miércoles, 11 de octubre de 2017

Protestan en París 400 mil empleados públicos contra las políticas de Macron

Foto
Disgustados por el congelamiento de sus salarios, el aumento de retenciones, el plan para endurecer el marco legal de las bajas por enfermedad y la supresión de mil 600 puestos de trabajo el próximo año, cientos de miles de empleados gubernamentales se manifestaron ayer en París, además de participar en una huelga que provocó el cierre de guarderías, escuelas y otros servicios públicos en toda FranciaFoto Afp
Afp, Ap y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de octubre de 2017, p. 27
París.
Al grito de Macron, mira tu Rolex, llegó la hora de la revuelta, unos 400 mil funcionarios se manifestaron este martes en las principales ciudades de Francia por el congelamiento de sus salarios y la reducción de 120 mil empleos públicos previstos por el gobierno francés para 2022, según cálculos de la izquierdista Confederación General del Trabajo.
Las estimaciones toman en cuenta más de 70 manifestaciones entre las 130 convocadas por sindicatos del sector público en el país, precisó la CGT.
Por primera vez en una década, el conjunto de los sindicatos que representan a 5.4 millones de funcionarios –20 por ciento de la fuerza laboral francesa–, convocaron a huelga y manifestaciones para dejar claro su profundo desacuerdo con las reformas del presidente Emmanuel Macron.
Una decena de sindicatos del sector salud (médicos, farmacéuticos, dentistas) se unieron al llamado de los enfermeros.
La huelga provocó el cierre de guarderías, escuelas y numerosos servicios públicos en todo el país.
Treinta por ciento de los vuelos internos fueron afectados debido a la huelga en la aviación civil, que opera mayoritariamente con empleados públicos.
De acuerdo con datos del Ministerio de Educación, sólo 17.5 por ciento de profesores participaron en la huelga, aunque los sindicatos afirmaron que la adhesión fue de 50 por ciento.
Durante las manifestaciones, la policía antidisturbios detuvo a ocho personas por actos de violencia, portación de armas o daños a la propiedad, informó la prefectura francesa de París.
Se trató de la cuarta jornada de protestas contra las medidas promovidas por el mandatario, de 39 años, quien ha sido descrito por la oposición como el presidente de los ricos, que hace mella en la sociedad y que utiliza expresiones despectivas hacia los trabajadores.
Los funcionarios públicos franceses están disgustados por el congelamiento de sus salarios, el aumento de retenciones, el plan para endurecer las normas de bajas por enfermedad y la supresión de mil 600 puestos de trabajo en 2018, primeras medidas de un plan de Macron que contempla suprimir 120 mil empleos para 2022.
Los funcionarios, a los que a menudo se califica de vagos y aprovechados, necesitan respeto, declaró Philippe Martinez, secretario general de la CGT.
El portavoz del gobierno, Christophe Castaner, reconoció la necesidad de prestar atención a las preocupaciones de quienes participaron en esta protesta multitudinaria.
La huelga se suma a las protestas que desde septiembre muestran el disgusto de sectores, como el de los jubilados, por la reforma fiscal o de empleados por la reforma laboral.
La CGT convocó a más protestas contra las reformas de Macron para el 19 de octubre.
 
 
Fuente 

No hay comentarios: