miércoles, 23 de junio de 2010

PRD, cabús de Calderón

Álvaro Delgado



MÉXICO, D.F., 21 de junio (apro).- Después de atar su futuro electoral inmediato a Felipe Calderón, cuya condición de espurio que le endilgó ya ha sido olvidada en los hechos, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) planea seguir este amasiato el próximo año y, por lo visto, para enfrentar también a Enrique Peña Nieto en la elección presidencial en 2012.

No se entiende de otra manera el anuncio que este domingo 20 hizo el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, en el sentido de que las alianzas del PRD con el PAN en cinco estados --cuyos saldos se conocerán el 4 de julio-- se reproducirán en 2011, cuando se celebren elecciones locales en seis entidades, entre ellas el Estado de México.

El anuncio de Ebrard se produjo en Durango, justamente donde se pactó la primera de las cuatro coaliciones estatales del PRD con el PAN (en realidad con Calderón, que es el que manda en este partido), cuyo apoyo a los candidatos opositores en esas entidades implica no sólo su adhesión a esta estrategia para enfrentar al PRI, sino un arreglo que rebasa el ámbito estatal y apunta hacia el 2012.

No sorprende que Ebrard respalde las alianzas con el PAN si el más prominente estratega de éstas es Manuel Camacho Solís, coordinador para esa entelequia llamada Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA), quien planea de ese modo proyectarlo como candidato presidencial con el apoyo del PAN.

Camacho y las facciones del PRD saben que Ebrard han sido un jefe de gobierno apocado, sin un proyecto consistente para gobernar, que no ha logrado consolidar un liderazgo, ni siquiera en su gabinete, y que es prácticamente desconocido a nivel nacional, pese al pacto que tiene con Televisa para la difusión de su figura al margen de la ley.

De hecho, su desempeño político ha estado condicionado a lo que hace Peña Nieto, cuyo ejemplo más reciente es el anuncio de la construcción de dos tramos de los segundos pisos del Periférico, pero no a cuenta del gobierno capitalino, sino concesionados a la iniciativa privada para que sean vías de cuota, como las del gobernador mexiquense, y no gratuitas como las edificadas por Andrés Manuel López Obrador.

El anuncio de Ebrard supone, también, que existe un pacto directamente con Calderón para las alianzas en 2011, porque fue éste el que entrevistó, en Los Pinos, a los ahora candidatos en Durango, José Rosas Aizpuru; Oaxaca, Gabino Cué; Puebla, Rafael Moreno Valle, y Sinaloa, Manuel López Valdez, todos expriistas, a excepción de Xóchitl Gálvez en Hidalgo.

Ahora no puede ser distinto: Sólo con un arreglo a ese nivel puede pensarse en que haya un candidato común para gobernador en el Estado de México, que puede ser alguien que no milite en ninguno de los dos partidos –otro expriista--, también en Guerrero, Coahuila y Nayarit.

No pasará mucho tiempo para que se confirmen las reuniones de Camacho, Jesús Ortega y otros con Calderón, en Los Pinos, como ocurrió en 2006 cuando, en público, llamaban espurio a Calderón y en privado pactaban con él, como Carlos Navarrete, exhibido por Francisco Ramírez Acuña.

No puede ocurrir lo mismo en Baja California Sur, donde el PRD irá solo, y Michoacán, donde el PAN ya está en curso de aliarse con el PRI, llevando como candidata muy probablemente a Luisa María Calderón, la hermana de quien se ostenta como jefe del Ejecutivo.

El problema es que, como en Michoacán, está más que visto que la alianza verdadera es entre el PAN y el PRI, y así lo reconoció el propio Ebrard al recordar que el presidente del PAN, César Nava, firmó un acuerdo con el PRI y Peña Nieto para evitar las alianzas en el Estado de México a cambio de apoyar el aumento de varios impuestos y la creación de otros.

Es decir, Ebrard, como la cúpula del PRD, aplaude y se une a los verdugos de los mexicanos vía la conculcación de su patrimonio sólo para obtener ganancias electorales que, ni siquiera, se puede asegurar que sean benéficas socialmente.

Parecía que el PRD no podía caer más bajo, pero no defraudó: Ahora es cabús del PAN. Por eso hay tantos mexicanos que prefieren anular su voto…

Apuntes

Como parte de la purulenta campaña por la gubernatura de Puebla, La Jornada de Oriente publicó, el jueves 16, una infamia: En una nota, con la firma del reportero Martín Hernández Alcántara, se dice que yo publiqué, el día anterior, una información en el portal E-Consulta en la que doy a conocer que las autoridades de Guatemala procederán judicialmente contra los responsables de falsificar un acta de nacimiento que hace creer que el candidato priista a la gubernatura, Javier López Zavala, es guatemalteco. Ni una cosa ni otra son ciertas... Alonso Lujambio asistió al funeral de Carlos Monsiváis para exhibir, según él, temple de candidato. Ajá.

Comentarios: delgado@proceso.com.mx

Fuente

"Vamos hacia el fascismo": Monsiváis

Jenaro Villamil



MÉXICO, D.F., 22 de junio (apro).- En su último manuscrito para un artículo periodístico, en vísperas de ingresar a terapia intensiva, Carlos Monsiváis escribió:

“Nada más lógico y, a su modo, más eficiente, que la estrategia de autoengaño del gobierno federal. No son los únicos, desde luego, en este laberinto de afirmaciones que parten de la irrealidad y se alojan en la realidad más profunda, aquella que habitan los manufactureros de la verdad”.

Era el 27 de marzo. Aún estaba reciente el homicidio de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey –la misma institución que entonces dirigía como rector Rafael Rangel Sostmann, recientemente “renunciado”–, y el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, volvió a recetar en una de sus carismáticas ruedas de prensa la explicación calderonista del “fuego cruzado”, que avalaba la tesis del “daño colateral” expuesta por el secretario de la Defensa, Guillermo Galván.

“No estoy ironizando –escribió Monsiváis. ¿Cómo puede explicarse de otra manera que el secretario de Gobernación hable de la línea de fuego en el combate en el Tec de Monterrey y que los estudiantes habían estado del lado bueno y por ello resultaron asesinados por los sicarios? No lo dice en serio como secretario de Gobernación. Lo dice, y muy en serio, como poder y lector del secretario de Gobernación”.

La mejor prueba de que los poderosos no leen o no les gusta asimilar lo que leen de Monsiváis respecto de sus propias palabras nos la acaba de recetar el mismo personaje. Fernando Gómez Mont, tan perspicaz como siempre, acaba de descubrir que el problema de la violencia en el país no es la violencia misma, sino el lenguaje utilizado por los medios.

En sintonía con su jefe, Felipe Calderón, quien publicó sendos desplegados dominicales y declamó en “cadena nacional” que si hay 22 mil muertos es porque su administración ha sido muy valiente y los narcos sólo se matan entre sí (esa especie de endogamia del crimen que exenta al Estado de la responsabilidad en función de la justicia), Gómez Mont declaró el pasado lunes 21, en Ixtapan de la Sal, que la violencia es heredada y que los medios no han contextualizado como debieran lo que está ocurriendo.

“Hay un falso debate entre contar y no contar historias –afirmó Gómez Mont. Reconozco la limitada capacidad para comunicar estrategias de seguridad. Tampoco vengo a pedir aplausos; no vengo a pedir que se callen, sino que contextualicen (El contexto es una manera de censura voluntariamente asumida, diría la R., me dicta Monsiváis desde el más acá). No les vengo a pedir que tapen la violencia, sino que cuando la cuenten la pongan en contexto.

“Desde antes de que el presidente Calderón asumiera el poder ya había violencia importante y sostenida; había procesos contenidos y cubiertos. El gobierno apostó por reconstruir las instituciones, porque la democracia no le heredó al país cuerpos confiables de seguridad”.

La última frase es un prodigio. Una perla de Por mi Madre, Bohemios. “La democracia no le heredó cuerpos confiables de seguridad”, resuena el reclamo de Gómez Mont. Si es así, entonces, para contextualizar, hay que decir que ante cada masacre, ante cada “fuego cruzado”, ante todos los “daños colaterales”, ante las confusiones de policías nerviosos o de militares enviados a una guerra sin estrategia, que el gobierno federal es heroico porque está construyendo democracia.

Por estas mismas razones, en las últimas entregas de Por mi Madre, Bohemios, Monsiváis me decía sin ningún dejo de ironía: “vamos hacia el facismo”. Y no le faltaba razón: veía venir la ceremonia de lavado de manos frente a la tragedia de la guardería ABC; la paramilitarización del discurso oficial (tan bien representada por Genaro García Luna), y lo que hoy se convierte, a pesar del enorme distractor del Mundial de Futbol Sudáfrica 2010, en una realidad apabullante: el calderonismo continuó con la polarización social que inició en 2006, cuando decidió decretar que ellos nos salvarían de un “peligro para México”. Y el peligro son ellos.

www.jenarovillamil.wordpress.com

Fuente

México SA - A dos años de la urgencia de la Bicentenario

Carlos Fernández-Vega
Hace unos dos años, el 8 de mayo de 2008, la secretaria de Energía, Georgina Kessel, intentaba convencer a su auditorio (los participantes en un foro energético” que se desarrollaba en el Senado de la República) sobre la urgencia que tenía el país de contar con una nueva refinería, y lo explicó así: “para satisfacer la creciente demanda interna se requerirá construir una nueva refinería cada tres o cuatro años, durante las próximas dos décadas, además de concluir la reconfiguración de las refinerías existentes. Importamos cuatro de cada diez litros de la gasolina que consumimos, y de no hacer nada en el crecimiento de la demanda, muy pronto la mitad de nuestro consumo de gasolina será cubierta con importación. Bajo este esquema estamos trasladando empleos, inversiones e impuestos al extranjero en vez de generarlos en México; no hemos aprovechado que la industria de la refinación mundial se ha mantenido en la parte alta del ciclo, con rendimientos superiores a 20 por ciento”.

En el mismo foro a la señora Kessel le hizo segunda Jesús Reyes Heroles (junior), a la sazón director general de Petróleos Mexicanos: “en materia de refinación el rezago tecnológico de Pemex se refiere a las limitaciones de la infraestructura actual, y al acelerado crecimiento de la demanda. Las características actuales de los crudos mexicanos han creado nuevos desafíos para las refinerías, debido a que fueron diseñadas para procesar crudos distintos a los actuales. El crecimiento del consumo de gasolinas a tasas superiores a la economía y muy superiores al comportamiento histórico, ha generado un desbalance entre la oferta interna y la demanda. Estas dos manifestaciones requieren, a corto plazo, fortalecer la infraestructura existente de almacenamiento y distribución de Pemex-Refinación, así como adicionar capacidad de transporte al sistema para hacer frente a las cuantiosas importaciones de combustibles que se requerirán en el futuro inmediato… Con el propósito de abatir la importación de gasolinas, se requiere construir capacidad adicional a un ritmo suficiente para cubrir 310 mil barriles diarios adquiridos en el exterior en 2007, y una expansión del orden de 40 mil barriles-día, entre otras inversiones”.

Con los datos divulgados por ambos funcionarios se pretendía no sólo dar cuerpo al anuncio que casi dos meses atrás (18 de marzo de 2008) hizo público el inquilino de Los Pinos (la construcción de la Bicentenario), sino sustentar la urgencia mexicana de contar con cuando menos una nueva refinería tras casi tres décadas de atraso en este renglón, y actualizar tecnológica y operativamente a la empresa más importante del país. En consecuencia, se esperaba una reacción inmediata para reducir lo más rápido posible la dependencia externa de petrolíferos y alcanzar en la paraestatal, de la misma forma, esos objetivos.

Pues bien, a dos años de distancia de aquel foro y aquellas urgencias, la citada dependencia se ha incrementado, los objetivos planteados no han trascendido el discurso, el golpeteo a los consumidores se mantiene vía aumento de precios de los combustibles, y la refinería Bicentenario permanece perdida en el éter, al igual que la prometida generación de empleo por esta magna obra y la derrama económica para uno de los estados más pobres de la República.
Contrario a lo que sucede en otros países con gobiernos medianamente civilizados (primero el dinero y después el anuncio sobre la construcción de una obra del Estado), en México se cacarea el huevo sin siquiera tener gallina, y en este contexto parece que 12 mil millones de dólares (costo estimado de la Bicentenario) resultaron demasiados para soportar el discurso del inquilino de Los Pinos, por mucho que desde el inicio (si algún día en realidad lo hizo) del sexenio foxista se mencionara una cifra similar para –según se dijo en aquel entonces– “poner las cosas en orden en materia de refinación”.

Con lo que se obtuvo por exportaciones petroleras en tiempos del ranchero de las ideas cortas y la lengua larga, a estas alturas México fácilmente contaría con un par de nuevas refinerías, cuando menos, pero fue tal el despilfarro de esas petrodivisas que el país cada día importa más productos refinados. A Fox se le ocurrió la brillante idea de construir una refinería “que atienda las necesidades”, pero no las de México. Se construiría, anunció, pero en “algún país” de América Central, en el marco del Plan Puebla-Panamá, que en realidad estaba al servicio de las trasnacionales petroleras, no de los gobiernos regionales, ni mucho menos en beneficio de los centroamericanos. Pero como el anuncio lo hizo Vicente, en anuncio se quedó.

Ya con Calderón, y tras tres largas décadas sin construir una refinería, se anuncia, en el discurso, la construcción de la Bicentenario, pero en lugar de dar el banderazo de inicio de la obra, el gobierno se hunde cada día más en un mar de pretextos para mantener congelado el proyecto. ¿Dónde quedaron las urgencias y advertencias que dos años atrás hiciera la señora Kessel sobre la creciente demanda interna? En este renglón México ya perdió dos años, sólo con el actual inquilino de Los Pinos, porque sus cuatro antecesores tampoco dieron golpe. Tanta “angustia” en el discurso oficial por la creciente cuan onerosa importación de gasolina y otros petrolíferos, y resulta que en 31 años el gobierno federal (en sus últimas cinco presentaciones sexenales) no ha construido una sola refinería en la República (de hecho cerró una, la de Azcapotzalco, en 1991, por ser altamente contaminante; sin reponerla la convirtió, o pretendió hacerlo, en “parque ecológico”).

En el balance, a estas alturas México cuenta con seis refinerías en operación (Cadereyta, Salamanca, Tula, Minatitlán, Salina Cruz y Madero), con una capacidad conjunta de un millón 284 mil barriles diarios (2007). La de mayor potencial (295 mil barriles diarios) es la de Salina Cruz, y la de menor, Madero (105 mil). Y como cereza, lo siguiente: de diciembre de 2002 a igual mes de 2007 la elaboración de petrolíferos en las refinerías existentes en territorio nacional apenas se incrementó uno por ciento (aunque desde que Calderón se instaló en Los Pinos ha caído en 0.8 por ciento), mientras la importación de estos productos creció, en igual periodo, 135 por ciento.

Las rebanadas del pastel

Pero qué más da: con la Bicentenario, ¿cuál es la prisa?… Y los ratones nacionales ya no se cubrieron de gloria; de panzazo tendrán su cuarto partido, que en realidad pinta para partida.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx
Fuente

Cayetano Cabrera Esteva cumple 60 días en ayuno

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Miércoles 23 de junio de 2010, p. 14
En el campamento del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) hay gran preocupación por la salud del ingeniero Cayetano Cabrera Esteva, cuya situación es “muy delicada” por su prolongado ayuno, según señalan los reportes médicos. Sin embargo, este miércoles, cuando cumple 60 días en huelga de hambre y tiene dificultades para caminar y moverse, este trabajador acudirá a la graduación de una de sus hijas en el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Cabrera Esteva, quien ya no tolera la miel ni el suero, saldrá en una ambulancia del campamento que el SME mantiene en el Zócalo capitalino, pero sólo para acompañar a su hija en esta ceremonia en Zacatenco, donde se recibirá de ingeniera del IPN, institución en la que Cayetano Cabrera es maestro y pidió un permiso para participar en esta huelga.

“Sólo saldré unas horas para estar con mi hija, pero regreso porque, como ya lo advertí, me voy hasta las últimas consecuencias”, dice este integrante del SME, quien prácticamente se mantienen acostado todo el tiempo por su difícil situación de salud.

Integrantes del SME que son jubilados acudieron ayer al campamento para apoyar al trabajador, quien es el que más días en ayuno ha completado en esta protesta extrema. Reprocharon al gobierno “que deje morir a este trabajador” y exigieron que ofrezca una solución negociada al conflicto que dejó sin trabajo a sus compañeros, lo cual es el motivo principal por el que iniciaron un ayuno masivo trabajadores y trabajadoras de este gremio.
La hija del ingeniero, Raquel Cabrera López, compartió una carta que escribió a los huelguistas, en la que señala: “… no puedo dejar de pensar en aquellos que aún creen en la salvación de este país desangrado, en esos hombres y mujeres que para demostrar su inconformidad han dejado de comer; no puedo dejar de verlos como los nuevos héroes de mi patria, de mi país que veo día tras día con tristeza y melancolía, ¿Qué es lo que nos han hecho de México?, me pregunto con coraje, con tristeza. ¿Acaso todo está perdido? La educación podrida, la vida arruinada, ¿será que la única solución es salir huyendo y gritar ‘sálvese quien pueda’?

“La admiración que siento hacia ustedes no sólo se basa en que lleven casi 50 días sin comer; no es sólo eso: los admiro porque a pesar de estar en un país desangrado por aquellos sedientos de poder, no han desistido en su lucha, siguen aquí, dándolo todo; los admiro porque he sido parte de los miles de jóvenes que carecían de esperanza, pero el verlos a ustedes llenos de fuerza me ha hecho ver que no todo está perdido, que sí se pueden cambiar las cosas; he comenzado a entender finalmente el porqué de la historia de mi patria, por qué se hicieron esas cosas, y por qué de ser necesario, volverían a suceder.”
Fuente

Descartan la Sener y el SAE brindar datos respecto a la extinción de LFC

Elizabeth Velasco C.

Periódico La Jornada
Miércoles 23 de junio de 2010, p. 14
El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), entidad encargada del proceso de desincorporación de Luz y Fuerza del Centro (LFC), se declaró “imposibilitado” para entregar la lista de los activos de la extinta paraestatal y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Su argumento es que no se ha permitido el acceso a los archivos de LFC, por mantenerse las instalaciones en resguardo de la Policía Federal (PF).

A su vez, la Secretaría de Energía (Sener) declaró la “inexistencia” de información sobre los costos que ha erogado el gobierno de Felipe Calderón en los medios de comunicación para publicitar ante la sociedad las causas de la extinción de LFC.

Hasta ahora se conoce que la Presidencia destinó 97.5 millones de pesos para conocer la opinión ciudadana sobre varios temas, entre 2009 y 2012, entre ellos la desaparición de LFC.

Según la asociación civil Fundar, sólo en 2009 el gobierno de Felipe Calderón gastó 4 mil 927.7 millones de pesos en publicidad, 83 por ciento más que Vicente Fox en igual concepto durante 2006.

Aparte, la PF reservó por 12 años (el lapso más grande que permite la Ley Federal de Transparencia) el número de civiles fallecidos (no involucrados en el crimen organizado) en circunstancias de enfrentamiento entre la PF y narcotraficantes.
Los temas referidos se evaluarán hoy en la sesión plenaria del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

En respuesta a la solicitud 0681200003810, el SAE se amparó en el acuerdo ACT/02/2009 del IFAI para declararse “imposibilitado” de entregar la información. El acuerdo suspende los plazos que da la ley de transparencia para que el SAE atienda las solicitudes, precisamente por la “imposibilidad material” que enfrente para tener acceso a los archivos de LFC.

En la solicitud 00018000-11610, la Sener declaró la inexistencia de erogaciones en publicidad, tras asegurar que no ha contratado publicidad con ningún medio de comunicación para motivar la desaparición de LFC. El IFAI dará la última palabra en el tema.

En tanto, la PF alegó que revelar el número de ciudadanos muertos en situaciones que involucran el combate al narcotráfico causaría varios daños, entre ellos: “crear un espacio vulnerable (sic) afectando la operación de la institución y entorpeciendo los sistemas de coordinación interinstitucional en materia de seguridad pública”, y porque la “difusión de datos contravendría el protocolo para la recolección, validación y consolidación de homicidios y enfrentamientos, vinculados al crimen organizado”.
Fuente

Descontrol y confusión en CFE

El Sol de Hidalgo
23 de junio de 2010


Por Rubicel Perales

Atotonilco El Grande, Hidalgo.- Desde que tomaron posesión de las instalaciones de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLyFC), ubicadas en la región de Atotonilco el Grande, sólo ha existido descontrol, confusión y retraso en la expedición de recibos de cobro del servicio de energía eléctrica por parte del personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Denunciaron lo anterior habitantes de comunidades rurales y cabeceras municipales de Atotonilco el Grande, Omitlán de Juárez, Huasca de Ocampo y Mineral del Chico, quienes coincidieron en señalar diversas irregularidades que viene cometiendo la CFE, las cuales se reflejan en cobros inexistentes, cortes permanentes del servicio, expedición de recibos fuera de tiempo, entre otros, "sin que nadie brinde explicaciones razonables".

La queja es generalizada por parte de la población de esta región del estado de Hidalgo, cuyos habitantes, principalmente de comunidades rurales, se preguntan dónde recoger los recibos de pago por consumo de energía, a quién avisar en caso de que se requieran reparaciones de líneas dañadas, dónde pagar, así como el lugar al que deben acudir para realizar diversos trámites, como reconexiones y contrataciones del servicio.

"Los recibos que expide la CFE por concepto de cobro del servicio de energía eléctrica, en el último de los casos, los dejan en oficinas de las presidencias municipales, donde existe un completo desorden para que el consumidor pueda recogerlos. La mayoría nos estamos atrasando en el pago de luz y esta situación afecta nuestra economía, ya que vamos al día con nuestros gastos familiares y los retrasos nos descontrolan", resaltaron los quejosos.

Finalmente, solicitaron un mejor servicio por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), "el personal de esta compañía desconoce la región y por lo mismo ya se están multiplicando los problemas, sobre todo en lo que se refiere a los recibos de cobro y por la falta de una oficina dónde reportar fallas. No sabemos con quién acudir para recoger, cada mes, nuestros recibos, y mucho menos para quejarnos de fallas en el servicio", concluyeron.
Fuente

Cananea, rostro visible del drama minero en México

22 Junio 2010 · Dejar un comentario
México (PL) La mina de Cananea, el más grande yacimiento de cobre en México, es escenario de uno de los conflictos sociales más prolongados durante las últimas décadas por el litigio entre obreros e intereses patronales.
Ubicada en Noreste del norteño estado de Sonora, la cantera posee una vida útil de 125 años; pero estuvo paralizada por huelga durante 35 meses, hasta el 7 de junio último, cuando policías federales desalojaron a los manifestantes.

Cananea no es único lugar de protestas. Decenas de familias reclaman en Pasta de Conchos, Coahuila, por la muerte de más de 60 mineros, cuyos cadáveres no han podido ser rescatados luego de tres años del accidente.

El presidente del Consejo Directivo de la Cámara Minera de México, Manuel Luévanos Sánchez, dijo que desde 2006 hasta abril de 2010, los paros “que calificó de ilegales”, provocaron al sector pérdidas por más de tres mil 200 millones de dólares.

Al intervenir el 7 de abril en la LXXIII Asamblea General Ordinaria de la Cámara Minera de México, el empresario solicitó la intermediación del presidente Felipe Calderón en la solución de los conflictos en curso.

Según el directivo, el pedido tiene la intención de lograr una “completa solución a los problemas sindicales que han generado una creciente incertidumbre en la industria y frenan las inversiones, poniendo en riesgo miles de fuentes de empleo”.

Datos referidos por Luévanos Sánchez indican que el 70 por ciento del territorio mexicano es potencialmente apto para almacenar importantes yacimientos minerales.

La rama aporta el 1,6 por ciento del Producto Interno Bruto, y en 2009 se mantuvo como el cuarto sector que más ingresos generó, sólo por debajo del petróleo, el envío de remesas familiares y la industria turística.

Desalojo: versión oficial

El 7 de junio de 2010 la Secretaría de Gobernación (Segob) confirmó que fuerzas de seguridad pública habían tomado las instalaciones de la mina de Cananea.

La operación comenzó el 6 de junio a las 16:00, hora local, cuando policías federales y de Sonora despejaron y aseguraron los accesos a las instalaciones de la mina, indicó el ministerio.

La actuación de los uniformados “con saldo blanco” para la Segob (sin actos de violencia) tuvo el objetivo “de posibilitar la realización de diligencias ministeriales que forman parte de diversas averiguaciones previas”.

La acción policial empezó con el ingreso pacífico, sin resistencia ni incidentes, de elementos federales a las instalaciones de Cananea, en respuesta a solicitudes formuladas por la autoridad ministerial en el marco de indagaciones iniciadas con motivo de la probable comisión de diversos ilícitos, reiteró el organismo.

La acción se realizó con estricto apego a la ley y pleno respeto a los derechos fundamentales de los ex trabajadores mineros que se encontraban en las afueras del lugar, aclaró la entidad.

Tras largo proceso jurídico, con la intervinieron de diversas instancias del Poder Judicial de la Federación, fue aprobado el cese de las relaciones individuales, colectivas y el contrato colectivo de trabajo entre el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana y la empresa Mexicana de Cananea, puntualizó la Segob.

Esa decisión quedó firmada mediante una resolución de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje el pasado 4 de junio, lo que también dejó sin efecto la huelga de los mineros, explicó la dependencia gubernamental.

Desalojo: la otra versión

Un mensaje difundido el 7 de junio por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) consideró que el Estado volcó “todo su aparato represivo, policiaco, militar y paramilitar contra los trabajadores, en esta ocasión contra nuestros hermanos mineros de Cananea”.

El SME exhortó entonces a organizaciones y ciudadanos progresistas para detener lo que consideraron una “insensata política fascista del tolete y la criminalización de los conflictos sociales” en la nación.

Testimonios recogidos por el diario La Jornada en el lugar de los sucesos incluyen declaraciones como la siguiente: ” había mujeres, niños, muchos jóvenes. Hasta ahí fue la policía a echar gases lacrimógenos, y la gente se tuvo que salir por las ventanas.”

“Mineros, lugareños y periodistas atesoraron cual suvenires los restos de la desigual batalla: casquillos de bala de distintos calibres, cilindros de gas lacrimógeno, bolas de metal lanzadas con quién sabe qué”, describió el rotativo.

Al inicio de los enfrentamientos, el sindicato minero emitió un comunicado para tachar al gobierno como responsable de “los resultados de violencia y sangre que se puedan presentar en adelante”.

También exigió al Ejecutivo dar “marcha atrás en esta invasión militar e ilegal de la mina de Cananea, meta al orden a Grupo México (dueño de la mina) y lo obligue a negociar una solución pacífica del conflicto”.

“El desalojo era algo que se veía venir”, admitió el alcalde de la localidad, Reginaldo Moreno en diálogo con la prensa.

Dueño de las minas de Cananea y Pasta de Conchos, el Grupo México enfrenta críticas públicas por negligencias y falta de seguridad en sus instalaciones, pero, con la intervención de las autoridades en ambos sitios, al parecer logró sacarse de encima la presión de los sindicalistas.

Reportes de la prensa nacional observan que ahora la compañía podrá enfilarse con su filial Asarco en Estados Unidos para volver a la competencia contra la principal productora de cobre del mundo, la chilena Codelco.

Costosa rehabilitación

Durante un recorrido por Cananea, representantes de Grupo México informaron que rehabilitar la planta representará una inversión de 114 millones de dólares, y echar a andar la producción de cobre les tomará cuando menos cuatro meses.

Según los ejecutivos, será imposible reanudar las operaciones de manera inmediata por el saqueo en las redes de agua y electricidad; por ello la rehabilitación total podría tardar hasta un año.

Ejecutivos de Mexicana de Cananea declararon que emplearán a dos mil trabajadores para labores de reparación, por medio de 40 empresas subcontratadas; con posterioridad piensan utilizar unos 800 mineros, publicó el rotativo Milenio Diario el 14 de junio.

El director de operaciones de Cananea, Isaac López, descartó que esos mineros vayan a formar un nuevo sindicato, aunque pudiera tratarse de ex miembros del sindicato que hayan cobrado su liquidación.

“Lo más sano ahorita es que con los nuevos mineros no tengamos sindicato. Luego ya veremos”, dijo el ejecutivo citado por Milenio Diario.

El gerente de la mina, Gilberto Quintana, aseguró que los empleados saquearon las instalaciones para robar 100 mil kilos de cable de cobre, con un costo aproximado de siete millones 800 mil pesos (casi 620 mil 400 dólares estadounidenses).

También anunció el establecimiento de 160 denuncias “contra quienes resulten responsables”.

Líderes mineros aseguraron lo contrario y acusaron a la empresa de querer desacreditar al sindicato.

También reportes mediáticos, aparecidos en publicaciones como Milenio Diario, refieren que el Grupo México presumiblemente financió a trabajadores para romper la cohesión del gremio.

El titular de la Secretaría de Gobernación, Fernando Gómez Mont, destacó que mediante la reconstrucción “se generarán empleos y empeños para que la mina vuelva a producir la riqueza que permita el bienestar en Cananea”.

Aunque el ministro planteó el establecimiento de una mesa de negociación, el 13 de junio último el Grupo México dio a conocer su rechazo a la propuesta, pues según alegó la firma registra pérdidas por robo y vandalismo ascendentes a 113 millones de dólares.

“Para nosotros ya pasó el tiempo de las negociaciones. Por tres años estuvimos esperando; ahora ya estamos trabajando para rehabilitar la mina”, expuso el director de operaciones de Cananea, Isaac López Arzola.

Al evaluar los acontecimientos, el presidente del Senado, Carlos Navarrete, consideró que al gobierno se le está agotando la paciencia para atender los conflictos sociales y eso no es bueno para el país”.

El Ejecutivo, estimó Navarrete, prefiere solucionar los conflictos de golpe, mediante la fuerza, en lugar de buscar salidas concertadas.

Integrantes de ambas cámaras del Parlamento exigieron al gobierno que informe acerca de los acuerdos con el Grupo México, favorecido por las decisiones legales.

En opinión del jefe de gobierno en el Distrito Federal, Marcelo Ebrard, la toma por policías federales del socavón de cobre de Cananea es un acto represivo.

“El uso de la fuerza para resolver un conflicto de carácter laboral nos debe preocupar; usar la fuerza contra trabajadores es equivocado, es un error y un abuso”, apreció.

“No se puede construir una política laboral sobre la base de reprimir a los trabajadores y menos en el ejercicio de sus derechos”, añadió el dirigente capitalino.

Después de retomar el control de la mina, con producción anual de 340 mil toneladas, el Grupo México ofreció a los trabajadores una indemnización “seis veces superior” a lo correspondiente y un proceso de recontratación.

El líder de la Sección 65 en Cananea, Sergio Tolano, explicó que la demanda central de los mineros es el respeto pleno al contrato colectivo de trabajo para dar seguridad laboral a los obreros.

Para del ex candidato presidencial Manuel López Obrador existen vínculos entre altas figuras de la política nacional y el Grupo México propiedad de Germán Larrea.

Gracias a ese respaldo, ilustró, en 1989 la empresa recibió la concesión de Cananea a cambio de 400 millones de dólares cuando dos años antes la Nacional Financiera hizo un evalúo ascendente a dos mil millones.

Drama minero

Pese a su riqueza, Cananea es un sitio donde la gente pasa hambre.

Hasta en las zonas más céntricas del pueblo hay comercios quebrados, la resistencia de los ex trabajadores de la mina resulta dolorosa para quienes ven empeorar su existencia y piensan que los culpables de tanto quebranto son los huelguistas inconformes.

Según datos de Mexicana de Cananea, la producción diaria antes del paro era de 360 mil toneladas, equivalentes a tres millones de dólares.

A una semana de que la Policía Federal desalojara el lugar, directivos de la firma confirmaron la puesta en marcha de una inversión inicial por aproximadamente 114 millones de dólares, lo que significará una reactivación de la economía del estado de Sonora, pues esa actividad minera representa el 30 por ciento del Producto Interno Bruto del territorio.

¿Por qué si hay sumas millonarias para rehabilitar la mina se dejó extender la protesta durante más de tres años sin responder a los reclamos laborales?, se preguntan muchos.

Las repuestas pueden ser diversas, así lo constatan las declaraciones de damnificados, integrantes de fracciones sindicales en pugna, empresarios, políticos en el poder o la oposición, signadas las evaluaciones de estos últimos por las rivalidades en un año de contienda electoral; mientras continúa el drama de las familias mineras.

(*) La autora es corresponsal de Prensa Latina en México.
Fuente