no gubernamentales de varios países del mundo, así como por organizaciones mundiales de derechos humanos.

Fuente

Martín Esparza en Orizaba, Veracruz

ESTARÁ EN ORIZABA el dirigente del SME, Martin Esparza Martínez, en donde impartirá una conferencia pública en relación a la situación actual del Sindicalismo Mexicano y también de las reformas de explotación de la clase trabajadora, ya que las conquistas laborales se ven amenazadas por la innovación que promueven Felipe Calderón y el Secretario de Trabajo, Javier Lozano Alarcón, puesto que intentan perjudicarla al elevar la competitividad de la planta productiva nacional, porque el quebranto de la economía se debe en gran medida al TLC, según lo declarado por el maestro, Jorge Cruz Ibáñez, presidente del Frente Ciudadano “Ricardo Flores Magón (FCRFM)” . Indico que este foro en defensa del Sindicalismo Mexicano y la clase trabajadora en general, es necesario porque se harán apreciaciones del actuar del gobierno en donde se le ha dado un impulso enorme a las grandes empresas transnacionales y la de los privilegiados del sistema en una competencia desigual que han avasallado a los productores nacionales y que sí pagan impuestos, dijo el presidente del FCRFM. La conferencia del dirigente del SME se verificara este día a las 16 horas en el Instituto Tecnológico de Orizaba.

Fuente