sábado, 16 de febrero de 2013

LA CONTRANOTA DEL DÍA - (A propósito del excarcelamiento de un tal por cual A. Muñoz)



Después de que nueve de nuestros compañeros presos políticos fueron declarados absueltos y puestos en libertad incondicional, acabamos de recibir la noticia de que un Tribunal Colegiado acaba de excarcelar a Alejandro “el Marrano” Muñoz en un intento desesperado por contrarrestar los efectos políticos alentadores de la liberación de nuestros compañeros.

Hay una diferencia sustancial entre una y otra cosa. La liberación de nuestros nueve compañeros es resultado de su inocencia y de la movilización del sindicato, en cambio la del ex Tesorero es un recurso político para contrarrestar el fortalecimiento de nuestra lucha. Más allá de que los halcones del Gabinete, Navarrete Prida por delante, nos quieran echar a perder la fiesta, tenemos que entender que este nuevo errático fallo del Poder Judicial, es en realidad una maniobra política cuyo propósito es contener el avance de nuestro movimiento mediante la reactivación de la ya desgastada guerra sucia en contra del sindicato. Es decir, con la liberación del ex Tesorero de la traición pretenden resucitar un viejo frente de lucha en contra del SME y su dirección sindical.

La contranota del día es, desde ahora, la maniobra fracasada del mañana.

Como fue en el pasado, la guerra sucia en contra de nuestro movimiento tiene objetivos conocidos: 1. Desprestigiar al movimiento para aislarlo de la solidaridad social; 2. Deslegitimar a la dirección del Sindicato buscando la división interna y 3. La pretensión de disputarnos ante el Estado la representación formal del sindicato.

En el esquema de los halcones del gobierno, la guerra sucia deberá actuar como contrapeso a su favor en la mesa de negociación. Cosa que difícilmente ocurrirá. El ex Tesorero no tiene credibilidad ni en los trabajadores liquidados mucho menos en los trabajadores en resistencia. El Sr. Navarrete Prida tendría que invertir muchos recursos públicos para levantar la pesada y torpe imagen del ex Tesorero. De ahí que deberán pensarla más de dos veces antes de cometer el error de Javier Lozano que al final terminó agarrado de las greñas del tal A. Muñoz.

Por nuestra parte sabemos cómo enfrentar estas campañas ya demasiado vistas y costosas. A lo interno, tenemos comprado ya un antídoto que opera cotidianamente en contra de los rumores, las calumnias, y demás guerras psicológicas que buscan sembrar la división en nuestras filas. Este antídoto se llama democracia sindical. El otro antídoto conocido y puesto en práctica con la sociedad se llama contra información es decir la versión contraria a la pretendida verdad absoluta de los monopolios de la información, múltiples cadenas informativas que van, desde el volanteo en los lugares públicos de alta concentración ciudadana hasta las complejas autopistas de las redes sociales, evitando que una mentira se convierta en verdad.

De modo que, desde ahora podemos anunciar que la maniobra política de liberar al ex tesorero fracasará de frente a la capacidad organizativa, cohesión interna y respaldo popular de nuestra digna lucha de resistencia.

Esta y otras maniobras no podrán detenernos. Hagan lo que hagan los halcones del gobierno, la postura de la resistencia no va a variar. No vamos a renunciar a nuestro legítimo derecho constitucional al trabajo.

Sigamos celebrando la libertad de nuestros compañeros presos políticos, persigamos con más afán la libertad de Jorge Eulises Uribe Gaona y preparémonos resueltamente a librar una batalla decisiva en contra de la “guerra sucia”.




FRATERNALMENTE.
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”
México D.F., 14 de enero del 2013.



José Humberto Montes de Oca Luna.
Secretario del Exterior.
Sindicato Mexicano de electricistas