jueves, 8 de septiembre de 2016

La Revolucion de las Canas 2016 09 08

IEnova firma la compra del parque eólico “Ventika”, considerado como el más grande de México

Ciudad de México, 7 de septiembre (Redacción EH).– Infraestructura Energética Nova, S.A.B. de C.V., “IEnova”, anunció la firma, a través de una de sus subsidiarias, de un contrato de compra-venta para la adquisición del 100% del capital de los parques eólicos Ventika I y Ventika II, que en conjunto conforman “Ventika”, cuyos socios mayoritarios son Blackstone Energy Partners y fondos privados de inversión, así como Fisterra Energy, una empresa propiedad de fondos administrados por Blackstone (NYSE: BX), y otros socios minoritarios.
“Esta transacción fortalecerá el portafolio de renovables de IEnova”, señaló Carlos Ruiz Sacristán, director general y presidente del Consejo de Administración de IEnova. “La operación está alineada con el plan estratégico de la empresa que busca generar crecimiento en el corto y mediano plazo y reafirma su disciplina de invertir en activos contratados a largo plazo y denominados en dólares. Anticipamos que al cierre de la transacción, y por tratarse de un activo en operación, el proyecto contribuirá de forma significativa e inmediata en las utilidades de IEnova”.
carlos-ruiz
Carlos Ruiz Sacristán, presidente de IEnova.
Ventika está integrado por 84 aerogeneradores, con una capacidad instalada de 252 MW, consolidándolo como el parque eólico más grande de México y uno de los más grandes en Latinoamérica. Los parques son adyacentes entre sí, se encuentran localizados en el municipio de General Bravo, en el estado de Nuevo León, y fueron desarrollados por Fisterra Energy y Cemex, una empresa multinacional de materiales de construcción, con presencia en más de 50 países. La construcción del parque finalizó en diciembre de 2015 e inició operación comercial en abril de 2016. Cemex se mantendrá como administrador del parque.

El valor de la transacción es de aproximadamente 852 millones de dólares integrado por el precio de compra de 375 millones de dólares más el monto del financiamiento por aproximadamente 477 millones de dólares. El precio de compra puede ser ajustado en la fecha de cierre, bajo ciertos supuestos establecidos en el contrato de compraventa y que son comunes en este tipo de transacciones. Ventika cuenta con financiamiento a largo plazo por 477 millones de Dólares en su modalidad de “Financiamiento de Proyecto” por parte de la banca comercial y la de desarrollo.
Tanto la electricidad generada como la capacidad de Ventika, están contratadas con empresas privadas de alta calificación crediticia y prestigio, mediante contratos de compraventa de energía a largo plazo denominados en dólares americanos.
cdn.expansion
“Estamos extremadamente orgullosos de la participación de Blackstone, junto con Fisterra y nuestros socios, en el desarrollo y construcción del parque eólico más grande de México, el cual contribuye a alcanzar las metas de energía renovable del país”, apuntó Sean Klimczak, director Ejecutivo de Blackstone. “Este proyecto, el cual ha permitido reducir las emisiones de CO2 de México y su dependencia de generación con fuentes fósiles, es un claro ejemplo del tipo de proyectos que aspiramos a desarrollar en todo el mundo”, añadió.

“Ha sido un privilegio desarrollar y construir un proyecto renovable tan relevante para México en conjunto con Cemex, un socio de gran experiencia y clase mundial”, señaló Pedro Barriuso, director general y presidente de Fisterra. “En tanto México continúe apoyando la inversión privada a través de su reforma energética, continuaremos siendo activos en el sector de generación eléctrica en el país”, dijo.
Se espera que la transacción concluya durante el cuarto trimestre de 2016. El cierre se encuentra sujeto al cumplimiento de ciertas condiciones, incluyendo la obtención de las autorizaciones corporativas y regulatorias correspondientes, entre las que destacan la autorización de la asamblea de accionistas de IEnova y de la Comisión Federal de Competencia Económica.

Fuente

Reajuste recaerá en el gobierno, reitera Meade; descarta que dólar llegue a los $30 si Trump gana

José Antonio Meade, secretario de Hacienda. Foto: Octavio Gómez
José Antonio Meade, secretario de Hacienda. Foto: Octavio Gómez
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, reiteró que en un contexto complicado, el gobierno federal está obligado a entregar un paquete económico responsable, que cumpla con las variables económicas con responsabilidad.
En entrevista televisiva, el funcionario señaló que el proyecto del paquete económico que se presentará este jueves por la tarde al Congreso de la Unión deberá contribuir a la consolidación de las finanzas públicas, encaminado a lograr un superávit primario, donde además los ingresos deberán ser mayores que los egresos.
Indicó que antes que cubrir los pasivos garantizados por el gobierno federal, se deberá continuar con la aplicación de medidas responsables para dar estabilidad al crecimiento de la deuda.
Reiteró que no habrá más impuestos y que el ajuste recaerá en el gobierno y no en la ciudadanía, para lo cual, dijo que se requiere no sólo contener el gasto publico sino garantizar la calidad del ejercicio público, privilegiar los programas sociales y reducir gasto corriente innecesario.
El funcionario federal sostuvo que aunque México ha sorteado circunstancias muy difíciles, confió en que se le dará al país el paquete económico que se requiere.
Dólar no llegará a los 30 pesos
Por otro lado, en el espacio de Ciro Gómez Leyva de Radio Fórmula, Meade Kuribreña aseguró que de ganar Donald Trump la presidencia de Estados Unidos, el tipo de cambio peso-dólar no llegará a los 30 pesos.
Explicó que, con base en variables que se sacan del conjunto de mercado, para el próximo año se estima que el tipo de cambio estará aproximadamente en 18.20 pesos por dólar.
Señaló que dichos criterios de mercado, en términos generales, “tienden a ser bastante acertados; es un buen documento, es un buen ejercicio y una buena metodología”.
A pregunta expresa de si un eventual triunfo de Donald Trump sería un desastre para la economía mexicana, el nuevo secretario de Hacienda señaló que dependerá de la política que implemente el candidato republicano, desde la política migratoria hasta la política con el Tratado de Libre Comercio, entre otros factores.
Siguiendo con el tema de las campañas en Estados Unidos, Meade señaló que en estos procesos la retórica siempre está presente, así como que ahora las propuestas se están moviendo “al centro”, alejándose de los extremos, pues “en el pasado reciente se hablaba, por ejemplo, de ponerle impuestos a las inversiones que se hicieran en México, se hablaba de confiscar las remesas”.
Sobre las renuncias de Fernando Aportela y Aristóteles Núñez, subsecretario de Hacienda y titular del SAT, José Antonio Meade precisó que “renunciaron antes de que yo llegara”, dejando claro el respeto a dichas decisiones.
En el tema Petróleos Mexicanos (Pemex) y el recorte que se vendrá para la empresa productora del Estado, que estima mantener en el orden de los 100 mil millones de pesos, Meade señaló que es natural dicho ajuste, pues va en “línea con lo que otras petroleras del mundo están haciendo”.

Fuente

Renuncia Videgaray; Meade va a Hacienda y Miranda a Sedesol

Alonso Urrutia
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de septiembre de 2016, p. 2
En vísperas de la presentación del paquete económico 2017 al Congreso, el presidente Enrique Peña Nieto anunció el relevo en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tras la presentación de la renuncia de Luis Videgaray Caso al cargo.
Durante el anuncio Videgaray salió cargado de elogios presidenciales, que le adjudicaron gran parte de la paternidad de las reformas estructurales y el sustancial incremento en la captación tributaria.
En su lugar designó a José Antonio Meade Kuribreña, quien se desempeñaba como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), encargado del combate a la pobreza, responsabilidad que ahora recaerá en un hombre muy cercano al Presidente, Luis Miranda Nava, quien ahora es ex subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación.
Peña Nieto aprovechó su anuncio para subrayar que el paquete económico 2017 consolidará las finanzas públicas, ajustará el gasto corriente del gobierno, que cargará con el peso del recorte presupuestal, y ratificó que no habrá nuevos impuestos ni incrementos a los existentes.
La decisión presidencial fue el colofón de una de las mayores crisis políticas, desencadenada por la presencia de Donald Trump en México, hace una semana. La reunión en Los Pinos precipitó una andanada de críticas de todos los sectores sociales y políticos contra Peña Nieto; un acelerado desgaste de su imagen, señalamientos de la debilidad de su liderazgo en la fase final del sexenio y una ruptura en el gabinete.
Señalado como artífice de la invitación a Trump, pese a la oposición de otros integrantes del gabinete, entre ellos la canciller Claudia Ruiz Massieu, lejos de la insinuación de un reproche Videgaray fue despedido con halagos a su gestión y el más amplio reconocimiento, no sólo de manera institucional, también de forma muy personal, a quien, sin duda, ha sido un colaborador comprometido con los esfuerzos del gobierno. A su intervención en las reformas estructurales le adjudicó también el repunte en la recaudación tributaria.
El Presidente instruyó a Meade a ejercer una política que contenga el gasto público. Esto significa privilegiar los proyectos de inversión y los programas sociales más efectivos contra la pobreza, así como reducir el gasto corriente y los gastos innecesarios. La prioridad de la política hacendaria es muy clara: garantizar la estabilidad de la economía.
Peña Nieto dijo que la estabilidad macroeconómica no es un fin en sí mismo, sino un medio para proteger y fortalecer la economía de las familias mexicanas. El relevo en Hacienda le permitió adelantar justificaciones del paquete presupuestal: contribuir a la consolidación de las finanzas públicas, logrando por primera vez en muchos años un superávit primario.
La Secretaría de Hacienda –por conducto de Meade, único miembro del gabinete que trascendió la alternancia en el Ejecutivo, pues ha sido secretario en los gobiernos de PAN y PRI– preservará la instrumentación de medidas de responsabilidad fiscal para contener y estabilizar el crecimiento de la deuda del sector público como proporción del producto interno bruto, manifestó.
Foto
José Antonio Meade Kuribreña, presupuesto con sentido socialFoto Cristina Rodríguez
Foto
Luis Videgaray Caso, elogios por su trabajo al frente de HaciendaFoto Francisco Olvera
Foto
Luis Enrique Miranda recibe una secretaría encarriladaFoto Yazmín Ortega Cortés
La estabilidad macroeconómica se consolidará mediante el ajuste al gasto público, no con nuevos impuestos ni el incremento de los existentes. Le tocará al gobierno apretarse el cinturón, no a las familias, ni a las empresas, sostuvo el Presidente.
Al referirse a la Sedesol, Peña Nieto instruyó a Miranda Nava –uno de sus colaboradores más cercanos, que se desempeñaba como subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación– a consolidar las políticas sociales encaminadas al abatimiento de la pobreza. En este contexto, rei-tero que el paquete económico será profundamente responsable y de gran sensibilidad social.
El ocaso de una pieza clave
Considerado pieza clave en el gabinete, Videgaray ha tenido gran influencia en la trayectoria de Peña Nieto. Secretario de Finanzas del entonces gobernador del estado de México, se convirtió en coordinador de su campaña presidencial y después en uno de los secretarios de más peso.
Su cercanía le permitió sortear las descalificaciones que sobrevinieron cuando salió a la luz que una de sus propiedades en Malinalco, estado de México, habría sido financiada con un crédito a tasas insualmente preferenciales por el Grupo Higa, uno de los principales contratistas del gobierno.
Videgaray no presentó su renuncia por el mal rumbo económico del país, caracterizado por el fuerte deslizamiento del peso en meses recientes, la previsión de un drástico recorte al presupuesto de 2017 o los cambios en las perspectivas de la calificación de la deuda externa mexicana por dos empresas calificadoras, entre ellas Moody’s Inverstors Service, ante el riesgo que ha adquirido por los crecientes índices de endeudamiento.
La crisis desatada por la visita de Trump precipitó el ocaso de su figura en el sexenio, pues lo ubicó en el centro del escándalo luego de que The Wall Street Journal anunció la presencia del republicano, ante la incredulidad inicial que provocó en México, incluida la canciller. La crisis se profundizó con el rechazo de la demócrata Hillary Clinton a reunirse con Peña Nieto.
La propuesta tuvo origen en la necesidad de tranquilizar los mercados ante un eventual crecimiento en las preferencias electorales de Trump en Estados Unidos y reducir un posible impacto negativo en la economía nacional ante su eventual triunfo. Sería el propio Videgaray quien operó la visita de Trump y recibió al aspirante presidencial en el aeropuerto capitalino.
La influencia de Videgaray trascendió el ámbito económico y la cercanía que tenían con él varios integrantes del gabinete. Su influencia en la designación de varios de los candidatos priístas en las elecciones, con desastrosos resultados para el PRI, y la designación de Enrique Ochoa como presidente nacional del tricolor, pese a su nula trayectoria política, consolidaban a Videgaray como parte de las especulaciones sucesorias de Peña Nieto, abruptamente canceladas ayer.
 
 
Fuente 

Fernando Aportela deja la Subsecretaría de Hacienda y Aristóteles Núñez el SAT

Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de septiembre de 2016, p. 4
Menos de tres horas después de que fuera anunciado el relevo de Luis Videgaray Caso por José Antonio Meade Kuribreña al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez y Aristóteles Núñez Sánchez, funcionarios muy cercanos al ahora ex secretario de Hacienda, también presentaron su renuncia.
Aportela renunció ayer a la Subsecretaría de Hacienda. Licenciado en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, hizo su carrera en los sectores privado y público de la mano de Videgaray, quien ayer presentó su renuncia a la Secretaría de Hacienda y fue aceptada por el presidente Enrique Peña.
Fue director de finanzas públicas e infraestructura de la empresa Protego Partners –fundada por el ex secretario de Hacienda Pedro Aspe–, donde se relacionó con Videgaray Caso.
Aportela fue también subsecretario de Ingresos en el gobierno del estado de México, trabajó en el área de investigación económica del Banco de México y fue director de área del gabinete económico de la Presidencia de la República.
Aristóteles Núñez Sánchez también presentó su renuncia al cargo de jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), tras la renuncia de Videgaray, secretario de Hacienda y presidente de la junta de gobierno del SAT.
En el texto de la renuncia, Núñez Sánchez afirma que la institución requerirá del liderazgo y visión renovada de un nuevo titular, así como la confianza y apoyo de quien ocupe la Secretaría de Hacienda; a ambos les desea el mejor de los éxitos.
Estudió la licenciatura en administración industrial, con especialidad en finanzas, en la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas en el Instituto Politécnico Nacional de 1987 a 1991.
En su experiencia profesional fue subsecretario de Ingresos en la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado de México de 2007 al 30 de noviembre de 2012.
En 2006 fue director general de recaudación en la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado de México. También se desempeñó de director general de fiscalización en 2005 y fue director ejecutivo de coordinación y evaluación regional en Financiera Rural entre 2003 y septiembre 2005, entre otros cargos.
Entre sus logros profesionales destacan el incremento en recaudación de ingresos propios estatales y la modernización del sistema tributario y bancarización de pagos de contribuciones estatales. También participó en el comité de vigilancia del Sistema de participaciones federales y en el del Sistema de aportaciones y otros apoyos federales. Tuvo participación destacada en el proceso de compra de cartera de créditos agrícolas de Financiera Rural a Banrural.
También diseñó metodos de evaluación y coordinación de la operación de crédito rural y participó en el proceso de venta de acciones de Grupo Financiero Serfin; fue coordinador del proceso de venta de las acciones de Bancrecer y de Scotiabank Inverlat.
Miguel Messmacher Linartas, quien fue nombrado por Luis Videgaray, a principios de diciembre de 2012, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, permanece en su puesto.
Anteriormente Messmacher Linartas fue jefe de la unidad de planeación económica de la Hacienda Pública.
Otro funcionario cercano a Luis Videgaray Caso es Alberto Bazbaz Sacal, quien también fue nombrado titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda a principios de enero de 2013.
Bazbaz ocupó el cargo de procurador del estado de México, al que renunció en medio del controvertido caso Paulette.
Claudia Algorri, recientemente nombrada vocera de la Secretaría de Hacienda, también presentó su renuncia al cargo, que será ocupado por Eduardo del Río.

Fuente

Videgaray, el consejero y amigo que cayó estrepitosamente de la gracia de Peña

Videgaray en Los Pinos. Foto: AP / Dario Lopez-Mills
Videgaray en Los Pinos. Foto: AP / Dario Lopez-Mills

PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luis Videgaray Caso se conducía como presidenciable. Era el más cercano colaborador de Peña Nieto y hombre de su total confianza. El consejero imprescindible.
Y con esas prendas actuaba. Se daba el lujo de no tomar la llamada a empresarios, a sus pares en el gabinete, a exsecretarios de Hacienda.
Gustaba, en actos públicos, de caminar con un séquito de seguidores, además de sus guardaespaldas. Pedía que le hicieran valla, que le abrieran paso para dejarse saludar y fotografiar con cuantos quisieran.
En las últimas semanas, Videgaray se placeaba a placer. Pasaba más tiempo en los estados que en sus oficinas de la Ciudad de México, visitando gobernadores, políticos locales importantes, empresarios con poder, a las fuerzas vivas de su partido.
No fue gratuito que él incidiera en la elección de Enrique Ochoa Meza, ahora exdirector general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en relevo del experimentado Manlio Fabio Beltrones.
Con Beltrones fuera de la jugada presidencial –por el momento, pues es un político de gran colmillo y puede dar la sorpresa–, y Osorio Chong con sus bonos muy por el suelo por no poder resolver el conflicto con la CNTE, Videgaray veía el camino desbrozado hacia la candidatura presidencial del 2018.
Tanto que estuvo unos días fuera de circulación para hacerse unos retoques: está en tratamiento para injertarse cabello y se hizo arreglos estéticos en la nariz.
Para parecer candidato, pues.
Pero eso ya quedó atrás. Sólo fue un sueño.
Desde el mediodía de este miércoles 7, Luis Videgaray Caso ya no es más el secretario de Hacienda y Crédito Público.
Tuvo que presentar su renuncia, que de inmediato fue aceptada por el presidente, pues Videgaray ya era más un problema que cualquier esperanza de una solución para mejorar la situación económica del país.
Peña Nieto le perdió de plano la confianza al ahora ya exsecretario de Hacienda. Como ya se la habían perdido los empresarios, los mercados financieros, los miembros del gabinete…
Prácticamente nadie creía en él. Y se había ganado a pulso el repudio de la población, pues no pudo hacer crecer la economía de manera suficiente para crear más empleos y darle mayor bienestar a la población.
La gota que derramó el vaso, para la desgracia de Videgaray, fue haber gestionado la visita de Donald Trump a México, el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, enemigo declarado de México, y que resultó en una avalancha de críticas, denuestos y repudio para el presidente Peña, para su persona y para su gestión al frente del país.
En su mensaje a medios, esta mañana en Los Pinos, donde anunció el cambio en las secretarías de Hacienda y de Desarrollo Social, Peña Nieto dio cuenta de las tareas inconclusas, lo que no hizo bien o dejó de hacer Luis Videgaray en la Secretaría de Hacienda.
Lo hizo, claro, de manera indirecta, institucional, para no ofender o lastimar a su amigo, quien era uno de sus principales prospectos para sucederlo en 2018.
Al encomendarle tareas específicas al nuevo titular de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña –quien ya había ocupado ese puesto en el último año de la administración pasada– y quien hoy mismo dejó de ser secretario de Desarrollo Social, Peña puso el dedo en la llaga en lo que no había logrado Luis Videgaray.
Peña Nieto le dio estas instrucciones al nuevo secretario de Hacienda:
Primero: Lograr que el programa económico para 2017 y que se enviará al Congreso de la Unión este jueves 8, contribuya a la consolidación de las finanzas públicas.
Eso qué quiere decir: que Meade tiene que sanear y equilibrar las finanzas públicas. Es decir, que debe lograr un superávit primario para evitar seguir pidiendo créditos a cada rato y que sólo ha servido para pagar los intereses de la propia deuda.
Eso era lo que Videgaray se la pasó haciendo durante su gestión, pedir prestado, dentro y fuera del país, para pagar intereses, porque no tenía margen ya para usar la deuda como complemento de los ingresos propios e impulsar la economía.
La segunda instrucción del presidente para el nuevo secretario fue la de “continuar con medidas de responsabilidad fiscal a fin de contener y estabilizar el crecimiento de la deuda pública como proporción del Producto Interno Bruto”.
Ese sí que fue un golpe seco a Videgaray, quien en tres años aumentó la deuda pública neta en más de 10.5 puntos del Producto Interno Bruto. El gobierno actual recibió una deuda de 5.9 billones de pesos en diciembre de 2012. Un 36.4% del PIB.
Y Videgaray la ha llevado a casi 9 billones de pesos, casi 47% del PIB. Y, peor, la más reciente estimación de Hacienda prevé una deuda neta total de 50.5% del PIB.
Ha sido un crecimiento escandaloso de la deuda, pero sin efectos en el crecimiento de la economía.
También instruyó Peña al nuevo secretario a aplicar un severo ajuste al gasto público, que implique que el gobierno “se apriete el cinturón”, pero que no afecte a las familias y a las empresas.
Finalmente, Meade Kuribreña deberá ejercer un gasto público que incida efectivamente en proyectos de inversión y programas sociales más efectivos contra la pobreza.
Pero sobre todo –y aquí dio Peña otro raspón a Videgaray–, Meade debe mejorar la calidad del ejercicio del gasto público.
Y eso quiere decir ejercer un gasto público de manera más efectiva, que sirva realmente para hacer crecer a la economía y, sobre todo, aplicarlo con transparencia, cosas que no hizo Luis Videgaray Caso.
Menudo paquete para José Antonio Meade, quien deberá presentar este jueves 7 el paquete económico de 2017, en cuya confección no metió las manos en ningún momento.
Y, peor, la obligación de presentar un presupuesto austero para corregir las finanzas públicas, en las que ya los mercados financieros internacionales no creen.
Triste adiós para Videgaray, que cayó estrepitosamente de la gracia del presidente.
Pero más triste puede ser lo que viene para el país. Habrá que ver a mañana jueves qué sorpresas nos trae el programa económico para 2017.

Fuente

El sábado la CNTE podría levantar su paro por completo

Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de septiembre de 2016, p. 15
Será el próximo sábado cuando la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) defina el levantamiento formal del paro de labores que inició el 15 de mayo, como parte de su estrategia contra la reforma educativa.
Los docentes sólo están a la espera de conocer la decisión del magisterio de Chiapas –que es la única sección que mantiene cerradas las escuelas–, que la ha sometido a consulta entre padres y docentes y cuyos resolutivos se presentarán el 10 de septiembre en la siguiente sesión de la Asamblea Nacional Representativa (ANR) de la CNTE. Algunos maestros consultados señalaron que todo apunta a que en esa entidad también se regrese a clases.
La noche del martes, cuando la reunión de la ANR se prolongó hasta la madrugada, los educadores también se pronunciaron por un cambio en la estrategia, debido a que los empleos están en juego y tenemos que redefinir las rutas. Esto debido a los procesos iniciados por la Secretaría de Educación Pública para cesar a mil 905 profesores que por su participación política han sumado más de tres faltas continuas tras el inicio del actual ciclo escolar el 22 de agosto.
En la sesión, el magisterio disidente acordó respetar la decisión de la sección 22 de Oaxaca de regresar el miércoles a clases, aunque por esa razón –como informó ayer La Jornada– en la ANR se presentaron diferendos en las posiciones y particularmente integrantes de la sección 7 de Chiapas reprocharon que se les habría dejado solos en el paro.
La CNTE difundió ayer un comunicado en el que informó que 10 de este mes, en la Ciudad de México, realizarán una marcha de Los Pinos al Zócalo a las 9 de la mañana. Ese mismo día habrá una nueva ANR para definir la nueva ruta de lucha.
Ésta –señaló la CNTE– incluirá los ámbitos político, jurídico, pedagógico y se agregará el legislativo. Los profesores confiaron en que una vez que se dé el regreso total a clases se puedan restablecer las mesas con el gobierno federal para continuar con la discusión en torno a la reforma educativa, a la que se oponen desde que se anunció –casi al inicio del actual sexenio– y piden su abrogación.

Fuente

Nadie nos informó de nuevo peritaje: padres de Guardería ABC; la PGR indica que sí

Padres de las víctimas del incendio en la Guardería ABC marchan en la CDMX. Foto: Octavio Gómez
Padres de las víctimas del incendio en la Guardería ABC marchan en la CDMX. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Padres de los 49 niños que murieron calcinados en la Guardería ABC, el 5 de junio de 2009, denunciaron que la Procuraduría General de la República (PGR) violó el debido proceso de las víctimas, ya que nadie les notificó que la dependencia realizaría diligencias en el lugar de los hechos.
Un grupo de padres arribó al lugar donde se encontraba la Guardería ABC, poco después del mediodía y ahí encontró a varias personas de nacionalidad extranjera que realizaban el peritaje.
Al respecto, Julio César Márquez, padre de una de las víctimas del incendio, señaló: “Es una decisión unilateral por parte de PGR, que está llevando a cabo este peritaje. Hay conocimiento incluso firmado de la solicitud, firmado por las familias desde hace un mes, donde se acordó que no se llevaría a cabo (el peritaje), entonces hoy (nos encontramos) con la sorpresa que sí se está llevando el peritaje”.
Explicaron que se trata de un acto arbitrario y que el personal que labora en el lugar ha introducido materiales y herramientas de construcción, además, que en días pasados se restableció el suministro de energía eléctrica en el lugar, con la finalidad de llevar a cabo este peritaje. “No consideramos que iban a ser capaces de hacerlo pero ya vimos que actuaron de otra manera”, indicó Márquez.
Los padres argumentaron que no aceptaron el peritaje porque no confían en LWG Consulting, la empresa que se encuentra en el lugar, luego de que esa misma trabajó hace un año en el lugar y se negaron a informar de los resultados de esa investigación.
Más tarde, la PGR dio a conocer que “el Ministerio Público de la Federación, a cargo de la investigación, acordó favorable la vialidad e idoneidad de la prueba solicitada e informó de ello a padres y madres afectadas”.
Según la versión de la procuraduría, después de dos año y medio de que los padres insistían por escrito en que LWG Consulting realizara la prueba pericial, este miércoles fue aprobada dicha petición, para determinar la causa del incendio de la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, donde el 5 de junio de 2009, murieron 49 niños y 106 resultaron heridos (Con información de Patricia Dávila).

Fuente

Formal prisión a 79 por caso Ayotzinapa


Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de septiembre de 2016, p. 12
La Procuraduría General de la República (PGR) ha ejercitado acción penal en contra de 79 involucrados directamente en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, entre ellos integrantes de las policías municipales de Iguala y de Cocula, el ex alcalde José Luis Abarca Velázquez y los principales líderes del cártel Guerreros Unidos (salvo Sidronio Casarrubias).
De más de 120 detenidos por este caso, el Ministerio Público Federal ya ha obtenido autos de formal prisión en contra de 79 imputados.
De acuerdo con información obtenida de los expedientes de la PGR, el Ministerio Público Federal ha acusado por el delito de secuestro de los 43 normalistas al ex alcalde de Iguala José Luis Abarca, a quien se señala como responsable de haber dado la orden a los policías de ese ayuntamiento para que agredieran y posteriormente privaran de la libertad a los normalistas.
También se ejercitó acción penal en contra de César Nava González, ex subdirector de la policía municipal de Cocula, y Francisco Salgado Valladares, ex jefe operativo de la policía municipal de Iguala, así como 25 agentes de ambas ciudades.
Todos ellos participaron dando indicaciones o reteniendo a los estudiantes y posteriormente los entregaron, junto con policías municipales, a Guerreros Unidos la madrugada del 27 de septiembre de 2014.
Se menciona también a la ex asesora jurídica del ayuntamiento de Cocula Magali Ortega, detenida el 15 de enero de 2015, quien presuntamente conoció de los movimientos policiales y supo del cambio de matrícula de las patrullas de ese ayuntamiento.
Por lo que se refiere a integrantes del cártel Guerreros Unidos, están bajo proceso Gildardo López Astudillo, jefe regional de esa organización en Iguala y Cocula; Asimismo, Miguel Ángel Landa, El Duvalín; Felipe Rodríguez, El Terco; Jonathan Osorio, El Jona; Agustín García, El Chereje; Patricio Reyes Landa, El Pato, y Salvador Reza Jacobo.

Fuente