lunes, 27 de febrero de 2017

Aprobaron a ciegas la reforma energética

Por Martín Esparza Flores /

Martín Esparza Flores

En los cercanos tiempos electorales todos los partidos que votaron en el Congreso a favor de la reforma energética, en diciembre de 2013, buscan deslindarse en lo posible del irresponsable papel que desempeñaron sus representantes, quienes en su mayoría ni siquiera se tomaron el tiempo de leer a detalle lo que en su momento hasta aplaudieron.
Con esa aprobación a ciegas, el mundo se les viene encima ante la ausencia total de resultados. La “estrella” de las reformas estructurales no ha resultado la esperanzadora salvación del país y que, de acuerdo con las expectativas oficiales, en el último trienio del sexenio ya debería abonar algo del medio de millón de empleos extras que se prometieron. En el reverso de la moneda, el gasolinazo de enero pasado y la liberación gradual del mercado de los combustibles ha disparado la inflación y el descontento social por todo el país.
En su momento advertimos en este espacio de los graves riesgos que traería al país consentir que un grupo de incondicionales legisladores aprobara una reforma de tales proporciones sin acudir a un debate nacional; todavía resulta indignante recordar el papel de vergonzosas comparsas que jugaron los congresos locales, como los de Querétaro y Veracruz, que en sólo diez minutos dieron su aval a las reformas constitucionales.
Rumbo a las próximas elecciones, ¿qué le dirán al electorado los partidos que votaron en pro de la reforma, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado?
No es aventurado suponerlo, pero la mayoría de quienes otorgaron su anuencia ni siquiera analizaron los pormenores de la reforma energética y sus leyes secundarias, ni midieron sus consecuencias. De haberlo hecho estarían enterados de la serie de contradicciones que ahora afloran con el gasolinazo.
Una de ellas el haber mantenido las atribuciones de la Secretaría de Hacienda para establecer los precios máximos de los combustibles con el acuerdo del Ejecutivo; de hecho, esta discrecionalidad es la que permitió aplicar el gasolinazo, adelantando la apertura del libre mercado de los combustibles, programada para 2018, y su ajuste gradual.
Pero si los miembros de la LXII Legislatura consintieron de forma mayoritaria en dar luz verde a la reforma energética sin analizar su contenido, los de la LXIII no se quedan atrás porque sin su consentimiento no se hubiera adelantado un año la liberación de los precios de los combustibles, incluido el del gas doméstico.
En los fundamentos de la reforma, y que todavía aparecen en los portales oficiales, de 2015 a 2019 se mantendrían los precios máximos fijados por Hacienda y el Ejecutivo con “ajustes conforme a la inflación”. Ahora aparece en escena la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para “regular” la liberación en los precios, dejando para el desván del olvido las promesas de bajar los precios no sólo de los combustibles sino de la electricidad, y generar medio millón de empleos. Difícil hacer olvidar al electorado cuáles son los partidos que por votar a la ligera y con base en sus intereses tienen hundido al país; los mismos que insistirán en pedirle nuevamente su apoyo, acaso para darle el tiro de gracia.

Soberanía y unidad nacional competen al pueblo



Las reafirmadas amenazas del presidente estadunidense Donald Trump de levantar su muro en la frontera con nuestro país y deportar a millones de connacionales, buscan ser canalizadas a su favor por nuestra temerosa y pasmada clase política, invocando a la unidad nacional y la defensa de la soberanía como instrumentos ideológicos para rehabilitar su desahuciada imagen y atemperar, de paso, el generalizado descontento social originado por  los anunciados gasolinazos, dejando en el plano imaginario el impulso a una  auténtica enmienda  del rumbo económico, guiado desde hace tres décadas por el neoliberalismo, que tiene sumidos en la pobreza a 60 millones de mexicanos.
Voces de la parte oficial y partidos políticos llaman a la unidad y a la firma de acuerdos nacionales y, en una grotesca mascarada, se rasgan las vestiduras, dispuestos a “inmolarse” en aras de la patria, ocultando en su patrioterismo trasnochado los errores acumulados por décadas de programas económicos supeditados a los intereses de los organismos internacionales, donde los beneficios se han repartido entre una reducida clase política y empresarial, despojando al pueblo de sus riquezas y recursos naturales.
Los que ahora buscan por todos los medios ganar el apoyo de un pueblo al que nunca han consultado en la toma de trascendentes decisiones como la aprobación de las reformas estructurales, se guardan bien de llevar al debate nacional los orígenes de la incontrolable migración de mexicanos a los Estados Unidos, registrada en las últimas dos décadas y que de acuerdo con lo pactado en 1994, con la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), tendría que decrecer.
En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, valga recordar, la propaganda oficial destacaba que con la puesta en marcha del acuerdo comercial, habría un indudable “crecimiento económico, se crearían millones de empleos y se reduciría la migración desde México”. En síntesis: deberíamos prepararnos a ser un país de “primer mundo”.
¿Por qué quienes ahora convocan a la unidad, la defensa del país y de los connacionales en riesgo de ser deportados, no rectificaron a tiempo lo que no funcionaba y siguen  sin hacerlo?
Para poner en su sitio a estos rocambolescos “defensores” de la patria y del TLC, analicemos las siguientes cifras: mientras en 1995 el 24 por ciento de la población del país se dedicada a la agricultura, para 2010 sólo lo hacía un 13 por ciento. A la entrada en vigor del tratado había en Estados Unidos unos 2 millones 900 indocumentados de origen mexicano; para 2012, la cifra se había disparado a 12 millones 900 mil connacionales; esto es, que en dos décadas de operar el acuerdo comercial que debía generar más empleos en el agro y ofrecer  mejores salarios a los campesinos, 10 millones de agricultores empobrecidos no tuvieron otra alternativa que huir del país para no morir de hambre. ¿Dónde quedaron las bondades del acuerdo?
Se calcula que tan sólo en la última década, un promedio de 400 mil personas emigraron al año  a la unión americana, huyendo tanto de la extrema pobreza como de la violencia generada en sus lugares de origen por el crimen organizado. El diagnóstico de los magros resultados es irrefutable. Y peor todavía, la clase política neoliberal con la complicidad de los empresarios, insiste en defender un acuerdo comercial que sólo ha reportado estancamiento y pobreza al país, negándose a aceptar sus errores y operar un cambio en el modelo  económico.
¿Creen acaso que con llamar a la unidad nacional y a la defensa de la soberanía se solucionará un problema acumulado en décadas de despojos a los recursos y riquezas nacionales, así como el abandono total al campo?
Habremos de preguntar a los expresidentes y exfuncionarios, así como a sus favorecidos empresarios nacionales y extranjeros, ¿dónde quedaron los millonarios  recursos generados con la venta de más de 1 mil empresas públicas, tan rentables como Teléfonos de México, iniciada desde el sexenio de Miguel de la Madrid? ¿Qué acaso no pensaron en la defensa de nuestra soberanía nacional cuando aprobaron recientemente, de espadas al pueblo, las reformas estructurales entregando nuestro sector energético a firmas trasnacionales?
Parece una broma de mal gusto el anunciar a los mexicanos que están siendo expulsados de Estados Unidos, que en México van a tener infinidad de oportunidades, cuando es precisamente la carencia de las mismas lo que los obliga a emigrar a riesgo de su propia vida; hay 10 millones de jóvenes a la espera de una oportunidad laboral; de los 60 millones de pobres la inmensa mayoría subsiste en la informalidad y sin un empleo estable que les permita acceder a la seguridad social.
Como es fácil apreciar, los “patriotas neoliberales” ocultan además el hecho de que los efectos de la reeditada crisis, que se repite sexenio tras sexenio, se siguen trasladando a la mayoría de los mexicanos. Y vaya desfachatez: cuando se trata de defender a la nación, la convocatoria incluye a todos los mexicanos sin distinción de condición social, afiliación partidista o religión; pero cuando el asunto es repartir la riqueza nacional, el llamado se constriñe a la privilegiada clase política y empresarial. A unos cuantos que desde hace décadas la han saqueado.
Nuestra Constitución acaba de cumplir cien años y en este contexto de llamados a la unidad nacional y a la defensa de la soberanía, es el momento de que sea el pueblo, la sociedad misma, la que retome la lucha por su defensa para restablecer la legalidad y el estado de derecho; de acuerdo con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, los dos tercios de las 229 reformas y 695 cambios realizados a 114 de los 136 artículos de nuestra Carta Magna de 1917, empezaron a ejecutarse a partir de 1982, con la llegada de los gobiernos neoliberales al poder. No es casual que estas reformas abrieron el camino a la desaparición y privatización de las empresas públicas y a la apertura del sector energético, ahora consumado con las reformas estructurales.
El pueblo nunca votó por estos cambios y retrocesos que aniquilaron el espíritu social de nuestra Constitución, que en su artículo 39 aún conserva la llave mágica que debe motivar a los mexicanos a su defensa y al cuestionamiento de quiénes, desde el poder, han llevado a la quiebra al país y a las mayorías a la pobreza extrema. El texto a recordar y reflexionar dice: “La soberanía nacional reside esencial y orgánicamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de este. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.
Al externar su descontento y marchar por las calles, los legítimos movimientos sociales emanados del pueblo, deben empezar a dar vuelta a esta llave, porque la unidad nacional y la soberanía son asuntos de su estricta competencia, no de una clase política oportunista que ahora trata de evadir su responsabilidad bajo la careta de su patrioterismo neoliberal.
Martín Esparza Flores


Contralínea 528 / del 26 de Febrero al 04 de Marzo 2017

El 50% de los Recursos Auditados se Desviaron de esa Forma SUBCONTRATACIÓN Y CORRUPCIÓN

*Las empresas que firman los contratos no tienen ni la capacidad ni el personal adecuado.
*El 51 por ciento de los recursos públicos no se ejercieron.
*No existe un padrón confiable de quiénes reciben los apoyos y subsidios.
La Auditoría Superior de la Federación reportó que del total de recursos del presupuesto público fiscalizado en 2015, la mitad no se ejerció y la otra mitad se aplicó de manera irregular o con criterios discrecionales que se prestan a fraudes y corrupción. También encontró que la subcontratación es una de las principales formas en que se desvían recursos y se gasta más el presupuesto público.
En la fiscalización de la Cuenta Pública 2015, que se dió a conocer el 15 de febrero del 2017 en la Cámara de Diputados, abarcó 1,128 auditorías en instituciones públicas del gobierno federal, estados y municipios, practicadas sobre el gasto federalizado. El monto total observado ascendió a 65,193.8 mdp, de los cuales 51 por ciento de los casos no ejercieron los recursos, es decir no se gastaron en lo que estaba programado, lo cual significa que 33 mil 440 millones de pesos, se quedaron parados.
En el 12 por ciento del gasto público federal no se presentó documentación comprobatoria de los gastos (7 mil 893 millones de pesos) En el 7.6 por ciento de los casos no cumplen con los objetivo señalados para el gasto (4 mil 963 millones de pesos) . En el 4 por ciento de los casos hay pago de remuneraciones indebidas (2 mil 600 millones de pesos).
Un ejemplo de maniobras que se realizaron para ejercer mañosamente el presupuesto público fue que asignan obra a una empresa o universidad que no tiene ni el equipo ni el personal para realizar el trabajo y subcontrata encareciendo costos. Eso ocurrió en 49 por ciento de los casos de contratos con universidades públicas auditadas señala el informe.
Tampoco existe la garantía de que los apoyos y subsidios de programas del gobierno federal, vayan a parar a manos de los más pobres, porque no existe un padrón confiable de los beneficiarios. 

Crece en un millón 617 mil la cifra de trabajadores independientes

Foto
A diciembre pasado se incrementó a 32 millones 448 mil el número de mexicanos con trabajo. En la imagen, un vendedor en la delegación Benito JuárezFoto María Luisa Severiano
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de febrero de 2017, p. 21
El número de mexicanos que trabajan por su cuenta y quienes son empleados en micronegocios que carecen de establecimiento registraron un incremento de 16.22 y 13.27 por ciento, respectivamente, en los primeros 4 años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, indican las encuestas nacionales de Ocupación y Empleo (ENOE) de 2012 y 2016.
En total, el grupo de trabajadores independientes engrosó con un millón 617 mil integrantes en el lapso mencionado, para sumar 11 millones 585 mil. La cifra implica que más de la quinta parte de los 52 millones 123.6 mil mexicanos que conforman la población ocupada del país laboran por su cuenta, es decir, uno de cada cinco.
En cuanto a los que se sumaron a trabajar en micronegocios sin establecimiento –de hasta 11 personas con el dueño incluido, pero que carecen de instalaciones físicas para el desarrollo de sus actividades–, el alza fue de un millón 349 mil. Así, al cierre de 2016 ese sector reportó 11 millones 511.9 mil empleados, con lo que su ritmo de crecimiento en la generación de puestos de trabajo supera al de los micronegocios con instalaciones físicas.
Además, los trabajadores en micronegocios sin establecimiento superaron en 26 por ciento o 2.6 millones a sus homólogos con establecimiento. Este último tipo sólo ha crecido 2.9 por ciento en el sexenio, lo que equivale a 263 mil negocios más, al pasar de 8 millones 873 mil en 2012 a 9 millones 137 mil el año anterior.
La cifra de empleadores se incrementó 22.36%
Otras cifras que arroja la ENOE, levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indican que también se elevó la cifra de empleadores o patrones en 22.36 por ciento en los cuatro años señalados, ya que su registro pasó de 1.9 millones a 2.3 millones, es decir, 425.7 mil más.
En términos generales, la población ocupada en el país creció en 6.7 por ciento o 3.3 millones de personas. Al arrancar el sexenio, los mexicanos con trabajo –formal o informal– sumaron 30 millones 835 mil y en diciembre pasado ascendieron a 32 millones 448 mil.
El número de trabajadores sin acceso a seguridad social aumentó 5.2 por ciento, o 1.6 millones. Si esa cantidad se compara con los 3.3 millones de mexicanos que obtuvieron empleo, implicaría que casi la mitad, 49 por ciento de las nuevas ocupaciones que se han creado en el sexenio, han sido sin seguridad social.
La ENOE revela que tres de cada 10 trabajadores carecen de contrato laboral, y aunque la cifra bajó apenas medio punto porcentual en este gobierno, quienes se encuentran en esa condición suman 15 millones 986.7 mil.
Hay otros 19 millones 318 mil mexicanos que cuentan con contrato escrito. Sin embargo, es de carácter temporal para 17.3 por ciento o 3 millones 341 mil, lo que representa un aumento de 5.6 por ciento de trabajadores en esta condición durante el sexenio.
En cuanto a la burocracia, las encuestas precisan que hubo una reducción de 7.3 por ciento, equivalente a 175 mil 259 puestos de trabajo menos en los diferentes niveles de gobierno. Así que el sector público cerró 2016 con una plantilla de 2 millones 217.9 mil empleados en total.
Porcentualmente la reducción fue mayor en otros sectores, ya que las industrias extractiva y eléctrica han acumulado en cuatro años de la administración de Peña Nieto una pérdida de empleos de 12.7 por ciento, equivalentes a 55 mil 179 puestos. Al inicio del sexenio ambos sectores tenían 432 mil 479 trabajadores, pero en la ENOE del cuarto trimestre de 2016 la cifra bajó a 379 mil 300.
El Inegi detalla disminuciones en los grupos de trabajadores que no reciben percepciones salariales y los que trabajan en la agricultura de subsistencia, pero todavía existen 1.6 millones de mexicanos que pertenecen a ambos grupos.
Los trabajadores con percepciones no salariales pasaron de 2 millones 214 mil en 2012 a 2 millones 6 mil, reducción de 9.3 por ciento, mientras quienes pertenecen a la agricultura de subsistencia bajaron de 2 millones 17 mil a un millón 669 mil personas o 17.2 por ciento menos.

Fuente

Priorizarán Criterio de Patrones LA VIDA DE LOS TRABAJADORES EN RIESGO

Priorizarán Criterio de Patrones

LA VIDA DE LOS TRABAJADORES EN RIESGO


MSO.LUIS MANUEL PÉREZ H. PANTOJA
Docente de la Maestría en Ciencias en Salud de los Trabajadores
Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco,
Participación en el Programa del Sábado 25 de Febrero del 2017,

El 21 de febrero se consumó la aberrante decisión de la Cámara de Diputados de abdicar en su facultad de legislar en materia de trabajo, al darle a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el derecho de modificar las Tablas de Enfermedades de Trabajo y Valuación de Incapacidades Permanentes. Pero si esto no fuera suficiente, condicionan a la propia dependencia del Ejecutivo Federal a que esto sea PREVIA AUTORIZACIÓN de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.
Es inaudito lo que algunos partidos representados en la Cámara de Diputados hicieron, es un retroceso a los derechos de la población trabajadora. La votación por partidos políticos fue de la siguiente manera: 169 votos a favor del PRI, 89 del PAN, 32 del Partido Verde, 02 de Movimiento Ciudadano, 10 Nueva Alianza y 9 de Encuento Social (PES) más uno independiente. En contra 39 del PRD, 29 de Morena y 19 de Movimiento Ciudadano. En suma fueron 303 votos a favor, 86 en contra y 10 abstenciones.
Esta entidad es un órgano tripartito sin capacidad técnica para realizar una acción de tal trascendencia, como el propio Secretario del Trabajo y Previsión Social Alfonso Navarrete Prida lo reconoce, en su boletín de prensa 813, que dice; El encargado de la política laboral del país destacó que estas tablas no fueron producto de meses de trabajo sino de años de negociación tripartita, con empresarios y trabajadores”. La salud no puede ser motivo de negociación.
 
DEMANDAMOS:
•  QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA NO APRUEBE LA MINUTA QUE LE FUE ENVIADA POR LOS DIPUTADOS.
•  QUE LAS TABLAS SEAN RESTITUIDAS A LA LEY FEDERAL DEL
TRABAJO.
•  QUE LA ACTUALIZACIÓN DE LAS TABLAS SEA RESULTADO DE FOROS PÚBLICOS, CONDUCIDOS POR EL CONGRESO DE LA UNIÓN, QUE ES EL ÚNICO FACULTADO PARA LEGISLAR EN MATERIA DE TRABAJO EN CONCORDANCIA CON LO ESTABLECIDO POR EL ARTÍCULO 73, FRACCIÓN X, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.
 
Anexamos minuta enviada a la C. de Senadores.
 
MSO LUIS MANUEL PÉREZ H. PANTOJA
Docente de la Maestría en Ciencias en Salud de los Trabajadores
Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco
Correo electrónico: perezhpantoja@gmail.com 

Imperceptible competencia por liberación de gasolinas

Foto
EL COMBUSTIBLE SUBIÓ 2 CENTAVOS EN EU. La Comisión Reguladora de Energía dará a conocer hoy el precio de gasolinas y diésel que aplicará para mañana. La agencia de información Ap comunicó ayer que el costo promedio del combustible en Estados Unidos subió 2 centavos en las pasadas dos semanas, a 2.33 dólares. El aumento, agregó, se debió a leves alzas en los precios del petróleo crudo y de la gasolina de venta al mayoreoFoto Carlos Ramos Mamahua
Julio Reyna Quiroz
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de febrero de 2017, p. 22
La competencia que deberá generarse por la liberación de los precios de las gasolinas aún no es perceptible para los consumidores. No al menos para quienes transitan en una zona del estado de México colindante con la capital del país, donde existen cuatro estaciones de servicio en un área menor a 3 kilómetros, pues todas ofrecen el mismo costo.
Las cuatro están ubicadas sobre la carretera Texcoco-Lechería, que conecta a la vía José López Portillo con el municipio de Texcoco. Tres están separadas por una distancia de casi un kilómetro, en dirección a Ecatepec; la última se ubica en dirección a Texcoco.
Este fin de semana las cuatro estaciones ofrecieron la gasolina Magna en 16.26 pesos por litro y la Premium en 18.15, y ninguna coloca los precios a la vista del consumidor. Es decir, un automovilista debe ingresar a la gasolinera para saber cuánto cuesta el combustible.
Parte de las bondades argumentadas para adelantar la liberación de precios es que los consumidores podrían elegir dónde repostar, con base en la oferta de costos.
Los precios
El gobierno federal emite una lista de precios promedio máximos para dichas gasolinas y el diésel en 90 regiones del país, pero ello no impide que el costo en los combustibles pueda ir hacia abajo, aseveró una fuente del sector energético.
Con base en un calendario, a partir de marzo los precios de las gasolinas serán determinados por el mercado en Sonora y Baja California, primero, y posteriormente, de manera paulatina, por otras regiones del país. El propósito es que los costos estén completamente libres en 2018.
La Comisión Federal de Competencia Económica, encargada de promover un mercado competido en beneficio de los consumidores y evitar las prácticas monopólicas de los agentes económicos, considera que la apertura de estaciones de servicio a distancias cercanas debería incentivar una baja en los precios.
En diversas ocasiones el organismo ha solicitado a las autoridades estatales eliminar las disposiciones que establezcan distancias mínimas entre estaciones de servicio.
La liberación de precios conforme al calendario de la autoridad es un acierto, pues se irá observando región por región en donde no hay competencia, manifestó Gabriel Casillas Olvera, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.

Fuente

Marchas en varias ciudades españolas contra medidas neoliberales

26 de febrero de 2017

Las conocidas como “Marchas de la Dignidad” han vuelto a las calles de más de 15 ciudades en España para protestar contra las medidas neoliberales impuestas por el Gobierno.
Pensiones, recortes laborales, detenciones de activistas, represión policial, indignación por decisiones judiciales como la del cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarín y así suma y sigue.
Sobran los motivos para salir a la calle aseguran los integrantes de las “Marchas de la Dignidad”. Este sábado miles de ellos recorrieron Madrid, la capital española, muchos de ellos eran ancianos pensionistas que temen por su futuro.
Decenas de carteles contrarios a la monarquía han dejado claro que muy pocos apoyan a la Casa Real. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) o la mejoría de otros indicadores macroeconómicos no se refleja en el día a día de los trabajadores y trabajadoras que siguen luchando contra la explotación y la precariedad laboral. Y es que la organización de la marcha denuncia que la población en riesgo de pobreza alcanza ya los 12,8 millones de personas.
No es la primera vez que miles de personas se manifiestan en Madrid. La indignación crece tras conocer la última decisión judicial que permite que Iñaki Urdangarín, a pesar de la condena de 6 años y 3 meses, siga estando en libertad.
HispanTV 

Fuente

“Fora Temer”, hito del carnaval

Libre Red 

26 de febrero de 2017

Con la popularidad debajo del 10 por ciento, y los escándalos golpeando la puerta de su despacho, Michel Temer, que en los próximos días puede perder a su jefe de Gabinete, seguramente no se animará a saludar al público en los carnavales.
No aparece ni disfrazado de arlequín. Con la popularidad en vías de extinción, ya bajó al 10 por ciento, y los escándalos golpeando la puerta de su despacho, Michel Temer, que en los próximos días puede perder a su jefe de gabinete, seguramente no se animará a saludar al público en los carnavales de Río de Janeiro o Salvador de Bahía, los más concurridos de Brasil. Desde que fue abucheado por decenas de miles de personas al inaugurar los Juegos Olímpicos en agosto pasado en el Maracaná, Temer optó por asumirse como un presidente en las sombras, recluido en los sigilosos palacios oficiales.
En los últimos días se ha ocupado de neutralizar un escándalo que impactó de lleno en el ministro Eliseu Padilha, su jefe de gabinete y antiguo socio en negocios inconfesables de los que se tuvo noticia el viernes. La fuente que soltó esa bomba es un “viejo amigo desde hace 50 años” del mandatario, llamado José Yunes. Este abogado, que hasta diciembre fuera “asesor especial” de la Presidencia, declaró a varios medios que el ministro Eliseu Padilha operó en persona el pago de millones de reales sucios en 2014. También habló ante la Procuraduría en el marco de la causa “Lava Jato” que investiga la telaraña de coimas y contratos amañados en los que participaron Odebrecht y otras constructoras. Que el ministro Padilha y Temer integraban una asociación dedicada a fines ilegales era algo tenido por seguro por cualquier brasileño informado, pero hasta el viernes nadie lo había declarado públicamente y con tantos detalles como lo hizo Yunes.
Contó hasta el tamaño del paquete, que no abrió pero contendría dinero, que recibió en su estudio jurídico de San Pablo y luego entregó a un lugarteniente de Eduardo Cunha. ¿Se acuerdan de Cunha?. Fue presidente de la Cámara de Diputados hasta fines de 2016, evangélico, anti dilmista al extremo y perteneciente al Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) como Temer y el ahora malherido ministro Padilha.
Sin el trabajo sucio, a cara descubierta, de Eduardo Cunha su correligionario Michel Temer jamás hubiera llegado a la presidencia. La destreza de Temer para enhebrar pactos secretos es inversamente proporcional a su popularidad, que no la tiene ahora y jamás la tuvo: la última vez que fue candidato por las suyas sacó 99.000 votos y obtuvo raspando un banca de diputado. Si llegó a ser vicepresidente no fue por mérito propio sino por haberse colgado de las faldas de Dilma Rousseff, a quien secundó en la fórmula victoriosa en 2010 y 2014. Poco después de la reelección inició su disimulada conspiración que se tornó explícita a fines de 2015 cuando se sumó abiertamente a la estrategia desestabilizadora.
Fue el ex jefe de Diputados Cunha quien puso la cara y timoneó el golpe contra Dilma , reelecta por 54 millones de sufragios y sucedida por Temer provisoriamente el 12 de mayo pasado, y definitivamente el 31 de agosto.
Pues bien, la denuncia del amigo de Temer puso negro sobre blanco como se obtenía y circulaban las coimas en el PMDB. Y hasta qué grado llegaba la complicidad entre el mandatario de facto Temer, su ministro Padilha y Cunha, preso desde el año pasado por las evidencias aportadas por la Justicia suiza de depósitos millonarios de origen ilícito. Desde la cárcel Cunha amenaza a Temer a través de legisladores que le son fieles y también por vía de miembros del gabinete presidencial que son más “cunhistas” que “temeristas”. Sí, Cunha mantiene gente de confianza en el gabinete.
En su condición de miembro despechado de la “familia” del PMDB, Cunha le hace saber a su par Temer que no está dispuesto a pagar por delitos de los que Temer sería cómplice, y avisa que si no mueve sus influencias presidenciales para sacarlo de la prisión podría confesar, echando mano de un instituto muy de moda cual es la “delación premiada”.
En esa misma clave amenazadora es que funcionan las declaraciones del “viejo amigo” Yunes, cuando dijo con un lenguaje casi mafioso que está enojado con el ministro Padilha porque lo usó de “mula” para enviar plata mal habida. Y después de ese manoseo, Padilha se hace el desentendido. Cuando toman estado público estas intimidaciones (de Yunes hacia Padilha y de Cunha hacia Temer) es porque no se respetaron los acuerdos y cada uno busca su salvación individual.
Es en ese contexto político-mafioso, que Padilha está a punto de perder el cargo y convertirse en el noveno ministro que renuncia en nueve meses de gobierno de excepción. De esos nueve al menos siete están salpicados por “Lava Jato”. Para escapar del escándalo Padilha dijo que tendrá que operarse de la próstata y sólo volverá a Brasilia después del Carnaval. Una coartada médica poco creíble, quizá tan endeble como la del último ministro renunciante José Serra, quien la semana pasada dijo que dejaba la Cancillería por dolores de espalda, que es cierto que los tuvo, pero no parecen suficentes para tamaña decisión política. Serra, igual que Padilha, fue denunciado por los arrepentidos en el caso Lava Jato.
“Fuera Temer, Fuera Temer” gritaban ayer, sin dejar de bailar ni sonreír, unas chicas morenas, al frente de un bloque carnavalesco en una avenida de Salvador de Bahía donde se mezclan caretas de Donald Trump y Batman, con parejas disfrazadas de arlequines y colombinas, a pesar del calor que no da tregua ni a las 2 de la madrugada. En Salvador, la capital más importante del nordeste, con uno de los más altos índices de población afrodescendiente de Brasil, los bailes callejeros son un termómetro del ánimo popular, mucho más irreverentes que las profesionalizadas, descafeinabas, Escolas do Samba que comienzan a desfilar hoy en el Sambódromo de Río.
Luego la consigna “Fuera Temer” comenzó a diseminarse hasta hacerse un trueno de masas según imágenes accesibles en las redes sociales, hasta ayer censuradas en la cadena de entretenimientos Globo. La alegría desinformada y forzada por las empresas de noticias servirá como un remanso para Temer y su ministro Padilha. Pero más allá de esa versión ilusoria de la realidad todo indica que la permanencia de Padilha es inviable. pocos apuestan a que sobreviva más allá del Miércoles de Cenizas.
Dario Pignotti | Página12 

Fuente

Cascos Blancos en los Oscar, la propaganda negra contra Siria

27 de febrero de 2017

El documental de esta ONG, financiada por Estados Unidos y Gran Bretaña, se centra en producir imágenes de las supuestas consecuencias de los bombardeos rusos y sirios en las zonas controladas por los grupos terroristas.
El documental titulado “The White Helmets” (Los Cascos Blancos), dirigido por Orlando von Einsiedel y producido por Netflix es uno de los cinco candidatos al Óscar al mejor cortometraje documental.
Los Cascos Blancos se hacen llamar como un grupo de rescatistas, que surgió en 2013 en Turquía por James Le Mesurier, ex alto oficial británico y alto representante de la ONU en lugares en guerra como Bosnia y Kosovo. Cuenta con tres mil voluntarios y opera en las zonas bajo control de grupos mercenarios que buscan derrocar al gobierno de Bashar Al Assad.
El grupo de rescatistas se hizo famoso mundialmente por sus videos en las redes sociales ayudando a las víctimas de la guerra, en especial en operaciones de salvamento de niños.
Esta organización se presenta como neutral y apolítica pero está justo en uno de los bandos en el conflicto sirio, el de los fundamentalistas islámicos y las potencias que pretenden perpetuar la guerra en Siria.
Defensa Civil Siria recibe financiamiento de Gran Bretaña y Estados Unidos, principalmente, y mantiene una constante campaña a favor de detener los bombardeos en Alepo para beneficiar al Frente Al-Nusra, ahora renombrado Fateh Al-Sham como parte de una maniobra pública para desvincularse de Al-Qaeda y sus aliados.
Le Mesurier tiene también en su prontuario haber sido parte de la contratista militar Olive Security y Good Harbour International, la primera relacionada con Blackwater, famosa por sus matanzas en Irak, y la segunda dirigida por Richard Clark, ex asesor de seguridad de George Bush.
Mientras los medios corporativos y la industria cinematográfica intentan mostrar la inocencia de estos “Cascos Blancos”, la verdad es que actúan en zonas controladas por el Frente Al-Nusra y el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).
Hay imágenes en internet de estos “Cascos Blancos” festejando la conquista del Frente Al-Nusra y de distintos grupos yihadistas sobre ciudades sirias y participan como facilitadores en ejecuciones de estos grupos, así como sus fotografías mostrando los cuerpos de soldados sirios en calidad de trofeos de guerra.
Difícilmente se le pueda dar un tono neutral e inocente a la viralización de la foto del niño Omran Daqneesh, uno de los casos más evidentes sobre esta función.
La agencia encargada de tomar las imágenes del niño cubierto de polvo fue el “Aleppo Media Center”, un equipo de prensa de “rebeldes moderados” del que se nutre como fuente el grueso de las agencias de noticias internacionales.
Sin embargo, la puesta en escena del niño recuerda precisamente al de los rescatistas que “salvaron” a Omran Daqneesh de los escombros de Qaterji para llevarlo a un hospital sano y salvo.
Nos hicieron creer que el niño habría sido víctima de un bombardeo ruso en el barrio de Qaterji de Alepo, controlado por los “rebeldes”.
Telesur 

Fuente