jueves, 8 de septiembre de 2011

Los 33 mineros chilenos, de la fama al olvido

Autor: Prensa Latina
Sección: Línea Global

9 septiembre 2011

La mayoría de los mineros que quedaron atrapados por 69 días en un yacimiento de Chile sobrevive sin trabajo fijo y con secuelas físicas y sicológicas del hecho. Ni el gobierno del presidente Piñera ni la compañía San Esteban Primera, SA, se responsabilizan de la situación actual de los obreros. Todos recuerdan el éxito de las maniobras para rescatar al grupo de trabajadores, pero muy pocos saben de la situación actual de los sobrevivientes

Odalys Troya Flores/Prensa Latina

Los 33 mineros que quedaron atrapados a 700 metros de profundidad durante 69 días, y cuyo rescate fue un éxito, viven en la incertidumbre y en camino al olvido un año después del accidente en el yacimiento chileno San José.

El pasado 5 de agosto, lejos de festejar el regreso a la superficie, la mayoría de ellos tuvo que contentarse con saber que están vivos. Y aunque pareciera suficiente para celebrar, resulta que la mayoría está sin empleos fijos, algunos con baja médica por las secuelas físicas y sicológicas, y ni el Estado ni la compañía San Esteban Primera, SA, que administra el yacimiento ubicado a 30 kilómetros al Noroeste de Copiapó, asumen las demandas por la contingencia laboral.

Es cierto que la tarea por sacarlos de la oquedad comenzó al otro día del hecho y concluyó con un enorme despliegue de recursos. El 13 de octubre de 2010, sus familiares, compañeros y personas en el mundo respiraron con tranquilidad al ver llegar a la superficie al primero de los 33 mineros rescatados. Hasta el propio presidente del país, Sebastián Piñera, participó en la tarea que se convirtió en el suceso más visto por el servicio de televisión por internet.

Partidos de fútbol, una muestra de la cápsula del rescate, el recibimiento de los trabajadores en el palacio de La Moneda y hasta un encuentro de Piñera con la Reina Isabel II, a quien le entregó una roca de la mina San José como obsequio, matizaron el éxito del salvamento. Incluso, la popularidad del jefe de Estado tocó techo desde su llegada a la presidencia el 11 de marzo de 2010, tras su presencia y discurso en las labores de salvamento.

Sin embargo, un año después, la situación es otra. Los 33 mineros esperan respuesta al reclamo por la negligencia que llevó al derrumbe de la mina. Acusan al Servicio Nacional de Geología y Minería de no examinar de forma adecuada el estado del yacimiento de la mina San José en el que ocurrió el accidente. El abogado Edgardo Reinoso asegura que esa entidad incurrió en negligencia al permitir el funcionamiento de la mina, que ya había sido cerrada varias veces por incumplimiento de las normas de ventilación y de salidas de emergencia y por haberse registrado varios accidentes laborales.

De ellos, los 14 mineros más grandes solicitaron una pensión de gracia que les permita jubilarse; siete se dedican a dar charlas; cinco viven de la venta de comestibles, y cuatro trabajan en la minería. Sólo uno se dedica a estudiar tecnología eléctrica, pero el costo de esa carrera lo mantiene con una enorme deuda.

En declaraciones a la cadena chilena ADN Radio, Luis Urzúa, uno de los 33 mineros, indica que “el grupo ha estado siempre unido”. Asegura que “la mayoría de los compañeros están ansiosos por poder volver a trabajar, porque hace un año que están sin trabajo [...] Una vez que empiecen a laborar les va a hacer bien. Va a ser un tipo de terapia que nos va a hacer pensar en otras cosas”.

Por otra parte, ya la popularidad de Piñera, alcanzada en el inédito rescate, no es la misma. Encuestas recientes, como la realizada por Adimark, señalan que sólo el 30 por ciento de los chilenos aprueba su gestión. Un reciente sondeo del Centro de Estudios Públicos, cuyo resultado fue calificado de lapidario para la actual administración, revela que Piñera es el mandatario peor evaluado en los últimos 20 años, con sólo un 26 por ciento de aprobación. Incluso, por debajo del 28 por ciento del expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 1999, después de la crisis asiática.

Sin duda, el accidente de San José evidencia cuántas violaciones sufren los trabajadores del sector de la minería, uno de los principales rubros de la economía chilena.

En julio pasado, más de 2 mil operarios de Escondida, la mayor minera del mundo, controlada por la compañía mineraBHP Billiton, realizaron un paro contra los recortes de beneficios laborales, prácticas antisindicales y por otras demandas. El conflicto que se extendió por más de dos semanas es una muestra de la amplia gama de problemas que enfrentan los mineros.

El sindicalista Marcelo Tapia denuncia que la empresa hace lo que quiere en cuanto a jornada laboral, viola la ley con el contrato de asistencia y despide a los mineros que se enferman en el trabajo, sin ningún tipo de beneficio, y emplea una campaña sucia, de terror, contra quienes protesten.

Los operarios del yacimiento, quienes recibieron el apoyo de los contratistas de la propia empresa, la Federación de Trabajadores del Cobre y estudiantes, se expusieron a sanciones, descuento de los días no trabajados e incluso al despido sin derecho a indemnización.

Coincide con la medida de Escondida, otra huelga en la compañía minera Collahuasi, perteneciente a las firmas Xstrata y Anglo American, con una capacidad de producción de 400 mil toneladas del metal anuales. De igual modo, en reclamo de mejoras laborales. Ambas protestas ocurrieron a pocos días del mayor paro de los últimos 18 años de los trabajadores de la Corporación Nacional del Cobre en contra de una eventual privatización de la empresa.

Lo cierto es que el accidente de los 33 mineros no es un caso aislado en la cadena de problemas que enfrenta este sector de la economía chilena.

Atrás quedaron los agasajos y recibimientos palaciegos. Ahora pervive con ellos el recuerdo de una tragedia, por suerte no fatal, y un contexto en el cual trabajadores de la minería del cobre reclaman derechos por décadas olvidados.

Fuente: Revista Contralínea 249 / 04 de septiembre de 2011

Fuente

Mexicanos marchan por el alza en las tarifas del servicio eléctrico

teleSUR-Crónica-Milenio/yi - FC

VER VIDEO

“No pagar la luz” fue la consigna que llevaron este jueves los miembros de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) desde el Zócalo de Ciudad de México a la Cámara de Diputados, en protesta por el incremento en las tarifas del mencionado servicio por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa que sustituyó a la estatal Luz y Fuerza del Centro (LFC).

El secretario del SME, Juan Luis González, señaló que se han presentado 67 mil demandas ante dicha instancia.

González, quien también es encargado de promover las demandas de los usuarios inconformes ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), destacó que se encuentran en proceso otras 70 mil quejas, sin embargo, la Profeco sólo ha iniciado el desahogo de audiencias de 614 correspondientes a octubre, noviembre y diciembre de 2009.

De acuerdo con el secretario del SME, la procuraduría tiene una “ola de inconformidades” por el cobro excesivo en recibos de luz de la CFE, además de la lentitud para atender los reclamos.

Por su parte, el secretario del Exterior del SME, Humberto Montes de Oca, informó que los manifestantes entregaron un documento en la Cámara de Diputados con los puntos centrales de las demandas de la Asamblea.

Igualmente, instó al Legislativo a intervenir en el caso para frenar los abusos en los cobros del servicio y establezca una tarifa social acorde a la situación económica del país y al poder de pago de los ciudadanos.

La manifestación ocurre a dos años de que el jefe de Estado, Felipe Calderón, disolviera a través de un decreto presidencial la empresa pública Luz y Fuerza del Centro con la justificación de que la mencionada compañía era un obstáculo para el desarrollo nacional.

El argumento, para la liquidación de la empresa de electricidad, fue la ineficiencia operativa y financiera de LFC. Además, representaba un costo elevado nada rentable para la economía mexicana, golpeada por la crisis capitalista mundial, debido a su casi total dependencia del mercado estadounidense.

Continuará plantón en el Zócalo

El líder del SME, Martín Esparza, aseguró que no retirará el plantón que mantienen en el Zócalo capitalino, sin embargo, señaló que podría reorganizarse para permitir las celebraciones del 15 y 16 de septiembre.

“Somos mexicanos, no nos estamos oponiendo a que se lleven a cabo las festividades el Día de la Independencia, al contrario, el sindicato está convocando a que haya mucha gente en el Zócalo”, expresó.

La decisión de mantener el plantón en el Zócalo fue aprobada en la asamblea del Sindicato el pasado 25 de agosto.

Después de reunirse con el secretario de Gobernación, Francisco Blake, Esparza indicó que se reanudarán las mesas de diálogo para solventar el conflicto que se generó con la desaparición de Luz y Fuerza del Centro.

Esparza señaló que le fue entregado al secretario de Gobierno dicha resolución en la que se reitera: “No nos vamos a levantar del Zócalo sin una solución a dicho conflicto”.

teleSUR-Crónica-Milenio/yi - FC

FUENTE

Van usuarios de la CFE a San Lázaro; protestan por cobros excesivos

emandan establecer tarifa social y solucionar de fondo el conflicto eléctrico.

Patricia Muñoz
Publicado: 08/09/2011 11:51
México, DF. La Asamblea de Usuarios del Servicio de Energía Eléctrica y la Red Nacional de Resistencia contra los Altos Cobros del Servicio de Energía Eléctrica, iniciaron esta mañana una movilización que iniciaron en el plantón del Sindicato Mexicano de Electricistas en el zócalo y llegará a la Cámara de Diputados, donde demandarán el establecimiento de una tarifa social.

Además, invitan a llevar a cabo una huelga de pagos a la CFE y demandan que se solucione de fondo toda la problemática que se ha generado en el servicio con la creación de una empresa pública de energía para la zona centro del país.

A la movilización se sumaron organizaciones como la unión de pueblos de Guerrero, donde según informaron sus dirigentes, 652 comunidades ya se declararon en resistencia al pago de luz.


Fuente

Empeora el estado de las líneas eléctricas en el Distrito Federal

Jueves 08 de Septiembre de 2011 19:17 Felipe Rodea Reportero

* La ALDF solicitó un informe del mal estado a la CFE

Felipe Rodea Reportero

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que informe sobre estado de la infraestructura aérea y subterránea con la que se atiende el suministro de energía eléctrica en el Distrito Federal, sobre todo en el Centro histórico que es pésimo y de mala calidad. Además, pidió establecer una mesa de diálogo con integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas real y abierta, que tenga como testigo al Gobierno del Distrito Federal.

En la primera propuesta de las diputadas Claudia Elena Águila Torres, Aleida Alavez Ruiz y Valentina Valia Batres Guadarrama se expone que a partir de que la Comisión Federal de Electricidad se hizo cargo del abasto de energía eléctrica en la zona centro, el servicio es de mala calidad con continuas y prolongadas interrupciones por las variaciones frecuentes del voltaje y las tarifas altas.

Ante el evidente deterioro que actualmente existe en postes y cables en diversas colonias, que pudieran representar un riesgo a la población, además de interrumpir el abasto de luz en algunas viviendas, se exhortó a la CFE a proporcionar e n un informe el estado la infraestructura aérea y subterránea e iniciar los procedimientos para la sustitución urgente de cableado, postes, transformadores y equipo destinado al servicio.

En otra propuesta de los diputados Arturo López Cándido y Ana Estela Aguirre y Juárez, la Diputación Permanente exhortó al gobierno federal atender la propuesta del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) de instalar una mesa de negociación real y abierta en la que el gobierno capitalino sea testigo.

El punto de acuerdo indica que el subsecretario del Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa, pidió a los sindicalizados retirar sus carpas de la plancha del zócalo antes del 14 de septiembre con motivo de las fiestas patrias. Sin embargo, el vocero del SME dijo que en tanto el gobierno federal no resuelva sus demandas el gobierno local no está en condiciones de resolverles.

Ante la posición del SME de permanecer en el Centro Histórico, los diputados argumentaron en su propuesta que la Asamblea Legislativa tiene la responsabilidad de estar atenta al desarrollo de los acontecimientos y suscribir este llamado al diálogo.

Fuente

Afecta a 3.5 millones de personas mega apagón en Baja California, California y Arizona

La CFE informa que la interrupción del servicio fue causada por problemas operativos en la red eléctrica de Estados Unidos

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de septiembre.- Medios de comunicación de California y Baja California reportan un apagón generalizado en el sur de California, suroeste de Arizona y Baja California.

Las causas del apagón eléctrico afecta a aproximadamente 3.5 millones de personas en varias ciudades donde se registran más de 40 grados de temperatura.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que, aproximadamente a las 17:45 horas, se registró una interrupción del servicio eléctrico, afectando al estado de Baja California y a la ciudad de San Diego, California, Estados Unidos de América.

“De las evaluaciones preliminares efectuadas, se desprende que la interrupción del servicio fue causada por problemas operativos en la red eléctrica de Estados Unidos, que se originaron en los estados de California y Arizona y arrastraron al Sistema Eléctrico de Baja California, debido a la interconexión de las redes eléctricas, provocando la afectación de 2,200 megawatts (MW) de generación de la zona Mexicali-Tijuana”.

Además, indicó que “la CFE ha iniciado las labores de restablecimiento del servicio eléctrico y trabajará ininterrumpidamente con el objetivo de normalizar el suministro en el menor tiempo posible. La CFE ofrece una disculpa a la población afectada por esta falla ajena a su operación”.

egc
2011-09-08 18:15:00

Fuente

CORRUPCIÓN EN LA CFE

Martes, 06 de Septiembre de 2011 14:20
administrador

Hace ya un buen tiempo circuló profusamente un dicho que rezaba más o menos así: “Cuando robes, roba lo suficiente para que te alcance pagar una buena fianza”.


El fin de semana fue noticia, por un lado, la aprehensión y luego la liberación mediante un pago de fianza, de Néstor Moreno Díaz, director de operaciones de la Comisión Federal de Electricidad, y que ahora está acusado de haber recibido sobornos de empresas extranjeras que lo llevaron a signar contratos de manera irregular.
Así, la madrugada de este domingo, el ex director de la paraestatal salió del Reclusorio Oriente de la ciudad de México, luego de que había sido detenido el pasado sábado en el aeropuerto internacional de Toluca, como presunto responsable de enriquecimiento ilícito y actos de corrupción, al beneficiar a empresas extranjeras con contratos ilegales.
Moreno Díaz fue liberado tras pagar una fianza y debido a que tenía una suspensión provisional de la orden de aprehensión que tenía en su contra, dictada por un juez federal con sede en Monterrey , N.L.
De acuerdo con la PGR, el presunto enriquecimiento ilícito de Néstor Moreno Díaz, asciende a 33 millones, 99 mil 22 pesos. Por lo que ya informó que impugnará la suspensión provisional y hará valer las acciones legales que correspondan para que se niegue la suspensión definitiva a Moreno Díaz y se declare improcedente el juicio de amparo a fin de procesarlo por los delitos de los que es acusado.
Este caso de soborno a un funcionario mexicano por parte de una empresa estadounidense, tiene ya varios meses, desde que un diario estadounidense denunció estos sobornos a Moreno Díaz, a cambio de autorizar contratos millonarios.
El mismo diario informó que al ex director de operaciones de la CFE le fue “obsequiado” un yate equipado, un automóvil marca Ferrari y otros artículos caros como un reloj de marca.
Así que este individuo hoy se pasea por las calles de México en su Ferrari, se pasa sus ratos libres a bordo de un yate y está gastando sus milloncitos, sin que las leyes mexicanas le mande a pagar sus culpas en algún reclusorio, como debiera ser.
Total, aquí en México las leyes son como las telarañas, que atrapan solamente insectos chicos, porque los insectos grandes las rompen.
Cuidadito y un pobre personaje se roba un par de miles de pesos y los terribles genízaros les caen encima y los encierran para toda su vida, pero sin son del tamaño de Néstor Moreno Díaz, cualquier pica- pleitos les gana el juicio a la PGR, porque está no supo integrar bien la orden de aprehensión.
Desgraciadamente son muchas las pifias de la PGR, porque constantemente observamos que los casos más bochornosos, como el que estamos tratando, son muy frecuentes en México, y tienden a repetirse constantemente, porque las filtraciones son también muy frecuentes y los culpables pocas veces son atrapados, y los que son detenidos, pocas veces quedan en prisión porque amparan con toda anticipación.
Decía el gran mimo Mario Moreno “Cantinflas”: “En México no pasa nada… hasta que pasa”. Ya es tiempo de que pasara algo en materia de impartición de justicia, porque todos los delincuentes, ladrones de cuello blanco, no solamente roban sin ser castigados, sino que se pitorrean de nuestras leyes, por ahí vemos a René Bejarano de líder gremial, Jorge Hank Rhon, por ahí debe andar también el hermano del gobernador de no recordamos que estado, acusado de tener nexos con el narco y que inclusive fue diputado por varios días, pero que la PGR no pudo atrapar. “En este pueblo no hay ladrones”, dijera uno de los clásicos.

Fuente

Solicitan Diputados locales informes a la CFE

El Sol de México
8 de septiembre de 2011


Abigail Cruz / El Sol de México

Ciudad de México.- La Diputación Permanente solicitó información a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre el estado de la infraestructura aérea y subterránea con la que se atiende el suministro de energía eléctrica en el Distrito Federal.

Lo anterior ante la falta de mantenimiento, la vejez del cableado y las constantes explosiones que se registran en el Centro Histórico, de las mufas.

Por ello, las diputadas locales perredistas Claudia Elena Águila, Aleida Alavez Ruiz y Valentina Batres, pidieron establecer una mesa de diálogo con integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas real y abierta, que tenga como testigo al Gobierno del Distrito Federal.

La propuesta que fue leída por la diputada Abril Trujillo Vázquez donde la propuesta señala que a partir de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se hizo cargo del abasto de energía eléctrica en la zona centro, el servicio es de mala calidad con continuas y prolongadas interrupciones por las variaciones frecuentes del voltaje y las tarifas altas.

Destaca además el documento que es evidente, el deterioro que actualmente existe en postes y cables en diversas colonias, que pudieran representar un riesgo a la población, además de interrumpir el abasto de luz en algunas viviendas, por ello, las legisladoras exhortaron a la CFE a proporcionar un informe el estado la infraestructura aérea y subterránea e iniciar los procedimientos para la sustitución urgente de cableado, postes, transformadores y equipo destinado al servicio.

En una segunda propuesta en torno al mismo tema, pero ahora de los diputados Arturo López Cándido y Ana Estela Aguirre y Juárez, del Partido del Trabajo, la Diputación Permanente exhortó al Gobierno federal atender la propuesta del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) de instalar una mesa de negociación real y abierta en la que el Gobierno capitalino sea testigo.

Ana Estela Aguirre y Juárez fue quien leyó y explicó que de acuerdo al subsecretario del Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa, pidió a los sindicalizados retirar sus carpas de la plancha del Zócalo antes del 14 de septiembre con motivo de las fiestas patrias. Sin embargo, el vocero del SME dijo que en tanto el Gobierno federal no resuelva sus demandas el Gobierno local no está en condiciones de resolverles.

Ante la posición del SME de permanecer en el Centro Histórico, los diputados argumentaron en su propuesta que la Asamblea Legislativa tiene la responsabilidad de estar atenta al desarrollo de los acontecimientos y suscribir este llamado al diálogo.

Fuente

Grecia de nuevo bajo el vórtice de protestas sociales

jueves 8 de septiembre de 2011

PL

El segundo programa de austeridad fiscal dispuesto por el gobierno del primer ministro, George Papandreu, coloca hoy a Grecia en el epicentro de nuevas turbulencias sociales por las consecuencias que a mediano plazo acarrearán los recortes.

Los principales sindicatos del país heleno se movilizaron de nuevo esta semana para responder con huelgas y manifestaciones al reciente anuncio del ejecutivo de llevar adelante las impopulares medidas, recibidas como una serie de ataques a los trabajadores y ciudadanos griegos en general.

Fuerzas de oposición izquierdista emitieron un claro mensaje esta semana que no se cruzarán de brazo ante lo que califican de "medidas salvajes que destruirán el presente y el futuro de los trabajadores y de la juventud", sostiene el Partido Comunista de Grecia al instar a una férrea lucha contra las privatizaciones y la política económica vigente.

En un ambiente similar al que prevaleció en junio último en la emblemática plaza Syntagma de Atenas, la Asociación Nacional de Médicos inició este jueves una huelga de 48 horas en desaprobación por las reformas que acometerá el ejecutivo en la Salud Pública.

La dirigencia sindical aseguró que el paro representa un anticipo de acciones más firmes previstas si el Gobierno insiste en atentar contra la sanidad pública y gratuita.

El gremio de controladores aéreos ratificó el miércoles la decisión de protagonizar una huelga de brazos caídos para eliminar las horas extras y presionar por la aplicación estricta del reglamento interno. Se espera que la protesta ocasione problemas sobre todo con los vuelos a través del espacio nacional, indicó el portal Atenas News.

La Confederación de Trabajadores de Grecia y el Frente Militante de Todos Los Trabajadores (PAME), afiliado a la Federación Sindical Mundial, anunciaron que evalúan más acciones en contra de las medidas de austeridad que pondrá en marcha el ejecutivo como garantía para los créditos externos.

Igualmente la Federación de Maestros de Grecia tiene previsto un paro de 24 horas el próximo 22 de este mes para protestar por las reformas en la Educación Pública.

Los profesores del sector exigen la anulación del programa fiscal a mediano plazo hasta 2015 que contempla recortes presupuestarios y reformas estructurales como las privatizaciones y eliminación de beneficios sociales.

La decisión gubernamental de liberalizar el negocio de taxis, aprobado el martes por el Consejo de Ministros, también provocó el enojo del sindicato de propietarios, quienes reeditaron este jueves otro paro de 24 horas en defensa de un oficio selectivo, con una acogida de momento en Atenas y Salónica.

El plan ideado por el equipo griego para sanear las alicaídas finanzas y atraer préstamos de organismos internacionales y de la eurozona carece de aprobación entre las principales fuerzas políticas del país, de los conservadores inclusive.

Fuente

La falta de comida afecta a millones en Estados Unidos

jueves 8 de septiembre de 2011

PL

La inseguridad alimentaria por la falta de comida afecta a millones de estadounidenses, reveló hoy un informe del gobierno.

De acuerdo con un reporte del Departamento de Agricultura seis millones 400 mil hogares tuvieron "muy baja seguridad alimentaria", definida como una reducción en la ingestión de alimentos en al menos un integrante del núcleo y por la escasez de recursos para obtener los de sobrevivencia.

El problema todavía incide sobre millones de personas, pese a que los datos indican que el porcentaje de hogares en los cuales los adultos "a veces padecen hambre o no pueden poner suficiente comida en la mesa se redujo en el 2010", destaca.

El informe 2010 del USDA (siglas en inglés de esa cartera) añade que alrededor de 14,5 por ciento de hogares del país fueron "alimentariamente inseguros", al menos en algún período del pasado año.

Esa cifra implica uno de los mayores niveles registrados desde que comenzó a monitorearse el tema en 1995.

La tasa de inseguridad alimentaria se disparó en el 2008 debido a la recesión económica.

Fuente

Piñera: Un gobierno impopular

jueves 8 de septiembre de 2011

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

Las más recientes encuestas de opinión siguen marcando la tendencia a la baja en la popularidad del presidente Sebastián Piñera y la gestión de su gobierno. Hay, desde luego, fundamentos políticos que explicarían este fenómeno. Hagamos notar, por de pronto, las movilizaciones estudiantiles que le han impuesto un pie forzado tanto al gobierno como a la oposición. No obstante, hay razones comunicacionales que contribuyen a este descalabro en la percepción de la imagen presidencial.

La actual administración dio inicio a su “nueva forma de gobernar”, ligando de manera estrecha las figuras emblemáticas en el gobierno – la figura del presidente en primer lugar - a su presencia en los medios de comunicación. Esta estrategia posee la virtud de acrecentar la popularidad de un personaje en directa relación a su valor exhibitivo de manera muy rápida. Es el caso del ministro señor Golborne y del mismo señor Piñera durante el episodio de los mineros atrapados en la mina San José, hace ya un año.

La misma estrategia, sin embargo, entraña el riesgo de crear una dependencia muy fuerte entre la popularidad / aceptación de un personaje o equipo de gobierno a los inestables indicadores de “rating” En el ámbito comunicacional se sabe que los índices de popularidad son de suyo inestables; esto porque no se fundamentan en la “convicción” o adscripción valoriza o ideológica sino, por el contrario, responden a la “seducción” afincada en el gusto de ciertos públicos en determinadas circunstancias.

En la medida que las promesas de campaña del actual mandatario se han visto desmentidas, sus públicos, aun los más próximos, han ido desertando. Es necesario poner atención al hecho de que la falta de popularidad del gobierno es paralela al decrecimiento en la aceptación de la oposición. Los públicos desencantados reprueban a los actores institucionales y simpatizan con un movimiento social emergente: los estudiantes. Cuando la aceptación o rechazo hacia un gobierno ya no se relaciona con determinadas convicciones, los índices pueden desvende mas allá del núcleo de apoyo “duro”. Ello explica la baja del gobierno en sectores altos, tradicionalmente fieles a posturas de derecha.

En pocas palabras: Como cualquier producto televisivo, el actual gobierno ha apostado su destino político a las veleidades de la seducción mediática. Desde un punto de vista positivo, la imagen hace posible una capitalización política elevada en un plazo breve; en su aspecto negativo, el capital político acumulado será siempre inestable y volátil. De este modo, la inscripción mediática del actual gobierno lo condena a la inestabilidad propia de sus públicos.

Fuente

La lucha de clases no es algo ajeno a la lucha por el socialismo

jueves 8 de septiembre de 2011

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

La lucha de clases no es algo que deba entenderse como algo abstracto y ajeno respecto a la lucha por el socialismo revolucionario, tal como lo asumieron los partidos revisionistas en Italia, Portugal y España, dando paso a lo que llamaron eurocomunismo. Aunque aún se presenten argumentos a su favor que desdicen abiertamente lo que sería este elemento característico del socialismo, es imposible concluir en que el mismo resulte posible sin él.

Ciertamente, un punto a favor de tales argumentos es el hecho innegable de los cambios sufridos por el capitalismo durante el siglo pasado y las primeras décadas del presente, sin embargo, sus rasgos esenciales generadores de explotación, depredación ambiental y desigualdades sociales siguen intactos, lo cual nos impone replantearnos los conceptos de la lucha socialista de un modo que nos permita una mejor comprensión del momento histórico actual, tanto en términos nacionales como internacionales.

Al producirse una crisis global del sistema capitalista que sacude por igual a naciones ricas como pobres, con medidas de ajuste económico y protestas populares que apenas se diferencian entre sí y han merecido una represión similar de parte de los organismos de seguridad del Estado, hace falta una aproximación dialéctica mediante la cual podamos determinar los acontecimientos del presente con la objetividad requerida, especialmente si hay la disposición revolucionaria de construir el socialismo. Esto, por supuesto, no debe llevarnos a generalizaciones que se conviertan en dogmas que obvien las peculiaridades específicas de cada situación analizada, puesto que ello no contribuye al avance revolucionario, estancándolo muchas veces. Así, en el caso de la lucha de clases en relación con el socialismo revolucionario, algunos olvidan las contradicciones presentes en la sociedad regida por el capitalismo, degradando la calidad revolucionaria de las luchas emprendidas por los sectores populares y, otras veces, llevándolas a un nivel revolucionario del cual carecen absolutamente.

Por ello, al plantearse la lucha por el socialismo revolucionario no puede eludirse lo inherente a la lucha de clases, desconociéndose al mismo tiempo el carácter de la turbulencia social, política y económica causada por el capitalismo a nivel mundial, en una confrontación generalizada de trabajadores de todo nivel y corporaciones transnacionales, cuyos intereses han hecho de la soberanía nacional un asunto hipotecable y descartable, como puede rastrearse a través de las guerras de intervención imperialistas y la imposición de recetarios neoliberales bajo la batuta del Fondo Monetario Internacional. De hacerse así, sería más que difícil la posibilidad real de una revolución socialista, logrando en su lugar una mera reforma, sin cambios sustanciales que transformen la realidad existente.

Como bien lo refleja Alan Woods, “es imposible consolidar las conquistas de la revolución dentro de los límites del sistema capitalista. Tarde o temprano, habrá que elegir: o la revolución liquida el poder económico de la oligarquía, expropia a los banqueros y a los capitalistas y emprende la dirección al socialismo, o la oligarquía y el imperialismo liquidarán la revolución”. Esta es una conclusión que paulatinamente se está haciendo presente en las actuales luchas sociales, no obstante que sus dirigentes estén dominados aún por un espíritu reivindicativo, sin trazarse ir más allá de ello; representando una prueba de fuego para los revolucionarios socialistas, venciendo las resistencias ideológicas, políticas, legales y extralegales montadas por quienes piden cautela cuando un grueso porcentaje de los sectores populares exigen acciones más radicales. En tal momento, la lucha de clases definirá el perfil de la revolución socialista que se estaría impulsando, sin caer en medias tintas.

Fuente

Reforma constitucional en España: Carta Magna neoliberal

miércoles 7 de septiembre de 2011

Pablo Bilsky (REDACCION ROSARIO)

Sí pasarán. Se firma en España la rendición incondicional de la política frente al poder económico concentrado. La reforma constitucional en marcha prioriza el pago a los organismos de crédito internacionales por encima del gasto social. Fue acordada entre el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el derechista Partido Popular (PP) con celeridad de rehenes asustados. Es la capitulación final del sistema democrático ante el apriete mafioso de los mercados y deja al descubierto los sucios entresijos de esta etapa del capitalismo, incompatible no sólo con el sistema democrático, sino también, incluso, con su versión vacía, paródica, la que hasta hace poco se venía sosteniendo en Europa como una cínica máscara ya tufosa.

Una España absurda, violenta y esperpéntica, como la que describió Ramón María del Valle Inclán a principios del siglo XX. Una España con protestas populares y represión en las calles. Una España con un sistema democrático que languidece falaz, formal y descangayado, en el que dos partidos se alternan en el poder para beneficiar a las elites. La España de “Luces de bohemia”, la famosa obra de Valle Inclán que inauguró la estética del esperpento en 1920, está de nuevo entre nosotros.

Por 316 votos a favor y 5 en contra, la Cámara baja de las Cortes Generales aprobó la reforma. Los cambios a la Carta Magna acordados el 26 de agosto por PSOE y PP, pasarán ahora al Senado, que seguramente otorgará el visto bueno definitivo para calmar los mercados y enfurecer a los ciudadanos.

“La Constitución debe proteger a los ciudadanos, no tranquilizar a los mercados”. “¡No es democracia, es mercadocracia!”. Los españoles indignados ganan las calles. A través de las pancartas, y de sus propias gargantas, gritan la crisis de representatividad que quedó al descubierto en la Europa neoliberal de los ajustazos. “¡No, no, no, no nos representan!”, les espetan los ciudadanos a los dirigentes que perpetraron la mayor de las estafas: utilizaron los votos de la ciudadanía para ponerse al servicio de los intereses económicos más concentrados.

Una vez legalizados por el voto popular, los dirigentes europeos se convirtieron en serviles empleados de corporaciones, esas impunes entidades espectrales, sin patria ni cuerpo, que engordan al margen del sistema como bravos pollos en invernadero áureo, fagocitando la democracia, corroyéndola como un cáncer.

Y fue en España, en el país donde, por lo menos desde el siglo XV, el desarrollo del capitalismo tuvo características muy particulares con relación al resto de Europa. Fue en España, donde el crecimiento de la burguesía tuvo un ritmo particular, diferente al resto del Viejo Continente. Allí, en el marco de la actual Europa neoliberal y ajustadora, en medio de un continente que se incendia de indignación ciudadana, allí el tijeretazo neoliberal cobra rango constitucional y pasa a formar parte de la Carta Magna, como en los sueños más eróticos de Domingo Felipe Cavallo.

La falacia esencial del sistema democrático en esta etapa del capitalismo se sinceró con crudeza en España. El Estado se rindió, capituló, lo entregó todo y desistió de actuar como freno del saqueo insaciable que perpetran los mercados en detrimento de la sociedad civil. Es apenas un paso más del proceso estaticida que se verifica en Europa y los Estados Unidos: pero es un paso decisivo y brutal.

Se terminaron los cruces entre el PSOE y el PP. Se dejaron de lado las sutiles diferencias para dejar al descubierto la cínica alternancia bipartidista de gatopardo. Huyeron como asustados fantasmas las máscaras, las caretas y los disfraces. Y lo que tras la fantasmal huida se deja ver un panorama desolador para la democracia representativa. La reforma constitucional es el acta de defunción de la política frente a las fuerzas del mercado y los poderes fácticos, que por definición están al margen del sistema democrático.

El carácter antidemocrático de la reforma fue puesto en claro por el propio Jefe de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien se negó a someter la propuesta de reforma a un referéndum “La reforma es urgente, para evitar el acoso de los mercados”, señaló Zapatero sincerando un hecho evidente: los mercados están por encima de la democracia, son impunes, amorales, caprichosos y soberanos como los dioses del Olimpo. Frente a esto, la opinión de los simples mortales, esos indignados que gritan por las calles porque no quieren perder el empleo, vale poco o nada, no tiene lugar en la otrora Europa ejemplar, organizada, pulcra y del Primer Mundo.

El gobierno de España se convierte en el más fundamentalista defensor del credo neoliberal cuyo libro sagrado es la constitución de la Eurozona. El euro, en este contexto, funciona como la sacra consolidación de los dogmas neoliberales definidos en los tratados de Maastricht (1993), Ámsterdam (1999), Niza (2003) y Lisboa (2009).

Con esta reforma constitucional España realiza un acto de fe y responde al severo llamado, muy parecido a un apriete, lanzado en agosto por Berlín y París para que todos los miembros de la zona euro incluyan en sus Cartas Magnas la denominada regla de oro de estabilidad presupuestaria.

En su nota titulada “El neoliberalismo entró en la Constitución”, Oscar Guisoni señala las consecuencias que la reforma tiene para la calidad institucional del sistema: “La reforma constitucional aprobada por el Partido Socialista y el Partido Popular en el Parlamento español es el correlato final de una carrera hacia el precipicio de la clase política de la península en particular, y de sus colegas europeos en general. Por primera vez en la historia un concepto absolutamente ideológico, como es el del límite del déficit público, se introduce en una Carta Magna del continente, en medio de la más severa crisis de deuda soberana que se haya visto en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial”.

Por este motivo, los cientos de miles de indignados que se lanzan a las calles de España definen al jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, como el alumno aventajado de la canciller germana, Ángela Merkel, y del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Un fantasma barbado, de aspecto bohemio, participa de las marchas de indignados y recorre los bares de Madrid, siempre enfundado en su extraño poncho mexicano. Se identifica como Valle Inclán y repite lo que viene diciendo hace ya casi un siglo: “La tragedia española no es tragedia, es esperpento”, vocifera. Y escribe. Y continúa buscando una estética “que desnude la mentira y la mediocridad del orden burgués”.

Fuente

Chile: ¿Otra conveniente tragedia ?...

miércoles 7 de septiembre de 2011

Andrea Dufournel (especial para ARGENPRESS.info)

Lo sucedido el viernes 2 de septiembre nos sorprendió. La tragedia aérea en la Isla Juan Fernández pudo haberse evitado…pero ya ocurrió, no se puede volver el tiempo. No es la única ni será la última catástrofe que ocurra. Lo sorprendente es la reacción de muchos que hemos visto a través de la televisión que han elevado la figura del animador de televisión o el llamado “rostro” del canal nacional, a la calidad de una suerte de un ser supremo. El peregrinaje hasta las afueras de los estudios de Televisión Nacional raya en lo esquizoide.

Muchos van porque realmente van a extrañar a estas figuras, otros por imitación y otros por si aparecen en las pantallas en algún noticiario que, por cierto, desde que ocurrió el accidente no ha dejado de transmitir. Nos han bombardeado con imágenes a toda hora, hasta la saciedad, como si las muertes ocurridas en accidentes de tránsito, producto de las extensas horas laborales de los conductores de buses no fueran dramáticas; aún mueren mineros, y todos callan. Que mueren chilenos en las salas de espera de urgencia de los hospitales públicos ¿no son noticias? … es que ya es algo tan frecuente que dejaron de serlo.

No pretendo aparecer insensible y no solidarizar con las familias de quienes tomaron el vuelo de la muerte, pero el dolor de la pérdida es tan íntimo… tan lejos de la impertinencia de los periodistas acechando ojos llorosos y llantos incontenibles, con actitudes que rayan en lo absurdo.

Por otro lado la actitud de los personeros de gobierno llamando a la unidad, a la solidaridad, a superar las diferencias no hace nada más que ver el aprovechamiento que, como se ha hecho costumbre, pretenden sacar de cada tragedia que nos ha tocado. Los medios de comunicación: televisión, diarios, radios han puesto en sus titulares y gran parte del tiempo, la búsqueda de restos, la dramática espera de los familiares, homenajes de compañeros de trabajo, misas y responsos.

¿Se pretende, acaso, que en Chile ya no hay estudiantes movilizados, que ya los trabajadores no reclaman por sus derechos ? Debemos tener claro que cualquier hecho importante, que afecte la conciencia colectiva, más aún si es dramático es utilizado por quienes tienen interés en que se desvíe la atención de la sociedad, ¿alguien se enteró de que la encuesta de la empresa Adimark, que se hace mensualmente refleja que Piñera cuenta con una popularidad de un 27% y una desaprobación de un 68% en el mes de agosto?, ¿alguien se ha preguntado o ha escuchado alguna explicación sobre las verdaderas razones de la renuncia del general director de Carabineros, Eduardo Gordon, la pérdida de más de tres mil millones de dólares por parte de Banco Central, los jóvenes estudiantes que llevan más de 48 días en huelga de hambre ?, algo sobre lo cual se le baja el perfil de manera descarada.

¿Algún medio ha informado que una de las funcionarias del ministerio de cultura, fallecida en el accidente, Galia Díaz, fue despedida del trabajo cuando asumió el nuevo ministro Cruz-Coke, a pesar de tener fuero maternal y que debido a una orden de contraloría debió ser reincorporada? Murió dejando a su hijo de nueve meses, y en declaraciones el señor Ministro de Cultura resaltó su “gran profesionalismo y entrega”, con gran cinismo, cuando ella estuvo en un viaje que nunca debió hacer.

Tal vez nunca se sepa las razones del accidente, la Fuerza Aérea de Chile está investigando los errores cometidos por quienes planificaron el viaje, hay voces que hablan de la responsabilidad de la institución en ello, algo que tendrá que dilucidar el fiscal de aviación a cargo de la investigación y por otro lado la Policía de Investigaciones de Chile. Ya el general de aviación Larraechea ha llamando a no buscar culpables, mientras los medios entregan su show mediático.

Más allá de todo dramatismo, no podemos olvidar los reales problemas que tenemos los chilenos y no debemos dejarnos adormecer por el narcótico sensacionalismo de la prensa.

Fuente

La decadencia lenta del gobierno de Angela Merkel

miércoles 7 de septiembre de 2011

Harald Neuber (PL)

El resultado de las elecciones regionales en el noreste estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental es otra señal más de la decadencia política del gobierno federal de la canciller Angela Merkel.

Según los datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadísticas, el partido democristiano (CDU) de Merkel perdió el domingo 5,7 por ciento de los votos, logrando un magro resultado de solamente 23,1 por ciento.

Mientras, los liberales del FDP -uno de tres partidos gubernamentales a nivel federal- ya no tendrán presencia parlamentaria con solamente 2,7 por ciento, menos que la mitad del porcentaje que logró el partido fascista NPD con seis por ciento.

A la par, los socialdemócratas del SPD, los socialistas del partido Die Linke (La Izquierda) y Los Verdes ganaron más votos que en los últimos comicios regionales en 2006.

Ya el lunes, el primer ministro, el socialdemócrata Erwin Sellering, abrió negociaciones multilaterales con el CDU y con los socialistas.

Según observadores políticos, es probable que Sellering continúe con la coalición anterior con los socialistas.

Sin embargo, la decepción sobre los partidos políticos se reflejó en la escasa participación en las elecciones, pues solamente 51,4 por ciento de los ciudadanos con derecho a votar hicieron valer su derecho.

En las últimas elecciones en Mecklemburgo-Pomerania Occidental en el año 2006 eran todavía 59,1 por ciento.

Una de las conclusiones más importantes de estas últimas elecciones regionales, aparte del debilitamiento evidente del campo conservador, es el resultado del joven partido socialista Die Linke, que logró un leve aumento de los votos, logrando 18,4 por ciento.

Con este resultado, los socialistas se defendieron exitosamente contra una inmensa campaña anticomunista por parte de los medios de la derecha.

En vista de este resultado, resurge el debate en las filas de los socialistas sobre la participación en el gobierno.

"Para mi, la participación en el gobierno tiene sentido, pero no a cualquier precio", dijo la candidata de esa tendencia Ida Schillen, que recibió el mejor resultado de su partido en todo el estado.

Según Schillen, "nosotros tenemos que hacer claro nuestras posiciones en las negociaciones con los socialdemócratas".

Mientras, para el gobierno federal de Merkel la situación técnicamente no cambiará, pues si Sellering sigue gobernando con los socialistas, no se afectará el equilibrio de poderes en el Consejo Federal, la cámara alta del parlamento alemán.

Sin embargo, la señal política de las elecciones en Mecklemburgo-Pomerania Occidental es fatal para Merkel.

Hasta las elecciones federales en un año, la democristiana tendrá que gobernar con un partido en crisis y con los liberales como un socio de coalición casi inexistente.


Fuente

La OTAN apura operativos militares en Oriente Medio para encubrir la bancarrota económica de occidente

miércoles 7 de septiembre de 2011

Enrique Muñoz Gamarra (especial para ARGENPRESS.info)

La pugna interimperialista es muy intensa. Para las personas escépticas que no creen esto recomiendo la lectura de la siguiente noticia: “Inspección china a helicóptero de Estados Unidos es ‘infundada y ridícula”, publicada el 17 de agosto de 2011 en: spanish.china.org.cn Es una nota que refiere al helicóptero MH-60 Black Hawk (Stealth) de última generación (con tecnología incorporada de baja detección a radares y con equipos que reducen el ruido en los motores) siniestrado en el operativo militar que el Pentágono desplegó, supuestamente, para aniquilar a Bin Laden el 02 de mayo de 2011 en Pakistán y por la que China fue acusada por los Estados Unidos de haber inspeccionado y recopilado información sobre este aparato. Prueba más que suficiente de la dura confrontación interimperialista que hay en el mundo.

Pero, en lo fundamental, debemos ser muy claros en reconocer que ahora el sistema capitalista mundial está en picada cayéndose a lo más profundo de su gran crisis económica iniciada en 2008. Los tiempos, definitivamente, son muy duros. Son los tiempos que indican que incluso una nueva flexibilización cuantitativa (QE3) podría serle sencillamente contraproducente. Y, fíjense, es la única alternativa que le queda. No es para menos, la economía mundial ya está sobre girada de dólares sin valor y que en última instancia la está conduciendo a un rápido debilitamiento del dólar, forzándolo, en primer lugar, a perder su status privilegiado de moneda de reserva internacional que desde la década de los treinta del siglo pasado la ostentaba.

También es muy importante advertir, algo desconocido hasta ahora, ocurrido en lo más álgido de la crisis económica (primera quincena de agosto de 2011), el descontrol del sistema financiero mundial, que condujo, entre otras, a un significativo desplome del Bank of América, primer banco estadounidense, ocultada por las prensas occidentales. Y, todo, en un escenario de ruptura del acuerdo estratégico económico entre Estados Unidos y China ocurrida a principios de este año (2011), y que a la postre, esta conduciendo a un debilitamiento extremo del frágil equilibrio estratégico que aún queda en el mundo.

Y, es en este contexto que ocurren, primero, la desesperada ocupación de Trípoli (23 de agosto de 2011) y, luego, las provocaciones terroristas de la OTAN sobre Siria. En sí, operativos militares de desconocimiento de acuerdos estratégicos e históricos firmados, de facto, entre occidente y oriente al final de la Segunda Guerra Mundial. Y, todo con el objeto de mostrarse (Estados Unidos) ante el mundo, que aún es una potencia vigente, además, para encubrir la quiebra colosal de su economía y, de paso, por supuesto, aterrorizar a los pueblos que luchan por una sociedad más justa, insinuándoles, que sus estrategias de poder son impracticables.

Pero ahora el asunto es Siria. Este país se ha convertido en el punto clave de un conflicto mayor al que puede desembocar finalmente el mundo si continúa con esta tendencia. Ahora mismo el militarismo estadounidense, junto a su eje (Estados Unidos, Gran Bretaña y OTAN), está apurando esta situación tratando de ocupar totalmente el Oriente Medio.

El asunto es la confrontación Estados Unidos-China.

En primer lugar es bueno no perder de vista el Acuerdo Estratégico en Economía de China y Estados Unidos establecida en 1978 hasta 2010. Fueron tres décadas de “éxitos”: el primero mantuvo la supremacía sobre el sistema imperialista (incluso avanzó sobre Asia Central tras la caída de la ex URSS en 1991) y el segundo ascendió hasta el segundo lugar en este mismo sistema. Hasta aquí fue imprescindible el acuerdo estratégico para ambos países.

Pero los tiempos cambian. El sistema capitalista, inmerso en su ciclo económico largo de crisis o contracción desde 1973, empieza a hundirse en 2008. Incluso desde inicios del presente milenio (2000) la erosión económica del sistema ya era notoria (crisis del punto com). El Pentágono entonces estaba ya muy preocupado. El asunto era la crisis económica que corroía su economía y a ello se sumaba el ascenso chino.

Importancia del XII Plan Quinquenal chino. Allí se reorienta la economía china. Primero, observa con más cuidado el desarrollo de su mercado interno. Segundo, empieza a diversificar sus reservas internacionales. Entonces impulsa acuerdos de comercio en su propia moneda o en una canasta de monedas, pero ya no exclusivamente en dólares como se venía haciendo.

Se vuelve socio comercial de primer nivel y con expansión muy fuerte sobre zonas importantes del planeta: Europa, África, América Latina, Asia Central y el sudeste asiático. Por supuesto esto es una gran preocupación para los Estados Unidos que en la voz de su Secretaria de Estado, Hillary Clinton, llama a la inversión de china en África una política “neocolonialista”.

Sin embargo hasta el año 2009 China ha tenido un crecimiento de dos dígitos en su PBI. En 2010 el asunto empezaba a complicarse. En 2011 emerge el espectro del recalentamiento y la inflación. Ahora se sabe que el año 2011 es el peor año de la Gran Depresión Económica de 2008. Los mercados financieros están sobregirados de capitales ficticios. Aunque los países emergentes se han blindado para vencer estas dificultades nada pueden hacer contra el irresistible flujo de capitales especulativos inyectada desde FED estadounidense hacia sus mercados. Sencillamente la guerra monetaria entre el dólar, el euro y el renminbi chino es muy fuerte.

Entonces el ascenso chino tiene sus límites. En efecto, como hemos dicho más arriba, en 2011 se inician los problemas. No olvidemos que China es parte del sistema capitalista. Está inmersa en sus leyes. Y, más aún, es dependiente de los mercados americanos y en última instancia también su economía es una “economía burbuja” (1).

Estados Unidos tiene el monopolio de la tecnología militar. Sus fuerzas armadas son muy poderosas. ¿Qué país podía competirle? Ninguno. Sólo el instrumento atómico de Moscú y demás constituye la disuasión de la locura estadounidense. Y, lo es hasta ahora, a pesar de sus grandes avances tecnológicos. Una situación momentánea porque, en lo esencial, Estados Unidos esta camino a ser desplazada en esta materia por estar en un proceso de desindustrialización muy importante que mina su base industrial manufacturera.

Esto indudablemente caldea las relaciones China-Estados Unidos. Pues, no significaban otra cosa, sino, el ascenso del mundo a un periodo de mayores conflictos entre los grupos de poder monopólicos de estos dos países. Y, la consecuencia fue el avance de una nueva geoestrategia geopolítica, incluso que viene desde 2001 cuando se estableció la Organización de Cooperación de Shangai (OCS), de ejes y alianzas. En realidad una estrategia que emergió del interior de las estructuras económicas que envuelven el mundo, donde las transnacionales imperialistas interactuaban en vivo y en directo, claro está, por su vigencia y la supremacía. Una estrategia histórica que ahora mismo esta llevando a confrontaciones mayores y directas entre estos dos grupos de poder mundial.

Importancia del décimo conclave de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS). A partir del 15 de junio de 2011 (Conclave de la OCS en Astana-Kazajstán) la OCS empieza ha consolidarse. El asunto es que en ese conclave hubo afianzamiento de los acuerdos estratégicos entre Rusia y China firmados en 2001 tras la aparición de la OCS en ese mismo año. Así fue superándose la ruptura Chino-Soviética de 1961. Además no olvidemos que este conclave ocurre tras la ruptura del acuerdo estratégico Estados Unidos-China en lo económico establecido en 1978. Si bien es cierto que allí no se admitió a India y a Pakistán como nuevos socios plenos, la importancia de este conclave estriba en que se consolidó la alianza estratégica (militar) entre Rusia y China. Allí en este último conclave las partes discutieron las constantes provocaciones estadounidenses respecto a la instalación de los sistemas antimisiles en territorio europeo orientados contra Rusia. Además las constantes provocaciones de la OTAN en el Mar meridional de China. Esto muestra la importancia de la cooperación no solo económica sino incluso militar entre estos dos países. No olvidemos que Rusia es una potencia nuclear de primer nivel y China es la segunda potencia capitalista aún en ascenso.

Cierto, últimamente se han establecido importantes plataformas de negociación bilateral entre Estados Unidos y China, pero, ni uno de estos alcanza la altura que tuvo el “Acuerdo Estratégico en Economía” colapsada a fines de 2010. Entre estas plataformas de acuerdos bilaterales podemos citar los siguientes: primero, “diálogos estratégicos y económicos”. Segundo, “consultas de alto nivel de gobierno a gobierno”. Tercero, “comisiones conjuntas de comercio”. Cuarto, “consulta China-Estados Unidos sobre Asia Pacifico”, etc. (2).

Y, de acuerdo a esto, la confrontación estratégica militar entre Estados Unidos y China es aguda. Algunos analistas hablan de una Nueva Guerra Fría entre estos dos países. Para el que escribe estas notas el mundo esta tras el espectro de la gran guerra. Está claro que los grupos rapaces que dirigen el Pentágono empiezan a apretar sus dientes. Hay fuertes pugnas geoestratégicas que erosionan el equilibrio estratégico mundial.

Desde finales del año pasado Estados Unidos conmociona la región este del Mar Mediterráneo. Primero, con guerras de baja intensidad y, luego, directamente con sus fuerzas armadas. Allí se juega uno de los conflictos más importantes de la actualidad mundial. Realmente es preocupante la situación de Oriente Medio. El asunto es que las provocaciones de Estados Unidos son enormes y muy graves. Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a través de la OTAN han pasado a una ofensiva militar muy fuerte, primero, en el Norte de África y, luego, a Oriente Medio.

Esto también es efectivo en Suroeste de Asia donde trata de desestabilizar a la OCS enfrentando a Pakistán contra India y para ello arma el súper show mediático de la supuesta muerte de Bin Laden en Abbottabad, Pakistán.

Entonces hay una intensa ofensiva militarista estadounidense que erosiona peligrosamente el frágil equilibrio estratégico que en 1991 ya había sido afectado.

Contenido geoestratégico de Oriente Medio.

En principio, se sabe de sobra que la esencia de cualquier conflicto militar es la cuestión económica. No olvidemos que la política es la continuación de la economía. En Oriente Medio, precisamente, está el reservorio más grande de petróleo del mundo. Hasta allí van todas las economías del mundo a abastecerse de energía para hacer funcionar sus industrias. Es la región más importante de energía del planeta.

Entonces las pugnas son por el control de las zonas petrolíferas. El petróleo incendia las contradicciones. Es un arma muy poderosa. Estados Unidos controla las cuatro principales bolsas petroleras del mundo: la bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), bolsa Internacional del Petróleo de Londres (IPE), bolsa de petróleo de Japón y bolsa de petróleo de Singapur. Y, por encima de todo, tiene tres marcas (West Texas Intermediate, Brent de Noruega y el Crudo de Dubai) para manipular el precio del crudo.

Pero, para mala suerte de las transnacionales occidentales, Irán el 13 de julio de 2011 ha inaugurado su propia bolsa petrolera en la isla Kish y, consecuentemente, ha creado su propia marca que establecerá los precios del petróleo a partir del euro, lo que, en efecto, revienta el alma a la burguesía financiera estadounidense.

Históricamente esta región ha sido el centro de grandes disputas por el control del petróleo. Los pueblos árabes han soportado dolorosas guerras petroleras desde inicios del siglo pasado.

Pero es tan importante esta región que aquí está ubicada el depósito más grande de armas del mundo: Israel. También aquí está estacionada la flota naval más importante de los Estados Unidos: V flota (que entró en operaciones el 26 de abril de 1944 y con sede en Manama, Bahrein). Y, aquí se desarrolla la mayor ofensiva ideológica de los últimos tiempos: la reacción religiosa islámica yihadista, instaurada desde un primer momento, en un ordenamiento de organizaciones paramilitares. Son tres situaciones que siempre deben tomarse en cuenta en cualquier análisis de esta región.

En Siria puede iniciarse el conflicto mayor.

11 de septiembre de 2001 y el inicio de la ofensiva militarista en el mundo. Advierto que en anteriores artículos sostuve que no estaba claro si con este suceso se iniciaba la Tercera Guerra Mundial. Lo que si estaba claro es que a partir de esta fecha el mundo se vio envuelto en graves conflictos militares. Por lo menos hemos visto el desembarco de la formidable maquinaria de guerra de los Estados Unidos, primero, en Afganistán y, luego, en Irak (segundo productor mundial de petróleo, antes de la invasión producía 4 millones de barriles por día, en tanto Arabia Saudita ahora mismo produce 10.9 millones de barriles por día).

La tremenda importancia geoestratégica de Siria. Hasta ahora Siria ha sido un punto importante en el equilibrio estratégico de Oriente Medio. Siria tiene estrechos vínculos de amistad y cooperación (comercial y militar) con Irán y las resistencias palestinas. Es la parte más importante del juego geoestratégico entre occidente y oriente en esta región.

Cierto, Siria es una región de contención. Una frontera de facto entre occidente y oriente que, incluso, tras la caída de la ex URSS en 1991, ni el sionismo israelita ni Bill Clinton ni W. Bush, se atrevieron a romperla. Pues si cae Siria, el transito naval en el Mar Mediterráneo estaría prácticamente restringida para las embarcaciones rusas y chinas. Entonces el Mar Mediterráneo habría pasado a control total de las fuerzas de la OTAN. Prácticamente las actividades de la flota rusa en el Mar Negro habrían quedado varadas en ese mar. Y, para ocupar Irán sólo faltaría avanzar sobre el Estrecho de Omuz, esto es, en el Mar Rojo, es decir, en el Golfo Pérsico. Esa es la ambición suprema del Pentágono. De hecho el petróleo y la ubicación geográfica de Oriente Medio han sido muy importantes. Y, más aún, en esta coyuntura tan especial como la que hoy vivimos.

Y, con esto, las resistencias palestinas se habrían visto en una situación muy complicada. Y, así, el Pentágono habría logrado asegurar la existencia del sionismo israelita.

Pero, en general, si cae Siria, Rusia y China habrían perdido una zona geoestratégica muy importante. Es decir, habrían terminado arrinconados en su propia región: el continente asiático. Algo no ocurrido durante siglos que incluso rebasa la propia historia del sistema capitalista. Por lo menos para la parte rusa habría significado la expulsión de su base naval del puerto Tartus. Sobre esto es aleccionador el caso libio, pues, tras la ocupación ahora ya se habla de bases militares de la OTAN en este país.

Y, finalmente, el asunto libio. Tras la ocupación de Trípoli, Estados Unidos y sus prensas, hablan del control de Libia. Pero lo cierto es que aquí recién empieza la Guerra. En realidad una guerra anti-colonialista. En primer lugar Gadafi ha pasado a la clandestinidad. Mantiene una buena parte de su estructura militar. Y, de hecho, la guerra va ser prolongada. Y, lo más importante, aquí en Libia la OTAN halló su primer tropiezo en lo que refiere a las ofensivas ideológicas (reacciones religiosas) en este caso referentes al integrismo islámico que asolan el Oriente Medio. Libia desnudó por completo que Al Qaeda es instrumento importantísimo del Pentágono. Una organización paramilitar que aterroriza el Oriente Medio. Fue tan grave este tropiezo que tuvo que intervenir directamente el comandante taliban Mullah Muhammad Omar escribiendo un artículo para aclarar la situación de su agrupación (3). Entonces ésta fue la mayor derrota del Pentágono en su intervención armada en Libia. Las prensas occidentales están aterrorizadas.

Equilibrio Estratégico Mundial en grave riesgo.

Se sabe de sobra que al finalizar la Segunda Guerra Mundial se estableció en el mundo un equilibrio estratégico muy importante sobre la base de la bipolaridad, es decir, sobre la base de las fuerzas de Estados Unidos y la URSS.

Sin embargo las correlaciones de fuerza en el mundo han sido siempre cambiantes. No olvidemos que las confrontaciones interimperialistas han sido muy duras: la Guerra Fría, los procesos anti-colonialistas en África, las guerras de agresión en el sur de China entre los años sesenta y setenta del siglo pasado, es decir, Camboya (hoy resucitada con juicios anti-comunistas y anti-históricos) y la guerra de Vietnam, etc., son muestras de esta situación.

Entonces, sobre esta base hubo significativas erosiones en el equilibrio estratégico mundial:

Primera erosión. Fue tras la caída del Muro de Berlín en 1989 y la desintegración de la ex URSS en 1991. En efecto, Estados Unidos, tras estas catástrofes geopolíticas en Europa y Asia, logró penetrar en el patio trasero de Rusia. Fue una de las primeras erosiones del equilibrio estratégico mundial. En primera instancia caen los países ex soviéticos del este europeo, entre ellos Letonia, Lituana, etc. (países bálticos), luego, a través de contrarrevoluciones fascistas son ocupados algunos países en Asia central (Ucrania, Georgia, etc.). En fin un proceso que se desarrolló desde el plano económico cuando Estados Unidos se creía muy fuerte aplicando sus políticas de “nueva economía” y, por supuesto, de “globalización” y neoliberalismo.

Segunda erosión. En la actualidad estamos siendo sacudidos por una segunda erosión del equilibrio estratégico mundial. Una erosión que puede despedazar todo el equilibrio estratégico. Esta exacerbada por los sucesos que desata la OTAN en el norte de África y en los países de Oriente Medio. Esto es, más que nada, desde el plano militar y en una situación de quiebra económica de los Estados Unidos. Este país entiende que su poderío militar no puede mantenerse por mucho tiempo si su economía esta colapsada. Y esto, igual que el anterior, no es un asunto propio o unilateral de este país, es la imposición de las leyes capitalistas que llegado a su etapa imperialistas es esencialmente guerrerista y cuya base económica esta sustentada en la especulación financiera, cuando sus tasas de ganancia han disminuido drásticamente.

Y, la zona donde se encuba el mayor conflicto mundial de nuestro tiempo está en el sudeste asiático. Dejo esto para una nota posterior.

Notas:
1) “Crisis económica mundial: un verano de infarto”. Autor: Corriente Comunista Internacional. Artículo publicado el 28 de agosto de 2011, en: www.kaosenlared.net
2) “Biden: la relación China-Estados Unidos es calve de la estabilidad económica global”. Noticia publicada e 19 de agosto de 2011, en: spanish.china.org.cn
3) “La guerra, el retiro de las fuerzas extranjeras, las bases y el futuro de Afganistán” Autor: Mullah Muhammar Omar. Artículo publicado el 02 de septiembre de 2011: www.rebelion.org

Enrique Muñoz Gamarra es sociólogo, investigador y analista político peruano. Especialista en asuntos internacionales. Hoy trabaja en forma independiente.

Fuente

Crisis económica. ¿Qué hacer para liberarse de la trampa de las deudas públicas?

miércoles 7 de septiembre de 2011

François Chesnais (À L´ENCONTRE)

Publicamos aquí la entrevista completa realizada el 28 de junio entre François Chesnais y Dominique Sicot, periodista en L´Humanité Dimanche.

¿Cómo definir la situación de las clases populares en Europa en relación con la cuestión de la deuda?

En mi libro (1) hablo del “doble castigo” que las burguesías y los gobiernos están infligiéndoles. A fines de 2008 y durante todo el 2009, los asalariados y asalariadas han sufrido de lleno el látigo de los efectos de la crisis mundial bajo la forma de cierres de fábricas, despidos, reducción de horarios y congelación salarial. Luego, a partir de la primera fase de la crisis de la deuda griega, en mayo de 2010, y la entrada en escena de las agencias de calificación como portavoces de las exigencias de los bancos y de los inversores financieros, los gobiernos europeos han emprendido un ataque a las clases populares en todos los niveles en nombre de la obligación de pagar la deuda.

Lo que el gobierno de Papandreu ha aceptado imponer a los ciudadanos griegos en el marco del nuevo plan de salvamento puesto a punto por la troika -UE, BCE y FMI- produce escalofríos. Subida de dos puntos del IVA, del 19% al 21%; aumento de los impuestos sobre el alcohol, el tabaco y los combustibles (0,08 euros sobre la nafta y 0,03 euros sobre el gasoil); creación de un “derecho de acceso” a la red eléctrica; reducciones de salarios y de jubilaciones en la función pública por 1700 millones de euros, es decir, el 0,7 % del PIB; congelación de todas las jubilaciones públicas y privadas; amputación del programa de inversión pública; medidas para facilitar los despidos; ola de privatizaciones de una amplitud sin precedentes (puertos, aeropuertos, ferrocarriles, agua, telecomunicaciones, el Banco Postal, etc.). En Portugal, las medidas aceptadas por los dos partidos mayoritarios son de la misma naturaleza. En Irlanda, en el contexto de un sistema económico y social a la anglosajona, donde la protección social era ya débil, los estragos del plan de austeridad como consecuencia de la estatización de la deuda de los bancos son particularmente fuertes en la salud pública y la enseñanza.

En mi libro, recuerdo que la decisión del gobierno Sarkozy de acelerar de repente la “reforma” de las jubilaciones y de imponerla a cualquier precio es la consecuencia de una exigencia de las agencias de calificación, a fines de mayo de 2010. Los planes de austeridad están ya en marcha en todas partes. No tienen aún el grado de intensidad que la UE, el BCE y el FMI están administrando a Grecia, e incluso a Portugal e Irlanda. Los asalariados y asalariadas y los jóvenes de la mayor parte de los países europeos deben esperar políticas que apuntan a imponerles la misma amarga poción. Buen número de los indignados que han ocupado las ciudades de España lo han comprendido.

Se leen llamamientos a que el pago de la deuda sea puesto en el centro del debate de la campaña presidencial de 2012. ¿Qué piensas sobre este tema?

Es inevitable que ocurra. Lo que está en juego es saber quién toma la iniciativa y define sus términos. En Le Monde del 28 de junio, Stéphane Boujnah -quien, tras haber sido una “vedette” del Deutsche Bank, es no solo presidente del think tankEn Temps Réel sino también delegado general del grupo financiero Santander en Francia- escribe que la deuda francesa debe ser pagada. Desea la creación de un “Consejo nacional para la recuperación de las cuentas públicas”, que estaría inspirado, dice, “en el legendario Consejo Nacional de la Resistencia”. Esto equivale a decir que la deuda pública francesa es legítima y que una especie de unión sagrada debe permitir que sea liquidada.

El movimiento social francés debe oponerse con todas sus fuerzas a este discurso, que es absolutamente dominante en los medios y, por el momento, en la mayor parte de los discursos políticos. Si la deuda de Grecia tiene rasgos de deuda odiosa, todas las deudas públicas europeas son ilegítimas, entre ellas, la de Francia. Esto es así por las condiciones políticas en las que los países han caído bajo el dominio de los mercados y por la naturaleza de los préstamos sobre los que se deben pagar intereses a los bancos y asegurar su devolución.

El mandato moral de pagar la deuda hecho a los ciudadanos se basa en dos ideas. En primer lugar, que éstos formarían parte de manera consciente y con consentimiento de la acumulación de la deuda. En mi libro, reúno un conjunto de elementos puestos a la luz por sindicatos como el SNUI (Sindicato de las finanzas públicas) y de Sud Trésor o periodistas meticulosos como los de Médiapart, que muestran hasta qué punto esto no ha sido así. El escudo fiscal es solo la punta visible de uniceberg de bajada de los impuestos del capital y de las altas rentas y de evasión fiscal. La segunda “falsa evidencia”, por utilizar la expresión de LesÉconomistes Atterrés, es que serían sumas, fruto de un ahorro amasado por una dura labor, que habrían sido prestadas. No es sino muy marginalmente así. Cuando los bancos y los fondos de inversión prestan a los estados, activan mediante el “efecto de palanca” un mecanismo de apropiación de una parte de los impuestos pagados por quienes no pueden escapar de él (el IVA en particular). Estos préstamos se basan en un tejido complicado de transacciones interbancarias en buena parte ocultas (el shadow banking system o “sistema financiero de la sombra”), cuyas bases son tan frágiles que toda falta de pago, incluso de un muy pequeño país (Grecia representa el 2% del PIB de la zona euro), es una amenaza para los bancos.

Defiendo, igual que lo hace Attac, la necesidad de proceder a una auditoría pública de la deuda. En Grecia, un comité por la moratoria y la auditoría de la deuda ha sido creado en enero de 2011. Sus militantes han llevado a cabo ya un trabajo suficientemente fuerte como para que un sector de los militantes de la plaza Syntagma lo haya adoptado y que se haya podido oír en un video de Dailymotion, a una joven portavoz del sindicato de los empleados estatales gritar, al final de la entrevista, las consignas de la pegatina que llevaba: “¡No debemos nada! ¡No se venderá nada! ¡No se pagará nada!”.

En España, la actividad de los bancos está en el punto de mira de los indignados. Subrayo, quizá más fuertemente de lo que lo hace por el momento Attac que, dadas las tradiciones políticas francesas, la auditoría puede verdaderamente tomar cuerpo solo bajo la forma de una amplia campaña popular iniciada por las asociaciones y partidos, de la que la campaña de los comités por el No al Tratado Constitucional Europeo (TCE) de 2005 proporciona un perfecto ejemplo. El caso griego muestra el inmenso alcance democrático de una campaña por la moratoria y la auditoría popular de la deuda. En Francia, quienes han estudiado las centenares de páginas del TCE serán perfectamente capaces de analizar los documentos públicos, particularmente los informes parlamentarios, en los que son detallados una amplia parte de los “regalos al capital”. Tratándose de los detentadores de los títulos de deuda, la cuestión de la salvaguarda del pequeño ahorro en caso de anulación es a menudo planteada. Cuando se hacen las declaraciones de impuestos, los bancos calculan al centavo los importes relacionados con las diferentes formas de ahorro de los hogares. Y les serán garantizados, pues no representan sino una minúscula parte de los créditos sobre el estado reclamados por los bancos y los inversores financieros.

¿Así pues, no estamos ante una crisis griega, sino ante una crisis propiamente europea?

Exacto. Se trata de una crisis europea, porque bancos europeos, alemanes y franceses en particular están amenazados más o menos seriamente por una suspensión de pagos del estado debido a su gestión arriesgada y oculta. Mucha gente ha dicho que la crisis de los bancos estaba acompañada por una crisis de la gobernabilidad europea. Estamos más bien ante un ensayo de puesta en marcha de lo que Naomi Klein llama “la estrategia del shock”.

Las rivalidades entre las élites europeas, la independencia del BCE, la pesadez de las instituciones de la UE hacen su montaje complicado. Pero, si se toman las propuestas ya antiguas del luxemburgués Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, los discursos de Ángela Merkel y de Nicolas Sarkozy y el “Pacto por el euro” que endurece drásticamente el “Pacto de estabilidad” y, en fin, el reciente discurso de Jean-Claude Trichet defendiendo un gobierno aún más centralizado y autoritario de la zona euro, estamos claramente frente a una tentativa de utilizar la “crisis de la deuda” para someter de nuevo a las clases populares al “talón de hierro” del capital.

Esta “estrategia del shock” tiene por contexto, en el plano mundial, el callejón sin salida en que se encuentran la acumulación financiera y el modelo de crecimiento por endeudamiento. Los Estados Unidos han sido un elemento de cohesión. Estuvieron en el epicentro de la caída del Nasdaq en 2001 y de los bancos de inversión en septiembre de 2008. No conocen otro modelo e intentan, por tanto, perpetuarlo. Sin embargo, el gobierno americano está casi en suspensión de pagos. Los países de Europa, entre ellos los de la zona Euro, han copiado los mecanismos del modelo de crecimiento por endeudamiento en combinaciones diferentes. Irlanda y España han construido una prosperidad ficticia sobre booms inmobiliarios insensatos. En todas partes, las empresas han aprovechado las oportunidades de la liberalización para hacer jugar la competencia entre asalariados de países de trayectoria histórica y niveles de salario y de protección social muy diferentes. La demanda interna ha decaído y no ha sido sostenida más que por el endeudamiento de las familias. En todas partes, los gobiernos, tanto de izquierdas como de derechas, han bajado los impuestos sobre el capital y sobre las altas rentas y han compensado la bajada de la fiscalidad mediante un recurso creciente al préstamo.

La tasa de endeudamiento de Francia se acerca ahora al 90% del PIB. Pero en el otoño de 2008, antes del rescate de los bancos y de los grupos del automóvil, estaba ya al 63%. Lo mismo es válido para otros países. Pero Francia es también la sede de tres de los grupos financieros (se les llama aún bancos, pero el término es falso) muy implicados en el apoyo al boominmobiliario en España y en la compra de títulos de la deuda.

Se oye a los dirigentes europeos repetir que si el pueblo griego lograra impedir el nuevo plan de austeridad, ello podría desencadenar quiebras bancarias en cascada.

La realpolitik de la finanza quiere, efectivamente, que los pueblos acepten inmolarse para que la dominación del capital perdure. El primer acto de la toma de posesión de la nueva directora del FMI, Christine Lagarde, ha sido, de forma completamente natural, hacer un llamamiento al parlamento griego a ser “responsable” y a votar unánimemente las leyes correspondientes al nuevo “plan de rescate”.

Volvamos sobre los bancos. Con la ayuda de la concentración, los bancos se han transformado en grupos financieros para los que las operaciones de lejos más provechosas son las de valorización de las carteras de los ricos (la banca privada) y, sobre todo, las operaciones de especulación sobre los títulos de la deuda pública y de refinanciación de los préstamos de las sociedades inmobiliarias y de los bancos hipotecarios. Desde su salvamento en 2008, los bancos no han depurado todos los activos tóxicos de sus cuentas. Han continuado haciendo inversiones de alto riesgo en las dos esferas de actividad mencionadas. Han recuperado los niveles de ganancias de antes de la crisis. Sus accionistas han recibido dividendos y los dirigentes, stock-options elevados. Sus títulos (cerca del 20% del CAC40) han aumentado el precio de Bolsa. Hay un debate incesante en los periódicos especializados para apreciar, se podría incluso decir adivinar, la situación de su balance y, por tanto, el grado en que una suspensión de pagos haría temblar verdaderamente el sistema financiero mundial. En lo que concierne a la deuda griega, la mayor parte de los grupos financieros han tomado disposiciones. Se pueden interpretar así las informaciones relativas a las iniciativas tomadas por el BNP Paribas sobre Grecia. Pero un “efecto dominó” sigue siendo posible. Lo que inquieta verdaderamente a las finanzas es la situación española, cuarta economía de la zona euro, donde el marasmo económico es profundo en un momento en que la juventud y sectores sociales se movilizan.

En tu libro, privilegias la cuestión de la anulación de la deuda y la puesta de los bancos bajo control social, ahí donde otros se focalizan en la salida del euro.

Hay diferentes formas de posicionarse en relación con la crisis del euro. Se puede ver el euro como un obstáculo (algunos lo han pensado desde el comienzo) y, por tanto, la crisis actual como la ocasión de volver a una moneda nacional cuyo gobierno podría relanzar el crecimiento por la devaluación de la tasa de cambio. Quienes tienen esta posición hablan poco o nada en absoluto de la deuda. Piensan, quizá, que el aumento de los ingresos fiscales ayudaría a resolverla en buena parte. Olvidan la experiencia de la devaluación competitiva de finales de los años 1980, con una deuda bastante menos elevada y una base industrial bastante más sólida.

Se puede ver la crisis del euro como algo inscrito en los hechos en razón de la probabilidad, incluso la ineluctabilidad, de una suspensión de pagos de Grecia. La deuda griega era del 133% del PIB en 2010. Va a acercarse al 160% en 2011 y rozar, según algunas proyecciones, el 180% de aquí a dos años. Las medidas brutales no hacen sino retardar el momento en que habrá que dar “un salto a lo desconocido”, es decir, reestructurar la deuda, alargar los plazos, borrar una parte. Es completamente posible que el “efecto dominó” sea entonces tan fuerte que la zona euro estalle. Ciertos bancos no lo resistirían, de forma que la cuestión de su puesta bajo control social se plantearía.

No se les podría, sin embargo, evitar nuevamente la quiebra de forma gratuita. Los trabajadores se encontrarían más que nunca confrontados a la pregunta: ¿hay que desangrarse para que el estado asegure un servicio de la deuda pública aplastante (¡en Francia, donde el estado absorbe hasta 50 mil millones de euros, la totalidad de lo que es recaudado a título del impuesto sobre la renta!) de forma que se les permita a los bancos continuar pagando dividendos y remuneraciones alucinantes a sus dirigentes?

Lo que yo defiendo es que el movimiento social, ayudado, si es posible, por algunos partidos, se prepare para no ser tomado por sorpresa en una nueva crisis bancaria y para poder responder a ella con la ayuda de la consigna de “tomar los bancos”. Esta consigna tiene un carácter algebraico. El grado de radicalidad de su puesta en marcha depende del estado de la correlación de fuerzas políticas, es decir, de la importancia de la preparación política ciudadana anterior. Es posible que la resistencia de las clases populares y de la juventud, como en España, sea un factor desencadenante de las quiebras bancarias. Pero es el propio sistema bancario el que se ha puesto en esa situación. La creación de una red de comités por la auditoría de la deuda permitiría al movimiento social prepararse para esa eventualidad. Esta red estaría dispuesta a movilizarse contra todo nuevo anuncio gubernamental acerca de la necesidad de “salvar a los bancos”. Este es, obviamente, el primer paso hacia consignas más radicales. Es lo que muchos militantes esperan de las asociaciones anti-globalización y de los partidos de izquierda y de extrema izquierda.

El combate político por la moratoria y la anulación, tras la auditoría popular, de la mayor parte de la deuda pública no es de los que pueden ser “delegados”. Lo que ocurre en Atenas nos concierne en Francia. Si la deuda de Grecia tiene rasgos de “deuda odiosa”, todas las deudas europeas son ilegítimas.

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Nota:
1) Se refiere a Les dettes illégitimes. Quand les banques font main basse sur les politiques publiques. París: Editions Raisons d'Agir, 2011.

Chesnais, François. Profesor emérito en la Universidad de París 13-Villetaneuse. Destacado marxista, es parte del Consejo científico de ATTAC-Francia, director de Carré rouge, y miembro del Consejo asesor de Herramienta, con la que colabora asiduamente. Es autor de La Mondialisation du capital y coordinador de La finance mondialisée, racines sociales et politiques, configuration, conséquences. La finance capitaliste, último libro bajo su dirección, acaba de ser publicado por Ediciones Herramienta.

Autor imagen: Carlos Latuff

Fuente

Hackers: ¿La nueva guerrilla?

miércoles 7 de septiembre de 2011

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

“Hoy la ficción ha pasado a ser subversiva, los terroristas del futuro podrían ser los ficcionistas.”
Edgar Borges

Hace ya más de un siglo, en 1902, Vladimir Lenin se preguntaba cómo enfocar la lucha revolucionaria; así, parafraseando el título de la novela del ruso Nikolai Chernishevski, de 1862, igualmente se interrogaba ¿qué hacer? La pregunta quedó como título de la que sería una de las más connotadas obras del conductor de la revolución bolchevique. Hoy, 110 años después, la misma pregunta sigue vigente: ¿qué hacer?.

Es decir: qué hacer para cambiar el actual estado de cosas. Si vemos el mundo desde el 20% de los que comen todos los días, tienen seguridad social y una cierta perspectiva de futuro, las cosas no van tan mal. Si lo miramos desde el otro lado, no el de los “ganadores”, la situación es patética. Un mundo en el que se produce aproximadamente un 40% de comida más de la necesaria para alimentar a toda la humanidad sigue teniendo al hambre como principal causa de muerte; mundo en el que el negocio más redituable es la fabricación y venta de armamentos y donde un perrito hogareño de cualquier casa de ese 20% de la humanidad que arriba mencionábamos come más carne roja al año que un habitante de los países del Sur. Mundo en el que es más importante seguir acumulando dinero, aunque el planeta se torne invivible por la contaminación ambiental que esa misma acumulación conlleva. Mundo, entonces, que sin ningún lugar a dudas debe ser cambiado, transformado, porque así, no va más.

Entonces, una vez más surge la pregunta: ¿qué se hace para cambiarlo? ¿Por dónde comenzar? Las propuestas que empezaron a tomar forma desde mediados del siglo XIX con las primeras reacciones al sistema capitalista dieron como resultado ya en el siglo XX algunas interesantes experiencias socialistas. Si las miramos históricamente, fueron experiencias balbuceantes, primeros pasos. No podemos decir que fracasaron; fueron primeros pasos, no más que eso. Nadie dijo que la historia del socialismo quedó sepultada. Quizá habría que considerarlas como la Liga Hanseática, allá por los siglos XII y XIII en el norte de Europa, en relación al capitalismo: primeras semillas que germinarían siglos después. Los procesos históricos son insufriblemente lentos. Alguna vez, en plena revolución china, se le preguntó al líder Lin Piao sobre el significado de la Revolución Francesa, y el dirigente revolucionario contestó que… aún era muy prematuro para opinar. Más allá de la posible humorada, hay ahí una verdad: los procesos sociales van lento, exasperantemente lentos. De la Liga Hanseática al capitalismo globalizado del presente pasaron varias centurias; hoy, terminada la Guerra Fría, se puede decir que el capitalismo ha ganado en todo el mundo, dando la sensación de no tener rival. Para eso fue necesaria una acumulación de fuerzas fabulosas. Las primeras experiencias socialistas -la rusa, la china, la cubana- son apenas pequeños movimientos en la historia. No ha pasado aún un siglo de la Revolución Bolchevique, pero la semilla plantada no ha muerto. Y si hoy nos podemos seguir planteando ¿qué hacer? ante el capitalismo, ello signfica que la historia sigue aún.

El mundo, como decíamos, para la amplia mayoría no sólo no va bien sino que resulta agobiante. Pero el sistema global tiene demasiado poder, demasiada experiencia, demasiada riqueza acumulada, y hacerle mella es muy difícil. La prueba está con lo que acaba de suceder estas últimas décadas: caída la experiencia de socialismo soviético y revertida la revolución china con su tránsito al capitalismo, los referentes para una transformación de las sociedades faltan, se han esfumado. Movimientos armados que levantaban banderas de lucha y cambios drásticos algunos años atrás ahora se han amansado, y la participación en comicios “democráticos” pareciera todo a cuanto se puede aspirar. Lo “políticamente correcto” vino a invadir el espacio cultural y la idea de lucha de clases fue reemplazándose por nuevos idearios “no violentos”. La idea de transformación radical, de revolución político-social, no pareciera estar entre los conceptos actuales. Pero las condiciones reales de vida no mejoran para las grandes mayorías; aunque cada vez hay más ingenios tecnológicos pululando por el mundo, las relaciones sociales se tornan más dificultosas, más agresivas. Las guerras, contrariamente a lo que podía parecer cuando terminó la Guerra Fría, siguen siendo el pan nuestro de cada día desde la lógica de los grandes poderes que manejan el mundo. La miseria, en vez de disminuir, crece.

Una vez más entonces: ¿qué hacer? Hoy, después de la brutal paliza recibida por el campo popular con la caída del muro de Berlín y el retroceso sufrido en las condiciones laborales (pérdidas de conquistas históricas, desaparición de los sindicatos como arma reivindicativa, condiciones cada vez más leoninas, sobre-explotación disfrazada de cuentapropismo) las grandes mayorías, en vez de reaccionar, siguen anestesiadas. Una vez más también: el sistema capitalista es sabio, muy poderoso, dispone de infinitos recursos. Varios siglos de acumulación no se revierten tan fácilmente. Las ideas de transformación que surgen a partir del pensamiento labrado por Marx, puntal infaltable en el pensamiento revolucionario, hoy día parecieran “fuera de moda”. Por supuesto que no lo son, pero la ideología dominante así lo presenta.

Hoy es más fácil movilizar a grandes masas por un telepredicador o por un partido de fútbol que por reivindicaciones sociales. ¡Pero no todo está perdido! Los mil y un elementos que el sistema tiene para mantener el statu quo no son infalibles. Continuamente surgen reacciones, protestas, movimientos contestatarios. Lo que sí pareciera faltar es una línea conductora, un referente que pueda aglutinar toda esa disconformidad y concentrarla en una fuerza que efectivamente impacte certeramente en el sistema. ¿Por dónde golpear a ese gran monstruo que es el capitalismo? ¿Cómo lograr desbalancearlo, ponerlo en jaque, ya no digamos colapsarlo? Los caminos de la transformación se ven cerrados. Quizá el presente es un período de búsqueda, de revisiones, de acumulación de fuerzas. Hoy por hoy, no se ve nada que ponga realmente en peligro la globalidad del sistema-mundo capitalista. Las luchas siguen, sin dudas, y el planeta está atravesado de cabo a rabo por diversas expresiones de protesta social. Lo que no se percibe es la posibilidad real de un colapso del capitalismo a partir de fuerzas que lo adversen, que lo acorralen. El proletariado industrial urbano, que se creyó el germen transformador por excelencia -de acuerdo a la apreciación absolutamente lógica de mediados del siglo XIX- hoy está en retirada. Los nuevos sujetos contestatarios -movimientos sociales varios, campesinos, etnias, reivindicaciones puntuales por aquí y por allá- no terminan de hacer mella en el sistema. Y las guerrillas de corte socialista parecen hoy piezas de museo. ¿Quién levantaría la lucha armada en la actualidad como vía para el cambio social?

Pero en el medio de esa nebulosa, siguen surgiendo protestas, voces críticas. La historia no ha terminado, definitivamente. Si eso quiso anunciar el grito victorioso apenas caído el muro de Berlín con aquellas famosas frases pomposas de “fin de la historia” y “fin de las ideologías”, el estado actual del mundo nos recuerda que no es así. Ahora bien: ¿qué hacer para que colapse este sistema y pueda surgir algo alternativo, más justo, menos pernicioso?

La pregunta de Lenin sigue siendo válida, y día a día millares de sujetos se la plantean, le buscan respuestas, hacen cosas para encontrarle sentido. En el medio de todas esas búsquedas aparece un fenómeno novedoso, impensable décadas atrás: los hackers. No es la intención de este pequeño escrito problematizar en términos técnicos lo que esto significa, pero sí dejar indicado que ahí hay una potencialidad anti sistema muy grande. Tanto, que el mismo sistema sabe del peligro latente.

El sistema va encontrando los antídotos del caso para frenar todas sus posibles contradicciones. Como decíamos, el mismo proletariado industrial, germen mismo de la revolución socialista, fue reducido en su papel histórico, y el sindicato rebajado a la categoría de institución burocrática asimilada al sistema. Las guerrillas fueron derrotadas en lo militar, o al menos se les achicó considerablemente el espacio político, convirtiéndolas en agentes “terroristas”, bastante impresentables hoy día. Por otro lado, los movimientos sociales de protesta (campesinos, desocupados, mujeres, etc., etc.), divididos como están, no terminan de ser un instrumento que colapse al sistema en su globalidad. ¿Qué hacer entonces?

En ese desconcierto surge este engendro novedoso sobre lo que queremos llamar la atención: los hackers. No estamos diciendo que ese es “el” camino, que ahí está la respuesta a la pregunta que nos planteábamos. Simplemente queremos indicar que ahí hay una nueva incomodidad para el sistema global que no se sabe aún qué puede disparar.

Por lo pronto, y como para contextualizar el asunto, será útil conocer el Manifiesto hacker que circula en estos momentos en el espacio virtual:

El manifiesto del hacker

Hoy han cogido a otro, aparece en todos los periódicos. "Joven arrestado por delito informático", "hacker arrestado por irrumpir en un sistema bancario". "Malditos críos. Son todos iguales". ¿Pero pueden, con su psicología barata y su cerebro de los años cincuenta, siquiera echar un vistazo a lo que hay detrás de los ojos de un hacker? ¿Se han parado alguna vez a pensar qué es lo que les hace comportarse así, qué les ha convertido en lo que son? Yo soy un hacker, entre en mi mundo. Mi mundo comienza en el colegio. Soy más listo que el resto de mis compañeros, lo que enseñan me parece muy aburrido. "Malditos profesores. Son todos iguales". Puedo estar en el colegio o un instituto. Les he oído explicar cientos de veces cómo se reducen las fracciones. Todo eso ya lo entiendo. "No, Sr. Smith, no he escrito mi trabajo. Lo tengo guardado en la cabeza". "Malditos críos. Seguro que lo ha copiado. Son todos iguales". Hoy he descubierto algo. Un ordenador. Un momento, esto mola. Hace lo que quiero que haga. Si comete errores, es porque yo le he dicho que lo haga. No porque yo no le guste, me tenga miedo, piense que soy un listillo o no le guste ni enseñar ni estar aquí. Malditos críos. A todo lo que se dedican es a jugar. Son todos iguales. Entonces ocurre algo... se abre una puerta a un nuevo mundo... todo a través de la línea telefónica, como la heroína a través de las venas, se emana un pulso electrónico, buscaba un refugio ante las incompetencias de todos los días... y me encuentro con un teclado. "Es esto... aquí pertenezco... ". Conozco a todo mundo... aunque nunca me haya cruzado con ellos, les dirigiese la palabra o escuchase su voz... los conozco a todos... malditos críos. Ya está enganchado otra vez al teléfono. Son todos iguales... puedes apostar lo quieras a que son todos iguales... les das la mano y se toman el brazo... y se quejan de que se lo damos todo tan masticado que cuando lo reciben ya ni siquiera tiene sabor. O nos gobiernan los sádicos o nos ignoran los apáticos. Aquellos que tienen algo que enseñar buscan desesperadamente alumnos que quieran aprender, pero es como encontrar una aguja en un pajar. Este mundo es nuestro... el mundo de los electrones y los interruptores, la belleza del baudio. Utilizamos un servicio ya existente, sin pagar por eso que podrían haber sido más barato si no fuese por esos especuladores. Y nos llamáis delincuentes. Exploramos... y nos llamáis delincuentes. Buscamos ampliar nuestros conocimientos... y nos llamáis delincuentes. No diferenciamos el color de la piel, ni la nacionalidad, ni la religión... y vosotros nos llamáis delincuentes. Construís bombas atómicas, hacéis la guerra, asesináis, estafáis al país y nos mentís tratando de hacernos creer que sois buenos, y aún nos tratáis de delincuentes. Sí, soy un delincuente. Mi delito es la curiosidad. Mi delito es juzgar a la gente por lo que dice y por lo que piensa, no por lo que parece. Mi delito es ser más inteligente que vosotros, algo que nunca me perdonaréis. Soy un hacker, y éste es mi manifiesto. Podéis eliminar a algunos de nosotros, pero no a todos... después de todo, somos todos iguales.

¿Qué significa esto? Insistimos: no estamos proponiendo que la vía revolucionaria hoy día haya pasado a ser el internet y los hackers. Contextualicemos bien la cuestión: por lo pronto sólo un 10% de la humanidad usa y aprovecha en alguna medida la red de redes. Para muchísima población mundial el hambre, la seguridad diaria, no saber si mañana amanecerá vivo, eso sigue constituyendo su principal problema; en esa dimensión el internet le es algo absolutamente esotérico, lejano.

Quizá los ataques informáticos al corazón del sistema capitalista constituyan una afrenta importante, tanto que logren abrir brechas. No lo estamos afirmando. Es más: no lo sabemos ni hay razonablemente modo de saberlo. ¿Cómo podría colapsar al sistema global hiper poderoso el hecho que a una de sus grandes corporaciones multinacionales se le paralicen los sistemas informáticos por unos días? ¿Sirve realmente como una propuesta de transformación social que, por ejemplo, se conozcan secretos del Pentágono? En todo caso podemos decir que algunos hackers, o algunos movimientos de hackers, promueven una justicia social y un acceso libre al conocimiento universal que, así considerado, conlleva un enorme potencial transformador. Hoy día el sistema global se centra cada vez más en las tecnologías digitales, en la inteligencia artificial. Golpear allí puede llegar a ser de importancia capital.

Sin levantar en sentido estricto el movimiento hacker como la nueva forma de lucha, es necesario saber, al menos, que es “una” forma de lucha más, junto a otras, que años atrás no existía, pero que por sus características intrínsecas puede ser más dañina para el sistema que un grupo insurgente que, armas en mano, se va a la montaña.

En realidad este breve texto no pretende ser una respuesta a la pregunta básica, la misma que se formulara Lenin hace un siglo y que en este momento se sigue formulando una enorme cantidad de convencidos en un proceso de cambio real. Es sólo un recordatorio, una referencia hacia la necesidad de seguir repensando críticamente qué hacer desde el campo de la izquierda, desde el campo popular, desde el campo de los que seguimos creyendo que la vida humana precisa enormes cambios.

Los hackers, quizá, no son sino una expresión del desconcierto en que vivimos, de la cerrazón de caminos para plantear transformaciones, de la angustia de enormes cantidades de jóvenes que no hallan salida ni ven claridad en su futuro. No lo sabemos. Son, tal vez, un fermento más de cambio. Pero si así fuera, junto a todos los otros fermentos que pueda haber por allí, bienvenidos a la lucha por un mundo mejor.

Fuente