lunes, 16 de abril de 2018

LUCHANDO POR LA CIENCIA...SIN CIENCIA NO HAY FUTURO

Por Carlos Guillén S.

Secretario de Prensa del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear

Investigadores, estudiantes de diversos niveles, trabajadores de universidades y centros de investigación, salieron este sábado 14 de abril de sus cubículos y laboratorios, para defender aquello en lo cual trabajan cotidianamente: la investigación científica y el desarrollo tecnológico.
¡Más doctores, menos senadores!
¡Sin ciencia no hay futuro!
Esto ocurrió durante la Marcha Nacional por la Ciencia, que se realizó en la Ciudad de México, con un recorrido que partió del Ángel de la Independencia, recorrió Paseo de la Reforma y Avenida Juárez y culminó frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El tema central de la marcha, según la convocatoria y las mantas y pancartas que portaban los manifestantes, fue por presupuesto suficiente para las actividades de investigación, educación y cultura.
Se trató de la segunda edición de una marcha que el año pasado se realizó en más de 30 ciudades de México y en muchos países de todos los continentes y que surgió en defensa del presupuesto para la investigación, ya que a la llegada del presidente Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, anunció el recorte de recursos para diversos proyectos de investigación, aduciendo sin ningún fundamento científico que temas como el calentamiento global y otros, no correspondían a la realidad.
¡Más posgrados, menos diputados!
¡Ciencia, investigación, por el bien de la Nación!
Lo anterior coincidió con una serie de recortes en el presupuesto a investigación y educación que causó la suspensión o retraso en el pago de becas a estudiantes de posgrado, por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, lo que se agregó a la situación de creciente abandono que desde hace años se vive en centros de investigación de todo el país.
En esta segunda marcha, marcharon también pequeños contingentes de sindicatos de trabajadores del conocimiento como SUTINAOE, SUTCIESAS, SUTIN e integrantes de la Coordinadora nacional de Sindicatos Universitarios, de Educación Superior, Investigación y Cultura, organizaciones que además de luchar por reivindicaciones económicas de los trabajadores, han decidido luchar también en defensa de su materia de trabajo.
Coincidió también esta marcha con el anuncio, en medio de una total opacidad, de una iniciativa para modificar la Ley de Ciencia y Tecnología. Como en el caso de la laboral, en su diseño no se tomó en cuenta la voz de los trabajadores de la investigación ni de los estudiantes, no hubo consulta alguna con la comunidad científica, ni a las organizaciones de trabajadores del conocimiento o a estudiantes. Seguramente si se escuchó a las altas burocracias que manejan los recursos para ciencia y tecnología y a los empresarios.
También coincidió esta jornada nacional por la ciencia con los procesos de revisiones contractuales que varios sindicatos de trabajadores académicos y administrativos de centros públicos de investigación realizan actualmente y que llevó a unificar sus fechas de emplazamiento a huelga para colocar las banderas rojinegras en sus instituciones el 27 de abril si sus demandas salariales y de condiciones mejores para la investigación no son resueltas por sus administraciones. En este proceso los sindicatos han solicitado la intervención del CONACyT, cabeza de sector de esas instituciones.
En caso de no haber solución, los trabajadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, del Colegio de la Frontera Norte, del Centro de Investigación Científica y Estudios Superiores de Ensenada, así como del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, estallarían sendas huelgas en defensa del salario, pero también en defensa de la investigación científica.
En el mitin con que concluyó esta marcha, se leyó un documento unitario con los planteamientos que han unificado las demandas de quienes ven en la ciencia la posibilidad para que México salga adelante. Se anunció que continuarán las acciones para lograr sus objetivos, para lo cual se reunirán próximamente quienes organizaron la marcha e invitaron a quienes coincidan con la importancia de la ciencia.
Así, los trabajadores de centros públicos de investigación, participando en la marcha nacional, defendiendo el derecho a ser tomados en cuenta para modificar la legislación en materia científica y luchando por su salario, están LUCHANDO POR LA CIENCIA.


Fuente

No hay comentarios: