sábado, 21 de noviembre de 2015

Un día como hoy, pero de 1922...

 
 
Un día cómo hoy pero de 1922 en un contexto no muy distinto al actual (pobres y ricos, gobernantes, clero, prisiones, cuarteles), asesinan en prisión al anarquista creador intelectual de la Revolución mexicana: Ricardo Flores Magón
"La máquina del Gobierno nunca pondrá atención a mis sufrimientos. Los intereses humanos nada tienen que hacer con los oficiales del Gobierno; ellos forman parte de una tremenda máquina sin corazón, sin nervios ni conciencia.
¿Que me voy a hacer ciego? La máquina dirá con una encogida de hombros: tanto peor para él.
¿Que tengo que morir aquí? Bien, dirá la máquina: habrá espacio bastante en el cementerio de la prisión para un cadáver más.
Tuviera yo un amigo con influencia en la política, se me podría poner libre aun en el caso de que yo pisoteara uno o todos los diez mandamientos. Pero no tengo ninguno, y por cuestión de conveniencia debo podrirme, y morir encerrado, como bestia feroz, en una jaula de fierro.
Mi crimen es uno de aquellos que no tienen expiación. ¿Asesinato? ¡No, no fue asesinato! La vida humana es cosa barata a los ojos de la máquina; por esta causa el asesino consigue fácilmente su libertad, o si él ha matado al por mayor, nunca será alojado en una jaula de fierro, sino que, en vez de eso, se le cargará con cruces y medallas honoríficas.
¿Estafa? ¡No! Si este fuera el caso, yo habría sido nombrado presidente de cualquiera gran corporación.
Soy un soñador: este es mi crimen. Sin embargo, mi sueño de lo bello y mis acariciadas visiones de una humanidad viviendo en la paz, el amor y la libertad, sueños y visiones que la máquina aborrece, no morirán con uno: mientras exista sobre la Tierra un corazón adolorido o un ojo lleno de lágrimas, mis sueños y mis visiones tendrán que vivir."

-Ricardo Flores Magón

Recibe el SME plantas de la extinta Luz y Fuerza del Centro


Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Sábado 21 de noviembre de 2015, p. 22
El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) recibió las hidroeléctricas y la termoeléctrica de la que fue empresa pública Luz y Fuerza del Centro, así como 36 predios y centros de trabajo del organismo, extintos por decreto presidencial en octubre de 2009, durante el gobierno de Felipe Calderón.
El SME será ahora el administrador de las instalaciones y se propone, en el caso de la termoeléctrica Jorge Luke, construir dos ciclos combinados de mil 700 megavatios. Esta planta se ubica en Lechería, en el estado de México.
Seis años se dice rápido, pero somos un sindicato de 100 años. En diciembre cumpliremos 101 años de existir en este país y logramos prevalecer con el registro nacional de industria 760. El 6 de octubre de este año firmamos ya nuestro contrato colectivo de trabajo, y está acordado por la Junta de Conciliación y Arbitraje, aseveró Martín Esparza, secretario general del SME.
Gremio vivo
Durante una reunión en el auditorio de esta organización gremial, Esparza dijo a sus compañeros que ya recibieron las 14 hidroeléctricas en que los propios afiliados a este sindicato laboraban antes de la extinción de Luz y Fuerza del Centro.
“Hasta ahora hemos recuperado 36 predios y centros de trabajo para lo que será la cooperativa de producción y de servicio, como forma de reinserción laboral de todos los trabajadores.
Con la vigencia del sindicato también podemos decir que manteniendo vivo al sindicato se mantiene entonces la lucha por defender los derechos adquiridos de todos los jubilados que han apoyado esta importante causa, señaló el dirigente electricista.
Agregó que hace falta seguir unidos para luchar por diversas causas. Al país le faltan los 43 normalistas de Ayotzinapa, expresó, y falta dar solución a conflictos que vive el sindicato minero, también a raíz de un conflicto generado por el gobierno, entre otros.
Señaló el caso del SME como uno de los conflictos más relevantes de la historia reciente del país. No ha sido fácil, aseveró durante la celebración de los 10 años del programa radiofónico Frecuencia Laboral.
La semana pasada, el SME recibió las instalaciones de parte de funcionarios.
El secretario del exterior del SME, Humberto Montes de Oca, expresó: “Una de las principales hidroeléctricas recuperadas se encuentra en Necaxa, Puebla. En la madrugada del 11 de octubre de 2009, Mario Osorno López, operador de la Central Hidroeléctrica de Necaxa, amagado por la Policía Federal y por la fuerza, tuvo que entregar la planta a CFE.
A seis años de digna lucha de resistencia del sindicato, a él le toca recibirla de CFE, siendo las 14:45 horas del 13 de noviembre de 2015. Estamos de regreso.
En la página electrónica del SME fueron difundidas fotografías en las que aparece un grupo de electricistas listos para operar Necaxa. En sus cascos se lee la palabra Fénix, con el logotipo de la nueva empresa operadora, en coordinación con la estructura del SME.
Este sindicato abrió también el proceso para censar a sus militantes en resistencia (unos 15 mil), cuyas currículas actualizará. La dirigencia del SME promete dar trabajo a todos ellos.
 
 
Fuente