lunes, 14 de agosto de 2017

FORO CONTRA LA RENEGOCIACIÓN SECRETA Y ENTREGUISTA DEL TLCAN.

 (Miércoles 16 de agosto a las 12:00 hrs en el SME).

Este próximo 16 de agosto iniciará formalmente la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, Estados Unidos y Canadá, la que pretenden cerrar antes de diciembre. Más de veinte años de TLC han dejado a México en un verdadero desastre económico y social, y han afectado también al pueblo trabajador de EU y Canadá. Bajo las amenazas de Mr. Trump y el entreguismo del gobierno mexicano, que negocian a espaldas de los pueblos, enfrentamos el grave peligro de que se firme un TLC aún peor que el que está vigente.

Es por eso que organizaciones sociales de los tres países estamos llamando a movilizarnos simultáneamente el próximo 16 de agosto que arrancan las negociaciones, para exigir que se acabe el secretismo y se consulte verdaderamente a la sociedad en su conjunto y no sólo a los grandes empresarios, que se respeten y mejoren los derechos humanos y sociales, y que se acabe de una vez por todas el TLC y su modelo perverso que atenta contra los pueblos y el desarrollo.

Para informar y analizar lo que está en juego en esta renegociación, y para avanzaren la estrategia de lucha que debemos desarrollar las organizaciones sindicales y populares en los próximos meses, CONVOCAMOS al Foro contra la renegociación secreta y entreguista del TLCAN, que tendrá lugar el próximo miércoles 16 de agosto a partir de las 12:00 hrs. en el Auditorio ERNESTO VELASCO TORRES del Sindicato Mexicano de Electricistas en Insurgentes 98, Col. Tabacalera, bajo el siguiente Programa:

12:00: Bienvenida e Inauguración del Foro
12:30: Panel de expertos sobre la renegociación del TLCAN
13:15: Discusión general
14:00: Conclusiones
14:30: Preparativos para la gran marcha que partirá a las 16:00 del Ángel de la Independencia a la sede de la SRE frente al Hemiciclo a Juárez

NUEVA CENTRAL DE TRABAJADORES


México y la desigualdad laboral del TLCAN


REVISTA SIEMPRE! 

Articulistas| Views: 12
Antes de que los representantes del gobierno mexicano se sienten a la mesa de las renegociaciones para el Tratado de Libre Comercio, es necesario recapitular sobre uno de los puntos básicos en su aprobación, hace 23 años, y que a la fecha no ha cumplido ninguna de sus expectativas: el capítulo en materia laboral que planteó homologar la calidad de los empleos y los salarios para los trabajadores de los tres socios comerciales.
La firma del acuerdo comercial incluyó una serie de comisiones para la observancia de cada uno de los objetivos planteados; sin embargo, al final los buenos deseos se esfumaron al derogar la responsabilidad última a los gobiernos de cada país.
Por ejemplo, la llamada Comisión para la Cooperación Laboral tenía la finalidad de “promover la cooperación en asuntos laborales” entre México, Canadá y Estados Unidos, vigilando “el efectivo cumplimiento de la legislación laboral de cada país”.
Dicha área debía funcionar con “un Consejo de Ministros (integrado por los ministros de trabajo de cada uno de los países) y un Secretariado que proporciona apoyo administrativo, técnico y operativo al Consejo y ejecuta un programa de trabajo anual”. El problema es que tan loable propósito se diluyó al establecer que “Los ministros de trabajo de cada uno de los tres países son los responsables de su implementación a nivel nacional”.

En lo que respecta a Canadá y Estados Unidos no hay duda de que sus funcionarios se aplicaron para generar empleos de calidad y con buenos salarios, generando en sus trabajadores un mejor nivel de vida, pero, ¿qué pasó en México?
A la distancia, la brecha en materia laboral con sus socios es gigantesca. El desempleo es un problema que se ha acrecentado desde el sexenio de Carlos Salinas y los salarios muestran una brutal descompensación al grado que la misma OCDE señala nuestro país como su integrante con los peores salarios: 1.01 dólar por hora. Y de hecho, nuestro salario mínimo es el más exiguo de toda América Latina.
Tal desequilibrio no ha pasado inadvertido para funcionarios norteamericanos que estarán presentes en la renegociación, como el representante Comercial Robert Lightizer, quien ante la Cámara de Representantes concitó la necesidad de que las leyes laborales de México sean abordadas entre los temas a tratar con el fin de incluir estándares cumplibles, en vista de que los secretarios del Trabajo de los últimos cinco sexenios no hicieron bien su trabajo y dejaron que los topes salariales y los contratos de protección de sindicatos charros afiliados a la CTM, aniquilaran el poder adquisitivo y el nivel de vida de millones de trabajadores en favor de las trasnacionales, que aprovecharon tal corrupción y laxitud para ahorrarse millones de dólares en el pago de honorarios justos.
Es el momento de demandar una homologación salarial con Estados Unidos y Canadá, cuyos estipendios son diez veces superiores al salario de hambre que se paga en nuestro país de manera oficializada e impositiva. De igual forma, exigir el cumplimiento a los convenios de la OIT como el 176, 189 y 98, que nuestro gobierno elude ratificar y que garantizarían los derechos laborales, de contratación colectiva y libertad sindical de millones de mexicanos. Ya basta de presumir tratados de primer mundo con trabajadores sumidos en el atraso y la miseria del subdesarrollo. 

Para Imponer la Precariedad Laboral y ser un Atractivo para las Transnacionales CON EL TLC ELIMINARON DERECHOS LABORALES

Licenciado en Derecho, Especializado en Materia Laboral
Participación en el programa del 12 de agosto del 2017
Con el Tratado de Libre Comercio (TLC) que se firmó en 1993 y entró en vigor en 1994, se tenía la expectativa de que mejorarían los salarios y que iba a crecer el nivel de vida de los trabajadores. Desde mi experiencia lo que hemos encontrado es que efectivamente ha habido un aumento en el número de empleados que va ingresando al mundo laboral, pero la inmensa mayoría no tienen estabilidad en el empleo, sino que son contratados de manera eventual o por honorarios, como son los contratos a tiempo y con los famosos contratos a prueba.
Eso quiere decir que las leyes mexicanas, principalmente la laboral, se han ido adecuando para darle mayor certeza financiera y jurídica a las empresas que se instalan en México. Por eso tenemos el crecimiento de las outsourcing -empresas que se dedican a contratar mano de obra con bajos salarios, horarios de más 8 horas de jornada laobral sin pago de tiempo extra, sin seguridad social y sin prestaciones- para que quienes solicitan sus servicios evadan sus obligaciones patronales- porque eso evita que las grandes empresas cumplan con la obligación de pagar los salarios que anteriormente empresas como la automotriz, la minera daban.
El número de demandas de trabajadores que existe en las juntas, básicamente son bajo el criterio de que se les termina el contrato, bajo el argumento falso de que ya la materia de trabajo no existe y, por lo tanto, el se cancela el empleo. Por eso son prefieren contratarlos por tiempo determinado, lo cual es ilegal.
Para permitir esa ilegalidad se han reformado mucho las leyes laborales.
Sobre los salarios según el Instituto Mexicano del Seguro Social, que es donde están la mayor parte de los trabajadores de la iniciativa privada, el promedio salarial es de 3.2% de 3 salarios mínimos, que es lo que ganan. Entonces no ha habido aumento realmente que satisfaga las necesidades como lo marca la Constitución y la propia Ley Federal del Trabajo, de tener un salario digno y suficiente y mucho menos estabilidad en el empleo. 


Revés del pueblo venezolano a la derecha latinoamericana








Con la jornada electoral del pasado 30 de julio, el pueblo venezolano dio al mundo una lección masiva de dignidad y conciencia revolucionaria, asestando un duro revés a los miembros de la derecha que bajo los mandatos del gobierno estadunidense se han prestado a desempeñar el papel de vergonzantes comparsas en contra de un modelo de nación libre e independiente.

Los 8 millones 89 mil 320 votos computados en favor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) son la prueba inobjetable de la decisión democrática, soberana y mayoritaria de una nación que desde hace años viene resistiendo los ataques sistemáticos de los intereses trasnacionales que anhelan como valioso botín el abundante petróleo que guarda el subsuelo venezolano.
Es hora de pedirle a estos consorcios internacionales, con Estados Unidos como orquestador de la desestabilización tanto en Venezuela como en aquellas naciones que no aceptan plegarse a sus proyectos geopolíticos, que deben quitarse las caretas y dejarse de patrañas: ni a estos ni a los opositores al gobierno de Nicolás Maduro les interesa el bienestar de las mayorías venezolanas, su objetivo es y seguirá siendo apropiarse de las riquezas naturales de las naciones subdesarrolladas.
Quienes a nivel internacional vociferan contra el gobierno de Venezuela desearían que en el país sudamericano aconteciera algo similar a lo registrado en México con las reformas estructurales diseñadas de acuerdo a los planes de expansión de las multinacionales. La reforma energética es el mejor ejemplo de este legalizado saqueo en aras del progreso y la globalización. El petróleo en México ha dejado de pertenecer al pueblo y la negativa de Maduro a ceder sus ricos yacimientos a las trasnacionales es lo que mueve los planes injerencistas para derrocar su gobierno.
Por eso la jornada cívica donde la mayoría de los venezolanos apoyaron a su presidente ha puesto en evidencia a los lacayos del imperialismo y a sus bufones y chacoteros que en América Latina les han hecho segunda como son los casos de los expresidentes mexicanos Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa.
Ambos personajes acudieron por separado a foros y eventos organizados por la oposición venezolana para tratar denostar a un régimen del que deberían de aprender algo de nacionalismo. En el más elemental de los sentidos comunes resulta mera chacota las exigencias de democracia, justicia y respeto a los derechos humanos que esta dupla de pillos vociferaron en tierras venezolanas.
El ranchero analfabeta que tiró al caño la transición democrática que los mexicanos le confiaron en las elecciones presidenciales del año 2000, se esmeró en iniciar el deterioro de la economía nacional y, por añadidura, de la política exterior de México, caracterizada en el siglo pasado por el respeto a la soberanía de las naciones y la no intervención. Con Fox, México dejó de ser el valladar de los países hermanos del continente ante Estados Unidos.
Como un indignante recuerdo a nuestra historia contemporánea es aquel episodio registrado en la Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas de 2002, celebrada en Monterrey, cuando Fox, en su calidad de presidente de México, hizo célebre la frase que extendió al mandatario cubano, Fidel Castro, de: “comes y te vas”, acatando la orden expresa del presidente estadunidense, George W Bush, para que Castro no estuviera presente en el evento.
Actuando de motu proprio, Fox se mostró como un subordinado del mandatario estadunidense olvidando el respeto que debía a la investidura presidencial por ser el presidente de los mexicanos y anfitrión del evento internacional. Herencia servil que ahora se esfuerzan en continuar nuestros aprendices de diplomáticos.
Fox ha exigido a Maduro respeto a los derechos humanos pero omite decir que en su gobierno no dudó en emplear a las fuerzas federales y castrenses para reprimir movimientos sociales como el de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), durante el gobierno local de Ulises Ruiz; como también el de los comuneros de Atenco que echaron abajo su proyecto sexenal del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.
En ambos casos, cientos de hombres, mujeres y niños fueron brutalmente golpeados, muchos perdieron la vida y otros más terminaron en prisión. Claro que los detenidos, a juicio del entonces presidente, no merecieron el calificativo de presos políticos sino alborotadores del orden público. Su único delito: manifestarse.
Con estos antecedentes a cuestas, el exmandatario habla de represión en Venezuela y se autoelogia como demócrata y sinónimo de honestidad, pensando que los venezolanos no saben del fraude electoral que ocultó para que llegara de manera ilegítima al poder su sucesor, Felipe Calderón, y el enriquecimiento inexplicable de sus hijastros, los hermanos Bibriesca, vástagos de su esposa y primera dama, Martha Sahagún. La corrupción en todo su apogeo con el billón de pesos que desapareció de los excedentes petroleros.
Para su desgracia y la de Felipe Calderón, el pueblo venezolano conoce bien de sus estropicios y por ello decidió nombrarlos “personas non gratas”. Imposible que los más 100 mil muertos de la declarada guerra de Calderón contra los narcos puedan ser ocultados al mundo y mucho menos los más de 30 mil desaparecidos durante su gobierno. Calderón también intenta dar lecciones de moral pública y respeto a la legalidad cuando no únicamente dejó a México ahogado en ríos de sangre, sino sumido en el desempleo y la impunidad.
Cual si se tratara de una de las dictaduras latinoamericanas que tanto invocan los “críticos” de Maduro, Calderón sacó de sus cuarteles a los militares, disfrazándolos de policías federales para sacar a punta de metralleta a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas, el 11 de octubre del 2009, por el único delito de defender la soberanía energética del país y el sector eléctrico nacional, propiedad del pueblo de México.
Con la fuerza de las armas y no de la ley, 44 mil mexicanos perdieron su empleo de la noche a la mañana. Esto sí fue una muestra de represión y autoritarismo. Y la muerte de 49 niños y 76 heridos más, con secuelas de por vida, por el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, del cinco de julio del 2009, es un caso de insultante impunidad para encubrir a una de las propietarias del inmueble que no ofrecía seguridad alguna a los pequeños, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, prima de Margarita Zavala, esposa de Calderón y ahora aspirante presidencial. Desgracias para México a las que deben sumarse otros 250 mil millones dólares pesos que su gobierno, al igual que el de Fox, dilapidó de los excedentes petroleros.
Con este séquito de impostores es con los que el gobierno estadunidense, y la derecha internacional, pretenden minimizar la decisión mayoritaria del pueblo venezolano, cuya Asamblea Nacional Constituyente ya está en marcha para que, una vez instalada, el presidente Nicolás Maduro luche con todo para el afianzamiento del proyecto de una nación libre y soberana y la salvaguarda de su riqueza petrolera.
Martín Esparza*
*Secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas
[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO] 

Con Engaños Privatizaron los Fondos de Pensiones...pero FRACASAN LAS AFORES EN MÉXICO Y EN CHILE

*En Chile más de un millón y medio de personas se han movilizado reclamando mayores pensiones.
*En México nadie hace nada.
Chile fue el primer país del mundo en donde se hicieron reformas en 1980 para crear el Sistema de Ahorro para el Retiro, administrado por la banca privada. Igual que en México prometieron que con las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afores), como se llaman aquí, los trabajadores tendrían mejores pensiones, pero 35 años después no cumplieron y sólo pagan el equivalente a 30 pesos mexicanos por cada 100 que ganaban los trabajadores en su último salario, informó Alvaro Gallegos, ex superintendente de pensiones de aquel país sudamericano.
En chile se llaman Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), que al igual que en México fueron privatizadas y las manejan los bancos, pero desde el 26 de julio del 2016 los chilenos comenzaron a realizar manifestaciones de millones de personas en protesta por las promesas incumplidas de que recibirían un retiro laboral digno por vejez y cesantía en edad avanzada.
La perspectiva es que en 10 o 15 años sigan disminuyen y la perspectiva es que a 2020 o 2015 y paguen sólo 15 pesos por cada cien que ganaba el trabajador como último salario, "lo cual significa un fracaso porque el sistema de pensiones tiene que garantizar pensiones dignas a los trabajadores adultos mayores y por eso es que hay millones de personas que salen a las calles de Santiago y de Punta Arenas reclamando por este fracaso". Son alrededor de un millón y medio de personas las que han estado reclamando mejores pensiones, detalló.
"Hubo una promesa inicial de que el sistema de ahorro individual, cuando fue instalado por la dictadura de Pinochet, de que se ofreció a los trabajadores que recibiría 70 pesos por cada 100 que ganaba diariamente en su vida laboral activa" a lo cual se le llama tasa de reemplazo, agregó.
Lo que en realidad ocurrió es que a los trabajadores que se pensionaron por vejez y cesantía, después de 35 años de entregar sus cuotas a las administradoras privadas de fondos de retiro, "les están dando pensiones muy bajas, a les están dando el 35 por ciento" de lo que les prometieron. A las mujeres les pagan un poco menos y a los hombres les dan un poco más, dijo Alvaro Gallegos.
"Las manifestaciones comenzaron a mediados del año pasado. La primera marcha se realizó el 26 de julio del año pasado y hubo más de 600 mil personas en las calles, lo cual sorprendió a todo el mundo, sin embargo la gente se sintió llamada porque afectaba directamente a su bienestar. Esto ha crecido y en marzo del 2017 se estima que más de un millón y medio de personas se ha estado movilizando a lo largo de todo el país, reclamando mejores pensiones".

Fuente

Una visión comparativa EL SISTEMA DE PENSIONES EN VARIOS PAÍSES.

*Presentan el # 204 de El Cotidiano, dedicado a pensiones revista publicada por la UAM http://www.elcotidianoenlinea.com.mx/numeros.asp

Participación en el Programa del 12 de agosto del 2017,
Sistema de pensiones en varios países. Una visión comparativa

Ante un nutrido auditorio de sindicalistas y estudiosos reunidos en el Auditorio Octavio Paz del Senado, se presentó el número 204 de la revista El Cotidiano, en el que se presenta una visión comparativa del sistema de pensiones en varios países.
El acto fue presidido por el Senador Fernando Mayans, Presidente de la Comisión de Seguridad Social del Senado. Participaron el Dr. Gustavo Leal, Federico Rubli, exfuncionario de Consar, Gloria de la Luz Juárez y Odilia Ulloa, autores de algunos de los artículos publicados.
En 13 trabajos elaborados por estudiosos de la seguridad social y funcionarios de diversos países, se analiza un proceso que en México acaba de cumplir 20 años, pero que tiene antecedentes sobre todo en Chile, país que se tomó como modelo para las reformas a la seguridad social y en el que después de 36 años de implantado el sistema de capitalización individual en sustitución del solidario, hay actualmente un verdadero movimiento de masas por cambios en la política pensionaria. Además de analizar la situación en México, se incluyen trabajos que analizan los sistemas pensionarios en Chile, Argentina, Uruguay, Perú, Colombia y España.
En México las reformas iniciaron en el IMSS hace veinte años, con la reforma al sistema de pensiones de los trabajadores del sector privado asegurados en el IMSS. Ésta implicó que el sistema público de pensiones de beneficio definido se sustituyera por otro de capitalización individual y administración privada de los fondos y de las pensiones. Diez años después, se aplicó el mismo modelo a los trabajadores al servicio del estado, afiliados al ISSSTE.
Para la aplicación de estas reformas, se adujo que por el envejecimiento de la población aumentaría el número de trabajadores en retiro que debían recibir una pensión, lo que eliminaría la viabilidad de los sistemas de pensión y pondría en peligro la estabilidad financiera de los propios estados. En su puesta en práctica, se ignoraron la crisis económica, los bajos salarios, la inestabilidad del empleo y la economía informal. En realidad, el cambio, no fue para lograr mejores pensiones para los trabajadores en retiro, sino una estrategia para contar con una fuente de ahorro que se usaría para el financiamiento del crecimiento y la generación de empleo, se señala en la presentación de la revista.
Después de Chile, en Bolivia, México, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana, siguieron el modelo del primero, sustituyendo el sistema de reparto por el de capitalización individual. En Colombia y Perú no desaparecieron los sistemas públicos, pero se crearon nuevos en competencia con aquellos. Mientras que en Argentina, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y Panamá, se implementan sistemas mixtos.
No se trató de una estrategia diseñada en cada país, sino de políticas impulsadas desde el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial. Se dijo que los sistemas de distribución no abarcaban a toda la población, que había disparidades y desigualdades, que las reservas acumuladas eran escasas o nulas y que los estados tenían que hacer transferencias para cubrir las pensiones y que había un inadecuado manejo administrativo.
En algunos países no se aplicaron plenamente las reformas y se dio parcialmente marcha atrás. En Argentina en 2008, reestatizaron los fondos privados de pensiones; en Uruguay se tiene un sistema mixto en el que coexisten un sistema de reparto solidario administrado por el Banco de Previsión Social con un régimen de ahorro individual.
En Chile, país tomado como modelo para los sistemas pensionarios basados en cuentas individuales, se han hecho propuestas de una reforma ante el fracaso del sistema actual. Se propone uno nuevo, de reparto, solidario y con financiamiento tripartito de trabajadores, empresas y Estado, basado en los principios de la seguridad social, que reemplace el sistema de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Pensiones, señala Luis Mesina en uno de los trabajos de esta publicación.
En la presentación, el Dr. Leal hizo un recuento de varios de los trabajos publicados, hizo una crítica del sistema pensionario, aludió a recientes declaraciones de funcionarios gubernamentales y destacó que el artículo de Odilia Ulloa hace un excelente recuento de los cambios en el sistema pensionario en Mexico en los últimos 20 años.
Gloria de la Luz Juárez presentó los casos de Perú, Colombia y España. Destacó que en Perú y Colombia hubo reformas duales en las que hubo creación de fondos de pensiones y permaneció el sistema estatal, coexistiendo con los sistemas privados. En Perú se han elevado las cotizaciones de los trabajadores sin que eso les garantice una pensión digna. Dio datos de cotizaciones y alcances de los sistemas pensionarios en esos países. En Europa se han dado cuatro tipos de reforma tomando en cuenta aspectos como edad, empleo, esperanza de vida y otros.
En su turno, Odilia Ulloa, quien coordinó la edición de este número de El Cotidiano, recordó que ya hace tiempo, el número 78 de la misma revista, abordó el tema de la reforma a la seguridad social. Señaló que hablar de pensiones es hablar también del modelo económico del país. Se refirió a las colaboraciones de Carlos Ramírez de Consar, de Gustavo Leal, Guillermo Sucoti y otros autores. En Chile, señaló, se realizará un plebiscito para que los trabajadores se pronuncien sobre su sistema de seguridad social.
Finalmente, el Senador Fernando Mayans se refirió al sistema de pensiones mexicano como una fábrica de viejos pobres avalada por el estado mexicano. Dijo que se insistirá en que se convoque a expertos para diseñar una reforma al sistema de pensiones que modifique la actual situación. Antes de clausurar el evento, pidió que los trabajadores estén atentos y participen en la defensa de su futuro.
En resumen, con esta edición El Cotidiano, gracias al importante trabajo de Odilia Ulloa, asesora en seguridad social en la Cámara de Senadores, pone al alcance del público un compendio único de trabajos acerca de los sistemas pensionarios, que además del recuento de las reformas en México en veinte años, incluyendo la voz de sus defensores, muestra lo que ha ocurrido en varios países y, lo que es de gran importancia, cómo existe un movimiento que ha logrado marchas de más de millón de trabajadores (en un país con una población de 18 millones) y propone alternativas de cambio.
Los trabajadores no podemos limitarnos al rechazo y a la queja ante las políticas que nos afectan. El estudio de la realidad y la elaboración de nuestras propuestas deben estar en la orden del día y este número de El Cotidiano nos da elementos para avanzar en ese camino. 

Mayor Empobrecimiento y Pérdida de la Soberanía se Vislumbran EL GOBIERNO SIN PODER EN LA RENEGOCIACIÓN DEL TLC

Por la Doctora Josefina Morales,
Miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM,
México atraviesa por una crisis orgánica en la que la élite político-económica pierden, día tras día, el consenso con los sectores populares y presenta contradicciones en su interior, En estas condiciones el gobierno no tiene fuerza social para negociar, aparte de que las élites trasnacionales del poder exhiben el mayor entreguismo de la historia.
La guerra contra el narcotráfico ha fracasado. las reformas estructurales de las políticas neoliberales desde 1981, han llevado a un raquítico y desigual crecimiento, a una precarización del empleo y al crecimiento de la pobreza. La descomposición del Estado está a la vista de todos los mexicanos.
En la próxima renegociación del TLC que se anuncia para iniciar la primera ronda el 16 de agosto, el próximo miércoles, requiere tener claro por lo menos tres situaciones: 1.- El momento del país, del gobierno, del Estado, para renegociar con la potencia imperialista comandada por el neofascista Donald Trump; es decir, la profunda debilidad del Estado mexicano en medio de una crisis orgánica sin precedente. 2.- El saldo del TLC después de 23 años de funcionamiento. 3.- La renegociación en la perspectiva de la crisis de la economía mundial.
Del saldo del TLC señalemos cinco características
. Crecimiento insuficiente y desigual. Nuestro país registra una de las tasas más bajas de crecimiento de Nuestra América, apenas uno por ciento del producto interno bruto per cápita, con uno de los salarios más bajos del mundo.
. Pérdida de la soberanía alimentaria: importamos maíz, frijol, arroz…
. Pérdida de la soberanía energética: proceso que deberíamos denunciar como traición a la patria. Desde la crisis de 1981-1982 y el auge de los precios del petróleo de 2006-2014, los ingresos petroleros fueron dilapidados despiadadamente, Pemex desmantelada y endeudada, con el resultado de que hoy nuestro país es importador de gasolina, más de la mitad del consumo nacional, y mañana lo será de crudo. Mientras el sector eléctrico, de cuya privatización, el SME es testigo viviente, está cada día más dominado por el capital extranjero. Y los trabajadores del sector enfrentan el desempleo y la violenta precarización de sus condiciones laborales y de vida.
. Inserción en las cadenas productivas internacionales, las cadenas de valor de las trasnacionales, comandadas por el capital trasnacional, a partir de la fuerza de trabajo mexicana, cada vez más calificada, y mal pagada. Los principales exportadores e importadores del país son empresas trasnacionales. Los trabajadores mexicanos migrantes en Estados Unidos enfrentan no sólo las críticas condiciones de trabajo, sino que ahora con Donald Trump atraviesan el infierno.
. Pérdida de la soberanía nacional, pues el TLC no es sólo un tratado de libre comercio, es inicialmente un tratado de libre circulación del capital, de mercancías, pero no del trabajo; después fue un tratado de seguridad (para Estados Unidos) y ahora incluye al sector energético, con sus secuelas militares.
Hay rechazo social al TLC: La renegociación
El discurso de Donald Tump sobre la necesidad de renegociación del TLC por el déficit y por la pérdida de puestos de trabajo en la industria estadounidense, es una retórica parcial y mentirosa. A la que se le agrega el racismo, la guerra contra el narcotráfico y la militarización de la frontera con el muro de la vergüenza y de la infamia.
Las trasnacionales han reorganizado, en la crisis, su producción y han reconfigurado la producción y la división internacional del trabajo. Hoy, casi todas las trasnacionales, realizan más de la mitad de su producción en el exterior y también la venta de sus mercancías fuera de su mercado nacional.
Estados Unidos tiene un déficit enorme en su comercio exterior desde antes del TLC, y su mayor déficit es con China, con Asia, no con México. Y hay que insistir en que el déficit lo crea la misma empresa trasnacional que ha reorganizado su producción nacional en dimensiones internacionales. Así lo han hecho la Ford y la General Motors. México que exporta automóviles, satisface su demanda interna con más de la mitad de importaciones.
De acuerdo con los datos del Banco de México, sólo el sector automotriz tiene un superávit comercial, es decir, que sus exportaciones son mayores que sus importaciones; registra déficit en el sector químico; en el sector de petroquímicos (importamos más de la mitad de gasolinas). En los demás sectores se reproduce el déficit estructural característico de las economías del subdesarrollo, de las economía dependientes.
La apertura, al mismo tiempo, impone en nuestro país los precios internacionales de la gasolina, de los alimentos; precios en dólares que no responden al ingreso de la mayoría de los trabajadores, cuyos salarios, en pesos, se encuentran entre los más bajos del mundo.
La llamada modernización del TLC pretende incluir los servicios (ya negociados en el TISA y en el TPP), abrir más al sector público, el rentismo de la propiedad intelectual, la industria farmacéutica y los energéticos que entregó el Pacto por México .
El TLC y la renegociación han recibido rechazo de numeroso sectores, insuficiente la fuerza social para derrotarlo. Hoy hay que exigir sacar a la agricultura del TLC, como demandan los sectores campesinos, y no incluir al sector energético. Y, sobre todo, exigir el debate abierto para que no negocien y acuerden a espaldas del pueblo mexicano. 

Alientan el Corporativismo Sindical con el Tratado de Libre Comercio IMPONEN A LÍDER DE LA CTM EN RENEGOCIACIÓN DEL TLC

*No Hubo Convocatoria para Elegir al Representante de los Trabajadores

Por Antonio Peregrino Rojo, "El Amigo Bombero Peregrino"
Colaborador Voluntario de Frecuencia Laboral.
El gobierno federal nunca convocó a los trabajadores a elegir a sus representantes en la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), que inicia el miércoles 16 y concluye el 20 de agosto del 2017 , sin embargo, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, anunció públicamenteque será el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, quien nos representará a todos los trabajadores.
Nos vamos a reír para no llorar, porque Carlos Aceves del Olmo, líder de la CTM, quien encabezó las negociaciones de la reforma laboral en 2012, como diputado federal por el sector obrero, votó a favor de que se eliminaran 36 derechos humanos de los trabajadores.
Sobre este tema, entrevistamos al licenciado Héctor Barba, quien presentó denuncias ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), contra los líderes de la CTM y a la CROC que le sirven más al gobierno y a las transnacionales, controlando a los trabajadores mediante contratos de protección ( que son aquellos que firman en secreto líderes sindicales y patrones para imponerle a los trabajadores bajos salarios y pocas o nulas prestaciones sociales, sin consultarlos y, sin su conocimiento, los sindicalizan, para que no creen un sindicato independiente).
"Esa participación del señor Aceves del Olmo obedece al mecanismo que ha prevalecido en nuestro país desde que terminó el régimen de Lázaro Cárdenas, hace aproximadamente 57 años, y que es la forma del control corporativo entre el gobierno y representantes sindicales, principalmente de la Confederación de Trabajadores de México es la que más sindicatos corporativos tiene.
También obedece a la gran opacidad -desconocimiento- del contenido de la renegociación del Tratado de Libre Comercio, respecto de cuáles serían los planteamientos del gobierno mexicano. Una de las cuestiones que plantea el presidente estadounidense, Donald Trump es que haya una homologación entre los salarios de Estados Unidos, Canadá y México, porque existe una gran brecha entre los salarios que se pagan allá y los que se pagan aquí.
Basta mencionar que en México el salario mínimo, que ya es el más bajo del mundo y que ascienda a 4 y medio dólares, es el equivalente al pago del salario de 20 minutos en Estados Unidos, lo cual refleja la precariedad del trabajo en nuestro país y le sirve al gobierno, los empresarios y transnacionales para promover a la mano de obra barata como una ventaja para que vengan a invertir.
No hay que olvidar que la política laboral mexicana se ha distinguido desde hace más de 70 años por ser una política de bajos salarios y de sindicatos que no son representativos de los trabajadores y de contratos colectivos de trabajo que no son auténticos, la gran mayoría de estos son contratos colectivos de protección patronal, que no representan ningún beneficio para los trabajadores y que son para evitar la organización sindical auténtica, con la finalidad de mantener la precariedad extrema de los salarios.
Entendemos que la selección de Carlos Aceves del Olmo y la exclusión de los sindicatos democráticos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, obedece al intento por mantener esa política." 

Organizaciones de México, Chile y Argentina se oponen incineradora de residuos en la CDMX




Organizaciones ambientalistas de México, Chile y Argentina se oponen a que el gobierno de la Ciudad de México instale la planta de termovalorización de residuos sólidos urbanos, del consorcio Proactiva Medio Ambiente SA de CV, filial de la empresa francesa Veolia. El proyecto se ubicaría en el Bordo Poniente de la capital del país.
Los ambientalistas alertan a los gobiernos de Argentina y Chile, que han mostrado interés en el proyecto en México, que éste no es un ejemplo a seguir porque “agravaría los problemas que estos países ya tienen en el manejo de sus residuos.”
Entre las  organizaciones mexicanas que firman la carta se encuentran: Frente de Comunidades en Contra de la Incineración, Fronteras Comunes AC, LIDECS AC, Ciudadanos Unidos por el Medio Ambiente, Cuma, Ecocomunidades, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México y Red en Defensa de la Ciudad de México, Unión Autónoma de Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal, Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas y el Colectivo Revuelta Verde.
En el documento se expone que la termovalorización de residuos (incineración con generación de energía), es ineficiente y contaminante.
“Estos proyectos se promueven sin que los gobiernos consideren, en ninguno de sus niveles, la estrategia basura cero y llegar a una solución sustentable para la problemática de los residuos que afecta a la mayoría de las comunidades de Latinoamérica y el Caribe. Múltiples estudios sobre gestión de RSU [Residuos Sólidos Urbanos] demuestran que la energía que se puede obtener mediante procesos de incineración o similares es bastante menor que la que se podría conservar mediante el reciclaje, para prácticamente todos los distintos materiales”, dice la carta.
“La incineración con o sin aprovechamiento de energía, es un sistema de tratamiento térmico para los materiales descartados que desperdicia recursos y emite contaminantes. Esto incluye a las tecnologías basadas en la combustión, pirólisis, gasificación y arco de plasma. Cuando se trata de plantas de gran tamaño, de alguna estas tecnologías y residuos heterogéneos, con alto contenido de aire y agua, como son los residuos sólidos urbanos, se generan cenizas (las cuales pueden llegar al 30 por ciento del peso de los residuos), que son muy tóxicas y que requieren de rellenos sanitarios especiales para ser depositadas; se emiten dioxinas, furanos, gases de efecto invernadero, gases ácidos, material particulado, efluentes líquidos, lodos de las piletas de decantación, entre otros”, exponen las organizaciones firmantes.
Advierten que las empresas que venden esta energía “sucia y de tecnología obsoleta, requieren contratos a largo plazo, exigen que se las provea de enormes flujos de residuos (‘put or pay’), en caso contrario deben los gobiernos pagar por no cumplir con esta exigencia, entre otros aspectos negativos de estos acuerdos con el Estado. Esto termina afectando gravemente los recursos del fisco y con ello a la comunidad”.
“El proyecto de Veolia en Ciudad de México de termovalorización de residuos, no es un ejemplo a seguir por ningún país, e instan a los gobiernos de Chile y Argentina que desistan de instalar esta contaminante e ineficiente tecnología en estos países”, afirman organizaciones como: Alianza Basura Cero Chile, Colectivo VientoSur, Fundación El Árbol, ONG Susténtate, Red de Biodigestores para Latino América y el Caribe; en Chile.
En tanto que de Argentina se encuentran: Taller Ecologista, Acción por la Biodiversidad, Agrupación Ambientalista Conciencia, Alihuen, Asociación Ambientalista Piuké, Asociación Argentina de los Médicos por el Medio Ambiente, entre otras. Las organizaciones trabajan articuladamente en conjunto con la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA).
Érika Ramírez 

Odebrecht y Lozoya Austin, nombres vinculados en investigación sobre sobornos

 
PROCESO 
 
El nombre de Emilio Lozoya Austin ha sonado repetidas veces a lo largo de la investigación que la justicia brasileña lleva sobre el caso Odebrecht, la constructora que hizo del soborno su arma de sobrevivencia. En declaraciones juramentadas, tres exejecutivos de esa empresa aseguran que quien fuera director de Pemex entre 2012 y 2016 recibió “propinas” por 10 millones de dólares para ofrecerle a esa firma contratos a modo. Proceso da cabida en sus páginas a esta investigación, realizada por Quinto Elemento Lab, parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas.
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Cuando el poderoso empresario brasileño Marcelo Odebrecht no tuvo más remedio que colaborar con la justicia, confesar y exhibir la cauda de corrupción sembrada en una decena de países de tres continentes, se produjo un ligero terremoto: presidentes, ministros, diputados, prominentes figuras políticas y todo tipo de hombres ambiciosos de Latinoamérica y otras latitudes se cimbraron. En México ocurrió que se mencionó en ese momento muchas veces el nombre de un hombre de la tecnocracia: Emilio Lozoya Austin.

Hoy, en declaraciones juramentadas, altos exejecutivos de Odebrecht colocan fechas, nombres, cantidades, cuentas bancarias. Y ahí aparece, de nuevo, Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Pemex, el político al que la dirección de la constructora brasileña asegura haber sobornado y entregado “propinas” de 10 millones de dólares a cambio de su apoyo para obtener indebidamente contratos de obra pública.
Eso es lo que sostienen los testimonios jurados de tres inculpados por la justicia brasileña. Eso dicen Luis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva. Y dicen mucho más, según las delaciones secretas de esos tres altos funcionarios de Odebrecht contenidas en el proceso penal 6655, radicado en el Supremo Tribunal de Brasil, y obtenidas por El Quinto Elemento Lab como parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas.
Y lo que dicen ante el Ministerio Público Federal de Brasil los máximos responsables de Odebrecht para México, para Latinoamérica y el cerebro del “Departamento de Sobornos”, como lo calificó el Departamento de Justicia de Estados Unidos, es lo siguiente:
Que Emilio Lozoya solicitó y recibió, primero, 4 millones 100 mil dólares entre abril y noviembre de 2012.
Que en marzo de 2012 Emilio Lozoya se reunió con Luis Alberto de Meneses, el director superintendente de Odebrecht en México, y que en ese encuentro, quien sería futuro director de Pemex le proporcionó el nombre de una empresa offshore registrada en las Islas Vírgenes Británicas: Latin American Asia Capital Holding, cuyo número de cuenta en el banco privado suizo Gonet et Cie es el CH 46 0483 5090 3745 3400 7.
Que les pidió que ahí le enviaran las transferencias bancarias. Y que a partir del 20 de abril de 2012 llegarían en cascada: primero, de 250 mil dólares, luego de 495 mil dólares, y un día después 505 mil dólares.
Que la relación creció y que una vez que Lozoya Austin llegó a la Dirección General de Pemex las cosas se mantuvieron en un buen tono, que lo buscaron y le pidieron ayuda para ganar contratos.
Que ese grado de comunicación se armó tan bien que acordaron hacerle pagos por un total de seis millones de dólares: dos millones de dólares sin condición alguna, garantizados plenamente; y otros cuatro millones si llegaban a ganar el contrato de uno de los trabajos de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula.
Que luego de que Odebrecht obtuvo ese contrato, la oleada de transferencias a cuentas de empresas offshore proporcionadas por Emilio Lozoya se produjo de nuevo.
Empezó el 3 de diciembre de 2013, unos días después de la asignación del contrato, cuando de la oficina de Hilberto da Silva se dio la orden de transferir un millón de dólares a la cuenta que Zecapan S. A. –otra empresa instalada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas– mantenía en un banco del Principado de Liechtenstein.
Que las transferencias siguieron en diciembre de 2013 y en varios meses de 2014: algunas de un millón 350 mil dólares, otras de un millón 170 mil dólares y varias más, hasta sumar cinco millones de dólares.
Y delataron muchas más cosas, según se aprecia en el expediente judicial 6655.
De Meneses, colaborador
El 16 de diciembre de 2016, y con sus 59 años a cuestas, Luis Alberto de Meneses Weyll acudió a la cita pactada para proporcionar su delación sobre sus “aventuras criminales” en México. Si quería participar en el programa debería contar todo lo que sabía sobre cómo Odebrecht había logrado insertar la corrupción en el primer círculo del gobierno mexicano.
Durante unos 50 minutos ratificó lo que había declarado por escrito y aclaró algunas dudas de los fiscales. Lo acompañaban sus cuatro abogados. Estaba a punto de firmar formalmente su “colaboración premiada” y ayudar a desentrañar el complejo esquema de “propinas” (así les dicen en Brasil) para “agentes políticos”.
De Meneses se descargó: contó que conocía a Emilio Lozoya Austin desde 2009, en una época en que éste era director para América Latina del Foro Económico Mundial. Y que cuando se enteró de que había planes del gobierno para construir una nueva refinería de Pemex en Hidalgo, decidió retomar el contacto con Lozoya, con las perspectiva de “obtener contratos” para Odebrecht. Era 2011 y su apuesta era que llegarían buenos tiempos.
Lozoya y De Meneses se reunieron y, dado que los proyectos se desarrollarían en Hidalgo, el futuro director de Pemex le dio un “consejo” clave: le recomendó asociarse con Juan Carlos Tapia, propietario de Construcciones Industriales Tapia, empresa con sede en Tula, Hidalgo.
Tapia, según la versión del brasileño, era un empresario que en opinión de Lozoya poseía un “buen tránsito” en los tres niveles de gobierno y muy buenos contactos con PRI, PAN y PRD.
Construcciones Industriales Tapia confirma que participó como subcontratista de Odebrecht, pero rechaza que haya tenido conocimiento de los presuntos sobornos y que “tiene 20 años de operación y no requiere facilitadores u otra interpósita persona para ese tipo de efectos”.
Los meses transcurrieron y sus contactos colocaron de nuevo a Lozoya Austin en la ruta que parecía correcta. Luis Videgaray, entonces coordinador de la precampaña presidencial de Peña Nieto, lo había llevado antes al primer círculo. El 11 de enero de 2012 fue designado vicecoordinador de Vinculación Internacional de la campaña del candidato priista.
Los ojos del brasileño apreciaban un futuro promisorio. Para marzo de 2012 lo veía como uno de los líderes de la campaña, “razón por la cual se convertiría probablemente en una persona influyente dentro de la administración pública del país”.
Luis Alberto no se cruzó de brazos. Llamó telefónicamente y concertó una cita con Lozoya. Se vieron en un hotel de la Ciudad de México (el cual, dice De Meneses, podría indicar, pero que en el testimonio jurado no es mencionado) y conversaron sobre la posición política de Lozoya, quien le aseguró que si el PRI conquistaba el poder, él asumiría un cargo de relevancia en el gobierno federal.
En esa ocasión, recordó De Meneses ante los fiscales, Lozoya hizo un movimiento que el brasileño esperaba ya. “Con el pretexto de haberme auxiliado en el posicionamiento de la compañía en Veracruz y Tula, me dijo que entendía que debía hacer un pago en su favor del orden de cinco millones de dólares”.
De Meneses concluyó en ese instante que “sería positivo estrechar las relaciones con él”, pues en un futuro gobierno podría tener extensos beneficios. Así que le respondió a Lozoya que evaluaría el tema del pago y lo contactaría a la brevedad posible.
No lo pensó mucho. Consideró “el potencial que Emilio Lozoya representaba”, por lo que le propuso a su superior directo en Brasil, Luiz Mameri, vicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola, que se hiciera un pago de cuatro millones de dólares. Era cuestión de ver hacia el futuro. Apostaban a que Lozoya se consolidaría como un “agente público” de relevancia. La transferencia fue autorizada.
Así que, ya con la aprobación en la mano, se encontró de nuevo con Lozoya Austin. “Nos reunimos en un café en las inmediaciones de Lomas, un Café El Globo. Y le dije que haríamos el esfuerzo de contribuir con cuatro millones de dólares a título de su, digamos, atención dedicada en los últimos años”, contó De Meneses al fiscal André Bueno esa tarde del 16 de diciembre de 2016.
Le proporcionó más detalles: le pagarían los cuatro millones en varias transferencias que harían a lo largo de 2012. Lozoya quedó de darle los datos de las cuentas bancarias a las que deberían realizarse los depósitos.
Días después, Lozoya acudió al edificio de Odebrecht en México en Lomas Virreyes. Le entregó, según detalló ampliamente De Meneses, las cuentas a nombre de dos compañías offshore para que ahí se depositaran los pagos: Latin American Asia Capital Holding y Zecapan S. A., ambas empresas registradas en Tortola, una de las Islas Vírgenes Británicas.
Luis de Meneses sabía entonces qué hacer. Contactó a Hilberto da Silva, el jefe del Departamento de Operaciones Estructuradas de la firma, el eufemismo con que Marcelo Odebrecht bautizó a la oficina encargada de concretar y armar los sobornos para los políticos brasileños y extranjeros.
Da Silva, poseedor de una mente financiera estratégica, apretó los botones adecuados y dio las órdenes precisas para que las transferencias llegaran a las empresas mencionadas por Lozoya, aunque el destino final no le consta a Meneses. “No tengo conocimiento del destino final de los recursos pagados a Emilio Lozoya”, comentó a los fiscales.
Era marzo de 2012 y Lozoya Austin se preparaba para el primer minuto del último día de ese mes, cuando Enrique Peña Nieto, acompañado de su familia y de la dirigencia nacional del PRI, se subió a un templete y comenzó su campaña rumbo a la Presidencia.
Lea el reportaje completo en la edición 2128 de la revista Proceso que empezó a circular este domingo 13 de agosto.
—-
* Este reportaje es parte de las publicaciones de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas, integrada por periodistas de Armando.info en Venezuela, La Nación de Argentina, La Prensa de Panamá, Sudestada de Uruguay, Quinto Elemento Lab de México e IDL-Reporteros de Perú.

Fuente

Cada mes, Pemex entrega al sindicato petrolero 7 millones 865 mil pesos

Foto
El secretario general del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, y Emilio Lozoya AustinFoto La Jornada
Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Lunes 14 de agosto de 2017, p. 5
Pemex entrega mensualmente 7 millones 865 mil pesos al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), que encabeza Carlos Romero Deschamps, para el pago de ‘‘gastos administrativos y de operación’’; asimismo, le paga otros 9 millones de pesos mensuales por concepto de ‘‘viáticos’’, ‘‘ayuda para transporte’’ y ‘‘gastos’’ a cerca de mil 330 ‘‘comisionados sindicales’’.
El contrato colectivo de trabajo 2017-2019, que recién firmó Petróleos Mexicanos con su sindicato, establece en su cláusula 251 que ‘‘el patrón pagará, además de sus salarios y prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos a 73 funcionarios del comité ejecutivo que encabeza Carlos Romero Deschamps, así como a los asesores sindicales, consejo general de vigilancia, 90 integrantes de la comisiones nacionales mixtas y 168 comisionados nacionales’’, entre otros.
La cláusula puntualiza que también la empresa le pagará viáticos y gastos a ‘‘otros 12 comisionados adscritos directamente a las órdenes del secretario general del STPRM’’.
A pesar de las restricciones presupuestales por las que atraviesa Pemex, esta empresa pactó con el sindicato la entrega de recursos para cubrir sus gastos de operación y los de sus comisionados, que en total suman más de 16 millones 865 mil pesos al mes, esto es, 202 millones 400 mil pesos al año.
El gremio incluso incrementó el número de ‘‘comisionados’’ a mil 330 en 2017, cuando el año pasado eran mil 280. Ellos, además de los altos salarios que devengan –porque tienen las categorías de mayor nivel–, reciben el pago de sus gastos, así como ‘‘préstamos sin intereses’’, según indica la cláusula referida.
El contrato colectivo puntualiza que los montos de los apoyos económicos que se entregarán a los ‘‘comisionados’’ son los siguientes: cuotas diarias por persona de mil 540.20 pesos por viáticos, más otros mil 286.25 de ayuda para transporte, en el caso de los foráneos. Para los locales, los viáticos son de 609.80 pesos, más 543.85 para gastos. En global suman casi 9 millones de pesos mensuales.
Esto es porque todas las secciones que dirige Romero Deschamps tienen comisionados, de esta forma: en la número 1, de Ciudad Madero, Tamaulipas, hay 55 personas en esta condición; en la 11, de Nanchitlal, Veracruz, 85; la 10, de Minatitlán, 60; Poza Rica, 65; en Ciudad de México, en sus distintas secciones tiene 163 comisionados, más otros 45 del comité ejecutivo nacional.
En Ciudad del Carmen, Campeche, hay 48; Villahermosa, Tabasco, 65; Salina Cruz, Oaxaca, 26; Salamanca, Guanajuato, 38. En toda la República hacen un total de mil 330.
El contrato colectivo de trabajo plantea que se otorgarán préstamos sin intereses a los funcionarios y comisionados que regula la referida cláusula, por la cantidad equivalente a 12 meses de las cuotas de ayuda para transporte y gastos conexos, es decir, el equivalente a un millón 17 mil pesos para los foráneos y de 415 mil 300 para los locales.
Además, el patrón reconocerá como profesionales los accidentes que sufran en el desempeño de su comisión sindical. Al término de la cláusula, en apenas dos líneas se establece que Pemex ‘‘cubrirá al comité ejecutivo nacional la cantidad de 7 millones 865 mil pesos mensuales para gastos de administración y operación de las instalaciones del sindicato y transporte de sus integrantes’’.
Es decir, además de que las instalaciones del gremio las pone la empresa e incluso en la gran mayoría paga los gastos de los servicios de las mismas, como luz, agua, teléfono y otros, sólo para que sean administradas el sindicato recibe 94 millones 380 mil pesos al año.
Cabe referir que estos recursos sólo son en una cláusula y se tienen que valorar otras de carácter económico, de las cuales no da cuenta el sindicato a los trabajadores y son operadas ‘‘de manera unilateral y opaca’’, según señalan opositores al actual comité ejecutivo.
La llaman ‘‘la danza de los millones’’ que en cada revisión aumentan, ya que los montos de los pagos de estas ‘‘ayudas’’ al comité ejecutivo de Romero Deschamps se elevaron respecto del contrato 2015-2017.

Fuente

La Renuncia en Blanco es Ilegal LA RENUNCIA AL TRABAJO Y SUS CONSECUENCIAS LEGALES

Abogado Especializado en Materia Laboral,
Participación en el programa del 12 de agosto del 2017

De conformidad con la fracción XIII del Artículo 5º de la Ley Federal del Trabajo, no producirá efecto legal, ni impedirá el goce y ejercicio de los derechos, se escrita o verbal, la renuncia por parte del trabajador de cualquiera de los derechos o prerrogativas consignados en las normas de trabajo .
Los patrones, sean particulares o del gobierno federal y locales, vienen haciendo nulo esa disposición, pues en la práctica, llevan a cabo toda una serie de “medidas” para eludir su responsabilidad y dejar a los trabajadores indefensos, a saber: al ingresar, como condición para darles el trabajo, les hacen firmar hojas en blanco, es decir, sin texto, o bien con la leyenda de “renuncia” pero sin fecha de elaboración, pero incluso estampando la huella dactilar o digital, cono también vienen señalando que la renuncia fue verbal.
En ocasiones, con cinismo, les señalan que sí el trabajador tiene un buen desempeño, se porta “bien” no la harán valer, pero sí en el transcurso de la relación, al final de la misma, o cuando ellos lo determinan, la exhiben como excepción y prueba documental para negar el despido. Asimismo, también al ingresar les hacen firmar, casi siempre en la parte final, documentos, aparentemente en su beneficio, con el rubro, con distintas leyendas, que después recortan, colocan texto, destacando la leyenda “renuncia voluntaria” y la fecha, que más les convenga.
Lo anterior, en el caso de ser demandados los patrones por despido injustificado, pues la mayoría de las veces se decide no demandar. La existencia de la renuncia firmada, se tiene que señalar desde el escrito de demanda, sí se sospecha que existe esa práctica, solicitando su nulidad por haberse obtenido bajo engaños, presiones o sí existen amenazas, señalar estás y en que consistieron, pues la carga de probar es del trabajador y se libera al patrón de la misma.
Con la renuncia, se está ante la voluntad y decisión, aparente, de que el trabajador decidió terminar “voluntariamente” con la relación de trabajo, con lo que tienen los patrones asegurada la resolución o laudo a su favor, pues la autoridad laboral atiende el aspecto formal de la existencia de la renuncia firmada de puño y letra y huella, sin importarle, ni llegar a la verdad de los hechos y las circunstancias en las que se obtuvo la misma.
En la secuela de un juicio por despido injustificado, cuando el patrón hace valer su existencia, se debe ofrecer la Pericial en Documentoscopía, que implica, Caligráfica, Ortográfica, Grafoscópica y Grafométrica, precise la existencia de irregularidades en el documento, (texto elaborado con posterioridad a la firma y huella, un espacio desproporcionado entre el texto y la firma, etc.) con lo que existe la posibilidad mínima de demostrar la existencia del engaño, falsedad o amenazas y con esa lógica, la nulidad de la misma.
La experiencia es que la fracción XIII del Artículo 5º de la Ley Federal del Trabajo, es letra muerta a favor del trabajador, como consecuencia del desempleo y la crisis económica, que por supuesto, padecen, con más frecuencia los trabajadores de nuestro país, en su desesperación de conseguir trabajo.
 
EL CORRIDO CONTRA “ LA RENUNCIA ”
VOY A CONTARLES SEÑORES, DE UNA PRÁCTICA EXTENDIDA.
LA MAL LLAMADA “RENUNCIA” POR EMPRESAS EMPRENDIDA
 
CUANDO CONTRATA LA EMPRESA , LES DAN HOJAS A FIRMAR
MUCHAS DE ELLAS SON EN BLANCO, MUCHA ES LA NECESIDAD
 
EN LOS JUICIOS LABORALES, LAS EXHIBEN CON CINISMO
DICEN QUE FIRMÓ RENUNCIA Y DESPIDO ENTONCES NO HAY
 
HAY COMPAÑEROS MUY LISTOS QUE NO PUEDEN ENGAÑAR
FIRMAN Y PONEN LA FECHA, SOLO POR SEGURIDAD
 
OTRA FORMA DE DESPIDO Y DE ACOSO LABORAL
ES SOLICITAR QUE RENUNCIES, SIN QUE EXISTA VOLUNTAD
 
YO RECOMIENDO SEÑORES, A QUIEN SE LOS SOLICITA
PIDAN LO DEN POR ESCRITO Y ESO LOS INHIBIRÁ
 
CUANDO VAYAS A UNA QUEJA ANTE LA H. AUTORIDAD
PIDELES UNA INSPECCIÓN Y LA VERDAD SE SABRÁ
 
SI LA EMPRESA ESTA FREGANDO, TENEMOS QUE ORGANIZARNOS
NUESTRA DEFENSA ES UNIDOS Y LO PODEMOS LOGRAR
 
HAGAMOS UNA CARTILLA DE LO QUE MÁS NOS AFECTA
QUE CONTENGA LOS DERECHOS Y QUE NOS TRATEN IGUAL
 
YA ME DESPIDO COMPITAS, HAYA LUEGO NOS VEREMOS
SI LES SIRVIERON LAS COPLAS DIGALAS A TODO VUELO
 
VUELA, VUELA PAJARILLO, DIME SI LOS CONVENCÍ
SÍ DECIDIMOS UNIRNOS, PUES VAMOS RESISTIR.
PUES VAMOS RESISTIR
 
AUTOR: EDUARDO DÍAZ REGUERA 

Hiroshima, el día que el mundo no volvería a ser el mismo

Contralínea 

Autor:
El 6 de agosto de 1945 una bomba atómica de uranio enriquecido explotó a una altura de 600 metros sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. La explosión, equivalente a 16 mil toneladas de TNT, creó una onda de calor de unos 300 mil grados centígrados, una potente onda de choque y un estallido de radiación gamma.
Para ese momento, Hiroshima tenía entre 300 mil y 420 mil habitantes, según el Departamento de Energía y el sitio web de la propia ciudad, ubicada en el Oeste de Japón.
Los edificios de madera entraron en combustión y casi todos los que estaban dentro de un radio de 1 kilómetro y medio del centro de la explosión (el hipocentro) murieron inmediatamente.
Los potentes incendios que devoraron la ciudad crearon corrientes de aire caliente que elevaron a la atmósfera algunos de los 200 isótopos radiactivos que creó la detonación. El resultado fue una lluvia radiactiva que esparció la contaminación: la llamada “lluvia negra”.
A sólo 3 días de la explosión de Hiroshima, el 9 de agosto, Estados Unidos detonó otra bomba aún más potente. El blanco primario era la ciudad de Kokura, pero el humo creado por bombardeos anteriores hizo que el avión volara hacia Nagasaki.
Esa segunda bomba, basada en plutonio, estalló a 500 metros de altura con una potencia equivalente a la de 21 mil toneladas de TNT. En aquella explosión las cifras de víctimas fueron similares: unas 100 mil en el momento y otras 10 mil en los años posteriores.
Verlo así, desde los datos, resulta tal vez frío: es imposible que los números puedan abarcar el horror vivido en el momento y posteriormente, pero ayudan a entender la razón por la que muchos no pueden olvidar lo sucedido.
Los científicos americanos que trabajaban en el Proyecto Manhattan habían probado con éxito una bomba atómica en julio de 1945, después de la rendición de la Alemania nazi en mayo.
El presidente estadunidense Harry Truman había encargado a un comité de asesores, presidido por el secretario de Guerra Henry Stimson, deliberar si se debía utilizar la bomba atómica contra Japón.
Sam Rushay, el archivero supervisor de la Biblioteca Presidencial Harry S Truman en Independence, Missouri, indicó: “en ese momento hubo un amplio consenso entre los miembros del comité en apoyo de la decisión de atacar. Stimson fue muy firme en cuanto a que se debía utilizar la bomba”.
Por su parte, Charles Maier, profesor de historia en la Universidad de Harvard, señaló que si bien era posible que Truman tomara otra decisión, “hubiera sido difícil de justificar ante la opinión pública estadunidense por qué se prolongó la guerra, cuando se disponía de esta arma”.
Hiroshima fue uno de los cuatro objetivos potenciales y Truman dejó en manos de los militares decidir qué territorio específico atacar. La ciudad fue elegida como blanco debido a su importancia militar y Nagasaki fue bombardeada, como ya se indicó anteriormente, unos días más tarde.
Estados Unidos sigue siendo el único país que ha usado armas nucleares.
“Los japoneses estaban listos para rendirse y no hacía falta golpearlos con esa cosa horrible”, afirmó años después Dwigth Eisenhower, en aquel entonces máximo comandante de las fuerzas aliadas en Europa y eventual sucesor de Truman en la Casa Blanca.
Y numerosos académicos –como Mark Selden, profesor de la Universidad de Cornell y editor de The Asia-Pacific Journal– han llegado a la conclusión de que las bombas no fueron tampoco un factor para que Tokio se rindiera.
“Los japoneses ya habían sufrido la destrucción de ciudad tras ciudad, con la pérdida de aproximadamente medio millón de vidas por causa de los bombardeos estadunidenses. Y no habían parpadeado”, reconoció Selden. “Pero era porque estaban queriendo obtener una pequeña concesión de Estados Unidos, que exigía una rendición incondicional: la protección del emperador”, explicó.
¿Cuál fue el resultado? Al menos 70 mil personas murieron en la explosión inicial, mientras aproximadamente 70 mil más murieron a causa de la exposición a la radiación.
“El total de muertos en 5 años puede haber alcanzado o incluso superado los 200 mil, debido al cáncer y a otros efectos a largo plazo”, según la historia del Departamento de Energía sobre el Proyecto Manhattan.
La de Nagasaki el 9 de agosto mató a otras 80 mil personas. Japón incondicionalmente acordó aceptar los términos de la rendición el 14 de agosto cuando ya hacía tiempo que estaba derrotado. La devastación causada por el bombardeo llevó a muchos a criticar la decisión.
Los supervivientes hicieron frente a otras amenazas: aparte de quedar huérfanos, heridos, mutilados y sin hogar, decenas de miles quedaron afectados por la radiación. En primer lugar fueron marcados y rechazados porque se pensaba que la radiación podía ser contagiosa (se les llamaba los Hibakusha), y también se decía que habían quedado condenados a tener una descendencia con malformaciones.
Entre los incontables problemas de salud de los supervivientes, se registró, por ejemplo, un incremento del riesgo de padecer cáncer del 44 por ciento entre 1958 y 1998, entre aquellos que estuvieron expuestos a unas dosis más altas de radiación (del orden de 1 Gray, 1 mil veces por encima de los límites máximos de seguridad permitidos hoy en día).
El profesor Maier dijo que los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki “llevaron a que el emperador japonés interviniera con un ejército dividido y abogara por una rendición”. Sin embargo, agregó que Japón pudo estar dispuesto a poner fin a la guerra con condiciones como mantener el emperador.
En 1958, el ayuntamiento de Hiroshima aprobó una resolución de condena a Truman por negarse a expresar remordimiento por usar las bombas atómicas y por seguir promoviendo su uso en una situación de emergencia.
Ésta indicaba que los residentes de la ciudad “consideran su deber sublime ser la piedra angular de la paz mundial y ninguna nación del mundo nunca debería permitirse repetir el error de utilizar las armas nucleares”. También calificaba la postura del expresidente como una “deshonra grave cometida contra el pueblo de Hiroshima y sus víctimas caídas.”
¿Cómo se sienten al respecto los estadunidenses y japoneses? Una encuesta de 2015 del Pew Research Center encontró que sólo el 14 por ciento de los japoneses pensaba que el bombardeo fue justificado, mientras que el 79 por ciento dijo que no lo era.
Una encuesta de Gallup realizada inmediatamente después del bombardeo en 1945 encontró que el 85 por ciento de los estadunidenses aprobó la decisión de Truman. Sin embargo, la encuesta de Pew el año pasado encontró que la proporción de estadunidenses que creen que se justificaba el uso de armas nucleares contra Japón había caído al 56 por ciento.
El problema de las armas nucleares es una cuestión crucial que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha venido afrontando desde su fundación hace más de 70 años. No hay que subestimar la complejidad que rodeará unas hipotéticas negociaciones para promulgar su abolición.
Sin embargo, si los Estados siguen buscando el diálogo con sinceridad, será posible crear una corriente irreversible hacia un mundo sin armas nucleares, opinan algunos.
A más tardar en 2018, la ONU tiene previsto celebrar una conferencia de alto nivel sobre el desarme. La aprobación de un tratado que proscriba las armas nucleares mejoraría las condiciones para iniciar un proceso de reducción masiva de los actuales arsenales nucleares, que conduzca a su eliminación en el futuro.
Richard Ruíz Julién/Prensa Latina
[OPINIÓN]