viernes, 23 de julio de 2010

HUELGAS DE HAMBRE E INSENSIBILIDAD GUBERNAMENTAL

Este miércoles el fotoperiodista michoacano Irineo Mújica Arzate cumple siete días de haber iniciado una huelga de hambre frente a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) de la ciudad de Puebla como protesta para exigir el esclarecimiento de las agresiones de las que fue objeto el pasado viernes en el municipio de Soltepec por parte de personal de la dependencia federal –cuando filmaba un operativo para la detención de indocumentados– y la devolución de sus pertenencias, entre ellas una cámara fotográfica, su celular y dinero. Paralelamente, en la ciudad de México un par de trabajadores de la extinta compañía de Luz y Fuerza del Centro (LFC) están al borde de la muerte como resultado de una huelga de hambre que han sostenido ante la cerrazón del gobierno federal de negociar una solución al despido que hubo de 40 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Aunque estos dos hechos no tienen relación alguna en las causas que generaron las huelgas de hambre de los miembros del SME y del fotoperiodista Mújica Arzate, al final muestran una misma situación: la frivolidad y la falta de respeto por la vida de parte de altos funcionarios del gobierno federal, que no les interesa medir las consecuencias de sus acciones y se cierran a toda posibilidad de diálogo y de modificar las decisiones que asumen. Ni los trabajadores del SME ni el fotoperiodista Irineo Mújica han cometido algún delito. Sus reclamos son justos y se ubican en la esfera de la defensa de los derechos humanos. Y en cambio la actitud del gobierno federal de no atender sus demandas se inscribe en una línea autoritaria, que de seguir prevaleciendo en la vida del país pone en riesgo la estabilidad y el respeto a las garantías individuales.
Fuente

Astillero - AMLO, de nuevo

Cada día se cierran más los caminos electorales que Andrés Manuel López Obrador comenzará a transitar abiertamente por segunda ocasión a partir del próximo domingo. El fraude de 2006 fue una plataforma de lanzamiento del mensaje restrictivo: por más ilusiones, emociones, esperanzas y votos que acompañen a un candidato popular reformista, los poderes reales habrán de fabricar los resultados legales” que cerrarán el paso a esas opciones de transformación, por tibias, graduales o enigmáticas que parezcan. No sólo eso: la capacidad de manipulación de esas fuerzas cupulares amafiadas puede instalar percepciones adulteradas que van formando “verdades” políticas y electorales entre el desinformado público votante, al extremo de “legitimar” golpistas y satanizar a opositores. O, inclusive, de alentar y bendecir el retorno del priísmo rapaz, disfrazado de alternativa de cambio hacia el pasado, de retorno de lo malo por conocido, una especie de síndrome de Estocolmo expresado en tres colores.

López Obrador ha resistido todo. Las campañas criminales de difamación, el virus de la desesperanza inoculado en el cuerpo del perredismo chuchista que acabó colaborando con el defraudador, la abulia cívica que asume posiciones fatalistas y se desentiende de la participación en los asuntos públicos, parapetándose en la tesis impulsada por conveniencia desde el gobierno y sus voceros mediáticos de que todos los políticos son iguales. Y no sólo los obuses han venido de fuera: terquedad caminante, viajera, practicante de una oratoria cansada, repetitiva, llena de lugares comunes cuyos desenlaces verbales pueden anticiparse apenas iniciada la frase, rodeado de algunos personajes de nada dudosa moralidad política, saltimbanquis evidentes, oportunistas que han aprovechado las promociones del tabasqueño para ganar elecciones locales y luego han olvidado cualquier compromiso político y se han entregado al peor de los gobiernos (como en el caso extremo de Juan Sabines, en Chiapas).

Sobrevivió. E, incluso, pudo preservar posibilidades electorales a pesar de que el PRD ha mantenido una permanente lucha contra él, navegante a contracorriente en los ríos de suciedad de los partidos, casi náufrago en asuntos de futuros registros de candidaturas a no ser por el Partido del Trabajo al que se ha asido como virtual último recurso. Y, sin embargo, ha seguido moviéndose. Tanto que sigue siendo el único mexicano con capacidad de convocatoria masiva nacional por sí mismo. Tanto que, a pesar de sus errores y tropiezos, López Obrador es hoy la única posibilidad electoral de frenar la barbarie panista, de enfrentar el triunfalismo comercial del priísmo salinizado y de recomponer algo de las maltrechas filas de la izquierda formal. Podría decirse que AMLO representa la última oportunidad institucional de sobrevivencia depurada de un régimen político que está en las últimas. Sin embargo, la reciente postulación por sí mismo a una segunda oportunidad de competir ha reavivado los odios mediáticos, la enfermiza polarización, la intolerancia política e ideológica, los llamados al linchamiento del incómodo, del molesto, del que resiste.
Todo es peor para AMLO ahora. No es el puntero en las encuestas, tiene una imagen marcadamente negativa en ciertos sectores conservadores o despolitizados, el PRD le juega las contras y Camacho y Ebrard construyen una opción de izquierda light, bonita, “civilizada”, no confrontacional, que busca desplazarlo. Pero López Obrador podría crecer en la medida en que la crisis calderonista se agudizara y la voracidad priísta llevara a sus principales personajes a comerse entre ellos mismos. Sin embargo, la clave no está en esos procesos de competencia política tradicional que son falsos, como lo mostró 2006. Ir de nuevo a los comicios por sí mismo, confiado en una “mejor organización”, en cuadros locales organizados mediante credencializaciones y comités, esperanzado en que el sistema sí respete esta vez la voluntad popular, sería el equivalente a volver a poner la cabeza en la guillotina, pero con la ilusión de que ahora no caiga la hoja afilada porque desde las alturas así generosamente lo decidan.

El calderonismo, y los intereses que le impusieron en 2006 y ahora diseñan escenarios de alternancia para que el PRI continúe con la tarea mal hecha por los panistas fallidos, están desactivando diariamente las opciones electorales. El nar- cotráfico ya fue expresamente en estos comicios locales recién pasados un factor de instalación o ex- clusión de candidatos, de manipulación de datos elec- torales por amenazas o directamente bajo el poder de las armas, de asesinatos, amenazas, secuestros y condicionamiento de recorridos geográficos. En 2012, la “delincuencia organizada” será una amenaza paragubernamental a candidaturas y campañas que vayan contra la lógica de quienes todavía tendrán el poder formal. Desde ahora el IFE acepta que hay condicionamientos y obstáculos en ciertas zonas del país para el cumplimiento de tareas electorales básicas. Y, como si el pasado se asomara burlonamente al presente que trata de animarse a participar, allí está la resolución del propio IFE que acepta que Calderón (como Fox en 2006) cometió actos indebidos de inducción del voto a favor de su partido (en 2010, con los anuncios en cadena nacional, días antes de las elecciones locales, en que FC anunciaba presuntos logros y avances de su administración), pero que no se le puede castigar. Y, sin embargo, allí está de nuevo el camino electoral. AMLO, en un segundo intento al que en un descuido harán crecer los mismos que hoy le aporrean rabiosamente.

Y, mientras el secretario Blake atiende al dirigente del SME, como una manera de dar salida burocrática intrascendente a las exigencias de diálogo con Calderón que han hecho los huelguistas del Zócalo capitalino, quienes han llegado al extremo de escribir con sangre sus demandas, ¡hasta el próximo lunes, en esta columna que lleva una pancarta contra las leyes racistas de Arizona!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx • http://www.twitter.com/julioastillero
Fuente

Piden a la SCJN reconsiderar su fallo contra jubilados del DF

El Sol de México
23 de julio de 2010




Manuel Cosme / El Sol de México

Ciudad de México.- Benito Mirón Lince, secretario del Trabajo y Fomento Económico del Gobierno capitalino, llamó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a corregir su decisión de fijar un límite de solamente 10 salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal a las jubilaciones.

Entrevistado, después de firmar un convenio de Fomento Cooperativo con el jefe delegacional de Iztacalco, Javier Sánchez, el funcionario dijo que dicho fallo borra de ipso el derecho de más de un millón 200 mil trabajadores a jubilarse con dignidad.

Dijo que la dependencia a su cargo estará al pendiente de la resolución, pues es un asunto que repercute en los sindicatos, trabajadores y afecta a todos los ciudadanos.

"No provoquen estas cosas porque después ya sabemos el resultado, como en el caso de los trabajadores del SME, que culpan a quien es la víctima; ahora dicen que el culpable de la huelga de hambre es su secretario general (Martín Esparza) y se olvidan de la injusticia, la ilegalidad y la barbarie que comete el Gobierno federal", advirtió Mirón Lince.

Para concluir, dijo, que al Gobierno del Distrito Federal no se le pueden cargar las marchas que generan un problema de tránsito vehicular ante las aberraciones que resultan de esas resoluciones de la Corte y que sólo provocan que la gente salga a las calles, y cuya solución no es mandar a la fuerza pública, como pretenden las autoridades federales que se haga.
Fuente

Calderón: ciego, sordo y sin olfato

Juan José Solis Delgado
22 de julio, 2010 - 11:21 | 9 comentarios

23
tweets
retweet
Envía7 .Definitivamente Felipe Calderón no tiene la estatura de un estadista y mucho menos la capacidad para ser el jefe de gobierno de nuestro país.
La incapacidad, la torpeza, la estupidez, la necesidad y seguramente el miedo, son características que expresan puntualmente a la persona de Felipe Calderón.


La muerte le ronda a Calderón a lo largo de su administración y no se inmuta en lo más mínimo. Más de 25 mil víctimas han muerto como consecuencia de su guerra estúpida. En Hermosillo, 49 niños indefensos e inocentes, perdieron la vida por la negligencia, nepotismo y corrupción en los tres niveles de gobierno. En ciudad Juárez decenas de mujeres han desaparecido y después encontradas violadas y muertas. Recientemente en Torreón se dio la más violenta escalada de muerte, y Calderón al parecer, está ciego y sordo ante tales hechos.

La pregunta que suena en la opinión pública es: ¿cuántas muertes más se necesitan para que Calderón haga algo? La respuesta, lamentablemente no ha llegado. Como no ha llegado Calderón al lugar de los hechos delictivos, como no visitó la guardería ABC en Hermosillo Sonora, como llegó demasiado tarde ciudad Juárez y fue increpado por una madre de familia, y como respondió a bote pronto que los jóvenes muertos en el tecnológico de Monterrey eran unos pandilleros.

Hoy, a casi 90 días de una valiente huelga de hambre que sostienen los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, Calderón vuelve a ser ciego, sordo, y esta vez sin olfato para percibir el olor a muerte. Los trabajadores más delicados de salud, Cayetano Cabrera Esteva y Miguel Ángel Ibarra Jiménez están decididos a perder la vida por su lucha por recuperar el derecho esencial de tener un empleo. A pesar de que se les ha pedido abandonar la huelga, estos se aferran a sostener lo único que les queda a estas alturas, su dignidad.


Lamentablemente el aparato político de la presidencia, encabezado por el porro Javier Lozano secretario del desempleo, pretende hacer lucir ante la opinión pública como una huelga de hambre absurda y sin sentido y responsabilidad de la dirigencia del SME, cuando, el verdadero responsable de la delicada salud de los trabajadores electricistas es Felipe Calderón, quien sabía que el sindicato representaba un estorbo en la entrega de los dos hilos de fibra óptica a las empresas TELEVISA y TELEFÓNICA, y por ello, de un plumazo decidió extinguir una empresa que NO era administrada por el sindicato, sino por gente de SU confianza, pero hizo creer que el sindicato era el responsable de los números rojos de la empresa.


Pero una vez más el desarticulado Felipe Calderón demuestra que no le interesa la justicia, el diálogo y muchos menos fortalecer las estructuras democráticas del sistema político. Su solución al caso de los infantes sobrevivientes de la guardería ABC, fue a billetazos pero no al castigo de los culpables. Su pensión vitalicia no es justa sino cínica e insolente.


Definitivamente Felipe Calderón es un cretino, pero muy pronto la historia lo juzgará a él y a sus cómplices.


twitter: @juanjosesolis
Fuente

"Ciro Gómez Leyva el gran periodista que México necesita"

Julio Roa (@LaPolitika)
23 de julio, 2010 - 00:11 | 17 comentarios

52
tweets
retweet
Envía .A muchos le sorprenderá el titulo de esta columna, pero en realidad estoy convencido de que Ciro es el gran periodista que México necesita y explico el porqué: El día de ayer me dediqué a revisar las columnas de Ciro Gómez, empecé con en el mes de febrero del 2010, la primera columna que me llamo la atención fue la que lleva por nombre "Los amigotes de Felipe Calderón", en esta columna Ciro critica valientemente y firmemente al presidente Calderón, lo critica por reunirse y estar de fiesta con los presidentes de Cuba, Argentina, y Bolivia. En la opinión de Ciro, Calderón no debería estar celebrando nada con estos antiyankis .



En otra columna, Ciro le vuelve a reclamar mucho más fuerte e inclusive dice Ciro: "Orlando también es su muerte, presidente Calderón", sin duda muestra un coraje el Sr. Gómez Leyva, responsabiliza en parte al presidente Calderón de la muerte del activista cubano Orlando Zapata que tras 85 días en huelga ha fallecido. El reclamo de Ciro se debe a que el presidente Raúl Castro era huésped del gobierno mexicano. Dice Ciro refiriéndose a Calderón: "El presidente lo apapachó como a un viejo camarada", nuevamente Ciro muestra un valiente papel, está del lado de los oprimidos, de los disidentes, está del lado de los hombres que están en huelga de hambre, en pocas palabras, el Sr. Ciro Gómez está con los desposeídos cubanos y contra el gobierno dictatorial de los hermanos Castro.



Como van pasando los días, semanas y meses, Ciro sigue escribiendo sobre el caso de los huelguistas de hambre de Cuba, también menciona a las mujeres de blanco y admira la valentía con la que están enfrentando al gobierno de Cuba, una de las columnas donde nuevamente Ciro aborda el tema sobre los activistas de Cuba se llama "Ya no será tan fácil para el perfecto idiota mexicano". Qué excelente título, qué valor demuestra Ciro, tal vez ya es un héroe en Cuba tras dedicarle tanta tinta y apoyar la causa de la oposición cubana y en particular la huelga de hambre de Orlando Fariñas.



La labor valiente periodística de Ciro continua, en una de sus columnas hace mención del estado físico en que se encuentra Guillermo Fariñas y escribe lo siguiente: "El deterioro físico que tiene Guillermo es muy marcado, me dijo ayer su médico Ismael Iglesias. El estado en que se encuentra es muy delicado y es posible que en 48 horas pueda aparecer un shock. Tiene una deshidratación bastante marcada, los labios secos, en horas de la mañana tuvo taquicardia, con presión arterial de 1.87, pesa 128 libras. Ha perdido 28 libras."



Cinco columnas más habría de escribir Ciro sobre el caso de Guillermo Fariñas, lo que me deja a mi sin dudas es que Ciro se ha convertido en una voz de los huelguistas de hambre en Cuba, la forma en que Ciro cubrió este tema es impecable, muy valiente donde le reclama a Calderón, denuncia a la dictadura cubana, llama gorilón a Hugo Chávez, a Evo Morales el ultramontano y para finalizar con broche de oro llama a la presidenta de Argentina la antiimperialista, qué valor, señores y señoras, qué pantalones ha mostrado, qué lección de periodismo e integridad por parte de Ciro Gómez Leyva.



El único inconveniente que veo es que Ciro no es un periodista que se dedique exclusivamente a asuntos internacionales, Ciro no es el corresponsal de milenio en Cuba o en latinoamericana, por el contrario Ciro mayoritariamente escribe sobre temas de asuntos relacionados con México, no quiero dar a entender que él no debería abordar temas internacionales. Pero para los que hemos seguido la carrera de Ciro Gómez Leyva sabemos muy bien que él no tiene la misma valentía y tenacidad en cubrir temas como el caso de la guardería ABC, o el tema de la masacre en Juárez, o el tema de el fraude electoral en el 2006, es más Ciro critica regularmente al único líder del gobierno de Calderón, por cierto llamado Andrés Manuel López Obrador, tampoco ha mostrado valor para criticar y culpar directamente al presidente Calderón por la muerte de los niños Bryan y Martin que fueron víctimas de la guerra de Calderón, tampoco hemos visto al Sr. Ciro Gómez Leyva mostrando esa valentía y coraje con la que escribió sobre el caso Cuba. Claramente el Sr. Gómez Leyva ha sido un canalla al no darle el mismo valor que le dio a la huelga de hambre de los cubanos en comparación con la huelga de hambre establecida por los electricistas mexicanos de la extinta compañía de Luz y Fuerza del Centro.



Ciro Gómez Leyva ha escrito de forma entreguista y ha tomado el lado del gobierno de Calderón, en unas de sus columnas titulada "¿Y si se va la luz el viernes 11?, la preocupación de Ciro en esa columna no es por el despido de más de 44mill trabajadores que de la noche a la mañana fueron aniquilados de su fuentes de ingresos, Ciro tampoco cuestiona la forma en que Luz y Fuerza fue finiquitada, no hace una labor de investigación sobre los posibles intereses a esa eliminación de dicha compañía, ¡NO! A él le preocupa si va a ver luz para poder ver el partido inaugural de la copa de futbol. Hay otras tres columnas que escribe Ciro sobre el tema de los electricistas, pero jamás lo hace de la mismas forma en que lo hizo sobre Guillermo Fariñas, no hay palabras de apoyo, no hay enojo, no hay reclamo, no hay valentía de parte de Ciro, y no olvidemos que ya son más de 85 días en huelga de hambre por parte del ingeniero Cayetano Cabrera, es una tristeza, es una pena ver que a Ciro Gómez Leyva le valen madre las injusticias de México. Es por eso que digo "Ciro Gómez Leyva el gran periodista que México necesita", pero ocupándose de la misma forma de los asuntos de México como lo hizo con el asunto de los activistas cubanos.



P.D. Carlos Marín escribe hoy sobre la huelga de hambre de los trabajadores electricistas, la columna se llama "El ayuno del SME para principiantes", lo único que puedo decir del Sr. Marín es que es un vulgar y no tiene nombre lo que escribió.

Fuente