martes, 8 de junio de 2010

El gobierno, contra los sindicatos

Con los desalojos policiales de las minas de Cananea, Sonora, y Pasta de Conchos, Coahuila, efectuados entre las últimas horas del pasado domingo y la mañana de ayer, lunes, el gobierno federal ratificó su orientación antisindical y su determinación a resolver, por medio de la fuerza policial, los conflictos laborales. En el caso que involucra al sindicato minero y al Grupo México, concesionario de ambos socavones, fue el propio Ejecutivo federal el que, en tiempos de Vicente Fox, echó a andar el conflicto, al criminalizar a la dirigencia sindical luego de que ésta exigió justicia para los 46 trabajadores que murieron en Pasta de Conchos en febrero de 2006, a consecuencia de fallas de seguridad atribuibles a la empresa y a las propias autoridades laborales, que son las encargadas de verificar las medidas de protección. Desde entonces el gobierno ha perseguido judicialmente al secretario general del sindicato, Napoleón Gómez Urrutia, y ha intervenido sin recato en la vida interna de esa organización.

Son inocultables los paralelismos entre el trato gubernamental al gremio minero y la beligerancia oficial contra el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), privado de su fuente de trabajo mediante la extinción, por un decreto presidencial de legalidad dudosa, del organismo paraestatal Luz y Fuerza del Centro (LFC), en octubre del año pasado. En uno y otro caso la Secretaría del Trabajo negó la “toma de nota” a las respectivas dirigencias, tomó partido por grupos disidentes minoritarios y emprendió una campaña sistemática de descalificaciones públicas y amenazas contra los trabajadores. En ambas circunstancias, por añadidura, la administración calderonista ha ordenado diversas agresiones policiales contra los sindicalistas y sus manifestaciones de protesta.
El correlato de la hostilidad antisindical del gobierno –respaldada en la mayor parte de los episodios por el Poder Judicial– ha sido una actitud pro empresarial, expresada, en el caso de la industria minera, en la exoneración de los propietarios de Grupo México de toda responsabilidad legal por el accidente de Pasta de Conchos y por la disposición oficial a favorecer, por todos los medios posibles, los intereses patronales. Por lo que respecta a la industria eléctrica, el golpe contra el SME ha sido aprovechado, adicionalmente, para ofrecer oportunidades de negocios, contratos y concesiones a diversas compañías privadas, empezando por las que la Comisión Federal de Electricidad reclutó para dar mantenimiento –a todas luces insuficiente, por lo demás– a la red de distribución eléctrica en el centro del país.

El desalojo de Cananea no fue tan pacífico como presumía ayer la Secretaría de Gobernación, si se considera que hay lesionados y que en la acción se emplearon granadas de gas lacrimógeno, toletes y, según la versión de los mineros, armas de fuego. Igualmente grave es el señalamiento de que las propias fuerzas policiales propiciaron el incendio de un local del yacimiento, perpetrado, a decir de los sindicalistas, por un grupo de porros que acompañaba a las fuerzas del orden.

El peor de los incendios, sin embargo, puede ser de orden social, y resulta desolador que el gobierno federal parezca empeñado en producirlo mediante el mantenimiento de una política económica generadora de pobreza, desigualdad y desempleo, una tónica persistente de violaciones a los derechos humanos y una política de constante confrontación que desmiente los insistentes llamados oficiales a la “unidad de todos los mexicanos”.
Fuente

Descarta el SME mover el campamento que mantiene en el Zócalo capitalino

P. Muñoz, A. Méndez y M. Pérez

Periódico La Jornada
Martes 8 de junio de 2010, p. 14
Los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en huelga de hambre en el Zócalo decidieron que no moverán el campamento para dar paso a las instalaciones de la megapantalla en la que serán transmitidos los partidos del Mundial del futbol. “Parece que a los gobiernos les interesa más un Mundial que los problemas del país”, señalaron.

El secretario del exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas, Fernando Amezcua, sostuvo que el plantón que mantienen los electricistas en la plancha del Zócalo capitalino no se moverá. “No permitiremos que nos retiren del lugar para que el gobierno capitalino coloque las pantallas gigantes para la realización del FIFA Fan Fest”.

Responsabilizó al gobierno de cualquier agresión en contra de los trabajadores, quienes ya tienen su círculo rojo y no lo reducirán. “Se trata de un servilismo a las empresas trasnacionales, pues el dinero que acumulen por ese evento no se quedará en el país.

“Al gobierno le interesa quedar bien con los empresarios y a los trabajadores los golpea, desaloja, los maltrata, por lo que los electricistas en ayuno no se moverán”, dijo.
Por otra parte, miembros del SME se manifestaron ayer frente a las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y exigieron a los ministros que concedan el amparo a los trabajadores que se quedaron desempleados desde que el gobierno calderonista ordenó la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), a finales del año pasado.

Aunque por la mañana había trascendido que el líder del gremio, Martín Esparza, se reuniría con alguno de los ministros, éste no acudió al mitin y ninguna otra comisión de los manifestantes pudo dialogar con alguna autoridad de la Corte.

Desde que esta instancia atrajo el estudio del juicio de amparo en revisión interpuesto por los trabajadores electricistas con el propósito de que se cancele el decreto de extinción de Luz y Fuerza, este gremio se manifiesta una vez por semana frente a las escalinatas principales del máximo tribunal del país.

Fuente

Repiten la dosis del SME en Cananea

8 Junio, 2010 - 01:11

Nuevamente, el gobierno federal recurrió a la Policía Federal para liberar las instalaciones de una empresa que era resguardada por sindicalistas, en esta ocasión se trató de los mineros que mantenían una prolongada huelga.

Hay algunos elementos que coinciden en ambos casos, además de la llegada de las fuerzas de seguridad en la madrugada, y son las ofertas jugosas para ser liquidados inmediatamente, lo cual abona a desactivar mayores manifestaciones.

Aunque la huelga ya había sido declarada inexistente debido a que se concluyeron las relaciones laborales con la empresa, los extrabajadores retuvieron la mina de Cananea. Al igual que a los 44,000 extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro, la empresa otorgará liquidaciones, a los más de 1,000 mineros, superiores a lo establecido por la Ley Federal del Trabajo.

La diferencia es que los trabajadores de Cananea sí podrán ser recontratados, pero bajo un Contrato Colectivo y un sindicato distinto.

CREDITO:
Pilar Martínez y Omar Brito / El Economista


Fuente

El destino del SME ante la Corte

Magdalena Gómez
La huelga de hambre que mantienen mujeres y hombres integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) forma parte de las múltiples vías que se han intentado para recuperar la fuente de trabajo que les fue despojada de manera arbitraria. Constituye también una forma de llamar la atención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las graves implicaciones sociales, políticas y humanas que tendrá la posición que asuma al resolver el caso SME. Y que no se llamen a escándalo alegando que no aceptan presiones, cuestión que además de no ser veraz denota una visión sobre el derecho y la justicia de la que la realidad que el país está viviendo no se compadece. Hay de presiones a presiones: cuando los funcionarios de alto nivel o los prominentes abogados van a desayunar a la Corte están cabildeando” y se vale, pero cuando los movimientos sociales afectados por decisiones de jueces y magistrados reclaman movilizados resulta inaceptable.

Además de analizar la constitucionalidad o no del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro, las ministras y los ministros deberían dar cuenta de sus implicaciones. ¿Cuántos organismos públicos se han extinguido con la cláusula final de que se respetarán los derechos de los trabajadores y automáticamente pasan a formar parte del “nuevo patrón”? ¿Por qué no se hizo igual en este caso? Si se enredan sólo en la bandera del formalismo acerca de si puede o no el Ejecutivo extinguir el organismo de Luz y Fuerza estarán obviando el hecho de que lo que se organizó fue el despido masivo, sin proceso previo alguno, de más de 40 mil trabajadores afiliados a uno de los pocos sindicatos históricos en este país con vínculos y trayectoria democrática.

La resolución de la juez primera de distrito que ha sido impugnada por el SME justifica la decisión del Ejecutivo de “extinguir” por razones financieras el organismo de Luz y Fuerza del Centro, desestimando el hecho de que tal decisión, en todo caso, y respetando los derechos de los trabajadores, correspondería al Legislativo, como lo fue para su creación. Y lo más grave es que so pretexto de que se trataba de una empresa ineficiente que prestaba un servicio de interés público, ubica la violación de derechos laborales como “un acto de molestia” frente a la defensa de un servicio estratégico. ¿La tesis calderonista del daño colateral? Los abogados del SME han dado puntual cuenta de la cadena de agravios que la resolución de la juez contiene. Debemos esperar que sean valorados y reconocidos por la Corte decidiendo en consecuencia.
Ojalá que enfoquen la mira en la vigencia de los derechos fundamentales de los asalariados y tomen conciencia de que la posición que asuman puede poner un alto a la embestida contra las trabajadoras y los trabajadores, que ahora resultan fácilmente prescindibles. Puedo imaginar el escepticismo que generan mis palabras en esta solitaria interlocución con una instancia tan polémica como la Suprema Corte, y sin embargo me hago cargo de que no debemos obviar la demanda de auténtica impartición de justicia que haga sentido a la democracia que requerimos, pues hoy por hoy está claro que el Poder Judicial debe transformarse, igual que los otros dos poderes.

Queda claro a estas alturas que las ministras y los ministros tienen diversas posturas jurídicas y políticas. Sí, lo dije bien y lo reafirmo: políticas e ideológicas. Basta con observar los contrastes en América Latina en los enfoques y visiones constitucionales en países como Argentina o Colombia, que no obstante las regresiones del Ejecutivo o las veleidades del Legislativo asumen la defensa de los principios fundamentales con autonomía e independencia, y por ello son factor de gobernabilidad.

Regresando a la huelga de hambre, los integrantes del Grupo Paz con Democracia visitamos su campamento en el Zócalo y encontramos que pese a que hay quienes llevan 40 días ahí, se aferran a encontrarle sentido a su sacrificio en función de que la Corte defina ya su posición. Obviamente esperan justicia. Este ejemplo está sirviendo además para que el resto de sus compañeras y compañeros les acompañen y se cohesionen para seguir luchando pacíficamente por sus derechos. Mientras, les llegan noticias de que en la Corte no están tratando este asunto con la urgencia que requiere. Obviamente, es más importante este asunto que la muy publicitada resolución de la semana pasada sobre “brujos”, curanderos y charlatanes.

Con el SME se ensayó la fase extrema del adelgazamiento del Estado porque lo que está en juego a través de la Comisión Federal de Electricidad como “empresa de clase mundial” es la privatización y la comercialización de otro proyecto. Si en algún momento se lograra clarificar y denunciar la problemática real de Luz y Fuerza del Centro seguramente se vería que han pretendido liquidar a dicho sindicato porque sigue siendo emblemático dentro de los sectores democráticos. De la Corte sólo se espera que defienda la Constitución. ¿Es mucho pedir?
Fuente

Huelga de hambre, represión, persecución al SME. ¿Qué sigue?

Martes, 08 de Junio de 2010 00:00
Escrito por Roberto Mendoza Delgado y José Martínez Cruz Nuestra solidaridad y reconocimiento al compañero Cuauhtémoc Serratos por los 34 días que permaneció en huelga de hambre junto a los demás compañeros y compañeras del SME. Sabemos que significa compromiso de clase con la lucha de uno de los sindicatos históricos y más combativos de nuestro país. Hoy se requiere fortalecer la lucha del SME, acompañando el campamento instalado en las instalaciones sindicales en la colonia Amatitlán, en Cuernavaca.
¡Adelante Cuauhtémoc! ¡La lucha continua! ¡Viva el SME! ¡Son ellos o somos nosotros!
Conocemos la lucha del SME desde hace muchos años. Tenemos familiares que han trabajado durante toda su vida en la introducción de las líneas de energía. No somos neutrales en esta lucha por la defensa de los derechos. Nos ponemos sin duda alguna del lado de la clase trabajadora.
El gobierno ilegítimo de Felipe Calderón, desde su fraudulenta llegada a la presidencia, ha implantado una política que refleja y representa los intereses del gran capital. Así, para preservar el negocio del triple play, desaparece a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, llevando a cabo una brutal agresión contra el SME, de esta manera pretende eliminar a una organización que ha estado en la primera línea de combate frente a la política privatizadora de este gobierno usurpador.
Frente a esta acción anticonstitucional y al margen de toda legalidad, la solidaridad con el SME se desarrolló, pasando por la constitución de la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular. La resistencia crece, extendiéndose más allá de la zona de trabajo del SME. Sin embargo, gobierno no retrocede en esta agresión, por el contrario se ha ensañado con el uso de la fuerza policíaca.
Hoy el gobierno se prepara para dar un paso más en su camino con la reforma laboral panista. Como el golpe al SME, se trata de una agresión al conjunto del movimiento obrero. Esta iniciativa pretende impedir derechos como la contratación colectiva, la titularidad contractual, la libre sindicalización, la defensa legal de la clase trabajadora, entorpece nuevos registros sindicales, impulsa el trabajo precario y la terciarización laboral u outsourcing, es decir la contratación de trabajadores en una empresa para emplearlos en otra; medida con la que se ha buscado evitar la existencia de una relación laboral entre patrones y trabajadores, así como impedir el acceso a derechos laborales básicos como la seguridad social.
Esta situación se combina con la incapacidad del gobierno para garantizar la seguridad de las y los ciudadanos, cuya política, con el uso creciente del Ejército, lejos de resolverse, se incrementa la inseguridad, el número de muertos se eleva a niveles de escándalo y todo por una operación para legitimar su gobierno.
Esta política está llevando a una criminalización de la lucha social, un incremento de la violación de los derechos humanos y generando un clima que lleva a una restricción de las libertades democráticas.
La necesidad de impulsar la solidaridad con la lucha del SME; que desde el 25 de abril inició con 80 hombres y 13 mujeres sindicalistas una huelga de hambre en el zócalo de la ciudad de México, misma que si bien se ha venido reduciendo en su número por la salida de quienes han sido llevados al hospital luego de más de 40 días de no ingerir alimentos, expresa la urgente necesidad de extender la política del Frente Único más allá de la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular, para hacer frente a la escalada que se expresa en la iniciativa de imponer la reforma laboral panista que afecta al movimiento sindical y al conjunto de la clase trabajadora, la dimensión de la ofensiva, la gravedad de la situación, la necesidad de la unidad, del combate y de discutir y analizar la mejor forma de expresar la solidaridad de clase.
En Morelos llevamos años trabajando en la coordinación de las luchas obreras y sindicales con otros movimientos sociales, desde una perspectiva de izquierda socialista y revolucionaria, internacionalista, feminista, para desarrollar una política de igualdad, fraternidad y solidaridad, con conciencia de clase.
Hay quienes pretenden imponernos su visión supuestamente apolítica en la lucha por los derechos humanos y nos critican nuestra falta de imparcialidad, como si la forma de resolver las violaciones a los derechos humanos fuera a través de mediar entre torturados y torturadores, entre golpeados y golpeadores. Nosotros decimos que no.
Que para defender los derechos laborales hay que estar claramente del lado de las y los trabajadores. O son ellos, o somos nosotros, como dicen los trabajadores del SME. Desde que fundamos el Frente Pro Derechos Humanos en 1977, hemos tratado de mantener esta perspectiva de lucha unitaria.
Hoy somos impulsores de esta coordinación a través del Pacto por la Soberanía, como lo hicimos al impulsar la Convergencia Sindical y Social durante años.
Hoy que se recrudece la ofensiva represiva contra el SME no hay que bajar la guardia, por el contrario, se requiere fortalecer la lucha en defensa de los derechos humanos de todas y todos los trabajadores de nuestro país, tanto sindicalizados como informales, ya que a los únicos que beneficia la división de la clase trabajadora es a los dueños del capital para seguir manteniendo su poder.
* Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, CIDHM.
Fuente

El SME no cederá espacio para el FIFA Fan Fest: Amezcua

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) no cederá ni un milímetro “del círculo rojo”, donde tienen instalado el plantón en el Zócalo de la ciudad de México para que se instale la infraestructura del FIFA Fan Fest, con motivo del Mundial de Fútbol en Sudáfrica, informó el vocero de esa organización Fernando Amezcua.
Luego de que manifestará el apoyo del SME a los mineros por el aseguramiento de instalaciones de la mina de Cananea, Sonora, Amezcua reiteró: “Advertimos al gobierno del Distrito Federal y al Federal, que nos quitamos y no vamos a permitir ninguna agresión al círculo rojo donde están nuestros compañeros en huelga de hambre”.
Ayer, Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo del Distrito Federal, informó que para el miércoles próximo se prevé que los integrantes del SME hayan reducido significativamente el campamento para que la plaza sea ocupada en 90 por ciento para el festejo.
Reconoció no estar preocupado porque a nivel internacional se dé a conocer la protesta, ya que las ciudades donde se concretó el FIFA Fan Fest intercambiarán imágenes.
Al respecto, Amezcua sostuvo: “Si ya están instalando las pantallas, no se que se quejan”, si el espacio para estas está avanzando y el llamado “círculo blanco”, donde estaban los encargados de la seguridad de los huelguistas, ya cedió espacio.
No obstante, insistió en que no hay que creer que el evento en el Zócalo con motivo del Mundial de Futbol en Sudáfrica, traerá beneficios económicos para los mexicanos, pues quienes tendrán ganancias millonarias son los patrocinadores como una empresa refresquera. “Ese dinero no se va a quedar en México”, subrayó.
Fernando Amezcua, dijo que responsabiliza al gobierno federal si como en Cananea la Policía Federal o local intentan desalojar a los manifestantes del SME de la Plaza de la Constitución. Informó que las protestas continuarán y que el próximo 10 de junio realizarán una marcha apoyados de estudiantes de instituciones de educación media superior y superior, para recordar el llamado “halconazo” y reiterar la inconformidad del SME por la extinción de Luz y Fuerza del Centro. (SUN)

Fuente

¿Nueva Ley Federal del Trabajo? La contrarreforma neoliberal panista-patronal

Escrito por Román Munguía Huato
Lunes, 07 de Junio de 2010 20:03

México.

A principios de la década de los ochenta con las políticas neoliberales se han venido agudizando las condiciones laborales de los trabajadores mexicanos entre otras causas por una escasa y deficiente organización gremial, derivada de un precario y débil sindicalismo clasista democrático e independiente. Pero es a partir de los años noventa que el capital local y foráneo decidió emprender una serie de reformas “estructurales” neoliberales, incluida la reforma laboral que comprende una modificación radical patronal a la Ley Federal del Trabajo, la cual contempla nuevas formas de regulación jurídica y cambios a las formas de contratación del trabajador, a las jornadas de trabajo, etcétera, para debilitar a los sindicatos y expoliar más a los trabajadores. Esta reforma laboral se viene aplicando gradual o directamente en los hechos prácticos y está en la agenda inmediata del gobierno calderonista. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) prepara ya el terreno para la reforma laboral con la revisión de 153 iniciativas de reforma a esa legislación, iniciada desde el 2002.

La Iniciativa Lozano –llamada así por el nombre del titular de la STyPS, Javier Lozano Alarcón–, es el proyecto jurídico del gobierno panista de Felipe Calderón para modificar la Ley Federal del Trabajo (LFT). Aunque el análisis de la iniciativa arrancó el pasado13 de abril, será hasta el nuevo periodo de sesiones de la LXI Legislatura, a partir de septiembre, que se pondrá en marcha el debate de tal propuesta. El sólo hecho que este secretario sea quien proponga una reforma a la LFT es para advertirnos claramente de su profunda naturaleza antiobrera y antisindical; es decir, estamos hablando de uno de los principales represores de los trabajadores mexicanos y de los sindicatos democráticos e independientes del país, y de aquellos organismos gremiales actualmente en conflicto con la parte patronal, como son, entre otros, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), y la Sección 65 del Sindicato Minero, de Cananea, Sonora, actualmente en huelga contra la empresa Industrial Minera México, la más grande compañía minera del país, cuyo propietario es Germán Larrea, uno de los hombres más ricos del mundo y también uno de los principales responsables de la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila, el 19 de febrero de 2006.

Además, Lozano Alarcón, definido como el camorrero de su jefe, el que hace el trabajo sucio, forma parte del grupo muy nutrido de altos funcionarios del gobierno federal envuelto en una profunda corrupción y en grandes escándalos, como es el caso del chino Zhenli Ye Gon y los misteriosos 205 millones de dólares escondidos en una mansión de Las Lomas de Chapultepec. Alarcón lo chantajeó para obtener fondos destinados a la campaña presidencial de Felipe Calderón. Lozano Alarcón, quien había sido subsecretario de Comunicación de Gobernación en el gobierno zedillista, ahora pretende ser uno de los políticos más serviles a los grandes empresarios para perfilarse como candidato panista presidencial al 2012.

Pero mientras que por un lado el gobierno espurio de Felipe Calderón trata de cumplir muy bien su papel de guardián feroz de los grandes capitales locales y extranjeros reprimiendo a los trabajadores, por otro, establece alianzas muy claras con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), representado por Elba Esther Gordillo; el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), representado por Carlos Romero Dechamps; y el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), encabezado por Víctor Fuentes del Villar; tres de los más conspicuos dirigentes del charrismo sindical; por eso, es absolutamente demagógico y cínico lo dicho por Lozano Alarcón de que su iniciativa de reforma “acabará con muchos años de privilegios que gozaron las dirigencias sindicales”.

La LFT vigente data del 1 de mayo de 1970 y requirió diez años de elaboración. Promovida en 1960 por el presidente Adolfo López Mateos, quien reprimió el movimiento obrero democrático e independiente –especialmente las luchas de los trabajadores ferrocarrileros–, fue aprobada al final del periodo de Gustavo Díaz Ordaz, quien ordenó, a su vez, la matanza de cientos de estudiantes y pueblo en general en Tlatelolco, en octubre de 1968. Esta ley correspondió a todo un periodo histórico de la llamada política desarrollista (1940–1970) dentro del cual el capital tuvo una expansión significativa; pero eran ya los estertores de una economía proteccionista que casi una década después daría paso al neoliberalismo a partir de 1982 con el régimen de Miguel De la Madrid Hurtado. Sin embargo, fue durante el régimen oprobioso de Carlos Salinas de Gortari cuando en realidad se implantó drásticamente la política neoliberal, por lo que la LFT se constituía en un verdadero estorbo jurídico para una mayor sobreexplotación de la fuerza de trabajo. No obstante, en los hechos prácticos gran parte de la LFT, las medidas protectoras para el trabajador, queda anulada por la subordinación y complicidad de las autoridades de la STyPS y las Juntas de Conciliación y Arbitraje locales y federales con los intereses de la burguesía local y extranjera. Con la Iniciativa Lozano, se trata de adecuar el marco normativo laboral a una acumulación de capital más intensiva en la explotación de la mano de obra; en otras palabras, se trata de legalizar lo que en los hechos está sucediendo en los procesos productivos para que no haya ninguna o casi ninguna restricción jurídica para el capital en materia laboral: el paraíso laboral para el capital. Hablar del capitalismo salvaje es, precisamente, imponer casi en todos los órdenes sociales la ley del capital; no sujeto a ninguna ley más a la suya propia. En definitiva, se trata pues, de que la mano de obra sea lo más barata posible en el mercado laboral, tanto para el capital local como para las inversiones capitalistas externas. En gran medida, con la reforma laboral panista se pretenden atraer las inversiones de capital foráneo ofreciendo una mano de obra cuyo costo salarial sea lo más bajo posible.

“Desde el periodo presidencial de Miguel de la Madrid (1982-1988) y durante las administraciones siguientes –dice un artículo de La Jornada–, hasta la actual, el gran empresariado ha conseguido imponer reformas estructurales como apertura del mercado interno, «adelgazamiento» del Estado, liquidación de las estrategias de bienestar social y de subsidios a la economía popular, privatización masiva de bienes públicos, debilitamiento del ejido (mediante la modificación del artículo 27 constitucional), transferencia de los fondos de jubilación de los trabajadores a las corporaciones financieras privadas, políticas de contención salarial y de hostigamiento oficial a los sindicatos independientes, desregulación indiscriminada y aplicación de criterios fiscales que exoneran de la mayor parte de sus obligaciones a los grandes capitales y se encarnizan con los causantes cautivos.

“El resultado de ésas y otras reformas estructurales, que son el tren de aterrizaje del modelo económico neoliberal, ha sido catastrófico y trágico: el sector informal de la economía ha crecido junto con el desempleo (tanto el abierto como el disimulado por las cifras oficiales), la pobreza, la miseria y la marginación; se ha vuelto intolerable la desigualdad social causada por la concentración de la riqueza en manos de unos cuantos; el país ha perdido soberanía en todos los ámbitos; buena parte del agro –al menos, la que no ha sido reestructurada en grandes industrias orientadas primordialmente a la exportación– ha sido arrasada; la migración se ha multiplicado, igual que la desintegración social y familiar. Tales condiciones han producido, a su vez, una descomposición institucional inocultable y una pérdida del control efectivo del territorio por los organismos del Estado, y se ha creado, así, el margen de acción para una violenta criminalidad que hoy en día escapa a cualquier intención de control o contención por parte de las autoridades.” [1]

En efecto, con la irrupción del neoliberalismo en el país la pobreza social se ha venido incrementando aceleradamente; una pobreza que viene acompañada con un creciente desempleo, la precarización del mundo del trabajo con la perdida de los derechos laborales relativos a la seguridad social (11 millones de empleados no cuentan con seguridad social), las prestaciones sociales, mayor empleo “informal”. Pero es el vertiginoso aumento de la subcontratación de la mano de obra (outsourcing; sous-entrepise: marchandage) lo que caracteriza la modalidad del empleo “formal”, todo ello bajo el marco de la llamada flexibilización laboral, lo que significa explotación intensiva e indefensión jurídica del trabajador. El outsourcing se practica especialmente en las maquiladoras, una producción de ensamblaje casi exclusivamente para el mercado externo. Las maquiladoras se han convertido en los hechos en “sweat shops”, talleres del sudor. Desde la llegada al poder presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN), en el 2000 con Vicente Fox, se dio un importante crecimiento de los contratos de protección en las maquiladoras. Por ejemplo, en Tijuana, al menos desde 1989, se calcula que más de 700 de las 890 maquiladoras de esa ciudad fronteriza tienen sindicatos fantasmas. Sindicatos “blancos” o “fantasmas”, el hecho es que los trabajadores están casi totalmente desprotegidos. En México, se estima que poco más del 90 por ciento de los contratos colectivos son contratos de protección para la patronal en manos de sindicatos “fantasmas”. Además, sólo uno de cada cien asalariados está incorporado a alguna organización sindical, lo cual refleja la desprotección en que trabajan miles de mexicanos. En el sector “informal” se encuentra 61 por ciento de la población económicamente activa (PEA). Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de 13 millones de afiliados que tiene registrados, 21 millones deberían estarlo (datos de 2007).

La propuesta patronal

El proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la LFT, que presentó el diputado panista José Gerardo De los Cobos Silva, el 18 de marzo pasado, consiste básicamente en:

Incluir nuevas modalidades de contratación individual.

Limitar la generación de salarios vencidos (caídos).

Eximir al patrón de la obligación de reinstalar al trabajador con una antigüedad menor a tres años al momento del despido.

Suprimir el escalafón ciego, a efecto de privilegiar la productividad.

Incorporar la multihabilidad obligatoria, como mecanismo para incrementar la productividad y los ingresos de los trabajadores.

Declarar la inexistencia de la huelga si el sindicato no cumple con los requisitos para el emplazamiento previstos en sus propios estatutos.

Negar el trámite a emplazamientos a huelga por incumplimiento al contrato colectivo o contrato ley, cuando no se precisen las violaciones y su forma de reparación.

Regular la subcontratación, tercerización u outsourcing.

Se propone, pues, la contratación a prueba de uno a seis meses, improrrogables, sin necesidad de ser contratados ocho horas diarias y seis días a la semana, así como el pago por hora.

Por supuesto, la propuesta panista pretende disfrazar los intereses del empresariado mexicano, especialmente los de la Confederación Patronal de la Republica Mexicana (COPARMEX). En la administración foxista el promotor fue Carlos María Abascal Carranza, entonces titular de la STyPS y ahora por Javier Lozano Alarcón. [2] En realidad, la Iniciativa Lozano pretende trastocar y nulificar derechos inalienables de los trabajadores mexicanos tales como: la estabilidad en el empleo, la contratación colectiva, el tiempo del empleo contractual como fuente de derechos, la jornada de 8 horas, el derecho a la sindicalización y a la autonomía e independencia sindicales, el derecho de huelga y el derecho a un salario suficiente entre muchos otros.

Los diputados panistas arguyen que “la economía mexicana demanda acciones urgentes para alcanzar mayor productividad y competitividad. El índice de competitividad del Foro Económico Mundial, que incluye a 133 países, muestra que México ocupa la posición 115 en eficiencia y participación de la mujer en el mercado laboral. Según el índice Doing Business del Banco Mundial, de 181 naciones, nuestro país se ubica en el lugar 103 en el índice de dificultad de contratación; en el 116 en el costo por despido y en el lugar 98 en el índice de flexibilidad en los horarios laborales. Los indicadores de competitividad muestran que México tiene la necesidad de realizar cambios estructurales, como lo es la adecuación de la legislación laboral, ya que los costos de no impulsar una reforma efectiva se traducirán en mayores repercusiones económicas para ésta y las próximas generaciones.”

Se dice pues que “con la reforma a la Ley Federal de Trabajo (LFT), México podría avanzar de 20 a 25 posiciones en el indicador de eficiencia laboral, uno de los 12 pilares de competitividad que evalúa el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). En el último año nuestro país cayó cinco lugares en ese rubro y obtuvo su peor calificación, al ubicarse en el sitio 115 de 133 naciones, por debajo de Bangladesh, Mali, Nepal, Filipinas y Sri Lanka, señala la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Con las modificaciones a la LFT, México podría colocarse en niveles similares a la India, Brasil y Rumania en eficiencia laboral, y avanzar tres posiciones en el Índice Global de Competitividad del WEF, donde actualmente se ubica en el escalón 60.”[3] Con todo ello, lo que también está detrás de esta reforma es que los trabajadores sean quienes carguen el pesado fardo de la crisis económica. Según los legisladores panistas, y quienes apoyan esta iniciativa, esta reforma sería la panacea para resolver los graves problemas económicos y sociales del país; por un lado, la competitividad y, por otro, el desempleo. Desde la visión empresarial, la competitividad esta asociada con el aumento de la productividad, y esta última con un mayor rendimiento del trabajador, pero con salarios miserables y desprotegidos socialmente. “Acción Nacional pretende esconder que en el fondo «su propuesta» intenta ofrecer la fuerza de trabajo mexicana en charola de plata a los inversionistas nacionales y extranjeros. Esto es, la profundización de la explotación intensiva y extensiva de nuestra fuerza de trabajo, y con ello, la maximización de la extracción de la plusvalía generada por los trabajadores, es decir, multiplicar las tasas de ganancia y una mayor acumulación de capital, para una oligarquía insaciable y rapaz.”[4]

Bajo las actuales circunstancias, el capital está imponiendo condiciones draconianas para el grueso del pueblo trabajador y quiere ir por todo; es decir, desmantelar toda medida reguladora y proteccionista de la fuerza de trabajo, que significa grandes conquistas de clase del proletariado mexicano, emanadas del proceso revolucionario del siglo pasado. Para los trabajadores debe estar claro que esta iniciativa de reforma laboral atenta radicalmente contra sus intereses de clase y que nunca será la solución a la profunda crisis económica y social del país; por el contrario, lo hundiría más en ella. Se requiere iniciar un proceso urgente de (re)organización de los propios trabajadores y sus sindicatos. Es imprescindible constituir un frente único de resistencia proletaria, una de cuyas tareas debe ser, como bien lo propone el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME): “El rechazo total y absoluto a ese proyecto patronal-panista de reforma a la LFT, para lo cual, llamamos a todos los trabajadores y las direcciones sindicales; a organizarnos desde la base de nuestros sindicatos; a organizarlos ahí donde no los haya; a establecer coordinaciones locales, estatales y a nivel nacional; a preparar un gran encuentro nacional de todos los referentes gremiales y sindicales, y sobre todo, a movilizarnos intensiva y masivamente para detener este gravísimo atentado contra la clase trabajadora en su conjunto. Exigir la inmediata renuncia de Javier Lozano Alarcón de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social, por ser un factor de confrontación social en virtud de ser un funcionario absolutamente parcial a los intereses de la clase dominante y de perjuicio a la clase trabajadora. Establecer una alianza de largo aliento entre los trabajadores sindicalizados y los trabajadores sin salario patronal, los cuales desde ahora, anuncian que se suman a la lucha en defensa de la LFT, con sus propias demandas justas y legítimas. De manera inmediata, llamamos a todos los trabajadores a organizar el próximo primero de mayo, Día Internacional del Trabajo, como una gran jornada nacional de protesta y rechazo a la reforma patronal-panista y por la exigencia del cumplimiento irrestricto de lo establecido en el Artículo 123 Constitucional y en la LFT.”


--------------------------------------------------------------------------------

[1] Ceesp: ¿más reformas estructurales? La Jornada, México, 19 de abril del 2010.

“En el más reciente Análisis económico ejecutivo, reporte semanal del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), se apremia a la clase política, y en particular a los integrantes de la actual legislatura, a aprobar las reformas estructurales «pendientes», en especial las que se refieren a competencia y las propuestas de reforma laboral y del Estado. El organismo llama a aprovechar las oportunidades generadas por la crisis económica, a fin de «hacer más productivo al país» y «ganar terreno a nivel mundial».”

[2] Abascal Carranza hablaba de una Nueva Cultura Laboral, pero ese concepto se dejó de lado en la actual iniciativa. Aunque suene a surrealismo puro, "El presidente de la Comisión para las Causas de los Santos, de la arquidiócesis de México, Gerardo Sánchez, se mostró sorprendido por la urgencia con que el grupo Provida, apoyado por organizaciones como los Caballeros de Colón y la Unión Nacional de Padres de Familia, solicitó que se inicien los trámites para la canonización del exsecretario de Gobernación Carlos Abascal Carranza, por haber «vivido plenamente su fe cristiana, sin abandonar sus principios y buscar siempre el bien común... Jamás renegó ni se avergonzó de Cristo...». «¡Santo súbito!»... «¡Santo súbito!»... es el clamor de muchos fieles católicos mexicanos, encabezados por el Comité Nacional Provida, que ya quieren ver en los altares al recién fallecido Carlos María Abascal Carranza, secretario del Trabajo y de Gobernación durante el sexenio foxista. Proceso, 5 de enero de 2009. Rodrigo Vera. Ciertamente, Abascal Carranza, recomendaba a los jóvenes encomendarse a la Divina Providencia para solucionar sus problemas de empleo.

[3] El Financiero, Lunes, 19 de abril de 2010.

[4] Resolutivo General del Foro de Análisis sobre el Proyecto de Reforma Laboral presentado por el Partido de Acción Nacional, organizado por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). 15 de abril de 2010.


Fuente

Van a Copala; ignora Oaxaca convocantes

Escrito por La Redacción
Lunes, 07 de Junio de 2010 22:28


Oaxaca, México. El secretario general de Gobierno de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, aseguró que aún no sabe quienes organizan la caravana que mañana intentará ingresar en San Juan Copala y que partió hoy.

Indicó que el Gobierno de Oaxaca solicitó al diputado federal Alejandro Encinas informe sobre la identidad de los organizadores, el número de asistentes y objetivos de la misión que intenta ingresar a Copala, comunidad que pertenece a la etnia triqui; sin embargo, aseguró que no recibió respuesta.

"No sabemos quien convoca, es necesario saber si tienen un escenario de paz", djio.

Martínez Ramírez reconoció que al Gobierno de Oaxaca le preocupa que se desarrolle la caravana mañana por dos factores principalmente, que son tiempos electorales o que ignoran que grupo o persona convocó y organiza la caravana.

Detalló que la oficina de Encinas les notificó que tiene un estimado de 300 participantes en la caravana y que el objetivo único es la entrega de víveres.

El secretario de gobierno afirmó que de acuerdo al "escueto" itinerario que les entregó la oficina del PRD, los participantes de la caravana tienen previsto ingresar a Copala a las 17:00 horas de este martes.

Por otro lado, el funcionario comentó que no es propicio el desarrollo de la caravana ya que las tres organizaciones civiles que controlan la región triqui no han firmado un acuerdo de paz, el cual, dijo, es necesario para que se desarrollen acciones como la caravana.

En tanto, Javier Rueda Velázquez, secretario de Seguridad Pública estatal, afirmó que custodiarán la caravana más de 300 elementos de la Policía estatal y agentes de tránsito, quienes viajarán con sus armas. Afirmó que los efectivos policiacos no tienen previsto utilizar sus armas.

María Candelaria Chiñas, Procuradora de Justicia, aseguró que ella estará en el Municipio cercano de Santiago Juxtlahuaca para dar seguimiento a la caravana y que en el convoy viajarán agentes del Ministerio Público, peritos médicos, peritos fotógrafos y peritos criminalistas.

La Secretaría de Salud del Estado afirmó que contarán con seis ambulancias y un equipo quirúrgico para cualquier contingencia.

La caravana humanitaria encabezada por Alejandro Encinas, coordinador del PRD en San Lázaro, y cinco legisladores más de este partido, salieron rumbo a San Juan Copala, Oaxaca, donde pretenden hacer llegar 30 toneladas de víveres para esta comunidad que se encuentra cercada por grupos paramilitares desde hace seis meses.

"Estamos cumpliendo el compromiso que asumimos con los compañeros del Municipio autónomo de San Juan Copala para acompañarlos a romper el cerco paramilitar que a lo largo de 140 días ha impedido el acceso de alimentos y medicinas a esta comunidad", dijo Encinas.

"Vamos en una misión de paz, vamos en una misión ciudadana; esperando que haya respeto y garantías a la integridad y seguridad de todos los integrantes de este conjunto".

En contraste con el funcionario oaxaqueño, el legislador indicó que previo a la salida de la caravana se realizaron las gestiones necesarias con el Gobierno federal y del Estado de Oaxaca, para que se garantizara la seguridad del contingente.

Sin embargo, mencionó, las respuestas han sido ambiguas por lo que en las últimas horas continuó en comunicación con la Secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República para que cumplan con su responsabilidad de asegurar la integridad de los integrantes de la caravana.

El contingente de al menos 200 personas, entre integrantes de 30 organizaciones sociales, 10 de ellas defensoras de derechos humanos, así como los diputados perredistas Rigoberto Salgado Vázquez, Leticia Quezada Contreras, Agustín Guerrero; y los asambleístas David Razu y Luis Felipe Egua, partió hace unos momentos con rumbo a Oaxaca.

Al grupo se sumó un contingente más del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en el que se encuentra una cuadrilla de técnicos para prestar asistencia eléctrica a la comunidad.

En abril pasado, los activistas Jyri Antero Jaakkola, de origen finlandés, y la mexicana Beatriz Alberta Cario Trujillo, murieron tras una emboscada a la caravana humanitaria que encabezaban con rumbo a San Juan Copala.

Fuente

Promoverán paro nacional en apoyo a mineros

Por Adriana Manjarrez / Dossier Politico

Dia de publicación: 2010-06-07


Alrededor de 10 organizaciones acudieron ayer a una reunión urgente convocada por el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (STAUS), con el fin de alcanzar acuerdos que les permitan trabajar en solidaridad con el sindicato minero de Cananea.

Jorge Rountree Cons, secretario de Relaciones Exteriores del STAUS, dijo que uno de los acuerdos es hacer público un manifiesto mediante el cual rechazan y repudian la política de uso de la fuerza pública para dirimir una controversia estrictamente laboral.

“En ese manifiesto vamos a plantear el repudio a la actitud del gobernador del Estado, quien en varias ocasiones, tanto con las organizaciones sindicales, sociales, como públicamente ante los medios de comunicación se comprometió a que no autorizaría el uso de la fuerza pública y obviamente menos la estatal”, dijo.

No obstante, agregó, se habla de que hay mil 500 efectivos, entre federales y estatales, en la toma de la mina, en un proceso de intimidación hacia los trabajadores.

Rountree Cons comentó que uno de los acuerdos es tener presencia este martes en el Congreso del Estado, así como planear acciones diversas para solidarizarse con la Sección 65 del sindicato minero de Cananea.

Una de dichas acciones, en sintonía con la convocatoria del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), pero ahora también en solidaridad con los mineros, indicó, consiste en promover para el 10 de junio un paro nacional, pues se requieren acciones más fuertes para defender los derechos laborales.

Piden participación

“El golpe que acaban de darle a los mineros es tan fuerte que esperamos que se muevan las conciencias de nuestros compañeros de otros sindicatos y que pudiéramos entrar en un proceso de acuerdo de esa talla para poder frenar en lo posible la acción que se está dando”, explicó.

“Que salga la policía de Cananea, que se restablezcan las condiciones para darle solución al conflicto desde el punto de vista laboral”, añadió Rountree Cons.

Hay alrededor de 40 organizaciones sindicales y sociales que podrían participar en estas acciones, dijo, y de las cuales se espera respuesta para que una acción como el paro nacional realmente tenga impacto y repercusión política.

“En el sindicalismo desgraciadamente a veces caminamos muy despacito ante el tamaño de los ataques que recibimos”, precisó.

Lo que pasó en Cananea es muy grave, destacó, y se ve peligroso no tener la capacidad para alcanzar acuerdos de lucha ni una política de movilización que coloque a las instancias de gobierno en la necesidad de tomar una postura de respeto hacia los derechos de los trabajadores.



Fuente

México: La historia de cómo han “madreado” por el gobierno fascista a todas los organismos sindicales y sociales

¡Que Cananea se convierta en chispa de la Revolución!
Pedro Echeverría V. | Para Kaos en la Red |


1. "Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí". Martín Niemoeller 1945. Pastor protestante, 1892-1984. (Frases –según se ha dicho- erróneamente atribuidas a Bertold Brech). Se han propagado en el mundo estas ideas para demostrar hasta qué grado de individualismo ha sido impuesto en los seres humanos por las sociedades opresoras. Una terrible ceguera y egoísmo que ha llevado a que los empresarios y los gobiernos destruyan –una tras otra- organizaciones de trabajadores mientras los líderes siguen defendiendo su pequeña capilla o coto de poder.

2. En México el gobierno derechista de Fox, en su primer año de gobierno, sometió a los indígenas rebeldes EZLN sin que nadie metiera la mano en su defensa. A nadie importó que en 1994 –cuando el gobierno priísta de Salinas festejaba que “México era ya un país del primer mundo” y bendecía la candidatura de Colosio como su sucesor- los indígenas en actos de valor se levantaran en armas para despertar a México. En 2001, después de la “larga marcha por la tierra” que partió de Chiapas y llegó al Zócalo de la ciudad de México, la dirigencia del EZLN confió –y al parecer no le quedó otro camino- en la Presidencia y en los legisladores que semanas después le dieron un golpe casi mortal al aprobar leyes antindígenas y al fortalecer el cerco militar alrededor del territorio rebelde. Nadie defendió porque no era indígena, ni del EZLN ni de Chiapas.

3. En 1997, 98, 2000 y en adelante, los obreros electricistas del SME fueron sin duda los más destacados luchadores contra la privatización de la electricidad y contra las llamadas “reformas estructurales”. Encabezaron por lo menos una decena de grandes marchas y mítines en la ciudad de México seguidos por cientos de miles de obreros y trabajadores del campo y la ciudad. Pero hace nueve meses el gobierno filofascista de Calderón ordenó el cese de 44 mil obreros y el fulminante cierre –con cualquier argumento- de la empresa Luz y Fuerza. Los trabajadores han recibido miles, muchos miles de apoyos verbales pero ninguno serio, real, concreto, porque todas las organizaciones están entretenidas “luchando” por sus cositas. Aunque también hay que pensar en que los mismos dirigentes no quieren apoyos para no tener que dar. ¿Así pensarán los obreros?

4. En 2005 el gobierno empresarial de Fox, al ver que López Obrador aventajaba hasta por 10 puntos en las encuestas por la carrera presidencial, tomó la decisión de frenarlo inventándole todo tipo de acusaciones para desaforarlo y llevarlo a la cárcel. AMLO se decidió por la movilización de masas y derrotó a Fox, al PAN y al PRI. Sin embargo ya en el proceso electoral AMLO fue sometido por un golpe de Estado proempresarial. Los sectores progresistas, en vez de defenderlo, lo dejaron solo. Aunque también AMLO, con un discurso en el que el pacifismo y el electoralismo fueron determinantes, logró alejar de su causa a todos aquellos que estaban decididos a ir más allá y a confrontar de verdad al gobierno. ¡Imaginen nada más qué joda! EZLN, AMLO, SME, APPO, han movilizado por separado hasta un millón de simpatizantes, y el gobierno de derecha los ha sometido.

5. En 2006 a finales del gobierno de Fox, ya Calderón en funciones como presidente “electo” y con el PRI negociando todo con el panismo, la brutal represión militar cayó sobre la APPO, la sección 22 y el pueblo de Oaxaca. Nadie metió la mano porque no era de la APPO ni de Oaxaca. Todos los “dirigentes de masas” –PRD, EZLN, SME, CNTE, desde sus casitas y oficinas- declararon su apoyo verbal, moral, que siempre sirve para un carajo. Calderón, Fox, Beltrones, Ulises Ruiz, se carcajearon de la llamada izquierda entretenida viendo por sus intereses políticos y gremiales. Los batalladores oaxaqueños fueron desalojados de la plaza, esta fue ocupada militarmente, los universitarios golpeados y perseguidos por militares, hasta que el 25 de noviembre fue invadida la ciudad. ¿Por qué íbamos a apoyar si estábamos entretenidos en nuestras políticas particulares?

6. Los mineros, cuyo sindicato ha dirigido Gómez Urrutia –como secretario general- desde su exilio, llevan luchando por lo menos cinco años contra las políticas antisindicales del gobierno de Fox y luego de Calderón. Han estado siempre solos porque los indígenas del EZLN están preocupados por “sus” derechos, porque López Obrador sólo entiende de asuntos electorales, porque la APPO no ha logrado expulsar a Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca, porque los electricistas y telefonistas andan peleando por el control del movimiento obrero, porque en la CNTE y otras organizaciones no se confía en Gómez Urrutia por ser hijo del líder espurio Gómez Sada. Es decir, dentro de las dirigencias progresistas o de izquierda siempre habrá mil y un pretextos para no acercarse a dialogar y para realizar tareas conjuntas. Qué tal.

7. Ahora el gobierno profascista de Calderón entra violentamente a los minerales de Cananea para expulsar a los mineros que estaban en huelga desde julio de 2007. Viene una larga batalla jurídica por violación al derecho de huelga, pero el gobierno sabe que “golpe dado ni dios lo quita”. Sabe el gobierno que tiene la fuerza de las armas y del poder y, con ello tiene también “la razón”. En vez de que los movimientos de masas intervengan para sacar de Cananea a los militares, publicará una decena de desplegados que sólo causarán risa a Calderón y su mafia. ¿Qué harán los electricistas, AMLO, el EZLN, la APPO, la CNTE, los telefonistas? Nada, absolutamente nada: Que cada quien se rasque con sus propias manos mientras Calderón, el perro Lozano y Gómez Mont, festejan estos golpes militares a tambor batiente. ¡Qué vergüenza para quienes aún nos decimos de izquierda!

http://pedroecheverríav.wordpress.com
Fuente

¿SMEjor ahora?

Escrito por Dr. Óscar Dorado, el 07-06-2010


No cabe duda que las lluvias se han atrasado sustancialmente este año de Centenario y Bicentenario.
En los últimos años, para mediados de mayo, los mexicanos, particularmente los morelenses, ya habíamos tenido uno que otro chubasco, a tal nivel que nuestra selva baja caducifolia para estas fechas ya estaba exuberantemente verde. Pero este pasado sábado 5 de junio cayó la primera lluvia “oficial”, la cual originó ciertos trastornos (como lo fue el corte de energía eléctrica en la colonia en la que vivo). Definitivamente dicha velada no fue nada agradable, ya que la “agüita” alborotó todavía más el calor, peor aún lo transformó en húmedo y bochornoso.
Fueron 18 horas las que nos la pasamos como ostras: sin luz, sin hielos, sin TV, con calor, y con flotillas de mosquitos que hasta llegué a querer, pues llevaban mi propia sangre, y la de toda mi familia. Por ahí de las 10 p.m. se me ocurrió llamar a la flamante Comisión Federal de Electricidad (CFE) para pasar la queja, buscando –supuestamente- regresar a la normalidad de nuestra vida cotidiana. Tengo que confesar que tenía algunas esperanzas de que las cosas se resolvieran, ya que sus spots comerciales que pasan por la tele la hacen ver como una empresa de calidad mundial. La señorita, bueno, la telefonista (para no errarle) fue muy agradable y me comentó que no me preocupara, que ya tenían un reporte anterior y que solucionarían en breve el corte de la electricidad. Tres horas después volví a marcar y me contestó un joven que igualmente me dijo “no se preocupe, ya estamos trabajando en ello, y en breve se reiniciará el servicio”. No obstante, la penumbra seguía y mi agua de jamaica que estaba en el “refri”, más bien parecía caldo.
A la mañana siguiente -como decían en la serie de Batman (en blanco y negro)- todo desvelado, hambriento y lleno de granos, cual vil enfermo de viruela, llamé una vez más a la CFE y me contestaron: “Muy buenos días, ¿cómo está usted, podemos servirle en algo?” Todavía mi impaciencia no llegaba a los niveles equiparados con el genio que llevo adentro, contesté: “no se preocupe por mi vida privada, necesito que ya finalmente conecten la electricidad”. “Claro, señor, para eso estamos”, respondió el improvisado tercer “solucionador” de problemas. Al explicarle una vez más la causa de mi llamada, me dijo: “señor, proporcióneme el número de queja”. “De qué me está hablando”, pregunté casi eufórico. “Lo que pasa es que no tengo ninguna queja de esa colonia”, comentó el “telefonisto” en turno. Esta respuesta me hizo concluir que estos cuates no tienen ni del área en la que están trabajando. Sin embargo, debo confesar que todos ellos fueron extremadamente amables, ¿pero de qué me sirve su amabilidad?, se portaron como un “té de manzanilla”: caen bien pero no sirven pa’ nada.
Ya por ahí de las 11 de la mañana se me ocurrió llamarles una vez más a los atentos “servidores” de la CFE. Sí, por supuesto, me contestaron lo mismo. Después de gastar el crédito de mi descargado celular, me di por vencido y me fui a comprar dos bolsitas de hielo para intentar salvar la comida que, con mis vales de despensa, recién había adquirido un día antes. Me sentí como el programa de Dicovery Chanel: “Sobreviviendo”.
Dijera mi abuelita, “¡Ah, cómo extraño aquellos tiempos señor Don Simón!”, cuando estaba la tan maltratada Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLFZC). Recuerdo que con ellos, uno tenía una respuesta en pocas horas, pero de no ser así, todos teníamos un “cuate” en la empresa, y más temprano que tarde se resolvían los cortes de energía. Pero en realidad ¿SMEjor ahora? Para muestra un segundo botón: a las pocas semanas de que el gobierno federal tomó la desafortunada decisión de extinguir la CLFZC, un camión repartidor de refrescos trozó un cable de luz que alimentaba mi casa. Llamé a la CFE y después de tres días (y 17 llamadas a la empresa), nadie llegó, tuvimos que conectar el cable como Dios nos hizo entender, con todos los riesgos (y toques) que esto implicaba.
¿Y qué ha sido de nuestros amigos del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) de la CLFZC? La respuesta es muy simple y triste: se quedaron sin trabajo, han sido golpeados, y muchos de ellos se encuentran demandados por defender sus derechos. ¿Y dónde está la “activa” y “defensora” clase política? ¿Dónde están los hombres y mujeres progresistas del país? ¿Por qué han tenido una posición tan tibia? ¿Será que una buena “luz” se cruzó por su conciencia? Digo, yo nada más pregunto.

Fuente

Prueba Superada

El mantenimiento a nuestro sitio se llevó acabo sin problemas, el sitio www.radiosme.org.mx ya se encuentra totalmente funcional.

Agradecemos a todos nuestros radioescuchas por su paciencia.

Saludos cordiales.

AVISO A NUESTROS RADIOESCUCHAS

Por problemas técnicos, en estos momentos nuestro sitio web no está funcionando, sin embargo nos pueden escuchar desde este blog.

Disculpen las noticias y saludos cordiales.

Sólo 3 de cada 10 logran obtener trabajo a través del Servicio Nacional del Empleo

Se fomenta la informalidad al no ofrecer prestaciones adecuadas, asegura la Coparmex

PALOMA ROBLES

Apenas tres de cada 10 personas que se acercaron, en el primer trimestre del año, al Servicio Nacional de Empleo consiguieron un trabajo. Cerca de 45 mil 522 desempleados, atendidos por las autoridades federales y estatales, siguen a la espera de ser contratados, según datos de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social.

El Servicio Nacional del Empleo (SNE) ha colocado en diversos ámbitos laborales alrededor de 16 mil 793 trabajadores, de un total de 62 mil 315 personas atendidas en la Secretaría del Trabajo en el estado. La cifra es menor, pues sólo representa un 10 por ciento de la población desocupada en Jalisco, que según datos de la Encuesta Nacional de Empleo (Enoe), asciende a los 168 mil 075 desempleados.

En los documentos otorgados por el SNE no se especifica si los empleos generados son temporales o permanentes; tampoco advierten cuántos de esos trabajos cuentan con seguridad social. Según datos de la Enoe y del propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), seis de cada 10 trabajadores en el estado de Jalisco no tienen acceso a seguridad social (La Jornada Jalisco, 7 de junio de 2010).

La situación se agrava en el campo, pues sólo el 18 por ciento del sector primario tiene seguro. Lo mismo que la industria extractiva y de electricidad, con casi un 20 por ciento.

El SNE cuenta con ocho programas, de fondos federales, para la vinculación laboral. El de mayor éxito es la bolsa de trabajo, pues de las 15 mil 528 personas atendidas se pudieron colocar a 9 mil 162; le sigue el portal del empleo (www.empleo.gob.mx) con 5 mil 152 colocaciones. Este sitio web permite que empleadores inscritos en OCC Mundial, Bumeran y Manpower, vean las hojas de vida de los solicitantes; las vacantes se publican en Trabaja En de la Secretaría de la Función Pública.

En tercer lugar está el Sistema Estatal de Empleo que colocó, en tres meses, a 2 mil 292 personas. Por último se encuentran las ferias del empleo, que sólo han logrado mil 218 contratos de un aproximado de 15 mil 528 personas que han asistido a dichos eventos.

También existen otros cinco programas de apoyo al empleo, como Bécate, que tiene mil 485 afiliados, seguido del programa de Movilidad Laboral Interna, que ha atendido a 265 personas; Fomento al Autoempleo es otro de los apoyos, cuenta con 94 beneficiarios. Finalmente está el programa Ayuda por Compensación a la Ocupación Temporal, que sólo cubre a 45 personas.

A decir de Pablo Lémus, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el empleo formal en Jalisco sigue creciendo, pues según datos de la Secretaría del Trabajo Federal se han creado, en el mes de mayo, 4 mil 496 nuevos empleos formales.

Sin embargo, refiere que el problema de la mala calidad en los empleos, que conlleva a nulos derechos en los trabajadores, se deriva del modelo económico que ha imperado desde hace un par de décadas en el país, en donde los impuestos de todo tipo abonan a una carga impositiva muy pesada para los micro y pequeños empresarios que se ven orillados a migrar hacia la informalidad.

Apuntó que el 51 por ciento de los empleos que se generan en el país, son de tipo informal.

“La alta carga impositiva en la seguridad social y otras cuestiones fiscales, no permiten vivir a las pequeñas empresas, por lo tanto, mientras no tengamos un modelo fiscal distinto no vamos a poder aspirar a que la economía formal crezca, lo que estamos haciendo es incentivar a la economía informal y nuevamente exprimir a los contribuyentes cautivos”, expuso el líder patronal.

Refirió que los impuestos como ISR y IETU, sumado a los precios del “monopolio gubernamental”, como las gasolinas, el gas y la electricidad, obstruyen el desarrollo de las empresas y su competitividad y eso va en detrimento del empleo.

Lemus urgió a realizar una reforma fiscal y una reforma laboral de fondo, y que esta última dé flexibilidad a los empleadores en la contratación de personal por horas y por periodos más cortos, siempre y cuando haya seguridad social de por medio. Habló también de gravar el consumo y justificó que el poder adquisitivo de los empleados se ha mermado por la inflación, no por los malos sueldos.

“Con la política de seguir aumentando los precios de los energéticos lo único que estamos ocasionando es inflación, (...) debemos de fomentar un mercado interno mucho más sólido que aleje nuestra dependencia de factores externos y tratar de buscar que todo sea mediante cuestiones internas, tal como está sucediendo en Brasil”, mencionó el empresario.

Agregó: “es necesario que las empresas jaliscienses centren sus esfuerzos en la capacitación de su personal, en la profesionalización de sus empresas y la búsqueda de financiamiento”, porque, según expuso, “el 30 por ciento de las micro y pequeñas empresas nuevas desaparecen en su primer año de creación por falta de conocimiento contable, jurídico y laboral”.

Fuente

La verdadera recuperación laboral se da en el sector informal, dice la CROC

ANÍBAL VIVAR GALVÁN

Los niveles de recuperación en materia de empleo que ha presentado el gobierno federal no son nada cercanos a lo que se vive, ya que la mayor parte de la recuperación se ha dado en el sector informal, lamentó el líder de la CROC en Jalisco, Antonio Álvarez Esparza.

“Hay grandes mitos, particularmente el de la generación del empleo a nivel nacional. Nos dan una cifras crecientes que dan la impresión de que ya no existiera desempleo en México, pero contrástelas usted con los datos del Inegi (Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática) y se va a encontrar con que estamos casi al 6 por ciento de desempleo”, dijo el dirigente sindical.

Agregó que las cifras a nivel nacional “no nos hacen felices” por lo que prefiere analizar los logros que se han obtenido en Jalisco en donde ha existido crecimiento principalmente en empleos temporales.

Dijo que “por algo se empieza” y señaló que “al final del túnel veo una lucecita y eso nos da gusto por que podemos salir adelante”.

Álvarez Esparza aseguró que este año se han reducido los paros escalonados que algunas empresas del estado realizaron durante el 2009 a raíz de la crisis económica que se presento.

“Por fortuna nos quedaría uno en una empresa donde hay problemas, pero parece que ya empezamos a desatorar también la situación que había en ella. Es una empresa del ramo dulcero, pero por fortuna se han ido adaptando las condiciones a las nuevas necesidades”, dijo, y agregó que en algunos casos se requirió suspender algunos empleos con el compromiso, por parte de los empresarios, de recuperar esos puestos una vez que se complete la recuperación económica.

Respecto a los operativos que autoridades federales han realizado en algunos tianguis de la ciudad con la justificación de incautar mercancía ilícita o de procedencia ilegal, Álvarez Esparza mencionó que lo más preocupante ha sido la actuación que han tenido las dependencias de seguridad de los distintos niveles, ya que durante las revisiones no respetan los derechos fundamentales de las personas.

“Si hay una ley y están cumpliendo una función es evidente que tienen que hacerlo, no nos vamos a poner en contra de lo que dicen la ley, ni queremos tampoco promover la piratería ni el contrabando, eso está dañando la planta productiva, pero sí nos interesa mucho que cuando salgan a algún tipo de operativo lo hagan como lo marca la Constitución, con un mandato de ley fundado, justificado y que garanticen todos los derechos de las personas”, señaló.

Agregó que han recibido las quejas de madres de familia y personas de la tercera edad que han sufrido abusos por parte de la autoridad durante los operativos.

“El presidente (Calderón) declaró la guerra, sí. Pero la guerra es contra las bandas organizadas, no contra el comercio informal”, dijo el líder sindical.

Fuente

Iniciativa México

Nicté Bustamante (@Nykte)
08 de Junio, 2010 - 01:13 | 1 comentarios
Envía

Miré el sitio de Iniciativa México, el proyecto me llena de una emoción dual, por un lado involucrar a la gente, para poder iniciar proyectos que puedan favorecer a la sociedad. Me puede parecer válido. Las palabras son bellas, estimulantes, casi me hacen llorar, imaginando que por fin algo bueno pueda generar el cambio que tanto pedimos.

Pero hay algo que no me late, no me suena, como diría mi amiga Sandi: "Checa pero no cuadra".

En mi afán de analizar más allá de lo evidente las cosas, me pregunto: ¿Los políticos están aceptando su ineptitud para gobernar? ¿Los medios están aceptando su responsabilidad social?

Yo deseo creer en este proyecto, pero si algo me queda claro, es que no están hablando de llevar a cabo las propuestas que surjan de ahí, solo están hablando de capacitación y dinero para que sigan trabajando por México.

Aguirre en su video aparece muy firme, muy serio. Lo malo es que los cambios de los que habla en 1810 y 1910 fueron a partir de guerras, yo no entendí si nos esta exaltando a la guerra o está diciendo que este proyecto es la guerra pacifista contemporánea en contra del mal gobierno que vivimos.

Como universitaria puma, ver involucrado a mi rector me hace tener cierta tranquilidad con respecto al tema, pero ver el rostro de Azcárraga entre todos ellos me descontrola.

Creo que La plataforma informativa es fuerte, puedo ver una gran cantidad de medios que respaldan este proyecto, pero un detalle llama mi atención: el país entero estará atento a todo lo que surgirá en este evento, el movimiento mediático será algo jamás visto en este país. Una amalgama impresionante en materia de publicidad, eso es lo que veremos. Todos los medios que apoyan el proyecto al unísono resonarán a una voz cada comentario, cada palabra, cada evento, cada momento mágico.

¿Nuevamente la empresa de los sueños nos esta vendiendo uno, para distraernos un poco y no hacer tan amargo nuestro paso por este sexenio de pesadilla?

Demagogia dicen mis compañeros en SDP, yo creo que es una fantasía en la que todos participaremos como país; emocionándonos y soñando, pero sin ver resultados tangibles porque no veo algún compromiso social en el que estos proyectos puedan ser llevados a cabo.

Además creo que hablar de sociedad es hablar de política y esto trae como consecuencia hablar de políticos.

¡Ya sé! Puedo imaginarme a Peña Nieto prometiendo en la entrega de los premios, que llevará a cabo varios de los proyectos que ahí se miren o conmovido hasta el alma por el loable trabajo social que estarán llevando los medios. Con el pretexto de que su Gaviota trabaja en una de las empresas que respaldan el proyecto, pues claro, la acompaña como toda buena pareja debe hacer y con el peso publicitario que tendrá el evento, el político impuesto mediático, llámese Peña Nieto o cualquier otro personaje político que aparezca a cuadro, tendrá todo el auge necesario para tener contundencia en las votaciones.

No me queda la menor duda de que quien organizó esto es inteligente en realidad.

Ahora que si existiese la certeza de que el evento se llevará a cabo sin dar crédito o proselitismo alguno a favor de ningún político, me tranquilizaría, pues me parece extraño todo este argüende social. Yo espero que tenga resultados que nos favorezcan a todos porque nos urge. Pero también espero que este evento no sea trampolín para financiar publicidad gratuita al próximo presidente de este país.


Fuente