lunes, 9 de mayo de 2011

Informe del C. Martin Esparza Flores Sobre el Tema SCJN y SME

05 de Mayo del 2011

Vía SME 1914

Visita SME1914


SME Asamblea Informativa del Servicio Electrico en Juandho 07 de Mayo del 2011

07 de Mayo del 2011

Vía SME1914

Visita SME1914


La luz es el SME

INVITAMOS A TODOS NUESTROS COMPAÑEROS SMEitas, RADIOESCUCHAS, LECTORES Y PÚBLICO EN GENERAL AL FESTIVAL "LA LUZ ES EL SME"



Expediente Genaro García Luna al descubierto

Por Reporte Índigo
24/01/2009 - 05:00 AM

México, DF.- Por una solicitud hecha por Reporte Índigo, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública ordenó a la PGR entregar información clasificada sobre el secretario de Seguridad Pública.

Hace siete meses, Reporte Índigo solicitó a la PGR información sobre la cantidad de averiguaciones previas en las que el secretario de Seguridad Pública apareciera como indiciado y copia de aquéllas que ya hubieran sido cerradas.

La PGR respondió, hace cuatro meses, que no entregaría dicha información para cuidar el “buen nombre” del funcionario y aclaró que la daría a conocer hasta 2020.

Ante un recurso de inconformidad interpuesto por Reporte Índigo, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) determinó por unanimidad que la PGR entregara el número de averiguaciones previas, cerradas o en proceso, en las que García Luna fuera indiciado y copia pública de aquellas que hayan concluido, ya sea por haber sido consignadas ante un juez o porque se hubiera declarado el no ejercicio de la acción penal.

Los cinco consejeros del IFAI coincidieron en que la información es de interés público, porque la sociedad merece saber si el funcionario responsable de la seguridad pública del país es idóneo para el cargo, así la decisión se hizo pública el miércoles 21 de enero.

La Procuraduría reconoció, ante el organismo ciudadano, que estaba en curso una averiguación contra García Luna por actos de corrupción. Por una solicitud hecha por Reporte Índigo, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública ordenó a la PGR entregar información clasificada sobre el secretario de Seguridad Pública.

El fallo del IFAI es un revés al círculo de protección oficial que hasta ahora ha rodeado a García Luna, ahora hay que esperar a que la PGR cumpla.

LA HISTORIA OSCURA
En octubre de 2008, Genaro García Luna vivía su momento más frágil como secretario de Seguridad Pública, fue entonces cuando se descubrió la protección que brindaba, junto con el subsecretario Facundo Rosas Rosas, a la comandante de la PFP Lorena González Hernández, presunta integrante de la banda de secuestradores “La Flor”.

Se reveló que uno de sus colaboradores más allegados, Luis Cárdenas Palomino, coordinador general de Inteligencia para la Prevención del Delito de la PFP, había tenido una averiguación previa en su contra por estar involucrado en un caso de triple homicidio.

Las dudas sobre la probidad del funcionario y su equipo, así como las historias sobre una presunta carrera de irregularidades desde que fue titular de la Agencia Federal de Investigación (AFI), estaban a la orden del día.

Por eso era fundamental saber si García Luna tenía averiguaciones previas en su contra, pero la PGR le tendió una red de protección.

El 11 de julio de 2008, con base en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, Reporte Índigo hizo una solicitud formal a la PGR para conocer el número de averiguaciones previas en las que García Luna apareciera como indiciado. Se pidió información de 1990 a la fecha de la solicitud. Por lo que respecta a las causas concluidas, se requirió copia de dichas averiguaciones.

La PGR tardó más de dos meses en responder. Reconoció que sí había averiguaciones previas contra García Luna –no especificó cuántas ni qué delitos se le imputaban–, pero se negó a entregar la información argumentando que con ello protegía el “buen nombre” del funcionario (Reporte Índigo 102):

“... los ciudadanos tienen el derecho de saber lo que hace el poder público, los periodistas tienen derecho de solicitar esa información y las autoridades están obligadas a proporcionarla. Aun así, debe prevalecer el hecho de que no toda la información del Estado puede hacerse pública, al menos no de modo inmediato.

“Debe haber por eso una clasificación de los documentos oficiales que distinga entre aquéllos que pueden hacerse del dominio público, los que deben reservarse para un círculo restringido, los que deben mantenerse en secreto...”, dijo la PGR.

La dependencia advirtió que si el solicitante de la información no era inculpado, defensor o víctima en la averiguación, no tenía derecho a conocerla.

Fuente

NO MÁS SANGRE!! desde París también están hasta la madre!!

Subieron 42% en enero-marzo utilidades de cuatro de las grandes mineras del país

Susana González

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 23

Las ganancias que obtuvieron cuatro de las grandes empresas del país que se dedican a la minería y que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se incrementaron 42 por ciento en los primeros tres meses de 2011, en comparación con igual periodo del año pasado.

Por la explotación de oro, plata, cobre, zinc, molibdeno, manganeso y bismuto, entre otros minerales y metales, Grupo México, Industrias Peñoles, Minera Frisco y Minera Autlán obtuvieron en conjunto 11 mil 373 millones de pesos en utilidades netas consolidadas, es decir, después de sus pagos de operación e impuestos, entre enero y marzo pasados. En igual periodo de 2010 sus utilidades fueron por 7 mil 975 millones 484 mil pesos, indican sus informes financieros.

Por cada día las cuatro empresas ganaron 94 millones 776 mil pesos en el primer trimestre del año, 28 millones diarios más que hace un año.

Considerada una de las principales empresas de cobre del mundo aunque también extrae oro, plata, zinc, plomo y molibdeno, Grupo México fue la firma que más utilidades obtuvo en el lapso: reportó 7 mil 737 millones 429 mil pesos de utilidades netas consolidadas, que representan 68 por ciento del total conseguido por el cuarteto de mineras.

Presidido por Germán Larrea, Grupo México opera 13 minas, entre ellas la de Pasta de Conchos dedicada a la explotación de carbón, y donde en 2006 perecieron 63 mineros sin que sus cuerpos hayan sido rescatados. Además tiene otros diez proyectos mineros en etapa de exploración en México, Perú y Estados Unidos.

El corporativo asegura contar "con las mayores reservas de cobre del mundo". Sus actividades mineras le han permitido "el desarrollo de otras empresas", ya que también cuenta con una división de transporte y otra de infraestructura.

Las utilidades netas consolidades de Grupo México crecieron en términos anuales 31.4 por ciento sólo en el primer trimestre de 2011. Sin embargo, el año pasado se dispararon 84 por ciento en comparación con 2009, al llegar a mil 637 millones de dólares, según su reporte anual, equivalentes a 20 mil 216 millones de pesos, a una cotización de 12.35 pesos por dólar.

Detrás de GM en cuanto a ganancias, se ubica Industrias Peñoles, de Alberto Bailleres, que opera seis minas y se ufana de ser "el principal productor de plata afinada y bismuto metálico del mundo, una de las principales empresas productoras de zinc y plomo a nivel global", así como "uno de los mayores exportadores netos del sector privado".

Sus ganancias se incrementaron 124 por ciento en el primer trimestre, al obtener 3 mil 442 millones 135 mil pesos, o 28 millones por día en el periodo, en contraste con los mil 532 millones 492 mil pesos de un año atrás o 12 millones diarios.

A Minera Frisco (del Grupo Carso) y Minera Autlán no les fue tan bien en los primeros tres meses de 2011. Frisco y Autlán (presidida por José Antonio Rivero Larrea), obtuvieron 142 y 51 millones de pesos, respectivamente, una caída de 68 y 61 por ciento respecto a lo que ganaron en el primer trimestre de 2010.


Fuente

Trabajan las minas sin medidas de seguridad

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 22

El año pasado la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ordenó restringir el acceso de trabajadores a 17 minas (de 32 supervisadas) por no contar con garantías de seguridad; sin embargo, estos centros siguen operando. En tres han muerto tres mineros.

En tanto, la mitad de las minas que supervisó la STPS en 2009 no aplicaban las medidas necesarias para evitar explosiones y la mayoría no ofrecía condiciones para la protección de los trabajadores. Pese a ello, los socavones siguen siendo explotados. La organización Familia Pasta de Conchos reveló lo anterior en su más reciente informe elaborado con base en las actas de inspección: 58 de 2008; 66 de 2009, y 108 de 2010.

Tras comparar los indicadores, esta organización concluye que la autoridad tenía desde entonces conocimiento de la vulnerabilidad, inseguridad e ilegalidad que prevalece en la zona carbonífera, pero no hizo nada por evitar accidentes.

Los mismos inspectores de la STPS documentaron la existencia de condiciones propicias para explosiones, como en el pocito de Sabinas, donde la semana pasada perecieron 14 mineros.

“En conclusión, no es casualidad que ahora haya explotado esta mina en Sabinas, ni que la misma sea clandestina, ni que las autoridades locales y federal hagan invisibles a los familiares, ni lo es el hecho de que los titulares de la STPS y la Secretaría de Energía nieguen sus responsabilidades y se la imputen mutuamente.

“Lo que hoy estamos viviendo es resultado de la simulación e impunidad en las minas de carbón, porque quienes están obligados a garantizar el respeto a los derechos humanos de los mineros del carbón (el Estado, las empresas y los sindicatos) elaboran las normas, como la NOM-032-STPS-2009 –para la seguridad en minas de carbón– pero, deliberadamente, las ocultan a los trabajadores y sus familias para continuar esta escalada de incumplimiento”, señala esta organización, que ha investigado y documentado la situación en esa región carbonífera desde 2006.

En Coahuila, detalla, el carbón mineral tiene 277 concesionarios; hasta el tercer trimestre de 2010 sólo 24 estaban registrados en el IMSS; menos de 8.66 por ciento están explotando alguno o todos sus yacimientos.

“El resto, más de 91 por ciento de los concesionarios, en muy pocos casos tienen una empresa registrada en el IMSS que no es la concesionaria, con la que extraen carbón de sus yacimientos y operan como contratistas de otras empresas. Sin embargo, la gran mayoría los renta o ya han sido explotados y se sobreexplotan por medio de pocitos.


Fuente

Total "desorden, negligencia y omisión" en concesiones mineras

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 22

Tras revisar la situación de más de 5 mil títulos mineros entregados en la década de gobiernos panistas, un análisis de la Familia Pasta de Conchos evidenció que hay un "total desorden, negligencia y omisión" en el manejo de las concesiones por parte de la Secretaría de Economía (SE).

Las concesiones se otorgan sin control, pues "la SE no verifica la existencia de las empresas a las cuales entrega títulos de explotación"; incluso los mineros y "poceros" que las reciben tienen elevados adeudos con los gobiernos federal y estatales, ya que no pagan lo correspondiente a los títulos. Al menos 50 por ciento de los empresarios carecen de actas constitutivas que acrediten que los socios inversionistas son mexicanos; sólo una décima parte está regularizado ante el fisco.

Además estas empresas ejercen una permanente defraudación ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, que a su vez tolera las violaciones de los empresarios mineros y no realiza auditorías de ningún tipo.

El informe realizado por la Familia y titulado La Secretaría de Energía y las concesiones mineras, indica que al adentrarse al análisis de los títulos de concesiones mineras "nos encontramos con que impera un nivel de ineficacia y negligencia que supera, por mucho, la imaginación".

Señala que ni los concesionarios mineros informan a la Dirección General de Minas, ni ésta verifica que los primeros se sujeten a las normas oficiales nacionales en materia de seguridad de esos establecimientos y de equilibrio ecológico, así como de protección al ambiente.

Los concesionarios de minas no entregan informes de comprobación de obras; no hay seguimiento de las obligaciones legales de 99 por ciento de estos empresarios, e incluso existen adeudos por omisiones de pago de las obligaciones de los concesionarios desde 1998, ya que la mayoría no paga en tiempo y forma.

Detalla que a partir de 2000 los títulos de exploración –que antes se otorgaban por seis años–, se dan por 50 años, cuando ninguna empresa explora durante medio siglo para identificar si hay depósitos de minerales o sustancias. Es decir, se entregan estos títulos cuando en realidad se realiza la explotación de yacimientos. En la década panista se ha entregado 5 mil 81 títulos de exploración.

Esto constituye un grave desfalco para el gobierno, ya que se debería pagar más por un título de explotación de 50 años que por uno de exploración, pues entre unos y otros hay una diferencia "abismal" en detrimento de los ingresos federales.

En el informe se enlista una serie de títulos de concesión irregulares, cuya vigencia ya concluyó pero siguen operando, como por ejemplo el número 111562 de la mina Ramos Cuatro, ubicada en Villa de Ramos, en San Luis Potosí, que tiene una superficie de 72 mil hectáreas, que tenía vencimiento en 1973 y a la fecha sigue vigente y operando. O el número 195370 con el nombre de El Reparto, ubicado en Santiago Tamazola, Oaxaca, con una superficie de 300 mil hectáreas, que venció en septiembre de 2010 pero sigue vigente.

Añade que de los 277 concesionarios de minas de carbón en Coahuila que recibieron títulos en estos gobiernos, sólo 24 están registrados ante el IMSS. Hay una permanente defraudación al Seguro Social a causa del subregistro de trabajadores, pero también porque los empresarios de los llamados pocitos registran a los mineros con un salario menor al que reciben y el resto lo pagan en efectivo, sin comprobante.

"Evidentemente el IMSS tolera eso y en forma negligente no realiza ningún tipo de auditoría a las empresas extractivas. Prueba de ello es que ni siquiera cuando se hacen públicos los siniestros de las minas inicia una investigación", puntualiza el informe.

Fuente

Concluyen rescate de trabajadores de la mina en Sabinas; clausuran socavones

Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 18

Sabinas, Coah., 8 de mayo. Los trabajos de rescate de los mineros que murieron la mañana del pasado martes, en la explosión de un pozo carbonero local, concluyeron al filo de la 1:30 horas de este domingo, cuando los brigadistas llevaron a la superficie los restos de Juan Alberto Sifuentes Ávila, de 38 años.

A las 22 horas del sábado el equipo de salvamento recuperó los cuerpos de Néstor Manuel Carmona Martínez, de 23 años, y Eleazar López González, de 28, a quienes antecedieron entre el martes por la tarde y el viernes de madrugada sus 11 compañeros también fallecidos durante el siniestro.

Ellos fueron Mario Alberto Anguiano Montes, Leobardo Sánchez Santos, Isaías Valero Pérez, Julio César Reséndiz Domínguez, Reyes Francisco García Cruz, Víctor Hugo Silva Santos, Hermilo Pérez Mandujano, Rogelio Robledo Esquivel, Santos Vallejo Ríos, Juan Carlos Escobedo Chávez y Julio César Sifuentes Vázquez.

La mañana del domingo recibieron sepultura los tres obreros rescatados el sábado, y representantes de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social colocaron los sellos de clausura en las tres minas verticales o pozos de la empresa Beneficios Internacionales del Norte, Sociedad Anónima (Binsa), propiedad de Melchor González Vélez.


Fuente

"¡Fuera Calderón", reclamo generalizado

Blanche Petrich

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 3

La consigna empezó en pequeñas olas: "¡Fuera Calderón!" Se extendió hacia el centro, hacia los lados. Cuando llegó a las orillas de la plancha del Zócalo se volvió grito, furia, puños enardecidos. Se distorsionó: "¡Muera Calderón!" Estaba por desbordarse el espíritu mismo de la gran marcha nacional que pretende conducir en un cauce sensato y razonable el clamor por sacar a México de la pendiente de violencia. En un movimiento propositivo, sin ofensas ni estridencias.

Cada vez más gargantas, cada vez más fuerte: "¡Muera Calderón!" Pero el poeta supo jalar la rienda a tiempo. Extendió los brazos, marcó el alto: "No más muerte, no más odio. Que no muera, que lo despidan". Y el oleaje se calmó tan pronto como había empezado. Javier Sicilia, el de la voz que convoca, supo contener la ira y convertir la consigna de "No más sangre" en una actitud consecuente de decenas de miles, de un mar de ciudadanos que refrendaron así su voluntad de paz.

Hasta ese momento el oleaje humano había acatado la propuesta de marchar sin gritos ni cánticos ni consignas. Vaya, no era un silencio monacal pero sí una calma suficiente para permitir que durante las tres horas previas al inicio del mitin se escucharan con respeto los sucesivos testimonios que desfilaron por el micrófono del templete, colocado en la esquina de la Catedral y el Palacio Nacional. Un maratón de historias individuales –asesinatos, secuestros, violaciones, impunidad, corrupción, tortura– que juntas conforman el tapiz de una sociedad lastimada por sus instituciones militares, judiciales y penales.

Rematadas con el contundente discurso de Sicilia: reflexión sobre el porqué ocurren barbaridades intolerables como la masacre de migrantes y viajeros en Tamaulipas y Durango, consecuencias de la militarización y los errores del gobierno y la corresponsabilidad de la clase política y de Washington.

Al final, el poema que David Huerta hizo nacer de la marcha: "Contra los muros, la vida se llena de fantasmas/y la noche cierra su mano sobre la multitud. México sigue soñado/pesadillas, contra los muros, exhausto, sin aliento".

Bajo la sombra de su gorra, el actor Daniel Giménez Cacho escuchaba ensimismado. Al final diría: "No sabía cuánta belleza puede venir del dolor".

Como él, muchos se estremecían, se abrazaban llorando. Pasaban las seis de la tarde y la expectativa había mantenido a los participantes en tensión todo el día. Desde tempranito, con la mañana aún fresca, cuando salieron de Ciudad Universitaria, las redes sociales dieron fe paso a paso de la ruta de la gran culebra humana, precedida por cuatro grandes palomas de cartón.

"México, no me desampares..."

Los tuits actualizaban la información a las 10, a mediodía, a la una: la columna iba tomando cuerpo, creciendo. Más de 50 mil caminando detrás de la descubierta. Dispersos, avanzando por delante, casi el doble. Hasta volverse masa compacta en las cercanías de la explanada de Bellas Artes, donde el taller de carteles impartido por los moneros de "No más sangre" derrochaba ingenio y creatividad. Ahí, algunas instalaciones artísticas. Una de ellas estrujante, mostraba un reguero de juguetes de niño pequeño, una carriola abandonada y una manta: "Ángel de mi guardia, dulce compañía, México no me desampares..." Bajo una lona la Orquesta de la Ópera de Bellas Artes se mantenía con la batuta en alto sin saber cuándo empezar, qué esperar, cuánto tiempo más. Finalmente decidieron amenizar con arias populares.

Por las bocacalles el Zócalo se iba llenando como una vasija sin límites. Testigos de calidad que no iban a perderse un momento así, un grupo esperaba con emoción la aparición de la descubierta al final de 5 de Mayo: Julio Scherer, Vicente Rojo, Elena Poniatowska, Gerardo Estrada, Marta Lamas, Bárbara Jacobs, Ricardo Yáñez. Como hacía mucho, medios de todo el mundo cubrían el acto, con enviados especiales de las cadenas estadunidenses, de Europa, Australia... Un eco mundial.

Al fin, por encima del mar de cabezas se distinguieron las palomas de cartón y la orquesta se arrancó con el Himno Nacional. Los marchantes se enfilaban ya hacia la plaza mayor. Los esperaba un gentío trémulo. Con un guiño cómplice, la Catedral echó las campanas al vuelo mientras miles de globos blancos eran soltados y se perdían como puntitos luminosos en la inmensidad.

Algunas de las pancartas hechas a mano hablaban por sus portadores: "Cuarenta mil gritos de horror en el último aliento." "Quiero un 10 de mayo con mis hijos. ¿Llegarán vivos, presidente?" "¡Paremos las balas!" Y la entrañable estrofa de Mario Benedetti: "En la calle codo a codo, somos mucho más que dos".

Los niños sabían a lo que iban: "Para que no haya más muertos en los noticieros, para que nos dejen salir a jugar a las calles", explicaron Lucía y Laura, de 9 y 11 años. Los papás también. "Vengo porque se lo debo aquí al Emiliano (el Emiliano mira a su papá con la boca llena de amaranto); porque no quiero este país para él", dice Israel, joven padre que en lugar de bandera empuja la carriola.

Efraín, un "chambitas jubilado" de un barrio de Iztapalapa: "No sé por qué hasta ahorita estamos haciendo esto; lo hubiéramos hecho desde cuándo, nos hubiéramos ahorrado muchos muertos".

Entran las artistas del colectivo de arte callejero Proyecto 21, con sus trajes de papel manchados de rojo, su maquillaje de lágrimas negras: "Parte de esto es nuestra culpa como sociedad machista, porque educamos a nuestros hijos en la violencia, en la prepotencia y la discriminación, a las niñas en la sumisión y la impunidad".

Una adolescente muestra su propio cartel. Le pensó mucho para resumir lo que siente en una cartulina blanca: "Se supone que estamos comenzando a vivir cuando en realidad estamos comenzando a morir". Es Carolina Villarreal, de 16 años: "Es que como adolescentes somos las primeras víctimas de esta violencia, apenas salimos a la calle nos volvemos vulnerables".

En la tarima, los poetas conducen. Eduardo Vázquez contiene la impaciencia, las ganas de gritar y mentar madres: "En esta hora de emergencia nacional no necesitamos exaltarnos para florecer, hemos escuchado voces que nunca se habían expresado con tanta claridad".

Lleva la numeralia: 71 oradores antes de que empezara el acto. Muchos de ellos dan la cara por primera vez, superando un miedo paralizador. "Si algo le pasara a alguno de ellos, hacemos responsables a las autoridades que desde ya tienen que garantizar su seguridad".

Llega el momento culminante. Dos norteñas valientes –Patricia Duarte, madre de uno de los bebés quemados en la guardería ABC de Sonora, y Olga Reyes, de la familia mártir de Ciudad Juárez–, leen el pacto de la marcha por la paz con justicia y dignidad.

Concluyen leyendo los nombres de algunas de las víctimas. Como en una letanía, la gente responde una y otra vez: "No debió de morir". Y después se hunde nuevamente en el silencio; no un minuto, sino cinco. ¿Por qué el silencio y la poesía? David Huerta intenta una explicación: "Porque en la música y la poesía el silencio es un elemento fundamental que da la posibilidad de que algo nuevo surja. Pero no es estar mudo, es llenar a las palabras de significado. Para no hablar como el secretario de Gobernación, Francisco Blake, con un discurso estentóreo y vano, sino para transmitir el sentido del pacto, que toca todas las puntas de la problemática de la violencia y propone planteamientos sensatos, razonables, practicables". Nada más.


Fuente

Se unen al llamado en Europa, EU y AL

David Brooks y Armando Tejeda
Corresponsales y Agencias
Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 7

En las ciudades europeas de Barcelona, París, Londres, Berlín; en Nueva York, Los Ángeles, Washington, Chicago, Houston, Seattle y Saint Paul, en Estados Unidos, así como en Río de Janeiro, Brasil, se realizaron ayer manifestaciones en apoyo a la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad convocada en México por el poeta y escritor Javier Sicilia, en las que participaron agrupaciones de migrantes, estudiantes, artistas y ciudadanos de diversas nacionalidades.

En Estados Unidos, varias agrupaciones de migrantes incluyendo trabajadores, estudiantes, artistas e indígenas realizaron actos en varias ciudades en solidaridad con la marcha por la paz que culminó este domingo en la ciudad de México.

Un grupo de personas se manifestó en la ciudad de Nueva York, frente al consulado de México en esa ciudad, y con pancartas de "No más sangre" marcharon hasta una plaza ubicada frente a la Organización de las Naciones Unidas.

En Los Ángeles, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales y el Frente Unido de Pueblos Americanos convocaron a una protesta frente al consulado de México para “movilizarnos en contra de la narcoviolencia” y para “denunciar la forma en que los migrantes somos afectados por los señores del narco y la complicidad gubernamental”. También, agregaron, para expresar “nuestro repudio como migrantes contra la supuesta ‘guerra contra las drogas’”. La organización Mexicanos sin Fronteras expresó en Washington su adhesión a las manifestaciones en México y realizó un acto frente a la Casa Blanca, recordando que miles de migrantes son víctimas, "ya sea de los criminales, de militares o de la policía".

Se lanzaron convocatorias para acciones similares en otras ciudades, entre ellas Chicago, Houston, Seattle y Saint Paul.

Una coalición de más de 20 organizaciones en Estados Unidos difundió una carta abierta apoyando el llamado de los manifestantes en México por una nueva estrategia antinarcóticos.

"Esperamos que gente de ambos lados de la frontera, incluyendo los presidentes Obama y Calderón, inicien una discusión seria sobre alternativas a esta guerra no ganable", afirmó Daniel Robelo, quien coordinó la carta abierta de agrupaciones a favor de una reforma de la política antinarcóticos y de analistas de relaciones interamericanas.

Centenares de mexicanos y españoles marcharon en silencio por las calles del centro de Barcelona para exigir un "México justo y en paz". Mostraron mensajes de repudio a la violencia desatada por la guerra del presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico.


Durante la protesta también se denunció la impunidad y la corrupción, así como la ausencia de políticas sociales profundas que ataquen de raíz el fenómeno. La capital catalana fue la única ciudad del Estado español que se sumó al movimiento civil.

Alrededor de medio millar de personas recorrieron el centro histórico de Barcelona con una pancarta, en la que se leía: "Emergencia nacional. Ni un muerto más. México: 40 mil muertos". Los manifestantes, que mantuvieron un silencio luctuoso durante toda la marcha, cargaron grandes cruces rosas y blancas, así como pancartas con lemas contra el tráfico de armas, la violencia y la estrategia del gobierno mexicano en la lucha contra el tráfico de drogas.

En la plaza Sant Jaume, donde están las sedes de la Generalitat de Cataluña y del ayuntamiento de la ciudad condal, se concentraron durante más de una hora los manifestantes que habían acudido a la convocatoria del colectivo Movimiento Ciudadano de Mexicanos en Barcelona y del Colectivo de Solidaridad con la Rebelión Zapatista. La marcha silenciosa recorrió la emblemática calle de Las Ramblas, que a esa hora estaba repleta de gente.

Los ciudadanos mexicanos enviaron un carta al consulado general de México en Barcelona, en que comunican al gobierno su percepción de lo que ocurre en el país: "La guerra contra el narcotráfico la estamos perdiendo todos. La pierde el gobierno ante su incapacidad para luchar de manera coherente, efectiva y transparente contra el crimen organizado y la perdemos todos los ciudadanos que cada día vemos limitados derechos tan elementales como la seguridad y la paz".

Por otra parte en París, Francia, alrededor de 100 personas marcharon en protesta contra la violencia y el narcotráfico en México; entre los manifestantes había músicos, escritores, periodistas y activistas.

En Berlín, Alemania, también hubo manifestaciones de apoyo a la marcha. Carlos Alfonso, un estudiante de doctorado de Ciencias Políticas de la Universidad Libre de Berlín informó que se sumaron al movimiento otras organizaciones alemanas.

Fuente

Miles claman justicia en las principales ciudades del país

De los corresponsales

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 6

Miles de personas participaron este domingo en movilizaciones solidarias con la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad, celebradas en casi todo el territorio nacional.

La manifestación efectuada en Saltillo, Coahuila, fue encabezada por el obispo Raúl Vera, y con él marcharon unas 200 personas, entre ellas familiares de personas desaparecidas. "La paz que buscamos se construye diariamente con la eficacia de nuestras instituciones, mismas que deben garantizar justicia y dignidad para los ciudadanos", dijo Vera.

La caminata inició en la explanada del Instituto Tecnológico de Saltillo y terminó en la plaza de armas, frente al palacio de gobierno. Asistentes a la Ruta Recreativa, paseo que el gobierno municipal habilita cada domingo a lo largo del bulevar Venustiano Carranza y las calles Allende y Victoria, respaldaron con aplausos a los manifestantes, quienes iban vestidos de blanco y caminaron en silencio.

Aproximadamente mil 200 personas marcharon en Morelia, Michoacán, para exigir "No más sangre", mientras que el gobernador Leonel Godoy Rangel, durante la celebración del 22 aniversario de la fundación del Partido de la Revolución Democrática (PRD), subrayó que no se puede continuar con la misma estrategia para combatir al crimen organizado. "Nadie dice que no se castigue o no se persiga a los que cometen delitos, pero también decimos que no ha funcionado, por eso saludamos la marcha", afirmó.

Unas mil 500 personas caminaron en Monterrey, Nuevo León, con mantas y consignas como "Estamos hasta la madre, no más sangre", "Somos estudiantes, no somos sicarios" y "Vivos los queremos". El acto inició ayer alrededor de las 17 horas en la plaza del Colegio Civil, donde se congregaron unas 500 personas, en su mayoría integrantes o simpatizantes de 30 organizaciones civiles que convocaron a la marcha en el estado, entre ellas Eureka, Cadhac, Alternativas Pacíficas, Evolución Mexicana y Biojusticia.

Poco a poco se sumaron participantes a la movilización, que concluyó en la plaza Zaragoza, a un costado del palacio municipal de Monterrey. Ahí, los activistas afirmaron que México vive un estado de emergencia nacional y repudiaron la impunidad característica de la "guerra contra el narcotráfico" que, aseguraron, alcanzó "niveles demenciales, ha rebasado las instituciones y llevado al país al límite de lo que cualquier Estado que se llame democrático y moderno puede tolerar".

Al menos 2 mil personas participaron en la marcha silenciosa celebrada en Guadalajara, Jalisco, que recorrió casi dos kilómetros, de la plaza Juárez a la plaza de armas. Los manifestantes, vestidos de blanco, con globos blancos y ondeando banderas de México, enarbolaron carteles que decían "No más sangre".

Las 17 organizaciones sociales que marcharon en la capital tapatía exigieron la creación de un registro nacional de víctimas, un cambio en la manera en que los medios de comunicación cubren los temas de violencia, e incluir en educación básica y media asignaturas en derechos humanos y gestión para la paz. Antes de retirarse, los manifestantes colocaron en la plaza una placa con los nombres y edades de 11 niños asesinados en Jalisco durante 2011, debido a la guerra contra la delincuencia organizada.

Aproximadamente mil personas gritaron en la capital de Querétaro "Basta ya" y "Estamos hasta la madre de la violencia". Integrantes de diversas organizaciones sociales y sindicales de la entidad, así como personas de la sociedad civil, también participaron en un performance que consistió en tirarse al suelo para representar personas alcanzadas por disparos.

Unas 250 personas marcharon por la avenida Madero, la principal de la capital de Aguascalientes, hasta llegar a la Plaza de la Patria con mantas y pancartas, que unieron con cinta adhesiva y convirtieron en un mural contra la impunidad, con el que formaron el mapa de la República Mexicana pintado de rojo. En torno al mapa escribieron "Fuerte es el silencio", "Alto a la guerra de Calderón", "Amor a México es no permitir la violencia", "Ya basta" y "Estamos hasta la madre".

Profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y activistas de organizaciones adheridas a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) se manifestaron ante las instalaciones de la octava Región Militar en el municipio de Santa Lucía del Camino, conurbado a la capital oaxaqueña, y posteriormente caminaron al centro de esa ciudad. “Gobierno, narco y policía, la misma porquería” y "Queremos escuelas, queremos trabajo, queremos hospitales, no queremos militares", corearon los inconformes.

Similar actitud hubo entre los cientos de participantes de las marchas realizadas en Ciudad Victoria, Tamaulipas; Culiacán y Mazatlán, Sinaloa; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Acapulco y Chilpancingo, Guerrero; León, Guanajuato; Villahermosa, Tabasco; Tepic, Nayarit; Jalapa y el puerto de Veracruz; Ecatepec, estado de México; La Paz, Baja California Sur; Mérida, Yucatán; así como en las capitales de Campeche, San Luis Potosí y Chihuahua.


Fuente

Decenas de miles dispuestos a hacerse escuchar

Ciro Pérez y Víctor Ballinas

Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 4

Los cerca de 10 mil marchistas que salieron ayer a las 8:45 horas de la explanada de rectoría en Ciudad Universitaria hacia el Zócalo, en unas cuantas horas se convirtieron en decenas de miles. Al paso de la columna que encabezaba Javier Sicilia, centenares de personas en ambos lados de la calle se sumaban al contingente, que en silencio exigía "no más sangre".

"Todavía creo que es posible que lleguemos a tocar el corazón y ese pequeño gramo de bondad que hay en los políticos, en los militares, en los policías y hasta en los delincuentes, para que entiendan de una vez que no queremos que el país siga como va. Parece que no entienden, pero nos vamos a hacer entender", sentenció Sicilia antes de emprender la última etapa de su marcha.

Llamó incluso a iniciar una desobediencia civil, a no pagar impuestos, a rodear el Senado y la Cámara de Diputados. "Hay que tener los huevos para no claudicar, para no pagar impuestos y hacerlo todos, para rodear el Senado o la Cámara de Diputados hasta que nos hagan caso", sentenció.

Pidió que se apruebe la reforma política, con "revocación de mandato, voto en blanco, segunda vuelta y referéndum".

Habían avanzado apenas un kilómetro cuando otras voces se le sumaron. En la iglesia San José del Altillo la marcha se detuvo unos momentos, y ahí decenas de personas la esperaban con globos blancos y botellas de agua.

Ahí la comunidad le pidió al poeta "que en nuestro nombre le exijas a esos traidores a la patria que dicen tener la razón, la ley y la fuerza, que si no quieren escucharnos, abandonen el país al que tanto daño han hecho, y que jamás regresen".

Ahí mismo, Jorge Traslosheros, quien se identificó como un padre de familia, pidió: "nunca más uno de nosotros cruzado de brazos con el rostro oculto, sumidos en el silencio, muertos en vida, muertos de miedo. ¡Ni uno más!" Sicilia había pedido hacer de la palabra acción y no permitir que el movimiento terminara con el mitin del Zócalo.

El escritor se abrazó con los dos oradores, mientras la comunidad soltaba decenas de globos blancos.

La caravana siguió su paso, hasta el cruce de Eje Central y Río Churubusco, donde se le sumo el sacerdote Alejandro Solalinde con un contingente de migrantes centroamericanos, que llegaron desde Ixtepec, Oaxaca, con una gran manta en la que manifestaban: "No más secuestros. No más muertes de migrantes", y engrosaron la marcha, que cinco horas después llegaría a sumar 200 mil, según los organizadores –más de 80 mil según elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Este fue el primer punto donde hubo una incorporación masiva de organizaciones a la marcha. Y a partir de este momento, Eje Central los recibió con multitudes que aplaudían a ambos lados de la calle. Familias enteras manifestaban su solidaridad ofreciendo agua, sándwiches, tortas, fruta y jugos, para luego sumarse a la retaguardia, que por momentos abarcó más de cinco cuadras.


Otros, desde los balcones, saludaban y aplaudían el paso de la caravana, que iba creciendo cada vez mas.

"No más muertos." "No más violencia." "Por el no voto para 2012." "40 mil muertos son suficientes para cambiar la estrategia." "Estudiantes de CCH Sur, presentes." "Los jóvenes queremos respeto." "Porque el color de la sangre jamás se olvida." "No quiero una herencia de violencia." "No quiero que maten a mi hijo", decían algunas de las miles de pancartas que exhibió la gente a lo largo de casi 20 kilómetros.

La suma de contingentes a partir de entonces fue incesante. Desde vecinos de la Portales hasta un grupo de Atenco que reivindicaban su derecho a la tierra, en un silencio que sólo rompieron con la consigna de "¡Zapata vive, la lucha sigue!" También participaron performanceros, que escenifican homicidios, secuestros, violencia.

Figuras de seres humanos recortadas en cartón que narraban la historia de represión desde 1968 a 2010. Hablaban de desaparecidos políticos, de secuestros, de levantones, y remataban con las 40 mil muertes de la "guerra" de Calderón.

Al mismo tiempo, se informaba que en Vancouver, Canadá, jóvenes mexicanos encabezados por Raúl Gatica y Jocelyn López García se manifestaban frente al consulado mexicano, pegando pancartas y poemas: "Si no basta la sangre de más de 40 mil mexicanos para alcanzar el corazón de Felipe Calderón, ¿qué más hace falta?"

En Xola, un contingente aún más numeroso que el que lo precedió esperaba a Sicilia y a centenares de víctimas que lo acompañaban, entre ellos padres de los niños muertos en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora. Ahí, los marchistas tomaron un segundo descanso, que fue aprovechado por nuevos contingentes, que prolongaron la fila por 10 calles.

Después de un tercer descanso, frente a la estatua de Lázaro Cárdenas, la marcha continuó hasta Bellas Artes, para iniciar la entrada al Zócalo por 5 de Mayo. Ahí las expresiones de apoyo fueron aún mayores. El Eje Central estaba totalmente lleno, lo mismo que 5 de Mayo, calle que resultó insuficiente para el paso de los contingentes y tuvieron que entrar por Madero.

A las 15:47 horas, el primer grupo entró al Zócalo por Madero, y casi una hora después el ultimo contingente arribó a la plancha.

Fuente

Pan y circo

lunes 9 de mayo de 2011

Xavier Caño Tamayo (CCS)

En el siglo I, en tiempo del imperio romano, el poeta Juvenal escribió en una de sus obras la expresión panem et circenses: pan y juegos del circo. Frase peyorativa que ironiza la práctica de los emperadores romanos que, para mantener tranquila a la población y ocultar sus canalladas, proporcionaban al pueblo alimento y diversión gratis: regalaban al populacho trigo, panes y entradas para los juegos del circo (circenses); carreras de cuadrigas, luchas de gladiadores y otros. Así mantenían al pueblo distraído y alejado de la política. En nuestros días, para referirse a tal práctica gubernamental, antes se decía “pan y toros” y, durante la dictadura franquista, “pan y fútbol”.

Hoy, los antiguos juegos circenses son mucho más variados. Fútbol, bodas reales, televisión basura, estupideces varias de presuntos famosos que no hacen ni han hecho nunca nada que valga la pena pero llenan horas de programación televisiva en permanente ejercicio de mal gusto, impudicia y analfabetismo funcional...

A diferencia del tiempo del imperio romano, hoy nadie regala trigo ni pan; no se da nada, más bien se recorta, se quita, mientras una situación injusta global y delictiva hace que las gentes pierdan el empleo y no puedan ganarse el pan, símbolo de mínima vida digna.

Mientras más de dos mil millones de personas (un tercio del planeta) seguían por televisión la boda del heredero de la Corona británica William y la ciudadana Kate, el gobierno del conservador Cameron continuaba con su programa de recortes sociales, pero aceptaba pagar la enorme factura por esa boda. Al mismo tiempo, FMI y Unión Europea imponían fuertes recortes sociales a Portugal para poder recibir el rescate financiero, como reducir pensiones, disminuir prestaciones por desempleo a la mitad y recortar el gasto en educación y sanidad. También acogotan a Irlanda y Grecia y extorsionan a España para que vulnere más derechos humanos sociales y económicos de ciudadanos, de los que casi cinco millones están en el paro. En España también, la multinacional Telefónica despedirá al 20% de su plantilla, aunque en 2010 obtuvo más de 10.000 millones de euros de beneficio. Un récord.

En España, una mujer que ronda la cuarentena, cuyo único presunto mérito es que estuvo casada con un torero mediocre, ocupa las pantallas televisivas con honorarios de ejecutivo de multinacional y, para más inri, es nombrada “princesa del pueblo” por las nutridas masas consumidoras de televisión basura. En otro punto del arco mediático, los partidos que enfrentaron al Real Madrid y al Barça en cuartos de final de la Liga de Campeones europea dieron pie a horas y horas televisivas, dando vueltas sobre la rivalidad entre ambos equipos y sus entrenadores. Nada. Pero el público está entretenido.

Panem et circenses (perdón, hoy sólo circenses): Despistar, distraer para mantener a la ciudadanía alejada de sus intereses reales. Pues de eso se trata, de convertirnos de nuevo en súbditos, como en el ancienne régime antes de la democracia.

Pero somos ciudadanos, no súbditos. Súbdito es el natural de un país sujeto a la autoridad de quien detenta el poder con la obligación inevitable de obedecerle. Sin derechos. Ciudadano es la persona que tiene derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Derechos. E interviene en el gobierno del país. Debería. Y esto no es un ejercicio académico; es el corazón mismo de la democracia. O no hay democracia.

Pues bien, todo el entramado consumista mediático equivalente a los romanos juegos de circo, armazón que oculta o anestesia, que fomenta irracionales pasiones futbolísticas, que programa basura televisiva... persigue un objetivo evidente: impedir que la ciudadanía tome conciencia de lo que ocurre, que ignore que violan sus derechos y, sobre todo, que toda la fuerza y energía que dedicaría a defender sus derechos la diluya en las falaces pasiones por fútbol, bodas reales y otros juegos circenses de nuestro tiempo.

Como ha escrito Noam Chomsky, “mientras el grueso de la población se mantenga pasiva, entregada al consumismo y apática, los poderosos del mundo podrán seguir haciendo lo que les plazca, y a los que sobrevivan a eso no les quedará sino contemplar un resultado catastrófico”.

Consigna para los próximos mil años: Ciudadanos y ciudadanas, no súbditos.

Xavier Caño Tamayo es periodista y escritor.

Fuente

México: En algún lugar… Las voces del quebranto

lunes 9 de mayo de 2011

Laura M. López Murillo (especial para ARGENPRESS.info)

En algún lugar del duelo, la impunidad y la impotencia flagelan los atisbos de la resignación y desde el fondo de un corazón herido emerge el clamor por la justicia; y las voces del quebranto que irrumpen el silencio oficioso suavizan las fibras endurecidas de la empatía y esparcen el valor civil entre los versos de un poema...

El domingo 8 de mayo, el centro neurálgico del México se transformó en la explanada del duelo por la concentración espontánea de los ciudadanos que aún lloran por la muerte o la desaparición de familiares y que han perdido la fe en la procuración de justicia. La marcha por la paz y la justicia encabezada por el poeta Javier Sicilia es la expresión de un lamento generalizado, de la exasperación de los dolientes ante un sistema corrompido de justicia.

No!... esta no es la primera, ni será la última de las marchas exigiendo justicia y seguridad, pero sí es diferente: la marcha se ha mantenido impoluta al rechazar la intervención de partidos y personajes políticos, y esa línea irrevocable le confiere legitimidad y autoridad moral. Y no!... ninguna de las marchas anteriores provocaron una reacción tan colérica y obstinada del ejecutivo.

En uno de sus peores alardes de autoritarismo, Felipe Calderón pretendió diluir esta protesta con el gastado argumento de la guerra contra el crimen organizado, en un discurso obstinado y beligerante el mandatario malinterpretó el reclamo de justicia, confrontó a los mexicanos del bien contra las gavillas del mal, y en un paralelismo sin sustento, equiparó esta cruzada obstinada con la gesta heroica de Puebla en el 1863. Sólo faltó que enunciara con toda pompa y circunstancia que por decreto del cielo todos los hijos de esta patria son soldados a su disposición.

No… no es fácil prever el desenlace de esta marcha y todos los pronósticos serían aventurados. Las protestas que le preceden terminaron en nada: en foros mediáticos con la participación de especialistas y personalidades que no produjeron ningún cambio, en foros inocuos donde las autoridades escucharon con oídos sordos los reclamos de las víctimas, en diálogos con representantes de un gobierno marcado por la necedad que culminaron sin conclusiones ni compromisos.

Pero no es fortuito el resurgimiento de la solidaridad entre los dolientes, de la empatía entre los compatriotas que sobreviven en esta patria sin ley y sin justicia. No. No es una utopía poética esperar un México mejor. No. No es un sueño que el llanto de los otros provoque una indignación nacional. No. El futuro no es un lugar remoto, es la secuencia inmediata que se escribe en el presente con las voces del quebranto que irrumpieron el silencio oficioso, que suavizaron las fibras endurecidas de la empatía y esparcieron el valor civil entre los versos de un poema…

Laura M. López Murillo es Licenciada en Contaduría por la UNAM. Con Maestría en Estudios Humanísticos, Especializada en Literatura en el Itesm.


Fuente

lunes 9 de mayo de 2011 México: Rectificación o maniobra de Calderón

Eduardo Ibarra Aguirre (UTOPIA ON LINE)

Tras empecinarse en una confrontación discursiva con los organizadores de la Caminata-Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad, que partió el 5 de mayo de Cuernavaca, Morelos, y concluyó ayer con una magna y diversa concentración en el Zócalo capitalino, Felipe Calderón Hinojosa supo enhorabuena recular.

Para el lugar común es de sabios rectificar. En este caso está por verse si el comunicado de la Presidencia constituye un giro en los beligerantes discursos pronunciados en la capital poblana, el día 5, y el difundido en cadena nacional, el miércoles 4, o simplemente estamos ante una de las maniobras políticas del señor que abusa del uso de la banda presidencial y tiene que recordarles a los gobernados que es “el presidente de todos los mexicanos”, pero demuestra lo contrario al descalificar a los promotores de “salidas falsas”, a los que “de buena o mala fe quisieran ver nuestras tropas retroceder”. Y no respalda con hechos su “Patria es antes que partido”

También tuvo frases bellas y ajenas por la pérdida creciente de credibilidad de su palabra ante las innúmeras víctimas de la inseguridad pública, y se apoyó en Ignacio Zaragoza, el nativo de Puerto Isabel, Texas, para jurar el jueves 5: “Yo prometo que en la presente jornada conquistaréis un día de gloria”. Además manoseó al oaxaqueño Andrés Henestrosa al citar: “cuando todo parece que se ha perdido, es cuando nacen el héroe, el apóstol, el libertador, el mártir, el profeta, el poeta que con su canto levanta murallas para defender la patria”.

El poeta Javier Sicilia, el obispo Raúl Vera, las madres de los niños muertos en la guardería ABC y cualesquiera de los múltiples caminantes sólo bregan por la paz con justicia y dignidad, ajenos a heroicidades, martirologios y demás, cuando lo que urge es eficacia del Estado y su presunto jefe para proporcionar seguridad en la vida y los bienes, pero sin violentar la Constitución.

Le costó trabajo a Calderón entender que la confrontación con los organizadores de la caminata-marcha –entre ellos dirigentes de asociaciones auspiciadas por Los Pinos, que reciben apoyo económico de la Secretaría de Seguridad Pública y además tienen familiares que trabajan en ella--, no era la vía más redituable para su gobierno porque lo distancia de los nuevos liderazgos autónomos que simboliza el colaborador del semanario Proceso, y coloca en situación desventajosa a sus aliados.

Hace bien el abogado, economista y administrador público en asumir, por medio de un boletín de prensa y no de uno de sus discursos, lo que implicaría desmentirse, que la movilización en la que convergieron las más diversas expresiones del movimiento, “revitaliza la acción ciudadana como una vía fundamental para superar inercias e impulsar las decisiones y los cambios que requiere nuestro país en temas fundamentales como la seguridad y la justicia”.

En efecto, “trabajando juntos, sociedad y gobierno, nuestro país es más fuerte y más grande frente al enemigo de todos los mexicanos: el crimen organizado” (que no excluye al de cuello blanco y mucho menos a los circuitos financieros en los que lavan sus dineros).

La muy limitada presencia de la sociedad en las estrategias de Calderón Hinojosa –léase de la Casa Blanca-- es su talón de Aquiles, aunque sólo la contempla de manera tangencial.

Para que la sociedad irrumpa en la hora llamada lucha por la seguridad es indispensable que el gobierno se disponga a consensuar las políticas y programas a poner en marcha. Y Calderón es el primero que debe entenderlo porque está acostumbrado a imponer las estrategias y a regañar a los que no lo apoyan en su aventura militar de matriz extranjera.

Fuente

Argentina: Precarización laboral. Trabajadores de call centers se organizan en Córdoba

lunes 9 de mayo de 2011

Guillermo Posada (ACTA)

Alrededor de 20 mil de jóvenes sufren penosas condiciones de trabajo en una industria promovida por el gobierno provincial. A pesar del miedo, los aprietes y los despidos que intentan imponer las patronales, la Unión de Operadores de Call Centers (UnOCC-CTA) nació el año pasado para decir ¡basta! y organizar las demandas de los trabajadores.

Un salón repleto de boxs está sumido en un murmullo incesante de voces que suenan al mismo tiempo. Cada uno de boxs tiene a un trabajador sentado frente a su computadora, con una ‘vincha’ sobre su cabeza, que habla y gesticula con un dejo de cansancio. Pero, de repente, se produce un silencio unísono. Los jefes salen disparados desde sus despachos a ver qué sucede. Sur Contact Centers ha entrado en rebelión y por un rato los trabajadores ‘cuelgan’ sus vinchas. Quieren que se les respete el derecho, en tiempo y forma, de poder ir al baño.

“Los jefes no lo podían creer. No vinieron a ver, a preguntarnos qué teníamos que ver”, sonríe Nicolás Dreizik, integrante de UnOCC. “A partir de allí nos dimos cuenta que habíamos roto una barrera que antes era infranqueable: el miedo. Ya los pibes no temieron ser despedidos, perder el laburo”.

Cruzar el umbral del miedo, instrumento disciplinador dentro de los ámbitos de trabajo como lo fue en términos sociales y políticos durante la dictadura, fue sobrepasar el Rubicón de la acción gremial dentro de empresas que hicieron de la manipulación de los trabajadores la herramienta para acallar todo reclamo de mejora en la condiciones laborales en el sector. “Ahora tenemos compañeros volanteando dentro de la firma, cosa impensable hace un año”, agrega Christian Bustamante, secretario de Finanzas de la organización.

Esto no significa que UnOCC nos enfrente con persecuciones diarias de sus activistas y dirigentes gremiales. Nacido como agrupación interna en la firma Sur Contact Center, el gremio realizó su inscripción en diciembre pasado. A diferencia de lo que suele aplicarse como metodología para la creación de sindicatos en el sector, UnOCC se inició como agrupación interna para disputar dentro del Sindicato de Comercio que cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Trabajo y convenio colectivo firmado con la cámara patronal.

“Pero fue evidente que no podíamos participar de la vida interna de un sindicato que no realizó una sola elección de delegados en un sector que tiene más de 20 mil trabajadores. A partir de esa experiencia es que nos planteamos formalizar un nuevo gremio que represente a los trabajadores ante las empresas y no al revés”, explica Matías Lofredo, miembro de la conducción del gremio.

Tercerización a gran escala

Los call centers son, por definición, empresas que se ocupan de la tercerización de servicios de otras firmas de mayor dimensión que eligen delegar en función de los bajos costos laborales, así como para evitar engrosar sus propios planteles del personal. “A través de estas empresas, en Córdoba se brinda servicios para Tarjeta Naranja, Masterd Card, Movistar de España, empresas de telefonía de EE.UU., corporaciones con residencia en argentina o de cualquier otro país del mundo. Se hace atención al cliente o venta de productos. Principalmente se cubren servicios para países de habla hispana pero también hay servicios en inglés, portugués o italiano”, dice Dreizik. En términos comparativos, estos servicios les cuestan a las empresas de origen mucho menos que contratar a trabajadores para sus propias corporaciones.

“Somos mano de obra barata para las empresas internacionales, pero también somos baratos para las nacionales. En definitiva, somos doblemente baratos”, explica Bustamante. Según informan desde UnOCC, los 20 mil trabajadores cordobeses del sector cobran un promedio 1500 pesos, es decir alrededor de 400 dólares. Por el mismo trabajo en España se paga entre 1000 y 1500 euros y Telefónica de España está pagando 2000 euros.

El Estado provincial, por impulso del gobierno de José Manuel de la Sota y su continuidad en Juan Schiaretti, subvenciona a las empresas, exceptuándolas del pago de impuestos provinciales al tiempo que paga una parte del salario de cada trabajador. “Cuando ingrese a la empresa hace dos años y medio –cuenta Bustamante–, me llegó una carta del gobierno de la provincia a mi casa, diciendo que yo había salido beneficiado con un plan de promoción, por lo que le daban 400 pesos a la empresa para que pague mi sueldo”.

Cabezas quemadas

El gremio viene denunciando desde su creación un secreto a voces que hace años se repite en la ciudad: el trabajo en un call center, en las condiciones que se realiza actualmente, es una verdadera fábrica de quemar cabezas, que genera un strees permanente no contemplado en términos de convenio colectivo de trabajo.

“Tenés que tratar de resolver problemas que de antemano no tienen solución porque es la propia empresa quien te lo dice. Como casos de cobertura de celulares. Estamos atravesados por características de bajos salarios y alto riesgo en términos de salubridad. Somos mano de obra barata en los dos sentidos. No se respetan cuestiones que casi te diría de derechos humanos, antes que de derechos laborales. Es la explotación al máximo del modelo taylorista. En 6y1/2 horas de trabajo, cada segundo cuenta y por eso una llamada no puede durar más de tres minutos. Estamos contra reloj permanentemente. Todos nuestros movimientos están contabilizados, cronometrado. Dejamos de ser individuos para ser relojes de arena para que nos saquen el máximo durante el horario de trabajo”, señala Lofredo.

Dreizik sostiene que a esto se suma la forma de trabajo en células, generando que si un trabajador falla en su gestión, afecta a los números de los otros integrantes. Esto se traduce en plata, en premios, incentivos. Como el sueldo es bajísimo, hay que compensarlo necesariamente con los premios que suele ser el 20% del haber. De esta forma, se genera un control en el grupo muy perverso para alcanzar los objetivos, a lo que se debe sumar el jefe, metiendo presión permanentemente para aumentar la productividad. “Las personalidades maleables terminan destruidas”, afirma.

Si bien anteriormente el índice de rotación de personal se ubicaba alrededor de los seis meses, en la actualidad el promedio de utilidad del trabajador no supera los tres años. Pasado ese término deja de ser productivo. Los integrantes de UnOCC aclaran que en general se trata de trabajadores con un promedio de edad de entre 20 y 30 años. “Se plantea como un trabajo para estudiantes que buscar un ingreso para complementar lo que te dan los padres. Ese es el verso de las empresas, pero la situación se fue modificando y hoy hay familias enteras que viven de la industria del Call Center. Esa presión que sufren los compañeros se multiplica cuando depende tu familia de ese ingreso. Hay muchos trabajadores que deben darle de comer a sus hijos con 1500 pesos”, indica Lofredo.

Si la canasta familiar se estima en 5800 pesos, en Córdoba son pocos los trabajos que pueden cubrir ese monto. “Por eso que un integrante de la familia aporte 1500-1800 pesos al ingreso es importante. La presión de la alta rotación desgasta tanto a los más pibes como a quienes tienen más edad”, describe Dreizik.

La UnOCC sostiene que el trabajo en los call centers afecta la salud. “Para muchos jóvenes estas empresas son su primera salida laboral y los condiciona, los disciplina para cuando consigan otros trabajos. Por eso el grado de opresión, que alecciona al trabajador para su futura vida laboral, a nivel simbólico es muy fuerte. Hay casos de gente que se recibió de docente y que no pueden ejercer porque sus trabajo en el call les afectó la voz o el oído y no están en condiciones de pararse delante de una clase. No pasan las audiometrías, y se les arruino la carrera. Una chica cantante trabajó un año y se le arruinó la voz, nódulos y hiatos crónicos anularon sus posibilidades para cantar”, agrega Bustamante.

En ese sentido se inscribe el estudio realizado por Pablo Cólica, vicepresidente de la Asociación de Medina del Estrés Laboral de Córdoba, al sostener que los trabajadores de call centres sufren el “síndrome de burnbott”, también conocido como “cabeza quemada”, que en profesiones relacionadas con la salud o la docencia se manifiesta entre los 5 y 15 años de trabajo ininterrumpido y en los operadores de call en apenas dos años.

El trabajo se basa en un estudio de observación de lo que acontece con los chicos que trabajan en call centers. “Tomé 100 casos de pacientes que atendí, de ambos sexos, con un predominio de mujeres sobre hombres, con un promedio de edad de 24 años y un promedio de tiempo de trabajo en call center de 2 años v 4 meses. Eran personas que vinieron a la consulta por tener síntomas que les llamaban la atención. Vengo recibiendo pacientes desde este tipo de hace seis años”, señaló el especialista a la agencia Prensared.

Los síntomas casi siempre son de orden psicoemocional. Tienen un fuerte desgaste emocional, sensación de jaqueca y agotamiento, con cambios de humor que los lleva a ser muy agresivos y hostiles con sus familias, con sus seres queridos y hasta con sus hijos. Según el estudio, se observan cuadros de mucha ansiedad, con alteraciones del sueño, la mayoría tiene problemas para dormirse. Y tienen despertares frecuentes con angustia, pensando en cuestiones relacionadas al trabajo. Hay un número importante que muestra un miedo exacerbado, con trastornos de pánico, taquicardia y sensación de asfixia.

Experiencia organizativa

Ante este cuadro de situación, en Sur Contact Center comenzaron a organizarse de manera clandestina. “Ahí pagan 870 pesos, no se permite sacar carpetas médicas. Por eso nos empezamos a juntar el año pasado. Hoy ya tenemos contactos en otros call y dificultosamente nos vamos organizando”.

¿Cuál fue la primera dificultad a vencer?

Nicolás Dreizik: Peleamos contra el miedo permanente que meten las empresas a los trabajadores. Ya hubo otros intentos de formar sindicatos, que empezaron a organizar sin tomar las debidas precauciones. Por ejemplo: la juventud de CTA empezó a hacer reuniones y se les metieron algunos jefes que marcaron a los que fueron esas las reuniones y los echaron a todos. Porque la persecución es adentro pero también afuera. Esto explica que a las marchas de los call los chicos van con máscaras.

Porque esto nace en el marco de la CTA

Matías Lofreda: Nos contactamos con la gente de CTA Capital porque vimos que comercio no nos contenía y necesitábamos una organización grande que nos ayude, las experiencias solitarias fracasaron.

ND: La Central empieza a excederse a sí misma. Muchos se enteran por fuera de los canales habituales. Los chicos no se juntaron para armar un sindicato sino una agrupación dentro de la empresa. No hay un manual sobre cómo armar un sindicato. Las decisiones las tomamos en base a la práctica y por eso decidimos armar el gremio, fue la práctica cotidiana nos dictó la estrategia. Entendemos al sindicato como la herramienta para mejorar nuestras condiciones laborales. No queremos que el sindicato sea un fin en sí mismo porque de ahí deriva que los dirigentes se perpetúen en los cargos y mantengan las estructuras mientras los trabajadores se empobrecen.

ML: El sindicato de Comercio nunca vino a la empresa a corroborar nuestra situación, pero sí hizo echar a quienes se quejaron. Tampoco podemos recurrir al Estado, que subsidia a las empresas para que nos exploten. Qué les vamos a reclamar. Por eso nos queda la organización autónoma como única salida organizativa.

ND: La solidaridad que se vive en la CTA también es una ayuda para nosotros. Eso nos ayudo a obtener el logro más grande de hoy, romper con el miedo.

ML: Cuando echaron a un pibe hace dos años por discutir con un jefe tomaron ese caso para repetir permanentemente que todo el mundo sepa que no se puede discutir. Los jefes me preguntaron si estaba de acuerdo con integrarme a un sindicato, que es una asociación ilícita. Como no podían echarme a mí porque me integré al sindicato, la echaron a mi novia.

Christian Bustamante: Hemos logrado que los compañeros del gremio puedan volantear dentro de la empresa, antes por el sólo hecho de pedir ir al baño fuera de horario te podían rajar. Ahora nos preguntan porque se queja la gente.

Desprecio por la vida de los jóvenes

Eugenio Biafore, asesor legal de CTA y de trabajadores de call centres, sostiene que el convenio colectivo de trabajo firmado en 2006 por el gremio de Comercio con la Cámara de empresarios de call centers “es el origen de una nueva etapa de la explotación de un grupo de trabajadores”.

Entrevistado por la agencia de noticias del Cispren, Biafore explicó que los call centers tienen “una llamativa rotación de empleados por el nivel de explotación y de perjuicio que provoca en la salud de los que hacen este tipo de tareas. Esto no es nuevo, estaba presente cuando se firmó el convenio 451 del que estamos hablando. Pero actuó al revés, normalmente cuando en un convenio colectivo se va a defender a un grupo de trabajadores porque se entiende que la actividad es más peligrosa, más perjudicial, más insalubre que otras, se reduce la jornada, pero se le paga el valor de una jornada completa. En este caso, se redujo la jornada pero curiosamente, también se redujo el salario básico en relación a un empleado de comercio. Todos sabemos que en Argentina ya el salario básico de un empleado de comercio no es el salario más alto de los trabajadores. Pensemos que se estableció una proporción menor al salario de comercio por el solo hecho de ser un empleado de call center, joven y con una actividad insalubre. Este es el origen del problema”.

-¿Se estableció con el convenio una jornada más reducida para los trabajadores de call center?

Sí, uno podría aplaudir esto. Pero el problema es que se firmó que el salario que se debía pagar era proporcional a la cantidad de horas. Las empresas debieron pagar un salario de ocho horas y hacer trabajar 6 horas y media. Pero no, pagan un salario proporcional a esa cantidad de horas.

-En otros trabajos que son considerables insalubres y por los cuales se trabajan menos horas, ¿se paga la jornada completa?

Por supuesto. Pero además, los trabajadores cobran un plus por la insalubridad. Estos trabajos declarados insalubres por el Ministerio de Trabajo son por ejemplo, el trabajo en minas o el de los controladores aéreos. En segundo lugar, quiero remarcar que el aumento que va logrando el Sindicato de Comercio con los empresarios de Comercio en las paritarias, en los últimos tiempos, ha tenido una alta participación de rubros no remunerativos. La sorpresa es que las empresas de call center, no introducen estos montos en los sueldos de sus trabajadores, que han sido muy importantes. Por esto, se abrió una brecha por la que ya no representa ni siquiera esa proporción entre 8 y 6 horas y media, sino una desproporción muchísimo mayor que llega al doble de diferencia. Hoy, en la tabla de salarios que publica el Gremio de Comercio para un auxiliar especializado B, con el básico, los adicionales y los ingresos no remunerativos es de un monto de 3 mil pesos en bruto. Pero un trabajador de call center trabajando 6 horas y media tiene un salario básico aproximado de 900 pesos. Algo pasa.

-Si el básico para un auxiliar especializado B por ocho horas es 1.767 pesos, ¿el proporcional por seis horas y media de trabajo que debería cobrar de sueldo básico un operador de call center sería 1.435 pesos?

Desde el punto de vista aritmético eso es exacto. Pero la mayoría tiene un básico de 862 pesos para el mes de noviembre de 2010. Eso es lo que figura en los recibos oficiales de varios call centers.

-Si le pagan 900 pesos de sueldo básico en promedio y lo comparamos con los 1.400 pesos que debería ser el básico proporcional, le están pagando a los operadores 500 pesos menos de básico…

Sí, haciendo el cálculo más, conservador y la interpretación del Convenio que más beneficia a las empresas. Por este motivo, si en promedio sólo por sueldo básico les pagan 500 pesos menos por mes, y a eso lo multiplicamos por la cantidad de trabajadores de call center que sería por lo menos 20 mil personas, vemos que hay 10 millones de pesos mensuales que estarían liquidando mal. Y si esto fuera así, la seguridad social también sufre. Los aportes a jubilación, obras sociales, asignaciones familiares, subsidio por desempleo y ART. Es evidente que si la base salarial es menor, los ingresos para la seguridad social que administra ANSES también van a ser menores

-¿Cuál es la interpretación que hace hoy de la situación de los call center en Córdoba?

De un detestable olvido y desprecio de la vida de nuestros jóvenes, con la excusa de que ellos entran y salen. Y que es un trabajo que se le da a un estudiante, como un regalo o una beca. No pensamos que son personas que están dejando su tiempo y su salud y cuyo salario es inferior al salario mínimo vital y móvil. El salario mínimo vital y móvil para un trabajador de jornada completa es de $1500 en Argentina. Y la jornada completa de un trabajador de call center es de 6 horas y media. No puede ganar menos de $1500. ¿Por qué permitimos este nivel de explotación? Se ha regulado de tal manera qué se favorece esta actividad, con complicidad de los sindicatos, los empresarios y los gobiernos. Los únicos perjudicados son los trabajadores.

Fuente

Modelo económico, acuerdo social y conflictividad

unes 9 de mayo de 2011


Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Mucho se discute en estos días sobre el “modelo económico”, y convengamos que no hay acuerdo. Existe también una intencionalidad de lograr un acuerdo, un pacto, entre gobierno, empresarios y sindicalistas, precisamente, para sostener el “modelo”.

Desde el oficialismo se insiste en una caracterización que apunta a destacar el crecimiento de la producción local y el proceso de inclusión social, medida tanto en puestos de trabajo, en subsidios de la política social, como en el impacto en la capacidad de consumo de los sectores de menores ingresos.

Esos elementos distintivos, modelo productivo y distribución económica son discutidos.

Un tema para la discusión es el destino de esa producción, ya que el mercado mundial se constituye en destino importante y definitorio de algunas ramas principales, tales como el agro, la agroindustria, la minería, y por cierto, la industria automotriz, que explica buena parte del crecimiento industrial de estos últimos años. El mercado interno crece con dominación de las grandes marcas, los grupos económicos, las empresas transnacionales y los mayores centros comerciales que reaniman un ciclo de producción, circulación y consumo para la concentración y centralización del capital.

Otro tema para el debate remite al estancamiento en la expansión del empleo industrial, más allá de la calidad de esos empleos y el volumen de los ingresos de los trabajadores, especialmente aquellos en situación irregular, precarizados, sin seguridad social. Por eso se discute también el consumo, especialmente afectado por la evolución de los precios minoristas, la inflación. La inflación fue un tema de contrapunto en esta semana en el dialogo por el “acuerdo social”, ya que al término de la entrevista con la Presidenta, el sindicalista Hugo Yasky identificó a la inflación como uno de los “problemas económicos” considerados en la conversación, y que como se sabe, afecta especialmente a sectores de ingresos fijos y escasos. La información fue inmediatamente desmentida por funcionarios del gobierno nacional presentes en el cónclave de conciliación entre el sindicalismo afín al gobierno y las organizaciones patronales, especialmente las industriales.

La intencionalidad, más allá de si se habló de inflación o no, de las aclaraciones y desmentidas, el problema de los precios y su medición existe, a tal punto que se analizan las propuestas de la Universidad o del FMI para instalar en mediano plazo nuevos indicadores de la variación de precios al consumidor, la inflación minorista. La preocupación oficial trasmitida a los sindicalistas afines, sean de la CGT o de la CTA es que las demandas de incrementos salariales no se disparen más allá de cierta racionalidad, asunto compartido por las centrales patronales, especialmente la UIA, el interlocutor preferido del gobierno.

Todo parece sugerir un diagnóstico que responsabiliza a la demanda por ajuste de los salarios en la escalada de precios, aunque en diversas situaciones se denunció a los empresarios con capacidad de establecer precios en el mercado. El tema es importante puesto que el encarecimiento de precios conspira contra las medidas de inclusión, sean por empleo o por subsidios, cuyos valores no se actualizan al ritmo de los precios de venta de la canasta potencial que satisface las necesidades sociales.

No es la primera vez que se intenta un acuerdo o pacto social. La intencionalidad apunta a frenar la conflictividad social. El objetivo es la armonización mediada por el gobierno, de la relación entre los trabajadores y los capitalistas. Es una tarea encarada en estos días y supone el consenso de los actores convocados al diálogo con la política económica en curso, lo que define el llamado modelo, sustentado en crecimiento económico, cierto nivel de satisfacción de necesidades sociales y consenso político, por ello las convocatorias a la razonabilidad en las demandas de partes.

Lo cierto es que todos esos supuestos son discutibles. ¿Qué tipo de crecimiento es el que se produce en la Argentina? ¿Qué efectos sociales y ambientales genera hacer crecer la frontera agrícola y la producción agraria con transgénicos? ¿Cuáles son los impactos de la expansión del parque automotor en el país? ¿Es lo que se hace lo único que puede hacerse? ¿Qué otras alternativas para el desarrollo de la producción? ¿Qué hacer con la agricultura familiar y la diversidad productiva que históricamente generó el campo argentino? En definitiva… ¿qué producir y para satisfacer qué necesidad social? ¿Alcanza con una distribución funcional por mitades entre trabajadores y patrones para definir el funcionamiento equitativo cuando la brecha es gigantesca entre el 10% más rico y el 10% más pobre, con un 28,7% del ingreso total apropiado por los primeros y solo un 1,8% de los segundos?

Son temas que definen el conflicto social, sea por los ingresos o por las condiciones de vida, que son las razones para discutir un modelo de desarrollo. Es lógico que cualquier gobierno pretenda organizar el consenso político articulando un bloque social de sustento, que en su momento era explícito con Techint y la CGT, y que ahora busca ser renovado con otros interlocutores. El mantenimiento de insatisfacciones económicas, sociales y políticas convoca a nuevas conflictividades y a otros acuerdos sobre modelo económico, productivo y de desarrollo, por lo menos en dos direcciones diferentes a la propuesta por el gobierno. Por un lado puede identificarse al bloque de poder que busca restaurar sin concesiones la situación previa al estallido del 2001, y por otro, a quienes cuestionan la inserción local en la división internacional del trabajo en un marco de crisis capitalista.

El debate del modelo reconoce, más allá de su visibilidad, tres orientaciones, que son las que explican la conflictividad económica, social y política en el presente y futuro cercano. Las elecciones son parte de procesamiento de este debate para definir el tipo de desarrollo en la Argentina, su inserción local y mundial.

Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales, UBA. Presidente de FISYP. Miembro del Comité Directivo de CLACSO.

Fuente

Nuevos medidores de luz causan varios problemas.

Miguel Arzate, reportero: Debido a la instalación de los nuevos medidores de luz de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en prepago, algunas personas se han quejado del incremento abismal que ha existido en su recibo de luz.

Es por ello que la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para que el consumidor elija la forma en que pagará el servicio. Esto sin contar que para la instalación del nuevo medidor tendrá que instalar una mufa y la base del medidor, gastos que correrán por su cuenta.

Hasta el momento la CFE ya ha instalado más de 23 mil medidores digitales y se espera que el servicio de prepagao comience a funcionar cuando sean instalados todos los medidores del país.

- Medidor digital 21"
- Eduardo Mendoza 53"
- Jorge Hermández 1'07"
- Diputados 1'17"
- Tiene que avisar a CFE 1'33"
- CFE ha instalado 23 mil medidores digitales 1'59"

Fuente