lunes, 1 de noviembre de 2010

Recuerdan a niños de la guardería ABC

Ulises Gutiérrez, corresponsal

Periódico La Jornada
Lunes 1º de noviembre de 2010, p. 31
Hermosillo, Son. Integrantes del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio instalaron este domingo un altar de muertos en la Plaza Emiliana de Zubeldía, frente a la rectoría de la Universidad de Sonora, para recordar a los 49 niños fallecidos en el incendio de la guardería subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social el 5 de junio de 2009. En el altar los padres de las víctimas instalaron flores, juguetes, frutas, veladoras e incienso.


Fuente

Sobre los juvenicidios

Carlos Fazio
Ciudad Juárez, Chih. Como cada viernes, a las 4 de la tarde la plaza de San Lorenzo reunió a un puñado de juarenses que han logrado vencer el miedo y el terror. Poco después empezó la Caminata contra la muerte. Esta vez, la marcha era la primera actividad del Foro Internacional contra la Militarización y la Violencia, por una Cultura Diferente. La manifestación había transcurrido en forma pacífica, y cuando llegaba a las instalaciones del Instituto de Ciencias Biomédicas, la avenida se llenó de camionetas de la Policía Federal. Uniformados de la unidad 12428 dispararon contra los participantes y una bala hirió de gravedad al estudiante de sociología José Darío Álvarez dentro del campo de la Universidad. La principal exigencia de los marchistas era la retirada de los federales y los militares de Ciudad Juárez, por proteger a los escuadrones de la muerte.

Ante el perfil de una mortandad que cada año rompe récords en el Valle de Juárez, Víctor Quintana acuñó el término juvenicidios. Los juvenicidios se multiplican hoy por todo el país. Las dos últimas semanas de octubre fueron pródigas en ejecuciones sumarias grupales de ese tipo. El 23 de octubre, un grupo de encapuchados vestidos de negro y con armas de alto poder llegó en un convoy de siete vehículos a una fiesta en la colonia Horizontes del Sur, acribilló a balazos a 14 jóvenes y dejó heridos a 20. Entre los muertos había ocho mujeres, una embarazada. Dos niños de siete y 11 años resultaron heridos. Vecinos denunciaron que tres minutos después de la matanza una patrulla de federales pasó por el lugar sin prestar auxilio.

Dos días después, otro comando ingresó al centro de rehabilitación para adictos El Camino, en Tijuana, Baja California, y fusiló a 13 internos. Un par de días antes Tijuana había sido elevada por Felipe Calderón a “ejemplo” de su guerra contra la criminalidad. El 27 de octubre, encapuchados provistos con rifles de asalto AK-47 y AR-15 asesinaron a 15 jóvenes en un centro de lavado de autos en Tepic, Nayarit. De las víctimas, 11 trabajaban en el lugar como parte de su rehabilitación en el Centro Alcance Victoria AC. Esa noche, en el barrio de Tepito, Distrito Federal, tres sujetos acribillaron a seis jóvenes. Según el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, los homicidios se dieron en un área de “alta complejidad”.

Tras la última matanza grupal en Ciudad Juárez, Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, responsabilizó a grupos de vengadores anónimos. A raíz de la aparición sin vida de una mujer que había confesado en un video ser cobradora de una banda de extorsionadores y fue “escarmentada”, De la Rosa escribió en un diario de circulación nacional que “personas civilizadas y honorables”, incluso algunos “funcionarios de gobierno”, le dijeron que “eso es lo que hay que hacerles a los delincuentes”. ¡Matarlos!

“A la basura social hay que tirarla al caño”, dice De la Rosa que le dijo uno de ellos, en tácita alusión al accionar de grupos ilegales, civiles y gubernamentales, que hacen justicia por propia mano. Por esa vía, el Estado abdica de su responsabilidad de impartir justicia e investigar delitos para llegar al nivel de la barbarie de los criminales que dice combatir, en un país, México, donde según el artículo 22 de la Carta Magna está prohibida la pena de muerte.
En septiembre pasado, el Senado solicitó al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), informes sobre la existencia de escuadrones de la muerte. Según el senador Ricardo Monreal, grupos de “paramilitares adiestrados” actúan al margen de la ley con complicidad, reconocimiento o tolerancia del Estado mexicano. Afirmó incluso que algunos gobernadores y empresarios tienen grupos de exterminio o de limpieza social, que seleccionan como grupos de elite para librarse de potenciales extorsionadores y secuestradores.

El Frente Nacional Contra la Represión denunció que durante 2010, de los 7 mil homicidios contabilizados en Ciudad Juárez, más de la mitad fueron de jóvenes pandilleros e infractores menores, por lo que, más que una guerra entre cárteles o pandillas (Calderón dixit), lo que rige es una “limpieza social”. La hipótesis del exterminio de jóvenes considerados “desechables” es avalada por Rosario Ibarra, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, quien citó una matanza de 17 personas en una quinta de Torreón, Coahuila, durante “una fiesta lésbico-gay” en julio. Otro caso reseñado por la veterana luchadora fue la exhumación de 51 personas de una fosa clandestina en el municipio de Juárez, Nuevo León, que reunían un rasgo particular: todos estaban tatuados, lo que respaldaría la teoría de la limpieza social.

En ese contexto, el 3 de octubre surgió en Morelia, Michoacán, un grupo autodenominado Pelotones Omega. En un volante de presentación firmado “en el nombre de Dios” por el “Comandante Miguel”, se advertía que comandos de ajusticiamiento, adiestrados, concientizados, adoctrinados y pagados por ciudadanos, empresarios y propietarios rurales michoacanos, ejercerán la “justicia divina” contra políticos, gobernadores, militares, jueces, comandantes policiales y empresarios cómplices de narcotraficantes y otros grupos criminales. Según la Biblia, la lacra, la escoria de la sociedad no merece el perdón de Dios y tampoco el de los Pelotones Omega, dijo en su escrito el “Comandante Miguel”.

Por pura coincidencia, tal vez, a mediados de octubre, la consultora texana Stratfor divulgó que empresas estadunidenses de contratistas de seguridad privada, integradas por milicias de mercenarios cuyos métodos quedaron evidenciados en Afganistán e Irak, al perder su negocio en esa región, están presionando a Barack Obama para que gestione ante Calderón la apertura del mercado mexicano. Se entiende por qué, en Juárez, pugnan por una cultura diferente.


Fuente

Astillero - Jalogüin felipesco

Julio Hernández López

Convertido abiertamente en instrumento de agresión social y mentira cínica, el aparato policial federal destacado en Ciudad Juárez dio cuenta el pasado viernes de su lógica de guerra”: balas institucionales contra protestas estudiantiles, disparo de armas de fuego contra mentadas de madre, detonaciones “preventivas” frente a los nuevos delitos dignos de paredón que ahora constituyen pintar leyendas en paredes (mientras narcomantas son colocadas tranquilamente) y manifestarse con parte de la cara cubierta (mientras policías y soldados así se mueven, inidentificables, oscuramente tocados). Estado mexicano tan fallido que ayer se anunciaban medidas contra quienes de noche se disfrazaran al estilo del jalogüin o de día o ya en la oscuridad manejaran vehículos con máscaras o distorsiones faciales, y se pedía a los padres de familia que no permitieran a sus hijos salir a pedir dulces más que con luz de sol y acompañados de adultos. Felipe, ¿nos das otra decena de miles de calaveritas? ¿Dulces, o maldad?

Federales implacables ante estudiantes desarmados (o armados con piedras, latas y múltiples proyectiles verbales), a uno de los cuales hirieron de gravedad aunque por fortuna parece estar ya a salvo; prueba tajante de insania gubernamental: agredir a jóvenes en protesta contra la militarización y la violencia policiaca, violar la autonomía universitaria, confirmar en caso extremo la sabida conducta de violaciones y agresiones contra la población en general, herir a los inermes mientras se protege o huye de los impunes sanguinarios desatados, atacar a los jóvenes que protestan por la muerte de decenas de sus coetáneos y por la masacre diaria que allá se vive, en esa urbe fronteriza declarada por el calderonismo mucho más que una locación de El infierno, convertida en síntesis y sentencia del sexenio de la muerte.

Desquiciada mano dura contra estudiantes juarenses, mientras un hijo del jefe Diego es acusado de usar a agentes federales para asuntos conyugales y la toma de dos menores de edad (en Cozumel, David Fernández de Cevallos, acompañado de su hermano Rodrigo y su escolta de policías, arremetió contra su esposa y los padres de ella para llevarse a dos pequeños, de cuatro y un año de edad), mientras los michoacanos protestan de nuevo en las calles en demanda de que el Estado informe de la suerte de una veintena de paisanos que fueron desaparecidos en Acapulco, mientras el mismo Ejército interviene en Tijuana para liberar a tres familiares del poderoso Mayo Zambada que habían sido secuestradas por narcotraficantes contrarios, lo que podría generar una espiral de venganzas de primer nivel, ante lo cual preferible fue pintar con letras verdes conciliatorias que a las familias se les debe respetar; mientras la gerencia católica metropolitana, a cargo del licenciado Rivera, acepta –a fuerza de hechos comprobados, como la capilla construida por un jefe zeta en su tierra natal, con placa conmemorativa– que el poder corruptor del narcotráfico ha penetrado incluso la textura eclesial. Estampas de patología oficial, con la Policía Federal encañonando estudiantes y disparándoles, en una etapa superior de la guerra calderonista verdadera, que es contra la población. Guerra para implantar miedo social, para cancelar derechos y libertades, para encerrar a la gente en sus casas y someterla a la conservación angustiada de sus haberes mínimos, de su precaria seguridad personal: no protestes, no te manifiestes, no hagas caminatas de denuncia, no te opongas, no votes, no guardes esperanza más allá de que hoy no te toque a ti.
Astillas

La victoria en segunda vuelta de Dilma Rousseff da un importante significado de continuidad posible a los esfuerzos latinoamericanos de generación de cambios importantes a partir de la vía electoral, con pluralidad y entendimiento políticos. La primera mujer que presidirá Brasil lo hará en condiciones muy propicias, construidas por el hábil Lula, que supo entretejer para conseguir avances sin rupturas ni riesgos graves...

Los panistas están enredados con dos temas: por un lado, es evidente el apoyo de Los Pinos al candidato oficial a relevar a César Nava, que es el diputado federal Roberto Gil, y por otro hay una creciente exigencia de que Germán Martínez rinda cuentas claras del presupuesto que le tocó ejercer y de 400 millones de pesos de préstamo que consiguió para impulsar la campaña de 2009, en la que el blanquiazul obtuvo tristes resultados. Respecto a la sucesión panista, Calderón intenta imponer a otro personaje débil o antipático, como en su momento fueron el citado Germán y César Nava. Para ello, a través de un hombre de las tenebras, Jorge Manzanera, se manejan fondos, promesas y presiones: Gil es el bueno, dice el personero de Los Pinos. Respecto a los dineros, hay una auténtica danza de millones mal gastados o derivados hacia cuentas particulares. Todo un caso de corrupción que el jefe máximo del PAN trata de mantener en lavandería casera, mientras llega el deseado Gil...

Vicente Fox sigue mostrando un aire desdeñoso frente a su sucesor. Le ha rebatido la política bélica contra el tráfico de drogas y ayer, cuando periodistas le pidieron respuesta a las críticas del michoacano, dijo que está en espera de que sea Calderón quien vaya al Centro Fox para entonces platicar con él...

La gira de AMLO por el estado de México ha colocado en una situación inviable a la alianza del PRD chuchista-ebrardista con el PAN. Ayer, el tabasqueño dijo que el partido al que pertenece, el del sol azteca, “no se fundó para ser palero de la mafia de la política”. Entre otras cosas, el pretendido pacto perreánico de ocasión no encuentra una figura notable para ser postulada. En el colmo de la frivolidad, se exploró la posibilidad de que la estrella de Televisa Lucero aceptara competir para ser la Dueña de la hacienda con sede en Toluca, pero la actriz tuvo más visión y seriedad que quienes la invitaban y declinó cualquier posibilidad... ¡Hasta mañana, en esta columna de azúcar!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx
Fuente

SME convoca a crear una nueva agrupación política

Domingo 31 de octubre de 2010

Julián Sánchez | El Universal
julian.sanchez@eluniversal.com.mx


41 comentarios





Ante más de 50 mil personas reunidas en el Estadio Azteca, el dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza Flores, llamó a todas las organizaciones sociales y populares del país a cohesionarse, para conformar a partir del próximo mes, una agrupación política nacional que tenga como objetivo la defensa del pueblo y de los derechos de los trabajadores.

En el marco del llamado Festival de Resistencia que se realizó en el coloso de Santa Úrsula donde se presentaron el grupo Los Cuisillos y la original banda El Limón de don Salvador Lizárraga, Martín Esparza pidió a los integrantes del sindicato de electricistas que ahí se encuentran a votar por la conformación de esta agrupación política nacional a lo cual la mayoría levantó la mano.

Con ello, Esparza dijo que se inicia una lucha del SME no sólo sindical sino también política en la que reiteró el llamado a otras organizaciones de la República a participar.

Martín Esparza expuso que vienen tiempos políticos muy importantes y es necesaria la participación de todos los que luchan por causas justas y unirse para juntos llegar a la victoria de éstas y derrotar “las políticas del gobierno entreguista de Felipe Calderón”.

Luego en entrevista aseguró que será entre el 16 al 18 de noviembre cuando en el Congreso Social al que acudirán diversas organizaciones, se comenzará a gestar la “agrupación política nacional por la defensa de los derechos de los trabajadores y los derechos del pueblo” y sobre la cual ha hablado con los sindicatos de mineros, de la UNAM y de Telefonistas, que encabezan, Napoleón Gómez Urrutia, Agustín Rodríguez y Francisco Hernández Juárez.

Antes, en el acto, al que acudieron legisladores afines al movimiento de los electricistas y representantes de organizaciones sindicales, campesinas y populares, Martín Esparza insistió en mantener la unidad para poder fortalecer cada vez más el movimiento del SME y manifestó el líder sindical: “reitero este emplazamiento a Calderón para que corrija el rumbo y resuelva los grandes problemas nacionales”.

En el evento, en el que estuvo ocupado en más de la mitad del cupo del Estadio Azteca, los electricistas exigieron la liberación de su compañero Miguel Márquez Ríos detenido en Puebla hace dos semanas y recluido en el penal de San Miguel, a quien consideraron preso político.

“Fracasa boicot”

Martín Esparza afirmó por la mañana que fracasó “el intento de boicot” al Festival de Resistencia luego de que ayer se difundieron versiones en el sentido de que no se tenía registrado ningún evento del sindicato de electricistas. “Aquí demostramos que a un año de resistencia y en el marco del Día de Muertos el SME está más vivo que nunca y la lucha continuará hasta la victoria”.

Fuente

La lucha del SME debe continuar contra las políticas del gobierno federal: Ibarra de Piedra

ARTURO ALFARO GALÁN

La Senadora de la República Rosario Ibarra de Piedra, quien acudió al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Puebla para visitar a Miguel Márquez Ríos, prosecretario de Divisiones del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), exhortó a los electricistas a continuar su lucha contra la política “dictatorial”, que terminó de un solo golpe con el empleo de 44 mil trabajadores en el país.

Además, exigió el cese de la represión y el hostigamiento contra las organizaciones sociales, pues consideró que las políticas impuestas por el presidente Felipe Calderón son “equivocadas”.

Ante docenas de electricistas e integrantes de organizaciones campesinas, estudiantiles y defensoras de los derechos humanos, la también presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, la legisladora apuntó que la detención de Márquez Ríos es una estrategia política del gobierno federal para someter las protestas de los ex empleados de Luz y Fuerza del Centro (LFC). “La protesta no nada más ha sido hacia el SME, también a muchas otras organizaciones”, acotó Ibarra de Piedra en breve entrevista.

Durante la protesta en el Cereso de Puebla, que se ubica en la zona sureste de la capital, al menos 50 granaderos y policías estatales vigilaron de cerca las actividades, sin que se haya registrado algún enfrentamiento. En el lugar, también acudió la actriz y activista Francesca Guillén, quien se unió a la protesta para exigir la liberación de Miguel Márquez Ríos.

La legisladora aprovechó el momento para reafirmar que el presidente Felipe Calderón Hinojosa “es producto del fraude” que se cometió en las elecciones de 2006, cuando se impuso como gobernante sobre Andrés Manuel López Obrador, a quien considera el “presidente legítimo de México”.

A su ingreso al penal, Ibarra de Piedra se rodeó de los familiares de Márquez Ríos, la activista Francesca Guillén, así como el secretario de Economía del SME, Pablo Rodríguez. “He entrado a todos los penales de este país. Nosotros somos gente de paz”, sostuvo la senadora frente a la aduana de policías estatales instalados en la entrada al Centro de Readaptación Social de Puebla.

Al respecto, el subsecretario general de la división Nuevo Necaxa del SME, Domingo Aguilar Vázquez, apuntó que Ibarra de Piedra, quien permaneció más de dos horas dentro del penal, realizó un cuestionario al prosecretario de Divisiones del SME, Miguel Márquez Ríos, sobre las presuntas agresiones a sus derechos humanos, cuyos resultados serán expuestos en el pleno de la Cámara de Senadores de la República.

Las preguntas se basaron, principalmente, en el trato que le han conferido las autoridades de seguridad pública de la Federación y del estado de Puebla, desde su detención, así como la posible violación a sus garantías para sostener una defensa, entablar comunicación con su familia y sobre los derechos fundamentales como alimentación y bebida dentro del Cereso.

El ahora procesado fue detenido el jueves 21 de octubre a la altura de la caseta de cobro de San Martín Texmelucan, sobre la autopista México–Puebla, cuando viajaba en un autobús acompañado por al menos 100 simpatizantes del SME, luego de una protesta en el Congreso del estado.

Márquez Ríos está interno en el Cereso, lugar al que fue consignado por el agente del Ministerio Público de la Federación, quien aportó las pruebas suficientes para que se le dictara el auto de formal prisión. Se espera que en los próximos días, el Juzgado Noveno de Distrito determine su situación jurídica e imponga una condena, aunque el proceso podría dilatar cerca de un año.

De acuerdo con la PGR, Márquez Ríos fue detenido con base en dos órdenes de aprehensión, una de ellas girada por la presunta toma de instalaciones del 16 de marzo, cuando se realizaron las actividades de resistencia de la Huelga Nacional de Electricistas, por los delitos de privación de la libertad; contra el consumo y riqueza nacional e internacional, y daño en propiedad del gobierno.


Fuente