viernes, 20 de mayo de 2011

El quiebre educativo

Miguel Carbonell*

Viernes, 20 Mayo 2011

Con motivo del Día del Maestro se han organizado debates y escrito editoriales sobre los enormes problemas educativos que tiene México. La situación de desastre educativo en la que vivimos no solamente es preocupante para el presente, sino que supone el mayor obstáculo para construir el país que queremos en el futuro.
En su número del mes de mayo, la revista Nexos dedica buena parte de su contenido a analizar lo que desde la portada denomina el “escándalo educativo”. Cuando uno lee los datos que citan los autores de varios de los ensayos publicados, se da cuenta de que no exageraban cuando diseñaron la portada.
Nos enteramos, por ejemplo, que apenas 62 de cada 100 niños terminan la primaria en los seis años en que deben hacerlo. De ellos apenas 59 ingresan en la secundaria, nivel que terminarán sólo 45 de cada 100. Es decir, a los 15 años de edad, la mitad de los jóvenes en México ya están fuera de la escuela. Esa falta de oportunidades educativas será un lastre enorme para su futuro profesional y para su desarrollo personal. Todo lo que deberían seguir aprendiendo en la escuela, no lo hallarán en las calles ni en un puesto de trabajo, suponiendo que puedan conseguir uno.
Aunque la dimensión cuantitativa de nuestros problemas educativos es muy importante, parece que tales problemas crecen cuando uno examina la calidad con que estamos formando a nuestros jóvenes.
En la prueba PISA correspondiente al año 2009 (cuyos resultados fueron dados a conocer apenas en diciembre de 2010), México aparece en el último lugar de los 34 países de la OCDE -en lectura, matemáticas y ciencias-. Entre el año 2000 y el 2009 los alumnos mexicanos tuvieron un avance de tres puntos porcentuales en la medición de lectura que hace PISA, mientras que los niños chilenos tuvieron (en ese mismo periodo) un avance de 39 puntos, en Israel avanzaron 29 puntos, en Perú 47, en Portugal 18 y en Brasil 19. No solamente hemos avanzado poco, sino que otros países nos han rebasado de forma decidida. Están haciendo las cosas mejor que nosotros.
Los resultados de las pruebas aplicadas a los alumnos mexicanos indican que casi la mitad de nuestros jóvenes no tienen la capacidad de comprensión de lectura necesaria para desempeñarse correctamente en las sociedades contemporáneas. No se trata de saber leer, de comprender las letras y poder repetir las frases que se leen. Se trata de advertir el significado de lo que se está leyendo y tener la capacidad de aplicarlo a situaciones concretas para resolver problemas. Esa capacidad no la tienen la mitad de nuestros niños y jóvenes.
El mundo del siglo XXI exige que las personas desarrollen capacidades que no se fomentan en las escuelas mexicanas. Hoy en día se debe aprender a trabajar en equipo y a utilizar la imaginación para poder desarrollar ideas innovadoras que tienen un gran valor económico. Por eso Bill Gates fue durante muchos años la persona más rica del mundo y por eso Mark Zuckerberg es el multimillonario más joven de la historia.
La pregunta que debemos hacernos entre todos es ¿cómo lograr que los próximos Gates o Zuckerberg salgan de una escuela mexicana?, ¿qué necesitamos enseñarles a nuestros jóvenes para que sean capaces de inventar lo que en el futuro sustituirá a Google, a Facebook o a Windows?
No estoy seguro de tener la respuesta acertada para contestar tales preguntas, pero me queda claro que con muchos de los maestros que hoy están frente a nuestros niños no iremos a ninguna parte. No veo de qué manera un maestro que apenas sabe utilizar la computadora les enseñará a sus alumnos a diseñar nuevos programas o podrá apoyarse en YouTube para explicarles los temas más relevantes del mundo en el que vivimos.
Lo peor de todo es que no se observa un proyecto de cambio sustantivo en el horizonte político de México. La mayor parte de los políticos se limita a decir que hay que invertir más en educación, como si hoy en día se gastase poco. No todo se resuelve con dinero. Si no somos capaces de ampliar la cobertura e incrementar los años de escolaridad con rapidez, estaremos condenados a seguir siendo un país maquilador, mediocre en su desempeño y subdesarrollado en su crecimiento. Necesitamos escuelas de tiempo completo, en las que se enseñen las habilidades que necesita toda persona para desarrollarse con éxito en el mundo globalizado de nuestros días.
La apuesta que deberíamos hacer entre todos es a favor de un quiebre educativo de fondo, que nos pueda poner en línea con los países que han logrado dar el salto, dejando atrás la mediocridad que hoy en día nos atenaza. Ojalá que lo logremos y que sea pronto. A México le urge tener un mejor sistema educativo.

Fuente

Difícil, acuerdo inmediato sobre la reforma laboral: diputado Neira

Enrique Méndez y Roberto Garduño

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 23

La posibilidad de alcanzar acuerdo en la Cámara de Diputados para elaborar un dictamen de reforma laboral se complicó ayer cuando la junta directiva de la Comisión de Trabajo concluyó que las ponencias en los foros sobre el tema difieren totalmente de la iniciativa presentada por el PRI que se pretendía aprobar en abril pasado.

Armando Neira, dirigente de la Confederación de Trabajadores de México en el estado de México y legislador por el PRI, emitió una respuesta lapidaria a la posibilidad de allanar la ruta a una renovada ley laboral en el futuro próximo: las ponencias presentadas en todos los foros no están de acuerdo con la iniciativa que se iba a aprobar hace un mes; "no hay oportunidad de consenso, sobre todo si consideramos que se tienen que revisar y hacer coincidir 98 iniciativas más".

Al salir de la reunión de la junta directiva, Neira refirió que hasta el momento sólo existen cuatro temas seguros en un futuro dictamen: autonomía sindical, derecho de huelga, libertad de contratación, y se aceptó incluir el trabajo de jóvenes, mujeres y discapacitados.

El único acuerdo que alcanzó ayer la Comisión del Trabajo fue que volverá a sesionar el próximo lunes 30, con objeto de establecer la ruta de análisis y debate entorno a la elaboración de un nuevo dictamen.

Tereso Medina, presidente de la Comisión del Trabajo, recordó que la subcomisión encargada de elaborar el predictamen de ley no se encuentra en falta parlamentaria porque los 45 días que otorga el reglamento para alcanzar un acuerdo aún están corriendo, y si fuera necesario solicitaría una prórroga de otros 45. Es más, adelantó que ese periodo podría extenderse a 150 días de análisis.

"Lo que sigue es una reunión de la Comisión de Trabajo para que se tomen y materialicen los acuerdos. En las audiencias públicas hubo aportación y vamos a tomar lo que conviene y desechar lo que no".

–¿De dónde sacan que son 150 días de plazo?

–Acabo de aclarar que jamás vamos a ocupar los 150 días (sic); la Comisión de Trabajo ha estado laborando permanentemente, por lo que reconozco, valoro y felicito a sus integrantes.

–¿Se sienten presionados por el Ejecutivo federal? –se le insistió.

–No se debe ser protagonista en un tema tan importante, al que compete la adecuación de las leyes laborales para todos los trabajadores de México. Lo que conviene es hacer un llamado a asumir una postura de trabajar por México.



Fuente

Sindicalizados, sólo 10% de los trabajadores mexicanos: experto

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 22

En México, sólo 10 por ciento de los trabajadores están sindicalizados, y de éstos, la mitad son del sector público, por lo que resulta que únicamente 5 por ciento de los mexicanos que laboran en empresas privadas pertenecen a un gremio.

Informó lo anterior Alfredo Sánchez Castañeda, catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en el foro La negociación colectiva real contra la simulación contractual, donde planteó que la contratación colectiva está desapareciendo en el país.

También en este contexto, Manuel Fuentes, presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), planteó que hay crisis en lo que se refiere a la revisión de los contratos colectivos en México: "ahora las negociaciones son para reducir, no para mejorar los derechos de los trabajadores". Incluso –dijo–, hay la modalidad de revisiones quinquenales, es decir, que revisan los contratos colectivos por cinco años –son los casos de los sindicatos de Infonavit y Fonacot– y aceptan que sus salarios se incrementen sólo según el índice inflacionario.

Sánchez Castañeda dijo que el universo de agremiados en el país es sumamente bajo, ya que sólo uno de cada 10 empleados pertenece a un gremio y la mayor parte de ellos son corporativos, de protección patronal, además de que los "sindicatos blancos" son "legales", la autoridad laboral les entrega su toma de nota, lo que hace un panorama nacional nefasto para los derechos laborales.

El el foro también participó Carlos Reynoso Castillo, de la Universidad Autónoma Metropolitana, quien sostuvo que en México prácticamente está desapareciendo la negociación real de los contratos y se ha extendido la simulación. Planteó que incluso sería necesaria una reforma que ordene las relaciones laborales, pero no en los términos en que se ha planteado para recortar más los derechos de los trabajadores.

Incluso, la iniciativa en la materia presentada por el PRI afectaría la contratación colectiva en México, ya que, por ejemplo, con o sin sindicato, poner un tope a los salarios caídos en los conflictos laborales; establecer la contratación a prueba, por capacitación y limitar el derecho de huelga o de asociación regresaría al sector obrero al "sindicalismo primitivo", agregó Fuentes Muñiz.

En tanto, por el Sindicato de Trabajadores de la UNAM, Carlos Galindo planteó que la situación de los obreros mexicanos ha retrocedido a tal grado en los últimos sexenios que sólo uno de cada 10 tiene un empleo formal; no hay interlocución de este sector con el Ejecutivo ni con ningún secretario. "Calderón recibe a cualquier miembro de la farándula, pero no a los trabajadores", además de que llevó a cabo una lucha feroz contra los buenos contratos del país hasta que acabó con la mayoría.


Fuente

El empleo en México, prácticamente estancado: investigador

Reuters

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 30

"El nivel de empleo está prácticamente estancado", afirmó Alejandro Villagómez, economista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). "Es verdad que en las etapas más tempranas de una recuperación, la creación de empleos se inclina más hacia los bajos salarios. Es el caso de México", comentó por su parte Nicola Brandt, economista senior de la OCDE para México. La tibieza del mercado laboral ha tenido su lado positivo al no estar generando presiones de demanda, pese a que según el banco central la brecha del producto se cierra con rapidez. De hecho, la entidad monetaria confía en que los precios oscilarán entre 3 y 4 por ciento en 2011 y 2012, pero factores volátiles como los precios de los combustibles y las materias primas podrían descarrilar sus cálculos. En este escenario comienza a cobrar más fuerza la posibilidad de una desaceleración no tan liviana en Estados Unidos, sobre todo en sus sectores de vivienda e industria, los mismos culpables de la peor recesión en México en 15 años. Esa amenaza afectaría directamente a la industria mexicana de manufacturas, hasta ahora el pulmón de la recuperación económica, pese a que opera al 60 por ciento de su capacidad, según Sergio Cervantes, líder de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación.


Fuente

Para que Pemex se parezca a Petrobras no es necesario que se abra al capital privado

Israel Rodríguez

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 28

Para que Petróleos Mexicanos (Pemex) se parezca a Petrobras no necesariamente tiene que pasar por una apertura al capital privado, aseguró el consejero profesional de Pemex, Fluvio Ruiz Alarcón. Explicó que el desarrollo de la petrolera brasileña se ha sustentando en un esfuerzo sostenido, con recursos públicos, con más de 50 años de inversión en investigación y desarrollo tecnológico.

En entrevista, recordó que solamente en 2006 y 2008 Petrobras invirtió en investigación y desarrollo unos 2 mil 550 millones de dólares, mientras para la formación de recursos humanos mantiene asociaciones estratégicas con más de 120 universidades y centros de investigación en Brasil y 70 instituciones del exterior.

Además, tiene la capacidad de definir sus proyectos sin la sujeción asfixiante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que ha padecido Pemex.

En los últimos días el presidente Felipe Calderón hizo declaraciones en el sentido de que propondría una reforma para que Pemex pueda vender acciones y, en general, se acerque al esquema organizacional de Petrobras o de la noruega estatal Statoil.

Ruiz Alarcón detalló que prácticamente 65 por ciento de las ventas totales de Pemex van a parar a las arcas de Hacienda, mientras Petrobras tiene una carga fiscal de entre 33 y 35 por ciento en los últimos 10 años. La proporción es de dos a uno en el caso del régimen fiscal de ambas petroleras.

Destacó que el plan de negocios de Petrobras 2010-2014 prevé que las inversiones se sitúen entre 40 y 45 mil millones de dólares anuales. Para alcanzar esa cifra Pemex necesitaría un alivio fiscal de 15 mil millones de dólares al año.

Por su separado, Carlos Huerta, asesor del consejo de administración de Pemex, aseguró que no es posible continuar postergando la discusión de una reforma fiscal de fondo en la paraestatal. "Si hay interés en una reforma de segunda generación en Pemex, ésta debe estar dirigida a su régimen fiscal".

Más inversión y autonomía

Además es necesario darle mayor autonomía financiera y operativa y que no esté sujeta a los caprichos financieros de Hacienda para cuadrar las finanzas públicas del país. En este sentido Petrobras es autónoma. "Sólo con estos niveles de inversión y mayor autonomía Pemex podrá ser comparada con Petrobras", afirmó.

Fluvio Ruiz Alarcón destacó que en México tiene gran importancia el sector petrolero como factor constitutivo de uno de los principales referenciales socioculturales que forjan nuestra identidad colectiva; implica que el sentido de los cambios en su arquitectura institucional marca en gran medida las transformaciones posibles en la naturaleza del Estado.

Esa importancia de la industria petrolera vuelve socialmente ilegítimo pretender modificar la arquitectura institucional del sector en sentido inverso a su construcción histórica.

En el caso brasileño, tanto el sendero institucional de construcción del Estado como la percepción social de la importancia o, mejor dicho, de la significación, del sector petrolero, son muy distintos. También los orígenes de su clase política hoy dominante.

Fernando Henrique Cardoso, presidente de Brasil de 1993 a 2002, impulsó los cambios legales que hicieron posible una apertura parcial al capital privado en Petrobras. “A diferencia de nuestros gobernantes, más versados en cuestiones meramente políticas o administrativas, Cardoso fue uno de los ideólogos de la ‘teoría de la dependencia’, junto con personajes de la estatura de Theotonio Dos Santos, André Gunder Frank, Ruy Mauro Marini, Celso Furtado y Enzo Faletto”.

Ahora bien, estos cambios legales no hubieran prosperado sin una visión de largo plazo que llevó a Brasil a tomarse en serio la planificación estratégica, a invertir en tecnología y capacitación de recursos humanos; así como a dotar de gran flexibilidad fiscal y autonomía de gestión a Petrobras. La apertura al capital privado fue sólo un complemento, originado por las dificultades financieras del momento, de la estrategia global de fortalecimiento de la petrolera.

El consejero profesional de Pemex se preguntó: ¿está preparado el Estado mexicano para contar con una empresa de tal naturaleza?


Fuente

Misa de deudos de Pasta de Conchos en recuerdo de los mineros muertos en 2006

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 22

El rescate de mineros realizado en un pozo de Sabinas, Coahuila, demuestra que es posible la recuperación de los cuerpos de los 65 trabajadores muertos en la explosión de Pasta de Conchos –en 2006– y que el presidente Felipe Calderón podría, si quisiera, dar un cambio de rumbo a la región carbonífera de Coahuila y atender el llamado de las familias afectadas por las prácticas inhumanas que se llevan a cabo en dicho sector, por lo que urge que ordene el reinicio de la recuperación de cuerpos de los mineros muertos hace más de cinco años

En la misa que ayer celebraron los integrantes de la Familia Pasta de Conchos afuera de Grupo México para recordar que llevan 63 meses de lucha, plantearon la necesidad de una solución integral al problema de la minería clandestina e ilegal que se lleva a cabo en la región carbonífera; señalaron que mantienen la petición de audiencia con el presidente Calderón y que se pidió la intervención del Vaticano en la lucha por la recuperación de sus familiares muertos.

También informaron que ante la demanda interpuesta en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso de Pasta de Conchos, "el Estado mexicano manifestó al organismo mundial que se han realizado todas las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir una tragedia similar. Claramente, el Estado no reconoce la inexistencia de inspecciones efectivas, la ausencia de suspensión de las minas que laboran en irregularidades ni que la impunidad que prevalece en los casos precedentes ha desencadenado una creciente siniestralidad en los yacimientos de carbón y plantas de beneficio, en las que han muerto más de 60 mineros del carbón, incluidos los 14 de Sabinas, entre 2006 y 2011".

Según indicó el organismo ante la CIDH, el Estado argumenta, "sin fundamento", que la petición formulada por la Familia Pasta de Conchos, el Centro de Reflexión y Acción Laboral, el Centro Prodh y el Equipo Nacional de Pastoral Laboral "no es admisible, debido a que se ha cumplido con todas las reparaciones a los familiares de las víctimas de Pasta de Conchos", y señaló incluso que "humanamente no es posible el rescate", lo que es inmoral.

Para esta organización, la respuesta del Estado a la CIDH muestra la falsedad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como la de Energía, exhibidas con lo sucedido en Sabinas, donde los rescatistas y mineros de la región sacaron a los fallecidos, como siempre han hecho, excepto en Pasta de Conchos.

Además –dijo–, la Secretaría de Economía canceló en febrero la concesión de la Mina Lulú, y ahora la del pocito 3, pero no la de Pasta de Conchos, y anuncian que se fincarán responsabilidades a los dueños de la empresa, cuando lo que hizo el gobierno del actual dirigente del PRI (Humberto Moreira) fue fincar responsabilidades a los ingenieros de la empresa, y la PGR determinó enviar la investigación a reserva.

En el accidente de Sabinas se determinó otorgar pensiones a las familias y al niño siniestrado, que no están registrados en el IMSS.


Fuente

Falla técnica en Bellas Artes casi obliga a suspender Tosca

Ángel Vargas

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 50

Una nueva falla ocurrió anoche en la sala principal del Palacio de Bellas Artes, cuya remodelación sigue provocando fuerte polémica.

El percance sobrevinó durante el cambio para el tercer acto de la ópera Tosca, de Giacomo Puccini, cuando una de las plataformas no funcionó, lo cual retrasó por cerca de media hora la reanudación del espectáculo, ante la incomodidad del público, y obligó a los técnicos del teatro a colocar de forma improvisada la escenografía, además de que la escena de la caída de Tosca tuvo que hacerse a ras de piso, en una acción de humor involuntario.

El elenco artístico dio la cara para sacar adelante la función, la cual, según trabajadores de Bellas Artes, llegó incluso a pensar en suspenderse ante el desperfecto.

De acuerdo con esas mismas fuentes, personal de Teletec, la empresa contratada por el Instituto Nacional de Bellas Artes para montar el equipo tecnológico de la sala y que hasta la fecha lo opera, atribuyó la falla a una desprogramación del mecanismo por un altibajo habido en la corriente eléctrica.

Al término de la función, el director de escena del montaje, Raúl Falcó, se notó contrariado al salir a agradecer al público. Desde su reapertura, el 19 de noviembre de 2010, tras dos años y medio de remodelación, se han presentado varias fallas en el Palacio de Bellas Artes, una de ellas fue con la iluminación de la puesta en escena de El jardín de los cerezos, con la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por Luis de Tavira.


Fuente

Llama Evo Morales a trasnacionales del petróleo a cumplir con inversiones

Rosa Rojas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 29

La Paz, 19 de mayo. El presidente boliviano Evo Morales exigió hoy que las empresas petroleras trasnacionales que operan en el país dejen a un lado los "cálculos políticos" y cumplan sus compromisos de inversión, sobre todo en exploración y desarrollo de yacimientos de petróleo y gas.

Al inaugurar en Santa Cruz, capital del departamento del mismo nombre en el occidente del país, el Congreso de Gas & Petróleo, organizado por la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el presidente Morales destacó que la nacionalización de los hidrocarburos realizada por su gobierno en 2006 permitió que el erario captara captación 9 mil 400 millones de dólares, frente a mil 400 millones que Bolivia recaudó entre 2000 y 2005.

El encuentro, que culmina mañana, congrega a funcionarios del área energética de países vecinos como Brasil y Argentina, que son los principales mercados para el gas boliviano, así como representantes de empresas extranjeras que operan en el país.

Morales indicó que las trasnacionales petroleras deben invertir en sociedad con YPFB, asumiendo su responsabilidad y compromisos para contribuir al desarrollo nacional.

El mandatario mencionó que en el pasado hubo compañías que conspiraron con la oposición –no detalló cuáles– haciendo cálculos políticos, y "aquí hemos sido muy tolerantes con algunas empresas". Ahora serán bienvenidas socias para trabajar, y su inversión "siempre será respetada", agregó.


Fuente

Por elecciones, prohíbe España toda manifestación en sábado y domingo

Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 33

Madrid, 19 de mayo. La Junta Electoral Central de España prohibió hoy en todo el país cualquier manifestación desde las cero horas del sábado hasta las 24 horas del domingo, día de las elecciones municipales, en clara alusión a las movilizaciones del movimiento ciudadano Democracia Real Ya, que desde el pasado domingo se realizan en repudio al modelo político y económico vigentes, y que ya se extendieron a escala nacional.

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, declaró poco antes que el gobierno sólo esperaba el pronunciamiento de la junta electoral para decidir si ordena a la policía la dispersión de los manifestantes.

En tanto, decenas de miles de ciudadanos indignados en la Puerta del Sol en Madrid, la Plaza de Cataluña en Barcelona, la Plaza del Pilar en Zaragoza y el Parasol de la Encarnación en Sevilla, entre otras, volvieron a romper el cerco policial, y una vez más repudiaron a políticos, banqueros y empresarios.

El movimiento que inició el domingo 15 de mayo, llamado ya aquí el 15-M, o la spanish revolution, se nutrió este jueves con cacerolazos multitudinarias en decenas de ciudades de todo el país para exigir el cambio de un sistema que consideran "injusto".

La revuelta crece cada hora. Comenzó con una convocatoria en las redes sociales e Internet para para repudiar la corrupción endémica del sistema y la falta de oportunidades para los más jóvenes y se extendió a la comunidad española en Italia, Reino Unido, Estados Unidos y México, entre otros.

En el quinto día de movilizaciones la afluencia aumentó sensiblemente, sobre todo en Madrid y en Barcelona, donde decenas de miles entonaron consignas durante horas. Una de ellas advertía: "si ustedes no nos dejan soñar, nosotros no los dejaremos dormir"

Se han desarrollado métodos de organización a través de comisiones por rubros –sanidad, comida, medios de comunicación, etcétera–, que deciden cada actividad.

En las asambleas generales se define la estrategia y se busca perfilar un mensaje político unificado en el que estén las principales razones del descontento y la protesta.

Este jueves, por ejemplo, se decidió mantener la movilización hasta el próximo domingo, cuando se celebren las elecciones autonómicas y forales y, lo más importante, confirmar la convocatoria de la manifestación para este sábado.

Más tarde, la Junta Electoral Central declaró ilegales las concentraciones, al considerar que no se ajustan a la ley electoral y exceden el "derecho de manifestación garantizado constitucionalmente". De hecho desde el pasado martes todas las movilizaciones, concentraciones y marchas de la spanish revolution fueron declaradas ilegales por la Junta Electoral de Madrid. En respuesta, el número de indignados se multiplicó.

Tras conocer la decisión de este jueves de la Junta Electoral Central, el movimiento ciudadano decidió simplemente mantener el campamento, al tiempo que estalló un grito unánime: "no nos moverán, esta revolución la vamos a ganar".

Después se dio lectura al manifiesto original en una decena de idiomas. Señalan a la clase política y a los medios de comunicación electrónicos como los grandes aliados de los agentes financieros, "los causantes y los grandes beneficiarios de la crisis". Advierten que "es preciso un discurso político capaz de reconstruir el tejido social, sistemáticamente vulnerado por años de mentiras y corrupción. Los ciudadanos hemos perdido el respeto a los partidos políticos mayoritarios, pero ello no equivale a perder nuestro sentido crítico. Antes bien, no tememos a la política. Tomar la palabra es política. Buscar alternativas de participación ciudadana es política".

La también llamada "revolución de los indignados" acusa de la situación actual al Fondo Monetario Internacional, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la Unión Europea, las agencias de calificación, el Banco Mundial y, en el caso de España, los dos grandes partidos, el derechista Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

La reacción de la derecha

Desde la izquierda hay intentos de aproximación a los indignados. El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseveró que "hay que escuchar y ser sensibles porque hay razones para la expresión de ese descontento y esa crítica". El líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, llamó a la "insumisión" y a acabar con el bipartidismo, propiciado por la actual ley electoral.

Pero el sector duro de la derecha política y mediática reclamó con insistencia la actuación policial para acabar con todos los plantones, sobre todo el de la Puerta del Sol, e incluso instó al ministerio del Interior a utilizar la violencia. Una de las imágenes del día fue la de quien fuera ministro de Defensa durante el gobierno de José María Aznar, Federico Trillo, insultando con el dedo a un grupo de ciudadanos de la "revolución de los indignados".

Si bien las descalificaciones más fuertes procedieron de los medios de comunicación conservadores y de la televisión pública madrileña, que acusaron al movimiento de ser "comunista, socialista, antisistema y tener relación con ETA". Uno de los ideólogos de la derecha, César Vidal, fue más allá y después de llamar despectivamente a los manifestantes como "perroflautas" aseguró que "estos jóvenes mantienen contacto regular con Batasuna-ETA y han recibido cursillos de Segi (la rama juvenil de la izquierda vasca) en guerrilla urbana".

El movimiento ciudadano tiene su propio canal, que emite sin cesar las imágenes de la Puerta del Sol (www.soltv.tv).

Fuente

El gobierno del PAN sólo ha construido obras hidráulicas en el discurso: experto

Susana González

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 28

Desde hace una década el gobierno federal ha dejado de lado los grandes proyectos de infraestructura hidráulica, al punto de que faltan casi 2 billones de pesos para extender y modernizar todo el sistema de red de agua potable para abastecer a la población.

"Se detuvo el ritmo de inversión para la infraestructura del sector agua. Fuera de algunos proyectos que no acaban de aterrizar, como el de La Yesca, no hemos tenido grandes obras o presas como antes se realizaban constantemente, incluso pasaron diez años sin que se construyera nada de gran magnitud. El gobierno federal (con el PAN) sólo ha construído obras en el discurso", aseguró Roberto Olivares, representante de México y América Latina ante el Consejo Mundial del Agua, y director de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), institución civil donde participan organismos públicos y empresas privadas.

Criticó que las dependencias encargadas de dichos proyectos, incluida la Comisión Nacional del Agua, carecen de los profesionales y técnicos con experiencia que fueron los responsables de obras hidráulicas de fama mundial, y consideró que "ya es tiempo de que las autoridades se dejen ayudar".

En cambio, dijo, han proliferado las empresas de agua embotellada, que en comparación con las ganancias que obtienen pagan muy poco por la concesión que les da derecho a explotar pozos.

"Enfrentamos una competencia desleal de las embotelladoras, porque cobran diez veces más el agua que el servicio que damos. Las utilidades que obtienen superan con mucho los costos que tienen por extraer cada metro cúbico", aseguró Roberto Olivares, entevistado luego de inaugurar un foro sobre desastres naturales en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Además, las embotelladoras pueden subir el precio de sus productos cuando quieren y en función del mercado, mientras las tarifas del servicio del agua potable están sujetas a la aprobación de distintas autoridades, desde los cabildos hasta los congresos estatales, explicó el dirigente de la ANEAS, en la que están aglutinados mil 300 operadores que dan servicio a 90 millones de mexicanos, aunque en el país hay más de 2 mil 400 organismos que abastecen agua, porque existe más de uno por municipio.

México tiene récord en el consumo de agua embotellada, lo cual Olivares atribuyó "a una moda, a un estatus de andar con una botella en la mano".

Aclaró que "no pretendemos embotellar el agua también, pero deberíamos hablar de un estímulo para quienes producen y generan más beneficio por los grandes volúmenes de agua que distribuyen que las empresas embotelladoras, que aprovechan el recurso con un éxito comercial muy alto. La autoridad debería ser clara y elevar los impuestos a las embotelladoras por la explotación de pozos y que los mismos estén en relación con sus ganancias".

El agua que proporcionan estos operadores es potable, apta para consumo humano y cumple con una norma oficial mexicana (NOM), aseveró. No obstante, admitió que cuando las autoridades realizan muestreos sobre la calidad del agua no siempre se cumple con la NOM, pero lo atribuyó a los retrasos de inversión en infraestructura, al grado de que entre 40 y 50 por ciento de las redes del país requieren ser sustituidas.

Refirió que los organismos operadores de agua en estados y municipios pagan por el derecho a extraer el agua, y aunque la legislación vigente define que cada trimestre deben restituirles una parte, puede pasar un año sin que las autoridades cumplan, con lo que se atrasa la inversión en el sector.


Fuente

Insostenible, seguir con el ritmo de los subsidios a gasolinas, dice Cordero

Víctor Cardoso y Juan Carlos Miranda

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 27

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, aseguró que la gasolina en México es de las más baratas del mundo y los aumentos en el precio del energético durante la actual administración han sido de los más bajos. No obstante, dijo, es "insostenible" seguir con ese ritmo.

En una conferencia de prensa realizada en Palacio Nacional, el funcionario calculó en alrededor de 170 mil millones de pesos anuales el costo para las finanzas públicas del subsidio a las gasolinas.

Descartó que por el momento pueda retirarse el subsidio a las gasolinas, como recomendó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El costo del subsidio a las gasolinas alcanza una dimensión equivalente a 1.5 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Sobre el mismo tema, pero en el sexto foro anual de Capital Privado en México el subgobernador del Banco de México (BdeM), Manuel Sánchez, afirmó que la política de subsidios aplicada a los combustibles por el gobierno ayuda a estabilizar los precios en el país ante las grandes volatilidades de los energéticos a nivel internacional. La brecha entre los precios internacionales de las gasolinas y el costo de los combustibles en el país, dijo, es cada vez mayor y eso supone un costo fiscal para México, porque exige incrementar los subsidios para equilibrar los precios.

El martes pasado la OCDE recomendó al gobierno mexicano la eliminación del subsidio a las gasolinas por considerarlo ineficiente.

Al preguntarle sobre la recomendación de la OCDE para retirar el subsidio, Cordero respondió: "Coincidimos en la parte de la política de los subsidios a las gasolinas. El Estado mexicano hace un esfuerzo por reducir más este subsidio y eso explica el deslizamiento en el precio de las gasolinas. Hemos sido sensibles a esa recomendación; tratamos de que cada vez sea menor. Lamentablemente las condiciones en los mercados energéticos han hecho que este subsidio llegue en este momento a los 170 mil millones de pesos."

Fuente

Queman anuncios del blanquiazul en Tepic

Myriam Navarro González
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 38

Tepic, Nay. Dos anuncios espectaculares que colocaron habitantes de la colonia Infonavit El Mirador, quienes simpatizan con la candidata del Partido Acción Nacional a la gubernatura, Martha Elena García, amanecieron ayer calcinados. Una vecina indicó que la madrugada de este jueves ella y otros colonos se percataron de que había fuego cerca de sus casas; salieron y descubrieron que los espectaculares estaban en llamas. Este es el segundo incidente similar en la entidad en 15 días. Las elecciones de gobernador serán el 3 de julio.

Fuente

El sector lechero se encamina hacia la catástrofe, alerta El Barzón

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 20

Los productores nacionales de leche atraviesan uno de sus momentos de crisis más agudos por el alza en sus insumos, particularmente los granos, los efectos del cambio climático y la falta de apoyo del gobierno, que se niega a darles un pago más justo por el líquido que adquiere para sus programas sociales, advirtieron integrantes de organizaciones ganaderas.

Roberto Cázares, miembro fundador de El Barzón Chihuahua, señaló que a pesar de los estragos que causó la onda gélida en varios estados del norte del país a principios de este año, el gobierno federal sigue sin ayudar a todos los pequeños y medianos productores que lo requieren.

"Se atendió a Sonora y Sinaloa con bombo y platillo, pero en Chihuahua nos han pichicateado el dinero a pesar de que tuvimos menos 27 grados por más de 72 horas. Ya logramos que el gobierno del estado nos reconozca, pero a escala federal no nos ha llegado un quinto para apoyar a los 500 productores que abastecemos los programas sociales", deploró.

A las autoridades agrícolas mexicanas "les vale madre el campo, y todavía no salimos del problema de las heladas, cuando ya tenemos encima el de la sequía. No sé qué necesita la Federación para voltearnos a ver".

Además de la carencia de apoyo oficial, dijo, el sector lechero va a una "situación catastrófica" a causa de la baja en la producción mundial de granos. "El trigo y el maíz están por las nubes, y a nosotros nos pagan a cuatro pesos el litro de leche, cuando debería estar a 5.25. No se vale que nos paguen una miseria en un negocio que deja más que Pemex."

Los productores, en crisis

Por su parte, Salvador Álvarez Morán, secretario de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, alertó que los pequeños productores están en "una de las crisis más graves de su historia", entre otros debido al alza en los granos básicos, de hasta 40 por ciento en los últimos meses.

La utilización de dichos productos para generar biocombustibles, afirmó, ha provocado un aumento en su precio, sin que las autoridades mexicanas consideren estos elementos y se decidan a pagar una tasa justa por todo el líquido que compran para sus programas sociales.

"También hemos sufrido por el precio del diesel, que sube hasta dos veces por mes. Todo esto no compromete el abasto, porque las empresas pueden importar, pero queremos que esta situación se regularice y exista una norma clara acerca de la leche y sus derivados, para que quien compre una fórmula láctea sepa qué está adquiriendo y no lo sorprendan."


Fuente

En México, los únicos shots para los turistas son de tequila: Calderón

Claudia Herrera Beltrán
Enviada
Periódico La Jornada
Viernes 20 de mayo de 2011, p. 7

Las Vegas, 19 de mayo. Los “únicos shots (tiros)” que recibieron los springbreakers en México fueron de tequila y nada pasó, afirmó el presidente Felipe Calderón en su afán de demostrar que la violencia no afecta al turismo.

Único presidente participante en la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo, argumentó que los delitos graves padecidos por turistas en el país "se pueden contar con la mano" y equivalen a una tasa de 0.001. Sin embargo, después reconoció que la gente en Estados Unidos sí tiene miedo.

En su tercera visita a Estados Unidos en menos de cinco meses, insistió en que el problema de la violencia es de percepción, ya que la criminalidad impacta sólo algunas zonas fronterizas, como Ciudad Juárez, pero el resto del país es "apacible".

De hecho aludió a las advertencias provenientes del gobierno de Texas que recomendaban a los jóvenes que no viajaran a México, porque podrían morir a causa de la violencia.

–¿Se refiere al Departamento de Seguridad Pública de Texas? –le preguntó el periodista especializado en turismo, Peter Greenberg.

–Sí, sabe de quién hablo. Vi a miles de springbreakers divirtiéndose en México y yo tengo entendido que los únicos shots que recibieron eran de tequila, y muchos de ellos, y nada pasó. Y me ha contado eso gente de confianza.

Primera gira de un presidente mexicano a Las Vegas

Con un escenario de fondo que recreaba los hoteles y casinos de Las Vegas, Calderón –primer presidente mexicano en hacer una visita de trabajo a esta ciudad– comentó que México es más seguro que muchos países del Caribe y hay un millón de estadunidenses que viven aquí y que pueden confirmarlo.

En el Aria Resort & Casino, en City Center, la sede de esta cumbre turística, hizo una férrea defensa de su estrategia contra la delincuencia y aseguró que en las zonas turísticas hay "muy pocos casos de violencia". Resaltó que el año pasado se recibieron 22 millones de extranjeros.

Al mencionar las ventajas de México en materia turística afirmó: "tenemos lo que quiere su cliente para sus vacaciones" y aprovechó para enumerar diversas cifras sobre cómo ha mejorado la calidad de vida de los mexicanos.

Desde el principio fue cuestionado con insistencia sobre el tema de la violencia, al grado de que Greenberg le mencionó que se tienen registrados más de 34 mil muertos en la lucha contra la delincuencia, con el consecuente impacto en la imagen del país.

Resaltó que los turistas "se la están pasando muy bien" en México, lo mismo que él cuando va con su familia a Cozumel.

Cuando se le preguntó sobre las advertencias del Departamento de Seguridad Interior acerca de México, consideró que es un "error", porque la tasa de homicidios en el país es más baja que en Washington, Pittsburgh, Atlanta o Nueva Orleáns.

Puso de ejemplo Quintana Roo, que tiene la misma tasa de homicidios que cualquier otro lugar en el Caribe, incluyendo Puerto Rico. Lejos de que el turismo haya disminuido, aseveró, el año pasado aumentó 6 por ciento y el estadunidense 10 por ciento.

Cuando se le insistió si México es un buen lugar para invertir a pesar de la criminalidad, explicó que su gobierno ayuda a las empresas a que obtengan ganancias.

Reiteró sus críticas hacia Estados Unidos, porque existen 8 mil tiendas de armas en la frontera con México que usa la delincuencia en nuestro país. Además exclamó: "Mi vecino es el mejor cliente consumidor de drogas y todos quieren venderle drogas por medio de mis puertas y mis ventanas".

Otro punto que cuestionó es que Estados Unidos tiene problemas financieros relacionados con el seguro médico y por eso recomendó seguir el ejemplo del Seguro Popular mexicano para resolverlo. Al final el michoacano recibió un reconocimiento por haber sido el primer mandatario en el mundo en haber participado en el Golden Book, en febrero pasado.


Fuente

Publicación - El Presente No. 8

Promete Encinas sindicatos democráticos y mejor salario

Recha Reforma Laboral del PAN y PRI y reitera la creación de una empresa pública para contratar a integrantes del SME
Notimex

TOLUCA, Méx., 19 de mayo.- Ante miembros del Sindicato de Telefonistas, el candidato de la coalición de izquierda al gobierno mexiquense, Alejandro Encinas, se comprometió a impulsar sindicatos democráticos y recuperar los salarios reales de los trabajadores.

Al criticar al sindicato de maestros, Encinas precisó que se requiere transformar la relación entre las centrales obreras y el gobierno, eliminando el corporativismo, el clientelismo y cualquier otra forma de control gubernamental sobre los trabajadores y sus organizaciones.

Durante la firma del Pacto por el Estado de México con dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), encabezados por Francisco Hernández Juárez, el perredista les manifestó su apoyo y les prometió un cambio, en el que ellos puedan organizarse de manera autónoma.

Luego de reiterar que impulsará la creación de una empresa pública para contratar a los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Encinas Rodríguez rechazó las reformas laborales que impulsan los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

Ante miembros de los sindicatos de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y del SME, dijo que no se debe permitir la aprobación de la reforma, pues afectaría lo que queda del derecho social y los logros de los trabajadores.

Entre ellos, refirió la intención del fraccionamiento de la jornada laboral, ya que esto equivaldría a que el trabajador perciba menos de ocho pesos la hora, lo cual significa una ofensa y un insulto al trabajador.

El candidato de la coalición "Unidos podemos más" se comprometió a construir un gobierno honesto, transparente y que rinda cuentas ante la sociedad, impulsar la libertad sindical y los derechos de las mujeres trabajadoras.

Además de fortalecer el diálogo entre los actores sociales y el gobierno para el diseño de políticas públicas, de la distribución de los recursos públicos y la rendición de cuentas a través de mecanismos como el Consejo Económico y Social.

Al término del encuentro, Alejandro Encinas dijo que está listo para el primer debate que tendrá esta noche con los candidatos del PRI, Eruviel Avila, y del PAN, Luis Felipe Bravo Mena.

El abanderado de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia calificó el hecho como un primer encuentro de calentamiento y en el que prevé que sus contrincantes tengan disposición para los otros dos debates.

jgm
2011-05-19 21:00:00

Fuente

Bravo Mena denuncia intento de hackeo a su página

Ciudad de México | Jueves 19 de mayo de 2011 Horacio Jiménez | El Universal20:01
Comenta la Nota



La página oficial del candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura del estado de México, Luis Felipe Bravo Mena sufrió un ataque cibernético.

A través de su cuenta de la red social de Twitter, Bravo Mena reveló el intento de "hackear" su espacio en la red.

"Hoy tuve un ataque a mi página web. Los mismos de siempre en contra de la libertad de expresión", emitió desde @LF_BravoMena.

Ayer también en el municipio de Axapusco, unas 20 personas que dijeron pertenecer al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) irrumpieron en un mitin del panista e intentaron boicotearlo, sin embargo el conato de enfrentamiento fue diluido.

Hasta ahora la página http://www.bravogobernador.mx/ opera con normalidad.


vrs

Fuente

Falso que GDF proteja al SME: Ebrard

Sociedad - Jueves, 19 de Mayo de 2011 (20:56 hrs)



* El gobierno de la ciudad es el primer perjudicado en el conflicto



El Financiero en línea



México, 19 de mayo.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, sostuvo que es falso que su administración esté protegiendo al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), y dijo que el gobierno de la ciudad es el primer perjudicado en dicho conflicto.



"Lo que hay ahí es un conflicto que no se resuelve, en año y medio hay 16 mil personas que no han aceptado la liquidación, y ahí sigue el lío, no es un lío que haya generado el gobierno de la ciudad y es falso absolutamente que nosotros estemos protegiendo" al SME, apuntó.

De hecho, subrayó, "tenemos 11 individuos que han sido presentados por la autoridad local ante el Ministerio Público, por los desmanes ocurridos aquel famoso lunes" 11 de abril, en donde integrantes del SME dejaron un saldo de cinco vehículos incendiados".

En entrevista radiofónica con Guadalupe Juárez y Sergio Sarmiento, Ebrard Casaubon celebró de nueva cuenta el acuerdo establecido con Andrés Manuel López Obrador para evitar una fractura en el proceso para elegir al abanderado de la izquierda rumbo al 2012.

"Hay un acuerdo para evitar un conflicto, este acuerdo va a permitir que haya un solo candidato, lo suscribiremos todos los interesados, y ya en esa mesa que está trabajando", aseguró.

Adelantó que habrá dos o tres debates de quienes vayan a participar, "tenemos ya el deseo, la convicción, más o menos a partir del mes de octubre para definir y precisar cada cual qué es lo que le propone al país en cada uno de los temas importantes para México".

Después de eso, precisó, el objetivo es realizar una "encuesta nacional", para ello ya se reunieron PRD, PT y Convergencia, que son los tres partidos de izquierda para acordar los procedimientos específicos para llevar a cabo los debates, sus fechas, así como la fecha en la que se realizaría la "encuesta nacional", puntualizó. (Con información de agencias/GCE)


Fuente

Izquierda mexicana está unida, asegura López Obrador

jueves 19 de mayo de 2011

PL

La izquierda mexicana está más unida que nunca y ello quedó demostrado en el inicio de la campaña electoral en el Estado de México (Edomex), según confirmó uno de sus líderes, Andrés Manuel López Obrador.

El ex candidato presidencial por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) habló durante su tercera visita al estado de Colima para promover el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que encabeza, y presentar nuevamente su Proyecto Alternativo de Nación, reportó el diario El Universal.

Al referirse al inicio de campaña en Edomex, el político oriundo de Tabasco sentenció que "ese acto es un indicativo de la unidad que existirá en la izquierda rumbo a las próximos elecciones, principalmente a la federal (presidencial) de 2012".

El hecho de que hayan estado presentes el fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas; el gobernador del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; y dirigentes de partidos políticos de izquierda, es un buen indicativo, aseguró López Obrador en diálogo con los periodistas.

Asimismo, y en tono convencido, manifestó que las izquierdas unidas "ganaremos la Presidencia de la República en los próximos comicios y, a partir de ahí, se empezarán a dar los cambios propuestos para la nación".

López Obrador afirmó que encabeza "un movimiento amplio, sin partido, plural, incluyente, y de gente que quiere que exista un verdadero cambio en el país".

Sobre sus aspiraciones personales de ser nuevamente candidato a la Presidencia por la izquierda mexicana, respondió: "Yo no soy un ambicioso vulgar; yo lucho por ideales y principios. He dicho, y lo sostengo, que debe ser candidato a la Presidencia de la República el mejor posicionado".

Hasta el momento, las dos posibles propuestas por una coalición izquierdista serían Ebrard y Obrador, los cuales llegaron al acuerdo de realizar tres vueltas de debates públicos y posteriormente decidir quién tiene mayores condiciones para contender en el 2012, aseguró el líder de Morena.

La alianza del PRD, Partido del Trabajo (PT) y Convergencia, recibió amplio apoyo del Consejo Político de la primera organización, que sepultó el controvertido pacto con el oficialista Acción Nacional (PAN) para enfrentar al Revolucionario Institucional (PRI) en las elecciones por la gubernatura de Edomex.

El rechazo al acuerdo sella una disputa interna del PRD, que amenazó la estabilidad de la institución política, y traza una estrategia en los procesos electorales en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Michoacán, en 2011, y en la contienda presidencial de 2012, opinan observadores.

Fuente

México: Cambiar lo que no funciona

jueves 19 de mayo de 2011


Fuente

Latinoamérica ante su hora y momento

jueves 19 de mayo de 2011

Ernesto Montero Acuña (PL)

Si América Latina y el Caribe perdieran lo más favorable de las condiciones presentes, renunciarían a enfrentar mejor lo adverso que sobrevendrá cuando las potencias globales intenten reforzar su dominio aquí, como ocurre hoy en países del Oriente Medio y el Magreb.

Histórica y factualmente, Estados Unidos no abandonará en el futuro inmediato, previsible, su posición de mantener a esta región bajo sus condicionamientos, en los que prevalecen los intereses por ventajas económicas y políticas y la consolidación de su dominio sobre los recursos naturales y humanos al sur del Río Bravo.

Sus prominentes funcionarios se esfuerzan por deslegitimar los éxitos de países y dirigentes que, por vía propia e iniciativas justas e independientes, buscan soluciones para los dos más graves dilemas regionales, la gran desigualdad social y la interesada visión intervencionista extranjera.

El secretario norteamericano de Estado para los Asuntos Hemisféricos, Arturo Valenzuela, arremetió el pasado 11 de mayo contra el gobierno de Venezuela.

Al intervenir en la Conferencia de las Américas, celebrada en Washington, calificó al país bolivariano como una de las excepciones en lo que él llamó clima general de "extraordinaria sintonía", en la región, con Estados Unidos.

No obstante, reconoció que hace unos cinco años el país suramericano se había hecho fuerte con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, suscrita en La Habana el 14 de diciembre de 2004 e integrada hoy por una decena de países.

Paralelamente, no dejó de referirse a Cuba como "otro de esos puntos negros", donde admitió que Estados Unidos apoya la "evolución de un sistema democrático y abierto" que debe ir, sin embargo, de la mano de la voluntad ciudadana, como nunca ha hecho Estados Unidos hasta ahora, en su práctica de estimular grupos adversos a las autoridades cubanas.

Por su parte, el jefe del Comando Sur estadounidense, Douglas Fraser, calificó ante el Congreso de su país, en abril pasado, a la América Central como la zona sin conflicto armado con las mayores tasas de homicidios en el planeta.

Añadió que importantes grupos del crimen organizado han generado mayor índice de violencia en la región, según él ante los esfuerzos antinarcóticos en Colombia y México, una causa por la cual han muerto más de 34 mil 600 personas desde el 2006.

Pero, al exponer, ignoró las circunstancias económica en que esto se produce y los fallecimientos por causa del hambre.

Omitió asimismo referirse a que el mayor mercado para las drogas es Estados Unidos, donde existe la más alta cifra de consumidores y donde radican los grandes beneficiarios económicos del narcotráfico, un mal que lacera también a su país.

Las condiciones son las que generan el fenómeno, más que las flaquezas humanas

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró recientemente ante una conferencia de empresarios y académicos calificados como interesados en las Américas, que muchas personas aseguran que esta es la década de América Latina, y admitió estar de acuerdo con ello.

Pero, en actitud prevenida, reclamó ser honestos, pues, según ella, "aún hay sistemas educativos débiles, instituciones democráticas débiles, políticas fiscales inadecuadas''.

Mas, nadie puede negar hoy que América Latina ha podido enfrentar los obstáculos de la crisis económica y financiera global, expandida entre los países más desarrollados, gracias en parte a que sus países exportadores de materias primas han sostenido el crecimiento en virtud de la que se califica como gran demanda de China e India.

A pesar de ello, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) continúa calificando a esta región como la de mayor desigualdad en el mundo, lo que no solo se debe al enorme diferencial de ingresos, sino también a las condiciones precarias en salud, educación, alimentarias, laborales y muchas otras.

En la Conferencia latinoamericana para la Medición del Bienestar y la Promoción del Progreso de la Sociedad, el 11 de mayo en México, el secretario general adjunto de la CEPAL, Antonio Prado, aseguró que la desigualdad es una deuda pendiente en América Latina.

Fue muy ilustrativo al reflejar temas sensibles como educación secundaria, salud, mortalidad infantil, inseguridad, discriminación y la injusticia distributiva, asociada a la desconfianza en las instituciones políticas.

En el documento la Hora de la Igualdad, la CEPAL propone que los estados de la región elaboren y apliquen políticas que disminuyan las brechas sociales.

Se trata de una realidad inobjetable que reclama urgente solución, pues no resolverla adecuadamente conducirá a más agudas confrontaciones sociales y políticas internas, las cuales, a su vez, estimularán nuevamente tendencias y prácticas represivas e invasivas, como ocurre en otras regiones y como ha sucedido en Latinoamérica a lo largo de siglos.

Cuando intereses hegemónicos de países del Primer Mundo, encabezados por Estados Unidos, conducen a violar el Derecho Internacional, la Carta de la ONU y las prácticas humanitarias, alegando acciones humanitarias precisamente, la racionalidad convoca a estar alertas.

No parece buena idea cuestionar a Latinoamérica y el Caribe por males que, en buena medida, les son exportados por quienes ahora critican a los que han logrado, por primera vez, eludir los efectos de una crisis que siempre le ha venido del Norte.

Analistas se preocupan hoy porque se podrían estar adecuando las condiciones subjetivas para futuras y más agudas intromisiones, cuando el Oriente Medio y el Magreb llegaran a ser sometidos, si sucediera, a un sistema de neocolonización readecuada.

Según esta lógica, no es extraño que se intente deslegitimar los procesos de Cuba y Venezuela, dos países impulsores consecuentes de la mayor igualdad social posible, en esta hora y momento, como reclaman incluso organismos internacionales.

Por lo pronto, para los días 5 y 6 de julio próximo está fijada la cumbre constitutiva, en Caracas, de la Comunidad de Estados de Latinoamericanos y Caribeños, como nueva fase en un proceso unitario que deberá intensificarse a partir de entonces.

Sobre la base de sus objetivos fundamentales, este sería el acontecimiento político, económico y con implicaciones sociales de mayor trascendencia en los 200 años de independencia acosada, que han tenido que enfrentar pobladores y líderes políticos históricos de Latinoamérica y el Caribe.

Fuente

Bolivia: ¿Qué significa “proceso de cambio”?

jueves 19 de mayo de 2011

Rafael Bautista (especial para ARGENPRESS.info)

Si el cambio constituía un proceso, eso significaba que transitar el proceso mismo era lo que llenaba de contenido y sentido al cambio. Pero cuando el cambio, imaginado “desde arriba”, es lo puramente deducido de esquemas preconcebidos (inconscientes de su eurocentrismo), entonces el transitar mismo ya no tiene sentido. Es más, el proceso mismo empieza a diluirse, cuando lo que se asume no son los sentidos que produce el proceso, sino aquellos que arrastra una izquierda que pretende dirigir un proceso que no lo vive y, en consecuencia, no lo comprende.

Sólo se puede transitar lo nuevo cuando acontece un desprendimiento lógico-existencial de lo viejo. Pero lo viejo no es lo pasado sino lo estructurado como lo dado, lo establecido como sistema (colonial). La denuncia derechista de “volver al pasado” hizo mella en una izquierda que tiene por cuco su pasado de fracasos; por eso se afanó, ufano y febril, en demostrar que lo suyo consistía también en “ir hacia adelante”, aunque ese “adelante” signifique el mismo que postula la derecha: el “adelante” moderno, es decir, el mito del “progreso infinito”, el mismo que nos está conduciendo, a la humanidad y a la naturaleza, al suicidio global.

En el último conflicto, de modo unánime, gobierno y sindicatos, mostraron aquello que los descubre como astillas del mismo palo (no sólo por la intransigencia y tozudez, o la manía de la inmediatez y el simplismo, tanto en el diagnóstico como en la pretendida solución); esto es: herederos de una política que arrastran como maldición. Ambos denuncian al capitalismo y al neoliberalismo pero, cuando uno impone medidas económicas y el otro demanda reivindicaciones sectoriales, ambos afirman el núcleo del cual el capitalismo es apenas su más acabada expresión económica: los mitos modernos.

Si el precio de la estabilidad económica, que apuesta el gobierno, es el sometimiento a la dictadura de la macroeconomía (cuyos criterios, desde el PIB, certifican todo, menos el bienestar concreto de la gente de carne y hueso), entonces no hay posibilidad siquiera de imaginar otra economía. A esto añadamos semejante miopía: creer que los criterios mercadotécnicos son neutrales e imparciales del modelo que se pretenda seguir.

La ceguera conduce a creer que, porque el mercado tiene la historia de la humanidad, el mercado global al cual se enfrentan nuestras economías pobres, desde que hay capitalismo, es el mercado a secas. En la historia de la humanidad, la institución llamada mercado nunca se había expandido de un modo tan irracional como el actual, al grado de descomponer las culturas, las relaciones humanas y la naturaleza, como sucede en el capitalismo. No se trata del mercado como institución humana, anterior al mundo moderno, sino de la resignificación de éste como mercado-centrismo moderno, que apuesta por someter a la humanidad toda y a la naturaleza, al automatismo de éste como condición para garantizar un supuesto interés general.

Confundir el mercado en general con el mercado moderno capitalista ya es una confusión en el análisis. En función de gobierno, esta confusión lleva a metidas de pata como el gasolinazo. Afirmar el mercado (aun a secas) no quiere decir afirmar la vida, porque el mercado (como institución humana) no se reproduce a sí mismo sino en la relación circular de la racionalidad reproductiva de la humanidad y la naturaleza. Lo que desata la modernidad, como caja de Pandora, es la subordinación de la humanidad y la naturaleza al automatismo del mercado; la estabilidad de éste es sólo posible a costa de aquellas. Si el mercado lo regula todo, la vida y la muerte ya no son decisiones que le corresponda a la humanidad sino a las necesidades de la expansión del mercado. La mercantilización de todo, hasta el aire y el espíritu, como expansión definitiva del mercado, es lo que socava la vida entera.

El lenguaje que expresa al mercado es el dinero; su beatificación es como capital. Cuando nuevos ídolos se levantan, las multitudes son congregadas para nuevos e infinitos sacrificios. Mercado y capital, en santa alianza, producen su expansión mutua, desplazando sistemáticamente a la humanidad y al planeta como meros suministradores de recursos. Por eso hay globalización, porque la lógica de la acumulación del capital no conoce límites y su expansión, traducida en la apertura de nuevos mercados, lo que hace es mercantilizar toda la vida, para así cumplir las exigencias de la reproducción del mercado capitalista global: si todo tiene precio, el mercado lo regula todo, hasta la vida (quienes no puedan pagar el “derecho a vivir”, son desechables).

El mercado global es aquel espacio al cual acceden sólo quienes tienen dinero: apenas el 20% rico del planeta. Por eso los países ricos abrazan y defienden el capitalismo, porque éste garantiza una estructura mundial que somete a la humanidad restante y a la naturaleza a meros suministradores de los apetitos del primer mundo. La sentencia no es gratuita: el capitalismo sólo sabe desarrollar la tecnología y el sistema de la producción socavando, al mismo tiempo, las dos únicas fuentes de riqueza: el trabajo humano y la naturaleza. Marx no expone la lógica del capital por puro afán teórico; si realiza una crítica a todo el sistema de categorías de la economía burguesa es para mostrar el fetichismo en que cae ésta: creer que la fuente de toda riqueza es el propio capital. No hay capital sin trabajo humano y no hay trabajo sin naturaleza. Capital también existe antes del capitalismo, pero su especificidad histórica consiste en el proceso de destrucción humana y planetaria como condición de su acumulación progresiva global.

Cuando el gobierno cede a la lógica del mercado-centrismo moderno, cede a sus criterios y, en consecuencia, evalúa lo que es crecimiento, desarrollo y progreso como sinónimos de la reproducción exclusiva del capital y del mercado, dejando a su propio pueblo (y a la naturaleza) como simples medios para la realización de estos; es decir, afirma, en última instancia, al capitalismo, porque no sabe cómo salir de él. Las alternativas no quieren decir pretender un mundo sin mercado o dinero o capital; quiere decir: una racionalidad económica crítica no puede subordinar las necesidades de las fuentes de riqueza a la lógica del mercado. Si los criterios que regulan la economía se desprenden exclusivamente de las necesidades del mercado, entonces la humanidad y la naturaleza están de más. Pero sin éstas no hay mercado ni capital. Por eso el capitalismo es irracional, porque es suicida: sólo sabe producir destruyendo; cuanto más destruye, más ganancias se logra. La lógica de la ganancia extraordinaria socava la racionalidad económica misma.

No es de extrañar que rápidamente el gobierno haya abrazado el paradigma desarrollista eurocéntrico, porque, en el fondo, la izquierda afirma de modo ingenuo la cosmovisión que presupone el capitalismo: la modernidad. No se puede superar al capitalismo si, en definitiva, se parte de sus propios presupuestos; ese es el drama de la izquierda: en su lucha contra el capitalismo lo que logra, de modo paradójico, es su pura reposición. Al perseguir la modernización de todo, no entra en cuenta que el proyecto moderno es precisamente el concebido por Europa y USA para desarrollar al primer mundo a costa del tercer mundo; pretender ese tipo de desarrollo (que se confunde como sinónimo de todo posible desarrollo) es condenarnos siempre al subdesarrollo.

Es lo que pretendió el Estado colonial: abrazar un proyecto ajeno como si se tratara del propio; esto condujo a su carácter aparente: para ser debía estar en contra de su propio contenido nacional. Por eso descolonizar el Estado no significaba el puro cambio de nombre o de color o de bandera, sino la reconstitución del contenido propio del Estado; esto quiere decir, en definitiva, la reconstitución del sujeto nacional, como proyecto de su propio desarrollo. Por eso no se trata de prestarse proyectos ajenos sino de producir el proyecto que se deduzca de la propia historia y la propia realidad, que tenga como contenido la toma de conciencia de las propias contradicciones que asume un sujeto que se ve, por vez primera, cara a cara, como lo que es, como lo que ha sido y como lo que puede, en definitiva, ser.

Pero pareciera que la actitud conservadora tiene las de ganar; porque si su última referencia sigue siendo la forma de vida que no se sabe cómo dejar atrás, entonces no encuentra otra manera de superación más que su pura continuación (aunque mejorada). Por eso afirma el institucionalismo y, en consecuencia, tiende a afirmar exclusivamente lo que ya hay. Sus metas las concibe entre lo que se puede medir o calcular; porque lo otro significa, no sólo capacidad de imaginación sino, sobre todo, osadía o atrevimiento de realizar el salto hacia lo que, precisamente, no hay (por eso es etapista, no sólo porque no se anima al salto sino, sobre todo, porque se aferra tanto a lo que hay, que desperdicia la fuerza histórica que le serviría de proyección). Un gobierno enfrenta esta disyuntiva a la hora de realizar gestión. Si se trata de construir algo radicalmente nuevo, en nuestro caso, un nuevo Estado, además, plurinacional, la disyuntiva tiene tintes dramáticos. Porque por cuidar su permanencia (cálculo político) puede llegar a arriesgar su misma existencia. Y, lo más grave, puede arrastrar, en esta desgracia, al propio sentido histórico que le sirvió para ser gobierno.

Transitar este proceso tenía sentido desde el marco de referencia propuesto en los términos de una descolonización histórico-sistemática de la subjetividad del boliviano con conciencia moderno-colonial. Lo cual reclamaba, a su vez, de un proceso de transformaciones institucionales que coadyuven a la reconstitución del sujeto del cambio. Por eso la transformación del Estado constituía la condición necesaria para impulsar el movimiento propio del proceso de cambio. Es decir, no se trataba de hacer lo contrario, porque eso significaba, otra vez, subsumir los sentidos que emanaban del proceso para una reposición de la razón de Estado (la reposición del Estado liberal como Estado autonómico).

El conservadurismo de izquierda, ingenuamente fiel al automatismo institucional (utopismo propio de la modernidad), cree que, por inercia, las instituciones persiguen su equilibrio perfecto (es por eso que también apuesta a “lo técnico” como criterio de evaluación institucional, sin caer en cuenta que “lo técnico” es la devaluación misma de la política). Pero no hay nada que demuestre este equilibrio por automatismo; es más, lo que sí puede demostrarse es que todo sistema (también institucional) tiende, por entropía, a su propio desgaste. La modernidad es ingenua al respecto; por eso el capitalismo nace con el mito de que el mercado, por su propio automatismo, realiza el equilibrio perfecto en la sociedad, y el socialismo concibe, en los mismos términos, la realización del comunismo por planificación perfecta. A ambos los determinan sus respectivos modelos ideales que tratan de imponer, a la fuerza, a la realidad; pero el orden de la perfección no es el orden de la realidad, entonces, cuando lo que se proponen contiene esa suerte de abstracción en términos ideales, aparece la contradicción con una realidad que no lo es: la realidad aparece imperfecta y, frente al modelo ideal, se concibe incorrecta, errada, equivocada, hasta inmadura.

En la política esto se traduce de este modo: el gobierno (auto-concebido como “el sujeto político”) aparece, ante sí mismo, en términos ideales y concibe del mismo modo al ahora objeto: el pueblo. Cuando idealiza su propia presencia idealiza también la imagen que tiene del pueblo; por eso, en la relación sujeto-objeto, el pueblo aparece como aquel obediente que, de modo voluntario, acepta su propia subordinación. Por eso el gobierno, preso de la idealización de sus propios esquemas, se duele de lo “errado, equivocado, hasta inmaduro” que puede comportarse su propio pueblo. Por eso realiza una pura y simple devaluación de todo aquel que se le enfrenta, incluso si es el pueblo mismo, porque, siendo objeto, ha consentido la expropiación de su poder de decisión al ámbito exclusivo del estamento político. Por eso el dramatismo del gobierno no es anecdótico sino expresa la más arraigada conciencia colonial de la política moderna que le ha constituido en eso: en creer que sin él todo está perdido.

Pero no se trata de personas, sino de una racionalidad que contamina toda pretensión de liberación, reproduciendo lógicas de dominación, aun abrigadas en las propias banderas de lucha. Cuando la propia izquierda replica el proceder de la derecha, es porque la izquierda no es consciente de los presupuestos que, en última instancia, arrastra. Si nuestra izquierda es una izquierda fracasada, su fracaso no se debe a no poder haber construido el socialismo sino por no haber sido consciente del por qué no pudo realizarlo. Y ese fracaso parece padecerlo como maldición propia, cuando abraza, en el siglo XXI, un proceso nuevo y pretende, irreflexivamente, conducirlo desde sus mismos esquemas asumidos sin la más mínima autocrítica. Vestirse de poncho y lluchu le bastó para legitimar su presencia, pero cuando el poder ya le ha sido otorgado, hasta puede prescindir de estos.

No fue gratuita la caracterización que hicieron los pueblos indígenas del Abya Yala, en La Paz, el 2006: la izquierda latinoamericana nunca tuvo identidad. Por eso sus últimas referencias históricas no son ni siquiera nacionales. Por eso no es raro que, para explicar la crisis que desató el gasolinazo, no se recurra a la propia historia sino a algunas reflexiones coyunturales de Mao. Ese tipo de recurrencias es típica de una mentalidad que se concibe absolutamente verdadera, por eso acude a la teoría, y desde ella, demostrar siempre que se tiene la razón, que lo falso es la realidad (si ésta se resiste a comportarse como un puro predicado de la teoría). Quien se maneja en estos términos, nunca estará equivocado, pues sólo es real lo que pueda representarse su propia conciencia como real. En ese caso, la conciencia ya no es conciencia de la realidad sino conciencia de sí mismo. Por eso busca asaltar el poder, porque el esquema o modelo que ha concebido, de modo perfecto, cree que es lo mejor para todos y que la misma realidad debe adecuarse a aquel modelo preconcebido.

Pero ese modelo no deja de ser una pura idealización (como abstracción de la propia realidad), aunque para éste sea lo más realista y, en nombre de ese realismo, condena toda otra alternativa que no sea la suya. Lo paradójico consiste en que cree que lo real puede acercarse, de modo empírico, a lo ideal de sus proyecciones, y cuando sucede lo contrario, es cuando entiende que todo aquello que se le opone, son sólo distorsiones que se debe anular, suprimir, eliminar, etc. Impone un modelo como lo más realista posible e imagina un tipo de aproximación institucional que, por su propio automatismo, producirá la realización de aquello, frente al cual sólo resta el inclinarse. Condición para aceptar su modelo (pensado al margen del proceso que se niega a vivir) es el festejo ciego de las condiciones presentes, porque el continuo sacrificio es condición para abrazar un futuro siempre aplazado en un mañana que nunca llega.

Del otro lado, de los sindicatos, la respuesta contiene semejante miseria. Porque toda crítica se torna descalificación pura, porque a todas las atiza un anarquismo principalista. Ninguna pretende ser propositiva porque lo que se persigue es, en definitiva, la destrucción del Estado (porque se confunde al Estado moderno con todo Estado posible). En este caso, el fetichismo actúa al revés: no quiere someterse a ninguna institución porque cree, en el fondo, que éstas tienen poder propio.

El poder es una categoría política porque el sujeto es productor de realidad; si el pueblo es la sede soberana del poder, todo otro poder es pura delegación de soberanía. El fetichismo del poder es el mismo en las dirigencias que apuestan, también por cálculos políticos, ser oposición iracunda (que ostentan como programa de lucha un evidente despecho por no ser poder); confundiendo al gobierno con el proceso, creen salvar a éste destruyendo aquel, es decir, creen que el cambio es un cambio de actores, ellos por supuesto, que, como los otros, juran que tienen el modelo ideal para arreglar todo. Y, de ese modo, gobierno y sindicatos, como en los líos de pareja, aparecen para ser escuchados, pero nunca para escucharse uno al otro.

En esta sarta de desencuentros, aparecieron dos sectores que, de modo manifiesto, arrastran las taras coloniales de una sociedad agriamente constituida en enemiga de sí misma. Si hay dos cosas deprimentes en nuestro país, son la salud y la educación; y, curiosamente, un proceso de cambio tiene, en esos dos ámbitos, una férrea resistencia de sus sectores sindicalizados. Las movilizaciones tenían un tenor: el aumento salarial; a este exclusivo requerimiento se pretende reducir toda posibilidad de transformación (como sucede también con la policía: para acabar con el crimen, se pide más recursos, cuando lo que más hace falta es simple y llana voluntad), despachando de cuajo la corrupción imperante en las cajas de salud y la deficiencia en la calidad de la educación. No en vano se dice que el máximo obstáculo de toda reforma en la educación son los propios maestros; y si la salud es pésima en Bolivia, los salubristas no son inocentes en ese desastre.

Tres cosas debe proporcionar un Estado a su pueblo: trabajo, salud y educación. Pero el problema que debe enfrentar un Estado que ha sido colonizado, es que su burocracia es heredera de esa colonización. Por eso la salud no se democratiza, mientras el cuerpo operativo siga reproduciendo la segregación fáctica; tampoco la educación se cualifica (y menos se descoloniza), mientras los educadores no muestran la más mínima voluntad de cambio. Un trabajo digno no se refiere sólo a la gratificación económica sino, sobre todo, al respeto que inspira su desempeño vocacional. De nada sirve un buen salario si no es fruto de un digno servicio, sobre todo en áreas tan fundamentales como la educación y la salud.

Por eso, proceso de cambio señalaba a la totalidad de los actores comprometidos en la superación de una crisis que atraviesa todo un país, no sólo su gobierno; quería indicar que no hay transformación parcial sino total, y esto quería incidir en el involucramiento decidido del pueblo en el sentido de la transformación misma. Pero si el gobierno le expropia al pueblo su condición de soberanía, las dirigencias hacen lo mismo y, ocupando estos la arena política, dejan en la orfandad a la sede soberana de todo poder político; produciendo un enfrentamiento de posiciones encontradas entre quienes detentan el poder y quienes lo pretenden asaltar e imponer, también ellos, sus esquemas y modelos preconcebidos al margen de una realidad que acaba siendo una pura anécdota de un mismo cálculo político compartido.

Por eso la intransigencia se hace ácida, porque ambos reconocen, en el oponente, la imagen de sus propias miserias. Nadie cede. Porque ceder sería entender. Pero en la intransigencia el entendimiento se nubla. Si no tenemos cultura de diálogo, no es tanto por gritar, sino por callar. El boliviano cuando calla no otorga, por eso cuando habla (porque se guarda amargamente todo) grita, estalla como la dinamita que le acompaña en su protesta. Herencia colonial de una cultura política que sólo sabe hacerse escuchar gritando.

Cosa que aprovechan los medios para hacer circo de todo eso. Porque su afán también es destruir: destrozar toda la legitimidad del proceso para devolver todo a la normalidad, es decir, la política a los patrones y los indios a la hacienda. Lo cual es ya, de modo implícito, política mediática de rearticulación opositora, a propósito de las elecciones del órgano judicial. Frente a la cual, otra vez, el gobierno peca de ingenuo por no tener política comunicacional (porque ésta no la asegura el tener un ministerio de comunicaciones); por no saber cómo proponer alternativas al uso perverso que hacen los medios del entretenimiento y la información. La más cínica demanda que ahora esgrimen los medios es el recorte de libertad de expresión cuando, en realidad, se trata de recorte de ingresos por concepto de campaña electoral.

Que los medios se atribuyan la garantía de la información suena hasta hilarante, pues lo que producen es, más bien, la desinformación sistemática. Tampoco son ellos los que puedan asegurarnos pluralidad e imparcialidad; creer que gracias a los medios se puede elegir a los más probos, es una broma de mal gusto, cuando sabemos, por historia reciente, que lo que sí pueden garantizar es todo lo contrario. El pueblo reivindicó el acto electoral a pesar de los medios, no gracias a estos. Los medios vueltos mediocracia son también un poder y, de ese modo, no pueden imputar los excesos de otros sin antes ver los propios. Esta falta de autocrítica es ya soberbia, pues no hay nada que se les pueda objetar que no resulte coartar la “libertad de expresión”; es como enfrentar a un dios que, para colmo, se siente herido.

Pero lo que, en el fondo, desata una nueva resistencia conservadora ya no son las cuitas mediáticas que, entre el desengaño y la desilusión, muestran una impotencia que ya no sabe cómo ser ofensiva. Aparece un temor que asume como posible la pérdida de todo estatus. Si la segregación estructura a nuestra sociedad y el órgano judicial es la consagración de aquello, la oposición a cualquier cambio en éste, sólo puede significar la defensa intransigente de los privilegios. Pues la mayor parte de las críticas, al defender, ya sea una elección “meritocrática”, independencia política o libertad de información, lo que defienden, en definitiva, es el privilegio de acceso a estas instancias; pues la meritocracia (que la dan los “títulos”) es patrimonio de los pudientes, la independencia significa ser oposición conservadora y la supuesta libertad de información es la libertad que otorga el poder económico para acceder a los medios.

La supuesta cooptación del MAS al órgano judicial no debería de pararles los pelos de punta, pues es una práctica que legalizaron los anteriores gobiernos de turno; es decir, lo que debieran criticar es el tipo de práctica que impusieron ellos, dando el ejemplo, limpiando la ropa sucia en casa, no la pueril condescendencia de sus costumbres y el intolerante rechazo a que lo hagan los indios por ser indios. En eso consiste la naturalización de las relaciones de dominación: el patrón puede gozar del derecho de pernada con las indias pero guay del indio que haga lo mismo con las hijas del patrón.

Los patrones consagran sus derechos con leyes, por eso el poder judicial era la cuota política que se repartían entre ellos. Pero si lo que estaría por vaciarse de la presencia oligárquica es el mismo órgano ejecutor de las leyes, entonces el arrebato es comprensible. Arrebato que les conduce, además, a una exigua capacidad de visión estratégica; pues si resultara aquello una elección amañada por el oficialismo, no habría mejor modo de hacer caer la legitimidad del gobierno que el dejarse caer solito. Si lo que busca la oposición es el desmoronamiento del gobierno, bastaría con que se coloque de palco para ver cómo los propios dislates oficiales provocan su propia caída (que comedidamente comete); pero lo que se ve es una oposición rabiosa que no puede concebir su derrota política y esa amargura es la que le carcome por dentro porque, además, su racismo no le permite concebir el tener como presidente a un indio, que además es atrevido y les echa en cara todas sus taras.

Lo que más desprecian, lo más propio de la nación que les avergüenza, es gobierno. No saben cómo aguantar esa presencia, por eso no saben sino convertirse en monstruos para acabar con el monstruo que se han inventado: un gobierno totalitario, dictatorial, tirano, despótico, etc. Por eso la oposición es iracunda y despotrica, no sólo por los desatinos del indio, sino por la amarga impotencia de ver su poder hereditario usurpado.

Todo lo que la oposición critica al gobierno es el retrato de ella misma; si el gobierno es soberbio e intolerante, la oposición y los medios hicieron hasta lo imposible para generar aquello; porque frente a la calumnia y la falsedad, la mentira y la hipocresía, generaron las condiciones para que su increpado replique en sí mismo todo aquello, como única respuesta a semejante atropello discursivo. Si la política se ha rebajado a la sarta de insultos entre unos y otros, como único recurso discursivo, eso se debe, en gran parte, a una mediatización de ésta, es decir, a una mercantilización de la política. Por eso los medios no conciben una dignificación de la política misma (mientras más arda todo, mejor para ellos, pues eso significa más rating). La dignidad no hace mercado, porque si no todo tiene precio, entonces no toda valía se mide con dinero. Por eso los medios pegan el grito al cielo cuando se les restringe sus atribuciones en este nuevo proceso electoral. Acostumbrados a manipular a la opinión pública, ahora se ven sin la posibilidad de reiterar su ilimitada potestad sobre ésta.

Del otro lado, el problema que atraviesa la visión gubernamental es no saber leer los tiempos. Prescindir de los medios, que es a lo que apunta la nueva ley, requiere, de modo previo, un elevado grado de concientización del electorado, además de una diversidad de redes de información alternativa que hagan prescindible la referencia exclusiva de los medios, sobre todo, privados. Al no haber todo aquello, las disposiciones que reglamentan y prohíben hacer campaña mediática, se encuentran con susceptibilidades que denuncian hasta violaciones constitucionales en que incurre la ley electoral. En esto cabe destacar una demanda sensata que esgrime la red Erbol, pues el derecho constitucional a la información garantiza la labor periodística en el próximo evento electoral; no se trata del consabido rechazo hasta hormonal mediático, que se vale de toda coyuntura para denunciar el atropello a la libertad de expresión desde la más expedita libertad de expresión, sino de, en estricto ejercicio democrático, hacer funcionar los preceptos constitucionales. Lo que se denuncia es que un artículo de la ley entra en contradicción con la constitución, en consecuencia, lo que se colige es la obediencia a la constitución por encima de un artículo que entra en flagrante contradicción constitucional.

En un Estado de derecho, la desobediencia es un atributo democrático, no una herejía: ley que no es legítima no es ley que deba seguirse. Al parecer, la intención de los asambleístas era recortar la potestad ilimitada de los medios, sobre todo en lo concerniente a la manipulación que se realiza en época electoral; pero no sólo el apresuramiento sino la falta de argumentos (además de cierta miopía política) posibilitan ciertos desaciertos que justifican esta clase de resistencia. Al no haber política comunicacional y, además, al subordinar toda información a la agenda de provocación de los medios privados, el gobierno sólo responde de modo defensivo, y ello le obliga a no producir nada que no sea otra provocación.

Por eso no avanza y todo movimiento no es más que un juego hasta perverso de un puro cálculo instrumental. Por eso ya no suma y sólo se atrinchera en sus fueros cada vez más selectivos. Replica aquello que critica. Por eso: no todo aquel que critica es crítico. La crítica no consiste en echar piedras al vecino. No hay crítica sin autocrítica, y quien pierde la capacidad de evaluarse con el otro, pierde la posibilidad de ser consciente de sus equívocos. Dicen los que saben: el justo comete siete pecados al día, ¿cuántos comete el injusto?, ninguno, porque piensa que todo lo que hace es justo. No hay mérito en no equivocarse nunca, el mérito consiste en admitir el equívoco y enmendarlo. Pero eso requiere de humildad, de frenar el ego y aprender a escuchar. Pero eso no se da de modo automático. Es todo un desaprender para aprender de nuevo.

Por eso el cambio es un proceso. No es para uno. Es con uno. El mundo entero atraviesa una crisis civilizatoria; lo que ha entrado en crisis es una forma de vida –la moderna– que está acabando con la humanidad y el planeta. Por eso, proponernos una nueva forma de vida, más digna y más justa, sólo es posible saliendo existencialmente de aquella. No se trata de volver a las cavernas. En eso consisten sus mitos; que todo lo que no es ella, es bárbaro, atrasado, prehistórico, arcaico, anticuado, en suma, premoderno. Juzga a toda otra forma de vida sin juzgarse nunca a sí misma. Por eso se hace ciega ante los desastres que, por cinco siglos, ha venido produciendo. Salir de ella no es renegar de todo sino liberarse de sus mitos. Si el llamado primer mundo se ha vuelto conservador es, precisamente, por esta incapacidad de liberación; por eso el ángel de la historia se les aparece ahora a los pueblos pobres, porque son ellos los que claman por otro mundo. Pero otro mundo no se da con el simple deseo sino con el sudor de la frente.

Por eso cambiar hasta duele, porque la tendencia conservadora es la que se empeña en hacer de las caídas derrotas definitivas, en convencernos de que nada de lo logrado vale la pena, que cambiar es imposible y lo mejor es dejar todo como estaba, que soñar no cuesta nada y que quienes prometen el cielo producen el infierno. Cuando la desazón cunde, los “realistas” pululan en los medios: lo más seguro es el infierno que tenemos. La democratización del malestar emocional no sólo se debe por la acumulación de incertidumbre y miedo que generan los medios, sino porque desaparecen las posibilidades para que la gente pueda restituirse la confianza, la fe y la esperanza arrebatada.

Un proceso de cambio es algo que sucede en el sujeto. Del cual sólo puede dar razón si, en efecto, lo vive. No es algo dado, es algo que se va haciendo produciéndolo. Si aparecen de nuevo todas las contradicciones que creíamos pasadas, aparecen porque si no rendimos cuentas con el pasado, éste regresa en forma de trauma. En las crisis nos asaltan todas aquellas angustias que ocultaban los calmantes; por no haberlas sabido enfrentar, es que desfallecemos ante ellas. Pero las crisis nunca han derrotado a nadie. Lo que nos derrota es el no saber enfrentarlas. Por eso precisamos de sabiduría; pero un mundo que ha desdivinizado todo (empezando por la naturaleza y acabando en el ser humano), lo que ha hecho, en última instancia, es expulsar al espíritu de sus perímetros. Y sin espíritu, no hay sabiduría.

Como tampoco hay política sin sujeto, es decir, sin pueblo. Si lo que triunfa son las leyes que actúan a espaldas de los actores, como las leyes del mercado, entonces el pueblo está de más, ya no es sujeto de decisión. Entonces también la política desaparece y en su reemplazo, aparece lo técnico en toda decisión; como ya no hay actores, todo lo deciden las leyes inapelables a las que son sometidas la humanidad y la naturaleza. Cambiar esto significa transformar el fondo de todo. Por eso las soluciones no son simples sino complejas y son a largo plazo, que son las que más efectos inmediatos tienen, porque son estructurales. Del mismo modo, un cambio es real cuando su horizonte no se diluye en la inmediatez sino se abre en tanto proyecto de vida, es decir, en cambiar de forma de vida.

La política y la economía tratan, en definitiva, de eso: de producir y desarrollar la forma de vida que se deduce de lo que somos. Por eso acudimos a nuestro origen, porque allí se encuentra comprendido todo acto fundador. Sólo sabremos lo que podemos ser si somos conscientes de quiénes somos. Por eso un proceso no es un simple avanzar en una dirección sino la continua interpelación de los tiempos en el presente que vivimos; de ese modo, poder mantenerse en el origen es condición de propulsión del presente. Volver al acontecimiento no es dar la espalda al presente sino afirmar siempre su sentido. La historia es la más acabada forma en que el presente se hace inteligible.

Cuando un pueblo produce el proceso por el cual ha de transitar hacia su liberación, produce también las determinaciones coyunturales, como los gobiernos de turno, para ir limpiando el camino que debe transitar. Es decir, produce desde lo que tiene, desde lo que proyecta y lo que arrastra; por eso su transitar no es claro sino accidentado, porque el pueblo mismo debe saber reconocer de qué está hecho, cuáles son sus limitaciones y cuáles sus opciones. Por eso se trata de un transitar de la conciencia a la autoconciencia, de hacerse sujeto de su propia historia y su destino, de hacer de su contingencia trascendencia. Proceso de cambio quiere decir hacerse sujeto. Lo cual no se asume por obligación sino por pura decisión libre. El reto consiste en liberarse, porque para ser libre primero hay que liberarse, y nadie se libera solo, uno se libera liberando al otro, es decir, liberación significa liberación de toda pretensión de dominación. Por eso es proceso, porque esto significa, en cada uno, apagar al ego. Cada uno es único, sólo que el ego no le hace dar cuenta de ello: toda criatura tiene su lugar y, en su lugar apropiado, se hace hermoso. Del mismo modo, los pueblos deben saber atravesar un proceso que los devuelva a lo que son y, desde allí, ser referentes del proceso de otros pueblos, en lucha contra la uniformización de la forma de vida moderna.
Rafael Bautista es autor de “¿QUÉ SIGNIFICA EL ESTADO PLURINACIONAL?” y “HACIA UNA CONSTITUCIÓN DEL SENTIDO SIGNIFICATIVO DEL VIVIR BIEN”
Rincón ediciones

Fuente

Chile: Respuesta represiva

jueves 19 de mayo de 2011


Antonio Peredo Leigue

A la altura de Pisiga, según denuncias de autoridades locales, el gobierno chileno levantó en estos días una malla de alambre de púas que se extiende a lo largo de 1.500 metros. Por cierto, no se trata de impedir el contrabando o el tráfico de drogas, como apuntó un despistado diputado deseoso de figurar en las noticias. Lo que se pretende, con esa malla, es impedir el uso compartido de las aguas del bofedal que, en esa zona, se extiende a ambos lados de la frontera.

Desde el 23 de marzo pasado, cuando el presidente Evo Morales anunció que nuestro gobierno acudirá a los tribunales internacionales para lograr una solución a la sempiterna reivindicación marítima nacional, el presidente chileno Sebastián Piñeira ha hecho todo lo posible por endurecer la posición de su administración para con Bolivia. Una vez más se usó el argumento de la inmutabilidad de los tratados internacionales, otro conocido respecto a la intangibilidad del territorio chileno y toda la batería que siempre se usó desde La Moneda.

Los opositores al gobierno batieron palmas. Durante cuatro años y algo más, ese repertorio de rechazos chilenos, no se había escuchado en las conversaciones entre ambos países, pese a que no se reinstalaron las relaciones a nivel de embajadores. Pero era evidente que no podía esperarse, con toda la paciencia de que pueda disponerse, a que se dilatara sin límite un tratamiento serio respecto a la demanda boliviana.

Un kilómetro y medio de alambre de púas. Es, realmente, una provocación. El mensaje es que no hay intención de buscar caminos de diálogo desde La Moneda. Y esto ocurre cuando, nuestro Cónsul General en ese país, invitado por el alcalde y un parlamentario de Iquique, visitó la zona donde, estas autoridades, hicieron una oferta: un puerto que Bolivia podía controlar con sus propias autoridades. Habría sido un primer paso, pero la instalación del cerco, cambia la situación.

La reacción inmediata, podría ser del mismo talante; por ejemplo, restricciones en los pasos internacionales. Eso sería entrar en una espiral de enfrentamientos que congelen la relación entre ambos países. Tenemos muchos problemas pendientes como para actuar llevados por reacciones impensadas.

Veamos con calma: Chile es un país que necesita agua. Ese ha sido su problema principal en todas las épocas. En una ocasión, hasta se propuso seriamente arrastrar un iceberg antártico hasta el desierto de Atacama para surtir el agua que se requiere. Cada problema que hemos tenido con ese vecino, está signado por el problema del agua. Nosotros reclamamos una salida soberana, útil y continua al mar; ellos requieren abastecimiento de agua de la que, en varias oportunidades, simplemente se apropiaron. No se trata de un intercambio, sino de revisar nuestros problemas: necesidades y posibilidades de ambas partes.

No se puede ignorar que, la tendencia política que representa el presidente Piñeira es opuesta y hasta enfrentada al proceso de cambio que propone el presidente Morales. Pero, en tratándose de relaciones internacionales y tomando en cuenta esas diferencias, siempre se debe buscar entendimientos en beneficio de los pueblos que uno y otro gobiernos representan.

Sería importante recordarle, a Chile, la larga y difícil relación que ha tenido y tiene con la Argentina. La posesión del Canal Beagle, en el estrecho de Magallanes, tuvo momentos tan álgidos, que los ejércitos de ambos países estuvieron en alerta durante varias semanas, allá por los años ’60. Era, a no dudarlo, un tema entre los dos países y estaba, por otra parte, determinado por un tratado que Chile consideraba injusto y reclamaba una modificación. En varias oportunidades acudieron al arbitraje internacional, sin que aceptaran los resultados uno u otro de los gobiernos. Finalmente se logró el acuerdo por mediación del Vaticano.

Entonces, los tratados internacionales no eran inmutables para Chile. Tampoco era un tema que, obligatoriamente, debía mantenerse en el nivel bilateral. Mucho menos se trataba de buscar un acuerdo compensatorio. Evidentemente, una postura muy distinta a la que, la cancillería chilena, ha esgrimido siempre cuando se trata de la demanda boliviana.

La torpe instalación de una valla de alambre de púas, debe ser rechazada y lograr, en el menor tiempo posible, su retiro. No caigamos en la provocación que significa esa actitud, pero tampoco debemos callar esa abierta agresión a la economía de subsistencia de las comunidades que viven en ese distrito.

Sin alterar la agenda que se trabaja en relación a nuestra reivindicación marítima, debe llevarse adelante esta reclamación que no puede pasarse por alto.

Fuente