viernes, 20 de agosto de 2010

Recibe Cofetel notificación de juez para detener la licitación 21

Miriam Posada García

Periódico La Jornada
Viernes 20 de agosto de 2010, p. 28
La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) recibió a las 15:05 horas de ayer la notificación de la medida cautelar concedida por un juez de Matamoros a Televisión Azteca para detener la licitación 21, que consiste en otorgar concesiones para dar servicios de telecomunicaciones móviles. Sin embargo, ayer por la mañana el pleno de la Cofetel envió su opinión favorable a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por lo que, según la interpretación del organismo regulador, la decisión de otorgar espectro a Televisa-Nextel, Telcel y Telefónica no sufre afectación.

Al haber enviado a la SCT la opinión favorable sobre la licitación en la que Televisa-Nextel pagaron 180 millones 300 mil pesos por 30 megahercios (Mhz) de espectro, el siguiente paso de la licitación es que la dependencia revise el procedimiento, si lo considera necesario, y luego otorgue los títulos de concesión.

Sin embargo, si la SCT fue notificada de la medida cautelar no podría entregar dichos títulos ya que incurriría en desacato, como ha expuesto el abogado de Grupo Salinas, Salvador Rocha Díaz. Ayer no hubo nadie disponible en la dependencia para hablar sobre el tema.

La Cofetel detalló que fue emplazada legal y formalmente por el actuario Juan Carlos Salazar Sobernais, adscrito al juzgado primero de distrito en materia administrativa del Distrito Federal, quien entregó la notificación sobre la medida cautelar concedida por el juzgado de distrito en materia de amparo y juicios federales con sede en Matamoros a Tv Azteca Comercializadora, “en contra del procedimiento de licitación para el otorgamiento de concesiones para el aprovechamiento y explotación de las bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico”, conocido como licitación 21.

La medida cautelar se concedió para que “las cosas se mantengan en el estado que se encuentran al día de hoy, sin que ello implique prejuzgar sobre la legalidad de la situación que se mantiene, como tampoco sobre los derechos del solicitante de esta medida. Esto es, para que no se materialice el dictado del fallo, contrato o adjudicación de la licitación 21”.
Ante esta situación, la Cofetel expuso que el pleno emitió el fallo de la licitación 21 el pasado 16 de agosto, y la opinión favorable fue enviada ayer mismo a la SCT antes de que llegara la notificación de la demanda y la medida cautelar. Es decir, dio por terminada su participación en el concurso antes de que conociera la orden del juez.

Sin embargo, aseguró que al estar formalmente notificada “acatará cabalmente lo dispuesto por el Poder Judicial, y en el caso concreto, las órdenes del juez de Matamoros, y en el término otorgado por el mismo contestará la demanda a efecto de desvirtuar los argumentos y pretensiones de Tv Azteca Comercializadora”.

Defensa en Twitter

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) acusó al presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, de usar cifras engañosas y repetir el discurso de Televisa-Nextel para defender la aprobación de la licitación 21 en la banda de 1.7 gigahercios que servirá para que esa empresa entre al mercado de telecomunicaciones móviles a nivel nacional a cambio de 180 millones 300 mil pesos.

A través de Twitter, Mony de Swaan ha hecho una férrea defensa de su voto a favor en la licitación 21 y de la aprobación de ese concurso con un pleno dividido, ya que sólo él y Gonzalo Martínez Pous votaron a favor, Rafael del Villar en contra, Ernesto Gil Elorduy se abstuvo y José Luis Peralta no acudió a la sesión porque desde diciembre votó en contra de las bases de licitación.
Fuente

“Listo”, convenio para pagar prestaciones a más de 16 mil electricistas no liquidados: Esparza

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Viernes 20 de agosto de 2010, p. 20
El convenio entre el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el gobierno federal para que se paguen a los más de 16 mil trabajadores no liquidados las prestaciones devengadas, como aguinaldo, fondo de ahorro y días laborados, “está listo”, ya fue revisado jurídicamente por las dos partes y podría quedar firmado este mismo viernes, sostuvo el líder del gremio, Martín Esparza Flores.

En entrevista explicó que ya se tiene el acuerdo final para que los integrantes del SME que aún se encuentran en resistencia reciban los cheques por estas prestaciones y otras que se les debían al momento de decretar la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

El acuerdo está acabado y sólo falta acordar el mecanismo de pago, dónde y cuando se van a entregar los cheques a los trabajadores, dónde se van a instalar las ventanillas, etcétera; incluso se tiene contemplado que haya funcionarios que atiendan casos específicos, ante los cuales por ejemplo, los trabajadores planteen particularidades como el adeudo de horas extras, comisiones y otros.

Esparza explicó que la mesa de negociación ha sido “difícil”, pero ya se concluirá con esta parte, que es la económica, e irían por la reunión con el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, a fin de analizar la propuesta “para reincorporarnos a las labores y el tema de la toma de nota”.

Se espera que la próxima semana se trate el asunto de la toma de nota para el comité ejecutivo que encabeza, así como los planteamientos para crear una compañía que dé servicio de energía eléctrica a toda la zona centro del país, con trabajadores no liquidados, o bien analizar la inserción de los mismos en una nueva división de la Comisión Federal de Electricidad.
En cuanto a la carta que Alejandro Muñoz, representante de la Coalición de Trabajadores del SME, envió al presidente Felipe Calderón, dijo que llama la atención el tono de “amenaza” que está usando Muñoz hacia el mandatario, así como su “cinismo” para pedirle que no llegue a ningún acuerdo con los trabajadores no liquidados.

La tónica de la carta que envía Muñoz al mandatario evidencia, según Esparza, “que hubo un acuerdo del electricista con instancias del gobierno federal para acabar con el contrato colectivo de trabajo y el sindicato mismo. Se observa enojo por parte de Muñoz, por sus negocios que quería formar una vez liquidado el sindicato, e incluso ha amenazado al mandatario que si no le cumplen va a hablar, y cabe preguntar: ¿de qué va a hablar? ¿de los acuerdos a los que llegó para traicionar al SME?

“No se sabe qué acuerdos habrá pactado Muñoz y con quién, pero prácticamente amenaza que si no le cumplen va a tomar venganza, lo que indica que hubo acuerdos por debajo de la mesa, que estuvo en contubernio para no oponerse a la liquidación de la empresa e instar a los trabajadores a liquidarse de inmediato. Por eso ahora le pide al Presidente que no resuelva el conflicto y que le cumplan a él con los compromisos que hizo.

“Ahora les está diciendo a los trabajadores que está hablando con el Presidente para que ya autorice las empresas, pero su propia gente lo está cuestionando, porque son puras mentiras y cuentos. Por eso ya hasta anda con guaruras, por eso usa el chantaje en su amarga y amenazante carta. Ojalá hablara para saber qué hubo detrás de toda su colaboración oficial para intentar acabar con este gremio”, remató.
Fuente

Tumban casas de familiares de mineros de Pasta de Conchos

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Viernes 20 de agosto de 2010, p. 20
En la celebración eucarística que Familia Pasta de Conchos celebra los días 19 de cada mes en recuerdo de los 65 mineros muertos, esta organización denunció que con maquinaria de Industrial Minera México se demolieron 300 viviendas de la zona carbonífera de Coahuila, con el pretexto de que iban a ser reubicadas porque resultaron dañadas por el huracán Álex.

Con esta acción se quedaron sin vivienda familias de los mineros, por lo que se arguye que esto fue un engaño más de esta empresa en contubernio con el gobierno estatal, ya que a la fecha no se han preocupado por el destino de estos habitantes, no se ha iniciado la construcción de casas y no tienen recursos para pagar una renta.

La misa fue oficiada a las afueras de las oficinas centrales de Grupo México en esta ciudad por el obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera, quién sostuvo que la pobreza en que viven los mineros de la zona evidencia que las empresas se enriquecen sobre el sacrificio de los trabajadores. Dijo que el propio huracán hace ver que la presencia de grandes empresas, como Industrial Minera México, “no ha implicado progreso para las comunidades”.
La abogada de esta organización, Cristina Auerbach, hizo ver que el gobernador Humberto Moreira prometió reubicar a estas familias que se quedaron sin techo y que en su mayoría viven en casas de familiares, en cuartos que les están prestando o pagando rentas, lo cual merma más su economía, cuando les habían ofrecido que les iban a ayudar a pagarlas.

Señaló que se presume que los terrenos desocupados podrían ser para la propia Industrial Minera México, la cual puso la maquinaria para ello, además de que la zona desalojada está pegada a la propiedad de esta empresa. Dijo que toda esa acción se hizo en el momento de confusión que provocó este fenómeno meteorológico.

Trinidad Cantú, madre de uno de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos, señaló que representantes de esta empresa y funcionarios locales les dijeron que iban a demoler sus casas y reubicarlos en otras. Explicó que en total han demolido 300 de las 600 que había en la región, que no les firmaron ningún documento ni les dieron ninguna garantía de una nueva casa, y tampoco dinero como ofreció el gobernador.
Fuente

Confío en recuperar mi trabajo y el ayuno valió la pena: Isabel de la Rosa

Por Guadalupe Cruz Jaimes

México, DF, 19 ago 10 (CIMAC).- A casi 11 meses de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), más de 16 mil electricistas continúan con la “firme decisión” de no liquidarse y seguir en esta lucha “hasta el final”, una de ellas es María Isabel de la Rosa, quien formó parte del movimiento de huelga de hambre, que sostuvieron decenas de electricistas, de abril a julio pasado.

Isabel, quien laboró 6 años y medio en el departamento de Oficinistas varios de LyFC, aseguró en entrevista que la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) “aún no llega a su meta”, por lo que “estamos decidimos a seguir en pie, hasta lograr la reinstalación”.

“Confiamos en volver a trabajar, en que la negociación política en Gobernación avance, para que conforme a la ley se aplique la figura de patrón sustituto”, dijo al puntualizar que su movimiento está acompañado por organizaciones sindicales y sociales, como el movimiento López-Obradorista.

Después del decreto de extinción de LyFC, emitido por Felipe Calderón Hinojosa, el pasado 11 de octubre, la vida de Isabel de la Rosa se transformó, ya que además de verse obligada a “economizar”, se adentró a la vida sindical, convencida de que la desaparición de la empresa era “injusta e ilegal”.

Tras la pérdida de su fuente de trabajo, “fueron varias noches sin dormir, no podía creer que una persona decidiera con la mano en la cintura dejar sin trabajo a 44 mil, pero así era”.

“Lo primero que hicimos fue acudir al sindicato para informarnos y decidimos no liquidarnos”. María Isabel es hija de un electricista jubilado y además de ella, dos de sus hermanos laboraban en la empresa.

Esta decisión fue respaldada por la madre de Isabel, quien a la fecha sostiene su hogar con la pensión de viudez de su esposo electricista.

De la Rosa entró a LyFC a los 19 años de edad, en su departamento laboraban 800 personas, quienes llevaban la documentación de las y los electricistas de la empresa.

Las y los integrantes de Oficinistas varios, la propusieron y eligieron recientemente para ser representante de su escalafón, ello después de que Isabel estuvo en huelga de hambre durante 57 días con el propósito de que les devolvieran su fuente de trabajo.

“Quise participar desde la primera huelga de hambre que llevaron a cabo 10 compañeras en noviembre de 2009, pero no fue posible”. Entonces, María Isabel participó en las guardias que las y los trabajadores de la extinta LyFC llevaron a cabo para cuidar de las huelguistas.

Desde el cierre de la empresa, salió a las calles, participó en todas las acciones convocadas por el sindicato, fortalecida por la indignación y el coraje por la campaña de desprestigio en contra del movimiento electricista, sin importar los insultos, el desprecio de algunas personas y la represión de la policía federal.

Pese al ataque mediático y de la gente en las calles, durante estos casi 11 meses, “seguimos dando información, denunciando la ilegalidad con la que actuó Calderón”, mediante distintas acciones, la segunda huelga de hambre fue una de ellas.

De acuerdo con la representante de Oficinistas varios, la huelga de hambre obligó al gobierno federal a “conformar una mesa de negociación real, antes de que las y los electricistas pusiéramos en riesgo nuestras vidas sólo nos daba largas”.

Por ello, María Isabel considera que “valió la pena” permanecer en ayuno, pese al deterioro de su salud, por el que a la fecha continúa medicada.

“Al principio te acostumbras a no comer, los primeros días no me sentía tan mal, cuando empecé a tener recaídas fue por el día 20, ahí empecé con dolores de cabeza, de estómago, se me dormían las piernas y los brazos”, relató.

“Las enfermeras me decían lo que tenía tomar para reducir los malestares: más suero, más miel, porque ya empezaba a sentirme muy débil, conforme pasaban los días, se me bajaba muchísimo la presión 90-60 era lo más alto que manejaba”, añadió.

Isabel se sumó a principios de mayo, junto con 9 mujeres electricistas más, al campamento electricista que permaneció en el Zócalo de la Ciudad de México, del 25 de abril a finales de julio pasado. Con ella, son 24 trabajadoras de la desaparecida LyFC que durante estos meses participaron en dos huelgas de hambre.

“Fueron días complicados, hacía mucho calor, llovía y se inundaba el campamento, me enfermé de las vías respiratorias, tuve fiebre, casi perdí la conciencia en una ocasión”, mencionó.

“Me levantaban con suero o medicamento para reanimarme. Salí del campamento en un estado de debilidad muy severo, me desvanecí, perdí el conocimiento, cuando abrí los ojos ya estaba en la clínica”.

A la fecha, María Isabel continúa en tratamiento “porque ahora soy hipotensa, la presión ya no me sube, también sigo con baja proteínica, sigo tomando vitaminas y medicamento. También se me afectó un riñón, padecí amenorrea e infecciones en las vías urinarias”, refirió.





10/GCJ/LR/LGL
Fuente