lunes, 25 de septiembre de 2017

Continúa el acopio de víveres en Taller Aragón 2017-09-25

Tras los Sismos Reinstala la Luz Voluntariamente. EL SME DESPLIEGA BRIGADAS DE RESCATE

*CFE sin personal para reinstalar postes, transformadores y cables...recurre a contratistas...
*Las contratistas llamaron urgentemente al SME para buscar trabajadjores especializados...
*El SME instaló centros de acopio y refugios para damnificados.
 
Participación de Martín Esparza Flores,
y Secretario General del Sindicato Mexicano de Electricistas
Transcripción de Andrea Luna, colaboradora voluntaria, programa del 23/sep/2017
 
"Tras el sismo del 19 de septiembre del 2017 que derrumbó edificios y postes de luz, nos dimos cuenta que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no contaba con trabajadores para poder restablecer el servicio.
Estaban llamando a contratistas para que hicieran el trabajo. Nosotros recibimos llamadas, por ejemplo, de una empresa española que se llama Eldessa porque ha estado ganando licitaciones en CFE. Nos decían organicen cuadrillas por favor y véngase a trabajar con nosotros porque no hay personal para establecer. Otra empresa que se llama Edemtec, es colombiana, nos llamó también: queremos que nos ayuden con cuadrillas para poder restablecer servicios, dijeron.
Ese tipo de empresas ganan licitaciones por compadrazgo, porque vienen apoyadas de sus gobiernos, de sus países y vienen acá traen algunos ingenieros, algunas unidades administrativas pero los trabajadores son mexicanos, en algunos casos, en algunos son centroamericanos -lo tenemos documentado-.
Muchos no traen condiciones de seguridad social. Tenemos registrados cientos de accidentes mortales de jovencitos que quedaron electrocutados. Incluso hicimos un reportaje aquí de un joven que estuvo en el Hospital Rubén Leñero todo quemado por corriente eléctrica porque no tenía la experiencia.
Hoy la respuesta de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que somos especialistas en las redes de distribución área, subterránea, en todo lo que es la operación de sistemas de esta naturaleza, es salir en brigadas voluntarias a reinstalar la luz.
También quiero resaltar que la infraestructura no se colapsó. Es muy sólida la infraestructura eléctrica porque se construyó por décadas, gracias a los trabajadores que hoy están jubilados del SME y eso es lo que aayudado en esta zona metropolitana.
A la fábrica textilera que se derrumbó con costureras adentro, acudimos de manera inmediata porque nos reportaron que no había energía eléctrica. Llevamos 3 canastillas, una camioneta más, llevamos lámparas, escaleras, herramientas, cable. Logramos entrar y efectivamente ahí el control de este espacio lo tenía la sociedad civil y estaban bien organizados.
Había que entrar con vehículos para hacer este tipo de trabajos, porque toda esa zona estaba sin luz. Logramos que con nuestras plantas de emergencia que llevábamos pudiéramos instalar lámparas en algunos postes que estaban de telecomunicaciones. Logramos iluminar. Al final nos coordinamos perfectamente con los trabajadores de alumbrado público del Distrito Federal.
Lo que tenemos que resaltar es que sí hubo una buena coordinación ciudadana. Había una zona donde llegaban los víveres y estaba acordonada por jóvenes y mucha gente de la sociedad civil. Otra zona donde estaba acordonada por los rescatistas. Otra parte donde estuvieron sacando los escombros. Nos tocó ver cómo estaban sacando vehículos aplastados que estaban en el estacionamiento. Algunos rescatistas sacaron algunos cuerpos inertes, pero también hubo gente que sobrevivió y se logró sacarlos.
La solidaridad de la ciudadanía es impresionante. Llegaban con herramientas, llegaban con palas, con guantes, con cascos, con medicinas, con aguas, con víveres, se organizaron rápidamente las carpas para colocar cada una. Estaba gente dando los cubrebocas, cuidando que los rescatistas voluntarios estuvieran con cascos, que estuvieran con guantes.
Abrimos Villacoapa, nuestro deportivo en Calzada del Hueso, como centro de acopio y también de albergue. Ahí llegaron toneladas y toneladas de víveres. Nos organizamos con nuestras camionetas que tenemos ahí para estar distribuyendo en cada una de las zonas víveres. Al final mandamos un comunicado que ya no eran necesarios más víveres. Al final estuvieron mandando de ahí de Villa Coapa, que lo seguimos haciendo, a Morelos directamente a las comunidades.
Abrimos también aquí en San Simón, sobre nsurgentes norte, esquina con avenida Eulalia Guzmán, frente a Tlatelolco, primera sección, delegación Cuauhtémoc. Otro centro de acopio. En Aragón, en la Avenida Río de Guadalupe, sin número. Colonia San Pedro el Chico delegación Gustavo A. Madero (GAM). El albergue de Villa Coapa se ubica en en Calzada del Hueso Núm. 380.
Lo que estuvimos haciendo es que nos estuvieron mandando reportes de colonias enteras sin luz, que a la fecha siguen sin luz. Sin embargo, por nuestras limitaciones por falta de materiales, postes, incluso, transformadores. El registro de nuestros compañeros especialistas en redes de distribución aéreas y subterráneas decían es que hay postes derribados con todo y transformador y no se puede hacer el trabajo.
Mandamos un comunicado a gobernación, incluso a la Secretaría de Energía que teníamos cuadrillas preparadas pero necesitábamos los materiales o coordinarnos con los mismos de la CFE, sin embargo, hicieron caso omiso para poder utilizar nuestros recursos humanos que somos especialistas sobre el tema.
Algunas zonas, por ejemplo, en Xochimilco, en Villa Coapa, sí se restableció el suministro de energía eléctrica. En algunos casos sólo eran fusibles quemados del transformador y les decían no es que en dos semanas va haber luz porque hay muchísimo trabajo. La zona de Ecatepec hay colonias devastadas, se cayeron los transformadores. Seguimos restableciendo.
Notamos también como la discriminación a usuarios que forman parte de la ANUEE, de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica, que no les querían restablecer. Nosotros seguimos trabajando y coordinándonos con protección civil para ver con ellos la forma de restablecer. Porque imagínate sin luz, tampoco hay agua. Algunos reportes que hemos tenido es que mucha gente tienen medicamentos en el refrigerador y son sumamente necesarios.
Hemos recibido solidaridad de las divisiones foráneas que tenemos, siguen llegando acopios, se han incorporados rescatistas. Varias empresas que tenemos vínculos con ellos llegaron con camiones de volteo, con maquinaria, la pusieron a disposición del sindicato. Nosotros la hemos venido coordinando con protección civil.
Nuevamente el sindicato con nuestra cooperativa LF del Centro, como siempre hemos sido muy solidarios con el pueblo de México. Estamos muy pendiente de los llamados que nos hacen”. 

Solidaridad y catarsis van de la mano en los albergues capitalinos

Foto
Albergue para damnificados en el Centro Deportivo Benito JuárezFoto José Antonio López
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 3
La gente aún rehúsa aceptar que lo perdió todo. Mantiene la esperanza de recuperar algo de lo perdido, lo que sea. Cientos fueron desalojados de sus edificios, por seguridad, después que decenas de inmuebles quedaron dañados por el sismo del martes 19.
En el corredor Roma-Condesa se han instalado varios albergues para el apoyo de cientos de damnificados de la ciudad. Han resultado magníficas instalaciones para pasar la noche, pero a lo largo del día lucen vacíos; las personas se aferran a creer que todo es un mal sueño.
‘‘Permanecer todo el día en un albergue es aceptar que lo perdieron todo’’, sentencia Juan José Correa, de la Fundación Reinventando a México, la cual, en coordinación con la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía, desde el jueves abrió un albergue para hasta 50 personas en la calle de Tuxpan número 30.
La constante en los albergues de este corredor, uno de los más afectados por el terremoto, es ausencia por las mañanas y tardes, y amplia presencia (tanto de damnificados como de voluntarios que siguen trabajando en las calles de la ciudad) por las noches. Por el momento son refugios para comer algo, descansar, darse una ducha caliente y cambiarse de ropa.
Hace unos meses que Julián usó su crédito hipotecario para adquirir un departamento en la colonia Juárez. Ni siquiera ha pagado seis meses de hipoteca y ya fue desalojado. El edificio, en la esquina de Dinamarca y Liverpool, está en riesgo y se recomendó desalojar. Ayer, pese a los riesgos, una familia sacaba apresurada muchas de sus pertenencias, que subían a un camión de carga estacionado a unos metros del inmueble.
Julián ha preferido no arriesgarse y dejó todo. Pero ha regresado todos los días y permanece algunas horas cerca de ahí para vigilar que no haya hurtos. Se rehúsa a dar una entrevista, no quiere cámaras ni grabadoras. ‘‘Mejor platicamos y publicas de lo que te acuerdes’’. No ha sido fácil y se confiesa en la etapa de la negación. ‘‘No me cae el veinte, apenas hace unos días hice una cena para que mi familia conociera el depa y hoy ya no lo tengo’’.
Al igual que Julián, muchos damnificados pasan el día hvigilando lo que fueron los edificios donde habitaban. Son varios los inmuebles desalojados en la Roma y la Condesa. Con daños visibles en su estructura o en sus bases, sorprendentemente muchos de ellos todavía están en pie.
Decenas de personas usan los albergues, que no sólo se han pensado como espacios para dormir y comer. También brindan atención médica y sicoemocional, terapias de risa y hasta obras de teatro ‘‘o simplemente charlamos. Brigadistas y damnificados necesitan hablar mucho, han visto lo peor y necesitan sacarlo’’, señala Luis de la Rosa, coordinador de los trabajos.
Santiago García es director de Itaca Films, productora que ha instalado un albergue frente a la plaza Río de Janeiro; indica que la idea ha sido sumarse al apoyo a las personas que lo requieren. La noche del sábado durmieron ahí 60 personas, entre damnificados y voluntarios. El edificio, que regularmente se usa como locación, hoy está lleno de colchonetas, cobijas, ropa, todo en perfecto orden. También es centro de acopio y cuando éste sobra se envía a otros sitios o espacios donde haga falta.
Ayer al mediodía, un grupo de superhéroes –y otra no tanto– acudió al lugar para hacer pasar un buen rato a los niños. Batman, Spiderman y la ‘‘malosa’’ Harley Quinn han salido a las calles de la ciudad para rescatar las sonrisas de los pequeños. ‘‘El objetivo es que en medio de tanta desgracia logremos sacar una sonrisa y hacerlos viajar a un mundo de fantasía y aventura, para que aunque sea por unos minutos dejen atrás lo terrible que es todo esto’’, dice detrás de la máscara un animoso Spiderman.

Fuente

Protección Civil Mostró Graves Deficiencias ante los Sismos EL PUEBLO SE RESCATÓ A SÍ MISMO

*Autoridades Intentaban Sacar a los Rescatistas Ciudadanos de Zonas de Desastre.
*Hubo Connatos de Enfrentamiento en una Fábrica Textil que se Derrumbó, entre Rescatistas y Autoridades.
*Las Autoridades Tenían Urgencia de Meter Maquinaria Pesada para Limpiar, pese a la Sospecha de que había Sobrevivientes.
*Políticos y Funcionarios Llegaban Sólo para Sacarse la Foto y No tienen Listas Oficiales de Muertos y Heridos.
*ONGs Solicitaron la Actuación de la CNDH

El 19 de septiembre del 2017, tras el sismo que devastó casas, unidades habitacionales, fábricas y empresas en donde murió un número aún no determinado de personas, quedó demostrado que la ciudadanía rebasó a las autoridades en organización y apoyo en el rescate voluntario igual que en el terremoto del 19 de septiembre de 1985. Hubo miles de personas, sobre todo jóvenes, que se volcaron a las zonas de desastre, mucho antes de que llegaran las autoridades de protección civil que demostraron graves deficiencias en sus protocolos de actuación.
Por ello fue que 46 organismos no gubernamentales solicitaron la intervención de la Comisión nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , con medidas cautelares debido a que recibieron quejas sobre las condiciones en las cuales se están realizando los operativos de rescate y búsqueda de personas atrapadas en las construcciones que derrumbó el sismo del martes 19 de septiembre del 2017.
La principal quejas es la falta de atención e información precisa para familiares de personas desaparecidas y/o atrapadas y porque no se está siguiendo un protocolo profesional de acción.
En un comunicado de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” señalan que que no se sabe quiénes están a cargo, supervisando o coordinando las tareas de rescate y búsqueda, ni quién es la autoridad responsable del proceso, por lo que los rescatistas voluntarios prácticamente están actuando por su cuenta y riesgo, algunos de los cuales también ya resultaron lesionados.
Tampoco se conoce el número exacto de personas que fueron rescatadas vivas sin lesiones aparentes o de personas heridas que se encuentran en hospitales ni de quienes desafortunadamente murieron. Tampoco se sabe el nombre de la autoridad que dio la instrucción a dos días del desastre, de que se metieran las máquinas en zonas de derrumbe, donde los rescatistas voluntarios y vecinos tenían indicios de que había personas con vida o cuerpos inertes que rescatar.
Uno de esos lugares fue la fábrica textil ubicada en las calles de Chimalpopoca y Bolívar, en donde casi se provoca un enfrentamiento entre rescatistas voluntarios y vecinos contra granaderos y militares que dejaron pasar las máquinas bajo el argumento de que el reglamento decía que a las 72 horas se debía dejar de buscar, pero no aclaraban qué reglamento. Ahí estuvo el amigo Bombero Peregrino, Antonio Peregrino Rojo, quien nos brinda la información.
El jueves 22 de septiembre del 2017 alguien no identificado dio la orden de que los rescatistas voluntarios dejaran de buscar y los sacaron del área, a pesar de que había la sospecha de que estaban encerradas costureras indocumentadas chinas y centroamericanas en un sótano.
Esta alerta se difundió en un video por internet y los rescatistas voluntarios, apoyados por vecinos entraron a la fuerza, logrando que se pararan las máquinas y que les permitieran escarvar hasta constatar que no existía tal sótano ni había nadie encerrado o atrapado.
El dueño de la fábrica textil era de origen judío, pero ahí mismo había otra fábrica de plástico cuyo propietario era un chino, lograron sacarlo, algunos dicen que murió, otros dicen que está vivo, también hubo chinas que murieron pero se desconoce si eran indocumentadas o también eran dueñas del lugar.
Una vecina de la colonia Obrera, donde se ubicaba la fábrica nos comentó que ahí trabajaban por lo menos 60 personas, principalmente mujeres, la mayoría mexicanas.
Había urgencia de las autoridades por detener la acción de las brigadas voluntarias, pero les resultó imposible, ante el humanismo de los ciudadanos que querían confirmar que no quedaba nadie atrapado.
El Sindicato Mexicano de Electricistas también convocó mediante una circular a todos sus miembros para que se sumaran al rescate voluntario y al apoyo en tres centros de acopio de víveres, ropa y medicina, para enviarlos directamente a los pueblos y zonas donde hubiera mayor necesidad.
Asimismo abrió 3 centros de acopio en SAN SIMÓN Insurgentes Norte y Eje Dos Norte, y ARAGÓN en la Avenida Río de Guadalupe, sin número, Colonia San Pedro el Chico delegación Gustavo A. MaderoGAM. Toda esta ayuda será entregada directamente a la población damnificada.
También en Villa Coapa en donde igual hay un albergue en su deportivo Villa Coapa,ubicado en Calzada del Hueso Núm. 380. 

83% de muertos en sismo, por corrupción



 •  0

Los dos factores que condenan a México a padecer letales desastres por fenómenos naturales son la corrupción y la pobreza: éstos causan el “83 por ciento de muertes en edificios colapsados en sismos”. La tercera gran falla de este país es el uso político del dinero público para rescatar y reconstruir


Corrupción y pobreza vuelven a herir a México: ambos factores son identificados por el propio gobierno federal como origen de la vulnerabilidad del país ante los fenómenos naturales, como el sismo del pasado 19 de septiembre que cobró la vida de al menos 302 personas, y el del día 7 del mismo mes, con saldo de 96 víctimas fatales.
83% de muertos en #sismo, por #corrupción Clic para tuitear
Considerados en la Agenda Nacional de Riesgos como la novena gran amenaza a la seguridad nacional, los desastres naturales encuentran un tercer factor que profundiza el perjuicio social y económico: el uso político de los fondos públicos para rescatar a las víctimas, atender la emergencia y posteriormente reconstruir las zonas afectadas.
Estos tres elementos marcan la incapacidad gubernamental para prevenir, enfrentar y contener las catástrofes, revelan tanto la Agenda Nacional de Riesgos como diversos análisis del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), dependiente de la Secretaría de Gobernación.
Uno de esos estudios –Impacto socioeconómico de los desastres. De la vulnerabilidad a la resiliencia– destaca que “el 83 por ciento de todas las muertes ocurridas en edificios colapsados en terremotos han ocurrido en países con altos niveles de corrupción y pobreza”, según lo observado por el científico Roger Bilham, investigador de la Universidad de Colorado, Estados Unidos.
Otro estudio –Los fenómenos naturales y su efecto en los grupos más vulnerables de México– señala que las estadísticas del “Cenapred permiten estimar que el 65 por ciento de las víctimas generadas por los desastres ocurre entre los pobres”.
En tanto, la Agenda Nacional de Riesgos –un diagnóstico profundo de las amenazas a la seguridad nacional, elaborado por los órganos de inteligencia del país y al que Contralínea tuvo acceso– refiere entre las máximas vulnerabilidades el “uso político de autoridades estatales y municipales en la distribución de recursos del Fondo de Desastres Naturales”.
Rescatistas

Las vidas perdidas

Así, ocho de cada 10 muertes ocurridas durante los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados tuvieron su origen en actos de corrupción de inmobiliarias y autoridades de los tres niveles de gobierno o en las condiciones de pobreza y marginación que padecen más de 53 millones de mexicanos, según las estadísticas oficiales.
“El nivel de impacto de un fenómeno natural no está determinado por el nivel de intensidad, sino por el grado de vulnerabilidad del sistema expuesto y de su población”, admite el análisis Impacto socioeconómico de los desastres, elaborado por el maestro Norlang García Arróliga, adscrito a la Subdirección de Estudios Económicos y Sociales del Cenapred.
Ambos terremotos –el primero oscilatorio de 8.2 grados Richter y el segundo trepidatorio de 7.1 grados– han marcado un retroceso de 16 años en materia de prevención y atención a desastres causados por fenómenos naturales, se desprende de los estudios del Centro Nacional de Prevención de Desastres.
En conjunto, éstos han cobrado la vida de, al menos, 398 personas en ocho entidades del país (Ciudad de México, Oaxaca, Morelos, Chiapas, Puebla, Guerrero, Estado de México y Tabasco). Esta cifra mortal, aún preliminar, ya superó el promedio anual nacional, estimado por el Centro en 175 muertes por año.
Un solo sismo, el del 19 de septiembre, causó más víctimas que esa media nacional sostenida durante el periodo de 2000 a 2016. En ese lapso, refiere el documento Impacto socioeconómico de los desastres, 2 mil 982 personas perdieron la vida durante catástrofes de este tipo, principalmente por daños causados por tormentas y huracanes.
Además, en esos 16 años las pérdidas económicas se estimaron en 33 mil 948 millones de dólares (unos 577 mil millones de pesos a un tipo de cambio de 17 pesos por dólar).
“El desastre es considerado como la interrupción brusca de la vida cotidiana, generadora de pérdidas de vidas humanas, materiales y ambientales generalizadas que supera la competencia de la comunidad afectada para sobreponerse exclusivamente a través de sus propios medios”, refiere el análisis Los desastres en la historia. ¡Recordar es aprender!, elaborado por Carlos Miguel Valdés González, director general del Cenapred.

La corrupción

Treinta y dos años después del terremoto de 1985, el sismo de este 19 de septiembre también fue devastador, aunque en menor magnitud. En el caso de la capital, el colapso de al menos 44 edificios y las 3 mil 848 estructuras que resultaron severamente dañadas dejan al descubierto el incumplimiento de las normas mínimas de edificación, establecidas en el Reglamento de Construcciones para la Ciudad de México.
En este caso, la supervisión de las condiciones de seguridad en materia de protección civil también fallaron. Quizá, el caso más dramático –por involucrar a un sector altamente vulnerable– es el del colegio Enrique Rébsamen, ubicado en la delegación Tlalpan, al Sur de la ciudad, donde al menos 19 menores de edad y cinco adultos perdieron la vida.
En las ocho entidades afectadas, la corrupción de autoridades locales, estatales y federales intervino en este desastre. En el primer sismo, por ejemplo, en algunas zonas de Chiapas y Oaxaca la alarma sísmica –mecanismo que previene a la población segundos antes del fenómeno natural para que evacue y se resguarde en áreas seguras– no sonó por falta de pago de la energía eléctrica.
Además, de acuerdo con la Agenda Nacional de Riesgos, una de las mayores vulnerabilidades de México es la “deficiente regulación del uso de suelo y del desarrollo urbano, que genera multiplicación de asentamientos irregulares en zonas de alto riesgo”.
En la capital, por ejemplo, las construcciones inmobiliarias han proliferado en forma desordenada y violatoria a leyes y reglamentos, además de la oposición de vecinos. Según lo denunciado por afectados, esta situación se observa sobre todo en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Coyoacán.
En esos lugares constantemente se ha denunciado el uso de permisos irregularidades, que conceden tanto las delegaciones como la administración capitalina. Aunado a lo anterior, algunas vialidades capitalinas también resultaron afectadas, pese a que están obligadas a cumplir normas para resistir fenómenos de este tipo.
En su análisis Los desastres en la historia. ¡Recordar es aprender!, el director general del Cenapred señala que México es un país de sismos: de 1910 a la fecha se han registrado terremotos importantes. En cada sexenio,  apunta, ha habido cuando menos un temblor considerable.
Por ello, advierte que “para evitar la construcción del riesgo sísmico es importante planear el crecimiento de las ciudades y hacerlo en forma ordenada y adecuada”.
Voluntarios

La pobreza

El segundo factor que ha condenado a México a padecer desastres devastadores por fenómenos naturales, la pobreza, tiene implicaciones que difícilmente pueden superarse.
Y es que no sólo se trata del hecho de que el 65 por ciento de las víctimas generadas por estas catástrofes sean los pobres, sino que además “existe evidencia de que los desastres naturales han contribuido a elevar los niveles de pobreza y desigualdad en México”, refiere el Cenapred.
Lo anterior, indica la dependencia de la Secretaría de Gobernación, se debe a que estos fenómenos “tienden a impactar más que proporcionalmente a los miembros más pobres de la sociedad, y a que ellos son los menos capaces de responder adecuadamente a choques repentinos que destruyen sus pertenencias y reducen drásticamente sus ingresos”.
Para el Centro Nacional de Prevención de Desastres, es fundamental que la protección a los pobres frente a tales fenómenos constituya un elemento importante en las estrategias gubernamentales para el combate a la pobreza.
Además, se deberían generar políticas públicas para mitigar los efectos de los desastres en el nivel de vida de los estratos y regiones más pobres del país, considera la institución.

Las demás vulnerabilidades

El tercer factor que opera contra los mexicanos en caso de un fenómeno natural es el “uso político de autoridades estatales y municipales en la distribución de recursos del Fondo de Desastres Naturales”, refiere la Agenda Nacional de Riesgos.
Y es que pareciera que, en automático, los damnificados se convierten en el botín electoral de los políticos: el lucro de la desgracia se advierte desde el primer instante. Baste recordar al presidente de la República, Enrique Peña, a su esposa Angélica Rivera, tomándose la foto mientras empaquetaban víveres o distribuían la asistencia social en Chiapas y Oaxaca.
Otras vulnerabilidades que advierte la Agenda son: “acciones limitadas de los gobiernos federal, estatales y municipales para afrontar las contingencias”; “insuficientes instrumentos de transferencia de riesgos para atender desastres naturales de muy alta magnitud”; “incremento en el número y magnitud de los fenómenos naturales como consecuencia del cambio climático”; “déficit de la oferta de gas natural seco por un exceso de demanda diaria que rebasa las inyecciones al Sistema Nacional de Gasoductos”.
Asimismo, apunta los “limitados recursos humanos, técnicos y económicos para atender emergencias”. Algo que quedó demostrado en las horas posteriores al sismo del pasado 19 de septiembre, cuando fue la sociedad la que se volcó a asistir a las víctimas.
La tarde y noche de ese día, miles de personas salieron a las calles en busca de medicinas, alimentos, agua, herramientas. En Ciudad Universitaria, las manos de los voluntarios, predominantemente jóvenes, no descansaron: por horas, se entrelazaron para apilar la ayuda. Después, mucho después, llegaría la asistencia del gobierno.
Nancy Flores


Fuente 

Suman 324 muertos por el sismo de 7.1 grados; 186 son de la CDMX

 
PROCESO
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su primer parte informativo del día, la Coordinación de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación dio a conocer que el número de muertos por el sismo que golpeó a esta capital y los estados de Puebla, Morelos, Estado de México, Oaxaca y Guerrero suman 324.
En su cuenta de Twitter, el titular de dicha dependencia, Luis Felipe Puente, detalló que en la ciudad de México van 186.

El reporte oficial consigna también que en Morelos suman 73 víctimas mortales, en Puebla, 45; en el Estado de México 13; en Guerrero seis, y en Oaxaca, uno.

Fuente

En la capital sólo 103 escuelas reanudan clases

Raúl Llanos Samaniego
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 8
Para este lunes, sólo 103 escuelas, de las más de 9 mil que existen en Ciudad de México, reiniciarán clases, pues son las que hasta ahora cuentan con un certificado de seguridad estructural, que implica que no hay riesgo para la integridad de la comunidad estudiantil tras el sismo del pasado martes.
Así lo dieron a conocer ayer el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, y el jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, quienes en conferencia de prensa conjunta mencionaron que aquellos planteles –sean públicos o privados– que carezcan de dicho dictamen no podrán abrir sus puertas, y nadie obligará a maestros o alumnos a reiniciar labores.
El mandatario capitalino precisó que en las delegaciones Iztapalapa, Cuauhtémoc, Xochimilco, Tlalpan, Benito Juárez y Tláhuac no reiniciarán actividades las escuelas públicas o privadas hasta que no concluyan las labores de rescate y remoción de escombros de los edificios colapsados en esas demarcaciones, pues hay cierre de calles y una intensa actividad de los grupos de auxilio.
Al respecto, Nuño Mayer agregó que de los 103 planteles que ya tienen su certificado, 56 son públicos de educación básica, y 26 privados, del mismo nivel, en tanto que 21 son de educación media superior. Agregó que los dictámenes de seguridad deberán estar visibles en el exterior de las escuelas, para que así los padres de familia y maestros tengan la seguridad de que no hay problema.
En el caso de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, destacó que retornarán este lunes a las aulas, pues hicieron su dictaminación correspondiente y tiene validez legal.
No se perderá el año escolar
En la misma conferencia, el secretario Nuño hizo énfasis en que se habrán de revisar todas las escuelas de esta capital, tarea que estimó podría llevar dos semanas, por lo que negó que se pueda perder el año escolar.
Dejó en claro que aquellos centros escolares en los cuales se haya realizado un dictamen de seguridad estructural de manera independiente, deberán validarlo ante la SEP, pues de lo contrario carecerá de validez. Precisó que en la página oficial de Internet de esta institución se actualizarán las escuelas que cuenten con la certificación.
Aurelio Nuño comentó que en Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Puebla, estado de México y Tlaxcala, afectados también por el sismo, el regreso a clases será escalonado, por lo que sólo una parte del alumnado volverá a las aulas.

Fuente

Mujeres despiden con homenaje a las costureras caídas en Chimalpopoca

Foto
Decenas de mujeres, la mayoría jóvenes, realizaron una ceremonia en memoria de las costureras que murieron durante el derrumbe del inmueble que albergaba tres empresas, en la esquina de Bolívar y Chimalpopoca, en la colonia ObreraFoto Alfredo Domínguez
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 18
El propósito fue despedir y cerrar el trabajo que dejaron pendiente las costureras. Ellas estaban laborando cuando comenzó el temblor y no les dio tiempo de salir, explicó Rosy, masajista tradicional, sobre el acto en memoria de esas empleadas que grupos feministas organizaron ayer en la esquina de Chimalpopoca y Bolívar, en la colonia Obrera, donde se encontraba un edificio de cuatro niveles con integrantes de al menos tres empresas, la mayoría mujeres dedicadas a la costura.
Para ellas fue el homenaje. Al mediodía, luego de lograr que la policía capitalina, que resguarda el predio, permitiera el ingreso, varias asistentes colocaron lienzos sobre el piso y encima prendas femeninas (blusas, shorts, zapatos) y flores. También veladoras e incienso, así como carteles que decían: Las mujeres queremos la verdad y la justicia.
Ya estaba colocada una cruz de madera sobre un montículo de escombros. A manera de memorial, que estuvo listo en unos cuantos minutos, algunas mujeres, la mayoría jóvenes, la pintaron de rosa y escribieron sobre ella: Tu nombre es el mío y Verdad es memoria y justicia. Luego vino la ceremonia. El único sonido era el del tambor de mano que hacía vibrar una de las participantes. El resto formó un gran círculo y se mantuvo en silencio con el puño en alto durante varios minutos.
Antes, Rosy efectuó un ritual prehispánico. Ella vive en la zona y relató que tres de sus vecinas trabajaban en el edificio. Ahí estaban el martes 19. Recuerda que al día siguiente ya estaban trabajando las máquinas para retirar los escombros. Por eso se entiende que el predio ya está prácticamente limpio y que persistan las dudas sobre la cantidad de personas que pudieron quedar atrapadas. Rosy asegura que los cuerpos de sus vecinas fueron rescatados, pero las demás, quién sabe.
En el predio de atrás, sobre la calle de Bolívar, quedó al descubierto la primaria Simón Bolívar. Una reja y plásticos marcan la separación con el terreno ahora vacío. En el patio de la escuela ondea la bandera a media asta. La Secretaría de Educación Pública aún no informa si el plantel reabrirá sus puertas este lunes. Parece que no, porque parte del pasillo del primer piso está sostenido con polines de madera. Habrá que esperar.
 
 Fuente
 

Villa Coapa, zona cuyos habitantes solían sentirse a salvo de los temblores


Claudia Herrera Beltrán
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 14
En la calle Rancho los Arcos hay una mancha de tierra color ocre en medio de varios edificios típicos de Villa Coapa, y unas tablas de madera forman el muro de despedida para 12 víctimas: Adiós Lore, Joaquín, Emanuel, Jaime, Yola, Ana, Bebé, abuelita, Lua, Mei, Kenzo, Luki.
En menos de 72 horas se esfumó la huella de dos edificios de seis pisos en esta parte de la colonia Girasoles II, en la delegación Coyoacán, como símbolo de la rapidez con que desaparecieron vidas y pertenencias en una zona cuyos habitantes solían sentirse a salvo de los temblores.
Mi esposa es de Veracruz y cuando llegó le dije: puedes estar tranquila aquí. Si tiembla el relajo está en la Roma, la Narvarte, en el Centro, en la Del Valle, pero en Coapa nunca, recuerda Ángel San Millán, quien se mudó hace 30 años a esta parte del sur de la ciudad.
El día 19, minutos después de la sacudida, Ángel corrió con suerte y recuperó a su bebé, que se encontraba en una guardería cercana al colegio Enrique Rébsamen.
Hoy esa derruida escuela yace oculta entre residencias de clase media y siete cuadras de la avenida Prolongación División del Norte cerradas por vehículos militares y de la policía. Hay un silencio impuesto, que se rompe por un momento cuando los mecánicos de un taller escuchan reguetón y una mujer de 60 años les reprocha: ¡Respeten nuestro dolor!
Donde había haciendas y sembradíos, en 1968 se creó el conjunto habitacional Narciso Mendoza para albergar a entrenadores, deportistas y periodistas que acudirían a las Olimpiadas. A partir de entonces se fundaron varias colonias, que se distinguen por sus terrenos grandes o departamentos de pocos pisos.
Los referentes aquí son escuelas, como el hoy casi destruido Tec de Monterrey, o almacenes comerciales. Galerías Coapa, Suburbia y un Walmart, en el cruce de Canal de Miramontes y Acoxpa, y la ferretería Sekiguchi de calzada Del Hueso no funcionan desde la tarde del martes y los transeúntes sólo se detienen a fotografiar cuarteaduras y esqueletos metálicos que se asoman de sus paredes.
Hace unos meses, vecinos del movimiento Villa Coapa, te quiero como te conocí, se opuso a la construcción de más plazas (hay 10 en un pequeño perímetro). Pero la naturaleza les restó una de manera temporal y la información de que podrá ser reabierta en breve provoca protestas en las redes de quienes desconfían sobre que sea segura.
Al atravesar la calle es imposible caminar por Canal de Miramontes. Una hilera de seis edificios con paredes derribadas y rejas chuecas está acordonada. La caminata por la Alameda del Sur, con su pasto y juegos infantiles, es un remanso, interrumpido más adelante por dos negocios derruidos, una zapatería y un restaurante con vidrios rotos.
Al regresar a Rancho del Arco un carrito de la taquería El Chivito alimenta gratis a decenas de policías que resguardan el terreno mientras observan cómo los vecinos sacan bultos, sillones, televisores… lo indispensable para sobrellevar un exilio que no saben cuánto tiempo va a durar.
Se van por precaución o por el susto; no se observan cuarteaduras en los edificios contiguos. Un vecino, Heliodoro, aclara que los condominios blancos, todos en pie, fueron hechos por una constructora diferente –Banamex– a la que hizo los edificios de tabique rojo, donde murieron más de una decena de personas.
Por Alejandrina Morales, quien recorre la calle preguntando por un amigo que cree que vivía en los desaparecidos condominios, varios se enteran de que enfrente, en el conjunto habitacional Girasoles III, hay tres edificios a punto de caer. Una plaza comercial los tapa y pocos los tomaban en cuenta en el censo de pérdidas.
Alejandrina relata que hace 32 años llegó cuando era niña; sus padres vivían en la colonia Roma y aunque en los terremotos del 19 de septiembre de 1985 no perdieron su departamento, prefirieron mudarse a una colonia nueva. Nunca imaginé que se derrumbaría el lugar donde crecí. Creíamos que era seguro.
 
 
Fuente 

Por Lesiones en Empresas con Derrumbes por los Sismos TRABAJADORES PUEDEN RECLAMAR PENSIÓN Y ATENCIÓN A LA SALUD

*Los patrones, previo al sismo tenían la obligación de inscribirlos al IMSS o ISSSTE.
*Si no Cumplieron con esa Obligación el Trabajadore debe Interponer una Demanda.
*En Caso de Muerte sus Hijos Tienen Derecho a Pensión Para Alimentación y Educación.
*Sólo si el Patrón Quedó en la Ruina se Libera de esa Obligación.
Transcripción de Andrea Luna Hernández,
“Por el caso de las y los trabajadores que murieron o resultaron heridos por los derrumbres de fábricas y empresas, durante los sismos del 19 de septiembre del 2017, surgió la duda de si estaban aseguradas o asegurados. En tal caso tendrían que hacer valer sus derechos como asegurado.
Es decir, demandar su cobro de pensiones ya sea por defunción, por incapacidad parcial o total, o tratamiento aunque estén físicamente sanos, porque siempre se necesita un tratamiento especial psicológico yhasta psiquiátrico por el impacto.
Eso se los tiene que brindar el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), independientemente de que están brindando la atención a la población en general, en casos de emergencia.
En caso de que haya muerto el propietario de la empresa o que haya habido pérdida total, por el derrumbe, va a estar un poco complicado. Sobre todo si la propiedad no estaba a nombre de quién contrato.
Por regla muchas empresas hacen contratos diferentes con dueños diferentes. Esto complica la situación porque tiene que haber un procedimiento, para que puedan vender lo que haya quedado de la propiedad si es que era propiedad de la empresa o del patrón y lo que resulte dividirlo como parte de indemnización a los trabajadores.
Los trabajadores que se encuentran en estos casos primero deben presentar su queja ante el Seguro Social, estén o no asegurados, porque era obligación del patrón inscribirlos al IMSS y evadió esa responsabilidad. Si el Seguro Social no responde tendrían que llevar una demanda, que puede ser bastante larga pero es necesario que lo hagan.
Ese es el mecanismo que se conoce, que se presente una demanda. Porque el seguro tiene la obligación, al igual que otras instituciones como el ISSSTE, de vigilar que los trabajadores estén inscritos en la seguridad social. Lamentablemente muchas veces no sucede esto. O hay trabajadores que los inscriben con salarios más bajos. Entonces su indemnización, sus pensiones que puedan tener va a ser en función del pago con el que están registrados.
Si el patrón sobrevivió se la pueden hacer valer, hasta donde pueda pagar porque si no tiene propiedades o quedó en la bancarrota va a estar un poco complicado.
Yo creo que aquí también es algo que los litigantes que lleguen a tomar este tipo de asuntos deberíamos pensar seriamente en formar quizás un colectivo. Porque la responsabilidad del Estado es también fuerte. Yo creo que deberíamos de hacer responsable al Estado porque no está cumpliendo sus funciones públicas de vigilancia, supervisión de este tipo de cuestiones.
Habría que ver más cosas. No solamente quienes perdieron o lo que puedan perder en función de no estar registrados en la institución de seguridad pública, que es el IMSS, o por registarlos con salarios más bajos, sino que no ejercieron la supervisión adecuada en tiempo y forma.
También por la falta de supervisión en las construcciones, se abre todo un abanico que yo creo que vale la pena estudiarlo. Más allá de las lamentaciones tenemos que ir cambiando la impartición de justicia en este país. Yo creo que el Estado es responsable por la omisión vigilancia que debe tener de las instituciones.
El compañero Martín Esparza hace tiempo denunciaba que Comisión Federal de Electricidad (CFE) contrataba trabajadores o trabajadoras de centroamérica. Esos trabajadores no estaban asegurados o estaban asegurados bajo riesgo menor. Muchas empresas hacen eso lamentablemente”. 

A tres años de la desaparición de los 43, no hay ningún responsable sentenciado


Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 25
A tres años de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, ninguno de los presuntos responsables ha sido sentenciado y sus procesos podrían tardar más de una década. El Ministerio Público Federal no ha concluido todas las líneas de investigación, y en el quinto informe de labores de la Procuraduría General de la República (PGR) no hay ni una mención del caso de manera directa.
Desde mayo de 2016, la institución encabezada por Raúl Cervantes Andrade (designado en octubre de ese año) no ha incrementado la información pública de las investigaciones que se han realizado del caso, en el que integrantes del cártel Guerreros Unidos, policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco atacaron, privaron de la libertad y presuntamente asesinaron a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos los días 26 y 27 de septiembre de 2014.
En el informe de labores que difundió, la PGR señala que una vez que cumplió en tiempo y forma con el mandato constitucional relativo a concluir el proceso de implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, en junio de 2016 se enfrenta al desafío de consolidarlo para que dé acceso a la justicia a toda aquella persona que así lo requiera y, consecuentemente, prevalezca la seguridad jurídica constitucional, pero no hay registro del llamado caso Iguala.
La Jornada buscó, sin respuesta, una entrevista con la subprocuradora de Derechos Humanos, Sara Irene Herrerías, y con Alfredo Higuera Bernal, titular de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, para conocer los avances que registra esta indagatoria,
Tampoco existen reportes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada sobre las investigaciones que realiza en contra del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, en torno a sus vínculos con integrantes del cártel Guerreros Unidos, y por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita a partir de presunto tráfico de drogas.

Fuente

Padres de normalistas de Ayotzinapa toman casetas

Alejandro Ortiz y Héctor Briseño
Especial para La Jornada y corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 38
Al cumplirse tres años de la desaparición de 43 alumnos de la normal rural Raúl Isidro Burgos en Iguala, Guerrero, padres de familia e integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (Fecsm) tomaron tres casetas de peaje de la Autopista del Sol la mañana de ayer y permitieron paso libre.
A bordo de 10 autobuses, estudiantes y familiares de los desaparecidos salieron de la normal ubicada en el municipio de Tixtla y se dirigieron a las casetas de Palo Blanco, La Venta y Paso Morelos.
Queremos insistir en la demanda de la presentación de nuestros hijos a casi tres años de su desaparición en Iguala, pero también queremos manifestar solidaridad con México. Hemos liberado las casetas para apoyar a quienes se dirigen a dejar víveres, manifestó Hermenegildo Ortega, padre de Mauricio Ortega Valerio, normalista desaparecido.
Estudiantes de la Fecsm, quienes portaban fotografías de los jóvenes ausentes, repartieron volantes informativos con las cuatro líneas de investigación propuestas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independiente y la postura de su movimiento.
Mary Carmen Mendoza, madre de otro joven desaparecido, anunció que los padres intensificarán sus protestas en el último año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
A mediados de octubre nos reuniremos para plantear las acciones a realizar. Las decisiones dependerán de las respuestas que nos dé la Procuraduría General de la República (PGR), expresó.
La ocupación de las casetas culminó a las 13 horas, luego de casi tres de permitir el paso libre, y los manifestantes regresaron a la normal rural de Ayotzinapa.

Fuente

Frente a la Globalización se Impone una Defensa Común ALIANZA SINDICAL TRINACIONAL

Por Carlos Guillén Soriano,
Secretario de Prensa del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear,

Con la participación de representantes sindicales de México, EU y Canadá, se realizó una reunión para avanzar en la construcción de una agenda trinacional de solidaridad y colaboración entre organizaciones de trabajadores de los tres países.
El tema de la participación de los sindicatos en la discusión de la agenda laboral del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), estuvo en el orden del día, con la conclusión de que el sindicalismo, particularmente el mexicano, ha sido excluido. En particular, se plantea abordar los temas del salario y la solidaridad.
Un aspecto que muestra la importancia de estas reuniones, es que la representación de los trabajadores en la renegociación del TLCAN, fue otorgado por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), pero se trata de organizaciones que han demostrado ser ajenas a la defensa de los derechos de laborales.
También en el plano internacional han demostrado ser parte de corrientes neoliberales, como quedó claro con su exclusión de organismos sindicales internacionales, en razón de su alejamiento de los intereses de los trabajadores.  
Se propuso trabajar el tema salarial hacia una próxima reunión que se realizará en Otawa, Canadá, y trabajar en una agenda laboral hacia un nuevo modelo de globalización que se sustente en el respeto a los derechos laborales y de los pueblos, con respeto a los bienes naturales.
Un acuerdo es que se debe contar con propuestas de acciones comunes en los tres países para avanzar hacia una agenda trinacional sobre los derechos de los trabajadores, sin dejar de lado la solidaridad con las luchas de cada país.
Un aspecto de gran importancia entre las organizaciones mexicanas, fue la necesidad de trabajar en la construcción de acuerdos en demandas, programas y acciones entre nuestras organizaciones, a fin de poder participar de manera efectiva en la coordinación trinacional.
Por su parte los sindicatos de Estados Unidos y Canadá, manifestaron su disposición a colaborar junto con sus pares mexicanos en  la defensa de los derechos de los trabajadores. Se expresó la necesidad de tomar en cuenta los derechos a las prestaciones y salarios y la intención de desarrollar junto con el movimiento sindical de México actividades para asegurar que el mensaje de los trabajadores de los tres países sea el mismo.
 
Participaron sindicatos integrantes de la principal organización sindical de Estados Unidos, la American Federation of Labour/Congress of Industrial Organizations AFL-CIO, como los electricistas de UE, el Centro de Solidaridad de AFL CIO en México y Unifor de Canadá, que es el sindicato más grande del sector privado de Canadá. De México integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores y de la Nueva Central de Trabajadores.
También el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, el Sindicato Mexicano de Electricistas, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear, el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, el sindicato de Trabajadores de Transporte de pasajeros del DF y el Frente Auténtico del Trabajo.
En esta reunión se retomó la discusión que se ha tenido previamente, tendiente a establecer lazos permanentes de solidaridad y colaboración entre organizaciones sindicales de los tres países. Entre otras, se hizo referencia a la reciente reunión trinacional realizada en la Ciudad de México, en el marco de la entonces inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Se señaló que en aquella reunión, el tema laboral no se abordó con la profundidad que se hubiera esperado, entre otras razones, por la amplitud de la composición y la diversidad de temas a tratar.