lunes, 15 de agosto de 2011

Volver a nacionalizar la industria eléctrica

En:Articulistas Fecha:13 agosto, 2011


Este 27 de septiembre se cumplirán 51 años de la nacionalización de la industria eléctrica por parte del presidente Adolfo López Mateos, lo que permitió colocar el valioso recurso energético como patrimonio del pueblo de México.

En 1992, durante el gobierno de Carlos Salinas, este sentido nacionalista se vio seriamente trastocado cuando el Congreso avaló las reformas a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica lo que permitió la generación de energía a empresas extranjeras.

Luego de un profundo análisis sobre la problemática derivada con la prestación del servicio y de las tarifas eléctricas en la zona centro del país, tras la desaparición de Luz y Fuerza, los diputados de la LXI Legislatura plantean la urgencia de “renacionalizar” la industria eléctrica, misma que se encuentra a merced de empresas extranjeras luego de los más de 700 permisos de generación otorgadas sobre todo por los gobiernos panistas, a partir del año 2000.

Cuando el presidente López Mateos estableció la nacionalización del sector, dejó bien claro que el recursos debía ser para beneficio de la población y del desarrollo económico del país; en ese entonces, el sector era considerado estratégico para nuestra soberanía, tesis que fue olvidada por los gobiernos de corte neoliberal.

Hoy, el gobierno federal no sólo entrega la industria eléctrica a extranjeros, además, endosa sus millonarias ganancias con cargo al pueblo de México; en éste espacio he señalado que del 2002 a la fecha, las administraciones panistas han pagado más de 350 mil millones de pesos por compra de electricidad ya pactada con las trasnacionales.

La Comisión Federal de Electricidad, concluyeron los legisladores priístas en el foro organizado hace unos días en el Polyforum Siqueiros, se encuentra virtualmente quebrada y con la extinción arbitraria de Luz y Fuerza del Centro, puede decirse que la industria nacional sencillamente está a un paso de desaparecer.

No puede concebirse en un sentido lógico cómo un gobierno se ha prestado a realizar un negocio pesimamente malo que estamos pagando todos los mexicanos; los excesivos cobros en los recibos de luz se han convertido en un auténtico problema social, la prestación del servicio en la zona centro es tan mala que los industriales ya han puesto el grito en el cielo por las constantes interrupciones y las cuantiosas pérdidas registradas por ello en sus negocios.

En contrasentido, las trasnacionales ni sudan ni se acongojan pues sucede que los gobiernos panistas les han firmado contratos de compra de energía en términos totalmente ventajosos para las mismas a plazos de hasta 30 años; es decir, que las futuras generaciones deberán pagar las consecuencias de una política energética antinacionalista.

Urge por ello que a partir del próximo primero de septiembre los diputados retomen en el seno legislativo el tema y se decidan a salvar este sector estratégico para cualquier país, apoyando de inicio, la creación de una nueva empresa en la zona centro del país, en sustitución de la extinta Luz y Fuerza como parte de su proyecto de “renacionalización”.

Fuente

Comunicado a los Medios de Comunicación

A MÁS DE 21 MESES DE RESISTENCIA DEL SME, MANIFIESTA LA ANDUEE:

COMO PARTE DE LAS ACCIONES DE RESISTENCIA DE LOS USUARIOS DE
ENERGÍA ELECTRICA Y EL SME, LLEVAMOS A CABO UNA NUTRIDA
ASAMBLEA DELEGACIONAL EN TLALPAN EL 11 DE JUNIO DE 2011 EN LA
QUE SE DIERON CITA MÁS DE 500 USUARIOS. FUE UNA ACCION
COORDINADA POR EL SME Y LA CANDUEE QUE EN ESA OCASIÓN SE
TERRITORIALIZÓ EN TLALPAN. AMBOS SE COORDINARON A SU VEZ CON EL
NACIENTE GRUPO DE TRABAJO PROMOTOR DE UNA ASAMBLEA DELEGACIONAL
DE USUARIOS DE ENERGÍA ELÉCTRICA DE TLALPAN.
MÁS ALLÁ DE FILIACIONES PARTIDISTAS, SINDICALISTAS O MILITANTES DE
OSC´S DE ALGUNOS DE LOS PARTICIPANTES, COMPARTIMOS CON ELLOS LA
ACCION COLECTIVA DESDE NUESTRA IDENTIDAD PRIMARIA: LOS
MIEMBROS FUNDADORES DE LA COORDINACIÓN DE LA ASAMBLEA
NACIONAL ES LA DE USUARIOS DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA EN EL PAÍS. NO
MILITAMOS EN PARTIDO ALGUNO. NO SOMOS “PRIMERO DE TAL
ORGANIZACIÓN Y ACTUAMOS, Y LUEGO DE LA ANDUEE, EN SEGUNDO
TERMINO”. NO: LOS INTEGRANTES DE LA ANDUEE Y SU COORDINACION
NACIONAL, TENEMOS UN SOLO ROSTRO COMO SOCIEDAD CIVIL Y DESDE
AHÍ ELEVAMOS NUESTRAS DEMANDAS Y ARTICULAMOS NUESTRAS
ACCIONES: SOMOS USUARIOS DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA; ESA ES LA
IDENTIDAD COLECTIVA QUE NOS REÚNE Y DEFINE EN LA RESISTENCIA
JUNTO AL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS.
A QUIENES NOS HAN SEGUIDO EN NUESTRO BLOG DE LA ANDUEE , LES
QUEREMOS MANIFESTAR CON RENOVADO BRÍO, QUE AL VENIR
SUBRAYANDO EL CARÁCTER ESTRATÉGICO DE "DEFENSA" DE NUESTRO
PROGRAMA SOCIAL Y POLÍTICO, NO HEMOS VISTO EN LOS ACTOS DE
DEFENSA EN NINGUN MOMENTO UNA RESISTENCIA PASIVA; NO NOS
HEMOS QUEDADO AHÍ. EN ESTE TIEMPO HEMOS DENUNCIADO TANTO EN EL
PAÍS COMO EN EL EXTRANJERO LA REPRESIÓN DEL GOBIERNO FEDERAL
CONTRA EL SME Y LAS ARBITRARIEDADES DE LA CFE CONTRA LA
ECONOMÍA DE LOS USUARIOS DOMÉSTICOS Y DE LAS PYMES; PERO
PARTICULARMENTE, HEMOS CONTINUADO HACIENDO LA IMPRESCINDIBLE
LABOR INFORMATIVA Y DE PERSUASION ENTRE LA GENTE PARA QUE DE
MANERA CONSCIENTE, SE UNA A LA HUELGA DE PAGOS. LA HUELGA DE
PAGOS ES UNA ACCION LEGAL Y POLITICA SIMULTÁNEAMENTE; ES FRENTE
DE LUCHA PROACTIVA DE NUESTRA RESISTENCIA. LA HUELGA DE PAGOS
NO ESTÁ MOTIVADA PRIMARIA NI UNICAMENTE PORQUE LA CFE NOS
COBRA MUY CARO. EL MAL SERVICIO NO SE REDUCE A ELLO. CONVIENE
RECORDARLO. ANTE TODO: DEJAMOS DE PAGAR LA LUZ COMO UNA
MEDIDA DE PROTESTA SOCIAL CONTRA LA IMPOSICION DE LA CFE Y EL
INTENTO DE LIQUIDAR AL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS;
BASTION LABORAL DEL PAIS.
CUANDO CONCEBIMOS ESTE MOVIMIENTO Y DIMOS INICIO A LAS
ACCIONES PARA ECHARLO A ANDAR EN SEPTIEMBRE DEL AÑO PASADO,
PREPARANDO LOS DOCUMENTOS QUE LEERÍAMOS EN LA CÁMARA DE
DIPUTADOS Y POSTERIORMENTE EL 11 DE OCTUBRE EN LA PRIMERA
ASAMBLEA NACIONAL DE USUARIOS Y CONSUMIDORES DE ENERGÍA
ELECTRICA, LO HICIMOS CON DOS FINES EXPRESOS QUE CONVIENE
RECALCAR A MÁS DE 21 MESES DE RESISTENCIA DE NUESTROS
CAMARADAS ELECTRICISTAS:
LOGRAR LA REINSTALACION DE NUESTROS CAMARADAS DEL SME EN
SUS PUESTOS DE TRABAJO EN CFE, O BIEN EN LA COMISION FEDERAL DE
ELECTRICIDAD DEL CENTRO QUE EXIGIMOS DESDE SEPTIEMBRE DE 2010
EN LA CAMARA DE DIPUTADOS, SEA CREADA. Y RECHAZAR LA
IMPOSICION DE CFE COMO EMPRESA PRESTA-NOMBRES DEL SERVICIO DE
ENERGIA ELECTRICA DE LA ZONA CENTRO DEL PAÍS. COMO COROLARIO
DE ESTAS DOS DEMANDAS CENTRALES, ES QUE PLANTEAMOS ENTONCES
LA DEMANDA DEL RESPETO A NUESTROS DERECHOS EN TANTO USUARIOS
DE LA ENERGIA ELECTRICA. ES DECIR, DESDE QUE FUNDAMOS LA ANDUEE
HEMOS VENIDO SUBRAYANDO LO QUE TENEMOS CLARO: "RESPETAR LOS
DERECHOS E INTERESES DE LOS USUARIOS DE ENERGÍA ELECTRICA, ES
RESPETAR LOS DERECHOS E INTERES DEL SME". NUESTROS PROBLEMAS
NO SE RESUELVEN CON "AJUSTES" A LOS MEDIDORES O A LAS CUENTAS
POR PAGAR A CFE, EN AUDIENCIAS DE CONCILIACION EN LA PROFECO. LAS
ALTAS TARIFAS SON PRODUCTO DE LA PRIVATIZACION DE LA
INDUSTRIA ELECTRICA. Y SI HAY UNA ORGANIZACION EN EL PAIS QUE
HA DEFENDIDO A ESTA INDUSTRIA COMO NACIONAL Y PUBLICA, A LO
LARGO DE SU HISTORIA; ES EL SME.
DESDE NUESTRA DECLARACION DE PRINCIPIOS PRONUNCIAMOS: LOS
DERECHOS DE LOS TRABAJADORES DEL SME SON NUESTROS DERECHOS.
GOLPEARLOS A ELLOS, ES GOLPEAR A LA CLASE TRABAJADORA DE LA QUE
SOMOS PARTE.
SI NO LOS REINSTALAN A ELLOS, NOS ESTÁN AGRAVIANDO A TODOS LOS
USUARIOS DE ENERGÍA ELÉCTRICA, AL NEGARSE A RECONOCERNOS EL
LEGITIMO DERECHO QUE TENEMOS A DEMANDAR A LA MEJOR FUERZA
DE TRABAJO CALIFICADA EN EL RAMO PARA QUE VUELVA A
SUMINISTRARNOS EL SERVICIO ELÉCTRICO. LA REINSTALACION DE LOS
16,599 COMPAÑEROS DEL SME; YA SEA EN EL SENO DE LA CFE O EN UNA
NUEVA EMPRESA, ES UNA GARANTÍA DE QUE SEGUIREMOS CONTANDO
CON UN GRAN ALIADO DENTRO DEL SECTOR ELÉCTRICO, EN CONTRA DE
SU PRIVATIZACIÓN Y A FAVOR DE LOS INTERESES DEL PUEBLO DE MEXICO.
¿QUIÉN HA ENARBOLADO LA BANDERA DE LA TARIFA SOCIAL DESDE
HACE VARIOS AÑOS?: EL SME. TRABAJAR Y CONQUISTAR NUESTRO
OBJETIVO COMO MOVIMIENTO, DE QUE REINSTALEN A LOS
CAMARADAS, ES ASEGURARNOS UN MEJOR FUTURO ENERGÉTICO, MÁS
ACCESIBLE PARA NOSOTROS Y LAS GENERACIONES DE USUARIOS DE
ENERGIA ELECTRICA QUE VIENEN.
ESTE ES EL PLAN DE RUTA EN EL QUE HEMOS INSISTIDO. EN ÉL NOS
SOSTENEMOS EN LA CONVICCIÓN, JUNTO AL SME, DE QUE TENEMOS, ELLOS
Y NOSOTROS, LA RAZON.
MEXICO, D.F., A 31 DE JULIO DE 2011
“POR LA SOBERANIA ENERGETICA, CON EL SME”
“FORTALECIENDO LA ASAMBLEA NACIONAL DESDE ABAJO”
FRATERNALMENTE, COORDINACION DE LA ANDUEE

Bartlett: Juzgar a Calderón

Calderón, traidor a la patria por entregar el país a los EEUU, pero la clase política se acomoda
Pedro Echeverría V.
1. El presidente Felipe Calderón puede ser juzgado “por traición a la patria”, por haber permitido la presencia de militares extranjeros en territorio nacional y avalar que el gobierno de Estados Unidos tome el control del espionaje mexicano y de todo el sistema de información y comunicaciones con el pretexto de combatir el narcotráfico, advirtió Manuel Bartlett, ex secretario de Gobernación. Consideró que el hecho de que Calderón haya firmado una carta de entendimiento secreta con el presidente Barak Obama, en la que se pacta la operación directa en México de agentes de la DEA, la CIA, la FBI y el Pentágono viola la Constitución, ya que no tiene facultades para hacerlo. Bartlett, después de ser un altísimo funcionario, incluso precandidato presidencial, comenzó a caminar hacia la izquierda y por eso fue vetado en su propio partido, el PRI. A partir de entonces ha tenido intervenciones valiosas, pero su historia lo condena.
2. No tengo duda que Calderón debe ser juzgado como “traidor a la patria”, pero antes que concluya su sexenio; sin embargo, no debe olvidarse que la entrega abierta de México se inició en 1982, al firmar De la Madrid la llamada Carta de Intención en ese año con el FMI, que lo obligaba finalmente a someterse a la supervisión de los EEUU a su política, programas económicos y de presupuesto. Así que si hoy México está lleno de militares y policías yanquis del Departamento de estado, de la CIA, FBI, DEA, bajo el resguardo de la embajada yanqui, responde a aquel acuerdo y a la llamada “iniciativa Mérida” firmada por Bush y Calderón aquel 13 de marzo maldito de 2007 cuando aprehendieron a más de 100 jóvenes cuando nos manifestábamos protestando en Mérida en repudio a esa reunión cumbre. La realidad es que Calderón, al llenar las calles del país con ejército, policías, cámaras en calles y edificios, es un fascista de nuevo tipo.
3. Así lo explica el obispo de Saltillo Raúl Vera López –quien ha calificado a Calderón de dictador y a los miembros de su gabinete de fascistas- al decir que la delincuencia organizada está amalgamada con el Estado mexicano y que ya no hay límites entre el aparato represor estatal y el hampa. Vera afirmó que el despliegue de las fuerzas armadas como estrategia de la guerra de Calderón –junto con el fracaso del sistema judicial- degeneró ya en una situación caótica en el que el Estado prácticamente tiene pelotones de fusilamiento. (Proceso 30 de enero de 2011). Ebrard, el jefe de gobierno del DF dice lo contrario: “Nosotros vemos bien todas las acciones que se puedan tomar, ya sea por instancias federales o locales, y más si las hacemos de manera coordinada”; esto refiriéndose al operativo militar y policiaco en la Colonia Obrera del DF. Lo mismo declaró su jefe policiaco Mondragón y Kalb y su procurador Miguel Mancera.
4. Hace unos días fue cateado el domicilio del poeta Efraín Bartolomé y otras dos casas vecinas por los “marines mexicanos” con el objetivo de intimidar y con el argumentote búsqueda de armas y droga. La realidad es que los milicos del Ejército y la Marina no sólo ocupan estados de la República, sino también los hacen de manera brutal en el DF donde se supone que gobierna un partido de oposición de centroizquierda. Ya la revista Proceso denunció en enero de este año que “los cuerpos de infantería de Marina usados por Calderón para operaciones terrestres, al estilo de los ‘marines estadounidenses’, están cada vez más presentes en centros urbanos –incluida la Ciudad de México- sin que sus actuaciones cuenten con el aval del Congreso. Pertrechados con armas de asalto de alto poder, ejercen control de calles en la capital del país para labores de vigilancia, cateo e inspección, pero en cualquier momento pueden entrar en combate urbano”.
5. La realidad es que las fuerzas armadas mexicanas tienen -además de dilapidar miles de millones de pesos en la guerra de Calderón- muchos más millones para enviar a decenas de miles de militares para ser entrenados en EEUU, Israel y Colombia por el mismo ejército yanqui. Estos entrenamientos “contra motines y guerrillas” llevan ya muchas décadas, pero desde que asumió el gobierno Calderón se han intensificado. Le han dado tal urgencia a esos “entrenamientos” que se está construyendo en el estado de Puebla, México, una base militar yanqui –que le llaman escuela- como las otras que hay en Colombia, Costa Rica y demás países. De esto muy poco se habla porque los medios de información silencian el hecho. Los ejércitos y policías yanquis invaden México, América Latina, el mundo y los políticos del PAN, PRI, PRD no dicen ni pío. ¿Quién va a juzgar a Calderón como traidor si las elecciones son un buen entretenimiento?
6. Calderón ha sido peor que Fox. Éste era un corrupto, además de payaso simpático, como todos los payasos; pero Calderón tiene el discurso, la cara, los gestos de fascista. Le importa que hayan sido asesinados en su guerra mucho más de 50 mil personas y que más de 10 mil personas hayan sido enterradas en fosas clandestinas; para Calderón la guerra debe continuar aunque diariamente mueran decenas o cientos de inocentes; mientras tanto él y sus amigos se echan sus buenos whiskys un día sí y otro también. Por todo ello y mucho más: desempleo, salarios de hambre, entrega de la economía, migración, debe ser declarado –como dice Bartlett (el tatemado)- “traidor a la patria”. Pero la pregunta es: ¿qué político distraería sus objetivos por lograr una diputación, senaduría o gubernatura en demandas que en este momento “pueden perjudicarle”? Bartlett se siente de centroizquierda pero no se ha hecho una autocrítica profunda.
7. Aunque los trabajadores no tienen “patria”, ni fronteras, porque éstos son conceptos impuestos por la burguesía para dividirlos en el mundo, pienso como Bartlett en que ya es insoportable esta situación y hay que exigir la renuncia de Calderón para parar los miles de muertos y el desplome del país. Está bien como consigna de combate, pero hay que estar muy atentos en lo que sucede y pensar en las posibilidades reales. Ante la falta de una izquierda fuerte lo más seguro es que el PRI, el PAN y el PRD continúen controlando todo quedándose con el gobierno para que todo siga igual. En este punto siempre han tenido la razón los anarquistas: mientras la población mexicana no tenga la suficiente conciencia para autogobernarse cualquier cambio de partido y de gobierno será un cambio para que las cosas sigan igual. Mientras tanto hay que seguir luchando desde abajo siempre en espera de que el capitalismo estalle en mil pedazos.

http://pedroecheverriav.wordpress.com

Fuente

¿Un imperio trasnacional?

viernes 12 de agosto de 2011

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

Resumen

La teoría de la transnacionalización global subraya tendencias reales hacia la asociación mundial del capital y la gestión concertada de la tríada. Pero el enfoque retoma la tesis ultra-imperial y tiene puntos de contacto con el globalismo convencional.

No existen evidencias de nivelación capitalista mundial. Al contrario, las brechas entre países se acrecientan y persisten los bloqueos a la movilidad irrestricta del capital y el trabajo. El globalismo confunde integración con transnacionalización de las clases dominantes.

Ese enfoque ignora el rol central de los viejos estados nacionales en el avance de la mundialización y desconoce que las configuraciones de clases son procesos históricos que no se modifican en décadas. También omite que las incipientes estructuras globales están muy lejos de cumplir funciones estatales básicas y que el capital no existe como entidad unitaria multinacional. La ausencia de un ejército globalizado desmiente las exageraciones transnacionalistas.





















La interpretación del imperio global que plantean Negri y Hardt tuvo gran repercusión en los últimos años. Este enfoque destaca el inicio de una nueva era post-imperialista, que supera la vieja etapa de capitalismo nacional e intermediación estatal. Considera que el capital y el trabajo se oponen por primera vez en forma directa a nivel mundial y estima que todas las fracciones dominantes han quedado enlazadas en una red compartida de instituciones globales (FMI, OMC, ONU). (1)

Esta visión remarca la disolución de los viejos centros. Destaca que el actual imperio es un no lugar, que consuma el descentramiento territorial y asegura la movilidad irrestricta del capital. Plantea que en este período las fronteras se han disuelto y perdieron sentido las antiguas denominaciones de Primer y Tercer Mundo. Señala, además, que ninguna potencia comanda la globalización en curso y estima que las características de este proceso son el quebrantamiento de la soberanía, la unificación del centro con la periferia y la irrupción de poderes múltiples y dispersos. (2)

Negri y Hardt subrayan la ausencia de liderazgo imperial. Presentan un mundo sin centros territoriales o fronteras fijas. Consideran que se han superado las disputas por la hegemonía. Entienden que el capital opera con el respaldo de instituciones mundiales, a través de empresas transnacionales, que no necesitan auxilios estatal-nacionales. Destacan que el mercado global reúne a los capitalistas norteamericanos, europeos, árabes y asiáticos en un sistema común, que ha eliminado las viejas diferenciaciones militares, políticas y culturales. (3)

En esta amalgama se afianza una clase dominante globalizada, que prescinde de la vieja localización geográfica. Sustituye la actividad industrial por economías de servicios informatizados, refuerza el desplazamiento del capital e incrementa los entrelazamientos de la propiedad. (4)

Pero ambos autores sostienen que en esta transformación Estados Unidos cumple un papel central: transmite sus estructuras y valores ya internacionalizados al conjunto del planeta. La primera potencia se esfuma dentro del nuevo sistema y a pesar de la supremacía del Pentágono o la incidencia del dólar, diluye todas sus connotaciones específicamente norteamericanas. Este proceso simultáneo de perdurabilidad y desaparición de Estados Unidos, diferencia al imperio contemporáneo del viejo imperialismo que lideraban las potencias europeas. (5)

La influencia norteamericana se expresa también en la universalización de los elementos democráticos que contiene la Constitución de ese país. Los derechos internacionales y el funcionamiento de la Naciones Unidas retoman especialmente esa tradición de humanismo wilsoniano, adversa al colonialismo europeo. (6)

El afianzamiento de estas estructuras se encuentra sin embargo socavado por una agresividad imperial incentivada por el apetito de las empresas transnacionales. La presión ejercida por estas compañías opera como un poder aristocrático, que amenaza las atribuciones de los funcionarios y recorta la influencia del pueblo norteamericano.

Estas adversidades se transmiten a su vez al plano global, socavando la consistencia del imperio y generando procesos de regresión, comparables a la decadencia sufrida por Roma. La trayectoria seguida por ese antecedente de la Antigüedad tiende a repetirse y determina el curso declinante del capitalismo globalizado. (7)

Percepciones y afinidades

Esta teoría de la transnacionalización global subraya la presencia de cambios cualitativos que se sintetizan en el concepto de imperio. Esta difundida noción es utilizada por numerosos autores con significados disímiles. Algunas interpretaciones aluden a nuevas modalidades de intervención de las grandes potencias y otras señalan la existencia de acciones económicas e iniciativas geopolíticas de Estados Unidos. Algunas miradas identifican la noción con la existencia de una etapa superior del imperialismo. (8)

Esta popularidad del término imperio obedece a su captación de ciertas tendencias contemporáneas de asociación mundial del capital y gestión concertada de la tríada. El concepto también registra la vigencia de formas de administración para-estatal a escala global, que han surgido junto a la internacionalización del comercio, las finanzas y la producción.

Negri y Hardt perciben acertadamente que la OMC, el FMI y el G 20 intervienen en la administración de la macroeconomía global, estableciendo normas de libre-comercio, regulaciones bancarias y políticas de gasto publico. Estas iniciativas se negocian en los períodos de calma y se coordinan en forma abrupta en las crisis. Son acciones que requieren un grado de consenso, que no existía en la era del imperialismo clásico.

Ambos autores realzan también correctamente el rol mundial que actualmente juega Estados Unidos, en contraposición al viejo papel que tuvieron las potencias europeas. Destacan el mayor de grado de mundialización norteamericana y remarcan la gravitación global de la ideología gestada en ese país.

En varios planos existen numerosas semejanzas entre este enfoque y la visión expuesta por Kautsky. Retomando la previsión del líder socialdemócrata se estima que los capitalistas de distintos países han alcanzado un alto grado de asociación, forjando de hecho oligopolios ultra-imperiales. La principal similitud radica en observar a este proceso como un desenvolvimiento acabado. Lo que a principio del siglo XX se discutía como tendencia eventual del sistema, es visto ahora como una realidad consumada.

El enfoque de Hardt y Negri es muy crítico con el neoliberalismo, pero tiene ciertos puntos de contacto con el globalismo convencional que caracteriza a esa doctrina. El parentesco aparece especialmente en la presentación de la mundialización como un proceso de total disolución de las fronteras nacionales.

Heterogeneidad y jerarquías

Negri y Hardt resaltan la presencia de un nuevo espacio liso en el mercado mundial, que permite realizar transacciones homogéneas entre las distintas empresas. Consideran que la decreciente gravitación de los estados y las fronteras, reduce las interferencias a las actividades de esas compañías.

Pero no existen evidencias de un nivel tan avanzado de globalización. Los partidarios de este enfoque eluden la presentación de indicios que corroboren su diagnóstico. Desconocen que el neoliberalismo no emparejó el sistema mundial, sino que incrementó todas las desigualdades de la economía. Recreó las distintas polarizaciones que impiden conformar un terreno nivelado de transacción capitalista.

Ciertamente el grado de integración del mercado mundial contemporáneo supera los parámetros del pasado. Pero esta internacionalización no se procesa a través de equiparaciones, sino mediante crecientes fracturas.

Los defensores de la tesis transnacional reconocen esas desarmonías, pero las sitúan exclusivamente en plano social. Estiman que los cortes geográfico-nacionales han perdido relevancia, en un proceso que solo profundiza las inequidades de los ingresos. Consideran que la polarización entre ricos y pobres se universaliza, diluyendo las viejas distinciones entre el centro y la periferia.

Pero es evidente que la distancia existente entre los países africanos y Estados Unidos o entre Centroamérica y Europa Occidental no se ha extinguido. El abismo histórico que separa a estas regiones persiste en todos los terrenos.

Estas fracturas se pierden de vista, cuando se identifica el avance de la mundialización con la movilidad plena del capital. Se supone que esa flexibilidad genera de hecho automáticas inversiones en las regiones más rezagadas, en desmedro de las zonas que alcanzaron su madurez económica.

Pero el libre-comercio, la desregulación financiera y el despliegue de las empresas transnacionales no consuman la redistribución del capital disponible hacia las áreas relegadas. El bloqueo a esa equiparación perdura por la propia imposibilidad que enfrenta el capitalismo, para concretar una adaptación automática a los requerimientos óptimos de la acumulación.

El capital no puede emigrar irrestrictamente de un país a otro, sin afrontar elevados costos de traslado de las plantas y consiguiente pérdida en las inversiones de larga maduración. Esa relocalización tampoco encuentra espontáneamente los insumos específicos, los recursos naturales y la fuerza de trabajo requerida por las distintas empresas.

Estas limitaciones son mucho más explícitas en el terreno laboral. La mundialización no redujo las barreras a la inmigración masiva hacia los países centrales. Los gobiernos de Europa y Estados Unidos erigen muros para frenar el ingreso de extranjeros e invierten fortunas en la persecución de los trabajadores ilegales.

El capital solo promueve cierta movilidad internacional controlada y acotada de la fuerza de trabajo, para debilitar a los sindicatos y abaratar los salarios. Pero obstruye las corrientes masivas de inmigración que desestabilizan el orden capitalista.

Los teóricos del globalismo desconocen esta variedad de impedimentos, que obstruyen la constitución de un espacio homogéneo a nivel mundial. Aunque despliegan un razonamiento contestatario, están muy influidos por las concepciones neoclásicas que identifican el desarrollo de capitalismo con la creciente “movilidad de los factores”. Esta mirada supone que el mercado tiende a erradicar los obstáculos que impiden la asignación óptima de los recursos, en función de las señales de rentabilidad. Ese imaginario mercantil está presente en la descripción de la globalización como un proceso sin trabas fronterizas.

El mismo razonamiento está emparentado con las concepciones pos-industrialistas, que postulan la superación de la vieja estructura manufacturera por una nueva economía basada en el conocimiento, los servicios y las redes informáticas. Suponen que el capitalismo global opera con desplazamientos automáticos en función de la rentabilidad que calculan las computadoras. Estiman que Internet elimina los escollos de inmovilidad e inflexibilidad que caracterizaban al industrialismo. (9)

Este enfoque globalista confunde la aceleración informática de la reproducción del capital, con la constitución de un universo homogéneo. Olvida que esa transformación tecnológica aceleró la producción y la circulación de las mercancías, profundizando a mismo tiempo los desequilibrios del sistema y creando nuevas polarizaciones nacionales y regionales.

Las empresas transnacionales continúan compitiendo y lucrando con las diferencias de salarios y productividades, que la propia acumulación renueva a escala global. La mundialización del capital y la transformación informacional recrean esas fracturas, para incrementar las ganancias extraordinarias. Por esta razón las compañías concentran sus actividades calificadas en los centros y trasladan la fabricación en masa a la periferia. Al desconocer esta segmentación, la tesis globalista pierde contacto con la realidad.

Sus teóricos confunden la efectiva asociación entre capitales de distinto origen, con la inexistente fusión de esos fondos. Olvidan que el capital nunca ha existido como entidad unitaria. Es cierto que se acrecientan las alianzas transatlánticas y transpacíficas que socavan la vieja cohesión nacional del capitalismo. Pero la nueva configuración no abre un escenario de entrelazamientos de cualquier tipo. Tiende a forjar acuerdos en torno a ciertos lazos preexistentes de proximidad histórica, conexión regional o confluencia estratégica.

La mundialización tampoco desemboca en el descentramiento geográfico. Las principales empresas del planeta continúan localizadas en ciertas zonas, sintonizan con la gestión imperial de la tríada y buscan la protección político-militar del Pentágono. Por esta razón las principales decisiones preservan un alto grado de centralización, a la hora de definir mayores agresiones imperialistas (Medio Oriente) o nuevas intervenciones económicas (rescates bancarios).

La mirada transnacionalista exagera los cambios generados por la mundialización. Convierte tendencias potenciales en realidades consumadas y razona con abstracciones desligadas del curso real del capitalismo contemporáneo.

Transnacionalización de clases

Los teóricos globalistas consideran que las clases capitalistas han quedado reconfiguradas como bloques transnacionales, por el avance registrado en la conformación de empresas y bancos multinacionales. Consideran que esos sectores actúan a través del FMI y la OMC y rivalizan entre sí, mediante alianzas transversales, cosmopolitas y divorciadas de los estados. (10)

Esta mirada detecta la existencia de un salto real de la internacionalización de los negocios que modifica las estructuras multinacionales. Destaca acertadamente que este desenvolvimiento no es capturado por los viejos parámetros de medición del ingreso o el producto nacional. También puntualiza que la inversión extranjera y el peso de los organismos mundiales son importantes barómetros de ese cambio.

Pero este proceso sólo potencia la integración y no la transnacionalización de las clases dominantes. El primer concepto destaca que se multiplican cursos de asociación a partir de los estados existentes, sin generar las fusiones completas de empresarios de distinto origen nacional, que supone la segunda noción. El entrelazamiento internacional de los grupos dominantes es un proceso complejo, que no se consuma en forma espontánea, ni está guiado por decisiones auto-reguladas de sus artífices. Sin la acción determinante de los viejos estados nacionales, no hay forma de concertar esos acuerdos.

Sólo una elite de altos funcionarios de los distintos países cuenta con la experiencia, la capacidad y la fuerza político-militar suficiente, para acordar reglas de juego más internacionalizadas. Por esta razón la integración multinacional no es una obra descentrada de capitalistas dispersos. Constituye un proceso viabilizado por presidentes, ministros, diplomáticos y generales.

Algunos teóricos transnacionalistas reconocen este papel institucional, pero localizan exclusivamente su vigencia en los organismos mundializados. Consideran que en esas instituciones actúan las burocracias especializadas que timonean la globalización.

Pero dentro de esos organismos también rigen principios de jerarquía nacional. Los representantes de las grandes potencias reinan sobre una masa de delegados con escaso poder. Un funcionario de Gabón o Samoa no tiene el mismo peso que sus colegas de Japón o Francia y padece en carne propia las desigualdades de la mundialización. Los agentes más influyentes actúan en esos ámbitos como representantes de estados nacionales, que coordinan estrategias regionales o globales.

Existen fracciones del capital muy internacionalizadas que negocian sus intereses dentro de la OMC o el FMI. Pero su principal ámbito de influencia continúa situado en los estados de origen. Allí operan los grupos de presión, que hacen valer los intereses de esos grupos.

Una compañía automotriz estadounidense o un banco inglés imponen primero sus peticiones en los organismos de su propio país. En ese terreno consuman las fusiones y definen las acciones competitivas, que luego proyectan al escenario internacional. Este complejo sendero es ignorado por la simplificación transnacionalista, Ignora que los negocios globales se llevan a cabo a partir de basamentos estatal-nacionales.

Estos cimientos obedecen al insustituible rol mediador que cumplen los viejos estados. La gravitación de esas estructuras salta a la vista, por ejemplo, en el funcionamiento del complejo industrial-militar norteamericano. Aunque este sector globalice su provisión de insumos, depende de un mercado cautivo solventado con impuestos y orientado por las prioridades de un estado.

Los teóricos globalistas suelen afirmar que la preeminencia de accionistas de estadounidenses, japoneses o británicos, ya no incide sobre el desenvolvimiento de las compañías globales. Pero esta indiferencia sólo existe en puntuales actividades financieras. La pertenencia a dueños de distintos países continúa influyendo decisivamente sobre el curso de la firma.

Algunos autores transnacionalistas suponen que estas nacionalidades carecen de importancia en la era “cosmocracia global”. Pero la creciente internacionalización de la gestión no tiene el mismo peso, que la limitada globalización de la propiedad. Esta última restricción sigue pesando y desmiente la existencia de clases capitalistas dominantes plenamente transnacionalizadas. El globalismo presenta como una realidad consumada, lo que apenas despunta como una tendencia de final desconocido. Es cierto que la burguesía norteamericana se asocia con sus homólogos de Japón o Europa, pero concreta esta integración a través de gobiernos y estados diferenciados, que negocian aranceles, impuestos y políticas monetarias, en función de intereses divergentes.

El globalismo olvida que las burguesías son configuraciones históricas, que no puede diluirse al cabo de pocas décadas de internacionalización económica. Por esta razón el creciente entrelazamiento coexiste con la persistencia de brechas históricas. El status radicalmente divergente que separa a la burguesía venezolana de su par estadounidense perdura con la misma intensidad, que divide los homólogos de Ecuador y Francia.

Las clases dominantes que han manejado el mundo no se disuelven súbitamente en conglomerados conjuntos con sus pares de la periferia. Existe una mayor presencia global de los grupos capitalistas de países subdesarrollados, pero esta injerencia no los convierte en partícipes de la dominación mundial. La internacionalización se procesa en un marco jerarquizado.

Ni siquiera la ideología de los segmentos más internacionalizados de las clases dominantes proviene de valores totalmente multinacionales. Absorbe los postulados pro-capitalistas que ha universalizado el americanismo, confirmando también una nítida raíz nacional. Al desconocer el continuado protagonismo de los estados, el transnacionalismo no capta el carácter conflictivo de la mundialización en curso.

¿Estado transnacional?

Los teóricos globalistas consideran que un estado transnacional ya se ha forjado en torno a la ONU, el FMI, la OMC u otros organismos supranacionales. Estiman que este orden jurídico reemplaza las viejas soberanías y crea nuevas funciones ejecutivas y legislativas globalizadas. (10)

Pero las incipientes estructuras mundiales se encuentran a años luz de cumplir funciones estatales básicas. No ejercen el monopolio fiscal o militar y carecen de legitimidad política para sostener decisiones estratégicas. Las normas que comienzan a debatirse a escala global, necesitan algún tipo de convalidación política nacional.

También ha quedado acotada la transferencia de soberanía. Los foros mundiales operan como ámbitos de negociación entre potencias, que adoptan sus definiciones en el terreno nacional. El salto registrado en la internacionalización se procesa a través de los estados existentes. Lejos de auto-disolverse, estas instituciones determinan el alcance y los límites de las acciones paraestatales, que se desenvuelven a nivel mundial. Lo que ha imperado en las últimas décadas no es una autoridad global, sino formas de gestión imperial colectivas que están sujetas a los mandatos de las grandes potencias.

El funcionamiento jerarquizado de los propios organismos supranacionales ilustra estas limitaciones. Los principios de igualdad formal que imperan en los estados nacionales modernos, no se extienden a los entes globalizados. Esta carencia obedece en última instancia a la inexistencia de una burguesía mundial.

En las Naciones Unidas gobierna un Consejo de Seguridad de cinco países con derecho a veto y en la OMC prevalecen los grupos de presión. Por su parte, el FMI no impone a Estados Unidos los planes de ajuste que aplica en Bolivia y en los cónclaves presidenciales, la selección es más explícita. Se reúne el G8 o el G 20 y no un G 192 de todas las naciones existentes.

El transnacionalismo ignora esas restricciones básicas del contexto contemporáneo e imagina una defunción del estado nacional, muy semejante al enfoque neoliberal. Esta visión propagan los mitos de un auto-gobierno mercantil-capitalista, independizado del sostenimiento estatal.

El carácter fantasioso de estas miradas salió a flote durante las crisis financieras recientes, que incluyeron fuertes socorros estatales a los bancos. Esta reaparición explícita del estado nacional moderó las divagaciones neoliberales. Pero también en el funcionamiento económico corriente se verifica un alto grado de conexión de las empresas con los viejos cimientos estatal-territoriales. Este vínculo define la forma en que se localizan las actividades de las firmas, preservando la gestión del diseño o comando financiero en las casas matrices.

Otro ejemplo contundente de esta gravitación estatal-nacional se observó en el auxilio a General Motors durante el 2010. La empresa emblema del capitalismo norteamericano tiene filiales en todo el mundo, pero a la hora del quebranto, el socorro corrió por cuenta del Congreso estadounidense. Esta institución administra también la reorganización de la firma.

Podría argumentarse que la financiación de este rescate se sostuvo con los préstamos internacionales que toma el estado norteamericano. Pero justamente allí se verifica la mediación central de una entidad de origen nacional, que emite bonos del tesoro garantizando su respaldo y circulación. La persistencia de estos vínculos no niega el cambio introducido por la mundialización. Simplemente recuerda que las compañías no han perdido contacto con sus viejas jurisdicciones.

Lo novedoso de la época actual es el techo que ha impuesto la asociación internacional de capitales a las rivalidades tradicionales. Pero esta limitación no diluye los choques competitivos. Las tensiones europeo-norteamericanas por la primacía de Boeing o Airbus en el negocio aeronáutico, las divergencias en torno a los subsidios agrícolas o las disputas sobre aranceles al acero son los ejemplos más visibles de estas pugnas.

La visión globalista confunde el carácter acotado de estos conflictos con la desaparición de sus protagonistas. Olvida que las tensiones entre estados y bloques no han quedado reemplazados por confrontaciones directas entre empresas (tipo Toyota-General Motors versus Chrysler-Mercedes Benz). La mundialización no sustituye los viejos conflictos por pugnas verticales entre nuevos entramados de socios cosmopolitas.

La perdurabilidad de los estados nacionales obedece, en última instancia, a la inexistencia del capital como entidad unitaria multinacional. El modo de producción vigente funciona a través de fracciones y alianzas, que se desenvuelven a través de batallas competitivas auxiliadas por los estados.

También en este plano los globalistas exageran la gravitación de tendencias aún embrionarias. Suponen que el capitalismo ha consumado un acortamiento tan radical de su ritmo histórico, que le permite alumbrar estados mundiales en forma vertiginosa. No perciben el carácter mayúsculo de esa eventual transformación.

Sus teóricos afirman que el estado nacional no es inmanente al capitalismo y constituye una entidad sustituible. Afirman que ese reemplazo se ha tornado necesario, para orientar los procesos macro-económicos que impone la mundialización. Consideran que el estado transnacional ya cobró forma y sólo es invisible para quiénes razonan con criterios “estado-nacional céntricos”. (12)

Este planteo recuerda que las estructuras del capitalismo se modifican en función de la acumulación. Pero supone que esa dinámica es automática y sigue pautas funcionalistas de estricta adaptabilidad del estado a los imperativos del sistema. Por eso omite las desincronizaciones existentes, entre la mundialización de los negocios, las clases y los estados. Estas dos últimas estructuras no acompañan la velocidad de la inversión y están desfasadas de la dinámica inmediata del beneficio. Estas asimetrías obedecen al carácter distintivo del capital y del estado. Son entidades cualitativamente diferentes, que no pueden homologarse.

El capitalismo depende de una estructura legal sostenida en la coerción y provista por los estados. Estas instituciones se desenvolvieron en cierto entorno territorial y en una variedad de estructuras que aseguran la reproducción global.

Los globalistas olvidan este origen y suponen que la mundialización del capital puede alumbrar en forma mecánica, procesos de internacionalización equivalentes en todos los terrenos. No percibe que ese empalme es ilusorio. El capitalismo tiende a la globalización, pero un estado mundial es por el momento inconcebible. La magnitud de los desequilibrios que debería afrontar para alcanzar ese status lo tornan impensable.

Es cierto que el estado no es inmanente al capitalismo, pero su modalidad nacional (y la nítida separación entre esferas económicas y políticas) son propias de este régimen social. No hay que olvidar que el estado-nación emergió en cierto radio territorial durante el ocaso del feudalismo. Como es una institución que no deriva de la naturaleza del capital, podría sufrir diversas mutaciones bajo el modo de producción vigente. Pero esa eventualidad es muy especulativa. Lo que ha permitido la existencia del capitalismo es una variedad de estados nacionales, que continúan operando como pilar de una nueva acumulación a escala global.

Carencia de mediaciones

La teoría de la globalización consumada supone que ya opera una fuerza coercitiva mundial al servicio de clases dominantes transnacionalizadas. Considera que ese papel imperial es jugado por la ONU y la OTAN y afirma que la custodia del sistema no es ejercido por ninguna potencia particular. Estima que Estados Unidos actúa al servicio de un poder global, que ha perdido centralidad y que auxilios indistintamente a todos los capitalistas de variado origen. Supone que esa ausencia de favoritismo nacional determina el nuevo status quo global. (13)

Pero ese escenario exigiría la presencia de tropas internacionales en un ejército globalizado bajo mandos compartidos. Esa institución no existe en ninguna parte y es solo congruente con las teorías geopolíticas simplificadas, que suelen reducir todos los conflictos internacionales a choques entre la civilización y el terrorismo, la democracia y las dictaduras o el progreso y el atraso.

Los teóricos del imperio impugnan esas presentaciones y denuncian el encubrimiento de las sangrientas tropelías que sufren los pueblos oprimidos. Pero desenvuelven este cuestionamiento aceptando ciertos diagnósticos globalistas. Suponen que el poder transnacional confronta con las aspiraciones populares, sin ningún entrecruce de fronteras, países o ejércitos nacionales.

La desconexión de esta visión con la realidad salta a la vista. El gran gendarme mundial actúa con banderas norteamericanas, está dirigido por el Pentágono y opera por medio de bases militares estadounidenses. Esta centralidad de Washington es reconocida por los transnacionalistas. Pero consideran que esa intervención se consuma al servicio de todas las clases capitalistas globalizadas.

Esta mirada tiende a concebir al Pentágono como un servidor de la ONU, que envía las boinas verdes a los escenarios bélicos comandados por los cascos blancos. Lo que no se capta es la relación complementaria que existe entre rol mundial y nacional, que desarrolla Estados Unidos.

La primera potencia opera como protectora del orden global, utilizando sus propias fuerzas armadas y sin disolver su ejército en tropas multinacionales. Es un actor central del imperialismo contemporáneo, que mantiene su propia singularidad. Apuntala a los dominadores de todo el planeta, utilizando sus propias instituciones estatales.

Esta dialéctica es imperceptible cuando se omiten las mediaciones requeridas para comprender al capitalismo contemporáneo. Siguiendo el mismo enfoque reductivo que diagnostica la constitución de clases y estados transnacionales se supone la abrupta aparición de ejércitos globales.

La visión globalista confunde la integración de las clases con una súbita fusión y la coordinación de los estados con una automática transnacionalización. Con este tipo de razonamientos la protección militar norteamericana queda identificada con el belicismo cosmopolita. Hay una omisión de los conceptos intermedios, que resultan insoslayables para notar el rol singular de Estados Unidos, dentro de un sistema global de múltiples estados.

El gendarme norteamericano ejercita su hegemonía mediante el uso de la fuerza, combinando acciones imperiales (al servicio de todos los opresores) con incursiones hegemónicas (de reafirmación de su poder específico).

Los globalistas sólo registran las acciones colectivas, sin captar la existencia de incursiones peculiares de cada potencia. Como postulan la vigencia de una “era post-imperialista” deberían interpretar el despliegue de la IV flota estadounidense por las costas de América Latina como una arremetida global, que favorece los intereses del capital francés, japonés o alemán. No pueden constatar algo tan obvio, como es la continuidad del status de patio trasero que el gigante del Norte les asigna a sus vecinos del sur.

Esta ceguera también impide notar que las agresiones imperiales están socavadas por las tensiones internas, que imponen los choques entre intereses globales y hegemónicos. Como suponen que la primera categoría ha digerido a la segunda, interpretan cualquier conflicto entre las potencias metropolitanas, como reyertas internas de un mismo bloque.

De esta forma una desavenencia entre Francia y Estados Unidos frente a la política en Medio Oriente es vista con el mismo catalejo que un choque entre neo-conservadores y liberales norteamericanos. Las tensiones entre Sarkozy y Bush son ubicadas en el mismo plano que las disputas entre republicanos y demócratas. Como los capitalistas han perdido su nacionalidad, sólo compiten en forma transfronteriza.

Las dificultades para explicar con este criterio cualquier crisis geopolítica contemporánea son muy evidentes. La mirada transnacionalista brinda pistas para comprender las transformaciones del imperialismo contemporáneo. Pero su atadura al globalismo convencional le impide desenvolver en forma positiva esas intuiciones.

Claudio Katz es economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Ver también:
- Teorías de la sucesión hegemónica
- Discusiones sobre el declive de Estados Unidos
- Los cambios en la rivalidad interimperial
- ¿Etapa final o temprana del imperialismo?
- Replanteos marxistas del imperialismo
- Interpretaciones convencionales del imperio
- Las áreas estratégicas del imperio
- Adversarios y aliados del imperio
- Gestión colectiva y asociación económica imperial
- El papel imperial de Estados Unidos
- El imperialismo contemporáneo
- "El imperialismo del siglo XXI" (Capítulo I – Parte IV): La teoría clásica del imperialismo

Notas:
1) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 1). Negri Toni. “Entrevista”. Ñ-Clarín, 28-8-04. Negri Toni. “Entrevista”, Página 12, 31 de marzo de 2002.
2) Negri Antonio, Hardt Michael, Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 9). Hardt Michael, “¿El imperio se acerca a su fin”?, Ñ-Clarín, 1-11-2008.
3) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 1)
4) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 13).
5) Negri Tony, “El imperio después del imperialismo”, Le Monde Diplomatique, Buenos Aires, enero 2001.
6) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 1, 3, 8, 9, 10,17). Negri Toni, Hardt Michael. “La multitude contre l´empire”. Contretemps, n 2, septembre 2001.
7) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 17). Negri Toni. “Imperio: el nuevo lugar de nuestras conquistas”. Cuadernos del sur 32, noviembre 2001.
8) Dos ejemplos de este uso desde miradas muy críticas en: Petras James. “Estado imperial, imperialismo e imperio”. Pensar a contracorriente. Volumen II, segunda edición, 2005. Borón Atilio, “La cuestión del imperialismo”. La teoría marxista hoy, CLACSO, Buenos Aires, 2006.
9) Esta visión en: Castells Manuel, La era de la información, Vol 1, La sociedad red, Alianza Editorial, Madrid, 1996.
10) Esta tesis en: Robinson William, Burbach Roger, ¨Towards a global ruling class: globalisation and the transnational capitalist class¨. Science and Society vol 63, n 1, spring 1999. Robinson William. "Globalisation: nine theses on our epoch" , Race and class, n 38, vol 2, October 1996. Robinson William, “The pitfalls of realist analysis of global capitalism”, Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007.
11) Negri Antonio, Hardt Michael. Imperio, Paidos, Buenos Aires, 2002, (prefacio, cap 15,16). Negri Toni, Hardt Michael, “La multitude contre l´empire”, Contretemps, n 2, septembre 2001.
12) Robinson William, “The pitfalls of realist analysis of global capitalism”, Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007.
13) Robinson William, “The pitfalls of realist analysis of global capitalism”, Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007.

Bibliografía:
-Amin Samir, “Empire and multitude”, Monthly Review vol 57, n 6, November 2005
-Amin Samir, Más allá del capitalismo senil, Paidós, Buenos Aires, 2003 (cap).
-Arrighi Giovanni “Linajes imperiales: sobre Imperio de Michel Hardt y Antonio Negri.
-Arrighi Giovanni. “Global capitalism and the persistence of north-south divide”. Science and Society vol 65, n 4, winter 2001-2002.
-Arrighi Giovanni. Adam Smith en Pekín, Akal, 2007, Madrid. (Cap 7)
-Bonnet Alberto. “Imperialismos e imperio”. Cuadernos del sur 32, noviembre 2001.
-Boron Atilio. Imperio e imperialismo, Buenos Aires, 2002.(cap 4 y 6).
-Brenner Robert. “What Is, and What Is Not, Imperialism?” Historical Materialism, vol 14.4, 2006.
-Castel Odile. “La naissance de l¨Ultraimperialisme”. Dumenil Gerard, Levy Dominique. Le triangle infernal, Puf, Paris, 1999.
-Chingo Juan y Dunga Gustavo Una polémica con "El largo siglo XX" de Giovanni Arrighi e "Imperio" de Toni Negri y Michael Hardt. Estrategia Internacional, 17, 2001.
-Del Roio Marcos. “Las contradicciones del imperio”. Herramienta 18, verano 2001-2002-01-07
-Fiedler Sergio. “Guerra y terror en la era del imperio global”. Herramienta 17, Primavera 2001
-Harris Jerry, “The conflict for power in transnational class theory”, Science and Society, vol 67, n 3, fall 2003.
-Katz Claudio. -“Desequilibrios y antagonismos de la mundialización”. Realidad Económica n 178, febrero-marzo 2001, Buenos Aires, Argentina.
-Katz Claudio. “El imperialismo del siglo XXI”. ESECONOMIA. Instituto Politécnico Nacional, número 7, año 2, verano 2004, México
-Manneh Abu-Bashir, “The illusions of Empire”, Montlhy Review, vol 56, n 2, June 2004.
-Martínez Peinado Javier, “Globalización, capitalismo e imperialismo”, Viento Sur, n 100, enero 2009.
-Panitch Leo, “The state inchanging world”, Monthly Review n 5, vol 50, October 1998.
-Panitch Leo, Gindin Sam. “Capitalismo global e imperio norteamericano”. El nuevo desafío imperial, Socialist Register 2004, CLACSO, Buenos Aires 2005.
-Portinaro Pier Paolo. Estado, léxico de política. Nueva Visión, 2003, Buenos Aires, (Introducción,)
-Post Charlie, “A critical look al Empire”, Against the Current, n 99, July-august 2002.
-Russell Roberto, “La globalización: situación y proceso”. Ciclos n 14-15, 1998, Buenos Aires. Una crítica en -Bensaid Daniel. “Le nouveau desordre mondial”. Contretemps, n 2 , septembre 2001.
-Saul John. “Globalización, imperialismo, desarrollo”. El nuevo desafío imperial, Socialist Register 2004, CLACSO, Buenos Aires 2005.
-Serfati Claude, “Un bourgeoisie mondiale pour un capitalisme mondalisé?”, Bourgesoisie: etata d´une classe dominante, Syllepse, Paris, 2001.
-Sivanandan, A. "Capitalism, globalization and epochal shifts. Monthly Review, febrary 1997.
-Sivanandan, A. "Heresies and prophecies", Race and Class, vol 37, n 4, april-june 96, London.
-Sivanandan, A. “Globalism and the left” . Race and Class vol 40, n 2/3 ,october 1998-march 1999.
-Sklair Leslie, The transnational capitalist class, Blackwell, Massachusettsm 2001, (cap 1 y 2)
-Went Robert, “Globalizaton: towards a transnatonal state?”, Science and Society vol 65, n 4, winter 2001-2002.
-Wood Ellen Meiskins. Empire of Capital, Verso 2003.(preface, introduction, cap1).
-Wood Meisksins Ellen, “A reply to critics” Historical Materialism vol 15, Issue 3, 2007.

Fuente

Marchan indígenas guerrerenses por la disminución de tarifas de luz

14 de Agosto, 2011

Unos mil 600 campesinos, indígenas e integrantes de organizaciones sociales de la región de La Montaña llevaron a cabo una marcha en esta ciudad, para exigir la aplicación de tarifa preferencial de energía eléctrica en las poblaciones étnicas.

Tlapa, Gro., 14 Ago.- Unos mil 600 campesinos, indígenas e integrantes de organizaciones sociales de la región de La Montaña llevaron a cabo una marcha en esta ciudad, para exigir la aplicación de tarifa preferencial de energía eléctrica en las poblaciones étnicas.

La movilización comenzó a las 11:30 horas de las instalaciones del Hospital General de Tlapa de Comonfort y concluyó en el centro de la ciudad.

En ese lugar, mil 600 indígenas encabezados por Claudio Ortega Mendoza, Bruno Plácido Valerio y Abel Bruno Arriaga, denunciaron los abusos por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El presidente del Comité Regional de Gestoría y Defensa Social de La Montaña, Ortega Mendoza informó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), no ha querido firmar un convenio mediante el cual bajen las tarifas de cobro de luz y se normen en todo el estado.

Dio a conocer que el gobernador Ángel Aguirre ya aceptó la firma de un convenio para contribuir en la disminución de la tarifa de luz para las localidades indígenas, la misma petición es de parte de las entidades como Chiapas y Tabasco.

Acusó a la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), representación del gobierno federal en Guerrero, de no respaldar, aún cuando las denuncias han sido constantes sobre los elevados costos en los recibos de luz en las poblaciones de las regiones de La Montaña, Costa Chica, Centro y Norte.

En la movilización participaron indígenas de 15 municipios de los 19 que constituyen a la región de La Montaña, como Metlátonoc, Tlapa, Cochoapa el Grande, Copanatoyac, Alpoyeca, Zapotitlán, Alcozauca y Alixtac.


Notimex

Fuente

Integran Buró de Defensa Ciudadana contra la CFE

Por: Juan Carlos Rodríguez Terrazas/MetroNoticias | Fecha: 2011-08-15

* Hasta el momento son diez denuncias ha recibido el PRD en las últimas dos semanas

Por Juan Carlos Rodríguez Terrazas/MetroNoticias

Reynosa, Tam.- Al recibir la décima denuncia contra los abusos que está consumando la Comisión Federal de Electricidad contra los usuarios que tiene en el Distrito Reynosa, el Comité Municipal del partido de la Revolución Democrática, determinó la integración del “Buró de Defensa de Ciudadanos Contra Abusos de la CFE”.

La conferencia de prensa de esta mañana, dada por el dirigente perredista José Alfredo Castro Olguín, versó sobre el tema, al señalar que en las ultimas dos semanas han menudeado los “ajustes de cuentas” de la dependencia paraestatal en perjuicio de los usuarios mas necesitados de la población.

En la reunión con los periodistas estuvo presente el señor Onésimo Ramírez, que en representación de los intereses de su hija y su yerno el señor Salvador Zavala, domiciliados en Circuito B 1210 de la colonia Benito Juárez, expuso su situación.

Indicó que la semana anterior le llego una notificación de multa de la CFE por el orden de 6,400 pesos que deberá pagar en un lapso no mayor a 10 días hábiles, por supuesto “disco atorado”, un término nada técnico en los anales de la medición del servicio de energía eléctrico que ni siquiera se consigna en la Ley Federal de prestación de este servicio.

Presuntamente se trata de un rezago en pagos que el usuario acumuló en dos años de que prevalecía el desperfecto en su medidor.

Salvador Zavala, hizo saber que de la fecha de la supuesta anormalidad hasta hoy jamás dejó de pagar sus recibos que en ocasiones llegaron muy alterados y en otras ocasiones con regular medición.

La semana anterior, sin previo aviso, inspectores de CFE arribaron a su casa para retirar el medidor del servicio e instalar un medidor digitalizado.

Sin notificarle se llevaron el viejo artefacto y luego determinaron que éste tenía el disco “atorado” y que en consecuencia le habían promediado la medición que dejó de hacer durante ese lapso, debiendo la cantidad ya señalada.

Al considerar que es inadecuada la presionada forma de cobro que utiliza la paraestatal y como única medida de apoyo con el que ahora cuenta la sociedad, el usuario determinó acudir en demanda del auxilio del PRD, cuyo dirigente le informó que demandarán el ”Recurso de Reconsideración” para que la CFE les haga el ajuste correspondiente.

Castro Olguín por su parte y luego de dar a conocer asuntos que se presentaron con antelación a este ultimo, dijo que en la sesión de ayer, se acordó la integración del Buró de Defensa de Ciudadanos Contra Abusos de la CFE, que será presidido por el activista Antonio Méndez Lara, quien se comprometió a actuar gratuitamente en la asesoría de los casos que se presenten a través de este instituto político.

Fuente

Se manifiestan organizaciones en apoyo al SME

Redacción/Quadratín

14.08.2011 13:38


MORELIA, Mich., 14 de agosto de 2011.- Con la intención de dejar claro el apoyo y respaldo a los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), este domingo se manifestaron representantes de más de 33 organizaciones sociales y populares en el estado, quienes además advirtieron que acompañarán a los electricistas activamente en su lucha hasta las últimas consecuencias.

Fue en punto de las 11:00 horas de hoy cuando los manifestantes partieron de la fuente de Las Tarascas para arribar a Palacio de Gobierno, no sin antes hacer una parada en las afueras del Congreso del Estado, ya en el lugar, los integrantes de diferentes organizaciones sociales aglutinadas en la Asamblea Estatal de la Resistencia Popular (AERP) realizaron un mitin informativo acerca del por qué del apoyo a los electricistas.

A decir de Indilberto Orcino Ramos, Secretario Técnico F de la Sección XVIII del SNTE, “la movilización consiste en el respaldo y apoyo a los compañeros del SME que han sufrido doble golpe, primero con el despido masivo injustificado y ahora las órdenes de aprehensión, sin tomar en cuenta las campañas de desprestigio y falsedades que se han desplegado en su contra”, por lo que dicha movilización se realizó simultáneamente en más de 8 estados del país, entre los que se encuentran Toluca, Puebla y Morelos, entre otros.

“En Michoacán queremos dejar el mensaje de que estamos en apoyo a los compañeros electricistas con esta actividad, en el transcurso de los días se podrían ir radicalizando estas acciones, ya que aunque hoy solo realizaremos esta marcha, durante la siguiente semana valorarán nuevas acciones”, aseveró el sindicalista tras detallar que en el Distrito Federal se realizó una movilización parecida.


Fuente

Marchan Organizaciones Sociales de Michoacán en apoyo al SME

Benjamín Álvarez Mendoza
Domingo 14 de Agosto de 2011

Morelia, Michoacán.- Poco más de un centenar de representantes de organizaciones sociales y sindicales de la Asamblea Estatal de Resistencia Popular (AERP) se movilizó alrededor de las 11:30 horas en la Fuente de las Tarascas a las afueras de Palacio de Gobierno donde realizan un mitin en apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Durante la movilización las poco más de 100 personas que acudieron bloquearon el acceso vehicular en la Avenida Madero, con pretexto de apoyo al SME luego de que el gobierno federal clausurara la Empresa Luz y Fuerza del Centro hace tres años y que desató la inconformidad del gremio de electricistas quienes desde entonces se han manifestado.

De igual manera la movilización efectuada el día de hoy, a la cual llamó el movimiento del poeta Javier Sicilia por que se llevará cabo en todas las entidades federativas del país, se debe a que el gobierno federal giró tres órdenes de aprehensión contra el titular del SME, el secretario del Trabajo y el apoderado legal por presuntos desvíos de recursos económicos.

En relación a ello los representantes de las organizaciones sociales y sindicales que participaron hoy en la marcha exhortaron al gobierno federal detener las órdenes de aprehensión contra los líderes del SME, así como la recientemente aprobada Ley de Seguridad y la Ley del Trabajo que se encuentra en discusión en el Congreso de la Unión.

En entrevista con Indilberto Orcino Ramos, secretario técnico de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, informó que en el transcurso de esta semana el magisterio michoacano, así como las organizaciones civiles de la AERP realizaran una serie de foros y actividades, en las que se contempla la posibilidad de tomas de dependencias de gobierno tanto en la entidad como en el Distrito Federal, así como movilizaciones que se llevarán a cabo la próxima semana.

Fuente

Habrá colapso por las pensiones en 2015, alerta análisis del PRI en el Senado

# El Universal
# 15-Agosto-2011

Podrían acabarse las reservas para pagar a jubilados; el país ya tiene un déficit que equivale a 88% del presupuesto para este año

México, DF.- El sistema de pensiones y jubilaciones del país está a cuatro años del colapso.

Los análisis en los que se basa el PRI en el Senado para hacer una propuesta de reforma en este tema asientan que, de no modificar la situación, en 2015 se acabarán las reservas para estos pagos.

En el estudio —fundamentado en análisis actuariales de lasdependencias— se detalla que el actual sistema excluye a dos terceras partes de los trabajadores e implica compromisos económicos federales y estatales por tres billones 25 mil millones de pesos, equivalentes a 88% del presupuesto para este año, que asciende a 3.4 billones.

Tan sólo las entidades federativas tienen un déficit por 1.3 billones de pesos, más 677 mil 109 millones de pesos de Pemex y otros 694 mil 900 millones del IMSS, a los cuales deben sumarse los de la CFE, por 274 mil 429 millones.

Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los senadores priistas, explicó que su bancada analizará dos propuestas, una para evitar que los fondos del IMSS se usen para tapar los huecos y otra que busca evitar los problemas por la baja cantidad de trabajadores con acceso a una pensión.

Avizoran en 4 años colapso en pensiones

El sistema de pensiones y jubilaciones del país se colapsará en cuatro años, pues además de excluir a dos terceras partes de los trabajadores, sus compromisos económicos a escalas federal y estatal llegan a 3.025 billones de pesos, equivalentes a 88.9% del presupuesto total para este año, el cual asciende a 3.4 billones de pesos

Así lo establecen los análisis sobre los cuales el PRI en el Senado de la República construye una propuesta para mejorar el sistema de pensiones y jubilaciones, el cual prevé vivirá un momento crítico en 2015, cuando se acaben las reservas para su pago.

De acuerdo con la información de los análisis, tan sólo las entidades federativas tienen un déficit por 1.3 billones de pesos, más 677 mil 109 millones de pesos de Petróleos Mexicanos y otros 694 mil 900 millones de pesos del IMSS, a los cuales todavía deben sumarse los de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por 274 mil 429 millones de pesos.

Entre los focos rojos que se observan está el propio Pemex, así como los sistemas pensionarios de las universidades públicas del país, que llegan a 449 mil 500 millones de pesos, según los estudios actuariales de la Secretaría de Educación Pública federal.

Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los senadores del PRI, confirmó que los legisladores de ese partido analizarán dos propuestas relacionadas con el sistema de pensiones.

Por un lado, “una fórmula para que no aparezca nuevamente la solicitud del gobierno de volver a usar los fondos de los trabajadores en el Seguro Social, para cubrir los huecos que irresponsablemente se han ido generando en el pasado, y que tienen en crisis financiera a esa noble institución que nosotros deseamos conservar”.

Y la otra se refiere a este “estudio detallado de los graves problemas que aparecerán en el futuro para los trabajadores que no tienen garantía en sus pensiones.

“Creemos que en los próximos 25 años, tendremos fuera del mercado laboral a millones de mexicanos, que solamente en 20% tendrán cobertura de pensiones y otro 80% quedará lamentablemente a la deriva. Esto no lo debe permitir el Estado”, advirtió Beltrones Rivera.

De acuerdo con la información confirmada por Excélsior, es el senador Francisco Labastida Ochoa, también del PRI, el encargado de desarrollar el estudio y la propuesta que discutirán los senadores de ese partido la penúltima semana de este mes, con el fin de presentar la iniciativa formal en el siguiente periodo ordinario de sesiones, a inaugurarse el 1 de septiembre.

En el análisis, los priistas hacer ver que en la actualidad, solamente 20% de los trabajadores tienen un sistema de pensiones formal y que sólo una tercera parte de los trabajadores actuales tienen la posibilidad de obtener una pensión, al inscribirse a alguno de los sistemas.

Así, los priistas detectaron que la mayoría de los adultos mayores están condenados a vivir sin pensión, y en función del crecimiento de la población mayor, es evidente que este problema escalará niveles de gravedad en el mediano plazo.

Los análisis dejan ver que los sistemas de pensiones en el país carecen de mecanismos que les permitan fondearse de manera suficiente, y el riesgo de que llegue un momento en que el erario no logre cubrir estos fondos es real; incluso el cálculo es que hacia 2014 está previsto el fondeo, pero hacia 2015 la situación puede llegar a niveles de colapso.

Hace ver que aun cuando se han creado diferentes mecanismos para evitar, precisamente, que los fondos de pensiones se quede sin recursos, lo cierto es que el crecimiento en la población que se pensiona o jubila ha sido mayor al aumento de las reservas para enfrentar la demanda económica que implica el hecho de que en algunos casos el número de jubilados es casi de uno a cuatro frente a los trabajadores en activo.

La información que tienen los priistas —las cuales se basan en información oficial de calificadoras internacionales y de los estudios actuariales de las propias dependencias federales y estatales— es que el pasivo laboral asciende a tres billones 25 mil 155 millones 500 mil pesos, que es prácticamente el tamaño de todo el Presupuesto de Egresos de este año, lo cual permite dimensionar la gravedad del problema que puede estallar en sólo cuatro años más.

Admiten que el IMSS tiene “problemón”

Anoche, en los Diálogos Ciudadanos, el presidente Felipe Calderón hizo referencia al grave problema de pensiones que enfrenta el IMSS, aunque no dio cifras.

“¿Por qué razón no había plazas nuevas (en el IMSS)? porque cada plaza de doctor o enfermera le salían carísimo al Seguro Social.

“Ahorita el Seguro Social tiene un problemón de pensiones enorme; es decir, dentro de poco va a gastar más en pensiones que en darle atención médica a los 43 millones de beneficiarios.

“Hicimos un acuerdo con el sindicato para que los nuevos trabajadores, médicos y enfermeras, no entraran a ese sistema que lo estaba asfixiando. Entran con ahorro individual, que ya no representa una carga tan severa al Seguro Social.”


Fuente

Aprueban leyes para uso de fuerza pública

Misael Sánchez

[08:26] A petición del Poder Ejecutivo la Cámara de Diputados autorizó a las corporaciones de seguridad pública la utilización de pistolas noqueadoras, dispositivos eléctricos, bastones policiales y esposas de sujeción de muñecas o tobillos para garantizar el Estado de Derecho en Oaxaca.
Al aprobarse la Ley que Regula el Uso de la Fuerza por los Integrantes de las Instituciones de Seguridad Pública del Estado, se estableció que antes de la utilización de medidas que requieren mayor fuerza o el uso de armas intermedias y de fuego, se aplicarán técnicas de disuasión y negociación.
Y es que de acuerdo con las comisiones de Administración de Justicia y Protección Ciudadana la ausencia de una normatividad en materia de uso de la fuerza por parte de los integrantes de las Instituciones de Seguridad Pública, es particularmente crítica con relación a la capacidad de usar la fuerza, deficiencia que se traduce en violencia, pues al carecer de un fundamento legal para su regulación del uso de la fuerza y de las armas de fuego, pareciera que es irrelevante clasificar las conductas de los responsables de brindar la fuerza pública, lo que puede provocar afectación a los derechos humanos.
En la iniciativa se establece que la actuación de los cuerpos de seguridad pública no es ajena al Estado de derecho.
Sin embargo, señala que cuando se despliega la fuerza pública, ésta debe sujetarse a principios y normas para regular su actuación, incluso en aquellos casos en los que las autoridades intervienen para restablecer el orden público. De lo contrario, las acciones gubernamentales podrían configurar un uso excesivo e ilegítimo de la fuerza pública.
También apunta que a pesar de ser la defensa del orden público una función del Estado, que implica la posibilidad de hacer cumplir las disposiciones que regulan la conducta de los gobernados, incluso a través del uso de la fuerza, esta no ha sido debidamente regulada, lo que ha ocasionado abusos en el ejercicio de dicha facultad y ha derivado en violaciones a los derechos humanos por parte de los miembros de las Instituciones de Seguridad Pública.
Asimismo se enfatiza que en todo régimen democrático, sólo es aceptable el uso de la fuerza por las Instituciones de Seguridad Pública, en circunstancias especiales y de forma proporcional a los niveles de resistencia de las personas que resisten el acto de autoridad y con respeto a los derechos humanos, el criterio para ello debe ser la excepcionalidad, asumiéndose por esto el uso de la fuerza cuando sea estrictamente necesario y en la medida en que lo requiera el desempeño de las funciones preventivas, de seguridad pública y procuración de justicia, en su caso.

Fuente

PAN va rezagado, le urge correr: Fox

Por Agencia el Universal | El Universal

Roberto Rock L.

SAN CRISTÓBAL, Gto., agosto 15 (EL UNIVERSAL).—

Hay quien se refiere a este lugar como la “República Fox”, un viejo casco de hacienda con casi dos siglos de antigüedad. Entre sus columnas y estancias era criado a finales del siglo XIX, un hato ganadero bajo la mirada de José Luis Fox Flach. En los últimos años, su nieto, de nombre Vicente, ha hecho construir en el interior del antiguo rancho un complejo arquitectónico estilo minimalista, con inversiones por más de 250 millones de pesos, para albergar la memoria de un sexenio y las obsesiones de un hombre al que, no hay remedio, le corresponderá un lugar especial en la historia de México.

Aquel rancho vio crecer a los ocho hijos de José Luis Fox Pont, originario de León —cabecera municipal de esta comunidad—, y de Mercedes Quesada Etxaide, de San Sebastián, España. Lo que fueron las habitaciones de doña Mercedes —fallecida en 2006, a finales de la Presidencia de su hijo Vicente— dejaron su sitio a un restaurante. Los hermanos Fox acordaron ceder su parte del inmueble a este recinto, inspirado en la costumbre estadounidense de crear un museo —“bibliotecas”, les llaman— para cada ex presidente. De hecho, muchos detalles en el diseño del Centro Fox dan cuenta de visitas de su promotor al Centro Carter, en Atlanta.

Como en toda república que se precie, en el Centro Fox hay elecciones cotidianamente y un parlamento que debate asuntos clave, pero los actores son niños de todas las regiones de Guanajuato, y más allá. La mayoría, de origen humilde. La mayoría, también, más hábiles que sus mayores para definir acuerdos, como aprobar leyes e incluso elegir presidente o presidenta, sin recuentos ni plantones.

Cada día de escuela, y aun en vacaciones, cientos de niños y niñas recorren salones, revisan vitrinas con medallas, collares, fotos y pergaminos donde su anfitrión es el personaje central; contemplan mantas con las frases del hombre de la “V” de la victoria junto a las de líderes como Mandela, Teresa de Calcuta o Martin Luther King. Atienden videos interactivos que buscan orientarlos sobre los caminos de la vida, acaso inspirarlos para descubrir dentro de ellos a un líder como el que tienen frente a sí, al que se topan por los pasillos y quien les llama “chiquillos” y “chiquillas”.

Réplica de la oficina presidencial

El plato fuerte del recorrido es la visita a la réplica de la oficina presidencial, aquella que Vicente Fox mandó a acondicionar en Los Pinos luego de transformar en oficinas ejecutivas la casa Miguel Alemán, que por casi medio siglo acogió a la familia de los mandatarios. Es muy probable que Alemán Valdés nunca haya imaginado que uno de sus sucesores (2000-2006) habitaría con su esposa un galpón de vigilantes acondicionado como “cabaña”. Pero aquí está la réplica de la oficina, con casi todos sus detalles: la silla de montar, el retrato con Marta, su esposa; la pequeña escultura con la efigie de su padre político, Manuel J. Clouthier. La sencilla mesa de juntas frente al ventanal que mira justo hacia el busto de Juárez, en los jardines de la residencia oficial... Los niños juguetean, se sientan al escritorio y se toman fotos. Difícilmente descubrirán que el retrato enmarcado frente a ellos hace imposible la plena fidelidad del montaje: una imagen oficial del actual presidente, Felipe Calderón Hinojosa.

Pero el Centro Fox no es sólo escenario para recorridos escolares. Es sede de visitas de personajes de diverso signo, lo que va desde artistas que ofrecen espectáculos para recaudar fondos, que políticos de diverso signo. Uno de ellos, hace pocos meses, el priísta Enrique Peña Nieto.

Fue en este centro, bajo una arcada colonial al aire libre, con el acoso de los mosquitos del verano, donde se desarrolló la conversación de Vicente Fox con EL UNIVERSAL. Un resumen de la misma:

Usted ha hecho diversos pronunciamientos en foros académicos y entrevistas, pero su implicación es inevitablemente política, siendo usted un ex presidente y un militante connotado. ¿Cuál cree que es la lectura que hacen sus correligionarios panistas cuando usted dice que el PRI y Enrique Peña Nieto se han adelantado en la contienda por el 2012?

Para ellos, mi mensaje es: Llegó el momento de ponerse las pilas, de echarnos a trabajar y a nadar, porque las encuestas en este momento marcan que estamos muy rezagados. Si ante esa realidad se concluye que la estrategia debe ser que no se haga visible nuestro rezago para que todo mundo mantenga el entusiasmo, yo creo que es la estrategia del avestruz o de tapar el sol con un dedo.

A mí me parece que es mucho mejor reconocer la desventaja en la que estamos y actuar en consecuencia; ese es mi mensaje número uno. Mi mensaje número dos es más complicado: Tengo la convicción, y la debemos tener todos los mexicanos, de que realmente vivimos en una verdadera democracia. Si aceptamos ese principio, debemos aceptar que democracia es alternancia.

Establezco que hoy el PAN aparenta una desventaja, sin embargo, para un alma grande, para alguien dispuesto a entregarse, alguien que ejerza un liderazgo excepcional, alguien que tenga y proponga ideas nuevas, un año es sobradamente tiempo para ganar. Entonces no es reconocer una derrota de antemano, para nada, ni es reconocer que el otro ya la tiene ganada. Un buen estratega en una carrera de cien metros tiene que decidir cuándo va atrás, dónde se pasa al frente, dónde se lanza al fondo, dónde cierra fuerte; eso es lo que yo estoy llamando a que hagamos.

El partido tiene todo para hacer eso, los líderes ahí están, lo que yo estoy diciendo es: Si traes tal bagaje como partido de sabiduría, de valores, de capacidad política, de estructura orgánica y todo eso, suelta las riendas y échate al caballo, échate a correr. ¿Para qué lo estás entrenando y reteniendo? Si los candidatos traen madera y probada experiencia, ¿para qué seguimos en esa estrategia semioculta?

Crecimiento económico

Hay dos lastres para esa estrategia, que empezaron a ser enfrentados desde su gobierno. El primero, el tema económico, el bajo crecimiento. Los gobiernos del PAN han estado acompañados por bajas tasas de crecimiento económico y de empleo...

El indicador de crecimiento no es todo, realmente el indicador de crecimiento es un indicador de acciones, el indicador final es si estás llevando desarrollo a las personas y que alcancen un estatus de clase media, si estás reduciendo considerablemente la pobreza y ampliando las oportunidades para todos. En eso, que es el indicador de fondo. No es poca cosa reducir 33% la pobreza, entonces no hay tal de que los gobiernos del PAN no saben vencer la pobreza, claro que sí supimos hacerlo y se redujo considerablemente.

Pero el PIB apenas si ha crecido...

Yo te digo que lo más importante es reducir el número de familias en pobreza, y se logró. Es más importante que más familias tengan más hogares, y se logró. Es más importante que las familias tengan seguridad social, y se logró con creces con el seguro popular. ¿Qué más le puedes ofrecer a una persona: educación, salud, ingreso, empleo y oportunidades? Eso es mucho más valioso que el crecimiento económico.

El otro tema es el de la inseguridad pública. ¿Cuál fue su estrategia al frente del gobierno y cómo percibe la evolución del problema?

Ciertamente ha habido un crecimiento: en mi sexenio se contuvo ese crecimiento. En mis tiempos el número de delitos era de 9 por cada 10 mil habitantes, hoy andamos en 18 no sé cuántos, pero el verdadero indicador al final es el de que la gente pueda vivir con tranquilidad, que no pierda su esperanza, que sienta que vamos caminando hacia más, hacia más y hacia más. No se trata de una guerra y cuántos muertos más hay, se trata de cuánta más paz, cuánta más armonía, cuánta más tranquilidad hay en el país. Estamos en una situación complicada con alta visibilidad del número de crímenes y de alto contenido de sangre, de violencia extrema. Pero nuestro país no es diferente a cualquier otro, yo pienso en el presidente Obama: en Estados Unidos hay mucho más consumo de droga que aquí, mucho más lavado de dinero que aquí. Y sin embargo ahí nadie trae una cruzada para cambiar esa situación.

Ante el nuevo proceso electoral tenemos que avanzar con nuevas ideas y en varios frentes. Recapacitar sobre las oportunidades para los jóvenes y para los ciudadanos. La carencia de oportunidades los orilla a ir a terminar en la migración o en el crimen. Necesitamos como gobierno atender ese flanco de oportunidades.

Usar al Ejército no es la solución

Me parece que la idea ya tiene que concretarse: hay o no una policía nacional o estatal, o nos seguimos con la que tenemos, le volvemos a dar el respeto y la dignidad que merecen los policías municipales, volvemos a trabajar en tener esos 350 mil integrantes de las fuerzas policiacas en los tres niveles, gente en verdad trabajando para dar seguridad en las calles a las familias. Desde mi punto de vista muy personal, es hora de retirar al Ejército; se debió haber hecho desde hace tiempo. (La participación de las Fuerzas Armadas) no creo que sea la solución, violencia no resuelve violencia. Me parece que sólo está creando más violencia, está proliferando la violación a derechos humanos, la violación al debido proceso jurídico. Con esa participación del Ejército en una tarea que no le corresponde estamos poniendo en riesgo la imagen sólida del propio Ejército mexicano. Esa es una acción que a mí me parece ya hay que poner en marcha. La otra, la más importante de la legalización de la droga, y para mí éste es el encabezado de esta conversación.

Yo creo que ahí está el meollo del asunto y ciertamente en ese tema la sociedad está dividida; las mamás dicen: “No, por Dios, que mi hijo no tenga acceso a drogas”. Pero hay que preguntar a esa mamá: “Oye, cómo educaste a tu hijo, que no puede él cuidar su propia salud, que no es un ciudadano responsable, no puede ejercer su libertad con responsabilidad y dejar de consumir drogas, no importa que sean legales o ilegales”. Segundo, ¿por qué estamos todos aquí pidiéndole al gobierno que ponga a nuestros hijos en una caja de cristal y que les impida tener acceso a las drogas? Eso nunca lo va a lograr el gobierno, la droga va a seguir circulando, ¿por qué el alcohol sí está autorizado y mueren más personas por consumo de alcohol? ¿Por qué el cigarro está permitido y mueren más personas por exceso de fumar que por la droga?

¿Por qué durante su gestión no se avanzó en el tema de la legalización?

Porque no teníamos el problema que tenemos hoy. Uno atiende los problemas, no los busca; uno no va a buscarlos a ver de dónde salen.

Creo que no hay que comparar a los gobiernos, a cada quien nos tocan la circunstancias y hay que enfrentarlas. A mí me tocó López Obrador enfrente, ¡qué piedra más grande en el zapato! López Obrador con toda su rebeldía, con todo su desprecio por las instituciones, con todas sus violaciones flagrantes de la ley, como lo de El Encino y demás. Yo lidié con eso, ante la opinión pública tuve mis detractores y mis apoyadores, en los medios de comunicación se dio amplísimo debate. Cuando el primer año me viene una crisis económica fuerte, cuando cayó la economía de 7% que estaba con Zedillo a cero de crecimiento conmigo, hubo que enfrentar eso. Creo que cada quien debe enfrentar eso. Y creo que el Presidente de la República (Felipe Calderón) lo está haciendo; al final el ciudadano está esperando resultados y esa es la tarea de un gobernante, trabajar en eso.

“Mi relación con FCH, buena”

Se reunió en semanas recientes con Felipe Calderón. ¿Cómo es el diálogo entre ustedes; existen consultas o de qué tipo es su comunicación?

No es para nada en el contexto de que hagamos análisis de problemas concretos, ya sea porque él tuviera interés en oír mi opinión o yo tuviera curiosidad de ver qué plan tiene él. No, simple y sencillamente hay una buena relación que ambos mantenemos. Sé que yo he sido claridoso, porque hoy mi tarea es esa, y yo sé que la gente dirá es que no me pueden ver más que como panista. Bueno, está bien, es así, soy panista, quiero mucho a mi partido, lo quiero ver gobernando, lo quiero ver resolviendo los problemas de la pobreza, abriendo oportunidades para los ciudadanos.

¿En la reunión que tuvieron sintió una incomodidad por parte del presidente Calderón con algún pronunciamiento suyo?

No, jamás me ha hecho un señalamiento, ha respetado mi libertad de expresarme. Nos hemos podido reunir, platicar tranquilos y a gusto.

Hace unos días usted dijo en entrevista que no importa quién gobierne, si el PRI o el PAN, mientras que se hagan los cambios necesarios. Y aseguró que México ya vive una generación que creció en democracia, en la que incluyó al gobernador mexiquense priísta Enrique Peña Nieto.

De lo que dije, lo más importante, lo más profundo, fue: señores, nos echamos 71 años tragando camote al son del director en turno, que nos impuso las reglas, que controló la sociedad, que impuso sindicatos, que dominó toda la escena nacional. Cuando en toda América Latina entró un frenesí, una oleada democrática devastadora, las cosas empezaron a caminar mucho mejor; entonces, cuidemos mucho nuestra democracia. En ese sentido, yo digo que México ya no nos quedamos en el pasado, ya somos democráticos. Ahora existe, hay la obligación de cualquier candidato y de cualquier partido de estarse reoxigenando, renovando, estar muy cercano a la ciudadanía, estar trabajando sobre proyectos de nación, sobre ideas a proponer en la siguiente campaña.

En 2012 cualquiera puede ganar, cualquiera debe poder ganar. Yo creo que el 2012 se lo va a llevar el que traiga tres ideas concretas —y las puede traer el PAN, el PRD o el PRI—. Tres ideas concretas que muevan a la sociedad mexicana a renovar su esperanza, a renovar su energía, a renovar su unidad. Esa es la gran oportunidad que nos ofrece la democracia en cada proceso electoral, el entrar al debate, el entrar con nuevas ideas, el aportar nuevos proyectos.

Pero hemos destruido nuestro sistema político, lo hemos hecho pedazos, digo nuestra democracia ganada a pulso. Los legisladores. Bueno, reforma electoral que hicieron en cabeza de quién cabe, que hoy todo mundo se tiene que callar, que nadie puede opinar, que el que quiere ser candidato no lo puede decir, que el que aspira a ser presidente se tiene que quedar callado, que los medios de comunicación no pueden esto, no pueden a, b, c; de dónde sale todo esto. Y por eso no salen las ideas nuevas, por este sistema represivo que hemos creado con la ley electoral, me parece aberrante esa cosa y ojalá alguien la eche por tierra.

Yo por eso creo que los diputados deben tener mejor ocupación que estar inventando leyes a como se les ocurre, no necesitamos 500 cuates ahí pagados tan soberbiamente para estar sacando esas leyes. Dónde está la reforma en Pemex y en energía, esa sí es necesaria, dónde está la reforma fiscal que urge a este país, esa sí es necesaria, y todo mundo está viendo que ya estamos llegando al límite del precipicio, ya todo mundo vemos que ya no hay petróleo en México, ya todo mundo vemos que el país ya no tiene dinero para seguir construyendo universidades y escuelas, pero siguen bloqueadas las verdaderas reformas.

Creo entender que usted percibe en el PRI un talante democrático consumado. ¿Usted ve en el PRI una convicción democrática?

Tuve relación con muchos priístas como presidente de la República, y sigo en relación con muchos de ellos, como presidente del Centro Fox, igual que con los del PAN y con los del PRD. Y ciertamente, creo que la esencia democrática ganada en el 2000, la libertad ganada en el 2000, ha hecho su efecto. Hoy no se piensa igual que antes en ninguno de los partidos políticos, creo que se están acabando los cacicazgos, los liderazgos fuertes.

Fuente