miércoles, 24 de agosto de 2011

Descanse en Paz Jack Layton, líder del Partido Nuevo Democrático de Canadá

Ya Basta! al Alza de Tarifas de Energia Electrica



La intervención va

Carlos Fazio

La confirmación, por conducto de The New York Times, de que grupos de tarea del Pentágono, de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de otras dependencias del área de seguridad estadunidense –junto con mercenarios subcontratados bajo el disfraz de "contratistas privados"– operan directamente en territorio nacional al margen de la Constitución Política Mexicana ha convertido al país en la república bananera más grande de Centroamérica.

Según la versión del 7 de agosto en el rotativo neoyorquino, un equipo de 24 agentes de la CIA, la DEA y militares "jubilados" del Comando Norte del Pentágono estarían dirigiendo labores de inteligencia (y de espionaje político sobre determinados objetivos, incluidas las misiones diplomáticas acreditadas en México) desde un "centro de fusión" binacional instalado en una base militar en la región norte del país, que el diario no identificó, pero que podría estar ubicada en la sede del 22 batallón de infantería de la séptima zona militar en Escobedo, Nuevo León.

Similar a los que Estados Unidos instaló en Colombia, Afganistán e Irak para vigilar y atacar a grupos insurgentes, el nuevo puesto de inteligencia –que se suma a tres similares ubicados en Reforma 265 (Distrito Federal), Tijuana y Ciudad Juárez– opera con tecnología de punta que permite interceptar comunicaciones confidenciales y codificadas, bajo estricto control de personal estadunidense. La información complementará la que recaban por todo el territorio nacional un millar y medio de agentes estadunidenses, y la suministrada por aviones espías no tripulados (drones) que sobrevuelan el espacio aéreo mexicano.

El reportaje destacaba, además, que Washington planea insertar un equipo de "contratistas privados" de seguridad estadunidenses (ex agentes de la CIA, la DEA y de las fuerzas especiales del Pentágono) para que brinden "capacitación" dentro de una unidad policiaca antinarcóticos mexicana especializada, no identificada.

La subcontratación de los llamados "perros de guerra" por el Pentágono y el Departamento de Estado, para que realicen tareas de espionaje y otras propias de la guerra sucia, comenzó en México antes de la firma de la carta de intención secreta (septiembre de 2007) que oficializó la Iniciativa Mérida.

Como se reveló en febrero de ese año, la empresa Verint Technology Inc instaló un sofisticado centro de intercepción de comunicaciones en la sede de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). Después se supo que la empresa SY Coleman Corporation, con sede en Arlington, Virginia, estaba reclutando mercenarios para ocupar puestos de vigilancia aérea en Veracruz, para proteger instalaciones de Pemex. Ambas informaciones fueron puestas bajo reserva por razones de seguridad nacional. Con posterioridad, diversas informaciones dieron cuenta de la presencia en México de la firma Blackwater (o Xe Services), una de las favoritas del Pentágono para la mercenarización de conflictos.

El 17 de agosto, en Ciudad Juárez, William Brownsfield, secretario asistente para la Oficina de Narcóticos y Procuraduría de Justicia Internacional de Estados Unidos, declaró que su gobierno capacitará y equipará policías municipales, estatales y federales mexicanos, dentro de la "nueva estrategia" de la Iniciativa Mérida. Según Brownfield, los policías mexicanos serán entrenados en el territorio nacional por agentes del condado Webb, en Texas.

La "nueva etapa" de la Iniciativa Mérida coincidirá con la llegada al país del embajador estadunidense Earl Anthony Wayne. El relevista de Carlos Pascual es un diplomático de carrera pragmático, experto en terrorismo, contrainsurgencia y energía. Su misión más reciente fue en Kabul, Afganistán, país al que la comunidad de inteligencia y el Pentágono en Washington identificaron en enero-febrero de 2009, junto con México, como un Estado fallido a punto de colapsar, situación que "justificaba" la intervención militar estadunidense.

En mayo siguiente, en Washington DC, generales del Pentágono revelaron a un grupo de empresarios y líderes políticos de Florida que soldados del Grupo Séptimo de Fuerzas Especiales (boinas verdes) venían actuando en México desde 2006, bajo la cobertura de misiones antinarcóticos.

Wayne se apoyará en el segundo hombre de la embajada, John Feeley, el ex marine que sobrevivió al affaire Calderón-Pascual, pese a haber sido exhibido por las filtraciones de Wikileaks publicadas en La Jornada. Otra pieza clave en la "transición" será el ex militar Keith W. Mines, quien estuvo en Irak y fungió luego como director de la Sección Antinarcóticos de la misión diplomática en México.

Mines monitoreará la Academia Nacional de Formación y Desarrollo Policial Puebla-Iniciativa Mérida, que se construye en Amozoc, y que ha sido publicitada como "la primera del mundo en su tipo". Según Ardelio Vargas Fosado, actual secretario de seguridad pública en Puebla y viejo amigo de Washington, la "academia" alojará al consejo de coordinación regional de las policías municipales y estatales, y servirá para el intercambio de información policial preventiva, reactiva y proactiva. ¿Será la sede antinarcóticos a la que llegarán los mercenarios que, según The New York Times, "capacitarán" a policías mexicanos?

En el contexto de la Iniciativa Mérida, los "asesores de inteligencia" estadunidenses recolectan información estratégica en tiempo real, guían y participan de manera encubierta en operaciones tácticas, entrenan a oficiales locales en áreas de análisis, interrogatorio e inteligencia técnica. Debido a la asimetría de poder que existe en la "colaboración bilateral" en materia de seguridad entre Estados Unidos y México, sumada a la debilidad institucional mexicana y al acendrado cipayismo de Felipe Calderón, la situación derivará en lo que ya John Saxe-Fernández advirtió en estas páginas, a saber, "la transición de nación soberana a protectorado bajo la Homeland Security".

Fuente

“El SME esta de pie, de frente y con mucha dignidad”.

Llama Gobernación al SME a negociar; quieren la plaza para festejos: Esparza

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Miércoles 24 de agosto de 2011, p. 42

La Secretaría de Gobernación llamó ayer a los dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) a "sentarse a negociar", y mandó el mensaje a la asamblea extraordinaria que realizó el gremio en el Zócalo capitalino, donde los trabajadores en resistencia mantienen un plantón indefinido desde hace medio año. El líder de la organización, Martín Esparza, pidió al pleno que lo mandatara para iniciar este diálogo y propuso que éste fuera "abierto".

El dirigente dijo que la forma de resolver el conflicto la tienen en la mesa los funcionarios de esta dependencia o los legisladores;, y también "está en las manos del que quiere dar el Grito el próximo 15 de septiembre en esta plaza: que nos regrese nuestro empleo", dijo en alusión al presidente Felipe Calderón y a los intentos de funcionarios de su gabinete, que quieren la plancha capitalina libre para la celebración del acto de Independencia.

Miles de integrantes del SME realizaron ayer una asamblea general extraordinaria en el Zócalo, el cual abarrotaron. Ahí, Esparza anunció a los agremiados: "hace unas horas recibí una llamada de Gobernación para empezar a negociar y he sido claro con los funcionarios, al señalarles que esta asamblea me tiene que mandatar y tiene que discutir el mecanismo para ir a esa mesa".

No obstante, señaló que la dependencia ya conoce las propuestas del sindicato para resolver de fondo el conflicto, las cuales son: que les regresen su empleo; la libertad de los presos políticos del sindicato; la entrega de sus cuotas sindicales y la toma de nota para los 26 miembros del comité ejecutivo.

En el acto, los integrantes del SME dejaron claro que no van a dejar la plancha capitalina hasta que les regresen su trabajo. El Frente de Usuarios de la Energía Eléctrica anunció que a partir de ayer bloques de consumidores engrosarán el plantón, y la Francisco Villa Independiente les manifestó que los respaldarán, mientras los "presos políticos", en voz de Miguel Márquez, preso en el Cereso de Puebla, y Gilberto Burgos –vocero de los encarcelados en el Reclusorio Oriente–, pidieron a sus compañeros que no se paren del Zócalo.

Humberto Montes de Oca, secretario del exterior, aseguró: "De aquí no nos vamos a ir sin una solución. Hay quienes piensan que el sindicato podía haber desaparecido, pero la estrategia de extinción del SME fracasó."

Dijo que este sindicato quiere la plaza para lograr una solución, mientras el gobierno la quiere para "simular patriotismo"; por eso la plancha capitalina está en disputa, y cada parte la tendrá que defender con sus propias razones.

El secretario del trabajo del gremio, Eduardo Bobadilla, planteó que el contrato colectivo del SME no se ha extinguido; está sub júdice, pendiente de resolución judicial, porque hay una demanda interpuesta en este sentido, por lo cual, "con que el Poder Judicial instruya que se restablezca la figura de patrón sustituto para todos los no liquidados; o con que el Congreso de la Unión resuelva la creación de un nuevo organismo público que otorgue el servicio de energía eléctrica a la zona centro del país, para que les regresen su empleo: con cualquiera de estas dos vías nos levantamos".

Fuente

Excellon reconoce a sindicato

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Miércoles 24 de agosto de 2011, p. 42

Trabajadores de la mina La Platosa, municipio de Mapimí, Durango, lograron que la empresa canadiense Excellon de México reconociera al Sindicato Nacional de Mineros como representante laboral del gremio, aceptara la creación de la nueva sección sindical 309 y se comprometiera a firmar un contrato colectivo de trabajo con esta organización.

Estos mineros habían iniciado un paro de labores la semana pasada y decidieron levantarlo luego de los acuerdos logrados con la empresa, la cual se había negado a aceptar la representación legal de dicho sindicato.

Tras llevar a cabo negociaciones, el Sindicato Nacional de Mineros, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, obtuvo el compromiso de la compañía de firmar un nuevo contrato colectivo; las dos partes reconocerían su existencia legal y se establecerían nuevas condiciones laborales.

A finales del año pasado los trabajadores habían decidido constituirse en la sección 309; sin embargo, tras diversos desacuerdos, decidieron irse al paro por la defensa de sus derechos laborales.

Fuente

Cierra fábrica de mezclilla en Coahuila

Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 24 de agosto de 2011, p. 34

Parras de la Fuente, Coah., 23 de agosto. La fábrica de mezclilla La Estrella anunció su cierre y el despido de los 500 empleados, luego de 50 días de huelga sin llegar a un acuerdo con el sindicato para modificar el contrato colectivo de trabajo. La empresa, una de las más importantes de la región, se fundó hace 150 años.

El presidente del consejo de administración de la compañía, José Antonio Rivero Larrea, anunció este martes el fin de sus operaciones. El empresario responsabilizó a los huelguistas del fin de operaciones de la empresa, por negarse a modificar el contrato laboral para hacerla más "competitiva".

Dijo que el encarecimiento de la energía eléctrica y el algodón en los 18 meses recientes hizo incosteable mantener la producción y la planta laboral. Consideró que el contrato laboral era obsoleto y costoso para la compañía, y los obreros se negaban a realizar labores adicionales y a trabajar tiempo extra sin remuneración.

La huelga estalló hace 50 días, después de que la empresa condicionó a los obreros un aumento salarial de 4.5 por ciento a cambio de eliminar las cláusulas contractuales que hacían obligatorio el pago de tiempo extra.

En septiembre de 2006 hubo una huelga en La Estrella pofrque los directivos se negaron a pagar un incremento salarial de 15 por ciento. Los trabajadores finalmente aceptaron un alza de 5 por ciento, pero al reanudar operaciones la compañía despidió a 200 de sus 625 obreros.

Los despedidos desconocieron a Enrique Vitela Solís como secretario general del Sindicato de Obreros Progresistas de La Estrella; en nombre de este organismo, Vitela los denunció y cinco fueron detenidos por orden de un juez, quien los dejó en libertad después de pagar una fianza.

Fuente

Condiciona SME diálogo con Segob; piden sea público

MÉXICO, D.F.(SUN)El dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza Flores, informó que de la Secretaría de Gobernación (Segob) le llamaron para reiniciar el diálogo y la negociación con la finalidad de concretar una solución al conflicto de los electricistas, pero su asistencia la sometió a consideración de la asamblea de esa agrupación, lo cual fue avalado, pero con la condición de que el encuentro deberá ser público, aunque aún no se ha dado fecha.

Durante una asamblea realizada en el Zócalo de la ciudad de México, en donde integrantes del SME mantienen un plantón desde el pasado 3 de marzo, el cual dijeron que no levantarán hasta que se dé una solución, Esparza Flores dijo que de los temas a discutir en la Secretaría de Gobernación deberá ser la reincorporación a su fuente de empleo que perdieron con la extinción de Luz y Fuerza del Centro en agosto del 2009.

Con ello, la liberación de 13 integrantes del sindicato recluidos que consideran como presos políticos y que se otorgue la toma de nota a 26 integrantes del Comité Central y Comisiones Autónomas que fueron elegidos en las recientes votaciones internas.

Martín Esparza sostuvo: "Es claro que la forma de resolver el conflicto ya lo tienen en la mesa los tres poderes del estado", pues explicó que en primer lugar el contrato colectivo del SME no se ha extinguido porque aún existe la materia de trabajo, por lo que el Poder Judicial puede determinar que se restablezca la figura del patrón sustituto.
Por otro lado, continuó, el Congreso de la Unión tiene una iniciativa de ley para crear un organismo público descentralizado a través del cual se realice el trabajo que se hacía con Luz y Fuerza del Centro (LyFC) antes de su extinción. Otra alternativa, dijo, es que el jefe del Ejecutivo federal restablezca esa paraestatal.

"Nos quitaron el pan, nos rompieron nuestra expectativa de vida al dejarnos sin empleo digno, además de que nos han criminalizado, estigmatizado en medios de comunicación y boletinados en dependencias para que no nos den empleo, pero ni lo queremos, porque lo debemos tener en la zona central del país cuando retomemos nuestras fuentes de trabajo que teníamos antes de la ilegal e inconstitucional extinción de Luz y Fuerza del Centro".

En este contexto, insistió en que no se retirarán del Zócalo, aunque haya amenazas de que los desalojarán para que se puedan realizar los actos conmemorativos del aniversario de la Independencia en la Plaza de la Constitución.

Fuente

La última arca de Noé

Luis Hernández Navarro
La Jornada


Un importante sector del movimiento popular mexicano se dispone a botar en las aguas de la política nacional una nueva arca de Noé. El próximo fin de semana efectuará en la ciudad de México el congreso fundacional de una organización política nacional de los trabajadores que buscará sobrevivir al desastre nacional.

El nuevo partido no es un proceso unitario de grupos de izquierda, sino una convergencia de fuerzas populares. Está integrado mayoritariamente por maestros democráticos, trabajadores electricistas del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), grupos de campesinos e indígenas, pequeños núcleos de sindicalistas y defensores del medio ambiente, fogueados en años de luchas de resistencia. Además, incluye en sus filas a militantes de organizaciones revolucionarias de corte trostkista, maoista y leninista, que sobrevivieron al naufragio de la izquierda radical mexicana. Sin embargo, su sello distintivo es su composición popular.

La organización nace con una base social numerosa y con presencia en casi todos los estados de la República. La excepción son entidades como Nuevo León, Baja California Sur y la península de Yucatán. En estados como Michoacán, Zacatecas, Nayarit, San Luis Potosí, Durango, Morelos, Guerrero y Oaxaca tiene una influencia considerable. En algunos lugares su militancia está ya agrupada, asentada territorialmente y ramificada. En otros son fuerzas diversas y dispersas. Cuenta con simpatizantes en Estados Unidos.

Entre los grupos de izquierda que se suman al proyecto están el Partido Revolucionario de los Trabajadores, la Liga de Unidad Socialista, la Organización Socialista de los Trabajadores, el Partido Popular Socialista-México, el Partido Revolucionario del Pueblo, el Movimiento de Liberación Nacional, la Red de Izquierda Revolucionaria, activistas que trabajaron con Alejandro Gazcón Mercado y otros más.

El nuevo partido surge de la convocatoria hecha el 30 de octubre de 2010 por Martín Esparza, secretario general del SME, a construir una fuerza política nacional para expulsar de la conducción del país a los responsables del desastre. El llamado, realizado en el Estadio Azteca ante más de 60 mil personas, tuvo eco en una franja de los movimientos populares y de la izquierda diferenciados de los partidos existentes y críticos del liberal-progesismo.

La nueva organización política lucha por la liberación nacional y la emancipación social (el socialismo), lo que implica enfrentarse simultáneamente a la oligarquía y al imperialismo. Pretende ser un proyecto histórico que va más allá de la coyuntura de 2012. Busca convertirse en el instrumento político de organizaciones sociales para la lucha por el gobierno y el poder. Considera que el problema de la nación rebasa el marco estrictamente nacional, y está vinculado con la lucha de liberación de América Latina y de los pueblos del mundo. Hace de la democracia interna y la unidad una cuestión central de su actuación.

El nuevo partido es una fuerza de masas integrada por militantes. La incorporación a sus filas será a título personal. La militancia es libre e individual. El vínculo con las organizaciones civiles, comunitarias y sociales que apoyan su formación es fundamental, sin que ello implique la subordinación de una instancia a otra. La excepción a esta regla es Nación Tenek en San Luis Potosí, que se reivindica como una nación.

Nadie en la nueva fuerza política se opone a la participación electoral, aunque aún no ha fijado una posición ante los comicios de 2012. Sin embargo, sus militantes coinciden en que deben actuar para enfrentar a los responsables del desastre. Un futuro congreso a comienzos del año entrante definirá el rumbo.

La nueva organización aspira a que se le vea como una fuerza política radicalmente diferente a los partidos con registro; una organización de izquierda novedosa, en contrapunto de la descompuesta clase política y la izquierda de componendas, con presencia en la sociedad civil en general, en la opinión pública y, ante todo, entre los de abajo.

Según la naciente organización, México vive una crisis engendrada por el capitalismo neoliberal sólo comparable a las que dieron paso a la Revolución de Independencia, las guerras de Reforma y a la Revolución Mexicana. Su solución pasa por la construcción de una nueva mayoría que tome en sus manos la dirección política del Estado, con el fin de refundar y reconstruir la República desde el pueblo. Si los trabajadores y el pueblo no asumen la representación de la nación, si no toman la dirección del país y guían a quienes se oponen al neoliberalismo, el desastre será mayor y la nación acabará por ser desarticulada.

La nueva fuerza sostiene que para enfrentar la crisis y resolver los grandes problemas del pueblo de México se precisa una nueva Asamblea Constituyente, un cambio de régimen, una reforma radical de la política, la economía y la cultura. Para ello, enarbola un programa de tareas democrático-nacionales o de liberación nacional que sientan las bases materiales y subjetivas para avanzar en la construcción del socialismo. Éstas sólo pueden lograrse con un cambio en la correlación de fuerzas en favor de los trabajadores y el pueblo y con el desplazamiento de la oligarquía, el imperialismo y sus partidos del gobierno federal.

El partido considera que el derecho a la resistencia y a la rebelión contra formas de gobierno arbitrarias o dictatoriales es la condición previa para que los pueblos puedan crear una sociedad capaz de definir democráticamente y en paz su destino.

La apuesta de los promotores de esta nueva arca de Noé es sumamente ambiciosa. Supone la existencia, en estos momentos, de un espacio político a la izquierda del PRD, el PT y Morena, que puede ser ocupado por un variopinto conglomerado de fuerzas que durante años han tenido grandes dificultades para actuar unitariamente. Implica la incursión en el terreno de la política institucional de destacamentos populares con experiencia en la movilización reivindicativa, pero relativamente bisoñas en la lucha por el poder político. Los meses venideros dirán si el arca supera la tempestad o si naufraga en las convulsas aguas de la política nacional.

Fuente

Restringe CFE servicio de luz a indígenas en la sierra de Soteapan

Diario de Xalapa
24 de agosto de 2011

Roberto Sosa/Corresponsal/Diario de Xalapa

Coatzacoalcos, Veracruz.- La Comisión Federal de Electricidad restringió el suministro de energía eléctrica a indígenas de la sierra de Soteapan en resistencia contra las altas tarifas e instrumentan una movilización y el recrudecimiento de su lucha, programada para el próximo 8 de septiembre. Están en espera de brigadas del extinto Sindicato Mexicano de Electricistas para que verifiquen las causas de la baja potencia en la energía eléctrica.

Integrantes del Movimiento de Resistencia Civil , Indígena y Popular contra las altas tarifas de la energía eléctrica denunciaron una serie de presiones y acosos de parte de funcionarios de la paraestatal en contra de los indios nahua-popolucas de cuatro municipios de la sierra de Soteapan declarados en huelga de no pago por las altas tarifas.

Los indígenas exigieron la reclasificación de las tarifas eléctricas, no solo por la situación de pobreza en que vive la gran mayoría de los mexicanos, sino por la situación climatológica imperante en la región. Lamentaron que haya un contrasentido, porque en otras entidades federativas hay tarifas preferenciales, a diferencia de Veracruz, donde se produce parte de la energía eléctrica que se suministra a todo el país.

Mónica Mournier, dirigente de los indígenas en resistencia, dio a conocer que desde abril pasado la CFE hizo el corte escalonado del servicio a las viviendas de los indígenas de Tatahuicapan y Pajapan, con horario de 6 de la tarde a 11 de la noche, al utilizar una estación satelital.

En respuesta a esto, los indígenas desconectaron el equipo receptor de la estación satelital que se encuentra a la entrada del pueblo de Tatahuicapan.

El reclamo y la movilización de los más de 20 mil indígenas en el sureste de la Entidad obligaron a la reinstalación, pero los indígenas reciben una potencia muy baja, de manera tal que el suministro de energía no alcanza para encender una bombilla, mucho menos ver televisión o escuchar radio.

Mónica Murnier demandó la intervención del Estado para garantizar a los indígenas de la sierra de Soteapan la prestación del servicio con la misma calidad y potencia que recibían.

Los indígenas anunciaron la creación de la Red Nacional de Resistencia Civil contra las altas tarifas e indicaron que esperan una brigada del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) con la finalidad de que verifiquen las causas de la deficiencia en este servicio.

Fuente

Justifican ex trabajadores de LyFC el plantón que mantienen en el Zócalo capitalino

Ex trabajadores de la extinta empresa Luz y Fuerza del Centro (LyFC) justifican el plantón que realizan desde abril pasado en la plancha del Zócalo de la ciudad de México, porque el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se niega a reinstalar en la CFE a 16 mil 300 empleados que no cobraron su liquidación.
Los seguidores del secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza Flores, reparten panfletos en la Plaza de la Constitución explicando que su plantón se debe a que de la noche a la mañana se quedaron sin empleo y para presionar a la Procuraduría General de la República para que deje en libertad a 11 de sus compañeros presos, acusados de vandalismo.
Advierten que con motivo de las fiestas patrias no dejarán libre la Plaza de la Constitución, hasta que las autoridades federales se comprometan a instalar una mesa de negociación. (Por Héctor García)

Fuente

Electricistas seguirán presionando por su fuente laboral

Agencia MVT

TOLUCA, México.- Carlos Sánchez Sánchez, líder parlamentario del Partido del Trabajo (PT) refirió que los ex trabajadores del Sindicato Mexicano Electricista (SME) no dejarán de hacer presión y, si es necesario, se movilizarán y bloquearán las calles hasta que el gobierno federal no les dé alternativas de empleo que les permitan mantener a sus familias.
Es importante recordar que hace unos días los ex trabajadores pidieron al mandatario que interceda para la creación de una empresa que preste servicio en la zona centro del país, y mediante la cual se re-contrate a quienes perdieron su empleo tras la extinción de Luz y Fuerza del Centro.
En este sentido, el legislador local consideró que resulta complicado pensar que desde el ámbito estatal se puede devolver el trabajo a los electricistas, pues si bien están en su pleno derecho de exigir empleo, es un asunto que le atañe a la Federación, ya que fue el presidente, Felipe Calderón, quien desapareció dicha empresa.
“Es muy justo su reclamo, pero el tema corresponde a la Federación; en caso de que lograra un acuerdo con el gobierno, podríamos pensar que se trata incluso de una tomada de pelo”, dijo.
Sánchez Sánchez dijo que lo que sí se puede hacer por medio de los estados es crear empresas que se dediquen a dar mantenimiento al alumbrado público del estado.

Fuente