miércoles, 22 de enero de 2014

SME Reunión informativa del grupo de jubilados 22ene14

El SME condena el asesinato de Juan Carlos Sánchez Luna miembro del SITS en el Salvador.

Letras Militantes 2014-01-21

Dejar de Luchar es comenzar a morir 2014-01-21

MODERNIZANDO EL PASADO

C. Hugo Garrido 
Miércoles 22 de Enero de 2014

Cuando México era un país con muchos recursos, las negociaciones políticas tenían que llevarse a cabo con casi todos los sectores representativos de la población; conforme llegaron los años de Neoliberalismo, el país se ha ido reduciendo en cuanto a su soberanía y economía.
Hoy nos toca ver un México mucho más pequeño, ya no es necesario convocar a las masas para exponer plataformas políticas, peor aún, los contrapesos políticos han quedado en el pasado, el ejercicio político de hoy en día desconoce cualquier institución que no se llame PRI; PAN, PRD y evidentemente las cámaras patronales.
Los traidores a los intereses de los mexicanos: entiéndase, la  clase Política, han sabido limar sus diferencias y enfocar sus coincidencias, para avanzar en favor de sus  mezquinos intereses.
El primero de enero del 2014, pasará a la historia como la fecha más cruda en lo que a materia de impuestos se refiere de los últimos 120 años.
Con la aprobación de la Reforma Energética que deriva en la entrega de la renta petrolera a manos privadas, el país dejará de percibir cerca de 800 mil mdp anuales.
Por supuesto que semejante boquete sólo puede ser tapado de dos maneras: la primera es contratando deuda, y la segunda es aumentando los impuestos. El gobierno Priísta de Peña Nieto optó por las dos opciones: y convenció a la mafia política mexicana, llamada: “poder legislativo” a aprobarle un crédito por 650 mil mdp. No obstante lo anterior, con la Reforma Fiscal aprobada que ya están en marcha, el gobierno neoliberal actual, desea mantener a costa de todos los mexicanos, sus cifras macroeconómicas atractivas.
La reforma fiscal es un instrumento inteligentemente diseñado, no sólo para la recaudación, si le sumamos la reforma financiera y la famosa ley anti-lavado; en conjunto representan la entrada de México, al sistema de control masivo y total de todos sus habitantes; sus instrumentos: RFC y CFDís. Con estas reformas, el fisco sabrá no sólo cuánto gana cada trabajador en lo individual, sino cuánto gasta, en qué lo gasta y cuando lo gasta. 
Haciendo un análisis sobre los aspectos más relevantes de la reforma fiscal que aparece en la página electrónica del Sistema de Administración Tributaria (SAT), encontramos que 9 modificaciones afectarán los ingresos de las personas morales, mientras que 18 lo harán para las personas físicas. Por supuesto que en la resolución miscelánea publicada recientemente, ya desaparecieron 3, de las nueve que afectaban a personas morales.
Es así como los legisladores, el gobierno de Peña, y su ejecutor Luis Videgaray, recargan una vez más el peso del erario, en los ciudadanos mexicanos y no en las empresas, una vez más sonríen los dueños del capital y la clase política, a costillas de 49 millones de mexicanos asalariados que año tras año vemos reducir nuestros ingresos y nuestra libertad.