martes, 22 de marzo de 2016

Acuerdo Transatlántico, un ataque contra la vida digna

CONTRALÍNEA 


Bar de Chicago, década de 1930, en plena Ley Seca. El dueño, a un vendedor de cerveza de Al Capone: “Tenemos cuanto necesitamos. Además, la cerveza que vendes es mala”. El sicario contesta: “No se trata de que la cerveza sea buena sino que has de comprarla”. “No la compraré”, resiste el tabernero. El gángster se va. Alguien deja un maletín junto a la barra. El maletín estalla y destruye el establecimiento.
xavier-cano-480
Esta secuencia del filme The Intouchables de Brian da Palma sintetiza la actitud y actuación del poder económico y sus cómplices políticos para asegurar contra viento y marea los beneficios de grandes empresas y corporaciones multinacionales con los tratados bilaterales de comercio e inversión. Pues, como dice el gángster en la película, no se trata de que la cerveza sea buena sino que has de comprarla. Para el capitalismo sólo vale ganar dinero.
Los tratados de libre inversión son como el gángster y el maletín explosivo. Así es el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP, por su sigla en inglés) que negocian en secreto la Unión Europea y Estados Unidos. El TTIP propone un nuevo modelo económico, social y político de apropiación y desposesión de la ciudadanía. Un modelo autoritario y antidemocrático que perjudicará la vida cotidiana de la mayoría de población. Es la vuelta de tuerca definitiva del capitalismo que busca asegurar los privilegios de las grandes multinacionales para garantizar ganancias incesantes y crecientes por encima de los derechos de la mayoría de la población. Corrijo: contra los derechos de la población. Se acabó que los gobiernos gobiernen y que los parlamentos legislen. Con el TTIP se acabará la democracia. Sólo cuentan los beneficios de las multinacionales.
Tratados como el TTIP convierten en mercancía cualquier necesidad, experiencia o acción humanas. Salud, educación, asistencia social, agua… Mercancías. Sólo negocios. ¿Por qué considerarlos derechos? Es la razón por la que tratados como el TTIP buscan que los servicios públicos dejen de serlo y pasen a codiciosas manos privadas y nunca puedan volver a ser públicos. Para ganar dinero.
Si se firma el TTIP, afectará toda la vida de la mayoría ciudadana. La salud, por ejemplo. El TTIP prolongaría la duración de patentes de laboratorios farmacéuticos. Mientras haya patentes, costará producir medicamentos genéricos, que curan igual que fármacos con patente y son más baratos. Al aumentar las medicinas con patente, más caras, quedarán fuera del alcance de la mayoría de gente. Más enfermedades, más sufrimiento, más mortalidad.
También habría menos seguridad alimentaria porque desaparecerían las normas europeas de control. Y se comercializarían en Europa pollos lavados con cloro (muy tóxico, prohibido en Europa). O se venderían pavos americanos alimentados con piensos que contienen arsénico. O terneros y vacas tratados para engordar con la hormona Somatrotropina Bovina Recombinante, de la que hay fundadas sospechas que provoca cáncer en las personas. Y cerdos tratados con la droga Clorhidrato de Ractopamina, prohibida en la Unión Europea por su amenaza para la salud.
La firma del TTIP afectaría a la seguridad de los alimentos, aumentaría los riesgos para la salud de la gente y habría nuevas enfermedades por no proteger alimentos de consumo habitual.
Si se firma el TTIP, se utilizarán en la agricultura europea pesticidas tóxicos peligrosos que afectarán a los productos agrícolas y a la gente. Desaparecerá la agricultura familiar de Europa, sustituida por enormes empresas agrarias globales que empobrecen el suelo agrícola, entre otros males. Y se dependería de las multinacionales de alimentación que harán lo que les dé la gana.
Las normas hoy vigentes en la Unión Europea se “igualarían” a las de Estados Unidos. Desaparecerían. Con graves consecuencias en el mundo laboral, por ejemplo, porque Estados Unidos no acepta la mayoría de convenciones de la Organización Internacional del Trabajo. Ni ha ratificado 175 de los 189 convenios de la Organización Internacional del Trabajo que protegen derechos de los trabajadores.
El TTIP destruiría empleo en multitud de pequeñas y medianas empresas, además de hacerlo en los servicios sanitarios y educativos porque primarían los beneficios empresariales en universidades, hospitales y centros de diagnóstico por encima de la educación y la salud. Y por aceptar Europa la ausencia de normas de protección de derechos de los trabajadores, habitual en Estados Unidos.
Etcétera.
El TTIP es un ataque directo contra la vida segura y digna de la gente común. Por eso hay que moverse más y más e impedir que se firme. O lo pagaremos muy caro.
Xavier Caño Tamayo*
*Periodista y escritor
BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO] 

El arribo a La Habana confirmó que la política de Washington fracasó

Foto
Foto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de marzo de 2016, p. 4
Nueva York.
Mientras Barack Obama insta al cambio en Cuba durante su visita, la política de normalización de relaciones con La Habana proviene más bien de cambios dentro de Estados Unidos, no en la isla.
De hecho, el mandatario estadunidense llegó a la isla socialista desde un país envuelto en un pugna sobre su futuro donde, ademas de una amenaza semi-fascista, millones de ciudadanos están respondiendo a un llamado a una revolución política y muchos se identifican o dicen que tienen una visión favorable del socialismo.
En el caso de Cuba, vale subrayar que tal vez ningún otro país del mundo en desarrollo ha tenido tal presencia, provocado tanto temor y furia dentro del país más poderoso del mundo a lo largo de las pasadas décadas.
Pero hoy día, después de medio siglo de políticas enmarcadas en la guerra fría, una amplia mayoría de los estadunidenses –62 por ciento– favorecen el restablecimiento de relaciones bilaterales como positivo para Estados Unidos, y 55 por ciento ven con buenos ojos el fin del bloqueo contra Cuba, reveló una encuesta de CBS News/New York Times publicada ayer.
No es nuevo. En tiempos recientes hasta 73 por ciento aprobaron una apertura de la relación y 72 por ciento se oponían al embargo en un sondeo del Centro de Investigación Pew, en julio de 2015.
Mas aún, por primera vez una mayoría de estadunidenses (54 por ciento) tienen una percepción favorable de Cuba, según una encuesta de Gallup realizada en febrero pasado, un giro dramático, luego de que en 1996 sólo 10 por ciento decían eso.
Pero tal vez su aspecto más sorprendente es que en la capital anticastrista, en Miami, la mayoría de cubano-estadunidenses están en favor de la normalización de relaciones e incluso el fin del bloqueo. De este grupo, 56 por ciento apoyan la reanudación de relaciones diplomáticas y, por primera vez, 53 por ciento ven con buenos ojos levantar el bloqueo, según una encuesta de Bendixen & Armandi, de diciembre de 2015.
El cambio de la postura de Estados Unidos hacia Cuba tiene mucho que ver con el cambio demográfico dentro de este país, sobre todo en la comunidad cubano-estadunidense.
Por un lado, las nuevas generaciones de cubano-estadunidenses nacidas en Estados Unidos no comparten la historia ni las perspectivas de sus padres, y menos de sus abuelos, en torno a la isla, y con ello se ha desmoronado el monopolio político tan dominante de los días en que la Fundación Nacional Cubanoestadunidense y su jefe, Jorge Mas Canosa, imponían la línea no sólo en Miami, sino en Washington (es cuando se decía que la política estadunidense hacia Cuba era una política hacia Miami).
El número de latinos de herencia cubana asciende a 2 millones; 57 por ciento son inmigrantes, con una nueva ola de inmigrantes, más de medio millón que han llegado desde 1990, reporta el Centro Pew.
Las nuevas olas de inmigrantes de Cuba no llegan por razones políticas, sino por necesidades económicas, y no comparten la visión de su país con los anticastristas antiguos.
El giro en la opinión pública, el cambio demográfico y las presiones de un amplio abanico de las cúpulas políticas, económicas y sociales del país han hecho posible que un presidente estadunidense pise territorio cubano.
Desde hace unos años varios legisladores federales y gobernadores de ambos partidos, la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la Iglesia católica y otras denominaciones religiosas, entre otros, han promovido la reanudación de relaciones y el levantamiento del bloqueo.
Vale recordar que la visita a Cuba del ex presidente Jimmy Carter en 2002, y sus llamados subsecuentes a normalizar la relación, fueron potentes en promover el cambio en Washington. Con eso, entre otras cosas, se pudo finalmente confesar en la Casa Blanca y otras partes de la cúpula política lo que ya todos sabían: la política estadunidense a lo largo de más de 50 años ha fracasado. Hoy lo reiteró Obama en La Habana: Lo que hicimos durante 50 años no sirvió a nuestros intereses ni los intereses del pueblo cubano.
Pero en este momento también se debe recordar a los que buscaron promover un cambio en la política estadunidense cuando no sólo no tenían el respaldo de sectores de la cúpula, sino cuando hacerlo implicaba riesgo de violencia física, amenazas, atentados, investigaciones por autoridades secretas, y hasta muerte.
Desde disidentes cubanos dentro de Miami –entre los lugares más peligrosos para romper la línea establecida por la cúpula anticastrista– hasta sectores académicos, religiosos, artísticos y de agrupaciones solidarias participaron desde los años sesenta en enfrentar la política estadunidense contra Cuba desde dentro de este país.
La lista es larga, pero entre las aportaciones de los cubano-estadunidenses está la Brigada Antonio Maceo, los valientes intentos por romper el monopolio sobre los medios en Miami, como lo fueron Radio Progreso y publicaciones como Progreso Semanal y Areito.
Una de estas voces claves es la del abogado y analista José Pertierra, quien entre otras cosas fue uno de los abogados de Elián Gonzalez y encabezó la persecución legal contra Luis Posada Carriles a nombre de la justicia venezolana, quien ayer comentó a La Jornada que con la visita de Obama la intención de Estados Unidos sigue siendo el cambio de regimen, pero, así como anteriormente Cuba supo construir trincheras para protegerse de Estados Unidos, ahora sabe construir puentes sólidos para controlar la nueva estrategia estadunidense.
Mas allá de la comunidad cubano-estadunidense, también hubo esfuerzos solidarios, desde las Brigadas Venceremos hasta más recientemente las caravanas contra el bloqueo de Pastores por la Paz, más la aportación de grupos latino-estadunidenses como el Proyecto de Educación y Empadronamiento del Votante del Suroeste, quienes llevaron a líderes latinos locales a conocer Cuba y promover el cambio de la política estadunidense.
Esfuerzos realizado por músicos como Ry Cooder en proyectos tan exitosos como Buena Vista Social Club, David Byrne y su producción de dos discos de música cubana llamados Bailando con el enemigo, y proyectos como Playing for change, junto con la continuación del diálogo entre artistas, han tenido un papel mucho más poderoso de lo que parece en crear otra visión entre ambos pueblos.
Es el cambio en Estados Unidos, más que cualquier cambio en Cuba, el que permitió que Washington superara su propia política y cambiara tanto dentro como fuera su relación con Cuba, y que hoy permitió que un presidente estadunidense pisara la tierra de Martí.

Fuente

El embargo va a terminar: Obama

Foto
Los mandatarios de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, ofrecieron ayer una conferencia de prensa en La Habana, en la que resaltaron su disposición al diálogoFoto Ap
Afp, Ap, Dpa, Reuters, Xinhua y PL
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de marzo de 2016, p. 2
La Habana.
Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro ratificaron ayer el inicio de una nueva relación entre Estados Unidos y Cuba, al cabo de una histórica reunión en la que también coincidieron en que persisten sus desacuerdos.
Obama celebró un nuevo día en sus vínculos, tras más de medio siglo de hostilidades. E incluso fue aún más lejos al afirmar que el asunto de los derechos humanos ya no será un obstáculo en ese diálogo.
El objetivo del diálogo sobre derechos humanos no es que Estados Unidos le dicte a Cuba cómo debe gobernarse, sino asegurarnos de que tenemos una conversación franca, honesta sobre este tema, y de que podamos aprender los unos de los otros, señaló Obama en la rueda de prensa posterior, que fue transmitida en directo por la televisión cubana.
Ahí, Castro destacó que debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias, y exigió una vez más el cese del bloqueo, así como la devolución de Guantánamo.
Nos oponemos a la manipulación política y al doble rasero sobre los derechos humanos. Cuba tiene mucho que decir y mostrar al mundo, advirtió Castro, quien habitualmente no ofrece conferencias de prensa.
Obama, quien ayer por la tarde sostuvo un encuentro con empresarios, aseveró: el embargo se va a terminar; cuándo, no puedo estar del todo seguro, pero creo que este camino por el que vamos continuará más allá de mi administración.
Con la frase buenas tardes en español arrancó Obama su participación en la rueda de prensa conjunta celebrada después de que ambos mandatarios sostuvieron un encuentro en el Palacio de la Revolución, donde recibió honores correspondientes a su investidura. Hace medio siglo, la imagen de un presidente de Estados Unidos aquí en La Habana hubiera sido inimaginable, pero es un nuevo día entre nuestros dos países, dijo Obama, el primer presidente estadunidense en viajar a Cuba en 88 años.
El último en hacerlo fue el republicano Calvin Coolidge, en 1928, y lo hizo a bordo de un barco de guerra, lo que fue evocado el pasado domingo por el propio Obama a su llegada.
Ayer afirmó que la nueva política de Estados Unidos hacia Cuba está guiada por un objetivo primordial: avanzar el interés mutuo de ambos países, incluyendo mejorar la vida de los cubanos y estadunidenses. Por eso estoy aquí.
Destacó que después de cinco décadas muy difíciles, las relaciones entre Washington y La Habana no se transformarán de la noche a la mañana.
Expuso que hemos podido conversar sobre los derechos humanos... y mientras discutimos estas diferencias, creemos que podemos seguir avanzando en vencer los desacuerdos, este es el caso de los pasados 15 meses.
El jefe de la Casa Blanca, quien elogió el espíritu de apertura de Castro, se refirió de este modo al inicio del proceso de normalización entre ambas naciones, cuando los presidentes Castro y Obama revelaron su decisión de restablecer relaciones diplomáticas el 17 de diciembre de 2014.
Continuamos teniendo importantes diferencias, incluyendo en (materia de) democracia y derechos humanos. El presidente Castro y yo hemos mantenido conversaciones muy francas y sinceras sobre estos temas, añadió el mandatario estadunidense, quien resaltó que tras la reanudación de relaciones bilaterales, en julio de 2015, ahora discuten estas diferencias directamente.
Tenemos dos sistemas diferentes de gobiernos, dos economías diferentes. Y tenemos décadas de profundas diferencias, tanto bilateral como internacionalmente, recordó Obama, quien se mostró en favor de moverse para delante, no mirar hacia atrás
Hizo énfasis en que su gobierno no ve a Cuba como una amenaza para Estados Unidos, y afirmó: El destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni por ninguna otra nación. Cuba es soberana y su futuro será decidido por los cubanos, no por nadie más.
Y si bien manifestó su confianza en que su visita marque un nuevo capítulo en la historia de las relaciones, declaró que su gobierno seguirá defendiendo los principios básicos en los que cree, vaya donde vaya. Estados Unidos cree en la democracia, en la libertad de expresión. La libertad de reunión y la libertad de culto no sólo son valores estadunidenses, sino valores universales, afirmó Obama, quien aclaró que se iba a extender más en su exposición que su anfitrión, el primero que habló en la conferencia.
El presidente estadunidense insistió: El objetivo del diálogo de los derechos humanos no es que Estados Unidos dicte a Cuba cómo deben gobernarse ellos mismos, sino asegurarnos de que tenemos una conversación franca y sincera sobre este asunto.
Foto
El presidente estadunidense, Barack Obama, realizó ayer un recorrido por el memorial de José MartíFoto Ap
Se mostró una vez más en favor de levantar el bloqueo a Cuba, pero recordó que no depende de él, sino del Congreso de su país, que está en manos de los republicanos, a los que llamó una vez más a cesar esa medida. Igual que continúo haciendo un llamado al Congreso para que levante el embargo comercial, he hablado con el presidente Castro sobre los pasos que instamos a que dé Cuba para mostrar que está preparada para hacer más negocios, incluyendo que permita más empresas conjuntas y que compañías extranjeras empleen a cubanos directamente, recalcó.
A su vez, Castro se pronunció por “concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa. Coincidimos en que nos queda por delante un largo y complejo camino por recorrer, pero lo importante es que hemos comenzado a dar pasos.
Eso implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de las relaciones, concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa... Derrumbar un puente es fácil; reconstruirlo sólidamente es una tarea mucho más larga y difícil, agregó.
Recordó la hazaña de la nadadora estadunidense Diana Nyad, quien el 2 de septiembre de 2013 logró a la edad de 64 años cruzar a nado y sin jaula protectora contra los tiburones el estrecho de Florida. “Esta proeza contiene un fuerte mensaje que debería servirnos de ejemplo para las relaciones bilaterales… si ella pudo, entonces nosotros también podremos”, afirmó.
No obstante, insistió en que lo más relevante es haber dado los primeros pasos para cimentar una relación de nuevo tipo sin precedente en la historia de ambos países, y también refirió que durante la plática no se pudo abordar la situación de desestabilización en Venezuela, al tiempo que respaldaron el proceso de paz en Colombia.
Los acuerdos
Castro destacó los acuerdos suscritos entre ambas naciones desde que comenzó el deshielo en diciembre de 2014, y anunció otros que firmarán sobre cooperación en materia agrícola, así como la colaboración contra enfermedades como el zika y el cáncer.
Obama, además, resaltó el progreso en los acuerdos de colaboración suscritos hasta el momento, lo que a su juicio refleja la disposición de ambos países por continuar fomentando estos nexos.
Además, celebró la decisión de Cuba de eliminar el gravamen de 10 por ciento al dólar estadunidense, anunciada el pasado jueves por el canciller cubano Bruno Rodríguez.
Al mismo tiempo, consideró que este tipo de demostraciones pueden generar más oportunidades para desarrollar el comercio y la creación de empresas conjuntas.
De igual forma se refirió a la ampliación de los intercambios educativos, en materia de telecomunicaciones, los negocios en línea, la protección de los océanos, el cambio climático, el desarrollo biotecnológico, la transferencia de tecnología en el campo de la salud, la energía renovable y la lucha contra el narcotráfico, entre otros.
Los dos países rompieron relaciones en 1961, dos años tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro, y han tenido duros enfrentamientos desde entonces. La enemistad ideológica y las hostilidades de Estados Unidos contra la isla pusieron al mundo al borde de una guerra nuclear en 1962, debido al despliegue de misiles soviéticos en la isla.
Homenaje a Martí
Obama inició la segunda jornada de su visita a Cuba con un homenaje al héroe nacional José Martí (1853-1895), ante cuyo monumento depositó una ofrenda floral, en lo que la agencia Dpa describió como señal del respeto a la independencia de Cuba.
En un mensaje enviado a los cubanos a través de Facebook, dijo: “He venido a La Habana a tender mi mano amistosa al pueblo cubano.
“Estoy aquí para enterrar el último vestigio de la guerra fría en América y para construir una nueva era de entendimiento que ayude a mejorar la vida de los cubanos”, aseguró en su texto, que difícilmente leerán la mayoría de los cubanos debido al acceso muy limitado a Internet en la isla.
Obama, quien viajó a la isla acompañado por su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha, así como una amplia comitiva que incluye a 40 legisladores demócratas y republicanos, dirigirá un mensaje hoy al pueblo cubano desde el Gran Teatro de La Habana, se reunirá con disidentes y asistirá a un partido de beisbol, para después viajar a Argentina.

Fuente

Frente a la globalización, los propietarios rurales se proponen restructurar su gremio


Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de marzo de 2016, p. 18
A la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR) hay que transformarla para que responda a los nuevos retos de la globalización. Los pequeños productores necesitan de otras condiciones para afrontar los cambios actuales en un marco de libre comercio y de aumento de las exportaciones, apuntó Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la agrupación.
La organización dejará de limitarse a la gestoría de los apoyos de los programas para el sector agropecuario y buscará incidir en la construcción de las políticas públicas. La intención no es competir con la Confederación Nacional Campesina (CNC) o el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), sino caminar juntos para beneficio de los agricultores del país y para que mejoren sus condiciones de vida. Por el trabajo de ellos, el país ocupa el lugar número 12 en la producción mundial de alimentos, pero se tiene el potencial para escalar dos eslabones más, sostuvo.
Dispuesto a construir una agenda de vanguardia, sin olvidar los temas tradicionales, Orihuela Estefan aseguró que los pequeños propietarios pueden romper la paradoja de no ser productores de excelencia. Su reto, dijo, es rediseñar la estructura de la organización. Hay que fortalecer liderazgos, innovar y entender que los pequeños propietarios necesitan de otras condiciones para potenciar su trabajo.
La mujer en el desarrollo rural
Productor de aguacates en Michoacán, Orihuela Estefan aseguró que durante su gestión, por el periodo 2016-2019, habrá transparencia y rendición de cuentas; elaborará un diagnóstico de la participación de los pequeños propietarios en la producción nacional de alimentos, y tomará en cuenta el desempeño de las mujeres en el desarrollo rural.
Explicó que antes de convocar a una asamblea general –posiblemente en abril– actualizará la membresía de la CNPR. Las dirigencias de las federaciones estatales y de las uniones de las ramas de producción se renovarán o ratificarán, como determinen los agremiados, y se constituirán mesas de trabajo para discutir y analizar las diversas ópticas de trabajo.
Rechazado por el grupo disidente de la CNPR –encabezado por Federico Sánchez Reyes, Salomón Faz Sánchez y José Bonilla Robles, entre otros–, Eduardo Orihuela Estefan dijo estar dispuesto a dialogar para superar las diferencias. Las puertas están abiertas para todos los parvifundistas que quieran participar en el cambio de la organización. No busco excluir a nadie sino aprovechar la experiencia de sus ex dirigentes, expresó.
En entrevista, puntualizó que no tiene notificación de impugnación legal al proceso de su toma de posesión, que se llevó a cabo el pasado enero, en el contexto del 70 aniversario de la CNPR. Las disputas entre anteriores dirigentes deben dirimirse en un marco de derecho. Este es el momento del cambio, hay que aprovechar la coyuntura actual para fortalecer al sector primario.
Respecto al edificio sede de la agrupación –que durante más de dos años ha estado cerrado–, apuntó que es una herramienta de trabajo, volverá a ser imagen de orgullo y emblema de la ­agrupación.

Fuente

Universitarios abuchean al gobernador de Querétaro

Gilberto Herrera Ruiz, rector de la UAQ en el mitin. Foto: Demian Chávez
Gilberto Herrera Ruiz, rector de la UAQ en el mitin. Foto: Demian Chávez

PROCESO

QUERÉTARO, Qro. (apro).- En la misma Plaza de Armas donde el gobernador Francisco Domínguez Servién festejó su triunfo hace seis meses, alrededor de mil 500 estudiantes, académicos y trabajadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) abuchearon esta mañana al Ejecutivo estatal y le exigieron sacar las manos de la institución académica.
De acuerdo con el académico Víctor López Jaramillo, los universitarios se concentraron para defender la autonomía universitaria y rechazar el intervencionismo del gobierno estatal al crear grupos de choque.
“Esa es una clara violación a la autonomía, actos que me recuerdan los peores momentos cuando el PRI gobernaba en los años 60 y 70, parece que estamos regresando a esas épocas oscuras”, afirmó López Trujillo.
Hace seis meses, cuando Domínguez Servién presentó a los integrantes de su gabinete en la Plaza de Armas, ofreció gobernar escuchando a la ciudadanía, e incluso exhortó a los asistentes a “chiflarle” si alguno de sus subalternos cometía errores.

“Ojo, si alguno de ellos no cumple, cualquiera de ustedes me chifla y me avisa, a mí no me va a temblar la mano para corregir lo que haya que corregir”, arengó el panista en aquella ocasión.
Hoy varios de los universitarios reiteraron las denuncias sobre la intromisión de agentes de la Secretaría de Gobierno, que encabeza Juan Martín Granados Torres, en la UAQ.
También criticaron la parcialidad del secretario del Trabajo, José Luis Aguilera Rico, en el proceso de huelga –que lleva ya dos semanas–, así como la amenaza del titular de Educación, Alfredo Botello Montes, de retener recursos federales a la institución si el paro de labores no se soluciona en breve.
Los silbidos y reclamos no fueron escuchados por el gobernador de Querétaro, que esta mañana viajó a la delegación Bernal, del municipio de Ezequiel Montes –a casi 60 kilómetros de distancia–, para asistir a un evento relacionado con el equinoccio de primavera.
Este lunes el rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, reiteró lo que dijo en la conferencia del pasado viernes 18 y que fue desvirtuado por el propio gobernador de Querétaro y varios medios locales:
“Esta no es una concentración por la cuestión de la huelga, la huelga es un elemento más de la intromisión de gobierno del estado, y estamos seguros de que si (el gobierno estatal) saca las manos de este proceso se va a arreglar este diferendo, de eso tengo la certeza total”.
El rector Herrera Ruiz propuso al gobernador una reunión con los universitarios, el próximo 7 de abril, para abordar el tema de la autonomía y lo relacionado con el presupuesto para la UAQ.
“Vamos a exigir no sólo la autonomía, sino también un presupuesto suficiente para que no tengamos problemas en cumplir los contratos colectivos. No vamos a exigir más, pero tampoco vamos a permitir recibir menos; que se cumpla la Constitución del estado”, subrayó.
En campaña, el gobernador de Querétaro fue entrevistado por la televisora universitaria TVUAQ, donde se comprometió a incrementar en 10% cada año el presupuesto para la institución académica, sin embargo, hasta ahora sólo le asignó 3.1%.
En respuesta, Herrera Ruiz pidió a todos los universitarios, queretanos “y todos los que aman a la Universidad, defender el futuro de la institución. Está en nuestras manos el no mendigar, el exigir que se cumplan las cosas”.
Durante la protesta los universitarios mostraron pancartas con diversas consignas, entre ellas: “Pancho quita tus manos sucias”, “Un universitario DEFIENDE a su alma máter NO la ofende 100% UAQ”, Laura Leyva instrumento del gobierno para poner patas arriba a la UAQ”, o “La autonomía es de los universitarios fuera gobierno”.
En su alocución, el rector agradeció la presencia en las marcha de estudiantes, profesores y sociedad en general “en un día difícil que nos juraron que no se iba a lograr”.
Añadió: “Jóvenes universitarios en general, nos han amenazado, seguro van a iniciar una carrera de desprestigio para la universidad, para las personas que encabezan la universidad. Tenemos que mantenernos unidos. Toda la universidad está luchando por un mismo objetivo y estoy seguro que todos juntos lo lograremos. No permitamos injerencias ni divisiones dentro de la universidad y no hagamos caso ni a las amenazas ni a las denostaciones”.

Liberan a otro policía comunitario

Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de marzo de 2016, p. 11
Chilpancingo, Gro.
El abogado del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Alejandro Ramos Gallegos, confirmó que el sábado pasado por la tarde fue puesto en libertad Antonio Leobardo Galeana, primer comandante de la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), de la casa de justicia El Paraíso, municipio Ayutla de Los Libres.
Recordó que el agente comunitario fue detenido por la policía ministerial el pasado viernes en la cabecera municipal de Chilapa, ‘‘y con el pago de una fianza de 4 mil 657 pesos fue liberado. Sin embargo, aún es procesado por los delitos de privación ilegal de la libertad y ataques a las vías generales de comunicación, al igual que tres autoridades más de la CRAC, sobre quienes pesan órdenes de aprehensión que no han sido ejecutadas’’.
Manifestó que el próximo jueves, el juzgado mixto de primera instancia de Ayutla de Los Libres resolverá el auto de formal prisión o de libertad.
En la misma causa penal tienen órdenes de aprehensión el ex comisario municipal de El Timbre, Óscar Neri Epitacio; el segundo comandante Salvador Neri Neri y el primer comandante Roberto Leobardo Nazario, ‘‘aunque se solicitará un amparo para evitar su detención’’.
Agregó que las acusaciones en contra de las autoridades de la CRAC tienen relación con las acciones realizadas en noviembre y diciembre de 2013, cuando se demandó la libertad de la comandanta de la CRAC-PC, Nestora Salgado.

Fuente

Atentados en Bruselas dejan 34 muertos y más de 200 heridos

APTOPIX Belgium Attacks

PROCESO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una serie de explosiones en el aeropuerto y una estación del metro en Bruselas, Bélgica, la mañana de este martes, dejó un saldo de al menos 34 muertos y más de 200 heridos.
Una doble explosión en el área de salidas del aeropuerto de Bruselas Zaventem, poco antes de las ocho de la mañana, causó al menos 14 muertos, según fuentes del cuerpo de bomberos citadas por la agencia France Press. El atentado provocó el cierre de las instalaciones y la cancelación de todos los vuelos.
Hora y media más tarde, se registró una nueva explosión en la estación de Maelbeek, del metro de Bruselas, muy cerca de todas las instituciones europeas.
El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, informó en rueda de prensa que unas 20 personas perdieron la vida en el metro, lo que obligó también al cierre de la estación y de todas las líneas. En redes sociales circulan videos del momento en que el metro es evacuado.
“Temíamos un ataque terrorista y ha sucedido”, declaró el primer ministro belga Charles Michel en una comparecencia pública junto al fiscal general belga, Frédéric Van Leeuw.
Van Leeuw afirmó que uno de los ataques al aeropuerto fue perpetrado “por un kamikaze” y habló de “heridos graves”, sin abundar en detalles.
El primer ministro no pudo precisar el número de víctimas y dijo que la policía “está tratando de estabilizar la situación”, además que se desplegaron las fuerzas de seguridad, entre ellas el Ejército, en lugares donde “aún existe preocupación” de que pueda haber problemas.
La policía federal, abundó, está centrada en averiguar quiénes son los autores de los atentados y si alguno de ellos pudo huir. Según testigos citados por medios belgas en el aeropuerto se oyeron gritos en árabe antes de las detonaciones.
También comentó que la policía ha tenido que realizar un trabajo “enorme” en la explanada de salidas del aeropuerto porque, tras la explosión, todos los viajeros huyeron y dejaron abandonados los equipajes.
La prioridad en este caso, dijo, era asegurar que ninguna de esas maletas pudiera contener explosivos. “Ponemos todo de nuestra parte para normalizar la situación”, señaló el fiscal.
La policía encontró un rifle Kaláshnikov en la zona y un cinturón de explosivos sin detonar, que posteriormente hizo estallar de forma controlada, según informó la cadena pública RTBF.
Por la mañana se llevaron a cabo varios registros en la capital belga, dijo Michel, quien se refirió al atentado como una tragedia y llamó a los ciudadanos a permanecer “unidos y solidarios”.
Las explosiones en Bruselas se producen cuatro días después de la detención del yihadista Salah Abdeslam, quien huyó tras los atentados del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos.
Tras estos nuevos atentados varios países reforzaron al máximo las medidas de seguridad en los aeropuertos y cancelaron vuelos. La frontera por carretera y tren entre Bélgica y Francia tambipen fue cerrada.
En tanto la red europea de trenes de alta velocidad Thalys —con conexiones entre París y Bruselas, Colonia y Ámsterdam—anunció que interrumpió por completo sus trayectos. También la compañía Eurostar, que conecta por tren Bruselas, París, Londres y Lieja, entre otras ciudades, canceló sus servicios con origen o destino en la capital belga.
Las instituciones de la Unión Europea emitieron una alerta naranja, que indica la existencia de una amenaza “posible y creíble”; las reuniones fueron suspendidas y sólo se permite el acceso a los funcionarios identificados.

Fuente