lunes, 24 de septiembre de 2012

Boletín de Prensa . Convocatoria a la Marcha del 27 de Septiembre



¡Alto a la Reforma Laboral!
¡Es Hora de Actuar!

Detrás de la decisión de la oligarquía, los medios de comunicación, el PAN y el PRI de imponer a Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, está la decisión de continuar imponiendo reformas que atentan contra los intereses del pueblo. Este es el caso de la Contrarreforma Laboral que, en caso de aprobarse, ocasionaría:

 1.-   Que en su primer empleo los jóvenes estarían condenados a “periodos de prueba”, de hasta seis meses, después de los cuales pueden ser despedidos sin derecho alguno.

2.-   La subcontratación (outsourcing) significa la vil servidumbre, un patrón nos contrataría para servir a otro y con esto poder rebajar nuestro salario, privándonos de prestaciones sociales, jubilaciones y sindicatos fuertes. Se trata de legalizar lo ilegal.

3.-   Se facilita el despido de los trabajadores y en caso de ganar la demanda laboral, sólo podrían cobrar un año de salarios caídos, cuando los juicios pueden durar cinco o siete años.

4.-   La contratación por horas le otorga a los patrones la posibilidad de pagar salarios menores al mínimo.

5.-   Todas esta “reformas”, y muchas otras más, son inconstitucionales y violatorias de los convenios laborales, firmados por nuestro país, con la Organización Internacional del Trabajo.

Es por todas estas razones que todo el pueblo debe levantarse y movilizarse para evitar la aprobación de estas perversas reformas que nos regresarían a la época del porfiriato.

Pero también debemos organizarnos, formar sindicatos auténticos, democráticos e independientes, para enfrentar la avaricia patronal y su decisión de destruir conquistas laborales que costaron miles de vidas.

También debemos unificar a todo el sindicalismo democrático e independiente en una sola Central de Trabajadores fuerte. Esta central deberá organizar a los trabajadores por sector y rama industrial como a nivel territorial.

Sólo si logramos unificar a toda la clase trabajadora,  los jóvenes,  las mujeres y  los desempleados, estaremos en condiciones de pasar a la ofensiva e imponer las verdaderas soluciones a la crisis económica, como la recuperación del salario real, mejorar nuestras condiciones laborales y la reducción de la jornada de trabajo.

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) convocan  a todo el pueblo de México a continuar las movilizaciones en contra de la Reforma Laboral. Este  próximo 27 de septiembre Aniversario de la Nacionalización de la Industria Eléctrica nos volveremos a movilizar. La cita es a las 4:00 pm. Marcharemos del Monumento a la Revolución a la Cámara de Diputados (San Lázaro).


¡¡No tenemos porqué perder lo que ya ganamos!!
¡¡Abajo la Reforma Laboral de Calderón!!


FRATERNALMENTE.
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”


Sindicato Mexicano de Electricistas
México D.F. 23 de septiembre del 2012.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Texto de volante para reproducir y repartir libremente.



¡¡¡DETENGAMOS LA CONSUMACIÓN DEL ATRACO!!!
LA REFORMA LABORAL PRETENDE QUITARTE LO ÚNICO QUE TE QUEDA: TU EMPLEO Y TUS DERECHOS LABORALES
NO DEJES QUE ABARATEN TU TRABAJO Y DESTRUYAN EL DERECHO DE TUS HIJOS

El PRI, el PAN, el gobierno federal y los líderes charros pretenden aprobar a marchas forzadas una propuesta de Reforma Laboral contraria al interés del pueblo mexicano, para echar abajo conquistas históricas de la clase trabajadora mexicana y legalizar así las prácticas laborales antiobreras de los patrones, las autoridades del trabajo y los gobiernos federal y estatales.
 Hoy es urgente rechazar la inconstitucional  "iniciativa preferente" de Felipe Calderón, que diputados priístas y panistas pretenden aprobar a marchas forzadas, pues con ella se restringe nuestro derecho a un trabajo digno y estable, a un salario remunerador, a la seguridad social, a condiciones satisfactorias de empleo, de libertad sindical, de negociación y contratación colectiva y de huelga; garantías individuales y derechos sociales consagrados en los artículos 5, 14, 16, 123 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La propuesta de Calderón afectará derechos laborales de las y los trabajadores porque otorga mayor libertad a los empleadores para contratar y despedir, aplicando contratos a prueba, de capacitación inicial y temporales, anulando la posibilidad de acumular derechos y prestaciones; se agregan además causales de despido sin responsabilidad patronal; se exime al patrón de dar aviso en persona al trabajador cesado o despedido; se limita el pago de salarios caídos a sólo un año; se legaliza y facilita el abuso de la práctica de la subcontratación ; se eleva a rango de ley el pago por hora pactado entre trabajador y patrón en lugar de promover medidas para mejorar el salario; se busca establecer unilateralmente criterios de productividad para el acceso a puestos vacantes o ascensos.
 Quebranta además los derechos colectivos ya conquistados como la generación de antigüedad o el contrato colectivo; se eleva a rango de ley el uso indiscriminado de la fuerza laboral en tareas múltiples, no se establecen medidas para mejorar el salario, se propone implantar parámetros de productividad unilaterales para el acceso a puestos vacantes o ascensos escalafonarios, así como el uso indiscriminado de los trabajadores en tareas múltiples, convirtiéndolos en “milusos” por el mismo salario y sin intervención de sus representantes sindicales. Se conculca también el derecho de huelga al aumentar las causales para declarar su inexistencia, a la vez que se crea un mecanismo sumamente complicado para reconocer las enfermedades y accidentes de trabajo y fijar las indemnizaciones respectivas; de la misma forma se  atenta contra la libertad de asociación y la libertad sindical; mientras que no se da garantía de justicia laboral al mantener la existencia de la Juntas de Conciliación y Arbitraje, reforzando con ello la intromisión gubernamental y patronal.
INFÓRMATE, ORGANÍZATE Y ACUDE A LAS MANIFESTACIONES
LUCHA PARA IMPEDIR QUE TE ROBEN TU TRABAJO Y TU SALARIO


Y desde Chile, AQUÍ SE VE LA FUERZA DEL SME!!

Nos envían en comentario la siguiente información:

Atención RadioSme, que Guillermo Aquino es miembro en resistencia del Sindicato Mexicano de Eléctricistas, hijo de un jubilado SMEITA. Uno de los 16,599 hermanos en resistencia y momentos antes de la detención desplegó una pancarta a favor del SME:

La dirección de su cuenta de Facebook 
http://www.facebook.com/photo.php?fbid=476520195711734&set=a.476520182378402.112794.100000612720210&type=1&theater

La imagen que nos muestra es la siguiente:

Video donde se llevan preso a Guillermo Aquino 
 

Gracias por su contribución y esperamos que el compañero se encuentre bien.

Comentario de J Zabludovsky sobre Reforma Laboral 14 sept 2012

NO A LA REFORMA LABORAL


SME Rechazo total a la Contra Reforma Laboral

El SME derrota a Lozano y Calderón

3093esparza 

Perdieron su última carta para acabar con el sindicato
Martín Esparza Flores
Revista Siempre!

Al México sostenido con alfileres que deja Felipe Calderón en la agonía de su sexenio, se añade la derrota que junto con su exsecretario del Trabajo, Javier Lozano, les ha propinado en el terreno jurídico el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME),  donde un convaleciente Estado de derecho se asoma como la luz al final del túnel, luego de que el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia de Trabajo le otorgó mediante un fallo inapelable, el amparo que mantiene vivo su Contrato Colectivo y reconoce la existencia de un patrón sustituto, abriendo las puertas a la recontratación de los 16 mil 599 trabajadores que rechazaron liquidarse tras la extinción de Luz y Fuerza del Centro. Derechos que fueran conculcados,  bajo  consigna,  por la Junta Federación de Conciliación y Arbitraje (JFCA), en agosto del 2010.
La batalla ha sido larga pero la verdad empieza a surgir ante las inconsistencias no sólo legales sino políticas que motivaron a un régimen intolerante a violentar la Constitución para extinguir una empresa y un sindicato independiente y nacionalista bajo el encubierto esquema de privatizar la industria eléctrica nacional. La lista de atropellos  en contra del SME comenzó a partir de la estrategia instrumentada por Javier Lozano Alarcón para  entrometerse en la vida interna de nuestra organización a través de Alejandro Muñoz, el traidor al que también la ley se ha encargado de ubicar en el sitio que merece: la cárcel.
La negación de la toma de nota, primero, y la exigencia a reponer el  proceso de elección después, fueron  algunas de las muchas aristas  del plan perverso de Calderón y  Lozano para intentar acabar con nuestra organización. En ambos casos fallaron. Una y otra vez el SME les ha demostrado su fuerza como una organización sólida y unida, que practica una indiscutible democracia y transparencia sindicales. A pesar de los artificios  leguleyos del gobierno de Calderón, hoy el SME tiene vigencia y  registro como sindicato nacional de industria,  con una representación  legítima de los 26 miembros de su Comité Central y sus Comisiones Autónomas.
El motivo que en su momento argumentaron  el residente  y sus funcionarios para dejarnos sin nuestra fuente de empleo, un inexistente conflicto económico, fue mutado más tarde ante la JFCA con la intención de pedir la terminación de  las relaciones laborales y la negación del patrón sustituto, por el de caso fortuito y causa de fuerza mayor. No es obra de la casualidad que  tal planteamiento fuera desechado por los magistrados del Segundo Tribunal por carecer de la más esencial  lógica jurídica.
El fallo manda al rincón de la ignominia a funcionarios como el presidente de la JFCA, Eduardo Andrade Salaverria, al secretario general de Acuerdos y Asuntos Colectivos de esa dependencia, Gary Jorge Pérez Grijalva y a incondicionales de Javier Lozano en la Secretaría del Trabajo, como el defenestrado exsubsecretario, Alvaro Castro. Ellos y muchos otros  actuaron como auténticos delincuentes  en contra del SME, a sabiendas de que estaban violando las leyes en la materia. Ahora deberán enfrentar el desprestigio profesional de ser tachados como funcionarios de consigna, pero también pesará en su contra  el juicio de la historia.
En los próximos días habrá de publicarse el acuerdo para que la JFCA lo eleve a laudo dejando sólo dos opciones al gobierno federal: asumir el papel de la CFE como patrón sustituto, regresando a los trabajadores del SUTERM a su anteriores  áreas  de trabajo —tal y como lo establece el Convenio de Delimitación de Zonas de 1985—, o dar paso a la creación de un nuevo organismo público descentralizado que supla a Luz y Fuerza. Ambos caminos son válidos para restablecer la legalidad y el apego a lo establecido en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, restituyendo, de paso,   el subsidio de las tarifas eléctricas a los más de seis millones de usuarios de la zona central del país, por ser un derecho adquirido.
Lozano y Calderón perdieron así, y para fortuna del país, su última carta para acabar con el SME y su invaluable Contrato Colectivo.

Ocho mentiras del plan laboral de Calderón

Arturo Alcalde Justiniani
Periódico La Jornada
Opinión


La exposición de motivos y la propaganda que se hace en favor de la iniciativa de reforma laboral presentada por Felipe Calderón contrastan severamente con la realidad y mienten a la ciudadanía. Ocho falsedades destacan por su importancia:
Se trata de una reforma estructural. La iniciativa mantiene los vicios y limitaciones del modelo vigente de relaciones de trabajo. No modifica el sistema de justicia sustentado en órganos tripartitos parciales e ineficientes, como son las juntas de Conciliación y Arbitraje. No toca el control corporativo; en todo caso, lo desplaza más al sector empresarial; no crea condiciones para mejorar el salario y fortalece las prácticas de simulación vigentes.
Favorece el crecimiento del empleo y la competitividad. No hay indicios que acrediten que la iniciativa favorezca estos fines; se oculta la evidencia de que son factores de orden económico los que influyen en la creación de empleo, como la inversión y el crecimiento económico. Las voces más especializadas en materia económica han demostrado que las afirmaciones relacionadas con este fin no tienen sustento, por el contrario, se advierte que en general la experiencia internacional de propuestas sustentadas en promover la precariedad sólo generan más pobreza, desigualdad y encono social.
Beneficia a los trabajadores. Es evidente que una subcontratación salvaje, sin factores de equilibrio, una nueva figura de contrato por hora sujeta a la discrecionalidad del patrón, un mayor control empresarial de los trabajadores y la reducción del carácter protector de la ley jamás podrán entenderse como favorables a los hombres y mujeres que trabajan.
Favorece la justicia laboral. Todo lo contrario; con la propuesta se carga sobre los hombros de los trabajadores la lentitud de los juicios por despido injustificado, incrementando la tardanza; los trabajadores quedarán en estado de indefensión al verse obligados a aceptar pagos indemnizatorios reducidos, ante el escenario de esperar seis o siete años para tener derecho a recibir, en el mejor de los casos, tan sólo un año de salarios. A pesar de que en todos los foros y espacios, incluyendo la consulta nacional convocada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para transitar hacia una reforma judicial integral, se ha venido planteando la urgencia de transformar estos órganos para contar con jueces imparciales y eficaces que, sin estar sometidos al Poder Ejecutivo, resuelvan en periodos cortos las controversias de trabajo, el Ejecutivo federal optó por soslayar esta exigencia y castiga a los trabajadores con una responsabilidad que es aplicable al Estado.
Regula la subcontratación para evitar abusos. Los términos planteados por la iniciativa legalizan los vicios existentes, convirtiendo el trabajo en mercancía desechable, privada de derechos superiores a los mínimos e imposibilita ejercer derechos colectivos que permitan negociar las condiciones de trabajo. De una manera tramposa, omite que únicamente se garantizan los derechos básicos, y al impedir su regulación, provoca que esta forma excepcional de contratación, sólo justificada para actividades complementarias o especializadas, se convierta en la regla general. También se engaña con figuras tales como la responsabilidad solidaria o una supuesta vigilancia sobre el subcontratista, ocultando que el beneficiario es el patrón, que en caso de simulación debe responder y que la vigilancia debe incluir un registro especial de subcontratistas y la participación explícita de la inspección laboral por parte del Estado.
Promueve la democracia sindical. Si bien la iniciativa hace referencia al voto secreto y a la obligación de rendir cuentas por parte de los sindicatos, es evidente que se trata de una propuesta de orden táctico para ser intercambiada por los temas que son prioritarios para el sector empresarial, como la subcontratación sin cortapisas, limitar los salarios caídos y una contratación por horas que permita omitir el pago de prestaciones y suprimir la antigüedad y la estabilidad laboral.
Resuelve la problemática de los contratos colectivos de protección patronal. Para solucionar este vicio, que abarca la inmensa mayoría de los centros de trabajo del país, que consiste en que el patrón escoge el sindicato que debe representar a sus trabajadores al firmar el contrato colectivo, el Ejecutivo federal debió proponer que los trabajadores sean consultados antes de que se firme en su nombre el instrumento que regulará las relaciones colectivas de trabajo. La iniciativa, contrario a lo señalado en la exposición de motivos, blinda y consolida los contratos de protección patronal al impedir de manera permanente que los trabajadores puedan optar por un sindicato distinto al que les señaló el patrón. Los absurdos requisitos contenidos en el artículo 899 A, imposibles de superar, representan un obstáculo insalvable, ya que además de obligarlos a delatar previamente a los trabajadores inconformes, exige que el patrón y el líder sindical hegemónico en la zona, quienes representan el voto mayoritario en la Junta de Conciliación y Arbitraje, autoricen previamente la procedencia para iniciar el juicio de titularidad contractual. Esta restricción lesionará también al sector empresarial, pues al cancelarse las vías legales para el ejercicio de la libertad de asociación, los trabajadores no tendrán más camino que la acción clandestina, contrario a las relaciones abiertas, informadas y responsables que operan en los países altamente productivos. Obstáculos similares se oponen al ejercicio del derecho de huelga, figura casi inexistente en el México actual.
Es compatible con la norma constitucional y los convenios internacionales. Varias disposiciones son claramente violatorias de estos instrumentos jurídicos de jerarquía mayor, por lo que de ser aprobadas, se provocará una fuerte batalla de orden jurídico y un crecimiento de las denuncias internacionales que en los últimos años se han promovido por las organizaciones más representativas de México y de todo el mundo, acusando al país de ser un contumaz violador de la libertad sindical y del derecho a la contratación colectiva auténtica.

Fuente

Dinero - Reformón laboral, perjudicial para el 79 por ciento

Enrique Galván Ochoa
Periódico La Jornada 
Opinión
 
El Congreso se dispone a aprobar por la vía exprés la reforma laboral propuesta por Calderón y apoyada por Peña Nieto. ¿Cuál es tu posición? Nuestros encuestados esta semana contestaron lo siguiente: a) me perjudica, 79 por ciento; b) no conozco su contenido, 16 por ciento; c) no me afectará, 3 por ciento. Y creo que me beneficiará, 2 por ciento.
Metodología
Participaron en el sondeo mil 803 miembros de El Foro México de toda la República. Algunos enviaron opiniones junto con sus votos. En el foro pueden leerse los textos originales, enseguida reproducimos algunos fragmentos.
Opiniones
Si es propuesta de manera rápida y sin análisis pues es por que algo malo tiene y nada bueno existe en ella.
José Luis Olalde Mendoza/ Querétaro
Soy patrón, así que me beneficia, pero no voy a aplicarla por que mi negocio es chico y los dos trabajadores tienen 25 años conmigo y principalmente porque ahora son mis amigos y son quienes me ayudan a elevar mis ingresos.
Roberto Espinoza Fernández/ Morelia
Primero, no conozco su contenido; segundo, toda reforma, de cualquier tipo que sea, será en contra del trabajador beneficiando a los empresarios, a los patrones, para aniquilar los beneficios y la misma clase obrera. ¿Para qué le buscamos?, es sólo atole con el dedo.
Faustino Cruz/ Atlacomulco
Nos perjudica, sí: limita derecho a huelga (deciden el sindicato y la empresa), flexibiliza al máximo las condiciones de trabajo (para no generar antigüedad y lo que conlleva), nuevas reformas de contratación con periodos de prueba de hasta ¡6 meses!, pago por hora, legalizar la subcontratación outsourcing sin legalizar a las compañías subcontratantes, simplifica los despidos,máximo un año para el pago de salarios caídos... lo caído, caído.
Irina Sánchez Arroyo/ San Luis Potosí
De las terribles consecuencias de la reforma laboral no se salvará nadie, ningún mexicano. Tarde o temprano las sufriremos en lo personal, en nuestros hijos, amigos, sin excepción.
José Nettel Díaz/ Tampico
En mi opinión, espero que se lleve a cabo una reforma laboral que ponga en orden a los sindicatos, en especial los de Pemex, CFE, Educación, etcétera; son la mayoría una bola de zánganos, ellos son ciudadanos de primera y el resto somos de tercera. Por ejemplo, los de la CFE no pagan la energía eléctrica que consumen. En el caso de los estados del norte, que tenemos temperaturas de más de 50 grados centígrados y no nos alcanza para pagar los recibos de la CFE, y durante el verano dormimos en un solo cuarto por el costo de la energía, los señores sindicalizados tienen refrigerada toda la casa sin pagar.
Foto
Nelly Castillo Febles/Ciudad Obregón
Hemos llegado a una etapa en que ni millones de encuestas y consultas que rechacen cualquier medida antipopular y represiva van a hacer mella en la terquedad, sordera, ceguera y estupidez de una clase política entregada a los brazos de un sistema empeñado en destrozar a todos los mexicanos.
Fredy Montiel Viveros/ Puebla
La única forma en que una reforma así me beneficiaría es si yo fuera la dueña de una empresa, a los trabajadores no les beneficia en nada, como siempre los privilegios para los que más tienen y los efectos secundarios para los que siempre nos toca bailar con la más fea.
Sandra Tovar Jardinez/ Distrito Federal
Creo que no me beneficia ni me perjudica, porque soy una persona jubilada. Pero a mis hijos y mis nietos sí los va a perjudicar. A la alta burocracia, ¿también les pagarán por horas y se ajustarán a la nueva ley? Queda tarea pendiente a los diputados y senadores del Frente Amplio defender las causas populares.
Juan Roberto Juárez Infante/ Distrito Federal
En este nuestro sufrido país ninguna reforma a la Constitución o a las leyes que provenga de la derecha tiene como fin beneficiar en conjunto a la sociedad.
Sergio Fernández Hernández/ Distrito Federal
El Poder Legislativo es el enemigo número uno del pueblo, ya que de ahí nacen las leyes que posteriormente nos perjudican. Considero que sólo deberían ser 64 senadores y 128 diputados. Esta sería una reforma de más peso que la laboral que van a aprobar en lo oscurito.
Aroldo López Gutiérrez/ Distrito Federal
www.elforomexico.com
Twitter: @galvanochoa
Facebook: @galvanochoa

Simulación priista frente a la reforma laboral

Sesión en San Lázaro. Foto: Octavio Gómez
Sesión en San Lázaro.
Foto: Octavio Gómez
 
MÉXICO, D.F. (apro).- El camino de Enrique Peña Nieto es el de la ilegalidad. Primero, un triunfo simulado, avalado por autoridades electorales a pesar de las documentales que prueban la violación a la Constitución; ahora, una reforma laboral, también con un simulado bloque opositor priista que terminará apoyándola.

Peña pactó con Felipe Calderón la aprobación de una ley laboral, pero se trata de una iniciativa que sólo beneficia al empresario, al dueño de la fuente de trabajo, y precariza aún más al empleado y sus derechos.
Si la ley se aprueba esta semana, se hará con tantos cambios que se habrá achicado. No será la propuesta de Calderón, pero sí igual de lesiva para los trabajadores.
Para simular el “gran bloque opositor” del PRI a la reforma de Calderón y para que ante al opinión pública parezca que los priistas “nacionalistas” (bueno, aquí habría que preguntarse si existen) siguen peleando los derechos de los trabajadores, se opondrán a algunos apartados de la ley… Pero ¿cuál apartado?: el que permite la fiscalización de los sindicatos, el que permite el voto libre y secreto para elegir a sus dirigentes. Por lo demás dirá que sí.

Hablar de la oposición del PRI es hasta una burla, porque ese bloque obrero apenas y alcanza los “doce” escaños de la fracción que tiene 212 diputados.
Pero ¿cómo es que se sigue hablando del “sector obrero” del PRI? Bueno, porque política y mediáticamente tiene impacto, y la gente cree en lo inmediato, que efectivamente el PRI se opone a las intenciones regresivas de Calderón.

Veamos la realidad y el peso electoral que tiene el “sector obrero” del PRI. En la 52 Legislatura (1979-1982), sumó 86 diputados de los 294 que tenía la fracción, y en ese tiempo el total de diputados del Congreso era de 400, y no 500 como hoy.

Por tanto, tenían la representación de una tercera parte de la fracción, es decir, sí pesaban.
Las siguientes legislaturas el número de diputados obreros se fue achicando: pasó a 77, luego 69 y en la primera Legislatura de Carlos Salinas de Gortari cayó a 54. Le siguieron dos de 70, luego 42, 14 en la elección de 2000, 31 y 37 en las dos pasadas legislaturas para hoy tener sólo doce representantes.
Es decir, tan sólo 2% de la bancada del PRI.

Con estos datos, ¿alguien puede creer que al PRI le afecta el pacto que estableció Peña Nieto con Calderón para impulsar su reforma laboral?

Se eliminará, sí, la fiscalización de los gremios, pero porque a esos doce representantes legislativos no les conviene que nadie se meta en las finanzas de los sindicatos que encabezan.

La mayoría de la población puede tener dudas de que realmente a estos líderes les interesen los derechos de los trabajadores, sobre todo cuando están de acuerdo con el outsoursing o la subcontratación.
Y para muestra la lógica. Si se permite la subcontratación, los sindicatos pierden afiliados; si pierden afiliados tienen menos cuotas sindicales que manejar en la más completa opacidad, aunque los líderes obreros aseguran que cada seis meses entregan las cuentas a sus afiliados.

Como sea, la ley laboral pasará, disminuida, sí, en los cuatro grandes puntos de conflicto que la opinión pública tuvo conocimiento: pago por hora, subcontratación, restricción para pelear los contratos colectivos y diversas formas de contratación.

Sin embargo, hay muchos otros cambios que pasarán y que también afectan –y gravemente– al trabajador. Por ejemplo, el pago de tan sólo un año en caso de pleito por salarios caídos, aunque el conflicto laboral dure 20 años, eso, claro, orillará a los empleados a llegar a un mal arreglo antes de iniciar un proceso.
Hay muchos puntos que no se pueden dejar atrás, por ejemplo, la ley dice que la jornada es de ocho horas y, para tener derecho a Seguro Social, y por tanto a pensiones e Infonavit, se deben cotizar ocho horas. No obstante, el pago por horas facilita aún más al patrón a que se deslinde de sus obligaciones y deje al trabajador en la indefensión.

La gran duda por ahora es si el PRD irá o no con la reforma achicada que quedará lista la próxima semana. Si lo hace sólo le dará la razón a Andrés Manuel López Obrador de que su salida fue lo mejor.
No obstante, Silvano Aureoles, el coordinador de la bancada del PRD, no tiene fuerza propia ni grupo como para hacer valer cualquier pretensión de Los Chuchos de sentar a negociar al PAN y al PRI.
Es por ello que si los perredistas avalan la reforma laboral habrá sido a cambio de otro tipo de negociación… veremos qué pasa este jueves 27.

Lo que sí es claro es que el PRI irá con la reforma al igual que el Partido Verde; más cara de lo que uno puede pensar, saldrá la Presidencia de Peña Nieto… y luego viene la reforma energética.

Comentarios: mjcervantes@proceso.com.mx

@jesusaproceso y www.rompeviento.tv

Fuente

La muerte del derecho al trabajo

Arnaldo Córdova
Periódico La Jornada
Opinión
 
Se trata de un fenómeno universal, mundial. En todos lados, en todos los países, desde hace unos cuarenta años, los gobiernos, atentos a las exigencias de sus clases patronales, se han dedicado a derruir todos los principios protectores del trabajador que han sido consagrados, no solamente por los países en su particular esfera, sino también por el orden internacional. Esa tendencia, que en los años setenta se conoció como flexibilización de las relaciones laborales, se ha venido desarrollando con un ímpetu tal que hay lugares en los cuales las antiguas instituciones del derecho del trabajo han dejado de existir.
Desde luego, ha habido países como Italia y Francia y otros más en los que los trabajadores han sabido resistir las embestidas de sus gobiernos y de sus clases dominantes, negociando ventajosamente las exigencias de flexibilización del trabajo. En Italia, por ejemplo, se llegó a un acuerdo, ya a principio de los años ochenta, en virtud del cual los empresarios obtenían una flexibilización completa pero, a cambio, se comprometían a respetar el máximo constitucional de horas de trabajo. Así, un trabajador, un día debía trabajar catorce o quince horas, mientras que otro sólo tres o cinco horas. Pero al final del mes, el número de horas trabajadas no debía rebasar el máximo legal.
En otros países se ha llegado a acuerdos semejantes, por ejemplo, en la contratación del trabajo o en el respeto a los principios del derecho de huelga o, principalmente, respecto de la libertad sindical. Son acuerdos, por lo general, que la clase dominante, protegida por el gobierno, tiende a violar o a anular en los hechos. Se ha visto en todas partes y son hechos que comprueban el ímpetu que los procesos de flexibilización poseen y la debilidad de los trabajadores en sus relaciones con los empresarios. El Estado sólo se dedica a proteger a los patrones, apoyándolos en sus embestidas en contra de los trabajadores.
La embestida en México en contra del viejo derecho del trabajo se lleva a cabo, como en todas partes, en nombre de la modernidad y la resistencia de los trabajadores se quiere hacer pasar como una defensa del pasado y, como tal, retardataria. Así se van destruyendo todas las instituciones del derecho del trabajo histórico. La reforma a la Ley Federal del Trabajo que Calderón ha presentado al Legislativo recién electo, es la peor embestida que las clases dominantes han emprendido en contra de nuestras instituciones laborales. El Consejo Coordinador Empresarial negoció esa reforma y fue aceptada en todas sus partes tanto por el gobierno de Calderón, como por el candidato presidencial priísta, Enrique Peña Nieto.
El derecho mexicano del trabajo, tal y como se desarrolló desde el Congreso Constituyente de 1917, la Ley Federal del Trabajo de 1931 y las reformas que se le introdujeron desde fines de los sesenta, se significa por ser un ordenamiento defensor de los derechos de los trabajadores pero, al mismo tiempo, respetuoso de los derechos de la clase patronal. Esos derechos de los trabajadores están consagrados a nivel internacional por numerosos instrumentos jurídicos que han surgido del acuerdo de las diferentes naciones y que han venido avanzando en la protección de tales derechos, en lugar de retroceder como lo están haciendo las legislaciones laborales de todos los países, entre ellas la nuestra.
El artículo segundo de la Ley Federal del Trabajo establece que sus normas “… tienden a conseguir el equilibrio y la justicia social en las relaciones entre trabajadores y patrones”. El proyecto de Calderón cambia la referencia a trabajadores y patrones por la expresión factores de la producción y agrega unas parrafadas en las que trata de legitimar algo que llama trabajo decente y afirma que éste incluye el respeto irrestricto a los derechos colectivos de los trabajadores, tales como la libertad de asociación; autonomía y democracia sindical; el derecho de huelga y de contratación colectiva. Todo ello en contradicción flagrante con las reformas que introduce a los capitulados en los que se contienen esos temas.
Foto
La LFT se significa por ser un ordenamiento defensor de los derechos de los trabajadores, pero respetuoso de los derechos de la clase patronalFoto Roberto García Ortiz
El artículo tercero de nuestra actual LFT establece: El trabajo es un derecho y un deber sociales. No es artículo de comercio, exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia. Ese encabezado se queda en la iniciativa de Calderón de la siguiente manera: El trabajo es un derecho y un deber sociales. No es artículo de comercio, el resto de ese encabezado desaparece.
La misma iniciativa introduce un nuevo párrafo: No se considerarán discriminatorias las distinciones, exclusiones o preferencias que se sustenten en las calificaciones particulares que exija una labor determinada. Imaginaos un régimen de plena flexibilización de las relaciones de trabajo y podréis ver la legitimación de todos los abusos posibles que encontrarán justificación plena en este precepto abusivo. Alegando deficiencias en el desempeño del trabajador, un patrón, sin necesidad de que de referirlo a ninguna autoridad, podrá despedir a un empleado que no sea de su preferencia o, simplemente, podrá hacerlo para que el trabajador no acumule tiempo de trabajo para una remuneración justa.
Eso podrá suceder, en particular, en el uso de lo que se llama subcontratación o outsourcing, un modo de usar el trabajo sin tener que vérselas con un sindicato con el que se debe firmar un contrato colectivo de trabajo. El empresario se dirige a una empresa subcontratadora y le solicita cierto número de trabajadores. Éstos sólo contratan con la empresa que los proporciona al patrón para el que van a trabajar. Ahora se establece una reglamentación de las empresas subcontratadoras, para que aseguren por su cuenta la protección de los trabajadores. El patrón para el que éstos van a trabajar ya no tiene ninguna relación contractual con ellos.
Los trabajadores ahora carecen de la posibilidad de formar sindicatos, porque el nuevo régimen, que en la actual ley es subsidiario del régimen de trabajo, en adelante será la regla. Con ello los sindicatos se vuelven obsoletos e innecesarios. Los trabajadores se volverán, todos, si es que quieren un trabajo, eventuales, porque se les contratará sólo cuando les sean necesarios al empresario para el que van a trabajar. Podrá verse el futuro del régimen del trabajo: los sindicatos van a ser atacados por todos lados hasta que se disuelvan o los empresarios se negarán a contratar con ellos, alegando necesidades productivas de sus empresas.
Eso significa también el fin del derecho de huelga, además del derecho de sindicalización, en parte por nuevas reglas que impone la iniciativa calderonista al ejercicio de ese derecho y en parte, porque volviéndose una mayoría, los trabajadores eventuales empleados por subcontratación no podrán ir a la huelga en defensa de sus derechos, porque, simplemente, no tienen derecho de huelga.
En mi próxima entrega trataré los temas de la sindicalización, del derecho de huelga y otros que surgen de la iniciativa derechista.

Fuente

No a la imposición, no a la reforma de la LFT

 
Guillermo Almeyra
Periódico La Jornada
Opinión
 
No se sabe cuántos votos obtuvo la candidatura de López Obrador, pues se conoce cuántos le adjudicaron pero no los millones que le robaron. De todos modos, conservadoramente, logró más de 16 millones y superó con creces un tercio del electorado. Esto demuestra que existe una fuerza –electoral– de centroizquierda que se mantiene desde hace muchos años, a pesar del lastre permanente representado por el sabotaje y las políticas de la dirección de sus aliados, como los chuchos, que controlan el PRD. Los votos obtenidos por AMLO asumen aún mayor importancia porque las elecciones se realizaron en uno de los peores momentos de la historia social de México, con el campo despoblado y crecientemente envejecido por la emigración, con las sucesivos golpes sufridos por los mineros y por los electricistas del SME, con el terrorismo de Estado y la barbarie del narcotráfico que reducen brutalmente los espacios organizativos y democráticos para la resistencia popular.
Es cierto que los votos son sólo votos y que el país sigue siendo conservador, pues dos tercios no votaron, vendieron su voto al PRI o votaron voluntariamente por la derecha, a pesar de todas las infamias del PRI, el PAN y sus aliados. También lo es que una parte importante de los sufragios de López Obrador fueron votos clientelares y conservadores obtenidos por gente que, en los partidos que dieron su registro a AMLO, no sólo no lo apoyan sino que le temen. Pero queda el hecho de que más de 15 millones de mexicanos intentaron nuevamente imponer un cambio a la vida política del país, aunque fuera utilizando las urnas y siguiendo las propuestas de López Obrador.
Como era previsible, las direcciones del PRD y de los otros partidos de la coalición obradorista decidieron gozar de sus curules y puestos conseguidos a la rastra de AMLO y otorgados por los organizadores del fraude, y AMLO decidió, por su cuenta, separarse de ellos y, también por decisión propia, transformar a Morena en un partido pluriclasista y orientado esencialmente hacia las elecciones. O sea, un PRD bis, quizás algo más limpio en su funcionamiento interno y algo menos integrado en el establishment. De aquí a diciembre centrará todos sus esfuerzos en la construcción de esa maquinaria electoral, en la elaboración de sus estatutos y programa y en la selección de sus dirigentes. Sin duda es necesario dar continuidad y extender la resistencia de #YoSoy132 y de los indígenas, trabajadores y campesinos, y organizar la ira popular, pero esa debe ser tarea –como plantea la Organización Política de los Trabajadores (OPT), que tiene como eje al SME y otros sindicatos– de un instrumento de lucha de los trabajadores plural y democrático, y capaz de aliarse con los movimientos sociales y de lucha democrática, y no de un partido del sistema y del régimen que tenga en su seno a los Camacho, Ebrard, Núñez, Gracos…
La historia mexicana enseña que ningún cambio social fue conseguido de modo pacífico y democrático, que jamás hubo ni pudo haber unidad de todos los mexicanos y que, por el contrario, la ferocidad y la violencia de las clases dominantes y su alianza con los imperialistas, desde la lucha por la Reforma hasta la Revolución Mexicana y después, han sido una constante, al igual que el fraude electoral (contra Vasconcelos, Henríquez, Cuauhtémoc Cárdenas o López Obrador, en 2006 y 2012). Si no se cambia pues la relación de fuerzas entre las clases, no estará asegurada ninguna conquista legal o constitucional ni ningún derecho. ¿Por qué atarse entonces a una declaración autolimitativa, sin ventaja alguna? Además ¿con el amor se cambia un régimen social? ¿Alguien vio alguna vez matar un cerdo a besos?
Es necesario resistir tenazmente y luchar para cambiar la relación de fuerzas sociales, contando también con el repudio a la imposición de Peña Nieto. En lo inmediato, hay que derrotar el intento de empeoramiento de la Ley Federal del Trabajo y la privatización de Pemex, para comenzar a cambiar la relación de fuerzas en la estrategia de disputar, no futuras elecciones –que serán fraudulentas– sino el poder mediante la autonomía y la autogestión en cada localidad, cada región y en el propio Estado, arrancándoles a las clases dominantes con esa lucha y con la disputa de ideas el consenso de los sectores más atrasados y al capitalismo en su conjunto la hegemonía cultural de que disfruta.
La lucha contra la Ley Federal del Trabajo, es cierto, no movilizará a los desocupados ni a los millones de marginales, pero sí contará con el apoyo de los trabajadores de todo tipo, de los estudiantes, de los demócratas. Mantener con la lucha el poder adquisitivo, a mediano plazo, favorecerá a los pequeños comerciantes y a las pymes y los separará de la oligarquía. La defensa de los derechos indígenas y campesinos quitará base al PRI y, de paso, su auditorio crédulo a los del reloj roto, que sólo da la hora exacta cuando se demuestra el carácter fraudulento del régimen, pero que nunca dice qué hacer ni frente a los procesos electorales continuos que conoce México ni en ningún otro orden de cosas. Es urgente un programa de acción inmediato y un instrumento amplio y democrático para organizar esa acción.
La reforma reaccionaria de la Ley Federal del Trabajo debe ser derrotada ya con amplias movilizaciones inmediatas, pues los agentes del capital quieren imponerla a toda marcha y por todos los medios, tal como impusieron a Peña Nieto. La resistencia a la imposición, la protesta contra el fraude y los organizadores y apañadores del mismo pueden confluir en la preparación, pasando por un paro nacional estudiantil, hacia la finalidad de un paro nacional obrero y popular, con movilizaciones para el 1º de diciembre. #YoSoy132, la Convención contra la Imposición y quienes quisieron con Morena luchar por un cambio político y social, sólo pueden tener futuro generalizando en todo el país una movilización democrática y anticapitalista.

Fuente

Reforma laboral: posturas de fondo

PERIÓDICO LA JORNADA
 
Editorial
24-09-2012
 
Por debajo de los tecnicismos y los discursos, en el fondo del debate en torno a la reforma de la legislación laboral que se prepara en el Legislativo hay dos posturas en pugna. Una está inspirada en el propósito de hacer más fácil la explotación de los trabajadores por las empresas, mediante el aprovechamiento del enorme desempleo y la pobreza mayoritaria que se abaten en el país. Para esa postura, que apela a la necesidad de incrementar la competitividad, la productividad y la rentabilidad de la economía nacional, los derechos y las conquistas laborales representan estorbos que deben ser desechados, a fin de permitir que el mercado regule por sí mismo las relaciones entre empleadores y trabajadores en evidente provecho de los primeros. En un entorno en que la oferta de mano de obra supera con mucho a la demanda, los salarios, de por sí castigados y contenidos por las directivas económicas oficiales y transnacionales, sufrirían una nueva contracción por efecto de la competencia entre aspirantes a un puesto.
Es significativo en este aspecto el dato publicado ayer en estas páginas acerca del desplazamiento de las mercancías chinas por las mexicanas en el mercado estadunidense, logrado mediante la reducción de los salarios en nuestro país. Podrá argumentarse, en efecto, un incremento de la competitividad internacional de los productos mexicanos, pero no debiera omitirse que tal fenómeno se traduce en México en una reducción de los niveles de vida y bienestar de los asalariados nacionales.
En esta lógica, en la medida en que se logre la supresión de derechos y garantías para los trabajadores será posible transformar una porción de la miseria causada por el desempleo en miseria contratada; la patronal logrará, así, aumentar sus utilidades, y la autoridad podrá presumir de una reducción significativa del desempleo. Pero, más allá de esos cuestionables logros, el país habrá dado un paso adicional a la crisis social, la desesperanza y la degradación.
Con esta perspectiva en mente, es pertinente pugnar por la postura contraria, es decir, una reforma de las leyes laborales que aliente una redignificación del trabajo, libere a los asalariados de los cacicazgos clientelares y corruptos del sindicalismo charro, preserve derechos y conquistas plasmados en el artículo 123 constitucional y, especialmente, que garantice niveles salariales acordes con el mandato contenido en su fracción VI: Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.
Durante un cuarto de siglo, el régimen ha venido instaurando disposiciones legales y administrativas favorables a los patrones y perjudiciales para los trabajadores. Es tiempo de abandonar esa lógica, que ha causado gran devastación humana, y buscar fórmulas que restablezcan un mínimo grado de equilibrio social, habida cuenta de que la productividad y la competitividad sólo pueden sostenerse, a mediano y largo plazos, con una fuerza laboral capacitada y satisfecha en sus necesidades básicas.

Fuente

Víctor Fuentes del Villar desapareció los ahorros de los trabajadores del SUTERM

Se esfumaron 638 mil millones de pesos
Protegido por Felipe Calderón, el líder se niega a entregar los recursos a miles de jubilados que hicieron aportaciones por más de 40 años; la JFCA así como diversos funcionarios lo encubren aunque el Congreso ya pidió se aclare el cuantioso fraude
Por Ignacio León Montesinos / Fotos Archivo
Fuentes del Villar esquirolVíctor Fuentes del Villar, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), reza a toda la corte celestial para que los diputados y senadores de la LXII Legislatura no retomen la exigencia de la pasada Comisión Permanente para que cuatro Secretarías del Gobierno Federal, informen sobre la desaparición del Fondo Mutualista de los 96 mil trabajadores de su organización y cuyo monto asciende, en rendimientos actualizados por el Banco de México, a 638 mil millones de pesos, producto de más de 40 años de ahorro.
El líder que en un reciente mensaje enviado a sus agremiados negó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sea la Empresa de Clase Mundial que ha pregonado su “amigo”, Felipe Calderón, se ha amparado en el contubernio que como dirigente ha tenido no sólo con los funcionarios de la paraestatal –a los que no tiene empachó de endosar la corrupción en la entidad–, sino con el servilismo mostrado hacia los presidente panistas para evitar devolver a más de 28 mil jubilados, 8 mil 600 de los cuales ya tienen un laudo a su favor emitido desde el 2007 por la Juna Especial No 5 de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, lo que por ley les corresponde.
Escondido en los sótanos de la corrupción y el solapamiento oficial, el asunto terminó por reventar en el seno de la Comisión Permanente el pasado 24 de julio cuando se aprobó el punto de acuerdo mediante el cual la representación del Congreso de la Unión fijó un plazo “que no exceda los 10 días naturales”, para que los titulares de la Secretarías del Trabajo, Rosalinda Vélez Juárez; de Energía, Jordi Herrera Flores; de la Función Pública, Rafael Morgan Ríos y el Director de la CFE, Jaime González Aguadé, informaran a esa soberanía sobre el destino del multimillonario recursos, producto de toda una vida de trabajo de los electricistas del SUTERM.
De acuerdo a los documentos presentados en la Comisión Permanente de la pasada LXI Legislatura por el senador Julián Güitrón Fuentevilla, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara Alta, y analizados en la Tercera Comisión de Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas, se estableció con claridad que el SUTERM y la Comisión Federal de Electricidad “mantienen una importante deuda con 96 mil trabajadores electricistas que aportaron al Fondo Mutualista del SUTERM 638 mil millones de pesos durante su vida laboral en el periodo comprendido de 1950 a 1990”.
En el análisis legislativo se estableció además: “El 25 de abril de 1990, la CFE y el SUTERM pactaron la sustitución de este Fondo Mutualista por un Seguro Colectivo Obrero en la cláusula 26 del Convenio que celebraron por la firma del contrato colectivo, correspondiente al bienio 1990-1992. Las cantidades aportadas por los cefeístas, durante 40 años, se actualizaron a través del histórico de las tasas de interés, emitidas por el Banco de México tal y como lo dispusieron los tribunales colegiados que instruyeron a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para que condenara al SUTERM y la CFE al pago y cumplimiento de las prestaciones ejercidas por 8 mil 600 reclamantes ante la Junta Especial No Cinco de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje”.
Los legisladores determinaron también que esas cantidades “les fueron descontadas a los trabajadores cefeístas, vía nómina en cumplimiento a lo pactado en los contratos colectivos de trabajo que suscribieron el SUTERM y la CFE a partir de 1950 y hasta 1990, en que convinieron la eliminación del Fondo Mutualista”, contratando un seguro colectivo con la Aseguradora Obrera, S.A de C.V. En esos años, era su líder Leonardo Rodríguez Alcaine (a) “La Güera”, quien a la muerte de Fidel Velázquez asumió el control de la CTM.
Ante el multimillonario desfalco de Víctor Fuentes del Villar (sobrino de “La Güera”), y su comité en contra de sus agremiados, se estableció en el Congreso: “ …es imperativo que el Secretario del Trabajo y Previsión Social, así como también el Secretario de Energía, de la Función Pública y el Director de la Comisión Federal de Electricidad, informen por escrito a esta Soberanía, sobre la desaparición de los 638 mil millones de pesos actualizados, producto del ahorro que hicieron los 96 mil trabajadores de la CFE durante más de 40 años”.
Pruebas en mano, también dejaron en firme: “Para el efecto de sustentar la petición sometida a la consideración de esta soberanía, se acompañan copia certificada del convenio por el que se eliminó el Fondo Mutualista del SUTERM del texto de los contratos colectivos de trabajo celebrados entre CFE y el SUTERM en representación de los 96 mil trabajadores cefeístas, también copias certificadas, emitidas por los Tribunales Sexto, Tercer, Octavo y Décimo Cuarto Tribunales Colegiados en materia de trabajo del Primer Circuito, con residencia en la ciudad de México, D.F, copia de los laudos emitidos por la Junta Especial No Cinco de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, en donde se establece la condena de la CFE y el SUTERM a devolver el fondo mutualista a los trabajadores”.
El punto de acuerdo emitido el 24 de julio pasado establecía un plazo “que no exceda los 10 días naturales”, a las dependencias involucradas para que rindieran un informe detallado al Congreso; es decir, que la fecha se venció hace ya casi un mes, el pasado 3 de agosto, pero los funcionarios involucrados ni siquiera se despeinaron con la petición. No ha pasado nada.
Y seguramente que Fuentes del Villar le apuesta a que con el cambio de legislatura el asunto se enfríe, y su amigo Felipe Calderón, al menos en lo que resta del sexenio, le siga otorgando inmunidad, como en su momento se la dio el cuestionado ex Secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, que como ha quedado demostrado, instruyó a la JFCA para no ejecutar el laudo a favor de los viejos cefeístas, encubrimiento que ha hecho extensivo la alumna y sucesora de Lozano, Rosalinda Vélez.
El boquete financiero hecho a los ahorros de los trabajadores del SUTERM es enorme como para pasar desapercibido, por lo que cabe preguntar: ¿Se olvidarán los integrantes de la recién desempacada LXII Legislatura de llevar a la picota a Fuentes del Villar?
LA INTRASPARENCIA DE UN LÍDER Suterm charros
Con motivo de los 75 años de la fundación de la CFE, Víctor Fuentes del Villar envío un mensaje a sus golpeados, intimidados y esquilmados “compañeros”, pues se negó a asistir al acto oficial realizado en el Museo Tecnológico que, obvio, contó con la presencia de Felipe Calderón, su “amigo”. A continuación parte de lo expresado por el líder del SUTERM y sobrino consentido de Leonardo Rodríguez Alcaine, quien, como se podrá apreciar, le heredó no sólo el cargo sino el jugoso botín del Fondo Mutualista, hoy desaparecido.
Víctor Fuentes: “Rodríguez Alcaine decidió que fuera en un Consejo del SUTERM en el Centro Médico de la ciudad de México, por no sé qué razones que yo fuera suplente del Secretario del Trabajo, Ramiro Peña, y en el mediano plazo tuvo la desgracia de fallecer en un accidente; posteriormente pusieron a un compañero de Guerrero, Otero, que también en el mediano plazo falleció. Finalmente, llega a la Secretaría del Trabajo el ingeniero Quintanilla, mi gran amigo. En ese cambio de estafeta de esos años de eligidad (sic) de todo el comité, decide Rodríguez Alcaine que se ponga de acuerdo el propio comité porque tenía problemas con varios de ellos. Se propusieron o auto propusieron dos o tres del comité y “El Güero” que era muy inteligente, rápidamente en ése sentido acabó con sus aspiraciones; él necesitaba gente que trabajara de tiempo completo en el Distrito Federal.
Memo insiste: Víctor Fuentes del Villar. Ya te dije que, delante de todo el comité, es mi sobrino. Y Memo no sé de dónde sacó eso porque así es él, Víctor Fuentes del Villar no lleva tu apellido, Güero, ¡Ah¡ ¿no lo lleva?, entonces lo ponemos. Así se decidió rápidamente después de 22 años a que yo llegara a Secretario del Trabajo.
En ese inter, se da un pleno en el SUTERM en el cual deciden por votación los miembros del comité y designan que yo por mayoría me quede de Secretario General. El gobierno me dio inmediatamente la toma de nota reconociéndome como tal. El hecho de que en forma aleatoria obtengamos un premio a nivel mundial, es no significa que seamos una empresa de clase mundial.
El día en que los tres procesos que es generación, transmisión y distribución de la energía estemos bien sin maquillar los indicadores, ése día podemos presumir, simplemente, que estamos haciendo lo correcto que es un nuestra obligación. Y en forma galopante, desgraciadamente, la corrupción está creciendo con hechos perfectamente demostrables. Decidí no representar a la organización sindical en un evento que ya tenían ellos decidido que hasta el señor presidente de la República con quien me une una amistad extraordinario que nació aquí en el propio sindicato cuando le abrí las puertas cuando andaba en problemas con gentes de la izquierda. Por eso me da más pena el no poder asistir, en serio, lo lamento. Me hubiera gustado estar ahí orgulloso de todo el entorno en que vive esta gran empresa y sus trabajadores.
Para mí es un gran honor y un gusto, muchas gracias a todos y felicidades”.

Es el robo de energía un problema interminable, reconoce la CFE

Noticias de El Sol de la Laguna
23 de septiembre de 2012

Torreón, Coahuila.- El superintendente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la Zona Torreón, Rodolfo Daniel Alcalá Moya, se refirió al robo de energía que se da principalmente en las colonias populares de nueva creación, donde es común que algunas familias se "cuelguen" de las líneas de fluido eléctrico, como un problema interminable que muy difícilmente se logrará abatir por completo dadas las implicaciones sociales que lo envuelven.

Asimismo, reconoció que hacer frente a este tipo de situaciones con acciones de carácter jurídico nunca será visto como el camino a seguir porque la CFE no es una empresa de choque, así que antes de adoptar medidas extremas siempre buscará agotar primero otras alternativas de solución.

Precisamente el tema de los "colgados", dijo, es un factor que incide directamente para impedirle a la paraestatal alcanzar un 100 por ciento en la cobertura en servicios regulares de suministro de energía eléctrica.

Por lo general, luego de detectar tomas clandestinas de energía en las colonias de nueva creación que surgen como asentamientos irregulares, se llama a los vecinos del lugar a regularizar su situación, lo que implica establecer una estrecha coordinación con el municipio, que es el directamente encargado de dotar los servicios primarios.

Se inicia así un proceso que puede durar uno o más años hasta que finalmente con la instalación de la red de electrificación se logra anular el uso ilegal de energía. Desafortunadamente para cuando esto sucede es muy común que el mismo problema haya surgido ya en algún otro sector en la periferia de la ciudad.

Es por eso se dice que el grado de electrificación urbana oscila entre el 98 y el 99 por ciento, y es difícil que se alcance el 100 por ciento de cobertura.

Finalmente, Alcalá Moya reiteró ante este tipo de casos casi nunca se procede con acciones de carácter legal porque la CFE no es una empresa de choque, sino un organismo de servicios, así que el camino es buscar de inicio un acercamiento amistoso con la gente para invitarla a regularizar voluntariamente su situación, lo que en la mayoría de los casos da un buen resultado.

Fuente

Bomberos despedidos regresarán al Zócalo

Mirna Servín Vega
 
Periódico La Jornada
Lunes 24 de septiembre de 2012, p. 38
Los 10 bomberos despedidos tras manifestarse para exigir mejores condiciones de trabajo y que desde hace 23 días se encuentran en huelga de hambre regresarán al Zócalo capitalino, donde inicialmente instalaron su campamento, si no se abre una mesa de diálogo este lunes con el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, como les fue prometido desde el pasado jueves.
Los bomberos, quienes desde el pasado 13 de septiembre fueron desalojados de la plancha del Zócalo debido a la celebración de las fiestas patrias, explicaron que las autoridades se habían comprometido a recibirlos el pasado viernes, pero por agenda esta reunión fue cancelada.
Esto ha mermado la credibilidad de los bomberos en las autoridades, quienes al parecer nada más nos están dando largas.
Su salud también ha resentido la falta de ingesta de alimentos. La mayoría lucen demacrados, con la piel amarillenta y cabizbajos. Incluso, el miércoles pasado José Porfirio Cortés Alvarado fue revisado en el hospital Rubén Leñero por sufrir daño hepático, pero regresó al campamento y continúa en huelga de hambre.
Los vulcanos acusaron al líder sindical del Heroico Cuerpo de Bomberos del DF, Ismael Figueroa Flores, de organizar manifestaciones con otros de sus compañeros para que no regresen.
La realidad es que son sacados de sus bases con engaños, como cuando fueron a la Comisión de Derechos Humanos, que les dijeron que iban a agradecer el otorgamiento del bono sexenal y, ya adentro, a las autoridades les dijeron que los compañeros no querían nuestra reinstalación, lo que es mentira, aseguraron.

Fuente

Dinero - Priístas, con el PAN, votarán el reformón

Periódico La Jornada
Opinión
 
Enrique Galván Ochoa
 
Así como aprobaron los gasolinazos a finales del año pasado, el PRI y el PAN se aprestan a votar en favor del reformón laboral de Enrique Peña Nieto –el cual fue presentado formalmente por Felipe Calderón como oootro servicio a su sucesor. El dictamen, debidamente planchado este fin de semana, será votado el miércoles por la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados, para luego, el jueves, ser aprobado por el pleno. Todo dentro del plazo de un mes que comenzó a correr el primer día de septiembre. El director de orquesta es don Beltrone, que de competidor de Peña Nieto tristemente devino en su chalán.
Los comisionados
¿Quiénes integran la Comisión del Trabajo? Son 30 diputados, 12 pertenecen al PRI, siete al PAN, seis al PRD, dos al Verde y uno a cada partido de la chamaquería: MC, PT y Panal. Los priístas son peñanietistas devotos, ansiosos por servir al jefe, su única condición es que no les toquen los billetes y los dejen seguir controlando sus sindicatos en forma vitalicia. Domina el sexo masculino: sólo siete son mujeres. Un dato interesante: la mayoría son plurinominales, es decir, llegaron a la Cámara sin hacer campaña, gracias a la partidocracia dominante. Sólo ocho se ganaron la chamba en las casillas. Hay debutantes, sin experiencia en lides legislativas, como Luisa María Alcalde, del MC (la chavita tiene futuro en la izquierda si no pierde el piso), y turbios personajes, ligados a escándalos por diversos delitos, como el priísta Ricardo Aldana, dirigente del sindicato petrolero, y Juan Bueno Torio, panista, ex director de Pemex Refinación. Ambos, que hubieron de ser absueltos por la PGR, han encontrado refugio en el fuero en momentos complicados.
Pago por hora
Uno de los puntos más calientes del reformón es el pago por hora. Lo copiaron de Estados Unidos, sólo que son muy distintas las condiciones allá y aquí. Un ejemplo: al otro lado Wal-Mart paga ocho dólares la hora como promedio, el equivalente a 100 pesos. Si un trabajador trabaja 40 horas a la semana, gana 4 mil pesos, o 16 mil pesos al mes. Es un salario raquítico, apenas por encima del salario mínimo federal, de 7.25 dólares la hora. En México hay tres mínimos, el menos peor es el vigente en el DF: $62.33. Una hora, 7.79 pesos. Si un trabajador es contratado por 40 horas a la semana, ganaría 320 pesos, mil 380 al mes. Ahí ya le morderían casi 500 pesos de su sueldo mensual actual. Otra diferencia es que en Estados Unidos hay seguro de desempleo, y a los 62 años todos los ciudadanos pasan a formar parte del MediCare, con pensión y servicios médicos gratuitos hasta su fallecimiento. Esta red de protección es la que le hace falta al reformón de Peña Nieto y Calderón.
Foto
e@Vox Populi
Asunto: corrupción en Miguel Hidalgo
Desde hace cinco meses mi colonia (Tlaxpana), correspondiente a la delegación Miguel Hidalgo, se ha convertido en una cantina gigantesca. Cada viernes a partir de las 16 horas, y a veces hasta muy entrada la noche, hay venta indiscriminada de cervezas, micheladas, piñas coladas e innumerables etcéteras. Muchos vecinos hemos levantado demandas de todo tipo (telefónicas, por escrito, en la página web de la delegación) y nada, al parecer las autoridades panistas están en su año de Hidalgo, y los personajes que colocan en dichos puestos se sienten protegidos y no hacen caso al reclamo de los vecinos. Pero la pregunta es: ¿No se acaba de aprobar una ley contra el narcomenudeo? ¿No que las denuncias anónimas también eran atendidas? ¿No que todos los ciudadanos tenemos derecho a la seguridad y derecho a una justicia pronta y expedita? ¿Y dónde está el delegado, Demetrio Sodi?
José Luis Aguilar/Distrito Federal
R: Si se hiciera una encuesta para conocer cuál de las delegaciones tiene el mayor puntaje en materia de corrupción, tal vez la de Miguel Hidalgo ganaría el primer lugar. En tres años el delegado panista convirtió en una desgracia a Polanco y parte de Las Lomas. Hay antros por donde quieras. Ahí quedará la Torre del Bicentenario como memorial de la corrupción combinada con Seduvi.
Twitter
O todos coludos o todos rabones. Que la reforma laboral incluya contratar al Presidente por horas
Juan Carlos Díaz @El__Mojado
Sr. Romero Deschamps: a ver cuándo sus agremiados dejan de mantener su vida de lujos, ¿será que merecen el líder que tienen?
Martha Partida @CaPartida
Los sindicatos sólo sirven para cobrar cuotas porque a la hora que los necesitas te dan la espalda #tampico
Trespatines @calr1
Twitter: @galvanochoa
FaceBook: galvanochoa